Monthly Archives: septiembre 2016

57d9588728431_crop

CREAN EL PRIMER HOSPITAL CON MEDICINA MAPUCHE

2 Comments 973 Views0

Neuquén: el primer hospital con médicos y curanderos mapuches. 

En el departamento de Aluminé, en Neuquén, comenzará a funcionar el primer hospital intercultural Ranguiñ Kien, donde se conjuga la medicina pública tradicional con la medicina mapuche y donde trabajarán juntos médicos científicos y curanderos tradicionales. Las comunidades que no practican la medicina occidental podrán contar con el apoyo de una ceremonia religiosa a pocos metros de su cama, o recibir las hierbas y brebajes de la tradición médica de su pueblo.

Este centro de salud, que será el segundo de Latinoamérica y el primero en el país, se construirá en Ruca Choroi y tendrá una superficie de 522 metros cuadrados. Es un trabajo en conjunto entre el equipo técnico del área de salud provincial y el equipo de salud rural del hospital Aluminé junto a las comunidades Mapuche Aigo y Huenguihuel, que se harán cargo de la mano de obra.

 “Es el producto de 15 años de experiencia junto con estas comunidades Mapuches. En ese camino nos acercamos a una relación entre la biomedicina y la medicina mapuche. Cada una con su valor y sus técnicas. La idea es que se aprovechen ambas”, afirma Fabián Gancedo, médico del hospital de Aluminé encargado de la atención rural.

 El primer paso fue el diseño del edificio, que se ubicará en tierras de la comunidad Huenguihuel. “Habrá un lugar para hacer fogones, para los curadores mapuches, los componedores de huesos, para los yerbateros, y un espacio ceremonial para el machi, la máxima figura de la ceremonia curativa mapuche”, comentó Fabián.

 Un ejemplo explica el tipo de diferencias entre una y otra cultura. Con respecto a la orientación de las camas del hospital hacia el oeste: “El oeste, detrás de la cordillera, es el lugar al que el equivalente del espíritu nuestro en la cultura mapuche va luego de su paso por el mundo”, explicó el médico. Y agregó: “era algo que molestaba a los pacientes de las comunidades; era como si se los predispusiera para el final, la muerte”.

La apertura del hospital y la convivencia de las dos medicinas tiene como marco legal el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo: respecto al derecho que establece para los pueblos originarios de ser consultados para ajustar los parámetros de atención médica a sus tradiciones y cultura.

hosp

Gancedo planteó que un hospital de estas características también viene a ofrecer soluciones a la medicina tradicional, y afirma que “no tenemos alcance sobre muchos de los problemas de salud que afectan al pueblo mapuche porque como todo proceso de enfermedad está íntimamente relacionado a la cultura. La gente se enferma de lo que cree”.

Lorenzo Loncón es “werken” (mensajero) de la Confederación Mapuche Neuquina y lawentuchefe (persona especializada en plantas y su uso para la salud). Indica que “en Argentina no podemos hablar de machis (curandero shamán) porque después de la conquista del desierto se mataron muchos jefes y a estos guías espirituales. No sólo había machis si no también ampifes, gente que tenía visiones. Prácticamente los extinguieron.

 Los machis con tan sólo ver a una persona ya saben cómo viene la cosa, son gente especialista, buscan el origen de la enfermedad. Cada persona mapuche tiene un newen (fuerza) de origen; puede ser un árbol, o una piedra, o una estrella. El machi entra en sintonía con toda esa organización circular de la naturaleza, por eso su rol es muy importante, no sólo ven lo físico sino todo lo espiritual, buscando el comienzo de la enfermedad ligado a tu origen y al territorio, por eso el pueblo mapuche está íntimamente ligado a éste.”

Lorenzo agrega que “La medicina mapuche sigue siendo oral, la forma más rápida de aprender es escuchando, oliendo las plantas y teniendo memoria de para qué sirven.”

Sobre las diferencias entre la medicina occidental y la mapuche, Lorenzo aclara que “la concepción de la medicina occidental es separar todo, al hombre de la naturaleza, a la cultura de la naturaleza. Y para nosotros es una unidad. La medicina milenaria ha demostrado que si es natural es mucho mejor que una combinación química o sintética. Y además, si todas las culturas somos diferentes, también la medicina tiene que ser apropiada a cada cultura y tiene que haber disponibilidad. La naturaleza nos brinda eso: que sea algo que está cerca de la gente y que si vos la cuidás, la naturaleza te cuida a vos”.

“La otra diferencia es que para nosotros la medicina es para compartirla, no es para tener un sistema de patentes y encarecer un producto. Nosotros si tenemos un saber y podemos ayudar a un vecino, aunque no sea mapuche, lo hacemos. Tenemos plantas para la fiebre que son infalibles, las tomás a la noche y al otro día ya podés ir a trabajar, a la universidad. Si vos tomás un fármaco, yo no conozco uno tan efectivo y rápido”, finaliza.

Fuente: Diario Rio Negro
http://porelpais.com.ar/

personas-toxicas

BASTA DE GENTE TÓXICA.

No Comments 1432 Views0

Todos en algún momento de nuestra vida nos encontramos con personas problemáticas: agresivos, celosos, manipuladores, envidiosos, chismosos, autoritarios, hipócritas, descalificadores, criticones insaciables, quejosos…¿ya los estás identificando? ¿estás conviviendo con alguno de ellos? … ¿en la familia, en el trabajo, en las reuniones de amigos, en el barrio…? Te oprimen, no permiten que te expreses tal como eres y finalmente terminan controlando tu vida, imponiendo sus propias reglas…

Es gente tóxica, gente negativa, difícil, la que te abruma, te cambia el día, la cara, la actitud… Y así las cosas, te preguntas: ¿qué hago?

Cada vez que resulte necesario puedes recurrir a estas 5 ideas para ir superando y transformando de manera positiva estas situaciones.

  • Si mis sentimientos provienen de mis pensamientos. Cambia el pensamiento y cambiará el sentimiento.

    Por ejemplo, si te digo que pienses es un pájaro, puedes elegir si ese pájaro que te imaginas es  es un gorrión, un canario o un águila… ¿quién te lo dijo? pues ha sido tu mente! quiere decir que solamente tú eres quien piensa en tu cabeza… yo no lo puedo saber! Por lo tanto,  ¿es esa persona tóxica la que controla lo que piensas o tú? Tus pensamientos son tuyos, exclusivamente tuyos y puedes hacer con ellos lo que quieras: conservarlos, desecharlos, o cambiarlos… Ninguna otra persona puede meterse en tu cabeza. Solamente tú  eres el dueño de tus pensamientos. Por eso, deja de pensar en esas personas y situaciones tóxicas, no inviertas más capital de tu energía.  Hay una cantidad infinita de canales a nuestra disposición para que lleguen las soluciones que necesitas porque cambiando el pensamiento, cambia la percepción.   No te cierres, al contrario, ábrete a esta posibilidad.

  • ¡Cuidado! Quedamos atrapados en nuestra propia mente porque el temor a atrae más temor. 

    Una de las relaciones más tóxicas que tenemos es la que mantenemos con nuestra propia mente. Ella nos habla, anticipa, recuerda, y nos pide que le seamos fieles, ¡cuidado! Hay mucho idilio con el pasado, porque nos cuesta cambiar y  por eso nos quedamos atascados, enganchados en lo que dijo, hizo o como me hizo sentir… En esos momentos precisos se trata de tomar la mente como un recurso válido para acercarnos a nosotros mismos, es decir ¨volver a nosotros, para conectar con los otros¨.

  • Estar bien con nosotros mismos. Sembrar confianza y nuestra propia aprobación. 

    Viviendo en sociedad hacemos de la aprobación del otro nuestra norma de vida, pues entonces si permites que la opinión de los demás sea más importante que la tuya, seguramente resultarás el blanco preferido del manipulador, del descalificador y del envidioso… ¿Qué puedes hacer? Cualquier paso, por pequeño que sea en dirección a tener independencia física, mental y emocional, tú darás la prioridad según consideres, te está permitiendo alejarte del control de estas personas tóxicas. ¡Adelante, continúa!

  • Todo problema tiene una solución. Todo enredo puede desenredarse. ¿Estás dispuesto a solucionarlo o estás avivando el fuego? 

    Si realmente quieres una solución es imprescindible que dejes de insistir en pedirla a los otros o al destino.  Por supuesto, puedes pedir ayuda, alguien que te asesore  y guíe específicamente en la situación,  sin embargo, es nuestra responsabilidad participar del trabajo. Es necesario que te respondas sinceramente: ¿qué estoy haciendo para solucionar este conflicto? ¿estoy avivando el fuego…? Recuerda lo que decía Einstein: “Ningún problema puede ser resuelto en el mismo nivel de consciencia en que se creó”. Te recomiendo dos cualidades  para desplegar: de constancia y paciencia.

  • No caigas en su juego. Aprende a decir basta, hasta aquí, suficiente, no quiero más… 

    Cuando permitimos que personas negativas llenen nuestra vida, nos resulta mucho más difícil mantenernos positivos nosotros. no te dejes arrastrar por los pensamientos negativos de otras personas. Y si empezamos a usar las palabras y expresiones: basta, ya es suficiente, no quiero más… Empieza a respetarte y escucharte, de lo contrario te resultará muy difícil salir de este círculo vicioso de insatisfacciones y terminarás convirtiéndote en tóxico… Ten presente que  ¨la mejor forma de vencer a un enemigo, es no parecérsele…¨

El desafío fundamental es encontrar balance, entre lo interior y el exterior, lo que piensas, lo que sientes y lo que sucede afuera. Si pierdes la paz por causa externa, por esa persona tóxica, revisa que es lo que pasa en tu interior, por qué te has dejado llevar.  ¨Como es afuera es adentro¨.

Cambia tu forma de ver las cosas y las cosas cambiarán de forma.

Wayne Dyer

Por Irma Vélez para ReCicladas

28716560094_bd3b8996c2_z

UNO DE LOS DESCUBRIMIENTOS MÁS POÉTICOS DE LA HISTORIA. Las células del cuerpo emiten luz antes de morir como lo hacen las estrellas en el espacio.

No Comments 1192 Views0

El científico alemán Fritz Albert Popp, continuando el trabajo de Alexander Gurwitsch, logró comprobar hace más de 3 décadas que los seres humanos (y todo los seres) vivos emiten luz. Popp ha teorizado que estas emisiones de luz ultradébil, a las cuales designó como “biofotones”, juegan un papel importante en la comunicación celular, articulando literalmente un lenguaje de luz que interviene en la organización de diferentes funciones. Sus descubrimientos sugieren que el nivel de coherencia de estas emisiones biofotónicas se correlaciona con el nivel de salud de un organismo y ciertas enfermedades pueden identificarse por patrones de emisión caótica, como explicó Popp en una entrevista a la periodista Lynne McTaggart, quien publicó esta información en su libro The Field. Recientemente, según publicó la revista de tecnología del MIT, el científico Sergey Mayburov confirmó que las emisiones biofotónicas intervienen en algún tipo de comunicación celular.

El origen de estos fotones almacenados en las células es altamente poético a la vez que simple y eficaz (en la naturaleza la poesía no está peleada con la economía). Popp cree que las células almacenan fotones del Sol y de los alimentos que consumen –siendo las plantas los organismos que mayor cantidad de emisión biofotónica presentan. En esto coincide con el premio Nobel Albert Szent-Györgyi, quien teorizó que la energía fundamental que llamamos vida es en realidad un circuito eléctrico que une al Sol con todos los organismos de la Tierra. De acuerdo con Szent-Györgyi: “Una célula requiere energía no sólo para realizar todas sus funciones sino para el mantenimiento de su estructura. Sin energía, la vida se extinguiría instantáneamente, y el tejido celular se colapsaría. La fuente de esta energía es la radiación del Sol”.

Esta conexión entre la vida y la luz o entre las células y el Sol tiene un elegante detalle “microcósmico”, según ha observado Popp. Estudiando diversas enfermedades, Popp y sus colegas descubrieron que cuando una célula está por morir emite una radiación biofotónica cientos de veces mayor a la que despide normalmente, algo que ha sido comparado con la explosiva muerte de las supernovas (estrellas masivas que emiten un enorme resplandor en su colapso gravitacional). Estudiando células bajo estrés Popp ha teorizado que esta emisión anómala de luz es un mecanismo de defensa para restablecer el equilibrio del sistema. Quizás la emisión de luz en las células mortecinas tenga un resultado similar a la explosión de las supernovas que contribuye a enriquecer el medio galáctico al diseminar elementos químicos pesados y formar nuevas estrellas. Ya que nuestro organismo está constantemente renovándose, podemos decir que millones de pequeñas estrellas mueren y nacen cada instante en nuestro cuerpo.

Esta bellísima coincidencia (que quizás no sea una coincidencia, sino la expresión de un mismo principio a diferente escala) nos hace pensar en la más antigua de las filosofías naturales, de la cual en gran medida nació lo que hoy llamamos ciencia y que nos parece tan lejana de este pensamiento de correspondencias. Esto es, la idea de una relación analógica entre el macrocosmos y el microcosmos (como es arriba, es abajo). Para la mayoría de las culturas antiguas, el ser humano y la naturaleza en su conjunto eran una imagen del cielo y los procesos fisiológicos y psicológicos de todos los seres vivos en la Tierra estaban estrechamente vinculados con los procesos cósmicos. Esto es una forma sencilla, pero no por ello menos elegante, de explicar la unidad de todas las cosas. Una misma energía original que se imprime en todas las cosas pero a diferente magnitud.

Los antiguos chinos derivaron su medicina del movimiento creativo del cosmos (el taiji, que es precedido por lo inmanifiesto e ilimitado wuji)… y 3 mil años después esta medicina, que es sobre todo una filosofía, sigue practicándose con efectividad. Se ha sugerido que los “acupuntos” en el cuerpo humano utilizados por la acupuntura guardan cierta relación con las constelaciones en el cielo (el hombre es un pequeño universo). Y, por supuesto, cada una de las cinco estructuras anatómicas fundamentales y sus órganos relacionados están ligados directamente con uno de los cinco planetas.

La mística, música y erudita Hildegard von Bingen en una de sus canciones visionarias habla de una lucida materia (“materia luminosa” en latín) con la cual la divinidad infundió el cosmos. Esta materia luminosa –que es “la brillante y alegre belleza del Sol” y la Palabra insuflada del espíritu– es la que forma el cuerpo humano y es el sostén mismo de todas las criaturas, una materia espiritual (la luz elimina la dualidad entre materia y espíritu). Wighard Strehlow en su libro Hildegard of Bingen’s Spiritual Remedies compara las las visiones de la mística alemana con los biofotones de Popp: “Las visiones de Hildegard de proyectiles de bolas de fuego llevando la información biológica de todas las células van más allá del conocimiento de su tiempo”.

El cabalista Aryeh Kaplan, en su traducción del Sepher Yetzirah, nos dice que existen mil 21 posibles permutaciones de las letras del alfabeto hebreo, “un número cercano al número total de estrellas totales en el universo… así que a partir de las permutaciones del alfabeto, un nombre puede ser formado para cada estrella del universo. Esto en concordancia con la enseñanza de que cada estrella tiene un nombre individual”.

El gran médico hermético Paracelso escribió:

“Hay una estrella en el hombre por cada estrella en el cielo”.

Manly P. Hall sobre esto agrega:

“Un místico escribió: ‘Hay una flor en el campo por cada estrella en el cielo’. Los electrones son pequeñas estrellas; las estrellas son vastos electrones. Cada célula es un sistema solar y cada sistema solar es una gran célula. Los órganos del cuerpo humano están hechos de incontables diminutos universos y nuestro universo en conjunto con innumerables otros compone los órganos de un ser más vasto”.

Fuente: DiarioEcología http://diarioecologia.com/uno-de-los-descubrimientos-mas-poeticos-de-la-historia-las-celulas-del-cuerpo-emiten-luz-antes-de-morir-como-lo-hacen-las-estrellas-en-el-espacio/

1238195_539952412744878_955467996_n

LA MUJER PERFECTA.

No Comments 403 Views0

Nasrudín conversaba con un amigo.

– «Entonces, ¿Nunca pensaste en casarte?»

– «Sí pensé» -respondió Nasrudín.

– «En mi juventud, resolví buscar a la mujer perfecta. Crucé el desierto, llegué a Damasco, y conocí una mujer muy espiritual y linda; pero ella no sabía nada de las cosas de este mundo.»

– «Continué viajando, y fui a Isfahan; allí encontré una mujer que conocía el reino de la materia y el del espíritu, pero no era bonita.»

– «Entonces resolví ir hasta El Cairo, donde cené en la casa de una moza bonita, religiosa, y conocedora de la realidad material.»

– «¿Y por qué no te casaste con ella?»

– «¡Ah, compañero mío! ¡Lamentablemente ella también quería un hombre perfecto!»

foto_0000001020160302142446

HOY HABLAMOS DE RELACIONES TÓXICAS.

No Comments 468 Views0

El ser humano es un ser social y los grupos son la manera de canalizar esta naturaleza social. Estos grupos pueden ser nuestra familia, nuestros compañeros y compañeras de universidad o del trabajo, nuestras amistades. Vivimos en pequeños grupos a los que pertenecemos en mayor o menor medida, de los cuales nos sentimos parte de un todo. Estos grupos son la manera que tenemos de mostrar nuestra necesidad de socializar con otras personas, y sentirnos parte de ese colectivo.

Pero cuando esas relaciones son enfermizas, nos envuelven, nos engañan y se convierten en relaciones de las que muchas veces no podemos salir, hablamos de relaciones tóxicas… Podemos tener relaciones tóxicas con cualquiera de esos grupos con los que socializamos, puede ser con una pareja, con un familiar o con una amistad, lo cierto es que nada bueno puede salir de esto…

Quizás la amistad o la relación de pareja por ejemplo era muy buena, pero todos cambiamos, y a medida que cambiamos, cambian estas relaciones algunas mejoran enormemente, se afianzan y se hacen más fuertes, otras en cambio se vician y se transforman en relaciones tóxicas.

Para que una relación tóxica exista una de las partes seguramente tiene baja autoestima y dependencia emocional, ¿qué quiero decir con esto? Que por lo menos una de las partes no se valora y considera que no es merecedor de algo mejor, que no va a encontrar a nadie más que lo quiera o cuide…nada más lejos de la realidad que esto, somos millones de seres humanos en el planeta siempre tendremos quien nos quiera y nos quiera bien!!!

Pero debemos empezar por nosotros, si no nos queremos nosotros mismos, ¿quién puede querernos? No debemos permitir que nadie nos diga que no valemos, que somos menos, todos somos seres especiales en este mundo, todos venimos a aprender, pero también a enseñar, se trata de que interactuemos sanamente, nadie es mejor que otro…

Una cosa está clara, el amor no es malestar, ni dependencia, ni miedo, el amor es libertad y satisfacción. Si no sentimos eso, entonces no es amor y con amor me refiero en el más amplio sentido de la palabra.

Si ahora mismo no estás viviendo la vida que quieres, sólo podés y debés hacer una cosa: cambiar.  El cambio tiene que salir de vos, cueste lo que cueste. Puede ser duro, puede ser costoso, pero es el medio para llegar a la vida que mereces.

Sólo tenemos una vida. ¿Vas a malgastar tus horas y tus días con relaciones que te están matando?

Poné punto final y deciles adiós, para siempre. No las necesitas.

La vida es maravillosa y podés vivir una vida plena si decidís cambiar aquello que ahora mismo está fallando.

Y que no te engañen más, por mucho que digan “voy a cambiar por vos”, si no lo han hecho antes no lo van a hacer en el futuro. Pensá en vos y en las personas que te rodean.  Merecés ser feliz hoy y todos los días de tu vida.

Vinimos a este mundo a ser felices, no nos distraigamos!!!

Por Ceci Delorenzi para ReCicladas

shutterstock_178975355-1000x675-1

NO es NO. Aprendiendo a decirlo.

No Comments 616 Views0

NO
No es no y hay una sola manera de decirlo.
No.
Sin admiración, ni interrogantes, ni puntos suspensivos.
No se dice de una sola manera.
Es corto, rápido, monocorde, sobrio, escueto.
No.
Se dice una sola vez, No.
Con la misma entonación, No.
Como un disco rayado, No.
Un No que necesita de una larga caminata o una reflexión en el jardín, no es No.
Un No que necesita explicaciones y justificaciones no es No.
No tiene la brevedad de un segundo.
Es un No para el otro, porque ya fue para uno mismo.
No es No, aquí y muy lejos de aquí.
No no deja puertas abiertas ni entrampa con esperanzas, ni puede dejar de ser No, aunque el otro y el mundo se pongan patas para arriba.
No es el último acto de dignidad.
No es el fin de un libro, sin más capítulos ni segundas partes.
No no se dice por carta, ni se dice con silencios, ni en voz baja, ni gritando, ni con la cabeza gacha, ni mirando hacia otro lado, ni con símbolos devueltos; ni con pena y menos aún con satisfacción.
No es No, porque No.
Cuando el No es No, se mira a los ojos y el No se descuelga naturalmente de los labios.
La voz del No no es trémula ni vacilante, ni agresiva, no deja duda alguna.
Ese No no es una negación del pasado, es una corrección del futuro.
Y sólo quien sabe decir No puede decir Sí.

Hugo Finkelstein

13177848_1022383664512600_6037741363884806195_n

14795_729873490357733_1421168237_n

CUANDO PENSAMOS EN SALUD.

No Comments 833 Views0

¿Te das cuenta que eres un milagro caminando? Todos los días trillones de células realizan sus funciones sin que pienses en ello… hasta que algunas de ellas dejan de funcionar correctamente. Tanto si estás perfectamente saludable o haciéndole frente a preocupaciones de salud menores o importantes, es necesario atender y explorar la conexión que existe entre tus pensamientos, emociones y cuerpo.  Podrás así estar contribuyendo a tu propio proceso curativo, porque ningún médico ni ningún terapeuta podrá hacer nada sin que tú decidas participar en tu camino de sanación…

Mi cuerpo siempre trabaja para la salud perfecta. Me libero de todos los impedimentos para mi curación. Envío amor a cada órgano de mi cuerpo, hueso, músculo. Inundo de amor cada célula.  Aquí y ahora acepto la curación y la buena salud. (Louise Hay)

Irma Vélez para ReCicladas

4462606_640px

LA SERPIENTE Y LA LUCIÉRNAGA. (Fábula)

2 Comments 6239 Views4

Una serpiente estaba persiguiendo a una luciérnaga.

Cuando estaba a punto de comerla, ésta le dijo:  – ¿Puedo hacerte una pregunta?¨.

La serpiente respondió: – En realidad nunca contesto preguntas de mis víctimas, pero por ser tú te lo voy a permitir. Entonces la luciérnaga preguntó: – ¿Yo te hice algo?

– No – respondió la serpiente.

– ¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?, preguntó la luciérnaga.

– No – volvió a responder la serpiente.

– Entonces,  ¿por qué me quieres comer?, inquirió el insecto.

– Porque no soporto verte brillar, respondió la serpiente.

Muchos de nosotros nos hemos visto envueltos en situaciones donde nos preguntamos: ¿Por qué me pasa esto si yo no he hecho nada malo?
Sencillo… porque no soportan verte brillar.
La Envidia, es el peor sentimiento que podemos padecer…  Cuando esto pase, no dejes de Brillar, continúa siendo tú mismo,  dando lo mejor de ti,  sigue haciendo lo mejor,  no permitas que te lastimen. Sigue Brillando y no podrán tocarte…. porque tu Luz seguirá intacta!!!

  • Page 2 of 2
  • 1
  • 2