Monthly Archives: marzo 2017

10422436_1022607921091317_5637409909183949992_n

EL PODER DE LAS CREENCIAS.

No Comments 213 Views0

Lo dicen los maestros espirituales y también lo expresa la ciencia… ¨Los pensamientos positivos tienen un intenso efecto sobre el comportamiento y los genes. De igual modo, los pensamientos negativos tienen también un poderoso efecto. Cuando comprendamos que estas creencias positivas y negativas controlan nuestra biología, podremos utilizar ese conocimiento para forjamos una vida saludable y feliz.Cuando comprendamos que esas ideas instaladas con certeza en  nuestra mente, son creencias positivas y negativas que pueden controlar nuestro actuar, nuestro cuerpo y hasta transformar cualquier experiencia, podremos realmente usar ese conocimiento a nuestro favor, y forjarnos una vida saludable y feliz¨ (Bruce Lipton- ¨La Biología de la creencia¨)

El siguiente cuento Sufí nos conecta con el poder que tiene aquello que creemos real, a través de una metáfora muy bella y acertada.

Una larga caravana de camellos avanzaba por el desierto hasta que llegó a un oasis y los hombres decidieron pasar allí la noche.

Conductores y camellos estaban cansados y con ganas de dormir, pero cuando llegó el momento de atar a los animales, se dieron cuenta de que faltaba un poste. Todos los camellos estaban debidamente estacados excepto uno. Nadie quería pasar la noche en vela vigilando al animal pero, a la vez, tampoco querían perder el camello. Después de mucho pensar, uno de los hombres tuvo una buena idea.

Fue hasta el camello, cogió las riendas y realizó todos los movimientos como si atara el animal a un poste imaginario. Después, el camello se sentó, convencido de que estaba fuertemente sujeto y todos se fueron a descansar.

A la mañana siguiente, desataron a los camellos y los prepararon para continuar el viaje. Había un camello, sin embargo, que no quería ponerse en pie. Los conductores tiraron de el, pero el animal no quería moverse.

Finalmente, uno de los hombres entendió el porqué de la obstinación del camello. Se puso de pie delante del poste de amarre imaginario y realizó todos los movimientos con que normalmente desataba la cuerda para soltar al animal. Inmediatamente después, el camello se puso en pie sin la menor vacilación, creyendo que ya estaba libre.

¿Tú eres como este camello, estás atado sin cuerda? ¿Qué esperas para comenzar a caminar?. Libérate de tus creencias limitantes.

images (1)

ERES UN ÁGUILA… O UN POLLO? PARÁBOLA DEL ÁGUILA (de James Aggrey)

No Comments 497 Views1

Erase una vez un hombre que, mientras caminaba por el bosque, encontró un aguilucho. Se lo llevó a su casa y lo puso en su corral, donde pronto aprendió a comer la misma comida que los pollos y a conducirse como estos.

Un día un naturalista que pasaba por allí, le pregunto al propietario por qué razón un águila, el rey de las aves y los pájaros, tenía que permanecer encerrado en el corral con los pollos.

– Como le he dado la misma comida que a los pollos, y le he enseñado a ser como un pollo, nunca ha aprendido a volar, respondió el propietario; se conduce como los pollos y por tanto no es un águila.

-Sin embargo, insistió el naturalista, tiene corazón de águila, y con toda seguridad se le puede enseñar a volar.

Después de discutir un poco más, los dos hombres convinieron en averiguar si era posible que el águila volara. El naturalista le cogió en sus brazos, suavemente y le dijo “Tú perteneces al cielo no a la tierra, abre las alas y vuela”. El águila sin embargo estaba confusa: no sabía qué era y al ver a los pollos comiendo, saltó y se reunió con ellos de nuevo.

Sin desanimarse, al día siguiente, el naturalista llevó el águila al tejado de la casa y la animó diciéndole: “Eres una águila, abre las alas y vuela”; pero el águila tenía miedo del mundo desconocido y saltó otra vez en busca de la comida de los pollos.

El naturalista se levantó temprano al tercer día, sacó el águila del corral y lo llevó a una montaña. Una vez allí, alzó al rey de las aves y lo animó diciéndole “Eres una águila y perteneces tanto al cielo como a la tierra. Ahora, abre las alas y vuela”.

El águila miró alrededor, hacía el corral y hacía arriba, al cielo. Pero siguió sin volar.

Entonces el naturalista lo levantó directamente hacia el sol; el águila empezó a templar y abrió lentamente las alas y finalmente con un grito triunfante, voló alejándose hacia el cielo.

Es posible que el águila recuerde todavía a los pollos con nostalgia; hasta es posible que de cuando en cuando vuelva a visitar el corral. Que nadie sepa, el águila nunca ha vuelto a vivir vida de pollo. Siempre fue un águila, pese a que fue mantenida y domesticada como un pollo.

Parábola del águila.  James Aggrey~

Manos-juntas-con-una-mariposa

LAS CUATRO LEYES DE LA ESPIRITUALIDAD.

No Comments 636 Views0

En la INDIA se enseñan las “Cuatro Leyes de la Espiritualidad”.

La primera dice: La persona que llega es la persona correcta”, es decir que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.

La segunda ley dice: “Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido”. Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el: “si hubiera hecho tal cosa hubiera sucedido tal otra…”. No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.

La tercera dice: “En cualquier momento que comience es el momento correcto”. Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.

Y la cuarta y última: “Cuando algo termina, termina”. Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia.
Creo que no es casual que estén leyendo esto, si este texto llegó a nuestras vidas hoy; es porque estamos preparados para entender que ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar equivocado”.

1962820_323792127745748_370634979_n

CUESTIÓN DE ACTITUD.

No Comments 163 Views0

Es la historia de dos vendedores de zapatos a quienes sus respectivas empresas enviaron a África para vender sus productos. Tan pronto como desembarcaron, el primer vendedor vio que todo el mundo iba descalzo y mandó un telegrama a su jefe: Vuelvo en el primer barco. Aquí nadie utiliza zapatos.

Una semana más tarde llegó un segundo vendedor, el cual se encontró con la misma situación: sólo se veía gente descalza por las calles.

Pero éste envió el siguiente telegrama a su empresa:

” Me quedo aquí. Perspectivas fabulosas. No tenemos competencia.” 

150213162634_nocebo_pastilla_624x351_thinkstock

EL PODER DE LOS PENSAMIENTOS NEGATIVOS. El caso Sam Londe. Dr. Bruce Lipton

No Comments 1149 Views0

A pesar de que muchos de los miembros de la profesión médica son conscientes de la existencia del efecto placebo, muy pocos han considerado sus posibles implicaciones en la autocuración. Si los pensamientos positivos pueden sacarte de la depresión y curar una rodilla enferma, piensa en lo que los pensamientos negativos pueden hacerle a tu vida.

Cuando la mente mejora la salud mediante la sugestión positiva, se le denomina efecto placebo. Por el contrario, cuando esa misma mente está llena de pensamientos negativos que pueden deteriorar la salud, los efectos negativos producidos se conocen como «efecto nocebo».

En medicina, el efecto nocebo puede ser tan poderoso como el efecto placebo, algo que deberías tener muy en cuenta cada vez que entres en la consulta de un médico. Los terapeutas pueden enviar mensajes desesperanzadores a sus pacientes con sus palabras o sus gestos; mensajes que, en mi opinión, son de lo más inconvenientes. Albert Mason, por ejemplo, cree que su incapacidad para transmitir optimismo a sus pacientes entorpeció sus esfuerzos para curarles la ictiosis. Otro ejemplo sería el poder potencial de la frase: «Le quedan seis meses de vida».  Si optas por creer el pronóstico del médico, es muy probable que no te quede mucho más tiempo en este planeta.

He citado en este capítulo el programa del Discovery Health Channel en el año 2003 titulado Placebo: la mente sobre la medicina porque es un buen compendio de algunos de los casos médicos más interesantes. Una de las secciones más conmovedoras fue la historia de un terapeuta de Nashville, Clifton Meador, que llevaba reflexionando sobre el poder potencial del efecto nocebo durante treinta años. En 1974, Meador tuvo un paciente, Sam Londe,  un vendedor de zapatos jubilado que padecía cáncer de esófago, enfermedad que por aquel entonces se consideraba letal. A Londe le trataron ese cáncer, pero todo el mundo de la comunidad médica «sabía» que el cáncer de esófago recidivaría. Así pues, no les sorprendió que Londe muriera unas semanas después del diagnóstico.

La sorpresa llegó tras la muerte de Londe, cuando la autopsia encontró escasos signos de cáncer, desde luego no los suficientes como para matarlo. Tenía un par de manchas en el hígado y otra en el pulmón, pero no había rastro del cáncer esofágico que todos creían que lo había matado. Meador dijo en el Discovery Health Channel: «Murió con cáncer, pero no de cáncer».

¿De qué murió Londe si no fue del cáncer esofágico? ¿Murió acaso por que creía que iba a morir? El caso todavía obsesiona a Meador tres décadas después de la muerte de Londe: «Creí que tenía cáncer. Él creyó que tenía cáncer. Todos los que lo rodeaban creían que tenía cáncer … ¿Le robé la esperanza de alguna forma?. Los problemáticos casos de efecto nocebo sugieren que los terapeutas, los padres y los profesores pueden robarte la esperanza haciéndote creer que no puedes hacer nada.

Los pensamientos positivos y negativos no sólo tienen consecuencias en nuestra salud, sino también en todos y cada uno de los aspectos de nuestra vida. Henry Ford tenía razón en lo referente a la eficacia de las cadenas de montaje y también al hablar del poder de la mente: “Tanto si crees que puedes como si crees que no puedes … tienes razón”. Piensa en las implicaciones del caso del hombre que se bebió el agua con esa bacteria que según la medicina causaba el cólera. Piensa en la gente que camina sobre ascuas sin quemarse. Si su fe en su capacidad para hacerlo se tambalea, terminarán con quemaduras en los pies.

Tus creencias actúan como los filtros de una cámara, cambiando la forma en la que ves el mundo. Y tu biología se adapta a esas creencias.

Cuando reconozcamos de una vez por todas que nuestras creencias son así de poderosas, estaremos en posesión de la llave a la libertad.

Fuente:  ” La biología de la creencia ¨ – Bruce Lipton

IMG_4548

¿TE GUSTA TU CUERPO? Wayne Dyer

No Comments 310 Views0

Todo empieza con tu yo físico. ¿Te gusta tu cuerpo? Si has contestado que no, trata de dividir esta respuesta en diferentes partes. Haz una lista de las cosas que no te gustan. Empezando por arriba: tu cabello, tu frente, tus ojos, párpados, mejillas. ¿Te gustan tus ojos, tu nariz, dientes y cuello? Y ¿qué pasa con tus brazos, dedos, pecho y estómago? Haz una lista larga. Incluye también tus órganos interiores. Tus riñones, el bazo, las arterias y el fémur. Ahora piensa en los oscuros ingredientes que te componen. ¿Qué piensas de tu Cisura de Merlando, de tu zona coclear, de tu úvula, de tus glándulas adrenales y de tu pabellón auditivo externo? Tienes que hacer una lista larga y completa. No es que tengas buen cuerpo; tú eres tu cuerpo; y el que no te guste significa que no te aceptas a ti mismo como ser humano.

Puede que tengas algunos rasgos físicos que te desagraden. Si son partes de tu cuerpo que pueden ser modificadas, haz que cambiarlas sea una de tus metas. Si tu barriga es demasiado grande o tu pelo de un color que no te sienta bien, puedes considerarlos como elecciones hechas en anteriores momentos-presentes, y puedes hacer nuevas decisiones apropiadas a este momento-presente. Esas partes que desapruebas y que no pueden ser modificadas (piernas demasiado largas, ojos demasiado estrechos, pechos demasiado pequeños o demasiado grandes) pueden ser vistos bajo una óptica diferente. Nada es demasiado nada y las piernas largas no son ni mejor ni peor que pelo o no pelo. Lo que tú has hecho es aceptar la definición de la sociedad contemporánea respecto a la belleza. No dejes que los demás te dicten lo que te resulta atractivo a ti. Decide que te agrada tu yo físico y que es valioso y atractivo para tu modo de ver, para ti, rechazando las comparaciones y las opiniones de los demás. Tú puedes decidir lo que es agradable y de tu gusto; y hacer que la falta de aceptación de ti mismo sea una cosa del pasado.

Eres un ser humano. Los seres humanos tienen ciertos olores, hacen ciertos ruidos y tienen pelos en ciertas partes. Pero la sociedad y la industria nos envían mensajes constantemente respecto a la condición física del ser humano. Avergüéncese de estas características, nos dicen. Aprenda a disfrazar el comportamiento, especialmente si disimula su verdadero yo con nuestro producto. ¡No se acepte a sí mismo tal como es y esconda su verdadero yo!

No se puede estar ante la televisión ni una hora sin recibir este tipo de mensajes. Los anuncios que te bombardean a diario te informan sobre lo mal que huelen tu boca, tus axilas, tus pies, tu piel e incluso tus órganos genitales…

El aceptarse a sí mismo implica la aceptación del yo físico y la posibilidad de disfrutar del mismo, eliminando las imposiciones sociales y culturales que te obligan a ser limpio o simplemente a tolerar el propio cuerpo cuando se comporta de una manera natural anticosmética. Esto no quiere decir que tengas que andar haciendo ostentación de tus olores y de tu persona, pero sí quiere decir que puedes aprender a gozar de ser tú mismo.

Fuente: Tus Zonas Erróneas. Wayne Dyer

10422915_744914092259185_85404833061137241_n

LUNA LLENA en Virgo – 12 de Marzo 2017

No Comments 1174 Views0

Podemos decir con contundencia que estamos en las vísperas de una Luna llena, por que el ambiente está cargado para muchos y estas fuerte energía que es capaz de subir la marea, se está haciendo sentir con fuerza. Esta es una Luna Llena a 22º Virgo 13′, por tanto el Sol se encuentra diametralmente opuesto a 22º Piscis 13′-

Una de las lecturas de este fenómeno, es que esta Luna Llena en Virgo, forma una T-cuadrante a Saturno (27º) y Folo (29º) en Sagitario, con 5º y 7º de órbita lo que nos dá un visión de la vida y de nuestras posibilidades bastante lúgubre y pesimista. Pero Folo nos invita a mirar qué botón de nuestra memoria ancestral se ha apretado para sentirnos de esta manera.

Mercurio que dispone de esta Luna,  se encuentra en una cuadratura exacta al Señor de los Anillos. Esto trae un sentimiento melancólico, considerando que el Sol en Piscis que es muy intuitivo y soñador, opone una Luna en Virgo que es lógica y práctica, creando un disyuntiva entre estas dos partes de nuestra psiquis, trayendo confusión y desasosiego.  Mercurio que se encuentra a 27º de Piscis, también opone la Luna lo que dificulta nuestra habilidad de expresar nuestros sentimientos de una forma clara y concisa, ya que su energía es dual y aumenta o ilumina nuestra dualidad interna.

Pero es que además, entre el Sol 22º y Mercurio 27º en Piscis se encuentran Pallas a 24º y  Quirón a 25º, todo cuadrando Saturno. Como toda ecuación, que envuelve al Señor de los Anillos, nos encontramos resolviendo temas con Instituciones: trámites, permisos, licencias, pero por sobretodo, confrontando decisiones del pasado que pudieron o no estar bien tomadas y sus consecuencias. Pero si miramos un pelín más adentro entonces nos encontramos con la necesidad de comprender este aparente caos interno, que nos fuerza a tomar decisiones, cuando creemos no estar muy preparados para ello.

Teniendo en cuenta que estamos con Venus Retrógrado para esta Luna Llena, y en este momento en cuadratura a Plutón y más exactamente a Juno, la RE-visión de nuestros valores y deseos más profundos están en juego también, la fé en nosotros mismos también. Todo ello agrega a la DI-visión interna y a la duda a la hora de tomar decisiones. La influencia de Pallas Atenea es de no poder tener una estrategia en juego y la imposibilidad de ver los patrones y reglas del mismo claramente. Quirón puede despertar una herida antigua que se resiste a curar y que nos ayuda, de alguna manera, a comprender que no todo lo que sentimos es necesariamente sólo nuestro, sino los restos de historias familiares no concluidas, no cerradas, que por mantenerse en el inconsciente, nos siguen acechando desde la oscuridad. Los signos mutables: Géminis,Virgo, Sagitario y Piscis están particularmente implicados en esta historia, pero aunque tu signo de Sol sea otro, si  tienes algunos de estos signos en tu carta astral, lo sentirás igual. Las casas donde  está el ángulo Piscis-Virgo en tu carta es donde más se manifestará.

La Gran T-Cuadrada entre Eris-Urano a Plutón y Júpiter son parte de ese desasosiego que nos entra cuando miramos las noticias y vemos la gran división que existe en este momento entre nosotros los humanos. Las religiones, los nacionalismos, nos dividen y nos traen inseguridad y miedos. Sobre todo cuando miramos el tipo de personajes que se pasean por los corredores del poder en este momento en el mundo entero. En esto son los signos cardinales (Aries, Cáncer, Libra y Capricornio) los más sacudidos.

Pero, las buenas noticias son que Saturno en este momento forma trígonos (120º) a Urano- Eris y Marte, por tanto algo de salud mental nos queda y comprendemos que nada es para siempre y que estas dudas también desaparecerán y una voz interna nos dice que todo se terminará arreglando. Vesta, para esta lunación, también forma trígonos al Sol, Pallas y Quirón, y sus consejos son siempre el retirarse, para meditar, para poder mirarse profundamente con calma y sabiduría. Tanto Saturno, como su hija, Vesta,  en buen aspecto, nos recuerdan que tenemos todos lo que necesitamos para pasar estos obstáculos y que con trabajo duro y concentrado, con perseverancia, todo se consigue. El secreto está en tomar control de nuestras vidas en vez de dejarla en manos de otros.

Esta es una Luna femenina, júntate con mujeres y comparte tus sentimientos con ellas, pero escucha a Vesta y medita y pasa algún tiempo solo/a también, te ayudará a liberarte de la tiranía de la duda.

Fuente: Cristina Laird – Astrología Arquetípica

petalos

PASOS de la “A” a la “Z” PARA CREAR ABUNDANCIA. por Deepak Chopra

No Comments 1792 Views1

Si consulta esta lista y la lee una vez al día, notará los cambios que sucederán espontáneamente en su vida y la facilidad con que la riqueza y la abundancia llegarán a su vida.

La “A” representa todas las posibilidades, lo absoluto, la autoridad, la afluencia y la abundancia. La verdadera naturaleza de nuestra realidad y la del universo es que es un campo de todas las posibilidades. En nuestra forma más primordial, somos un campo de todas las posibilidades. Desde este nivel es posible crear cualquier cosa. Este campo es nuestra propia naturaleza esencial. Es nuestro yo interno. Este yo también se llama el absoluto y es la máxima autoridad. Es intrínsecamente afluente porque da origen a la diversidad infinita y a la abundancia del universo.

La “B” representa lo bueno y lo mejor. La evolución implica mejorar cada vez más en todo con el tiempo, para finalmente obtener para nosotros lo mejor de todo. Las personas con conciencia de la riqueza se conforman únicamente con lo mejor. Esto también se llama el principio de lo mejor primero. Seleccione siempre todo de primera clase y el universo responderá proporcionándole lo mejor.

La “C” representa la calma o despreocupación y la caridad. Mil millones de dólares en el banco, sin la experiencia de la despreocupación y la caridad, es un estado de pobreza. Por definición, la conciencia de la riqueza es un estado mental. Si se preocupa constantemente por cuánto dinero necesita, entonces es realmente pobre, sin importar la cantidad real de dinero que tenga en su cuenta bancaria. La despreocupación conduce automáticamente a la caridad y a compartir, porque la fuente de la que todo emana es infinita, ilimitada e inagotable.

La “D” representa la ley de la oferta y la demanda. Cualquiera que sea el servicio que ofrecemos tiene demanda. Pregúntese: “¿Cómo puedo servir?” y “¿Cómo puedo ayudar?” Las respuestas se encuentran en su interior. Cuando encuentre dichas respuestas, también notará y sabrá que hay demanda de su servicio. La “D” representa también el dharma. Cada uno de nosotros tiene un dharma, un propósito en la vida. Cuando estamos en dharma, disfrutamos y amamos nuestro trabajo. La “E” representa la exultación por el éxito de los demás, especialmente de sus competidores y de aquellas personas que se consideran sus enemigos. Sus competidores y enemigos se convertirán en sus ayudantes cuando se regocije por su éxito.

La “E” también representa el principio de que la esperanza determina el resultado. Por lo tanto, siempre espere lo mejor y descubrirá que el resultado se encuentra espontáneamente en la esperanza.

La “F” representa el hecho de que en cada fracaso reside la semilla del éxito. En la manifestación de lo material desde lo no material, de lo visible desde lo invisible, toma parte un mecanismo fundamental. Éste es el principio de retroalimentación. Nuestros fracasos son peldaños en el mecanismo de la creación que nos acercan más a nuestras metas. En realidad no existe el fracaso. Lo que llamamos fracaso es únicamente un mecanismo por medio del cual podemos aprender a hacer bien las cosas.

La “G” representa la gratitud, la generosidad, a Dios glorificador, el espacio y el objetivo. La gratitud y la generosidad son atributos naturales de una conciencia afluente. Puesto que lo único que debemos buscar es lo mejor, el principio de lo mejor primero, ¿por qué no adoptar a Dios como modelo? Después de todo, nadie es más afluente que Dios, ya que Dios es el campo de todas las posibilidades. Hay un mecanismo preciso por medio del cual todos los deseos pueden manifestarse. Este mecanismo consta de cuatro pasos: Paso uno: se desliza en el espacio que hay entre los pensamientos. El espacio es la ventana, el corredor, el vórtice de con versión a través del cual la psique personal se comunica con la psique cósmica. Paso dos: tiene una intención clara de un objetivo claro en el espacio. Paso tres: abandona su vínculo con el resultado, porque perseguir el resultado o vincularse a éste representa salir del espacio. Paso cuatro: permite que el universo se encargue de los detalles. Es importante tener un objetivo claro en la conciencia, pero también es importante abandonar su vínculo con el objetivo. El objetivo está en el espacio y el espacio es la posibilidad de organizar y distribuir los detalles requeridos para afectar cualquier resultado. Tal vez recuerde el instante cuando trataba de acordarse de un nombre y se esforzó mucho sin éxito. Finalmente, se apartó de su vínculo con el resultado y entonces, un poco después, el nombre pasó por la pantalla de su conciencia. Éste es el mecanismo para el cumplimiento de cualquier deseo. Mientras se esforzaba por recordar el nombre, la mente estaba muy activa y turbulenta. Sin embargo, finalmente, debido a la fatiga y a la frustración, no insistió y la mente se tranquilizó, y más tranquila, quizá tan tranquila que casi quedó inmóvil, usted se deslizó hacia el espacio donde liberó su deseo y pronto le fue entregado. Éste es el verdadero significado de “pide y recibirás” o “llama y te abrirán la puerta”. Una de las formas más fáciles y sin esfuerzo para deslizarse en el espacio es por medio del proceso de la meditación. Hay muchas formas de meditación y de oración que pueden ayudarnos a manifestar deseos desde el nivel del espacio.

La “H” representa hacerse feliz, humanismo y el hecho de que estamos aquí para hacer felices a todos los seres humanos con los que tengamos contacto. La vida evoluciona naturalmente hacia la felicidad. Constantemente debemos preguntarnos si lo que estamos haciendo hará felices a las personas que nos rodean y también a nosotros, puesto que la felicidad es el objetivo máximo. Es el objetivo de todos los demás objetivos. Cuando buscamos dinero o una buena relación o un buen trabajo, lo que buscamos en realidad es la felicidad. El error que cometemos es no buscar primero la felicidad. Si la buscáramos, todo lo demás la seguiría.

La “I” representa el poder de la intención firme. Es tomar una decisión inalterable de la cual es imposible retractarse. Es perseverancia de propósito. Es un propósito bien definido, que no debe debilitar ningún otro deseo o interés en conflicto. Para adquirir riqueza o cualquier cosa en el universo físico, debe proponérselo, tomar la decisión de buscarla. La decisión es irrevocable y con propósito fijo, no anulada por nada. El universo se encarga de los detalles, organiza y administra las oportunidades. Simplemente, tiene que estar alerta ante dichas oportunidades.

La “J” representa el hecho de que no es necesario juzgar. Cuando abandonamos nuestra necesidad de clasificar constantemente las cosas como buenas o malas, correctas o erróneas, experimentamos un silencio mayor en nuestra conciencia. Nuestro diálogo interno empieza a acallarse cuando liberamos la carga del juicio y entonces resulta más fácil aproximarse al espacio. Por lo tanto, es importante alejarse de las definiciones, etiquetas, descripciones, interpretaciones, evaluaciones, análisis y juicio, puesto que todo esto crea la turbulencia de nuestro diálogo interno.

La “K” representa el calidoscopio en el campo de todas las posibilidades. El poder organizador es inherente al conocimiento. El conocimiento de cualquier clase se metaboliza espontáneamente y produce un cambio en la conciencia, desde donde es posible crear nuevas realidades. Por ejemplo, familiarizarse con el conocimiento en este libro creará espontáneamente las condiciones para la riqueza y la abundancia.

La “L” representa el lujo y el logro del amor. Ámese a sí mismo. Ame a sus clientes. Ame a su familia. Ame a todos. Ame al mundo. No hay poder más fuerte que el amor. Adopte también el lujo como un estilo de vida. El lujo es nuestro estado natural. Adoptar el lujo como un estilo de vida fija el preámbulo, las condiciones previas para que fluya la riqueza.

La “M” representa la meta de ganar dinero para otros y ayudar a otras personas para que ganen dinero. Ayudar a otros a ganar dinero y ayudar a que satisfagan sus deseos es una manera segura de garantizar que ganará dinero para sí mismo y también de que realizará con mayor facilidad sus sueños. La “M” representa también la motivación. La mejor manera de motivar a otras personas para que lo ayuden a alcanzar sus objetivos es ayudarlas a alcanzar los suyos.

La “N” significa decir no a la negatividad. Mi amigo Wayne Dyer, el famoso autor, me enseñó una técnica simple para esto. Siempre que tiene un pensamiento negativo, en silencio dice para sí: “El siguiente” y continúa. Decir no a la negatividad significa también no estar cerca de personas negativas. Las personas negativas disminuyen su energía. Rodéese de amor, de nutrimento y no permita la creación de negatividad en su ambiente.

La “O” representa los valores opuestos en coexistencia que constituyen la vida misma. Alegría y pesar, placer y dolor, arriba y abajo, calor y frío, aquí y allá, luz y oscuridad, nacimiento y muerte. Toda experiencia es por contraste y una no tendría sentido sin la otra. Un sabio dijo una vez: “Un hombre ciego de nacimiento nunca conocerá el significado de la oscuridad, puesto que nunca ha experimentado la luz”. Cuando hay una reconciliación callada, una aceptación en nuestra conciencia de esta coexistencia animosa de todos los valores opuestos, entonces automáticamente dejamos de juzgar tanto. El vencedor y el vencido son vistos como dos polos del mismo ser. No juzgar conduce a acallar el diálogo interno y esto abre la puerta hacia la creatividad. La “O” representa también la oportunidad de mantener una comunicación honesta y abierta. Todo contacto con cada ser humano es una oportunidad para crecer y para satisfacer nuestros deseos. Sólo tenemos que estar alertas ante las oportunidades, por medio de una conciencia más desarrollada. La comunicación abierta y honesta abre caminos para realizar esas oportunidades.

La “P” representa el propósito en la vida y la posibilidad pura. Estamos aquí para cumplir un propósito. De nosotros depende descubrir cuál es ese propósito. Una vez que conocemos nuestro propósito, el conocimiento de dicho propósito nos conduce hacia el discernimiento de que somos posibilidad pura. Debemos ser capaces de expresar nuestro propósito en términos muy sencillos. Por ejemplo, mi propósito en la vida es curar, hacer feliz a todas las personas con las que tengo contacto y crear paz. Conocer nuestro propósito abre la puerta hacia el campo de la posibilidad pura, porque las semillas y el mecanismo para su cumplimiento son inherentes a nuestro deseo. Los Vedas dicen: “Yo soy la posibilidad inmensurable de todo lo que fue, es y será. Mis deseos son como semillas dejadas en la tierra: esperan la estación adecuada para manifestarse espontáneamente en flores hermosas y en árboles vigorosos, en jardines encantados y bosques majestuosos”.

La “Q” representa el quid, esto es cuestionar el dogma, la ideología, la autoridad externa. Sólo cuestionando lo que las personas dan por hecho, lo que creen que es verdad, es como podemos romper con la hipnosis del condicionamiento social.

La “R” significa que el hecho de recibir es tan necesario como dar. Recibir con humildad es una expresión de la dignidad de dar. Aquéllos que no son capaces de recibir son en realidad incapaces de dar. Dar y recibir son aspectos diferentes del flujo de energía en el universo. Dar y recibir no tiene que ser en la forma de cosas materiales. Recibir con humildad un cumplido, admiración o respeto implica también la habilidad de ser capaz de proporcionar todo esto a los demás. La ausencia de respeto, cortesía, modales o admiración crea un estado de pobreza, sin importar la cantidad de dinero que tenga en el banco.

La “S” representa servicio y saber gastar. El dinero es como la sangre; debe circular. Acumular y aferrarse al dinero ocasiona que éste se estanque. Para que se multiplique debe circular. De lo contrario, se estanca y al igual que la sangre coagulada, sólo puede causar daño. El dinero es energía de vida que intercambiamos y usamos como resultado del servicio que proporcionamos al universo. Para que continuemos recibiéndolo, debemos mantenerlo en circulación.

La T” representa la trascendencia, la conciencia sin tiempo, el banco de talentos y el tributo o diezmo. Mi experiencia personal es que sin trascendencia la vida no tiene belleza. Para vivir una vida plena es necesario cruzar todas las fronteras. Como dijo el poeta sufí Rumi: “Más allá de los conceptos del bien y del mal hay un campo. Nos encontraremos allá”. Siento que mi experiencia de trascendencia a través de la práctica de la meditación me proporciona una estabilidad y silencio interiores que no son eclipsados por ninguna actividad. Ese silencio permanece conmigo, por lo que ninguna experiencia externa puede opacar mi conciencia y experiencia del ser. La “T” representa también la conciencia sin tiempo, opuesta a la conciencia con limitación de tiempo. La conciencia limitada por el tiempo ocurre cuando renunciamos al ser por la autoimagen. La autoimagen es la máscara social, el barniz protector detrás del cual nos escondemos. En la conciencia con límite de tiempo, nuestro comportamiento siempre está influido por el pasado, así como por la anticipación y el temor al futuro. La conciencia limitada por el tiempo lleva la carga de la culpa y el dolor. Tiene su raíz en el temor. Causa entropía, vejez y muerte. La conciencia sin tiempo es la conciencia del ser. Un sabio veda dijo: “No me preocupo por el pasado y no le temo al futuro, porque mi vida está perfectamente concentrada en el presente y la respuesta correcta me llega en cada situación cuando ocurre”. Éste es también el estado de dicha. El ser no está en el reino del pensamiento. Está en el espacio entre nuestros pensamientos. La psique cósmica nos murmura suavemente en el espacio entre nuestros pensamientos. Esto es también lo que llamamos intuición. La conciencia limitada por el tiempo está en el intelecto y calcula. La conciencia sin tiempo está en el corazón y siente. La “T” representa también el banco de talento. Para ampliar al máximo la creatividad y ofrecer el mejor servicio, es bueno desarrollar un banco de talentos o congregar a un grupo de personas con diversos talentos y habilidades únicos y cuyos talentos individuales, al reunirlos, sean más que la suma de las partes. La “T” representa también el tributo o diezmo. Diezmo significa dar cierta porción de sus ingresos, sin condiciones ni ataduras. Cuando da, se crea un vacío que atrae todavía más de lo que dio. Como dijo Emerson: “Sin un corazón rico, la riqueza es un mendigo feo”.

La “U” representa comprender la unidad detrás de la diversidad. La conciencia de la unidad es un estado de esclarecimiento en el que traspasamos la máscara de la ilusión que crea separación y fragmentación. Detrás de la apariencia de separación se encuentra un campo unificado de integridad. Aquí, el profeta y el paisaje son uno. Experimentamos conciencia de la unidad cuando estamos enamorados, cuando observamos la naturaleza, las estrellas o caminamos por la playa, escuchamos música, bailamos, leemos poesía, oramos y en el silencio de la meditación. En la conciencia de la unidad, cruzamos la barrera del tiempo hacia el campo de juego de la eternidad, como cuando decimos: “La belleza de la montaña era asombrosa; el tiempo se detuvo”. Entonces usted y la montaña se convierten en uno. En un nivel muy profundo de conciencia, sabemos que usted, yo, la montaña y todo lo demás es el mismo Ser en diferentes disfraces. Éste es el estado del amor, no como un sentimiento, sino como la verdad máxima, en el corazón de toda la creación.

La “V” representa valores: la verdad, la integridad, la honestidad, el amor, la fe, la devoción y la belleza. El gran poeta hindú Rabindranath Tagore dijo: “Cuando sentimos la belleza, la conocemos como la verdad”. Sin valores hay confusión y caos. Cuando los valores se desintegran, todo se desin-stegra. La salud se pierde, la pobreza domina a la abundancia, las sociedades y civilizaciones se derrumban. Cuando prestamos atención a estos valores que la sociedad siempre ha considerado sagrados, entonces el orden surge del caos y el campo de posibilidad pura en nuestro interior es todopoderoso y crea cualquier cosa que desea.

La “W” representa la conciencia de la riqueza [wealth] sin preocupaciones. La conciencia de la riqueza implica ausencia de preocupaciones monetarias. Las personas verdaderamente ricas nunca se preocupan por perder su dinero, puesto que saben que de donde viene el dinero hay un abastecimiento inagotable de éste. En una ocasión, cuando discutía un proyecto para la paz mundial con mi maestro, Maharishi MaheshYogi, alguien le preguntó: “¿De dónde obtendremos todo ese dinero?” Él respondió sin dudarlo: “De donde está en este momento”.

La “X” representa la expresión de la apreciación y agradecimiento honestos a todos los que nos ayudan. Nunca debemos fingir apreciación, pero si la sentimos debemos expresarla. La expresión de gratitud es una fuerza poderosa que genera todavía más de lo que ya hemos recibido.

La “Y” representa el yacimiento del vigor juvenil. Sentimos salud cuando nuestra identidad se refiere al ser. Cuando nos identificamos con los objetos, ya sean situaciones, circunstancias, personas o cosas, liberamos nuestra energía hacia el objeto de referencia. Como resultado, sentimos falta de energía y vitalidad. Cuando nuestra identidad viene del ser, entonces conservamos nuestra energía. Nos sentimos llenos de energía, poderosos y experimentamos un vigor juvenil.

La “Z” representa el zumo o gozo de la vida. Es apreciar la vida en toda su vitalidad y exuberancia. Es saber que sólo hay una vida que se expresa en multitud de formas. Ver esa vida es saber que el poder está en el momento presente. Es saber que soy eso, que usted es eso, que todo esto es eso y que eso es todo lo que existe. Tagore dijo en una ocasión: “Ese mismo flujo de vida que recorre el mundo circula por mis venas, noche y día, y baila con ritmo. Es la misma vida que brota con alegría a través del polvo de la tierra y forma innumerables hojas de hierba y una multitud tumultuosa de flores”. Él llama a esto “el pulso de vida del tiempo que circula por mi sangre en este momento”. Estar en contacto con este pulso de vida del tiempo que circula por nuestra sangre en este momento, es tener gusto por la vida. Es enfrentar lo desconocido con despreocupación y libertad. Lo desconocido es el campo de todas las posibilidades en cada momento del presente. Esto es libertad, más allá del conocimiento del condicionamiento pasado, más allá de la prisión del espacio, del tiempo y de la causalidad. Como en una ocasión dijo don Juan a Carlos Castañeda: “No importa cuál sea nuestro destino específico, siempre que lo enfrentemos con gran abandono”. Esto es despreocupación, esto es alegría, esto es libertad, esto es el gusto por la vida.

Estos son los peldaños hacia la riqueza ilimitada, los pasos de la A a la Z para alcanzar la prosperidad. Una vez más, no es necesario que cultive conscientemente un estado de ánimo de estos atributos. Únicamente necesita estar consciente de ellos.

Lea diariamente la lista o escuche la cinta y verá que su vida cambia y se convierte en una expresión de afluencia, de lo ilimitado, de abundancia, de lo infinito y de inmortalidad. Cree tanta riqueza como desee su corazón. Satisfaga cada deseo material y no material. Produzca riqueza y gástela. Gástela generosamente, para después compartirla y darla a los demás. Désela a sus hijos, a su familia, a sus parientes, a sus amigos, a la sociedad y al mundo. La riqueza es del universo y no nos pertenece, sino que nosotros le pertenecemos. Somos hijos privilegiados y el universo decidió compartir su botín con nosotros. Sólo tenemos que prestar atención a la abundancia y será nuestra. La atención es lo único que cuenta. Un gran sabio de la India dijo en una ocasión: “Estás donde tu atención te lleva. En realidad, eres tu atención. Si tu atención se fragmenta, estás fragmentado. Cuando tu atención está en el pasado, estás en el pasado. Cuando tu atención está en el momento presente, estás en presencia de Dios y Dios está presente en ti”. Simplemente esté consciente del presente, de lo que está haciendo. La presencia de Dios está en todas partes y sólo tiene que abrazarla conscientemente con su atención.

Fuente: ¨Cómo crear abundancia¨ – Deepak Chopra

oie3QJuxTSgYyXl-700x500

LA FORMA DE VIDA QUE AHUYENTA EL ALZHÉIMER.

No Comments 584 Views0

678 monjas luchando contra el alzhéimer – Las monjas de Mankato

Según el diccionario de la Real Academia Española (primera acepción) una monja es una “religiosa de alguna de las órdenes aprobadas por la Iglesia, que se liga por votos solemnes, y generalmente está sujeta a clausura”, aunque esto último es menos cierto en las últimas décadas. En el ámbito de la Neurociencia, las monjas son conocidas por un famoso estudio iniciado en 1986 que realiza un análisis longitudinal, a lo largo de los años, de un grupo de 678 monjas de la congregación de las Hermanas de Notre Dame, una orden fundada hace 150 años en Baviera (Alemania). En 1986 la Orden tenía su sede central en Roma y contaba con más de siete mil religiosas en conventos distribuidos por treinta países.

El estudio fue iniciado por el Dr. David Snowdon, de la Universidad de Minnesota. SnowdenSnowdon comenzó trabajando con un grupo de Hermanas de Notre Dame que vivían en un convento en Mankato, Minnesota, pero posteriormente lo amplió a otras comunidades, llevándose el proyecto a la Universidad de Kentucky al trasladarse allí. Cuando se jubiló en 2008 el estudio regresó a Minnesota, donde prosigue en la actualidad bajo la dirección del Dr. Kevin O. Lim.
El objetivo del ya famoso “Estudio de las Monjas” es comprender la discapacidad mental y física que va asociada al envejecimiento, determinando las causas y las posibles vías de prevención de la enfermedad de Alzheimer y de otras enfermedades mentales y cerebrales. Un estudio tan significativo fue posible por la decidida colaboración de las religiosas y porque, como grupo de análisis, constituyen un colectivo muy especial.

nun_study-thumb-200x260-50526Cuando el estudio empezó, en 1986, las 678 monjas incluidas en él tenían edades comprendidas entre 75 y 102 años, con una media de 83, lo que nos recuerda que la esperanza de vida de las monjas es mayor que la de la media de las mujeres. Más del 85% de ellas habían trabajado toda su vida como maestras y profesoras. Las condiciones físicas y mentales de las hermanas eran muy variadas: había monjas de más de 90 años que seguían trabajando a jornada completa con una alta actividad intelectual y otras, en sus setenta y tantos, que estaban gravemente afectadas por el alzhéimer, ya no hablaban y no salían de la cama.

Las hermanas aceptaron someterse a un examen anual de su estado físico y mental que incluía una serie de pruebas pautadas, como ver cuántas palabras podían recordar unos minutos después de leerlas en una tarjeta, cuántos nombres de animales lograban decir en un minuto o comprobar qué tal contaban monedas. nuncoverTambién aceptaron permitir la toma de muestras para análisis clínicos, las extracciones de sangre para análisis genéticos y nutricionales y la donación post mortem de sus cerebros para realizar un estudio neuropatológico.
Esta autopsia reviste gran importancia porque el diagnóstico formal del alzhéimer requiere comprobar la presencia de lesiones típicas de esta enfermedad, denominadas placas seniles y ovillos neurofibrilares. El número y extensión de estas estructuras patológicas, unido a las observaciones clínicas sobre deterioro de sus capacidades cognitivas y relaciones sociales, son fundamentales para determinar el tipo de demencia y su gravedad.
Es decir, sumando ambos estudios se consigue un diagnóstico clínico-patológico que permite comparar el grado de deterioro anatómico con los síntomas observados en la vida diaria y en la exploración realizada por los médicos.
Las hermanas de Notre Dame explicaron su participación voluntaria en el estudio porque consideraban que este compromiso podía ayudar a otras mujeres en todo el mundo. La mayoría se habían dedicado a la labor docente y asistencial y pensaron que éste era un modo de seguir enseñando cosas y ayudando a los demás incluso después de la muerte.

El interés del estudio de un grupo de monjas que viven en comunidad es que sus vidas se rigen por una gran cantidad de pautas similares. De este modo muchas de las variables, incluidas las ambientales, que pueden contaminar un estudio de estas características, son aquí eliminadas o controladas de un modo más eficaz.  Por otra parte, a la hora de afrontar los factores genéticos, el otro gran binomio a tener en cuenta, las características y condiciones del acuerdo nos permite hacer un análisis con una profundidad y un detalle antes impensables.

Estas 678 monjas no fuman, no consumen alcohol o lo hacen en una cantidad mínima, son solteras, no han tenido hijos (se evitan variables debidas a embarazos, partos, lactancia etc.), son de la misma raza, han vivido en las mismas residencias, han seguido dietas similares y han realizado trabajos parecidos. nuns_wide-75f083ad2c94d87f02ecac9c7bf7f5bf1f19c143-s3Dos factores fundamentales como son el nivel de atención sanitaria a lo largo de la vida y la situación socioeconómica personal están aquí perfectamente equilibrados. Por otro lado, cuando se trata a una persona con alzhéimer es difícil, o imposible, obtener información fiable sobre su vida previa debido al deterioro de su memoria. Sin embargo, los archivos de los conventos contienen el expediente de cada una de las monjas, en los que se puede encontrar desde su certificado de nacimiento a las características socioeconómicas de su familia, los documentos de sus estudios, etc. Los archivos de los conventos incluyen también numerosos datos sobre las residencias donde han vivido, las tareas y ocupaciones que han desempeñado, los aspectos sociales que les pueden haber influido.  Y aún más, toda esa información ha sido recogida con criterios comunes.  Por tanto el estudio retrospectivo tiene unas posibilidades que se pueden calificar de únicas.

Una circunstancia que se ha revelado como de gran interés para esta investigación es que las hermanas de Notre Dame,  al entrar en el convento, escriben una especie de autobiografía, probablemente un ejercicio de recapitulación que les ayuda a reflexionar sobre la etapa anterior de su vida, la nueva etapa que en ese momento abren, de los compromisos y las ilusiones con las que afrontan sus votos, de su visión de sí mismas en relación con el mundo y con Dios.

Las autobiografías han servido, como vemos, para informar, reivindicarse o acusar, pero además, en un giro sorprendente, el Estudio de las Monjas demostró que también servían para predecir el riesgo de una enfermedad neurodegenerativa. Un resultado asombroso del análisis de aquellos 678 ensayos autobiográficos fue que permitían predecir la probabilidad de desarrollar la enfermedad de Alzheimer muchos años después.

images (1)Si el ensayo tenía densidad y nivel lingüístico y literario (complejidad, viveza, fluidez narrativa) la probabilidad de desarrollar esta enfermedad neurodegenerativa resultó ser, estadísticamente, mucho menor que en aquellas monjas cuyo ensayo autobiográfico no tenía estos indicadores de actividad mental. A más ideas en sus frases, menos alzhéimer y viceversa. Un ejemplo de un tipo y otro, refiriéndose ambos al final de la etapa escolar, son los siguientes:

 – Baja probabilidad de alzhéimer: “Cuando terminé el octavo curso, en 1921, deseaba ser novicia en Mankato pero no tuve arrestos para pedir permiso a mis padres así que la Hermana Agreda lo hizo en mi favor y ellos dieron rápidamente su consentimiento”.

Alta probabilidad de alzhéimer “Cuando dejé el colegio, trabajé en la oficina de correos”.

Es importante señalar que estos ensayos predecían el posible inicio del alzhéimer con muchas décadas de antelación: la edad media de las monjas en el momento de escribir el ensayo era de 22 años. Se pudo cuantificar que, cinco o seis décadas después, en torno al 80% de las monjas cuyas “Memorias” no tenían densidad lingüística desarrollaban la enfermedad de Alzheimer al alcanzar una edad avanzada, mientras que la proporción era de solo el 10% en aquellas cuyas obras autobiográficas no presentaban este carácter plano y pobre. También se vio que aquella que mostraban más pensamientos positivos en sus escritos tenían vidas más largas que aquellas que realizaban autobiografías con menos expresiones que demostraran felicidad, ilusión, asertividad.

Estos resultados nos hacen preguntarnos si el alzhéimer tiene una base estructural o, por el contrario, funcional. Es decir, si existe algo en los circuitos cerebrales que, establecido desde una edad temprana, nos hace alcanzar un menor nivel cognitivo en la juventud y madurez y desarrollar posteriormente un alzhéimer o si, por el contrario, no es la estructura la que determina la “calidad” de la función cerebral sino al revés, y es el ejercicio mental, la ejercitación y desarrollo de nuestra actividad cerebral encaminada a producir ideas más elaboradas, un elemento protector frente a una enfermedad neurodegenerativa, siendo los pensamientos positivos un factor que va ligado estadísticamente a vidas más longevas.

20110321_mmf_079El estudio de las monjas ha permitido comprobar la importancia de algunos factores en la prevención de alzhéimer tales como contar con una situación económica y sanitaria estable, realizar una alimentación saludable (abundante en ácido fólico), llevar a cabo un ejercicio moderado o controlar la hipertensión arterial, ya que esta puede causar microderrames apenas perceptibles que generen síntomas de demencia. También ha establecido la relación entre una súbita pérdida de peso en la vejez y el inicio de un alzhéimer, e incluso los riesgos de una combinación de una característica anatómica (cabeza pequeña) y  una variante determinada de un gen (apolipoproteína E épsilon 4).

El estudio ha reforzado, como veíamos, la importancia de mantener vidas mentalmente ricas, en las que tenga un peso importante nuestra vida social y afectiva, lo que incluye cuidar a los demás y sentirnos queridos. Es decir, llevando a cabo a lo largo de toda nuestra existencia una vida plena de sentido y actividad. Cuando Snowdon pidió su colaboración a una de las monjas que entonces tenía 92 años, ésta le contestó inicialmente que “estaba demasiado ocupada para ponerse a colaborar en un estudio sobre la gente mayor”. Ése es el espíritu que ahuyenta el alzhéimer.

Fuente: Neurociencia en Español. José Ramón Alonso