Monthly Archives: mayo 2017

fc44188ea82c88ec0692101d4d3030f4

LA TOTALIDAD DE LAS POSIBILIDADES.

No Comments 521 Views0

Observa lo que estás pensando en este momento. ¿Quieres que ese pensamiento cree tu futuro? ¿Es negativo o positivo? Obsérvalo. Date cuenta.

Experimento la totalidad de las posibilidades que hay dentro de mí.

¿Qué significa para ti la totalidad de las posibilidades? Piénsalo como algo sin límites, yendo más allá de todas las limitaciones que sueles imponerte. Deja que tu mente vaya más allá de lo que te parece posible. «No se puede hacer, no resultará, no es suficiente, hay un obstáculo en el camino.» ¿Con cuánta frecuencia te has valido de estas limitaciones, diciendo que por ser mujer no puedes hacer esto, o que por ser hombre no puedes hacer lo otro, o que no tienes la educación necesaria para tal o cual cosa? Te aferras a las limitaciones porque son
importantes para ti. Pero las limitaciones te impiden expresar y experimentar la totalidad de las posibilidades. Cada vez que dices «no puedo», te estás limitando. ¿Estás dispuesto a ir más allá de tus creencias de hoy?

Si has sido siempre persona muy negativa, que se autocritica y critica a todo el mundo, y ve la vida con pesimismo, entonces te llevará tiempo empezar a cambiar de actitud y volverte hacia el amor. Es necesario que tengas paciencia no te enfades contigo si no lo consigues sin demora.

Fuente: “Pensamientos del Corazón” . Louise Hay ~

amanecer-16028

BENDICIONES PARA ESTE DÍA. Eileen Caddy

No Comments 492 Views0

Hoy es un día nuevo, y de ti depende lo que hagas con él. Tus primeros pensamientos al despertarte pueden teñir todo el día. Pueden ser pensamientos felices y positivos, o pueden ser pensamientos mezquinos y negativos. Jamás te dejes influir por condiciones externas tales como el tiempo. Quizás esté lloviendo a cántaros, pero si tu corazón está lleno de amor y gratitud, tu actitud entera hablará del sol y un cielo azul.
¿Ves la enorme responsabilidad que llevas sobre tus hombros? La vida es lo que se hace de ella, por eso nunca eches la culpa a nadie por encontrarte de esta o de aquella manera; date cuenta, por el contrario, de que se trata de tu propia fabricación. Cambia tu actitud y cambiará todo tu comportamiento. Adopta una actitud constructiva frente a la vida.
Construye lo mejor a partir de todo lo que veas a tu alrededor e ignora el resto; no le des consistencia vital y desaparecerá. Espera en Mí durante el día de hoy en silencio y confianza, sabiendo que este día tiene Mis bendiciones.

Fuente: ¨La Voz Interior” – Eileen Caddy ~ 

perdonar

PERDONAR MEJORA LA SALUD.

No Comments 313 Views0

Saber perdonar puede ayudarnos no sólo a mejorar nuestras relaciones con los demás, sino que también puede contribuir en mejorar nuestra salud de una manera muy notable.

En nuestra interacción con el resto de la humanidad no todo es armonía y entendimiento permanente. Es esperable, como en todo contacto humano, que se presenten roces y diferencias de ideales, sentimientos, aspiraciones. Incluso es factible que el desentendimiento o la falta de empatía lleven a generar o a recibir daño, que de acuerdo a su grado puede convertirse en sufrimiento, por ello es importante perdonar.

Aún esto comprende algo normal dentro del trato entre personas: la sintonía puede fallar, la comunicación puede no ser la misma y, cuando menos lo esperamos, causamos una gran herida a alguien o somos nosotros sujeto de una inconcebible puntada de aflicción en el pecho. Para este caso en particular es muy importante que sepamos integrar eso a nuestras vivencias y perdonar al otro.

El rencor como carga, su importancia

Cuando nos convertimos en receptores de emociones y deseos negativos hacia algo o alguien, el principal (y por lo general único) perjudicado somos nosotros. Tales emociones van mermando el fuero interior de compasión y entendimiento que nos hace humanos, por lo que el perdón va más allá del otro: se trata de un proceso a librar en relación a nosotros mismos y por nuestro propio bien. Si se ha sido víctima de un gran daño no se trata de absolver ni olvidar la agresión, sino liberarnos de la nocividad que esta produce en la integridad psicológica del individuo.

Practica el perdón y sanarás tu vida

Para perdonar existen diversas alternativas que podemos aplicar de acuerdo a qué se perdonará. En primer lugar está la opción del amor. Esta se refiere principalmente para perdonar a aquellos que, a pesar de la ofensa, amamos.

Comprende practicar el amor una mampara anti-rencor que cubra nuestro ser y nos impida sentir negatividad hacia esa persona. Por otro lado la compasión, la comprensión y la compasión son escenarios que, de planteárnoslos referidos a la persona que nos dañó, pueden propiciar en buena medida un perdón sincero que nos dé lo que buscamos: paz interna, de allí su importancia.

“Perdonar es darle la libertad a un prisionero y descubrir que el prisionero eras tú.”

El perdón debe ser profundo, desde la comprensión y no por una cuestión impuesta desde afuera como lo es la religión, según un estudio, se encontró que el perdón que nace de la comprensión de que nadie es perfecto, permitió a esa persona retomar su relación de una manera más amplia y con más entendimiento mutuo, en cambio cuando el perdón es externo, (y fingido) puede empeorar nuestras relaciones con los demás.

Fuente:  Vida Lúcida 

10409639_667942863279165_2488648970274469567_n

LA SOLUCIÓN MÁS SIMPLE.

No Comments 144 Views0

Desde pequeña siempre tuve miedo al irme a dormir, porque creía que había alguien debajo de la cama. Cansada de esto, un día fui a ver a un psiquiatra y le expliqué:

– Cada vez que voy a acostarme, creo que hay alguien debajo de mi cama. Tengo miedo. ¿Me estaré volviendo loca?

– Con mis sesiones, en doce meses estarás bien – me dijo el psiquiatra.  – Ven a verme dos veces a la semana y te curaré todos esos miedos- .

– ¿Y cuánto me costará doctor?- pregunté.

– Ochenta euros la visita- contestó el doctor.

– Un poco caro, pero si me cura… vale la pena- dije.

Fui tres sesiones y no volví a la consulta, porque me suponía mucho dinero.

Seis meses después, me encontré con el doctor en la calle.

-Hola – me dijo – ¿por qué dejó de venir a mi consulta?- me preguntó.

– Bueno, doctor, ochenta euros por consulta, dos veces a la semana, por doce meses ¡es mucho dinero! Por suerte, encontré un camarero en el bar que me curó en una sola sesión por tres euros y además con cerveza y tapa incluida.

– ¡No me diga! – dijo el psiquiatra algo molesto.- ¿Y se puede saber cómo le curó el camarero?-

– Me dijo que le cortara las patas de la cama. ¡Ahora ya no puede haber nadie allí debajo! –

 

514431906_1daad75802_o

UNA VISIÓN MATERIALISTA VS. UNA VISIÓN ESPIRITUAL DE LO QUE ES EL ÉXITO O LA REALIZACIÓN DE LA EXISTENCIA

No Comments 428 Views0

¿Si no puedes encontrar una gota individual en la inmensidad del mar 

como hallarás en el Mar Divino la identidad de mi alma?

Angelus Silesius

Para la sociedad moderna el concepto de éxito o logro en la vida está vinculado con el verbo “tener”: tener dinero, tener una pareja, tener una familia, tener fama, etcétera. Esto es evidentemente un concepto mayormente materialista.

En el budismo el éxito o el logro se formula mejor utilizando el verbo “soltar”, el verbo “liberar” o “dejar”: soltar la aprehensión, soltar el ego, soltar la tensión, soltar el objeto de meditación, liberarse del deseo, liberarse de la ilusión, liberarse de la ignorancia, liberarse de la dualidad sujeto-objeto, dejar que las cosas ocurran por sí solas, dejar de percibir conceptualmente y así sucesivamente  Esto es una visión espiritual y, en cierta forma, ascética.

De alguna manera, el éxito para el budismo es negativo, ocurre a partir de la eliminación de lo que es ilusorio, mayormente de la ignorancia; para la sociedad moderna secular, el éxito es positivo, yace fundamentalmente en aquello que hemos obtenido de manera cuantificable, en cómo nos hemos podido autoafirmar y destacar sobre los demás. Para el budismo, el éxito es mayormente interno, es el logro de una mente en paz, luminosa y compasiva; para la sociedad moderna, el éxito es mayormente externo, ocurre al obtener cosas mundanas, objetos o afectos de los demás y depende de estos factores condicionales.

De forma sencilla, el maestro Chokyi Nyima Rinpoche define el éxito para el budismo como simplemente “tener un cuerpo sano y una mente feliz” (este “tener” en realidad se parece más a ser, se es feliz más que se tiene felicidad, uno es lo que experimenta, sin división sujeto-objeto). Esto en oposición a tener muchas posesiones, fama y admiración mundana. Un cuerpo sano y una mente feliz es algo que nos puede orientar de manera muy sencilla en la búsqueda de este éxito o logro. Pero, por otra parte, tiene una profundidad mayor, ya que un cuerpo sano y una mente feliz son, a la vez, los resultados de una práctica meditativa y una vida ética así como las cualidades necesarias para lograr liberarse del sufrimiento y hacer un camino espiritual como puede encontrarse en el tantra budista vajrayana, el camino veloz hacia la liberación, lo cual constituye el éxito más rotundo.

Para el individuo que forma parte de la sociedad materialista moderna, el éxito generalmente se cumple al dejar “un legado”, una herencia, una fortuna, un recuerdo, una obra, etcétera. Es como si se quisiera dejar una marca indeleble, lo cual parece ser un resultado de nuestra incapacidad de formular una visión satisfactoria sobre la muerte y, en la carencia de una filosofía de vida que asimile la muerte, reaccionamos con cierta desesperación resistiéndonos a la muerte, como si tapando un hoyo con cosas pudiéramos suprimirla. Este es el síntoma esencial de la condición materialista que, aunque realmente no tiene una filosofía escatológica muy definida, por sus actos se deduce que asume que esta vida es lo único existe y por lo tanto no hay continuidad moral, espiritual ni cognitiva (en el sentido de que lo que aprendemos –nuestra conciencia– perece con nosotros). Aquí yace un aspecto contradictorio que genera mucho sufrimiento y mucha confusión, puesto que vivimos como si no hubiera ninguna existencia después de la muerte, pero aún así no nos liberamos de la influencia de la muerte, que es como una pesada sombra que pende sobre todos nuestros actos aunque generalmente de manera inconsciente.

En este sentido, hay dos actitudes que producen este sufrimiento ante la muerte. Por una parte, realmente no estamos convencidos de que la muerte es el final absoluto, la nada total, porque si lo estuviéramos no le tendríamos miedo, sería mucho más ligera nuestra relación con ella y con nosotros mismos. Esto genera en algunos una culpa subyacente, una especie de sensación de que no hemos actuado de manera adecuada o correcta y un sentimiento de angustia derivado de la incertidumbre, que parte tanto de las cualidades de nuestros actos, como de lo que ocurrirá cuando muramos. Y la segunda actitud es fundamentalmente el apego que tenemos a nuestro yo individual, a la identidad que hemos construido, lo cual, al pensar en la muerte, nos produce miedo porque supone la posibilidad de que desaparecerá esta identidad que tanto nos hemos esforzado en solidificar. Y es este miedo y este aferramiento a nuestro ego lo que nos hace buscar dejar una obra, grabar en piedra lo que hemos hecho y construir una fortaleza de objetos materiales y psicológicos para que resguarden la existencia de nuestro ego, la cual, si miramos a detalle y con sinceridad, es sumamente endeble.

El budismo, por el contrario, postula la noción de que debemos liberarnos de esta identidad que hemos construido, la cual considera como una ilusión, ya que es siempre cambiante, emerge cada instante como resultado de una serie de causas interdependientes y por lo tanto carece de existencia inherente. En una clara oposición al horror al vacío que padece Occidente –que no es finalmente más que un mecanismo de defensa del ego ante la amenaza de su disolución– el budismo abraza la vacuidad, la espaciosidad sin límites, la cual es la metáfora preferida para designar a la mente, que en el budismo tiene una continuidad más allá de la muerte. Lo que el budista quiere es ser la vastedad del espacio, abandonar límites y conceptos, como el espacio de una jarra sin ningún líquido que se rompe y así existe como parte indiferenciada del cielo. Y, sin embargo, el budista considera que la muerte no es, por default, esta espaciosidad, esta libertad de la vacuidad, sino que debe entrenar a su mente para relajarse hacia este estado incondicionado en el que reconoce su ausencia de existencia individual inherente, como el del espacio en una jarra que no es otra cosa que el cielo. Y si no lo hace podrá pasar incontables vidas sufriendo, alucinando la realidad de su yo relativo, sujeto a causas y condiciones, inmerso en un ciclo de sufrimiento sin final (samsara). El budista lo que quiere es escribir su nombre en el cielo, pero porque sabe que nada deja huellas en el cielo, quiere ser eso que es transparente e insustancial, a diferencia del occidental que busca grabar su nombre en piedra.

De aquí que el éxito supremo sea el Nirvana. Una palabra cuyo significado ilustra muy bien la diferencia que hemos querido señalar. Nirvana suele traducirse como “extinción”, pero es útil revisar a detalle esta palabra sánscrita (Nibbana en pali). Según Ananda K. Coomaraswamy, el verbo nirva  literalmente significa “apagar” o “dejar de soplar” (blow out en inglés), “no transitivamente sino como un fuego deja de alimentarse del aire”. Coomaraswamy lo traduce como “despiración”. “Privado de combustible, el fuego de la vida es ‘pacificado’, satisfecho; cuando la mente ha sido dominada, uno alcanza la ‘paz de Nirvana'”. El combustible que se agota son los karmas y sankharas que siguen perpetrando la existencia y la confusión y que se reavivan con el deseo. Para dejar de padecer este encadenamiento de causas y efectos es necesario dejar de identificarse con un yo separado que puede desear un objeto, que se enardece por la otredad. El estado incondicional del Nirvana necesariamente significa la extinción de la personalidad o el yo individual y, sin embargo, no es el fin de la existencia, lo cual es  tremendamente difícil de concebir para el hombre occidental moderno que todo lo procesa a partir de su creencia en la fijeza de su identidad e incluso para los practicantes de ciertas religiones que mantienen la existencia de un alma individual inmortal. ¿Puede existir una mente, algo que conoce y hasta disfruta, sin un yo? Lo que el budismo mantiene es que hay una forma de existencia inconcebible, la cual está más allá de definiciones y palabras, ya que es ilimitada e incondicional; esa forma de existir es lo que se llama Buda. Ya que el budismo también enseña que la naturaleza verdadera de todas las cosas es ese mismo Buda, el Nirvana no es más que el descubrimiento de la realidad o la extinción de la ignorancia que ocultaba el conocimiento de este estado búdico. Un estado en el cual existe conciencia o una cognoscitividad, goce infinito y paz, y sin embargo no existe un yo (al menos no un yo indivdual, fijo, sólido, separado, etc.). Este es el misterio del Nirvana, de la muerte del ego y la persistencia inefable de la existencia, el éxito del Tathagata o la extinción de lo que puede extinguirse y por lo tanto nunca fue.

-¡Qué sensación más extraña! –dijo Alicia–. Me debo estar encogiendo como un telescopio.
Y así era, en efecto: ahora medía sólo veinticinco centímetros, y su cara se iluminó de alegría al pensar que tenía la talla adecuada para pasar por la puertecita y meterse en el maravilloso jardín. Primero, no obstante, esperó unos minutos para ver si seguía todavía disminuyendo de tamaño, y esta posibilidad la puso un poco nerviosa. “No vaya consumirme del todo, como una vela”, se dijo para sus adentros. “¿Qué sería de mí entonces?” E intentó imaginar qué ocurría con la llama de una vela, cuando la vela estaba apagada, pues no podía recordar haber visto nunca una cosa así.

(Alicia en el País de las Maravillas)

Twitter del autor: @alepholo

Fuente: pijamaSURF

wpid-wp-1432670314590

¿QUÉ SUCEDE CUANDO EL ESTRÉS SE TRANSFORMA EN CRÓNICO?

No Comments 629 Views0

Facundo Manes explica los secretos del cerebro.

El estrés es el conjunto de reacciones fisiológicas que preparan al organismo para la acción. Es por eso que, en niveles moderados, es útil para la vida diaria. Pero, ¿qué pasa cuando se convierte en crónico? El prestigioso neurólogo y neurocientífico argentino Facundo Manes explica:

“Este estrés moderado se convierte en peligroso cuando las demandas del entorno son excesivas e intensas y se vuelve crónico, entonces lo denominamos distrés o estrés patológico”, dijo Manes.
El mecanismo de estrés dispara ante una situación demandante una hormona llamada cortisol que se genera en las glándulas suprarrenales.
Esta hormona tiene la función de incrementar los niveles de azúcar en sangre. Los receptores de esta hormona en el cerebro se llaman glucocorticoides y se encuentran en mayor densidad en dos áreas claves del cerebro: el hipocampo, relacionado con la memoria, y las áreas frontales, relacionadas con las toma de decisiones.
“Basados en esta evidencia se puede suponer que el estrés crónico afecta los procesos de consolidación de memoria y otros aspectos de la memoria, además de las funciones ejecutivas y la toma de decisiones”, agregó el experto.

Y aseguró que esto genera que la persona con estrés crónico tenga más dificultades para organizar y enfrentar las demandas diarias. Lo que termina por crear un círculo vicioso.
“Como reflexión final, podemos decir que no necesariamente uno logra el máximo rendimiento dedicándose intensamente y en forma prolongada a una tarea. Es necesario el esparcimiento, la reflexión y el descanso, para lograr el objetivo deseado”, concluyó Manes.

Fuente: Facundo Manes – Publicado 13 de octubre 2015

14237707_1101917059863635_4223167182781135_n

TÚ ELIGES.

No Comments 172 Views0

Una dependienta le vendió unos pantalones de un amarillo rabioso a un muchacho que parecía encantado con su compra.

Al día siguiente volvió el muchacho diciendo que quería cambiar los pantalones. El motivo: “No le gustan a mi novia”.

Una semana más tarde regresó de nuevo, todo sonriente, a comprar otra vez los dichosos pantalones. “¿Ha cambiado su novia de opinión?”, le preguntó la dependienta.

“¡No!”, respondió el joven. “He cambiado yo de novia”.

Anthony de Mello. 

mujer-misteriosa

LUNA LLENA en ESCORPIO – 9 y 10 de Mayo 2017

No Comments 741 Views0

Las Lunas Llenas en Escorpio siempre están llenas de misterio y bastante mala reputación. Pero debemos, de una vez por todas, dejar de usar los movimientos cósmicos como pájaros de mal agüero y aprender a mirar desde la contemplación y la oportunidad. La verdad es que no sabemos lo que esta luna llena ni ninguna otra puede traer, pero sí nos podemos sorprender y enriquecer de la maravillosa poesía astrológica, que analiza los símbolos de estos aspectos cósmicos y sus arquetipos y nos abre puertas a senderos desconocidos, misteriosos, pero también fascinantes y  llenos de posibilidades.

Si la Luna para una Luna Llena está en Escorpio, entonces sabemos que el Sol se encuentra en Tauro, pues las dos luminarias están diametralmente opuestas para la luna llena, ésta en particular, a los 20º24′ de Tauro-Escorpio. Esto también significa que la Tierra y la Luna se encuentran en Escorpio mirando al Sol. Esta es una angularidad que nos habla de bajar a las profundidades (Escorpio) para mejor comprender nuestra plácida vida cotidiana (Tauro). Tauro insiste en dejar las cosas como están, y vivir una vida no complicada y tranquila, y Escorpio insiste en explorar las oscuridades y los depravados terrenos de nuestra psique. Tauro nos habla de nuestros valores morales y éticos, y Escorpio los pierde en el camino a Hades. Escorpio, regido por Marte y Plutón, hace lo que tiene que hacer para sobrevivir, sin pensar si es moral o ético. En el submundo los límites de lo moral se desvanecen y lo más importante es comprender nuestros deseos y como manejarlos, para no morir en el intento. Tauro seduce y Escorpio viola. Hades no le pregunta a Persefone si quiere ser su mujer, sube desde las profundidades y la rapta. Sin preguntas. Tauro es acerca de la Belleza, regido por Venus, y Escorpio es acerca de la naturaleza de nuestros deseos. Y esto no tiene nada que ver con el Bien y el Mal. Tanto la Belleza como el Deseo, es acerca de la sobrevivencia. El gran poder de la Naturaleza es la Belleza, sin ella estamos condenados, y sin nuestros deseos también. Si el hombre realmente pudiese controlar su naturaleza sexual, la especie sufriría. Naceríamos muchos menos de nosotros.

Plutón, el regente de esta lunación, forma un positivo trígono (120º) al Sol y un sextil (60º) a la Luna,  por tanto esto nos augura un viaje al Submundo menos amenazador y más coloreado de aventura y coraje.  Una buena conversación con nuestro terapeuta o con un amigo puede llenarnos de nuevos  “insights”. Marte en Géminis también forma un trigono a Júpiter, lo que nos dice que nuestra osadía puede pasar los límites de lo responsable y creernos más listos de lo que somos, por tanto, mantener la mirada en la realidad, en todo momento. Pallas Athena comienza con esta lunación la cuadratura a Plutón y Juno que están juntos en este momento, lo que puede exacerbar las luchas maritales por defender la independencia y la autonomía, al mismo tiempo que tratando de salvar la relación. Ese extraordinario balance, o mejor dicho, “búsqueda” del balance entre nuestros deseos y nuestra necesidad de estabilidad emocional es el tema de esta lunación, entre otras cosas. Plutón aunque en un aspecto positivo, sigue siendo el ápice de la T-cuadrada cardinal,  y en su conjunción con Juno, nos presenta lo que debe cambiar en nuestras relaciones si queremos que continúen,  por tanto nos puede ofrecer las herramientas para encontrar ese buscado balance en nuestra psique. Júpiter en Libra, siendo parte de esa T-cuadrada junto con Eris-Urano, ya sabemos que ayudan en este debate y nos recuerdan (especialmente Eris) que a menudo, no es que el otro no nos aprecie o quiera lo suficiente, sino que somos nosotros los que no nos queremos o apreciamos lo suficiente y la importancia de comprender la diferencia.

La Luna Llena en Escorpio nos trae a flor de piel, las sombras de lo femenino, si es que se lo puede llamar así. Yo prefiero llamarle ” el poder de lo femenino”, que tanto terror produce en sus compañeros del sexo opuesto. Esa bestia interna en la mujer, que le permite, crear, trabajar, criar hijos, amar, cuidar, cocinar, pintar, cantar, bailar, estudiar, todo al mismo tiempo, es la magia de la mujer. Las mujeres, conducimos, nos maquillamos, preparamos mentalmente nuestras tesis, cuando llevamos nuestros hijos a la escuela o a las clases de danza o al futbol, todo esto mientras planeamos el menú de la cena o la reunión del día siguiente. Y lo hacemos porque podemos hacerlo. Tanto Tauro como Escorpio hablan de arquetipos femeninos y del poder oculto de ello. Planea una cena con otras mujeres si puedes en esos días o simplemente una noche romántica con tu pareja y no te dejes preocupar por la aparente intensidad de estas energías, pues todos y cada uno de nosotros las podemos manejar, si simplemente las reconocemos, aceptamos, honoramos y damos expresión de una forma creativa y consciente. Recuerda que es el oscuro y misterioso poder de lo femenino lo que mantiene nuestra especie sobre la faz de la Tierra.

Fuente: Cristina Laird  – Astrología Arquetípica

1010583_487407148007769_1760157073_n

10 CLAVES DE NEUROCIENCIA PARA MEJORAR EL APRENDIZAJE.

No Comments 246 Views0

Investigaciones recientes aportan procedimientos que sirven para elaborar propuestas prácticas para mejorar el rendimiento escolar

En la mayoría de propuestas ofrecidas para mejorar la educación en nuestro país predominan los razonamientos teóricos y filosóficos sobre cómo lograrlo. Aquí pretendemos complementar esas propuestas con un conjunto de sugerencias de carácter práctico para mejorar el rendimiento académico de enseñantes y alumnos a corto y medio plazo. Son procedimientos avalados por la investigación reciente en neurociencia y psicobiología, que pueden tener su versión particular en cada nivel y contexto educativo.

1. Practicar regularmente deportes o actividades físicas

 El ejercicio físico aeróbico beneficia las capacidades cerebrales tanto en el niño como en el adulto. Quienes tienen una actividad física semanal más intensa tienen también una mejor memoria y mayor flexibilidad y velocidad de procesamiento de información mental. Incluso 30 únicos minutos de marcha en bicicleta o carrera al día pueden ser suficientes para mejorar el tiempo de reacción y la velocidad de procesamiento de la información en el cerebro.

Ello es posible porque la actividad física genera BDNF, una proteína del cerebro que aumenta la plasticidad o capacidad de las neuronas para formar conexiones entre ellas, el número de las que nacen diariamente y la vascularización y aporte de sangre que reciben. La actividad física, en definitiva, genera una especie de lubricante que facilita el funcionamiento de la maquinaria cerebral para aprender, formar memorias y recordar.

2. Evitar el exceso de grasas en la alimentación

La alimentación adecuada para aprender debe evitar las dietas altas en grasas, pues son dietas que reducen la sensibilidad de los receptores NMDA, que son moléculas del cerebro que forman parte de los mecanismos de plasticidad neuronal que hacen posible la formación de la memoria en lugares como el hipocampo y la corteza cerebral. La experimentación actualmente en curso indica que la restricción calórica en la alimentación favorece la mayoría de procesos mentales.

3. Dormir lo necesario con regularidad

El sueño anticipado prepara al cerebro para aprender y, cuando ocurre tras el aprendizaje, potencia la formación y estabilización de las memorias. Es así porque las mismas neuronas que se activan para registrar la información cuando aprendemos vuelven a activarse cuando dormimos. Suelen hacerlo entonces a mayor velocidad dando preferencia a las que registraron los aprendizajes a los que se atribuyó mayor importancia o valor de futuro. El sueño es, por tanto, una forma cerebral de practicar y fortalecer lo aprendido durante el día.

La experimentación actualmente en curso indica que la restricción calórica en la alimentación favorece la mayoría de procesos mentales.

Para potenciar el aprendizaje precedente no es necesario dormir las 8 horas de una noche, pues puede bastar con una siesta de una o dos horas, aunque períodos más largos suelen ser más beneficiosos. Además de facilitar el aprendizaje y potenciar la memoria, el sueño reorganiza y estructura los contenidos de la mente haciendo posible la integración de la nueva información aprendida en los esquemas de conocimiento ya existentes en el cerebro, facilitando el descubrimiento de reglas y regularidades ocultas en la información recibida, generando inferencias, convirtiendo el conocimiento implícito en explícito e influyendo también muy posiblemente en la intuición y creatividad de las personas.

4. Entrenar frecuentemente la memoria de trabajo

Esta memoria es la que utilizamos para pensar, razonar, planificar el futuro y tomar decisiones. Con ella retenemos en la mente, por ejemplo, las posibles jugadas a realizar en una partida de ajedrez o las diferentes opciones para tomar una decisión. Materias como la filosofía o las matemáticas promueven este tipo de memoria, muy ligada a la inteligencia fluida, que es la capacidad de razonar y resolver problemas nuevos con independencia del conocimiento previamente adquirido. La práctica intensa en memoria de trabajo incrementa la actividad de las cortezas prefrontal y parietal del cerebro de la que depende y aumenta también las conexiones neuronales entre ambos hemisferios cerebrales. La posibilidad de transferir la mejora en la capacidad de ejecución de una determinada tarea de memoria de trabajo a otra tareas diferente no entrenada es mayor cuantos más procesos cerebrales estén comúnmente implicados en ambas.

La práctica intensa en memoria de trabajo incrementa la actividad de las cortezas prefrontal y parietal del cerebro de la que depende y aumenta también las conexiones neuronales entre ambos hemisferios cerebrales

5. Guiar el aprendizaje con preguntas

Este procedimiento motiva al estudiante, concentra su atención y le convierte en una especie de detective o investigador que busca en cualquier fuente de información posible la solución a los interrogantes que se le plantean. Es además un modo de enseñarle a trabajar y ganar autonomía para aprender, es decir, es también un modo de aumentar la capacidad del alumno para aprender por sí mismo en el futuro.

6. Practicar frecuentemente el recuerdo de lo aprendido

El recuerdo, además de servir para evaluar lo aprendido, sirve también para seguir aprendiendo. El preguntar sobre la información recientemente aprendida beneficia a la memoria a largo plazo promoviendo el reclutamiento de los circuitos neuronales del recuerdo en las subsecuentes oportunidades de estudio. Ayuda también a mantener la atención durante largos periodos evitando las distracciones cuando se estudia leyendo los textos en la pantalla de un ordenador. Tal actividad aumenta la sensación subjetiva que tiene el estudiante de estar aprendiendo y reduce así su ansiedad respecto a evaluaciones posteriores.

7. Un poco de estrés no es malo

En situaciones emocionales o de estrés moderado, la activación de estructuras cerebrales como la amígdala y la liberación en la sangre de hormonas como la adrenalina y los glucocorticoides pueden contribuir a la facilitación del aprendizaje y la memoria actuando directa o indirectamente sobre los circuitos neuronales del cerebro. Los glucocorticoides regulan además la presencia de los mencionados receptores NMDA en el cerebro, y promueven cambios epigenéticos que facilitan en el ADN de las neuronas la expresión de los genes que hacen posible la síntesis de las moléculas necesarias para formar las memorias. Un modo de inducir esa emoción o estrés moderado en los alumnos consiste en proporcionarles antes de nada información motivadora sobre la materia a aprender, algo que conocen sobradamente los buenos docentes.

8. Homenaje a la lectura

De todas las actividades intelectuales potenciadoras de capacidades mentales la más asequible y la que proporciona un mejor balance costo/beneficio es, sin duda, la lectura. Leer es uno de los mejores ejercicios posibles para mantener en forma el cerebro. Es así porque la actividad de leer requiere poner en juego un importante número de procesos mentales, entre los que destacan la percepción, la memoria y el razonamiento. Cuando leemos, activamos preferentemente el hemisferio izquierdo del cerebro, que es el más dotado de capacidades analíticas en la mayoría de las personas, pero son muchas las áreas cerebrales de ambos hemisferios que se activan e intervienen en el proceso. Decodificar las letras, las palabras, las frases y convertirlas en sonidos mentales requiere activar amplias áreas de la neocorteza cerebral.

Las evaluaciones orales generan una memoria a largo plazo mucho mejor que la que resulta del tipo de estudio consistente en repasar una y otra vez textos o apuntes de una materia

Las cortezas occipital y temporal se activan para ver y reconocer el valor semántico de las palabras. La corteza frontal motora se activa cuando evocamos mentalmente los sonidos de las palabras que leemos. Los recuerdos que evoca la interpretación de lo leído activan poderosamente el hipocampo y el lóbulo temporal medial del cerebro, que son zonas críticas para la memoria. Las narraciones y los contenidos emocionales del escrito, sean o no de ficción, activan la amígdala y demás áreas emocionales del cerebro. El razonamiento sobre el contenido y la semántica de lo leído activa la corteza prefrontal y la memoria de trabajo. La lectura refuerza también las habilidades sociales y la empatía, además de reducir el nivel de estrés del lector. El libro y la lectura, como gimnasio asequible y barato para la mente, deberían incluirse en la educación desde la más temprana infancia y mantenerse durante toda la vida.

9. Inmersión temprana en más de una lengua

Los individuos que adquieren múltiples lenguas en su infancia y las practican a lo largo de su vida tienen una mayor atención selectiva y más desarrollado el hábito de conmutar contenidos mentales, lo que les facilita la adquisición de aprendizajes complejos, especialmente los que implican cambios en las reglas de ejecución. Aunque pueden tener un vocabulario más reducido en cada lengua, los bilingües son más rápidos y efectivos que los monolingües cuando, por ejemplo, aprenden a clasificar objetos por su color y, de repente, hay que cambiar y clasificarlos por su forma. La mayor capacidad de ejecución y flexibilidad mental de las personas bilingües se manifiesta frecuentemente en la vida, se ha observado en todas las edades, y la conservan además mucho más que los monolingües en la vejez.

30 minutos de marcha en bicicleta o carrera al día pueden ser suficientes para mejorar el tiempo de reacción y la velocidad de procesamiento de la información en el cerebro

Para generar un automatismo como el lingüístico y beneficiarse de él hay que aprenderlo tempranamente y practicarlo con asiduidad y frecuencia. Los maestros, al igual que los padres y cuidadores, tienen un papel importante en esa inducción lingüística múltiple de los primeros años de vida. El estudio y práctica de la música puede tener un efecto similar en la medida en que es también otra forma de lenguaje.

10. Evaluaciones orales

Las exposiciones o los exámenes orales no solo permiten una evaluación muy rigurosa del conocimiento adquirido por los alumnos, sino que, sobre todo, inducen en ellos un tipo de estudio mucho más basado en la comprensión de los materiales y la información que en su simple memorización. Son además métodos que generan una memoria a largo plazo mucho mejor que la que resulta del tipo de estudio consistente en repasar una y otra vez textos o apuntes de una materia.

 En general, los ambientes enriquecidos y todas aquellas actividades mentales o intelectuales que suponen esfuerzo y desafío son más útiles para formar buenas memorias que aquellas que se realizan sin apenas esfuerzo. Tampoco deberíamos despreciar recursos tradicionales en diferentes niveles de la enseñanza como la escritura al dictado, el resumir textos o el memorizar información básica. Reglas de ortografía, fechas históricas, países y sus capitales y accidentes geográficos, son ejemplos históricos nada despreciables, pues constituyen valiosos recursos de memoria implícita que se adquieren por repetición y resultan extraordinariamente útiles como apoyo para posteriores evaluaciones mentales y razonamientos complejos.

Es un hecho comprobado que una enseñanza adecuada tiende a igualar el rendimiento de los sujetos que aprenden y evita con ello contrastes acusados y comparaciones entre esos sujetos que no siempre benefician al proceso educativo.

Ignacio Morgado

Catedrático de Psicobiología de la Universidad Autónoma de Barcelona y autor de Aprender, recordar y olvidar: Claves

http://elpais.com/elpais/2015/10/29/ciencia/1446135253_593995.html