Monthly Archives: julio 2020

klint

LAS PERSONAS ALTAMENTE SENSIBLES (PAS). Viviendo en un mundo de alfileres.

No Comments 190 Views0

La alta sensibilidad se considera un don, una forma especial y muy intensa a nivel emocional de ver y entender lo que nos rodea. Ahora bien, para muchas personas es como habitar en el interior de un globo rodeado de un mundo de alfileres.

Ser altamente sensible (PAS) supone sobre todo prestar, casi de forma instintiva, una mayor atención al detalle y a las sutilezas del entorno. Desmenuzamos cada palabra, cada gesto, cada tono de voz para deducir una información que otras muchas personas no atienden o no perciben.

La Alta Sensibilidad es una característica presente aproximadamente en un 15-30% de la población y que supone una mayor sensibilidad emocional y mayor reactividad en el sistema nervioso central de la persona. También es llamada Sensibilidad Ambiental y fue el doctor Michael Pluess en 2015 quien aportase esa nueva denominación a un concepto ya antes descubierto por otros investigadores.

Quizás el más conocido fuese Iván Pávlov con sus estudios sobre la reactividad sensorial. Más recientemente, a mediados de los años 90, la doctora y psicóloga americana Elaine Aron acuñó el término popular PAS, personas altamente sensibles. El trabajo de Elaine Aron en investigación, lo conocemos como Sensibilidad de Procesamiento Sensorial o «Sensory Processing Sensitivity«. También son cada día más populares los acrónimos PAS y NAS para nombrar a los niños altamente sensibles.

Si bien la Alta Sensibilidad es un campo enorme de investigación donde científicos de todo el mundo están aportando descubrimientos que están haciendo variar el concepto inicial, queremos aquí nombrar la descripción que realiza la Dra. Elaine Aron y que según sus investigaciones se resumen en 4 pilares fundamentales.

PAS Características de la Alta Sensibilidad (Según Elaine Aron)

La Alta Sensibilidad según explica la propia investigadora está ligada a la existencia de 4 factores que deben estar presentes en una persona altamente sensible para ser considerada como tal. Estos son:

  1. Profundidad de Procesamiento.

    Referido a la tendencia a dar vueltas a los mismos pensamientos y a llevar a cabo un análisis profundo de éstos. Evalúa y compara escenas pasadas y las del presente para decidir la acción antes de ejecutarla. Esta sería una de las dos estrategias utilizadas y estudiadas en más especies a la hora de pasar a la acción (pensar y luego actuar) frente a (actuar y luego corregir).

  2. Gran emocionalidad y empatía.

    Manifiesta una gran intensidad emocional en cada una de las emociones. Suele sentirse identificado cuando les hablan de vivir en una montaña rusa de emociones. Tiene mayor capacidad de empatía y presentan más actividad en las zonas del cerebro donde se ubican las neuronas espejo. *The highly sensitive brain: An fMRI study of sensory processing sensitivity and response to others’ emotions. Brain and Behavior, 4, 580-594

  3. Sensibilidad hacia las sutilezas.

    Capacidad para percibir sutilezas a través de los sentidos como olores, sabores, texturas e incluso en el plano visual y de procesamiento suelen percatarse de pequeños detalles no percibidos por el resto de personas.

  4. Sobre estimulación o saturación.

    Los anteriores factores pueden desencadenar saturación y sobre estimulación por el exceso de información y el procesamiento profundo de ésta. *Estudio llevado a cabo por Friederike Gerstenberg y publicado en Personality and Individual Differences en el año 2012.

Otras características de la Alta Sensibilidad

Además de las 4 características destacadas anteriormente y necesarias para determinar si una persona posee el rasgo de la Alta Sensibilidad, existen otras características generales que detallamos a continuación.

  • Suelen manifestar a través de la piel el estrés físico y emocional.
  • Puede sentirse afectada por los ruidos y especialmente con aquellos inesperados.
  • Las luces brillantes pueden ser un estímulo excesivo para la persona altamente sensible y necesite apartarse o regular su exposición a éstas.
  • En el plano emocional vive de manera intensa las decepciones.
  • La creatividad y gusto por las artes suelen estar presentes en personas de Alta Sensibilidad.
  • Los Niños Altamente Sensibles pueden presentarse a priori como tímidos o introvertidos.
  • Prefiere entender la vida desde un punto colaborativo a competitivo.
  • Tiene un concepto general sobre la humanidad y le cuesta entender la existencia de guerras y conflictos bélicos.

Bases neurológicas de la alta sensibilidad

Elaine Aron junto a sus colegas y psiquiatras, como el doctor Arthur B. Lintgen, llevaron a cabo un experimento en el cual, se exponía a dos grupos de sujetos experimentales una serie de estímulos visuales, tanto luces de colores como simples dibujos.

Fue de este modo como pudieron descubrir lo siguiente:

  • Las personas altamente sensibles relacionaban a cada estímulo con una emoción. Sus mecanismos neuropsicológicos asocian los estímulo visuales, auditivos o táctiles con una sensación determinada.
  • Las áreas del cerebro asociadas con la conciencia, la emociones, los sentimientos de empatía y las conocidas “neuronas espejo” están más activadas que en las personas que no presentan una alta sensibilidad.
  • El umbral de dolor de las personas altamente sensibles es muy bajo, de tal modo que una luz intensa o el roce de la ropa puede hacerles daño.
  • La alta sensibilidad se relaciona también con una capacidad excepcional para captar detalles y variaciones en los objetos, entornos o personas. Esto se explica por una mayor activación en las áreas del cerebro involucradas en la asociación de la información visual y en la atención.

Una de las cuestiones más planteadas es si las personas altamente sensibles (PAS) son más proclives a la depresión. La respuesta es sencilla: no más que la mayoría. No obstante, sí sufrirán más la tristeza cotidiana, la decepción, la sensación de sentirse diferentes. No obstante, todo ello no determina la aparición de un estado depresivo.

Lejos de ver lo que te rodea como un escenario lleno de alfileres y de enemigos que nos hacen daño, álzate como tu mejor amigo, disfruta de la música, del arte, de este mundo lleno de maravillosas sutilezas que pueden enriquecerte si lo permites.

Una persona PAS debe ser consciente de su sensibilidad, hacer de su don su fortaleza y entender que la suya es una vida que nace del corazón, una virtud excepcional que los diferencia del resto.

Fuentes: Profesionales de la Alta Sensibilidad. (PAS) ~

La Alta Sensibilidad. Valeria Sabater. La Mente es Maravillosa

Art. Gustav Klimt «Lágrimas de Freyra»

numerology, blue numbers on a black background

SECUENCIA NUMÉRICA 333. Significado. Numerología.

No Comments 309 Views0

Debido a algunas inquietudes sobre la visualización de la REPETICIÓN DE NÚMEROS, hoy empezaremos a desarrollar de a poco las secuencias numéricas, qué son y qué nos quieren decir….🥰
Las SECUENCIAS NUMÉRICAS se nos presentaron siempre, solo que ahora somos más conscientes de ellas, estamos más despiertos…son señales que nos envían nuestros guías, ellos nos hablan a través de los números…pero qué es una secuencia numérica y qué nos quiere decir? Una secuencia numérica está formada por 3 o más números iguales repetidos, cuando se nos presenta, debemos parar para hacer consciente que estábamos pensando en ese momento en que se nos presentó, que pasaba por nuestra cabeza cuando la vimos, que sentimientos o dudas atravesaba nuestros días….
3️⃣ 333 o 3333 Tus maestros y guías te están acompañando y te están llenando de energía positiva. Estás despertando al amor incondicional y no estás solo. Olores, música, plumas, son indicadores. Si tenés alguna pregunta que hacer podes formularla porque tendrás la respuesta. La contestación es siempre sí.
Es una señal de protección, de estar protegido de algún peligro inminente en el plano físico. También estas combinaciones son una manifestación de entidades superiores que desean comunicarte su amor y que podemos contar con su ayuda en lo que necesitemos. 

Ceci Delorenzi – 👉Consultas Numerología ~ W.App +54 341  668 5686

 

limites

¿TE CUESTA FIJAR LÍMITES? Afirma el amor por tí. Louise Hay ~

No Comments 203 Views1

Tal vez te cuesta muchísimo fijar límites y la gente tiende a aprovecharse de ti. Quizá envías un mensaje que dice: «No me valoro ni me respeto. Está bien que me maltrates y te aproveches de mí». Pero esto no tiene por qué seguir siendo así. Hoy mismo comienza a afirmar tu amor y respeto por ti. Mírate con frecuencia en el espejo y afirma: «Te quiero». Por simple que parezca, es una afirmación sanadora muy poderosa. A medida que aumenta nuestro amor por nosotros mismos, nuestras relaciones comienzan a reflejar ese amor y también el respeto.

Yo creo que desarrollamos «zonas de comodidad» en nuestras relaciones con los demás. Estas zonas se forman cuando somos muy pequeños. Si nuestros padres nos trataron con amor y respeto, entonces asociamos esta forma de tratar con la sensación de ser amados. Si, como nos ocurrió a muchos de nosotros, nuestros padres eran incapaces de tratarnos con amor y respeto, entonces aprendemos a sentirnos cómodos con esta carencia. En un esfuerzo por satisfacer nuestras necesidades, por sentirnos amados y cuidados, asociamos el hecho de ser tratados mal con la sensación de ser amados. Esto se convierte en nuestra pauta de conducta, y al haberse formado en la niñez, se transforma en el comportamiento que inconscientemente adoptamos en todas nuestras relaciones.
Creer que el hecho de que te traten mal significa que te quieren, no es patrimonio de ninguno de los dos sexos. Yo creo que este tipo de comportamiento disfuncional se reconoce más en las mujeres porque culturalmente a las mujeres se las anima a expresar vulnerabilidad, y por lo tanto estamos más dispuestas a reconocer cuándo nuestra vida no funciona bien. Sin embargo, las cosas están cambiando, ya que cada vez hay más hombres dispuestos a volver a conectar con su vulnerabilidad. Una buena afirmación para todos es: «Abro mi corazón al amor; estoy a salvo».
El trabajo más importante lo hacemos en nosotros mismos. Desear que cambie nuestra pareja es una forma sutil de manipulación, un deseo de tener poder sobre ella o él. Incluso podría ser una actitud que expresa la idea de que somos mejores que nuestra pareja. Permite que la persona que amas sea como elija ser. Aliéntala a que se explore y descubra a sí misma, a que se ame, se acepte y se valore.

Fuente: Vivir. Louise Hay ~

el-corazón-de-una-mujer-es-el-lugar-más-fuerte-del-mundo

LAS 4 LEYES DEL DESAPEGO PARA LA LIBERACIÓN EMOCIONAL.

No Comments 418 Views0

Es posible que la palabra “desapego” te cause cierta sensación de frialdad e incluso de egoísmo emocional. Nada más lejos de la realidad. La palabra desapego, entendida dentro del contexto del crecimiento personal, supone un gran valor interior que todos deberíamos aprender a desarrollar. Practicar el desapego no significa en absoluto desprendernos de todo aquello que nos es importante, rompiendo vínculos afectivos o relaciones personales con quienes forman parte de nuestro circulo personal. Significa básicamente saber amar, apreciar e involucrarnos en las cosas desde un punto de vista más equilibrado y saludable, liberándonos a su vez de esos excesos que nos ponen cadenas y que nos amarran. Que nos cortan las alas.

La liberación emocional es darnos la opción de vivir con más honestidad de acuerdo a nuestras necesidades, ofreciéndonos a su vez la opción a crecer, de avanzar con conocimiento de causa. Sin dañar a nadie, sin que nadie nos ponga tampoco su cerco camuflado con las cadenas del amor pasional, filial o incluso materno.

Aprendamos, pues, a poner en práctica estas sencillas leyes sobre el desapego…

Primera ley: «Eres responsable de ti mismo»

Nadie va a retirar cada piedra que te encuentres en tu camino, al igual que nadie va a respirar por ti ni se va a ofrecer como voluntario para cargar tus penas o sentir tus dolores.Tú mismo eres artífice de tu propia existencia y de cada paso que das. Así pues, la primera ley que debes tener en cuenta para practicar el desapego, es tomar conciencia de que eres pleno responsable de ti mismo.

✿ Segunda ley: «Vive el presente, acepta, asume la realidad»

En esta vida, nada es eterno, nada permanece, todo fluye y retoma su camino tejiendo ese orden natural que tanto nos cuesta asumir a veces. Las personas estamos casi siempre centradas en todo aquello que ocurrió en el pasado y que, de algún modo, se convierte ahora en una dura carga que altera nuestro presente.
Esas desavenencias familiares, ese trauma, esa pérdida, ese fracaso sentimental o esa frustración no superada. Todo ello son anclas que nos aferran, que ponen cadenas en nuestros pies y anzuelos en nuestra alma. Es un apego tóxico y poco saludable que nos impide avanzar en libertad y plenitud.
Acepta, asume y aunque te cueste, aprende a perdonar. Te hará sentir más liberado y te ayudará a centrarte en lo que de verdad importa, el “aquí y ahora“, este presente donde tienes tu verdadera oportunidad.

✿ Tercera ley: «Promueve tu libertad y permite ser libres también a los demás»

Asume que la libertad, es la forma más plena, íntegra y saludable, de disfrutar de la vida, de entenderla en toda su inmensidad.
No obstante, ello no impide que podamos establecer vínculos afectivos con otras personas, porque también ello forma parte de nuestro crecimiento personal. Saber amar y saber recibir amor.
Asimismo, el desapego implica que nunca debes hacerte responsable de la vida de los otros, al igual que los demás, no deben tampoco imponerte sus principios, sus ataduras o cadenas personales para aferrarte a ellos. Es aquí donde empieza el auténtico problema y los sufrimientos.
Los apegos intensos nunca son saludables, pensemos por ejemplo en esos padres obsesivos que se exceden en la protección de sus hijos y que les impiden poder madurar, poder avanzar con seguridad para explorar el mundo.
La necesidad de “despegarse” es vital en estos casos, ahí donde cada uno debe salir de los límites de la certidumbre para aprender de lo imprevisto, de lo desconocido.

✿ Cuarta ley: «Asume que las pérdidas van a sucederse tarde o temprano»

Volvemos de nuevo a la misma idea: aceptar que, en esta vida, nada puede contenerse eternamente. La vida, las relaciones, e incluso las cosas materiales, terminan desvaneciéndose como el humo que se escapa de una ventana abierta o el agua fresca que resbala por nuestros dedos.
Las personas se irán, los niños crecerán, algunos amigos dejarán de serlo y algunos amores se irán del calor de tu mano… Todo ello forma parte del desapego, y como tal, hemos de aprender a asumirlo para afrontarlo con mayor integridad. Con mayor fuerza. Pero lo que nunca va a cambiar, es tu capacidad de querer. Y debes empezar siempre por ti mismo.

✿ Valeria Sabater (Psicóloga y escritora)

Fuente: Psicología Evolutiva ~

La-técnica-de-creatividad-del-caballo-negro-para-provocar-nuevas-ideas

BUENA SUERTE MALA SUERTE. Cuento ~

No Comments 216 Views1

En una aldea pequeña, hace muchos años, vivía un campesino junto a su único hijo. Los dos se pasaban las horas cultivando el campo sin más ayuda que la fuerza de sus manos. Se trataba de un trabajo muy duro, pero se enfrentaban a él con buen humor y nunca se quejaban de su suerte.

Un día, un precioso caballo negro salvaje bajó las montañas galopando y entró en su granja atraído por el olor a comida. Descubrió que el establo estaba repleto de heno, zanahorias y brotes de alfalfa, así que ni corto ni perezoso, se puso a comer.

El joven hijo del campesino lo vio y pensó:
– ¡Qué animal tan fabuloso! ¡Podría servirnos de gran ayuda en las labores de labranza!

Sin dudarlo, corrió hacia la puerta del cercado y la cerró para que no pudiera escapar.

En pocas horas la noticia se extendió por el pueblo. Muchos vecinos se acercaron a felicitar a los granjeros por su buena fortuna ¡No se encontraba un caballo como ese todos los días!

El alcalde, que iba en la comitiva, abrazó con afecto al viejo campesino y le susurró al oído:
– Tienes un precioso caballo que no te ha costado ni una moneda… ¡Menudo regalo de la naturaleza! ¡A eso le llamo yo tener buena suerte!

El hombre, sin inmutarse, respondió:
– ¿Buena suerte? ¿Mala suerte? … ¡Quién sabe!

Los vecinos se miraron y no entendieron a qué venían esas palabras ¿Acaso no tenía claro que era un tipo afortunado? Un poco extrañados, se fueron por donde habían venido.

A la mañana siguiente, cuando el labrador y su hijo se levantaron, descubrieron que el brioso caballo ya no estaba. Había conseguido saltar la cerca y regresar a las montañas. La gente del pueblo, consternada por la noticia, acudió de nuevo a casa del granjero.

Uno de ellos, habló en nombre de todos.
– Venimos a decirte que lamentamos muchísimo lo que ha sucedido. Es una pena que el caballo se haya escapado ¡Qué mala suerte!

Una vez más, el hombre respondió sin torcer el gesto y mirando al vacío.
– ¿Buena suerte? ¿Mala suerte? … ¡Quién sabe!

Todos se quedaron pensativos intentando comprender qué había querido decir de nuevo con esa frase tan ambigua, pero ninguno preguntó nada por miedo a quedar mal.

Pasaron unos días y el caballo regresó, pero esta vez no venía solo sino acompañado de otros miembros de la manada entre los que había varias yeguas y un par de potrillos. Un niño que andaba por allí cerca se quedó pasmado ante el bello espectáculo y después, muy emocionado, fue a avisar a todo el mundo.
Muchísimos curiosos acudieron en tropel a casa del campesino para felicitarle, pero su actitud les defraudó; a pesar de que lo que estaba ocurriendo era algo insólito, él mantenía una calma asombrosa, como si no hubiera pasado nada.

Una mujer se atrevió a levantar la voz:
– ¿Cómo es posible que estés tan tranquilo? No sólo has recuperado tu caballo, sino que ahora tienes muchos más. Podrás venderlos y hacerte rico ¡Y todo sin mover un dedo! ¡Pero qué buena suerte tienes!

Una vez más, el hombre suspiró y contestó con su tono apagado de siempre:
– ¿Buena suerte? ¿Mala suerte? … ¡Quién sabe!

Desde luego, pensaban todos, su comportamiento era anormal y sólo le encontraban una explicación: o era un tipo muy raro o no estaba bien de la cabeza ¿Acaso no se daba cuenta de lo afortunado que era?

Pasaron unas cuantas jornadas y el hijo del campesino decidió que había llegado la hora de domar a los caballos. Al fin y al cabo eran animales salvajes y los compradores sólo pujarían por ellos si los entregaba completamente dóciles.
Para empezar, eligió una yegua que parecía muy mansa. Desgraciadamente, se equivocó. En cuanto se sentó sobre ella, la jaca levantó las patas delanteras y de un golpe seco le tiró al suelo. El joven gritó de dolor y notó un crujido en el hueso de su rodilla derecha.

No quedó más remedio que llamar al doctor y la noticia corrió como la pólvora. Minutos después,  decenas de cotillas se plantaron otra vez allí para enterarse bien de lo que había sucedido. El médico inmovilizó la pierna  rota del chico y comunicó al padre que tendría que permanecer un mes en reposo sin moverse de la cama.

El panadero, que había salido disparado  de su obrador sin ni siquiera quitarse el delantal manchado de harina, se adelantó unos pasos y le dijo al campesino:
– ¡Cuánto lo sentimos por tu hijo! ¡Menuda desgracia, qué mala suerte ha tenido el pobrecillo!

Cómo no, la respuesta fue clara:
– ¿Buena suerte? ¿Mala suerte? … ¡Quién sabe!

Los vecinos ya no sabían qué pensar ¡Qué hombre tan extraño!

El chico estuvo convaleciente en la cama muchos días y sin poder hacer nada más que  mirar por la ventana y leer algún que otro libro. Se sentía más aburrido que un pingüino en el desierto pero si quería curarse, tenía que acatar los consejos del doctor.

Una tarde que estaba medio dormido dejando pasar las horas, entró por sorpresa el ejército en el pueblo. Había estallado la guerra  en el país y necesitaban reclutar muchachos  mayores de dieciocho años para ir a luchar contra los enemigos.  Un grupo de soldados se dedicó a ir casa por casa y como era de esperar, también llamaron a la del campesino.

– Usted tiene un hijo de veinte años y tiene la obligación de unirse a las tropas ¡Estamos en guerra y debe luchar como un hombre valiente  al servicio de la nación!

El anciano les invitó a pasar y les condujo a la habitación donde estaba el enfermo. Los soldados, al ver que el chico tenía el cuerpo lleno de magulladuras y la pierna vendada hasta la cintura, se dieron cuenta de que estaba incapacitado para ir a la guerra; a regañadientes, escribieron un informe que le libraba de prestar el servicio  y continuaron su camino.

Muchos vecinos se acercaron, una vez más, a casa del granjero. Uno de ellos, exclamó:
– Estamos destrozados porque nuestros hijos han tenido que alistarse al ejército y van camino de la guerra. Quizá jamás les volvamos a ver,  pero en cambio, tu hijo se ha salvado ¡Qué buena suerte tenéis!

¿Sabes qué respondió el granjero?…
– ¿Buena suerte? ¿Mala suerte? … ¡Quién sabe!

Adaptación de un antiguo cuento chino.

bendicion

ANTIGUA BENDICIÓN IRLANDESA.

No Comments 80 Views0

Que el camino salga a tu encuentro.
Que el viento siempre esté detrás de ti y la lluvia caiga suave sobre tus campos. Y hasta que nos volvamos a encontrar, que Dios te sostenga suavemente en la palma de su mano.
Que vivas por el tiempo que tú quieras, y que siempre quieras vivir plenamente.
Recuerda siempre olvidar las cosas que te entristecieron, pero nunca olvides recordar aquellas que te alegraron. Recuerda siempre olvidar a los amigos que resultaron falsos, pero nunca olvides recordar a aquellos que permanecieron fieles.
Recuerda siempre olvidar los problemas que ya pasaron, pero nunca olvides recordar las bendiciones de cada día. Que el día más triste de tu futuro no sea peor que el día más feliz de tu pasado.
Que nunca caiga el techo encima de ti y que los amigos reunidos debajo de él nunca se vayan.
Que siempre tengas palabras cálidas en un anochecer frío, una luna llena en una noche oscura, y que el camino siempre se abra a tu puerta.
Que vivas cien años, con un año extra para arrepentirte.
Que el Señor te guarde en su mano, y no apriete mucho su puño.
Que tus vecinos te respeten, los problemas te abandonen, los ángeles te protejan, y el cielo te acoja.
Y que la fortuna de las colinas irlandesas te abrace.
Que las bendiciones de San Patricio te contemplen.
Que tus bolsillos estén pesados y tu corazón ligero.
Que la buena suerte te persiga, y cada día y cada noche tengas muros contra el viento, un techo para la lluvia, bebidas junto al fuego, risas para que te consuelen aquellos a quienes amas, y que se colme tu corazón con todo lo que desees. Que Dios esté contigo y te bendiga, que veas a los hijos de tus hijos, que el infortunio te sea breve y te deje rico en bendiciones.
Que no conozcas nada más que la felicidad. Desde este día en adelante, que Dios te conceda muchos años de vida, seguro Él sabe que la tierra no tiene suficientes ángeles.

Se trata de una antigua bendición irlandesa, de autor anónimo, aunque la tradición la atribuye al mismo San Patricio.~

numerology, blue numbers on a black background

SECUENCIA NUMÉRICA 111. Significado. Numerología.

No Comments 210 Views0

La secuencia de números nos está llamando mucho la atención, no quiere decir que esto antes no sucediera, sino que es en este momento que estamos despertando y estamos mucho más atentos a los mensajes que nos envían nuestros guías, nuestros ángeles para ayudarnos a transitar este aprendizaje terrenal.
La secuencia 1️⃣1️⃣1️⃣ o más está asociado al flujo de energías tanto externas como internas de las personas, como la electricidad, el agua, la energía sexual, etc…Dicha energía se entiende como aquellos valores como el optimismo, la motivación, a los nuevos inicios con esperanza y que toda personas precisa en ciertos momentos de la vida para salir adelante de problemas y preocupaciones.
El 111 significa un despertar interior de la persona en todos sus niveles como el espiritual y que se puede extrapolar en todos los ámbitos de su vida.
Cuando esta secuencia numérica se nos presenta debemos observar cuidadosamente nuestros pensamientos, 💡 y asegurarnos de pensar solamente lo que deseamos y no lo que no deseamos, quizás estamos enfocados en la energía negativa de algo que nos está sucediendo, es un llamado de atención para que nos corramos de esta energía para así aprovechar este portal de oportunidad desplegándose, nuestros pensamientos se están manifestando en lo físico a velocidades record. El 111 es como una luz brillante de un foco, es el universo que ha tomado una foto instantánea 📷 de tus pensamientos y te los está mostrando.
Debemos estar atentos a nuestros pensamientos, es normal y totalmente natural que algún pensamiento negativo nos atraviese, pero no dejemos que se instale, dejémoslo manifestarse pero nunca instalarse y ser parte habitual de nuestros pensamientos…
Gracias, gracias, gracias!!! 🥰🙏💗
Ceci Delorenzi👉Consultas #NumerologíaW.App +54 341  668 5686
86479054_10156911433237344_8546572572114812928_o

¿POR QUÉ SE DICE QUE «EL ALMA PESA 21 GRAMOS»? ¿TIENE ALGÚN SENTIDO?

No Comments 170 Views0

Es posible que muchos lectores hayan visto la película 21 gramos (Alejandro González Iñárritu), en la que Sean Penn, Naomi Watts y Benicio Del Toro, entre otros, interpretan una serie de historias cruzadas en torno a un accidente automovilístico. Guillermo Arriaga, el guionista, tomó el título de un episodio histórico que ya había contado en 1931 el escritor francés André Maurois en su novela «El pesador de almas»: el experimento realizado a principios del siglo XX por el doctor Duncan MacDougall, con el que pretendía demostrar su teoría de que el peso que las personas pierden al fallecer se debe al alma que se libera del cuerpo.

Duncan MacDougall ejercía la medicina en Haverhill, Massachusets. Nacido en 1886, su etapa anterior como galeno no tiene mayor trascendencia. Es a partir de 1901 cuando entra en la Historia al plantear la hipótesis de que la leve pérdida de peso que experimentan los cadáveres al poco del óbito podría deberse a la marcha del alma, lo que implicaría que ésta no sólo existiría sino que tendría masa y por tanto, podría medirse. Tan inaudito planteamiento no hubiera tenido mayor trascendencia de no ser porque MacDougall se propuso demostrarlo científicamente, siguiendo la línea de experimentos grotescos propia del momento.

Para ello seleccionó a seis pacientes de residencias de ancianos que estaban a punto de morir. Tenían edades, orígenes y enfermedades diferentes. Cuando uno entraba ya en fase agónica lo trasladaba a una cama especial, especialmente diseñada para calcular el peso del paciente con todo lo demás, desde su ropa a las sábanas y mantas. Su precisión era industrial, con un mínimo margen de error de 0,28 gramos.

El primer sujeto en morir fue perdiendo peso a un ritmo de una onza por hora (28,7 gramos), hasta que dejó de respirar y la cantidad se disparó de pronto a 0,75 onzas (21,2 gramos) y así sucesivamente registrando todos pesos distintos.

Paralelamente a la investigación con los ancianos, MacDougall llevó a cabo otra con quince perros. Se supone que los animales no tienen alma o, al menos, no de la misma categoría que el hombre, por lo que podía ser interesante comprobar los resultados. En cualquier caso, consignó que los cuerpos de los perros no experimentaron una pérdida de peso apreciable.

Las conclusiones del estudio no se publicaron hasta seis años después. Fue en abril de 1907, en las prestigiosas revistas Journal of the American Society for Psychical Research y American Medicine, bajo el pomposo título: El alma: hipótesis relativa a la sustancia del alma junto a una evidencia experimental de la existencia de dicha sustancia. Pero el mes anterior The New York Times ya había tenido acceso al texto, publicando un artículo titulado «El alma tiene peso, opina un médico».

Inmediatamente, la comunidad científica rechazó de plano el trabajo de MacDougall por considerarlo defectuoso en fondo y forma. Criticaron su sistema de pesaje, al que consideraban insuficientemente exacto para un objetivo de esas características, así como el escaso número de sujetos empleados, que se quedaba muy lejos del mínimo idóneo; respecto a esto último, el propio MacDougall reconoció que debería repetirse la investigación con un número de pacientes adecuado. También se le reprochó utilizar los datos de forma selectiva, como elegir los 21 gramos del primer paciente como resultado efectivo sin tener en cuenta los demás.

El reputado médico Augustus P. Clarke advirtió que en el momento de la muerte se produce un aumento repentino de la temperatura corporal debido a que los pulmones dejan de introducir aire, lo que provoca una sudoración póstuma; esos 21 gramos que faltaban podían obedecer a ese agua perdida. Asimismo, explicó que los perros carecen de glándulas sudoríparas, por lo que al morir no perderían peso por ellas, como los humanos. MacDougall le replicó que aparte de parar los pulmones también lo hacía el corazón y, por tanto, no se produciría tal calentamiento al no haber circulación sanguínea. Se inició así un interesante debate entre ambos galenos en las páginas de American Medicine que se prolongó durante varios meses.

Hoy en día, claro, la hipótesis de los 21 gramos del alma está descartada por el mundo académico. Se considera que en 1901 no había tecnología para declarar con exactitud el momento de la muerte, que las conclusiones se dedujeron del análisis de un único paciente obviando los demás, que el número de sujetos de la muestra era demasiado pequeño para considerarla significativa y que el método empleado para pesar los cuerpos carecía de la precisión adecuada. Es decir, las mismas objeciones que ya se habían hecho en 1908.

En cuanto a MacDougall, no se dio por vencido e insistió en su idea de cuantificar el alma, sólo que cambiando el punto de vista. Así, en 1911 se le ocurrió intentar obtener fotografías de almas en el momento de dejar el cuerpo y aseguró haber plasmado «una luz parecida a la del éter interestelar». Puede sonar un tanto estrambótico sin embargo, llegó a creerse que esa fotografía había captado lo que el ojo humano no podía ver.

De todas maneras, MacDougall no volvió a repetir el experimento del peso y sólo pudo averiguar la verdad el 15 de octubre de 1920; la fecha en que murió.

Y más allá de esta historia que permanece a través del tiempo, resulta muy romántico pensar que el alma tiene peso… ¿verdad?

Fuente: La Brújula Verde

kinti

KINTI. Productos Naturales para el cuidado del cuerpo.

No Comments 209 Views0

Hola queridos amig@s!!! los invito a conocer KINTI, un negocio de desarrollo local en Rosario (Argentina). Encontrarás productos naturales para el cuidado del cuerpo, amigables y respetuosos del medio ambiente
Coherencia y armonía entre el ser humano y la naturaleza.
Pequeños cambios, grandes logros…
Cuidar del medioambiente es proteger al planeta en el que vivimos. Adquiriendo hábitos o costumbres sencillas que permitan reducir la contaminación, ahorrar energía y conservar los diferentes recursos naturales es nuestra forma de lograrlo…
No esperes a mañana, el tiempo es hoy, cuidar del planeta es responsabilidad de todos y todos somos parte del cambio, que esperas para poner tu granito de arena para la construcción de un mundo mejor…todo lo que hoy hacemos a favor del planeta nos vuelve…
Ayudanos a crear conciencia, por vos, por mi, por todos.
Dejá tu msje en Instagram kinti_productosnaturales
Msjes W.App +54 341 668-5686