UN TRABAJO CON CORAZÓN.

No Comments 207 Views1


2

Tal vez tienes un trabajo en el que sientes que no avanzas, o quizá no te gusta, o tienes la impresión que estás ocupando tu tiempo solamente para conseguir dinero. Podemos llamarlo ¨trabajo nutritivo¨,  el que te mantiene. También puede ser  que actualmente estés desocupado y el que tuviste haya sido el adecuado para una etapa de tu vida…

¿Te quejas? pues  si vives en un mundo de insatisfacción encontrarás ese mundo a cada paso.

Atención, el pensamiento y sentimiento que tengas sobre tu trabajo irá con vos. Acepta, bendice tu actividad actual y organízate para comenzar a hacer aquello que realmente te gusta. No es necesario de momento, que renuncies al puesto que te permite pagar la renta de tu casa y lo necesario para sustentarte. La propuesta es que dediques una hora en el día o tal vez una a la semana… pueden sumar 365 horas al año !!!

Dale sentido a tu acción, que cuando estás conectado con aquello que verdaderamente te gusta, con lo que te sale naturalmente, vas a valorar los dones que trajiste….sea arreglar una bicicleta, ser docente, vendedor, masajista, enfermero, arquitecto o pintar un cuadro, cumplirás tu ley personal, tu propósito.

Tal vez estés tan ¨mecánicamente programado¨ para ir de tu trabajo a tu casa, enrollado en tu cotidiano que hasta hayas olvidado qué talentos tienes. Todos los tenemos! No fuiste seleccionado para ¨no tenerlos¨. Por lo tanto es necesario que apagues luces, sonidos y emociones del exterior por un rato… y sientas, escuches y visualices aquella actividad con la cual pierdes noción del tiempo, que podrías pasarte una noche desvelado y que aunque ganaras la lotería mañana mismo seguirías haciéndola…

¨No mueras con la música dentro de ti¨, decía Wayne Dyer.  Ama lo que haces, y entrégalo a los otros.

Ahí está el éxito !!! y la Vida te mostrará el camino hacia la prosperidad y la abundancia.

Algunas afirmaciones para acompañarte:

Bendigo con Amor mi trabajo actual.

Hay personas que buscan exactamente lo que yo ofrezco y nos encontramos.

Acepto un trabajo en el que se aprovechen todos mis dones y capacidades. 

Es una alegría para mi ir a trabajar cada día porque es un trabajo que me gratifica profundamente.

Agradezco los buenos ingresos que obtengo con mi trabajo.

Por Irma Velez para ReCicladas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *