COMO DISOLVER HÁBITOS NEGATIVOS. La chica con «enfado crónico».

No Comments 123 Views0


fondo2

En ese momento me estremezco internamente al recordar la cantidad de energía que he gastado durante años quejándome de todo: desde lo ocupada que estaba, hasta de lo que hacía o dejaba de hacer. Antes de entender el poder de mis propios pensamientos, había permitido que esta «quejica interna», la chica con enfado crónico, tuviera vía libre en mi mente y en mi boca. Siempre se quejaba de las mismas cosas, como si quejarse de ello mejorara las cosas.
—La mayoría de las personas han desarrollado el hábito de quejarse siempre mentalmente —me dice Louise—. Cada vez que hacemos esto, expresamos una afirmación, una afirmación muy negativa.
Cuanto más nos quejamos, más razones hallamos para seguir haciéndolo. La Vida nos da siempre aquello en lo que nos concentramos. Es un pez que se muerde la cola. Nos convertimos en eternas víctimas de Ella.
—Entonces sentimos que estamos encalladas en el surco —añado yo—. Que hemos de volver a ponernos al volante y hacernos cargo de nuestro pensamiento.
—Sí. La única persona que puede detener estos deslices negativos es la que siempre se está quejando. Pero primero se ha de dar cuenta de lo que está haciendo. Segundo, se ha de dar cuenta de cuándo lo está haciendo. Hasta que no reconocemos que estamos repitiendo una afirmación negativa no podemos cambiarla. Cuando una persona rompe este hábito autodestructivo, observa que va dejando de ser una víctima para convertirse en la creadora consciente de su vida.
El proceso es idéntico, tanto si el hábito que queremos disolver es quejarse como cualquier otro. Observa que he dicho disolver, no romper. Cuando rompemos algo, siempre quedan trocitos. Cuando disolvemos algo, la experiencia entera desaparece. Algunos hábitos nos ayudan y otros nos perjudican. Hemos de seleccionar los que contribuyen a crear amor y felicidad, prosperidad, buena salud, y una mente feliz y tranquila.
—Luego, hemos de recordar quién creó los hábitos con los que estamos viviendo y quién es el jefe.
—Sí. Si hay algo negativo en nuestra vida, hemos de descubrir cómo estamos contribuyendo a que siga en ella. ¿Qué estamos haciendo para atraer y mantener condiciones negativas en nuestro mundo?
Todos somos poderosos creadores que siempre estamos creando. Por experiencia sé que para ser felices es de vital importancia ser conscientes de nuestra verborrea mental negativa. ¿En qué estamos pensando? ¿Por qué tenemos ese pensamiento? ¿Qué nos está creando este pensamiento en nuestro mundo?
Cuando te das cuenta de este hábito, lo siguiente es dejar de culpabilizarte por tener estos pensamientos. Por el contrario, has de disfrutar al observar lo que estás haciendo. Te podrías decir: No me extraña que haya tenido esta reacción negativa. Ha sido porque tengo este pensamiento negativo. Ahora, quiero ser consciente de él cada vez que surja para poder disolver el hábito. Y la próxima vez que te des cuenta de que has vuelto a las andadas, di: ¡Vaya! Me he vuelto a dar cuenta, es fabuloso; forma parte del proceso de disolución. Voy a conseguirlo. Cuando estamos en el proceso de disolver un hábito negativo, hemos de alegrarnos. Lo que importa es estar en el presente, o ver el futuro con una visión lo más positiva posible.

Fuente: «Tú puedes crear una vida excepcional».  Louise L. Hay y Cheryl Richardson ~

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *