CURARSE DEL DUELO DEL DIVORCIO. Louise Hay y David Kessler ~

No Comments 405 Views0


ruptura

Cuando un matrimonio se divorcia, es bastante habitual que los interesados se pregunten cuáles han sido las razones de la ruptura. ¿Quién hizo qué a quién? Pero hemos de recordar que estas razones sólo son parte de la historia secundaria. Hay otra historia primaria mucho más importante, que trata sobre su amor, su vida y el viaje de su alma. Su objetivo no es librarse de su duelo, sino ver un futuro feliz y eliminar todas las barreras —todo lo que no le sirve— que se interpongan en su camino para conseguirlo. Ha de encontrar la manera de perdonar a su pareja. Por mucho que le cueste, eso será lo que acabará liberándole. Guardar rencor es como si se tomara un veneno con la esperanza de que sea la otra persona la que muera. Si hay una tercera persona implicada en el divorcio, haga todo lo posible por perdonarla también a ella. Perdonar a todos los implicados puede suponer un reto difícil de superar, pero la voluntad de hacerlo es lo único que necesita para empezar.

Estoy dispuesto a perdonar

En la curación de su duelo por el divorcio usted deberá responsabilizarse de su propia vida. Para lograr la sanación completa y permitir que ese duelo sea curativo, tendrá que dejar de ser la víctima. Tanto en su matrimonio como en sus relaciones, cada vez que sucede algo que usted juzga como bueno o malo, siempre hay un denominador común: usted. Usted ha estado presente en todas las situaciones, así que algo tendrá que ver. Aunque no pueda ver su responsabilidad en todas las situaciones, quizás en la visión global pueda darse cuenta de que su alma ha elegido distintos tipos de experiencias para aprender y evolucionar.

En última instancia, deberá concederse ese amor que está buscando. Con esto no nos estamos refiriendo a que usted se quiera tanto que no vuelva a necesitar o a desear tener otra relación. Pero esperamos que si puede encontrar el amor dentro de sí mismo, no iniciará el próximo capítulo de su vida como un depósito vacío que necesita que alguien lo llene. Será una persona completa con mucho amor, capaz de transmitirlo a todas las personas y a todas las situaciones.

El duelo es el momento para llorar por todo lo que se ha perdido: los sueños que se han roto, la pérdida de la esperanza por un matrimonio que pensaba que iba a ser para toda la vida. No obstante, cuando pueda lograr la dulce aceptación de que todo lo que ha sucedido, realmente ha sucedido, descubrirá que el duelo también es un momento de renovación, reconstrucción y reforma. Ahora tiene la oportunidad de volver a crearse desde cero. ¿Cómo será usted después de su divorcio? No deje un vacío para que los demás o su pasado lo llenen y le condicionen. Elija quién quiere ser. Éste es un capítulo nuevo y tiene la oportunidad de volver a empezar. Si está pensando: «Es demasiado tarde para mí para volver a empezar», tenga en cuenta que no es más que un pensamiento y que no es cierto. Mientras siga en este planeta, nunca es demasiado tarde para volver a empezar.

Puede ver su divorcio como cualquier otra etapa de la vida, considerarla buena o mala, verla como una etapa trágica o bien de crecimiento. Todo matrimonio puede ser un éxito, dure lo que dure. Ninguna expareja controlará su futuro, sólo usted. Las cosas buenas llegarán a raíz de que pueda ver el potencial de felicidad que tiene en su futuro. Esto lo conseguirá desapegándose de su pasado con su pareja; practicando el perdón, pensando primero en sus hijos; e incluso, por primera vez, pensando primero en usted.

¿Quiere vivir en el pasado o prefiere concentrarse en el presente y en su ilimitado potencial para amar y ser feliz?

Fuente: Usted puede sanar su corazón. Louise L. Hay y David Kessler ~

👉Si quieres profundizar estos temas despertando una mente positiva y resiliente, comunicate por msje.W.App: +54 341 3031685 ~
#LouiseHayRosario 🌷

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *