BASTA DE GENTE TÓXICA.

No Comments 536 Views0


personas-toxicas

Todos en algún momento de nuestra vida nos encontramos con personas problemáticas: agresivos, celosos, manipuladores, envidiosos, chismosos, autoritarios, hipócritas, descalificadores, criticones insaciables, quejosos…¿ya los estás identificando? ¿estás conviviendo con alguno de ellos? … ¿en la familia, en el trabajo, en las reuniones de amigos, en el barrio…? Te oprimen, no permiten que te expreses tal como eres y finalmente terminan controlando tu vida, imponiendo sus propias reglas…

Es gente tóxica, gente negativa, difícil, la que te abruma, te cambia el día, la cara, la actitud… Y así las cosas, te preguntas: ¿qué hago?

Cada vez que resulte necesario puedes recurrir a estas 5 ideas para ir superando y transformando de manera positiva estas situaciones.

  • Si mis sentimientos provienen de mis pensamientos. Cambia el pensamiento y cambiará el sentimiento.

    Por ejemplo, si te digo que pienses es un pájaro, puedes elegir si ese pájaro que te imaginas es  es un gorrión, un canario o un águila… ¿quién te lo dijo? pues ha sido tu mente! quiere decir que solamente tú eres quien piensa en tu cabeza… yo no lo puedo saber! Por lo tanto,  ¿es esa persona tóxica la que controla lo que piensas o tú? Tus pensamientos son tuyos, exclusivamente tuyos y puedes hacer con ellos lo que quieras: conservarlos, desecharlos, o cambiarlos… Ninguna otra persona puede meterse en tu cabeza. Solamente tú  eres el dueño de tus pensamientos. Por eso, deja de pensar en esas personas y situaciones tóxicas, no inviertas más capital de tu energía.  Hay una cantidad infinita de canales a nuestra disposición para que lleguen las soluciones que necesitas porque cambiando el pensamiento, cambia la percepción.   No te cierres, al contrario, ábrete a esta posibilidad.

  • ¡Cuidado! Quedamos atrapados en nuestra propia mente porque el temor a atrae más temor. 

    Una de las relaciones más tóxicas que tenemos es la que mantenemos con nuestra propia mente. Ella nos habla, anticipa, recuerda, y nos pide que le seamos fieles, ¡cuidado! Hay mucho idilio con el pasado, porque nos cuesta cambiar y  por eso nos quedamos atascados, enganchados en lo que dijo, hizo o como me hizo sentir… En esos momentos precisos se trata de tomar la mente como un recurso válido para acercarnos a nosotros mismos, es decir ¨volver a nosotros, para conectar con los otros¨.

  • Estar bien con nosotros mismos. Sembrar confianza y nuestra propia aprobación. 

    Viviendo en sociedad hacemos de la aprobación del otro nuestra norma de vida, pues entonces si permites que la opinión de los demás sea más importante que la tuya, seguramente resultarás el blanco preferido del manipulador, del descalificador y del envidioso… ¿Qué puedes hacer? Cualquier paso, por pequeño que sea en dirección a tener independencia física, mental y emocional, tú darás la prioridad según consideres, te está permitiendo alejarte del control de estas personas tóxicas. ¡Adelante, continúa!

  • Todo problema tiene una solución. Todo enredo puede desenredarse. ¿Estás dispuesto a solucionarlo o estás avivando el fuego? 

    Si realmente quieres una solución es imprescindible que dejes de insistir en pedirla a los otros o al destino.  Por supuesto, puedes pedir ayuda, alguien que te asesore  y guíe específicamente en la situación,  sin embargo, es nuestra responsabilidad participar del trabajo. Es necesario que te respondas sinceramente: ¿qué estoy haciendo para solucionar este conflicto? ¿estoy avivando el fuego…? Recuerda lo que decía Einstein: “Ningún problema puede ser resuelto en el mismo nivel de consciencia en que se creó”. Te recomiendo dos cualidades  para desplegar: de constancia y paciencia.

  • No caigas en su juego. Aprende a decir basta, hasta aquí, suficiente, no quiero más… 

    Cuando permitimos que personas negativas llenen nuestra vida, nos resulta mucho más difícil mantenernos positivos nosotros. no te dejes arrastrar por los pensamientos negativos de otras personas. Y si empezamos a usar las palabras y expresiones: basta, ya es suficiente, no quiero más… Empieza a respetarte y escucharte, de lo contrario te resultará muy difícil salir de este círculo vicioso de insatisfacciones y terminarás convirtiéndote en tóxico… Ten presente que  ¨la mejor forma de vencer a un enemigo, es no parecérsele…¨

El desafío fundamental es encontrar balance, entre lo interior y el exterior, lo que piensas, lo que sientes y lo que sucede afuera. Si pierdes la paz por causa externa, por esa persona tóxica, revisa que es lo que pasa en tu interior, por qué te has dejado llevar.  ¨Como es afuera es adentro¨.

Cambia tu forma de ver las cosas y las cosas cambiarán de forma.

Wayne Dyer

Por Irma Vélez para ReCicladas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *