DEJEMOS DE ASUSTARNOS.

No Comments 551 Views1


SAMSUNG CAMERA PICTURES

Sufrimos más con aquello que imaginamos que con lo que sucede en realidad…

Nos llenamos de miedo con pensamientos anticipatorios aterradores, y lo único que logramos es empeorar la situación. Es sin duda, una forma terrible de vivir. Amanecemos y nos vamos a la cama imaginando novelones para nuestras vidas…

Puede que estés enfermo, que tengas problemas con tu pareja, en el trabajo, en la economía… es parte de la vida. Estas circunstancias no mejorarán agregando sobresaltos.

El miedo es una importante limitación que crea nuestra mente. No te asustes a vos mismo, sé tolerante con esos pensamientos negativos  y mientras tanto para de crear o recrear circunstancias de temor.

Cuando estés abrumado puedes protegerte y abandonar esas ideas introduciendo nuevas pautas mentales diciendo afirmaciones.   Otra alternativa es cambiar  esos pensamientos por imágenes agradables y hasta recordar como es el aroma o textura de tu flor preferida…. Distrae tu cerebro para cambiar tu estado.

No  se trata de luchar contra tus pensamientos negativos. Date por enterado de su presencia y continúa adelante dejándolos atrás, poniendo en práctica estas estrategias.   No te ahogues en el mar de tus miedos.

Nada nos viene totalmente de afuera, todo es el reflejo de pautas mentales que llevamos dentro.

Y te propongo que hagas este breve ejercicio para centrarte… te animas? Puedes repetirlo todas las veces que lo necesites, especialmente cuando tengas miedo.

Tómate un respiro…

Hacemos una pausa y nos conectamos con nuestra respiración,  apagamos ese ruido externo que a veces nos confunde tanto… un momento… Recorre tu cuerpo desde la planta de los pies hasta la coronilla, imaginando un hilo de luz brillante que te sostiene. Abandona todo control por un momento.  Siente, escucha y recorre imaginariamente tu cuerpo. Respira… respira… respira…

Afirma:

Me permito estar en paz. 

Ahora estoy superando todos los pensamientos negativos que me limitan.

Penetro ahora en un nuevo espacio de conciencia, porque en mi mente tengo libertad.

Por Irma Vélez  para ReCicladas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *