ECLIPSE TOTAL DE SOL del 21 de Agosto de 2017.

No Comments 1030 Views0


1071194842

Aquí llega la segunda Luna Nueva en Leo, y eclipse total de Sol, que se vivirá en su totalidad a través de los Estados Unidos. Si bien se cree que su efecto más potente es en aquellos lugares donde se ve, todos aquellos con planetas, especialmente el Sol, la Luna o/y el Ascendente, en los últimos grados de los signos fijos (Tauro, Leo, Escorpio y Acuario) sentirán estas fuerzas magnéticas de una forma extraordinaria.

Siempre se ha creído que los eclipses totales de Sol, son un omen de desastre y catástrofe. Como estoy escribiendo esto bajo la influencia de la Luna Llena de mañana que también es un eclipse, aunque parcial de Luna, si prestamos atención a lo que está ocurriendo este fin de semana en el mundo y en nuestra propia vida, podremos sacar algunas conclusiones de en qué manera estos movimientos cósmicos afectan nuestra vida.

Este fin de semana ya han habido explosiones, derrumbamiento de edificios, accidentes mortales, para todos esos envueltos en esos eventos, obviamente este eclipse parcial y luna llena ha sido catastrófico. Pero no todos estamos allí. Aún así, estos aspectos cósmicos coinciden con situaciones de cambios importantes en nuestra vida, o por lo menos con la toma de consciencia de la necesidad de ello.

El eclipse total de Sol del 21 de Agosto, es parte de un grupo de eclipses de los llamados ciclos Saros, del griego “repetir”, éste en particular perteneciendo al ciclo Saros 145. Estos ciclos fueron descubiertos por los Babilonios. Como algunos de estos ciclos duran miles de años, ante la imposibilidad de observarlos en su totalidad, a veces nos parecen no tener ningún sentido o coordinación. Pero si miramos estos patrones a través de los siglos entonces un patrón emerge y para los años 750 antes de Cristo, los Babilonios podían predecir estos eclipses bastante exactamente y comprendieron que estos ocurren en Series y cada una de estas series producen eclipses cada 18-19 años. Normalmente comienzan en los polos Norte y Sur y se desarrollan hacia el Ecuador, como si de una flor   abriéndose se tratase, circulando alrededor de nuestra Tierra.  Puede haber al mismo tiempo unas 40-42 series de eclipses desplazándose de polo a polo, de Norte a Sur y de Sur a Norte.

Como ya hemos visto, los eclipses ocurren para lunaciones que se forman en una distancia máxima de 18º de los Nodos Lunares, éste en particular (24º Leo) a 4º de distancia del Sol y la Luna (28º Leo), con la agregada energía de Marte a 20º Leo. Este eclipse también se forma cuando Saturno y Lilith forman una conjunción exacta a 21º de Sagitario en cuadratura a Neptuno y Quirón en Piscis. Posiblemente esta combinación nos convoca a luchar por re-establecer el orden, donde creamos que es necesario de acuerdo a nuestras creencias, a nuestro concepto de la Verdad. Considerando que nuestro concepto de la Verdad varía tanto de acuerdo con nuestro acondicionamiento cultural y familiar, podemos contar con conflictos más acalorados que lo normal. Pienso en aquellos países cuya carta astral tenga planetas dentro de estos parámetros, como Venezuela ( que tiene Saturno en los 20º de Sagitario, por tanto experimentando un retorno de este planeta) y por supuesto en los Estados Unidos (Ascendente en Sagitario).

Si consideramos que ocurre en los últimos grados de Leo, unas horas después que se forme exacto, la Luna se habrá movido a Virgo, pasando del signo del Yo, como centro del universo, a SERVIR. Mercurio, el regente de Virgo se encontrará retrógrado para el Eclipse, por tanto podemos asumir, que concluye una época donde la necesidad de encontrar nuestro centro, expresar nuestra creatividad y descubrirnos desde el corazón (Leo) nos lleva a usar esa creatividad y ese centro, para SERVIR a los demás. Sería interesante si muchos políticos pudiesen hacer esta transición en beneficio de la gente que gobiernan.

Lo más llamativo de este eclipse (para alguno de nosotros), es que coincide exactamente con el Ascendente de Donald Trump (29º Leo) y su Marte natal (27º Leo). Tomando en consideración que Trump nació en un Eclipse Lunar, a 21º Sag-Géminis por tanto la conjunción Saturno-Lilith que ocurre a los 21º de Sagitario para el eclipse, también activa su Sol-Urano en Géminis y su Luna en Sagitario que están alineados con los Nodos Lunares. Todos estos aspectos potentes que describen la situación en la que se encuentra y sin espíritu de querer hacer predicciones negativas, podemos asumir que no será el momento más fácil de su vida. Mucha oposición y confrontación, un antes y un después en su vida, que habrá que esperar y observar como lo maneja. A propósito, en el último eclipse de esta serie, anterior a éste, en 1999, murió el padre de Trump.

Desde mi punto de vista sus temores e inseguridades estarán más elocuentes que nunca, pero por supuesto que dependerá de su grado de consciencia y habilidad de aprender de sus errores, aunque esto sea difícil de ver, ya que continúa culpando a los demás por las cosas que hace y dice.

Esta serie Saros 145, en particular, nos muestra eclipses totales de Sol en los años:

 1927 Jun 29  06:23:27    
 1945 Jul 09  13:27:45     
 1963 Jul 20  20:36:13    
 1981 Jul 31  03:46:37    
 
 1999 Aug 11  11:04:09:

Estos son algunos de los eventos cuando tuvimos un eclipse en la región de los 18º de Leo. En mi corta experiencia con eclipses su efecto  puede extenderse a 3 meses antes y 8 o 10 meses después del mismo, ya que coinciden con eventos que no se olvidan o resuelven en 1 día.

Sólo tienes que visitar una enciclopedia o Wikipedia  para ver todo lo que ocurría en esos años y sacar tus propias conclusiones..

Los próximos en la misma serie serán:  2035 Sep 02 01:56:46  y  2053 Sep 12 09:34:09

Fuente: Cristina Laird – Astrología Arquetípica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *