EL CONOCIMIENTO DEL SISTEMA INMUNITARIO. Louise Hay ~

No Comments 381 Views0


16281

Afirmación: «Mi sistema inmunitario se hace más fuerte cada día».

Nuestro sistema inmunitario es el guardián de nuestro cuerpo. Es eficiente y leal. Ha estado trabajando desde antes de que naciéramos. Destruye a los invasores y nos mantiene sanos. Para tener y mantener una buena salud necesitamos un sistema inmunitario fuerte. ¿Has dado alguna vez las gracias a tu sistema inmunitario? Si nunca lo has hecho, hazlo ahora mismo.

Estamos aprendiendo que el amor es el estimulante más poderoso que se conoce del sistema inmunitario. Si el amor lo estimula, entonces, ¿qué es lo que lo merma, obstaculiza y debilita? El resentimiento, el miedo, la depresión, la rabia, la envidia, la desesperación, el rechazo, el pesar, la lástima y el odio a uno mismo. ¿Cuán a menudo y por cuánto tiempo te complaces en emociones inmunodepresoras? Es normal que todas estas emociones fluyan brevemente en nosotros a su debido tiempo. Sin embargo, si eliges estancarte en alguna de ellas, entonces no estás ayudando a curar tu sistema inmunitario.
¿Cómo podemos cambiar nuestro sistema inmunitario? Cambiando nosotros mismos. Amándonos tal como somos. Estando dispuestos a olvidar el pasado y perdonar. Nuestro cuerpo siempre refleja el estado de nuestra conciencia en ese momento particular. Recuerda, a medida que cambiamos nuestras creencias, cambiamos también física y emocionalmente. A medida que cambiamos, ya no necesitamos de la vieja enfermedad. Porque estamos en camino de alcanzar la plenitud y de sanarnos a nosotros mismos.
Si tenemos una pauta habitual de pensamiento negativo, ahora es el momento perfecto para cambiarla. Cuando dejamos que algo viejo se vaya, algo nuevo tiene que venir a ocupar su lugar. Podríamos hacer algo como esto. Dispónte a reemplazar:

el resentimiento por la comprensión
el miedo por la paz
la depresión por el perdón
la rabia por el amor
la envidia por la alegría
la desesperación por la esperanza
la autocompasión por la responsabilidad
el rechazo por la aceptación
el odio a uno mismo por el amor a uno mismo

Si estamos desesperados, llamemos a la esperanza. En lugar de sentirnos como víctimas autocompasivas, dispongámonos a asumir nuestra responsabilidad. Nuestro rechazo se puede transformar en aceptación. Y el odio a nosotros mismos se puede convertir en amor si estamos dispuestos a que así sea.
No, no sucederá en un día. Las viejas pautas no se van tan rápidamente.
Se han ido formando en nuestro interior durante muchos años, de modo que tomará su tiempo sustituirlas. No obstante, a medida que practicamos, los resultados se van acumulando. Después de un tiempo, descubrimos que ya pensamos de otra forma. Notamos cómo nuestras reacciones ante los acontecimientos son más tranquilas. No nos trastornamos tanto como antes. Y los acontecimientos también cambian. Atraemos más experiencias positivas a nuestra vida. Todo esto es una estimulación positiva para nuestro sistema inmunitario y para la salud de nuestro cuerpo.

Tratamiento.
Hoy es otro precioso día sobre la Tierra y vamos a vivirlo con alegría.
Sé que el amor es el estimulante más poderoso que se conoce del sistema inmunitario. Por lo tanto hago todo lo que puedo para aumentar el amor que siento por mí y por los demás. Con gusto disuelvo todas las pautas de pensamiento
negativo que niegan o suprimen este caudal de amor. Soy completamente inmune a todas las ideas y experiencias negativas que hay a mi alrededor.
No tengo tiempo para perder en rencores y resentimientos. Hoy dejo que mi enfermedad se vaya, porque ya no me sirve. Ahora afirmo que cada célula de mi cuerpo está reaccionando a una nueva fuerza. Me estoy renovando en cada momento de este día. Somos uno con el Poder que nos ha creado. Estamos seguros y a salvo, y todo está bien en nuestro mundo.

Fuente: «Amar sin condiciones». Louise Hay ~

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *