EL ESTRÉS.

No Comments 589 Views1


mujer-meditando-espaldas-600x403

Suena el despertador, tratamos de despertamos pero apenas conseguimos movernos de la cama, lavamos nuestra cara con el objetivo de lograr tomar conciencia de que un nuevo día ha comenzado, si un nuevo día ha comenzado, de nuevo la rutina, llevar a los chicos a la escuela, trabajar, hacer las compras, cocinar, todos los días parecen iguales, son rutinarios y agotadores, es como si tuviéramos un deja vú constante, obligaciones que se van agregando, nuevas actividades más importantes aparecen, y también otras que son impostergables, UR GEN TES!!! y nuestro cuerpo y mente sigue, como una maquinita….pero realmente sigue?  Qué costo tiene para esta máquina perfecta no escucharla y seguir exigiéndole?

Te propongo que te detengas y te preguntes cuando fue la última vez que te quedaste quieta o quieto? Que estuviste sin hacer NADA!!! Lo más seguro es que ni lo recuerdes, es así?

Tomarte un tiempo para vos es salud, respira hondo, medita, escucha tu voz interior, seguramente estas necesitando algo y no la escuchas porque las voces externas son más fuertes…El reposo es un regenerador de energía, y justamente, podes decirme que por la noche cuando llegas a la cama caes en un profundo sueño casi de forma inmediata, pero los instructores de yoga señalan que la diferencia fundamental entre dormir y meditar, y es que cuando dormimos la mente galopa, continúa en acción, en cambio, cuando reposamos o meditamos, la mente está serena, flota….y puedo asegurarles que es una sensación hermosa!!!

Pero como hacemos para vivir sin estrés en este mundo donde todo es vertiginoso?

Podemos meditar, pero también sumarle algún tipo de ejercicio, el que más nos guste, caminar, bailar, lo que sea, la idea es movernos y oxigenar nuestro cerebro.

También debemos tomar agua, ocho vasos. De acuerdo con los expertos esto no es opcional, es obligatorio si queremos que nuestro cerebro función de una manera óptima, el 90% del volumen de nuestro cerebro está compuesto por agua y es el principal vehículo de las transmisiones electroquímicas.

El consumo de frutas, verduras, semillas, granos y proteínas también son fundamentales para alimentar adecuadamente a nuestro cuerpo y a nuestro cerebro.

Rodearnos de plantas no solo nos va a ayudar a remover las partículas contaminantes del ambiente sino también nos va a proporcionar una visual mucho más verde y relajada.

Seguramente escuchaste que la música transporta, que calma las fieras y es realmente así, la música es la puerta hacia terrenos interiores, toca lugares fuera de nuestro alcance, ayuda a la creatividad, a la expresión personal, facilita el aprendizaje…

Debemos hacer ejercicios de lateralidad, por ejemplo con la mano izquierda toque su oreja derecha y con la mano derecha toque su nariz, ahora al revés y repetirlo varias veces hasta dominarlo, escribir con la mano no dominante, tomar caminos diferentes al ir a trabajar, retar a cerebro con nuevos aprendizajes, juguemos al ajedrez, resolvamos crucigramas, aprendamos a tocar un instrumento, viajemos a lugares a donde nunca hayamos ido, todo esto genera que el cerebro funcione mejor, recordemos que si no lo usamos lo perdemos…

Por último, y no por eso menos importante, debemos pensar positivamente, los pensamientos negativos generan química que bloquean la conexión entre los neurotransmisores.

Como decía Henry Ford:

Si piensas que puedes hacerlo o que no puedes, siempre estarás en lo correcto.

 

Por Ceci Delorenzi para ReCicladas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *