EL PROCESO DE «EVALUAR LOS SUEÑOS». Ley de Atracción.

No Comments 38 Views0


sueño

Aquello en lo que piensas y lo que se manifiesta en tu experiencia vital siempre guardan una correspondencia vibratoria, del mismo modo que aquello en lo que piensas y lo que se manifiesta en tus sueños siempre guardan una correspondencia vibratoria.
Cuando sueñas algo, siempre coincide con los pensamientos que has tenido. Por consiguiente, puesto que cada uno de tus sueños es una creación tuya, es imposible que sueñes algo que no hayas creado a través de tus pensamientos. El hecho de que se manifieste ahora en tu sueño significa que le has prestado una atención considerable.
La esencia de lo que sientes con respecto a las cosas en las que piensas con mayor frecuencia acaba siempre manifestándose en tu experiencia vital, pero tarda menos tiempo en manifestarse en tus sueños. Por ese motivo, tus sueños pueden ser muy útiles para ayudarte a comprender lo que estás creando en tu estado de vigilia.

El proceso de «Evaluar los sueños» consiste en lo siguiente: Cuando te acuestes, reconoce conscientemente que tus sueños reflejan con exactitud tus pensamientos. Debes decirte: Deseo dormir bien y despertarme descansado. Y si es preciso que recuerde algo importante de mis sueños, lo recordaré cuando me despierte.

Cuando comprendas que tus sueños constituyen un maravilloso reflejo de cómo te sientes y lo que estás creando, podrás empezar a modificar conscientemente tus pensamientos con el fin de incidir de modo positivo en tus sueños. Y tan pronto como recibas ese sueño positivo, sabrás que te diriges hacia una manifestación real más positiva.
Si te despiertas de un mal sueño, no te preocupes, alégrate de haber sido consciente de estar prestando atención a algo que no deseas. Del mismo modo que aprecias los sensores de tu piel que te advierten de que te aproximas a un objeto que quema, aprecia el hecho de que tus emociones te hagan ser consciente de que tus pensamientos se
aproximan a algo no deseado.
Tu sueño es una manifestación de aquello en lo que has estado pensando en tu estado de vigilia. No obstante, cuando te despiertas y piensas —o comentas— sobre lo que has soñado, esos pensamientos inciden en tus creaciones.

Los sueños son un instrumento muy útil que te indica tu actual estado vibratorio. Tu recuerdo de un sueño equivale a la traducción física de bloques de pensamientos No Físicos con los que has interactuado en tu estado de vigilia. Cuando duermes, te sumerges de nuevo en la Energía de lo No Físico y mantienes conversaciones (no de palabra,
sino conversaciones vibratorias). Luego, cuando te despiertas, traduces esos bloques de pensamientos de nuevo a su equivalente físico.
En ocasiones, cuando llevas mucho tiempo deseando algo pero te parece imposible conseguirlo, experimentas un sueño en el que consigues tu deseo.
Posteriormente, al recordar con agrado ese sueño, mitigas tu vibración de resistencia y tu deseo puede hacerse realidad.

Los sueños son un «tráiler» del futuro.

Si deseas algo, pero no lo has experimentado en tu vida, por ejemplo, si deseas sentirte bien pero nunca has gozado de buena salud; si deseas tener dinero, pero nunca lo has tenido; si deseas tener una pareja que te ame, pero nunca la has tenido, debes decirle a tu Ser Interior lo que deseas y por qué lo deseas. Deja que tu Ser Interior te ofrezca en un sueño imágenes hacia las que puedas hacer que fluya tu Energía. Esto te permitirá alcanzar el estado vibratorio que desees, y entonces la Ley de Atracción te proporcionará lo que deseas.
Tus sueños son manifestaciones de tu punto de atracción vibratorio, por lo que puedes evaluar tus sueños para averiguar lo que haces con tu vibración. Tus sueños son una especie de «tráiler» de lo que va a ocurrir, de modo que al evaluar el contenido de tu sueño, con frecuencia podrás determinar cuál es tu punto de atracción, y si no deseas que el sueño que has tenido se haga realidad, puedes modificarlo.

Tu Ser Interior, que es consciente de que estás proyectando enfermedades hacia tu futuro, te ofrece un sueño para mostrarte lo que estás haciendo. Al despertarte, dices: «¡Eso no lo quiero!» A continuación te preguntas: « ¿Qué es lo que quiero? ¿Y por qué lo quiero?» Entonces haces que fluya tu Energía productivamente hacia lo que deseas, transmutas tu Energía y modificas así tu experiencia futura.

Fuente: «Pide y se te dará». Esther y Jerry Hicks ~

👉Si deseas aprender y profundizar sobre Ley de Atracción,  despertando una mente positiva y resiliente, comunicate por msje.  W.App: +54 341 3031685

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *