EL SOL Y LA CUEVA. Hermosa parábola sufi ~

No Comments 142 Views0


cover-caves-1
Un día, el Sol y una Cueva entablaron una conversación. Al Sol le costaba entender qué significaba» oscuro «y la Cueva no entendía del todo»la claridad», por lo que decidieron cambiar de lugar.
La Cueva se acercó al Sol y dijo: “Ah, ya veo, esto es más que maravilloso. Ahora baje y vea dónde he estado viviendo».
El sol bajó a la cueva y dijo: «Vaya, no veo ninguna diferencia, que bien se está aquí! El sol, se llevó su luz y hasta los rincones más oscuros se iluminaron. Por eso el Sol no pudo ver ninguna diferencia.
Hay una cita de un libro antiguo que dice «Los iluminados nunca pueden ser enviados al infierno o empujados a la oscuridad. Llevan su cielo sobre sus hombros todo el tiempo».
Pensamos que el cielo es un lugar al que se supone que debemos ir, quizás era un estado mental que se suponía que debíamos alcanzar.
Si estás lleno de oscuridad interior, lleno de negatividad, miedo y duda, te conviertes en una cueva sin saberlo. Es el infierno por dentro y no importa cuánto acumules, sigues estando vacío.
Si estás iluminado como el sol, entonces la oscuridad de la cueva no importaría. Podrías estar en la peor de las circunstancias, aún podrás encontrar una bendición en alguna parte.
Llevarás tu cielo contigo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *