SANANDO EMOCIONES.

No Comments 733 Views0


humano-cosmico

¨Deténgase un momento y atrape lo que ahora mismo esté pensando. Si es verdad que sus pensamientos configuran su vida, ¿querría usted que lo que ahora mismo estaba pensando se convirtiera en su verdad?  Si su pensamiento era de preocupación, de cólera, de resentimiento, de venganza o de miedo, ¿de qué forma cree que volverá a usted?¨  (Louise Hay). Hoy la ciencia nos demuestra los beneficios que trae conectamos con actividades y personas que nos hacen bien, evitando las que no lo hacen. Es una forma de decidir conscientemente nuestro presente y futuro.  Desayunar con música en vez del noticiero,  elegir  una comedia en vez de una película triste, irse a dormir con gratos sentimientos, etc., son algunos ejemplos sencillos. Todas las situaciones por cotidianas que resulten tienen dos caras, es usted quien decide cuál quiere enfocar.

Cultivar el lado positivo de la vida.

Hasta en los mínimos detalles y alejarnos de  las “emociones tóxicas”, constituye el primer paso.

El stres debilita nuestras defensas, por lo que aquietar nuestra mente y sus pensamientos a través de la relajación  es fundamental. Sea la técnica y modalidad que prefiera permita un reposo para su mente y cuerpo.

Meditar

Es otra excelente forma de recuperar bienestar. No hay una buena o mala forma de hacerlo. Intentar vaciar nuestra mente de pensamientos permite que nuestra sensibilidad evolucione y sintonice con información más sutil.

Cuando visualizamos  creamos imágenes y sensaciones de aquellas cosas que deseamos materializar. Recordemos que para el cerebro sucede igual, si lo imaginamos o si se está sucediendo en la realidad material. .

Es un recurso de sanación antiguo empleado para modificar la realidad material de nuestro cuerpo. Las imágenes mentales tienen una poderosa fuerza de cambio, tanto de nuestra realidad interna como externa. De esta manera, las técnicas de visualización o imaginación creativa tienen por objetivo aprovechar esta fuerza sanadora para beneficiar nuestra salud, estimulando nuestras defensas, colaborando con la reparación de tejidos dañados, aliviando el dolor y reforzando los aspectos positivos de nuestra personalidad. Ejemplos de visualización pueden ser: imaginar como se desinflama una articulación, imaginar como cicatriza una úlcera, imaginar como reforzamos nuestro sistema inmune. Para visualizar se necesitan:  imaginación y constancia, somos lo que pensamos, pero también somos lo que imaginamos.

Las Moléculas de Emoción

Se ha demostrado con claridad la conexión entre la mente y el cuerpo, y es la Psiconeuroendocrinoinmunología la que nos proporciona ahora algunas respuestas, ayudándonos a entender mejor cómo se transforman las emociones en sustancias químicas, moléculas de información que influyen en el sistema inmunológico y en otros mecanismos de curación del cuerpo. Algunos de los trabajos más interesantes en este campo se deben a la doctora Candace Pert, Directora del Departamento de Bioquímica Cerebral del Instituto Nacional de Salud Mental de los Estados Unidos. Entre las conclusiones más importantes que se desprenden de su trabajo podemos enunciar:

  • Que la mente, las ideas y las emociones afectan a nuestras moléculas, a nuestra salud física, mucho más de lo que se creía. Las emociones son un puente no solo entre la mente y el cuerpo, sino también entre el mundo físico y el espiritual.
  • Que todas las moléculas poseen un aspecto vibracional y otro de partícula o fisiológico. Las moléculas de las emociones afectan a todas las células del cuerpo.
  • Que esas moléculas y las válvulas del corazón, los esfínteres del aparato digestivo, la propia digestión, está todo regido por las moléculas de emoción que tienen una acción física.
  • Que el ser humano es su propio productor de drogas, que sólo tiene que volver a aprender a estimular sus drogas endógenas, según sus propias necesidades y deseos. La gama de drogas endógenas abarca desde estimulantes, antidepresivos, ansiolíticos, analgésicos, etcétera. Por lo tanto, se pueden estimular algunas sustancias específicas con ayuda de ciertos métodos personalizados y a través de estos estímulos es posible modificar el curso de nuestra biología.

Cada vez que aprendemos y transitamos por experiencias nuevas, cientos de miles de neuronas se reorganizan. La ciencia empieza a entender que, además de permitir que el entorno modere nuestro cerebro, podemos crear conexiones en él, con solo enfocar nuestra atención en un pensamiento. En cada nueva experiencia, una nueva conexión sináptica se establece en nuestro cerebro con cada sensación, visión o sentimiento nunca antes explorado. Una nueva relación entre dos de las más de cien millones de células cerebrales se establece de manera inevitable,

La Psiconeuroendocrinoinmunología (PNEI) es considerada por muchos el paradigma de la medicina del futuro. Estudia la relación entre la psiquis, el sistema nervioso, el sistema inmune y el sistema endocrino, y ofrece nuevos abordajes para cambiar la forma en que las personas percibimos el mundo.

Fuente: http://sanazion.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *