LA ENERGÍA DE LA GENERACIÓN ÍNDIGO.

No Comments 90 Views0


indigos

Ya te consideres un índigo o no, lo cierto es que esta generación de líderes tan seguros de sí mismos, que siempre dicen la verdad, tiene mucho que enseñamos.
Imagínate que tienes un cien por cien de fe en tus intuiciones y que sientes una clara pasión por llevar a cabo el propósito de tu vida. Estos son algunos de los dones del poder índigo que hay en tu interior y en el interior de todas las personas… tal y como demuestran los ejemplos positivos de los niños índigo.
El propósito de la energía índigo es devolver la integridad moral al planeta. No más «tergiversaciones» de la verdad por parte de los medios de comunicación, las corporaciones empresariales, el gobierno y otras instituciones.
Basta de explotar y maltratar a otras personas, a los animales o incluso al medio ambiente con el único objetivo de que la empresa crezca y gane más dinero.
Todo esto debe parar ya, porque los índigo están aquí.
Puede que el término índigo tenga connotaciones negativas, asociadas a la hiperactividad o a la deficiencia de atención. Sí, es cierto que los niños índigo tienen una voluntad fuerte y que no están dispuestos a transigir en lo relativo a sus valores, lo cual puede resultar perturbador tanto en casa como en el colegio.
Los índigo son vehementes y se enfadan pronto, y el fuego de sus ojos, el tono de su discurso, su lenguaje corporal y sus decisiones son inconfundibles. Dejan traslucir su ira y no piden perdón. A los índigo no les importa lo que los demás piensen de ellos; sencillamente están en paz consigo mismos y con el tipo de persona que son.
También es cierto que muchos de ellos están haciendo realidad su destino y cambiando el mundo dé forma positiva. Y como no les importan las opiniones de
los demás, no se dejan desviar de sus visiones internas. Ahora son ellos los innovadores, los inventores y los activistas que nos alejan de la avaricia
corporativa y nos guían hacia el cuidado global del planeta.
La mayoría de los índigo nacieron en los años setenta del siglo pasado, y ahora son adultos. Sin embargo siempre hubo niños índigo en este planeta. Todavía hoy siguen naciendo niños índigo, solo que no con
tanta frecuencia.
Las características principales del espíritu y la generación índigo son:
• Fuerte voluntad.
• Sinceridad y lenguaje claro y directo, sean cuales sean las consecuencias.
• Idealismo
• Fogosidad y pasión en la mirada.
• Frustración e ira a causa de los acontecimientos del mundo.
• Hipervigilancia y alerta constante para percibir las amenazas o los peligros.
• Cautela mientras la otra persona no les demuestre sinceridad.
• Negativa e intransigencia a ceder y traicionar sus valores.
• Confianza en su intuición.
• Valores elevados.
• Adherencia firme a sus propias convicciones internas y más íntimas.
• Originalidad en su forma de hablar, de moverse y en la forma artística de decorar su propio cuerpo, de peinarse, y en el estilo de su vestimenta.
• Independencia (a menudo son solitarios).
• Impulsividad.
• Pensamiento original.
Además los índigo:
• Se sienten cómodos en el lado sombrío de la vida.
• Son intuitivos y están en contacto con los sentimientos y sensaciones de su interior.
• Son propensos a sufrir alteraciones de ánimo.

• Son altamente sensibles a los productos químicos.
• Son espirituales, pero no religiosos.
Y por si fuera poco:
• Siguen los dictados de su corazón.
• Conocen el valor de la diversión.
• Respetan a los demás solo por lo que hacen, no en razón de su edad, dinero o título.
• Disfrutan de la música.
Si te ves reflejado en la mayoría de estas características (no es necesario que sea en todas), eso es síntoma de que eres un índigo. O si estás pensando en otra persona, es probable que ella lo sea.
Por otra parte, no se trata de una categoría o de un concepto en el que se deba encajar con toda exactitud, sino más bien de la descripción de una personalidad o de un estilo de energía que cuenta con dones admirables que pueden sernos de utilidad a todos. Nosotros imaginamos un mundo en el que el poder índigo pueda manifestarse con su más alto potencial vibracional.
La idea de que los índigo nacieron en años concretos es una falacia; se trata simplemente de que la mayoría de ellos vinieron al mundo en los años setenta.
Nos gusta imaginar un planeta en el que la energía índigo nos enseñe a todos a confiar en nuestras sensaciones y sentimientos más íntimos, y en el que exijamos sinceridad e integridad a todas las personas. Concebimos un mundo en el que ya no sea posible seguir mintiendo y manipulando a la gente porque la verdad resultará clara… y podremos hablar de ella abiertamente. Esta es una de las bendiciones que los miembros de la generación índigo pueden aportamos.

Fuente: Despierta tu poder índigo. Doreen Virtue ~Charles Virtue

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *