LA SOLUCIÓN MÁS SIMPLE.

No Comments 177 Views0


10409639_667942863279165_2488648970274469567_n

Desde pequeña siempre tuve miedo al irme a dormir, porque creía que había alguien debajo de la cama. Cansada de esto, un día fui a ver a un psiquiatra y le expliqué:

– Cada vez que voy a acostarme, creo que hay alguien debajo de mi cama. Tengo miedo. ¿Me estaré volviendo loca?

– Con mis sesiones, en doce meses estarás bien – me dijo el psiquiatra.  – Ven a verme dos veces a la semana y te curaré todos esos miedos- .

– ¿Y cuánto me costará doctor?- pregunté.

– Ochenta euros la visita- contestó el doctor.

– Un poco caro, pero si me cura… vale la pena- dije.

Fui tres sesiones y no volví a la consulta, porque me suponía mucho dinero.

Seis meses después, me encontré con el doctor en la calle.

-Hola – me dijo – ¿por qué dejó de venir a mi consulta?- me preguntó.

– Bueno, doctor, ochenta euros por consulta, dos veces a la semana, por doce meses ¡es mucho dinero! Por suerte, encontré un camarero en el bar que me curó en una sola sesión por tres euros y además con cerveza y tapa incluida.

– ¡No me diga! – dijo el psiquiatra algo molesto.- ¿Y se puede saber cómo le curó el camarero?-

– Me dijo que le cortara las patas de la cama. ¡Ahora ya no puede haber nadie allí debajo! –

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *