LAS 36 LEYES ESPIRITUALES DE LA VIDA. Creando el cielo en la tierra. ~

No Comments 77 Views0


leyes

La vida en la tierra es un juego de equipo, y es imprescindible aprender las reglas. Cuando seguimos las leyes espirituales, podemos crear el cielo en la tierra”.

La comprensión de las Leyes Universales, te servirá de apoyo y guía en los momentos que te resulten más inexplicables. A partir de ahí, sólo te quedará aplicarlas.

Leyes Universales Leyes de la Vida

1. Como es arriba, así es abajo: Se refiere al concepto de Universo, que como en geometría, replica su estructura a diferentes escalas. De mayor a menor. Por tanto, la Tierra es una réplica a menor escala del Universo. Y de igual modo, tú, también eres un pequeño Universo.

2. Como es dentro, así es afuera: Igual que antes, la realidad se replica así misma independientemente de la dirección. En este caso, es tu mundo interior el que se replicara en tu entorno. Según eres, piensas, haces, etc., así será tu vida.

3. Ley de Petición: Tú pides y el universo escucha. Si necesitas ayuda pídela. Formula tu petición en positivo y con convicción. Por otra parte, si alguien necesita tu ayuda, que te la pida. Puedes ofrecer tu ayuda, pero evita actuar si no te lo piden, por varias razones: Interfieres en el proceso de aprendizaje de la otra persona, contribuyes a que se mantenga en sus viejos paradigmas, te haces responsable del resultado de la acción y puede que tu ayuda no sea apreciada.

4. Ley de Atracción: Tu momento vital hace que atraigas o repelas aquello que llega a tu vida. Atraes lo semejante y repeles lo diferente. La aplicación beneficiosa de esta Ley, pasa por tomar conciencia de tu actitud y pensamiento. Piensa positivo y atraerás en la misma vibración. Piensa en negativo y así llegarán las situaciones a tu vida.

5. Ley de la Resistencia: Tú eres tu peor obstáculo. Resistirte te condena a repetir. Se trata de aceptar lo que llega y fluir, siempre fluir con la vida. Centrarte en lo que quieres y no en lo que no quieres, para que llegue a materializarse. Con disposición a ser feliz y sin resistencias ante las cosas buenas que la vida te ofrece.

6. Ley del Reflejo: Todo lo que te rodea es un reflejo de ti. Si quieres que algo cambie, empieza por cambiar tú. Será una reacción en cadena. Identifícate en tu entorno, y si algo no te gusta, ponte manos a la obra.

7. Ley de la Proyección: Proyectas en tu entorno lo que tú eres. Todo. Tanto lo que te gusta, como lo que no lo hace. Cuando asumas que formas parte de tus problemas, estarás dando pasos hacia la solución. Si hay personas a tu alrededor que no te gustan, que te caen mal, te dan el reflejo de algo tuyo que no te gusta. Mírate en ese espejo y decide qué hacer.

8. Ley del Apego: El apego te impide progresar en tu proceso. Es el apego a cosas, sentimientos o personas, lo que frena que llegue lo nuevo a tu vida. Soltar para hacer espacio a cosas diferentes. Trabajar el desapego te hará más libre.

Leyes de la Creación

9. Ley de la Atención: Pon tu atención en lo que quieres. Eso provocará que el Universo trabaje para que lo consigas. Focalízate en tus deseos y estarás poniendo tu energía para que se manifieste. Tu pensamiento es poderoso. Elige bien hacia donde lo diriges.

10. Ley del Fluir: Que nada te bloquee. Observa el caudal de un río. Cuando fluye lo llena todo, no quedan espacios sin agua. Permite que tu relación con la vida sea igual. Deja fluir tus emociones, tus sentimientos, tu creatividad… Permite que la vida suceda.

11. Ley de la Abundancia: La abundancia es innata en ti. Agradece y permite que la abundancia llene tu vida. Felicidad, prosperidad, amor y éxito, llenarán tu vida a no ser que lo bloquees con creencias de culpa. La abundancia forma parte de ti. Elige disfrutarla.

12. Ley de la Claridad: Sé claro en lo que quieres y eliminarás las trabas para conseguirlo. Conseguir tus metas de forma rápida y concisa dependerá de tu claridad a la hora de enfocarte.

13. Ley de la Intención: La intención es aún más poderosa que tus deseos. Poner una intención adecuada en tus actos es suficiente para que se concreten y se manifiesten. Esta ley está sujeta al karma, y las consecuencias de tus intenciones serán asumidas y sumadas.

14. Ley de la Prosperidad: Eres un ser próspero desde que naciste. Que la prosperidad se manifieste depende del enfoque de tus pensamientos. Para que esta ley actúe en tu beneficio, piensa, habla y actúa como alguien próspero. El miedo es tu gran enemigo. Siente que eres capaz y hazlo. Y si tienes miedo, hazlo con miedo.

15. Ley de la Manifestación: Eres un ser espiritual en contacto directo con el Universo. Y el Universo trata de darte la razón por todos los medios y te lo manifiesta. Esto quiere decir que prestes atención a lo que pides. Tener este conocimiento implica que puedes crear tu realidad. Sólo debes querer.

16. Ley del Éxito: El éxito se relaciona con los bienes materiales, pero eso es un error. El éxito es la total y sincera fe en ti. La confianza que deposites en ti, determinará el éxito en la consecución de tus objetivos. El éxito en tu vida es proporcional a la confianza que deposites en ti.

Leyes de la Conciencia Superior

17. Ley del Equilibrio y la Polaridad: Tu vida está polarizada y tu objetivo es encontrar el equilibrio. Encontrar tu centro. Si te alejas del centro, la vida te compensará con lo contrario. Vivir de forma equilibrada evitara que seamos absorbidos por la polaridad y tengamos que compensar nuestra próxima existencia.

18. Ley del Karma: Toda acción tiene una consecuencia o reacción. Si tienes presente esta Ley, te plantearás tus acciones y asumirás sus consecuencias. Sea de pensamiento o acción, todo lo que hagas tiene su respuesta. Si das amor, recibirás amor. Si das negatividad, recibirás lo mismo.

19. Ley de la Reencarnación: Todo se transforma. La reencarnación está unida a la experimentación y a la evolución. El proceso de evolución suele quedar sin terminar en el momento de la muerte, y se retoma en la próxima aquello que quedó por aprender y por saldar hasta que la evolución espiritual quede completa.

20. Ley de la Responsabilidad: Ser responsable de ti y de tus acciones. El Universo te va dando responsabilidad a medida que avanzas en tu proceso. Animar a que los demás asuman sus responsabilidades, también es tu responsabilidad. Si asumes la responsabilidad de otra persona, estás interfiriendo en su evolución. Tenlo presente.

21. Ley del Discernimiento: Aplica tu intuición en cada cosa que realices. Toma tus decisiones escuchando a tu voz interior. Ella nunca te engaña. Evita juzgar. Aléjate de todo lo que perjudique tu capacidad de discernir. Huye de toda clase de fanatismo, que impedirá que escuches a tu Yo interno.

22. Ley de la Afirmación: Afirma todo aquello que quieres realizar y aquello que quieres cambiar. Abandona la creencia de que no mereces las cosas buenas que la vida tiene para ofrecerte, y céntrate en afirmar la persona maravillosa que ya eres, y todo aquello a lo que aspiras.

23. Ley de la Plegaria: Pide con fe y confianza en que te va a ser concedido. Todos tus pensamientos son en sí mismos plegarias. Cuando sientes preocupación, emites una plegaria negativa. Aprovecha este conocimiento y focalízate en elaborar plegarias de forma positiva. El Universo te escucha y toma buena nota de tus peticiones.

24. Ley de la Meditación: Mientras que en la plegaria eres tú la que habla a Dios, en la meditación es el momento de escuchar. Relajar y acallar la mente para que llegue la iluminación y el conocimiento, para tomar todas tus decisiones en la vida. Sólo calla y escucha.

25. Ley del Desafío: Los desafíos son imprescindibles para tu evolución. Desafíos y tentaciones que te pondrá tu entorno, y para que puedas salvarlos, tendrás que poner en práctica tu capacidad de atención para identificarlos, y tu capacidad de elección para decidir qué haces con cada uno de ellos. Tu libre albedrío te permitirá que logres el éxito antes los desafíos externos.

Leyes de Frecuencia Superior

26. Ley de Frecuencia o Vibración: Eres energía en constante vibración y en una determinada frecuencia. Tus emociones influirán en tu vibración, siendo el miedo la frecuencia más baja y el amor la más alta. Todas las bajas vibraciones, están relacionadas con sentimientos y pensamientos negativos. Mientras que si eres alegre, amable y empático, elevarás tu frecuencia y vibración.

27. Ley de Milagros: Los milagros son la consecuencia de una existencia correcta. Nada es casualidad. Vive con atención. La vida te va dando señales, milagros cotidianos, para comunicarte que estás viviendo tu proceso de la manera adecuada. Según vayas viviendo en el amor y utilizando el perdón de forma sincera, tu karma se verá aliviado y los milagros se irán materializando.

28. Ley de Sanación: Eres tu propio sanador. Los pensamientos y los sentimientos negativos provocan enfermedad. Transmútalos y logra una vida saludable. Enquistar tus sentimientos apagará el ser de luz que eres, y potenciarás el desequilibrio en tu vida, pudiendo llegar a enfermar.

29. Ley de Purificación: Tu esencia es pura. La negatividad y los malos sentimientos empañan y ensombrecen este estado. Purificarte pasa por liberarte de toda la negatividad que acumulas con la sucesión de experiencias. Purifica no solo tu cuerpo y tu mente, también tu entorno. Evita situaciones y personas tóxicas, para que su influencia no anide en tu interior.

30. Ley de Perspectiva: Según sea tu perspectiva, se reflejará en tu entorno. Todo depende de cuál sea tu perspectiva. Lo bonito y lo feo, lo bueno y lo malo, son etiquetas que adjudicas a las cosas, según tu perspectiva. La vida es según tu punto de vista cree que es.

31. Ley de Gratitud: Aprende a ser una persona agradecida. Cuando la abundancia y el éxito lleguen, da las gracias por lo que recibes, con humildad, y permite que esa energía siga su camino. Agradece todo lo que llega a tu vida. Lo que te guste más y lo que te guste menos, porque de todo podrás sacar una enseñanza, y todo lo necesitas para tu proceso.

32. Ley de Bendiciones: Cuando bendices a alguien, emites toda tu energía positiva hacia la persona. Sólo hace falta tu presencia y enfocar tu atención y pensamiento hacia ella. Bendice con todo tu amor a los que te piden ayuda, así les brindas la posibilidad de alimentarse de esa energía positiva que les dedicas.

33. Ley de Decreto: El poder de la Palabra. Todo lo que decretes, el Universo hará lo posible por traértelo. Él no tiene sentido del humor, ni conoce el doble sentido o la ironía, así que cuidado con lo que pides. La palabra es vibración y hace que todo el Universo vibre. Decretar, es la plegaria más rápida y directa. ¿Cuántas veces has dicho: “si antes hablo antes sucede”? Eso es así porque, en realidad, lo has pedido.

34. Ley de Fe: La fe se suele relacionar con las religiones, y es un error. La fe es un sentimiento puro emitido desde tu corazón y una firmeza en algo que sabes desde lo más profundo que es así. La fe en ti es la clave para tu éxito. La confianza en tu capacidad y tu talento, convierten la fe en tu aliado más poderoso.

35. Ley de Gracia: Una vez has evolucionado lo suficiente espiritualmente, la Gracia llega a ti, y los elementos milagrosos se suceden en tu entorno, para celebrar tu graduación existencial. Te has convertido en tu propio maestro. Comprendes el juego y juegas de forma consciente.

36. La ley del Uno: Todos somos uno. No puedes aplicar ninguna de las leyes anteriores, sin entender que todos sin exclusión, tenemos un mismo origen y bebemos de la misma fuente. Somos una misma cosa y partimos de una misma conciencia. Dios no es algo externo a ti, ni se encuentra en un templo. Todo es Dios. Por lo tanto, allí donde estés, estarás con Él.

Fuente: Las 36 leyes espirituales de la vida . Diana Cooper~

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *