LUNA LLENA en Escorpio. 18 de Mayo de 2019.~

No Comments 216 Views0


13680642_1099954926745331_4703986581068120613_n

Ya estamos recibiendo la energía de esta Luna Llena en Escorpio con su contundente mensaje, siendo el principal, que los secretos tienen su propia vida y coste emocional. Escorpio rige el mundo que escondemos, los sentimientos profundos que no nos atrevemos a concientizar y mucho menos hablar de ellos. Este mundo secreto (conciente o inconcientemente) que protegemos con mucha garra, nos ha sido heredado a través de nuestro acondicionamiento familiar, a menudo a un coste emocional muy grande. La lealtad a la estructura familiar se convierte así en un deber supremo que todos debemos mantener a costa de nuestra propia individualidad. Todo ello utiliza mucha energía que podríamos utilizar más positivamente, para desarrollar nuestro potencial y perseguir nuestros sueños.

Esta lunación que como todas es única y especial, se forma con el Sol, a unos escasos 3º de Mercurio y tanto el Sol como la Luna forman ángulos de 90º a Lilith, insinuando que debemos abrirnos a comunicar nuestras ansiedades y miedos, sobre todo aquellas relacionadas con ese sentimiento de soledad que emana de no sentirnos incluídos o queridos. Con la ayuda del Nodo Lunar en el ángulo Cancer-Capricornio, algo nos dice que debemos participar del colectivo que nos envuelve, para sentirnos parte de “la familia” que nos rodea, ya sea, la local, la nacional o simplemente parte de la raza humana. Todo ello requiere un esfuerzo, una acción. Lilith es echada del Edén, por no querer obedecer o acatar las órdenes del patriarcado. Defender su honor y su forma de pensar, la lanzan al vacío, pero es allí mismo donde ella tiene la oportunidad de buscar en su interior y averiguar quien es. Sentirse solo es uno de los sentimientos más creativos aunque a menudo desolador.

Deshacernos de la carga negativa familiar es uno de los deberes de Escorpio.  Concientizar y soltar es la labor. El árbol está compuesto de la copa, el tronco y la raíz. Cuando la energía de Escorpio fluye en una Luna Llena, es el momento de investigar la raíz que nutre el árbol. Es tiempo de sumergirnos en energía Ying, para poder sentirnos completos y comprender que no podemos controlar o manipular a los demás. Hay un mandato inconsciente que cada uno debe obedecer y es interesante averiguar cuál es el nuestro. La Luna LLena en Escorpio, echa luz a las zonas oscuras de nuestra psique para que podamos descubrir aspectos de nuestra personalidad con los que nos cuesta conectar.

Marte el co-regente de esta lunación acaba de entrar en Cáncer y pueden aparecer disputas en el hogar que nos hagan sentir ganas de desaparecer, de liberarnos, de responsabilidades y de cotideaneidades que nos aplastan, pero eso es justamente lo que debemos mirar con más atención: de qué es lo que realmente queremos escapar? Venus y Urano también están alineados en conjunción en Tauro para esta luna, y la necesidad de algo nuevo y exitante nos inquieta el alma. Marte en Cáncer opone a Folo en Capricornio y forma una cuadratura a Kirón. Esta combinación habla fuertemente de “destapar la olla” para poder aliviar la tensión que nos agobia, y esta es la perfecta alegoría que nos propone Escorpio, de mirar hacia adentro, para comprender donde se genera esa presión que sentimos.

El Sol y Mercurio, juntos en Tauro forman un amable aspecto a la conjunción Saturno-Plutón que nos traen a la mesa, la clara consecuencia de nuestras decisiones y actitudes del pasado para que podamos corregir y re-estructurar para sentirnos mejor y continuar evolucionando. Por tanto, esta lunación nos ofrece la oportunidad de ver estos temas con claridad y calma para poder actuar adecuadamente a partir de ahora.Los signos fijos, sobre todos aquellos nacidos en el último decanato de Tauro, Leo, Escorpio y Acuario sentirán de una forma más concreta esta demanda cósmica, que nos invita a la reflexión, a la meditación, y sobre todo al encuentro con nosotros mismos. Los signos cardinales, y en particular los nacidos en los últimos grados de Aries, Cáncer, Libra y Capricornio, son los más que están siendo más forzados a la urgente toma de consciencia y al cambio a un nivel profundo y vital. Los signos mutables: Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis están viviendo la energía de la última cuadratura Neptuno-Júpiter del actual ciclo entre estos dos planetas que comenzó el 21 de diciembre del 2009 y que culmina en Abril del 2022. A Júpiter le toma 12 años dar la vuelta al Sol y en ese periodo, Neptuno se ha movido un signo completo, así que cada 13 años estos dos gigantes planetas se alinean en conjunción en un signo diferente. Este ciclo que estamos recorriendo ahora comenzó en el signo de Acuario. Ese fué el año que vimos el primer afroamericano convertirse en presidente de los Estados Unidos, entre otras cosas. Júpiter es considerado por muchos como “la mayor fortuna ” y un símbolo de todo lo que es “bueno y positivo”, pero bueno y afortunado para aquello que cumple con las leyes sociales y la repetición casi automática del pasado! Júpiter da buena fortuna a los que se ajustan, que siguen las reglas del juego social, el juego político, el ritual religioso. Verdaderamente, no hay nada de malo en conformárse y respetar el status quo y hay grandes beneficios prácticos al hacerlo. Pero conformándose no es tomar un nuevo paso evolutivo. Este paso requiere, como la toma de cualquier paso, una pérdida inicial de equilibrio, seguida inmediatamente por un recuperación. El caminar es constantemente perder el equilibrio, para recuperarlo al apoyar el pie que se ha levantado (como dice Rudhyar) y Neptuno nos pide levantar “los dos pies” al caminar. Sobre todo en la cuadratura y más aún ahora que se encuentra en su propio signo, en Piscis. Hay una especie de anhelo indescifrable de escapar (Neptuno) la realidad social (Júpiter) con esta combinación de planetas, al mismo tiempo que estamos siendo llamados a la toma de responsabilidad por nuestras decisiones (Saturno-Plutón en Capricornio). No es una propuesta fácil, y hace que nos sintamos a menudo en un limbo de añoranza y tristeza. También nos confronta con que a veces para cumplir nuestros sueños (Neptuno), debemos acatar ciertas leyes sociales (Jupiter). El lanzarse a buscar la pureza de lo que hacemos puede chocar y de hecho muy amenudo choca con la aceptación social. Este es un verdadero dilema creativo.

Las energías que emanan de esta lunación nos hablan del Misterio, de lo escondido, de lo mágico, de la profundidad del Ser Humano, nos recuerdan que no somos seres bidimensionales y que la totalidad del Universo vive en nuestro interior.

Fuente: Cristina Laird ~ Astrología Arquetípica ~

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *