LUNA LLENA en Sagitario – 29 de Mayo de 2018.

No Comments 778 Views2


lunaaa

Comenzamos nuestro camino hacia el cambio de luna, ya que estamos dentro de los días considerados como la víspera de la Luna Llena, en este caso en Sagitario, después de una Luna Nueva en Tauro el 15 de Mayo. Y que Luna que fué! Como a menudo repetimos, la Luna Llena “concluye” lo iniciado en la Luna Nueva. La Luna Nueva en Tauro, que ocurría con una cuadratura Marte-Urano y tantos imprevistos nos trajo, tanta confrontación, tanta consciencia de la falta de libertad de movimiento, tanta oscuridad de emociones, tiene ahora la posibilidad de “cerrar” lo que se haya traído a la consciencia en estos últimos 15 días. Mucha gente se enfermó y se somatizaron esos sentimientos despertados por la energía de ese momento lunar. Los músculos se contrajeron como si algo en el cuerpo pidiese a gritos estirarse más, olvidando nuestras limitaciones. De repente, y gracias a un contacto Saturno-Juno, las relaciones de todo tipo, pero especialmente aquellas  que nos encuentran en una guerra de poder con otro u otros, nos confrontaban con la necesidad de romper cadenas (auto-impuestas generalmente), de salirnos de situaciones donde nos sentimos atados, privados de libertad. La rutina, se nos tiró encima como una nube negra, a través de la cual es difícil discernir que es lo que realmente queremos.

Aquí llega ahora la culminación de ello, con una Luna Llena en un signo de Fuego y con el Sol en el signo de Aire que le opone. Géminis tiene la magnífica cualidad de “desdramatizar” el drama. Consciente que todo cambia continuamente, es esa voz que nos dice: “no te preocupes, mañana todo será diferente”, pero Sagitario insiste en encontrar la verdad, y expandir nuestra experiencia hacia algo más auténtico. Esta Luna Llena forma una t cuadrada con Neptuno, es decir que éste extraordinario representante de lo etéreo, lo no real, el mayor enemigo de la realidad, el que nos embriaga y nos invita a evadirnos, a buscar consuelo en el escapar, ya sea ingiriendo alguna sustancia o sentándonos frente a la tele o Netflix por horas, enamorándonos de lo imposible, luchando por temas que nos unan a todos con el Universo, a menudo cayendo en el eterno sueño de un mundo mejor. Como decía Dane Rudhyar:” Neptuno el Reino del éxtasis y la revelación mística, el Reino del glamour y los fantasmas engañosos, el Reino de la alucinación y la intoxicación, el Reino del mar astral, pérfido en sus aguas poco profundas, sublime donde las grandes profundidades equilibran la superficie iridiscente; es el Reino del colectivo, donde el individuo se pierde en Nirvanas imaginarios o revive el Manto de Gloria del que han hablado todos los místicos: el Reino de la disolución y el caos o el Reino de la síntesis y la conciencia trascendente en la que La Cara de Dios es vista, y la pequeña célula realiza la magnitud y la gloria del organismo cósmico donde se mueve y donde se encuentra su Ser”

Esta Luna llena en Sagitario, tiene algo de ello, por tanto prepárate para noches de embriaguez o de creatividad, de escape o de encuentro con lo divino. Déjate llevar por las aguas Neptunianas, pero siempre de la mano de Saturno, para no irte a lugares de donde no puedas regresar. Esta es una buena Luna para escuchar música, participar en conciertos, realizar cualquier actividad creativa o espiritual que te permita experimentar lo que logramos en OM: vibrar al unísono con otros humanos.

Júpiter, el regente de Sagitario continúa en Escorpio en su fase retrógrada, en este momento, hasta el 11 de Julio y como ocurrió para la Luna Nueva, hace 2 semanas, la mirada es impulsada hacia adentro, hacia nuestra propia oscuridad, con la sugerencia de que miremos a nuestra propia bestia interna y tratar de descifrar lo que nos pide, lo que nos reclama. Nuestro poder radica en ella y por eso no es posible ni aconsejable, librarse de ella, aunque controlarla  y escucharla es nuestro deber. Ser sagaz es estar en armonía con nuestra bestia, ya que su instinto nos previene de cada peligro y su velocidad y ancestral sabiduría, nos permite percibir las amenazas de lo que nos rodea. Plutón sigue  en su acercamiento por cuadratura a Eris, y la ira de no sentirse incluido, valorado, puede resultarnos abrumador. Pero Júpiter también se encuentra en un gran trígono con Neptuno y Venus. No puedo imaginarme un aspecto más enriquecedor e inspirador. Deja que esta energía te lleve a buscar el placer de la conexión con los demás humanos, no importa de donde sean y sobre todo con el Cosmos que nos susurra que la separación es sólo una ilusión y que si nos relajamos y dejamos de lado los nacionalismos y el condicionamiento cultural, podremos disfrutar de la maravillosa variedad humana, con sus diferentes colores, lenguajes, propuestas y talentos y por qué no, locuras. Nada de ello niega el que todos somos humanos y vivimos en el mismo planeta. Los nacionalismos son de una mirada corta que sólo llega hasta las fronteras de nuestro país y es ciego al más allá. Está destinado a sucumbir al aburrimiento, al resentimiento y a la muerte creativa.

Vesta y Saturno (su padre)  y Kirón están conectados por cuadratura también y esa voz parece sugerirnos las ventajas del retiro espiritual, de la búsqueda silenciosa y serena, para escuchar lo que nuestra alma tiene que decir. A su vez Saturno es el ápice de un Yod formado por el Sol en Géminis y el Nodo Norte de la Luna en Leo, algo parece recordarnos que nadie ni nada tiene poder sobre nosotros más que los dioses, si te encuentras en una situación donde otros humanos te dicen lo que debes hacer, es porque estás regalando tu poder y tu autoridad a ellos. Sólo tu puedes decidir qué hacer en todo momento. Eso sí, a veces esto implica riesgo y peligro de fracaso, pero sin ello, nunca ganaríamos o evolucionaríamos. La vida es un constante riesgo sin garantías de nada. Pero nosotros con la ayuda de Saturno podemos poner los frenos y medir el riesgo. No le temas al ímpetu de una Luna Llena en Sagitario, el centauro no sabe donde va a parar la flecha que tira, pero lo mágico es hacerlo y luego vivir las consecuencias, ya que así gana en recursos y sabiduría. Tira la flecha y ten Fé en tí y si ello te cuesta, ten Fé en los dioses pues ellos premian el valor y el coraje. Es más, son terriblemente celosos de esas cualidades humanas.

No te abandones al cinismo y la desidia, Sagitario nunca abandona la búsqueda de la verdad.

Fuente: Cristina Laird – Astrología Arquetípica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *