MI FILOSOFÍA SOBRE LOS ALIMENTOS. Louise Hay

1 Comment 1057 Views0


485856_541840835861469_1911812873_n

Mi filosofía básica sobre los alimentos es: Si crece, cómelo; si no crece, no lo comas. Las frutas, las verduras, los frutos secos y los cereales crecen. Los dulces y los refrescos no crecen. Lo que crece nutre el cuerpo. Los alimentos procesados, fabricados por el hombre, no pueden sustentar la vida. Por muy atractiva que sea la imagen impresa en el paquete, no hay vida dentro de él. Las células de nuestro cuerpo están vivas y, por lo tanto, necesitan un alimento vivo para crecer y reproducirse. La vida ya nos ha proporcionado todo lo que necesitamos para alimentarnos y mantenemos sanos. Cuanto más sencilla sea nuestra comida, más sanos estaremos.

Somos lo que pensamos y lo que comemos. Sabiendo que lo que damos siempre vuelve a nosotros, suelo preguntarme cuál será el karma de los fabricantes que a sabiendas producen alimentos que dañan el cuerpo, o de los que fabrican cigarrillos y ponen aditivos en ellos para que creen más adicción.
Es necesario que nos fijemos en lo que introducimos en nuestro cuerpo. Porque si nosotros no lo hacemos, ¿quién lo hará? Prevenimos la enfermedad viviendo conscientemente. Algunas personas consideran que su cuerpo es una máquina que se puede maltratar y después llevarla al taller para que la reparen.

Los alimentos que preparamos para nutrir nuestro cuerpo proceden de las cosechas. Cocinados sencillamente, con pocos ingredientes, son lo adecuado para un cuerpo humano sano.

Siento verdaderamente que formo una unidad con toda la vida.

Estoy en armonía con las estaciones, con el tiempo que hace, con el campo y la vegetación

y con todos y cada uno de los seres que moran en la tierra y el mar y vuelan por los aires.

Fuente: VIVIR – Reflexiones sobre nuestro viaje por la vida – Louise Hay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *