NUMEROLOGÍA. NÚMEROS KÁRMICOS.

No Comments 1489 Views0


numeros-repetidos (1)

Me han preguntado si hay número negativos o de influencia negativa y la respuesta es que no hay números positivos ni negativos. Todas las influencias dependen del momento en que se las utilice. Por ejemplo, el numero 4 vibra con la estabilidad, la quietud, la proyección hacia el futuro. Se puede decir que es negativo si la situación requiere acción, pero es positivo si hay que detener el avance de algo malo, si hay que actuar de manera pensante y con calma.

Pero en numerología hay números llamados kármicos… Vamos a ir de a poco….

El karma es una ley que rige las causas y sus efectos. Si haces algo bueno, el efecto que generarás será de energías positivas y eso traerá a tu vida cosas buenas.

Si haces algo malo, generarás energías negativas que repercutirán en consecuencias indeseables para tu vida.

Cuanta más energía positiva generes, mejor karma tendrás y cuánto más negatividad te rodee,  peor será tu karma.

Hemos dicho que el karma se puede limpiar, se puede trabajar y mejorarlo.

Algunas personas nacen con lo que se conoce como deuda kármica. Todos nacemos con un karma determinado que arrastramos de las anteriores reencarnaciones. Si en el pasado hemos sido negativos naceremos con mal karma y será necesario trabajar mucho para poder equilibrarlo y “limpiarlo”. Es decir que es una lección que les ha quedado pendiente de aprender en sus reencarnaciones anteriores.

La numerología puede ayudarte a conocer qué deuda kármica arrastras si es que la tenés.

Si sabes esto te resultará mucho más sencillo corregir y equilibrar tu karma y, una vez que lo hagas, todo comenzará a fluir como es debido en tu vida.

Los números kármicos son 4: el 13, el 14, el 16 y el 19. Estos números implican la necesidad de manejar y equilibrar estas energías tal vez con un poco más de trabajo.

Karma del número 13: Nada debes relacionar con este número con la fama popular que tiene de mala suerte, ya que lo mismoque se aplica al 13 en la Argentina y otros países como numero maléfico, se dice del número 4 en Japón, así que dejemos esas experiencias de lado. El karma 13 es el de la muerte y la resurrección, es decir que esta persona deberá morir, simbólicamente y resucitar en esta misma vida. Es decir que deberá hacer durante su existencia un cambio grande y muy profundo de sí misma, como si hubiera vivido dos vidas diferentes dentro de una. En pocas palabras, nos habla de un volver a empezar.

Karma del número 14: Este es el karma de las experiencias. La persona que lo posee es en general destemplada con una carga importante de agresividad. Suele estar tranquila y de un momento para otro llenar de furia interior.El mensaje básico de este karma para ser pagado es adquirir aceptación, comprensión y templanza, es decir aceptar lo que pasa, entender y comprender no solo el por qué, sino más bien el para qué ha pasado y lograr entonces comprensión, lo cual dará el tan ansiado equilibrio interior. Mientras no se consiga esto la deuda no estará pagada, por lo tanto la persona se hallará sujeta a altibajos en todo orden. Implica un gran trabajo de actitudes relacionadas a la compasión, la comprensión y la humildad, evitando caer en excesos materiales y emocionales.

Karma del número 16: A este karma, le llamo el “karma de los sueños destrozados”. Cuando se presenta vemos como la persona pasa siempre por lo mismo.Solo debe desear algo para que cuando lo está por alcanzar o lo alcanzo, lo pierda, se le vaya, se le rompa, como si fuera agua que se escurre entre sus manos. El pago de esta deuda estará cifrado en dos aspectos fundamentales: fe y optimismo. Deberán adquirir fe en sí mismos, cosas de las que carecen y optimismo al enfrentar la vida. Las cosas que les suceden son para probar su actitud en este sentido. La clave es creer en uno, confiar en uno y poner la cuota necesaria de optimismo en el vivir.

Karma del número 19: Este número representa el “ojo por ojo” las personas que lo poseen suelen experimentar adversidades que poco tienen que ver con su comportamiento, es decir, quizás sean robados, y nunca robaron, o padezcan infidelidad y nunca fueron infieles y todo otro tipo de cosas no relacionables. En general las personas que lo tienen son manipuladoras, esto significa que a través del poder o de la dominación o de constituirse en victimas manipulan la acción de los otros para que hagan su voluntad. Esto les trae muy malas consecuencias ya que al tener este número, la vida les hace pagar por estas acciones.

Tengo que aclarar que si naciste un día 13, 14, 16 o 19 no te sientas perseguid@, estos números se pueden deducir en la primer reducción de algunos aspectos de la carta numerológica, y si aparecen en alguna carta, la persona encargada de hacerla hará la aclaración pertinente y se trabajará lo que sea necesario según el caso.

Consultas a Cecilia Delorenzi teléfono de Rosario 0341-156-685686

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *