PALABRAS DE RADIO – CONOCER A DIOS (II)

No Comments 390 Views0


1011649_514944108587406_1576569161_n

¨Al principio no había ni existencia ni no existencia. Todo este mundo era energía sin manifestar… Él sopló sin aliento, por su propio poder, no había nada más… ¨  Rig Veda.

Dios se hace presente  a un nivel tan grande  que termina siendo lo único real. Y esa energía es tan  inteligente que es  consciente de sí y permite que el  caos de átomos, electrones,  protones, se unan de manera perfecta; en perfecta sincronía.   Lo que HACE   que  todo  ese espacio   vacío no lo sea tanto. Sino que en ese espacio vacío halla la información  que permite que  LAS COSAS SUCEDAN.

Y esa  información  que crea supernovas, es la misma que mueve nuestros pensamientos.

Dios  puede ser  percibido pero no conocido.

Por eso es importante  mirar ,  ya que  el mundo MATERIAL es específicamente humano,  lo que implica  que es una parte de  la experiencia del alma (es otro tema muy interesante).

Las personas que están sujetas  o aferradas  a lo material,  con un  poderoso  argumento  de la no existencia de dios   pueden decirte:  una  mesa no la creó  dios, la creó el hombre porque es tangible y  medible.  Una silla, un auto, el jabón , las zapatillas…

Pero aquellos que  miran  logran  dilucidar un  lugar de transición. Y eso es según la respuesta del cerebro, porque el cerebro es el traductor  del pensamiento, y dios se comunica  a través de los pensamientos.

Cuando estamos  enojados  profundamente   experimentamos a dios  como lucha. Esa lucha implica que necesitamos protegernos porque conocemos solamente a un dios que nos protege .

Dios me protege   en los momentos  de que me siento atacado, en los momentos que estoy herido.

 Cuando   experimentamos paz  el cerebro  traduce que la paz es  el orden natural de las cosas, y que lo que hay afuera   no nos desordena.  Dios es experimentado como   el infinito creador que no deja nada  al azar. Experimentamos a dios  como paz.

 Cuando  experimentamos  el milagro  el cerebro   comprende   todas las respuestas anteriores y  también entiende  que el origen   es creativo , puro  y que  una célula  no es el cerebro en sí, sino que  es tan pura , que permite que  dios se manifieste.  Empezamos a diferenciar el SER  con la experiencia DE SER.

El pensamiento es una experiencia  con dios.  Es decir que el cerebro  traduce  todo lo que  sucede a nuestra  alrededor.

Y la pregunta es ¿hasta qué punto el cerebro  traduce? ¿nuestros sentidos son tan fidedignos?

Todo lo que  vemos  alrededor   son  millones de átomos moviéndose a una velocidad tan rápida que el cerebro lo traduce como continuo.    Esos átomos  no se   mueren  o viven. Es decir a nivel  material parece que me muevo, pero a nivel cuántico  un fotón  no desaparece.

Es decir que cuando me levanto  mi cuerpo no se mueve,  sino que son miles y millones de partículas que se prenden y apagan generando la ilusión de movimiento en  el vacío.

Otro  ejemplo, cuando miramos televisión o una película, el parpadeo de los tubos del televisor generan la ilusión del movimiento , pero  no hay  ningún electrón que se mueva, sino que son los fotones de los  tubos  lo que generan la ilusión del movimiento.

Por eso,  esto aplicado a la vida  cotidiana,  es el  ¨televisor¨  como inteligencia  que hace que parpadee  y genere la ilusión del movimiento

Entonces  si   en algún momento aceptamos que en realidad no nos movemos cuando nos estamos moviendo,   ¿qué es lo que se mueve?  La CONCIENCIA.

Hay un cuento zen  muy interesante, en el que  dos discípulos  miraban como se agitaba una bandera con la brisa  y decían: – ¿Lo ves?, nadie puede dudar que la bandera se mueve.

El otro no estaba  tan  de acuerdo con él  y respondió : – No, es el viento el que la mueve . La bandera no tiene movimiento por sí misma.

Continuó el debate,  hasta que apareció el maestro y dijo: – Los dos están equivocados. Solo se mueve la conciencia.

 Entonces dios esta mucho más presente de lo que nosotros creemos que lo está.

Resulta que dios  no es una persona, sino que es un proceso.  Del cual el cerebro va aprendiendo a mirarlo y hasta que no lo encuentres  no sabrás quien eres.

Yo personalmente    escucho a muchas personas que me hablan de Buda, Jesús,  y tantos maestros espirituales y me pregunto antes de decirme quienes son ellos , decime:  ¿quien sos  vos?. Porque esa es la pregunta movilizadora realmente: ¿QUIÉN SOS?

 Hay una  hermosa frase  veda que dice: “Aquellos que lo conocen  no hablan de ello, y aquellos que  hablan de ello no  lo conocen «.

Las personas  que dicen ser iluminadas,  ¿cómo lo saben? Buda no dijo nunca  lo que es ser iluminado  ¿por qué? ,  ,porque  si  hubiera dicho lo que  es estar iluminado, lo hubiera  convertido en un fin  para el ego, hubiera creado una NECESIDAD y  ya sabemos que si hay necesidad hay apego. Y el apego es sufrimiento. ¿Qué pasa si pierdes la iluminación?   ¿Acaso sufrís?  No puede haber un apego a la iluminación.

Conocer a dios es conocerse a sí mismo, pero también implica darnos cuenta que no somos dios, sino que  SOMOS UNA PIZCA DE ESA INTELIGENCIA QUE SE MANIFIESTA.

¿Cómo conocer a  dios?

Una vez le preguntaron a un maestro espiritual: ¨¿cómo  encontraré a dios? No veo  evidencia alguna de que esté en todas partes y millones de personas  están bien sin él. Sin dios  todo sucede en el espacio tiempo, en el mundo que  estamos acostumbrados¨.

El maestro respondió: ¨ Espacio y tiempo son  como una red en la cual estás atrapado. Pero las redes tienen  agujeros.  Debes encontrar un agujero para escapartey dios será obvio.

Encontrar  a dios  es un proceso,  como dije antes,  e implica reconocer que uno está  en  esos tres espacios de los que habla D. Chopra:  ESPACIO MATERIAL- CUANTCO-VIRTUAL.

Los 3 se entrelazan de una manera muy fuerte. CONOCER A DIOS ES UN PROCESO DE DESENMASCARAR.

Por Juan Pablo del Valle para ReCicladas

Fte: ¨Conocer a Dios. El viaje del alma hacia el misterio de los misterios¨ – Deepak Chopra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *