PERSONAJES QUE INSPIRAN.

No Comments 356 Views0


10480224_757406997705413_8483049397739719163_n

“LAS DIFICULTADES YA NO ME AMARGAN. RESUELVO TODOS LOS PROBLEMAS CON FACILIDAD”…esa es la frase para el día de hoy 23 de junio del calendario de Louise Hay…dicen que las casualidades no existen y buscando material sobre mi personaje de hoy…que es nada más y nada menos que Louise Hay encontré el calendario que ella nos regala con una frase para cada día del año, y la de hoy se adecua perfectamente al cuento que acabamos de leer… (Ver ¨El desafío¨)

Todos nos enfrentamos a dificultades en la vida, si todo fuera sencillo y fácil, si no hubiera piedras en el camino…muchas veces montañas rocosas, nunca hubiéramos podido desarrollar nuestro ingenio y habilidad para salir airosos de esas situaciones, nunca hubiéramos aprendido, porque todas las experiencias nos enseñan, y las negativas más que las positivas…

Y de esto sabe mucho mi personaje de hoy…nuestra querida amiga Louise. Muchos quizás ya sepan quién es, pero no conocen su historia, y muchos otros quizás, solo escucharon su nombre. Ella es fuente de inspiración de nuestro programa, de ReCicladas, de ella aprendemos día a día porque ReCiclamos la vida, nuestra vida, tomamos lo mejor del pasado y los sueños del mañana para crear HOY  la mejor versión de nosotros mismos…no es así?

Louise Loony Hay nació en Los Ángeles, California, el 8 de octubre de 1926. Sus padres se divorciaron cuando apenas contaba con un año y medio. A partir de ese momento, la madre de Louise debió trabajar como empleada doméstica para mantener su hogar y ella quedó a cargo de una familia amiga. Años más tarde, su madre volvió a contraer matrimonio con un hombre violento con el que tuvo otra hija. Hasta ahí puede ser una vida muy similar a la nuestra o a la de una conocida o amiga, pero era solo el comienzo de una infancia marcada por la pobreza, la inestabilidad y los abusos físicos. Cuando Louise cumplió cinco años, fue violada por un vecino alcohólico, el cual recibió 15 años de prisión. Ella recuerda como le repitieron de manera insistente que era su culpa, pasó muchos años temiendo que cuando lo dejaran en libertad vendría a vengarse de ella por haber tenido la maldad de enviarlo a la cárcel. Apenas cumplidos los 10 años, su padrastro comenzó a maltratarla físicamente y abusar sexualmente de ella. Hasta que en 1941, Louise decidió huir de su casa y comenzar a trabajar como camarera. Se entregaba sexualmente a aquel que le demostrara un poco de atención, motivo por el cual quedó embarazada con 16 años y, al dar a luz, dio en adopción a su bebé a una pareja sin hijos.

Su vida pareció mejorar cuando se mudó a Nueva York, y encontró un buen trabajo como modelo, también conoció a un empresario de la moda, de origen inglés con el que se casó y la hizo muy feliz por 14 años, ya que la dejó por otra mujer.

Esto no hizo más que acentuar su baja autoestima y en 1970 comenzó a volcarse a prácticas espirituales, esto la llevó a convertirse en una oradora muy popular y ese contacto con la gente la llevo a estudiar las causas psicológicas y espirituales de la enfermedad y compiló una guía referencial detallando las causas mentales de las dolencias físicas y desarrolló pautas de pensamiento positivas para revertir la enfermedad y crear salud. Esta compilación la hace decidirse en 1976 a escribir el libro “Sana Tu Cuerpo” el cual se convertió más tarde, en uno de sus títulos más vendidos.

Pero una nueva piedra se cruza en su camino, una nueva tormenta amenaza con destruir una de sus más prosperas cosechas, esa piedra se llamó cáncer, si, un cáncer en el área vaginal, pero esta enfermedad no le produjo ninguna sorpresa dado sus antecedentes de abusos sexuales que había sufrido y éste cáncer no era más que una manifestación externa del profundo resentimiento que la devoraba por dentro.

Louise dijo…“Si me opero para sacarme el cáncer y no limpio el proceso mental que lo creó, entonces el médico seguirá cortando pedacitos de Louise hasta que no haya más Louise para cortar”…es por ese motivo que decide posponer la operación y someterse a tratamientos naturales intensivos, averiguó como había sido la infancia de sus padres, ya que considera que todos somos “victimas de víctimas”, descubrió similitudes con su propia niñez y así logro sentir compasión por todos los que le habían hecho algún daño. Seis meses después de empezar su propia curación el médico le confirmó que el cáncer había desaparecido completamente. Fue su mayor prueba de que su filosofía era acertada y hoy es la prueba viviente de que aún una enfermedad “incurable”  puede ser sanada si cambiamos la forma de pensar, creer y actuar.

Ya instalada en su nativa California del Sur, en 1984, publica su libro más importante, “Usted Puede Sanar Su Vida”. Este libro tuvo y tiene un éxito tal que comienza una compañía editora propia llamada HAYHOUSE y que crece día a día.

Hoy Louise es una mujer, una hermosa mujer que a pesar de ser mayor, hoy tiene 88 años, aún sigue trabajando por ella y por los demás, una mujer que nunca hubiéramos conocido si no hubiera sido por las adversidades que tuvo en la vida, esas que le fueron enseñando y ella nos enseñó a nosotros que es el dolor, el sacrificio y las desilusiones lo que nos ayuda a encontrar el camino, el objetivo en nuestra vida, esas adversidades que nos hacen más fuertes y más sabios.(es como el trigo del cuento que sin tormentas crece vacío, en cambio cuando se enfrenta a las inclemencias del tiempo lo hacen crecer fuerte y fértil.)

Todos pasamos por tormentas, y muchas otras estarán por venir, está bien y es normal sentirnos mal, tristes, angustiados, pero solo un rato, debemos superarnos, aprender de esta experiencia que nos pone la vida delante, canalizarla de manera positiva, quizás no veamos el camino despejado enseguida, es más quizás ni siquiera veamos el camino, pero está ahí, muy cerca, delante nuestro, esperándonos con las flores más lindas que hayamos visto en la vida, con los aromas más perdurables y suaves que jamás hubiéramos imaginado, porque como dice Louise“Hemos escogido venir aquí para aprender una lección determinada que nos hará avanzar por el sendero de nuestra evolución espiritual“ y ya que estamos hablando con palabras de Louise solo lo conseguiremos amándonos a nosotros mismos, ella dice siempre:

“Amarte a ti mismo es la cura milagrosa y el camino hacia la paz”.

 

Por Ceci Delorenzi para ReCicladas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *