PERSONAJES QUE INSPIRAN – Nelson Mandela

No Comments 896 Views0


10428610_844623905589044_2574780876251286675_n

Hace un par de días vi una película…lamentablemente no tengo mucho tiempo de dedicarme a ver películas, aunque es algo que me gusta mucho….estaba haciendo zapping y algo me llamó la atención, estaba empezada pero realmente valió la pena detenerme a verla.
La película era “Un largo camino hacia la libertad” basada en la autobiografía de Nelson Mandela, cuyo libro fue publicado en 1994. El libro describe su niñez, mayoría de edad, educación, los 27 años en prisión hasta su presidencia.
Mandela nació el 18 de julio de 1918 y fue bautizado con el nombre de Rolihlahla, palabra de origen xhosa que significa “halar la rama de un árbol” , que podría ser interpretado como “alborotador”, aunque años después sería conocido por el nombre de su clan, Madiba. El nombre Nelson se lo puso el primer día de clases su profesora, que le dió un nombre de origen inglés a cada uno de los alumnos, Mandela nunca supo porque escogió ese nombre.
En la película se describe cómo fueron sus días…mejor dicho sus años en la cárcel, 18 de ellos en la isla Robben, encerrado en una pequeña celda sometido a duros trabajos y agredidos por insultos y agresiones físicas por parte de los guardias, todos de raza blanca. Era clasificado como prisionero “Clase D”, el menor de los grados en la prisión, al que se le permitía recibir una visita y una carta cada seis meses, y ambos eran controlados y censurados por los guardias.
Sin embargo desde ese lugar y como representante de los prisioneros, los organizó para mejorar las condiciones de la prisión. Ya para el año 1975 subió de categoría en la prisión y podía recibir visitas y correspondencia regularmente, lo visitó Desmond Tutu, a quien en su momento también tuvimos de visita acá en la radio como personaje inspirador…
Su segunda mujer, era muy diferente a él, Winnie Madiziketa, era una gran activista política y miembro de la CNA (Congreso Nacional Africano) considerada por algunos “La madre de la nación” , ella tenía un discurso mucho más radical y populista, con constantes llamadas a la agitación.
Cuando Nelson Mandela salió de la cárcel encontró con un pueblo que reclamaba sus derechos usando la violencia…es ahí cuando se dirige a una estación de TV, para detener la guerra civil, a través de las pantallas de TV, dirigiéndose al pueblo: “Alguien me dió esta nota cuando me estaba yendo y quiero leérselas. Dice: «Sin Paz, no hables de la Paz. Ya hemos tenido suficiente, por favor señor Mandela, nada de Paz. Denos armas. No Paz. Esa es mi respuesta». Sólo hay una manera de seguir y esa manera es la paz. Lo se…eso no es lo que quieres escuchar. Pero… no hay otra manera. Soy su líder. Y mientras sea su líder, voy a darles liderazgo. Mientras sea su líder voy a decirles siempre cuando estén equivocados. Y les digo ahora que están equivocados. Yo quedé para pelear, he estado dispuesto a morir. He perdido 27 años de mi vida en prisión, pero les digo ahora, yo les he perdonado. Si yo puedo perdonarlos, ustedes también pueden hacerlo. No podemos ganar una guerra. Pero, podemos ganar una elección. Muestren a la gente, quédense en casa, sean pacíficos y cuando llegue el día de las elecciones, voten! ”
Y es así que gana en las elecciones generales programadas para el 27 de abril de 1994 y Mandela se convierte en el primer presidente de raza negra en la historia de Sudáfrica.
Mandela se asomó a la “cueva” y gritó paz, y la cueva le respondió paz…no porque nunca se hubiera enojado o se hubiera sentido impotente ante las injusticias que se cometían, sino porque era un convencido de que el único modo de lograr la paz era con paz.
El 5 de diciembre pasado se cumplió el primer aniversario de su muerte, y creo que desde nuestro humilde lugar es el mejor homenaje que podemos hacerle…
Antes de terminar quiero regalarles una frase de Mandela: “Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, o su origen, o su religión. La gente tiene que aprender a odiar, y si ellos pueden aprender a odiar, también se les puede enseñar a amar. El amor llega de forma más natural al corazón humano que su contrario”.

Por Cecilia Delorenzi 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *