PON EN FORMA TU CEREBRO .

No Comments 409 Views0


48027_616927428374601_1528921933_n

PENSAMIENTOS PARA LA SALUD. Cuando estamos sanos nos sentimos con fuerzas suficientes para hacer lo que deseamos. Tenemos buen apetito, nos vamos a dormir y despertamos sin problemas. Gozamos de buena memoria y sentido del humor. Somos precisos al pensar y actuar. Sinceros, humildes, cariñosos y agradecidos.

¿Cómo estás de salud? ¿Sabías que tus pautas mentales contribuyen al bien-estar o mal-estar?

Nadie desea estar enfermo, sin embargo el cuerpo encuentra la manera de hacernos saber que es necesario cambiar  hábitos de pensamientos que nos hacen transitar por el lado del miedo, la culpa, falta de perdón o crítica.

Louise Hay, como una de las fundadoras del movimiento de autoayuda, fue de las primeras en hablar de las causas mentales y emocionales de las enfermedades físicas en su libro ¨Sana tu cuerpo ¨ (1976). Brinda también la forma de mantener la salud a través del pensamiento positivo y el amor a nosotros mismos.

Mente, cuerpo y espíritu en sintonía es el mejor ¨medicamento¨ para todo proceso de sanación.

El diálogo mental interior afecta a cada célula de nuestro cuerpo. La ciencia lo ha demostrado con el desarrollo y avance en el conocimiento de las neurociencias.

Sabemos que los circuitos electroquímicos van moldeando nuestras neuronas y esa plasticidad cerebral produce maravillosos resultados. Bien lo saben aquellos que practican  actividades que les permite vaciar la mente de negatividad dando espacio a nuevas avenidas neuronales.

Cambia el pensamiento y cambiará el sentimiento.

El reto es recuperar la vida saludable que nos merecemos y encontrar la forma de alimentar pautas de pensamiento que nos conduzcan al equilibrio.

¿Cuándo comenzamos? ¡Ahora mismo! No busques excusas, encuentra recursos simples. Estés o no cursando alguna enfermedad tómate el tiempo para desayunar con música en lugar de escuchar noticieros;  camina por la vereda del sol si te agrada sentir la cercanía de la primavera; visualiza gratos momentos antes de dormir y no sufrirás pesadillas. En lo cotidiano existen innumerables oportunidades de cambiar tu enfoque a positivo.

Una sensación, visión o escucha dispara un pensamiento que trae como consecuencia una emoción y nos llevará a la acción. Las células nos escuchan… nos leen y nos sienten.  Ésta es la conexión que podemos intervenir y transformar.

Elijamos entonces, palabras y pensamientos para cambiar el presente y  construir el futuro inmediato y a largo plazo.

Por eso practicamos nuevas pautas mentales con afirmaciones para una  vida en positivo. Podemos decir a modo de ¨tratamiento¨:

¨Mi cuerpo se comunica conmigo, y ahora escucho sus mensajes. Le presto mi atención y hago las correcciones necesarias. Le doy lo que necesita en todos los niveles, para devolverle una SALUD ÓPTIMA. Recurro a una fuerza interior que está disponible cada vez que la necesito. Y así es.¨ 

 

Irma Velez para ReCicladas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *