SUPER LUNA LLENA Y ECLIPSE LUNAR EN SAGITARIO. 26 de Mayo 2021. ~

No Comments 142 Views0


luna mayo

Cuando hablamos de una Luna Llena, y nombramos sólo el signo lunar estamos contando la mitad de la historia. Ya sabemos que para la Luna Llena, esa sagrada relación entre el Sol y la Luna, está en culminación. Cara a cara. Sin tapujos, todo expuesto. Mirándose de una forma desafiante y al mismo tiempo cómplice. Reconociéndose una vez más y aceptando el camino recorrido desde la Luna Nueva anterior, que inició el desafío de esta lunación. Esta es además de un eclipse lunar, una Superluna, o sea es una luna nueva o llena que coincide estrechamente con el perigeo, el punto más cercano de la Luna a la Tierra en su órbita mensual.

Tenemos eclipse lunar, cuando la Luna Llena se forma alineada con los Nodos Lunares, lo que ocurre dos veces al año al menos, aunque puede haber hasta 5 a veces, como si quisieran recordarnos nuestro destino, nuestro camino a seguir, al mismo tiempo que nuestros orígenes. Los Nodos Lunares, esos puntos donde el plano de la Luna alrededor de la Tierra, se cruza con la eclíptica, o sea el tránsito de la Tierra alrededor del Sol, aunque visto desde aquí, parezca que es el Sol el que se desplaza por las constelaciones. Todo un juego mágico de pura geometría cósmica. Un eterno juego que por la extraordinaria sabiduría geométrica nunca es vivido igual por ninguno de nosotros, los humanos.

En una Luna Llena en Sagitario, el Sol se encuentra en Géminis y este ángulo mutable se despierta y la energía que fluye es exuberante y positiva. Sagitario el buscador de la verdad del zodíaco, es un signo de fuego que nunca encuentra satisfacción para su curiosidad eterna. Siempre hay algo más que investigar para este signo. Las respuestas a sus preguntas nunca son completas. La incansable curiosidad de Geminis es diferente. Géminis hace la pregunta pero no se detiene a escrutar la respuesta. No tiene tiempo para escuchar o analizar. Es Sagitario quien decide si lo que ha escuchado es verdad o no. Géminis simplemente pasa la información.

Este juego eterno, hoy tan relevante por el acceso gratuito a redes sociales, nos presenta el gran problema a resolver, que es decidir qué es eso que leo, repito y paso a los demás sin detenerme por un momento a discernir, si es realidad o simplemente la paranoia de alguien que también tiene la libertad de decir o repetir lo que quiera en las redes. Como siempre, en cada paso que damos, tanto evolutivamente como tecnológicamente, nos confrontamos con nuevos desafíos. Discernir e investigar la elusiva verdad es el trabajo de Sagitario, quien confronta a Géminis reclamándole cordura e integridad.

El regente de Sagitario, Júpiter, recién entrado en Piscis, signo que también rige, es quien esta vez hace de planeta focal (el responsable, el activador, el desafiante) de una T-cuadrada al Sol y la Luna, una vez más en nuestras vidas el tema del exceso, de la arrogancia, de nuestra necesidad de sobresalir, de arriesgar, de lanzarnos, se activa, y debemos preguntarnos hacia dónde nos estamos lanzando. Esa maravillosa cualidad humana, que nos impulsa a arriesgar siguiendo una intuición, un sentimiento, una necesidad interna, no siempre nos lleva a encontrar lo que estamos buscando, pero es un paso necesario para comprender si vamos por el camino adecuado. Pero la Luna está separándose de la cuadratura con Júpiter, sugiriendo que quizás es hora de desprendernos de una parte del sueño que buscamos para concentrarnos en aquello que realmente nos inspira, nos despierta la creatividad y nos mueve hacia manifestar “nuestra verdad”. El Sol a su vez va de camino al encuentro con el Nodo Norte de la Luna, que se forma exacto el 31 de este mes, justo para cuando Mercurio se detiene, dando así comienzo a su segundo retrógrado del año, en su propio signo. Este encuentro, del Sol y el Nodo Norte de la Luna, o sea un eclipse, es el último que ocurre en el signo de Géminis hasta Junio 2039 y no ocurría desde hace 18 años, por tanto es un momento único que nos habla de qué es lo que significa tener la capacidad de repartir información, (porque podemos), sin usar la sabiduría y discernimiento, primero de Virgo y luego de Sagitario, antes de apretar el botón de “enviar”.

Por supuesto que el tema de lo que difundimos por las redes sociales no es el único con que nos confronta este eclipse lunar, a un nivel más profundo es acerca de encontrar nuestra propia verdad, de redirigir nuestro camino, ante el bombardeo mediático de lo que uno “debe” o no hacer, para “tener éxito”, para “triunfar” en la vida. Es aquí donde nos encontramos con la pregunta de qué es eso que llamamos “éxito”: siendo Sagitario el signo anterior a Capricornio, donde nos encontraremos con el resultado de esta especie de meditación o preparación para descubrir qué es eso que nos hace sentir que hemos logrado lo que buscábamos, como también lo que nos presenta con la magnitud de lo que debemos comprender, preparar y estudiar, antes de encontrar el verdadero camino hacia nuestro éxito personal. Lograr conectar con eso que mi alma ha venido a expresar, es parte del recorrido. Tener la disposición, la confianza, la inspiración, la determinación de mantenernos fieles a nosotros mismos, es el trabajo a realizar. No es un trabajo fácil, y como este eclipse en cuadratura a Júpiter nos sugiere, no siempre podemos estar en la cima. Hay caídas, muy necesarias por cierto, por en los momentos de más desamparo y desánimo, es cuando surge ese impulso que nos llevará a RE-iniciar, a RE-estructurar nuestro camino y nuestras habilidades.

Este es un momento ideal, en un retrógrado de Mercurio en Géminis, para “discernir”, meditar, contemplar, nuestro siguiente movimiento. Si este eclipse te encuentra en la cima, toma consciencia que la eterna búsqueda sagitariana te llevará a la próxima caída, de la cual resurgirás; por otro lado, si para este eclipse te encuentras en la desesperación, el descontento, para y medita, espera, conecta con tu humildad y el optimismo de este eclipse en Sagitario te ayudará a resurgir y encontrar la “fé” que se necesita para continuar, no importa qué. Todo lo divino está en nuestro interior. Si tu crees que Dios te ayudará, eso es seguro, pues el espíritu humano de hacer todo lo posible (nuestra naturaleza instintual divina) antes de capitular, estará allí para inspirarte.

Neptuno en Piscis se encuentra alineado con Pallas, la gran estratega y luchadora. Algo nos dice que somos parte de una situación global de desamparo y victimización (la pandemia), que aunque desde nuestra humilde individualidad no podamos resolver, sí podemos unirnos a otros para encontrar la mejor forma de provocar los cambios que creemos que deben tomar lugar. Como dice la canción “Man in the Mirrow”: si quieres hacer un mundo mejor, mira al hombre/mujer/ en el espejo y haz el cambio.

Saturno en Acuario sigue confrontando a los signos fijos: Tauro, Leo, Escorpio y Acuario, con la “realidad” más despiadada. Aunque duro de aceptar, nuestras limitaciones están allí hasta que decidamos romper con esa mentalidad que no nos permite avanzar. Aceptar nuestras limitaciones físicas y mentales es parte fundamental del viaje, pero nunca como consolación para nuestro “no hacer”, sino para que vislumbremos la gran magnitud de posibilidades que todavía tenemos y podamos planear nuestro próximo movimiento con los pies firmes en la tierra. Dejar viejos paradigmas detrás es parte de la propuesta saturnina, la tradición es importante, siempre que no nos impida avanzar.

La Luna, en este eclipse lunar se encuentra de camino al encuentro con el Nodo Sur, hoy, 26 de Mayo, este es un buen momento para reflexionar en los “éxitos” del pasado, dirigir nuestra mirada hacia los logros personales, por pequeños que parezcan, RE-conectar con nuestra habilidad de RE-cuperarnos, que todos tenemos y prepararnos para nuestra próxima aventura de Ser. La Luna va de camino al trígono con Kirón en Aries, y unos aires de curación comienzan a inspirarnos, para no dejarnos llevar por la desilusión y poder aceptar, que los dioses nos cuidan, nos protegen y nos inspiran, Siempre, si sabemos escuchar.

La búsqueda de nuestra Verdad, la que emana de nuestra alma, de la memoria de nuestra sabiduría ancestral, está en cada una de nuestras células y esto nos rescata hasta el final, hasta que completemos nuestra búsqueda. La palabra del idioma inglés “Quest” describe el viaje sagitariano y no importa cuantas veces nos distraigamos, nos alejemos de esa búsqueda, “algo” siempre nos Re-torna al sendero verdadero que nuestra alma ha venido a Re-correr.

Si el eclipse te ha traído cierto “éxito” disfrútalo, si por el contrario te ha confrontado con la desilusión: espera y medita, porque la Luz de Sagitario, siempre vuelve a inspirarnos, una y otra vez. Es justamente en los momentos de más desamparo que la flecha kironiana de la constelación de Sagitario, nos vuelve a marcar el camino, nos vuelve a inspirar.

Fuente: Cristina Laird ~ Astrología Arquetípica ~

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *