SUPERLUNA LLENA en Virgo – 19 de febrero de 2019.

No Comments 354 Views0


23031499_1205986212836232_8809941112558182457_n

Esta próxima Luna Llena, es una Super Luna Llena, que es cuando la Luna se encuentra en su perigeo, o punto más cerca de la Tierra, y por tanto la vemos más grande desde nuestro planeta y su poderío en nuestras mareas es más potente. Esta lunación, como todas, es especial por muchos motivos. Para empezar no olvidéis que su efecto más potente es dos o tres días antes, así que para el 17 y 18, ya sabremos que se trae entre manos esta lunación en nuestras vidas.

Como toda Luna Llena habla del momento cuando algo llega a su punto de máxima expresión, a menudo concluyendo los temas que afloraron para la lunación anterior, en este caso fue la Luna Nueva en Acuario del 4 de Febrero. Aunque también vibra con los eventos de la última Luna Llena en Piscis o Luna Nueva en Virgo de Agosto-Septiembre 2018, respectivamente. Os acordáis que pasaba en ese momento en vuestras vidas?

Aunque la conjunción Marte-Urano continúa vigente para esta lunación, desde el 14, Marte ya ha entrado en Tauro por tanto con Urano en el último grado de Aries. Esta combinación de Fuego y Tierra, nos habla de poder dar una expresión más concreta a nuestras ideas rebeldes y revolucionarias que es lo que Urano en Aries ha estado exacerbando a nivel mundial desde el 2011. Marte en Tauro nos invita a terminar lo que ya hemos activado, en vez de provocar más conflicto. Ya no sirve buscar repuestas rápidas, ahora debemos “poner el dinero donde está la boca”. Aun así Tauro es un signo “muy” fijo, así que las discusiones pondrán en evidencia una testadurez importante . Cada parte seguirá aferrada a su posición que con la influencia de Mercurio en Piscis será cada vez menos clara. Mercurio entra en su faz de pre-sombra de este retrógrado en Piscis de la mano de Neptuno en Piscis. Por tanto las ideas claras serán escasas y la confusión de discurso será más elocuente. El retrógrado de este pequeño planeta comienza el 6 Marzo, justo el día que Urano entra en Tauro, para quedarse hasta el 2026. Por tanto, antes de engancharte en una discusión, asegúrate que tus ideas son claras y concretas y que no discutes por discutir y sobre todo que no proyectas tu sombra en tu contrincante para continuar el conflicto.

A nivel mundial ya estamos viendo este patrón en Venezuela, España, Estados Unidos, donde las partes opuestas no aceptan ver el punto de vista del otro y siguen aferrados a su discurso sin ceder ni un milímetro y mucho menos aceptando errores. Es posible que algo explote en alguna de estas situaciones, para esta lunación. Los políticos necesitan dejar de exaltar las divisiones y sus guerras de poder, por motivos políticos y sentarse a negociar por el bien de todos. Necesitaremos fuerza de caracter, pero no para seguir defendiendo lo indefendible sino para comprometer, encontrar puntos en común, buscar soluciones. Pero por supuesto que Urano que es un planeta transpersonal, está exigiendo un cambio, ya inevitable, y los que se aferran al poder por medios menos éticos, caerán. Lo nuevo surge con fuerza y ya no se puede detener. Donde queden vestigios de preceptos viejos, es donde veremos más la exigencia de Urano, que nos fuerza a romper cadenas, a lo nuevo, a lo menos tradicional. Cuanto más nos agarremos a lo viejo, a lo tradicional, más fuerte será el dolor. La conjunción Saturno-Plutón en Capricornio, ya en activo, nos está indicando que algo debe renovarse y renacer. Estos son cambios muy profundos que uno debe aceptar y debemos prepararnos para decir adiós a muchos hábitos de vida y muchos aspectos de nuestra personalidad que nos han servido por mucho tiempo, pero que ya no cumplen la misma función, sólo detienen nuestra evolución. 

La cuadratura de Júpiter a Mercurio, nos recuerda que la renovación no significa tirar por la ventana lo bueno, simplemente porque es viejo. Así que tendremos un balance que nos inspira a utilizar lo bueno que nos hemos trabajado por años pero permitiendo la renovación.

La conjunción Venus Saturno en Capricornio sigue vigente y Venus es el dispositor de Marte en Tauro, por tanto el acercamiento femenino en la discusión política parece más relevante que nunca. Lanzarnos al cambio pero con dignidad y planes bien pensados parece ser la solución, para compensar por la demanda de libertad impulsiva que nos pide Urano en Aries, pero que ahora debemos manejar más concretamente. Capricornio y Tauro son signos de Tierra, esta Luna Llena es Virgo, por tanto el elemento Tierra manda y ahora debemos hacer realidad de una forma adulta, organizada y con los pies en la tierra, esa libertad que tanto ansiamos y sin duda nos merecemos.

Unos de los aspectos más importantes de esta lunación es la T-cuadrada que forman Eris y Urano a los Nodos Lunares, lo que describe claramente este proceso de liberación de cadenas autoimpuestas, por motivos valederos en otros tiempos y que ahora lenta pero firmemente debemos ejecutar. Los aspectos a los Nodos, y sobre todo las T-cuadradas, es decir, cuando uno o más planetas forman ángulos de 90º al ángulo nodal, son momentos claves de evolución, cuando realmente nos encontramos en un punto de dejar ir de los viejos acondicionamientos y nos lanzamos a evolucionar, hacia un nuevo estado de consciencia.

Saturno y Plutón desde Capricornio, nos recuerda el Tiempo que tenemos y que vivimos y la realidad que debemos confrontar y respetar. Tanto a nivel colectivo como personal, esta es una de las Lunas Llenas más importantes del año, donde los efectos del Calentamiento Global ya no se pueden discutir más y la necesidad de tomar responsabilidad por ello es irrevocable.  Nada de todo esto es un trabajo fácil, sobre todo mientras sigamos concentrados en lo que nos divide, en vez de programar lo que podemos hacer todos juntos por el bien no solo del planeta, sino de nosotros mismos y las nuevas generaciones que pagan por nuestros errores.

El retorno a la Diosa, a la Naturaleza es impostergable, siendo Virgo el signo en que se encuentra la Luna y con un Kirón en trígono a Ceres, el tema de la Salud también es un mensaje de esta lunación. Este es uno de los cambios más potentes que están tomando lugar: nuestra alimentación. Ceres nos habla de los productos de la tierra, de la comida consciente, de la forma correcta de alimentarnos sin perjudicar el medioambiente. Este es un tema muy amplio que merece un lugar especial, pero sí podemos comenzar a tomar responsabilidad de nuestro propio cuerpo. Si nos enfermamos es por que algo se nos escapa y no comprendemos bien. La comida es lo que entra por nuestra boca cada día, la reacción de tu cuerpo está directamente ligado a lo que comemos. Presta atención a como reacciona tu cuerpo después de comer. Busca cual es la mejor dieta para ti. Todo lo que entra en tu cuerpo provoca una reacción del mismo, aprende a interpretar lo que te dice. Prueba diferentes alimentos hasta que encuentres cual va mejor contigo. Hora de dejar de ir de acondicionamientos culturales sobre qué es lo bueno para ti y qué no. Sólo tú lo sabes, pues tu cuerpo te habla. Aprende a escucharle sin darle explicaciones aprendidas por mantenerte fiel a lo que te han enseñado.

Libérate! Feliz Luna Llena!

Fuente: Cristina Laird ~ Astrología Arquetípica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *