Tag Archives: Abundancia

louise-grayscale-1

AFIRMACIONES PARA CREAR RELACIONES ROMÁNTICAS SANAS. Louise Hay ~

No Comments 510 Views1

Ser una persona «necesitada» es la mejor manera de atraer una relación que no funciona. Si esperas que otra persona te «arregle» la vida o sea tu «media naranja», te preparas para el fracaso. Necesitamos ser realmente felices con nosotros mismos para entablar una relación. Necesitamos ser lo suficientemente felices para ni siquiera necesitar que una relación sea feliz.

Mientras trabajas para resolver los obstáculos que se interponen entre tú y tu relación, ejercítate en ser tu amante. Invítate al romance y al amor. Demuéstrate lo especial que eres. Mímate, regálate pequeños actos de amabilidad y aprecio. Cómprate flores, rodéate de colores, texturas y aromas que te gustan. La vida siempre refleja los sentimientos que tenemos en nuestro interior. A medida que se desarrolle tu sentido del amor y el romance, la persona adecuada para compartir tu intimidad se sentirá atraída hacía a ti como si fueras un imán.

Acompaña el proceso con estas afirmaciones:

  • Ahora merezco amor, romance y dicha y todo lo bueno que la Vida puede ofrecerme.
  • Mi corazón se abre. Hablo con palabras amorosas.
  • Tengo un amante maravilloso y ambos somos felices y estamos en paz
  • Tengo una relación íntima feliz con una persona que me ama de verdad.
  • Solo atraigo relaciones sanas. Siempre me tratan bien.
  • Las relaciones de afecto duraderas iluminan mi vida.
  • Estoy a salvo expresando amor.
  • Siempre tengo la pareja perfecta en mi vida.
  • Me abro para recibir una relación amorosa maravillosa.
  • En lo más profundo del centro de mi ser hay un infinito manantial de amor.

Fuente: Afirmaciones.  Louise Hay ~

P1010215

DEJA DE ESPERAR LA ABUNDANCIA. Jeff Foster ~

No Comments 133 Views0

Cuando eras joven te gustaba soñar y soltar los sueños. Vivías en el Ahora.
Cuando creciste, comenzaste a tomarte tus sueños y metas demasiado en serio, y tu felicidad se vinculó al futuro, y el destino se volvió más importante que el viaje. 
Sueña con lo que quieres, por supuesto. Ten una visión para el futuro. Pero aprende a soltar tus sueños, también, deja que floten en el río de la vida, y vuelve tu atención hacia el momento presente. No uses un sueño como excusa para desconectarte del lugar en el que te encuentras. Donde estás es infinitamente valioso…
Aprende a amar los momentos intermedios. Aprende a amar esta deliciosa sensación de espera, anhelo, anticipación. Aprende a bailar y respirar en el espacio que hay entre el querer y el conseguir, entre el soñar y la resolución de los sueños. Aprende a amar el no tener lo que quieres ahora mismo. La tremenda sensación de potencial que hay allí, la plenitud de ello, la paz.

Date cuenta que la ‘carencia’ es solo espacio, resistido.

E incluso la sensación de que algo esté ‘incompleto’ es tan completa, un visitante bienvenido en el corazón.

Respira en el vientre, en el pecho, en la cabeza. Infunde el cuerpo con luz, satúralo con consciencia, empápalo con amor. Siente la plenitud del cuerpo. Carente de nada. Queriendo nada. Abundante de vida.

Incluso cuando no tienes lo que quieres, estas siendo invitado a querer estar exactamente donde estás; a enamorarte del lugar en el que estás, a entrar en contacto con el suelo fértil mientras esperas, u olvidar la espera y simplemente saborear cada momento.

Y abre tus brazos en gratitud, listo para recibir lo que venga.

A veces, incluso el ‘no conseguir’ puede ser tan hermoso.

He aquí tu vida abundante.

– Jeff Foster

Fuente: Jeff Foster Español

14484712_691371834352206_4234473685402603615_n

10 AFIRMACIONES PARA RECIBIR LA PROSPERIDAD. Louise Hay ~

No Comments 453 Views0

RECIBE LA PROSPERIDAD. El Poder que hay en nuestro interior está deseando proporcionarnos nuestros sueños más entrañables y una tremenda abundancia. ¿Estás abierto para recibirlo? Si deseas algo, el Universo no dice: «Lo pensaré». Responde rápidamente y te envía lo que has pedido. Pero has de estar abierto y preparado para recibirlo.

La prosperidad puede significar muchas cosas: dinero, amor, éxito, comodidad, belleza, tiempo y conocimiento. Creas prosperidad hablando y pensando sobre tu abundancia. No puedes crearla hablando sobre tus carencias ni pensando en ellas. Cuando te concentras en la carencia, creas más carencia. Los pensamientos de agradecimiento generan más abundancia.

Sé consciente de las creencias que puede que estén bloqueando el flujo de dinero y prosperidad en tu vida. Ahora usa tu trabajo del espejo para cambiar esas creencias y crear nuevos pensamientos de abundancia. Lo mejor que puedes hacer si tienes problemas económicos es desarrollar el pensamiento de prosperidad.

Cuando te suceda algo bueno en la vida, dile: «¡Sí!» Ábrete a recibir cosas buenas. Di «¡Sí!» a tu mundo a esas cosas buenas. Las oportunidades y la prosperidad se multiplicarán por cien. Una vez al día, ponte de pie con los brazos abiertos de par en par y di con alegría alguna de estas afirmaciones. La vida te escuchará y responderá.

  • Estoy abierto y receptivo a toda la abundancia del Universo.
  • La vida cubre todas mis necesidades en abundancia. Confío en la vida.
  • Soy un imán para el dinero. Todo tipo de prosperidad se siente atraída hacia mí.
  • Soy una persona valorada y bien remunerada en mi trabajo.
  • Estoy abierto a la prosperidad ilimitada que está por todas partes.
  • La ley de la atracción sólo me trae cosas buenas. Cambio mis pensamientos de pobreza por pensamientos de abundancia y mi economía refleja este cambio.
  • Me llegan cosas buenas de todas partes y de todas las personas.
  • Estoy agradecido por todas las cosas buenas de mi vida. Cada día me aporta sorpresas maravillosas.
  • Pago mis facturas con amor y me alegro de poder escribir cada uno de mis cheques. La abundancia fluye libremente a través de mí.
  • Mis ingresos aumentan constantemente y prospero dondequiera que voy.

 

Fuente: El poder del espejo. Louise Hay ~

louise-a4

CLAVES DEL VIAJE ESPIRITUAL A LA SANACIÓN. CLAVES.Louise Hay ~

No Comments 301 Views1

Hay una energía, una fuerza divina que nos crea, sustenta, interconecta y actúa en colaboración con nuestros pensamientos, palabras y acciones para generar las experiencias de nuestra vida. Cuando reconocemos este poder benevolente y aprendemos a trabajar con él, nos convertimos en dueños de nuestro destino. La fórmula es sencilla: piensa en cosas que te ayuden a sentirte bien, elige cosas que te ayuden a sentirte bien y actúa de forma que te ayude a sentirte bien. Luego, no pienses en el resultado y confía en que la Vida te aportará lo que necesitas para evolucionar y ser feliz.
Esta sencilla fórmula ha mejorado radicalmente mi calidad de vida, y también puede mejorar la vuestra.

Factores clave del viaje espiritual de Louise hacia la sanación:
• Simplicidad: concentrarse en dar pasos pequeños, sencillos y manejables en lugar de intentar hacer cosas complicadas.
• Optimismo: poner la atención y la energía en las soluciones en lugar de concentrarse en los problemas.
• Paciencia: experimentar el proceso en su totalidad y conscientemente, en lugar de apresurarsepara conseguir un resultado específico.
• Confianza: aprender a confiar en la Vida viendo perfección y oportunidades de crecimiento en todas nuestras experiencias.
• Crecimiento: ver la vida como una escuela donde utilizamos nuestras experiencias como catalizadores para el cambio y la autorrealización.
• Servicio: centrarnos más en cómo podemos animar y ayudar mejor a las personas que lo necesitan, en lugar de perdernos en nuestra visión personal de las cosas y en alcanzar el éxito.
• Acción: comprometernos a estar presentes y a cruzar las puertas que nos abre la Vida en nuestro viaje.
• Fe: estar dispuestos a arriesgarnos y a avanzar aunque no sepamos cuál va a ser el resultado.
• Magnetismo: conectar con la habilidad de atraer lo que necesitamos y desarrollarla adoptando (y conservando) el estado mental adecuado.

Fuente: «Tú puedes crear una vida excepcional». Louise L. Hay y Cheryl Richardson ~

Author and founder of publishing company Hay House, Louise Hay poses at a portrait session for New York Times Magazine in 2008. (Photo by Michele Asselin/Contour by Getty Images)Author and founder of publishing company Hay House, Louise Hay poses at a portrait session for New York Times Magazine in 2008 in San Diego, California. (Photo by Michele Asselin/Contour by Getty Images)

ATRAER RELACIONES SANAS. Louise Hay ~

4 Comments 1614 Views3

Estar «necesitado» es la mejor manera de atraerse malas relaciones. El doctor Wayne Dyer escribe: «En cualquier relación en la que dos personas se convierten en una, el resultado final son dos medias personas». Si esperamos que otra persona nos «arregle» la vida, o que sea nuestra «mejor mitad», disponemos las cosas para el fracaso.
Es necesario que seamos realmente felices con nosotros mismos antes de iniciar una relación de pareja. Es necesario que seamos lo suficientemente felices para ni siquiera necesitar una relación para ser feliz.
De igual modo, si tenemos una relación con una persona que no se ama a sí misma, es imposible que realmente la contentemos. Nunca vamos a «valer lo suficiente» para una persona insegura, frustrada, celosa, rencorosa o que se odia a sí misma. Con mucha frecuencia hacemos lo imposible por agradar y ser valorados por parejas que no tienen idea de cómo aceptar nuestro amor, porque estas personas no se aman a sí mismas. La vida es un espejo. Siempre atraemos a personas que reflejan características nuestras, o las creencias que tenemos respecto a nosotros mismos y a las relaciones. Lo que los demás piensan de nosotros es su propia perspectiva limitada de la vida. Hemos de aprender que la Vida siempre nos ha amado incondicionalmente.

Fuente: «Vivir» ~ Louise Hay ~

capture-20180611-201023

PENSAMIENTOS PODEROSOS. PROSPERIDAD. Louise Hay ~

No Comments 426 Views0

Los pensamientos que tenemos y las palabras que decimos están continuamente configurando nuestro mundo y nuestras experiencias. Muchos tenemos el viejo hábito de pensar negativamente, y no nos damos cuenta del daño que nos hacemos a nosotros mismos. Sin embargo, nunca estamos estancados, porque siempre podemos cambiar nuestra manera de pensar. Cuando aprendemos a elegir constantemente pensamientos positivos, los viejos y negativos se disuelven y desaparecen.
Así pues, mientras lees los poderosos pensamientos siguientes, permite que esas afirmaciones e ideas te inunden la conciencia. Tu inconsciente va a elegir los pensamientos que son importantes para ti en este momento. Estos conceptos son como fertilizantes para la tierra de tu mente. Al absorberlos a medida que los vas repitiendo enriqueces lentamente la base de tu jardín de la vida. Cualquier cosa que plantes crecerá en abundancia.

  • Te veo como una persona sana y vibrante, rodeada de una belleza exquisita, teniendo una vida de amor y prosperidad, llena de alegría y risas. Estás en un maravilloso camino de cambio y crecimiento. Disfruta de tu viaje.
  • Todo lo que toco es un éxito.
  • Me abro para recibir nuevas vías de ingresos.
  • Ahora recibo mi bien de fuentes esperadas e inesperadas.
  • Soy un ser ilimitado que recibe su bien de una fuente ilimitada y de maneras ilimitadas.
  • Recibo bendiciones que superan mis más acariciados sueños.
  • El Océano de la Vida es generoso con su abundancia.
  • Todas mis necesidades y deseos son satisfechos antes de que lo pida. Mi bien me viene de todas partes, de todas las personas y de todas las cosas.
  • Me merezco lo mejor y ahora lo acepto.

Siempre podemos escoger entre una mentalidad de pobreza y una mentalidad de prosperidad. Cuando tenemos pensamientos de carencia y limitación, entonces eso es lo que experimentamos. No hay manera de ser prósperos si nuestros pensamientos son de pobreza. Para triunfar es necesario tener constantemente pensamientos de prosperidad y abundancia.

Fuente: ¡Vivir!  Louise Hay ~

2018-20-10-21-26-14

EL SUEÑO DEL GUSANO. Cuento de éxito, fracaso y esperanza.

No Comments 405 Views0

Un pequeño gusanito caminaba un día en dirección al sol. Muy cerca del camino se encontraba un saltamontes. «Hacia dónde te diriges?», le preguntó.

Sin dejar de caminar, la oruga contestó: «Tuve un sueño anoche, soñé que desde la punta de la gran montaña miraba todo el valle. Me gustó lo que vi en mi sueño y he decidido realizarlo».
Sorprendido, el chapulín dijo mientras su amigo se alejaba: ¡Debes estar loco! ¿Cómo podrás llegar hasta aquel lugar? Tú, una simple oruga! Una piedra será una montaña, un pequeño charco un mar, y cualquier tronco una barrera infranqueable». Pero el gusanito ya estaba lejos y no lo escuchó. Sus diminutos pies no dejaron de moverse.
De pronto se oyó la voz de un escarabajo: «Hacia dónde te diriges con tanto empeño?». Sudando ya el gusanito, le dijo jadeante: «Tuve un sueño y deseo realizarlo, subiré a esa montaña y desde ahí contemplaré todo nuestro mundo».
El escarabajo no pudo soportar la risa, soltó la carcajada y luego dijo: «Ni yo, con patas tan grandes, intentaría una empresa tan ambiciosa». El se quedó en el suelo tumbado de la risa mientras la oruga continuó su camino, habiendo avanzado ya unos cuantos centímetros. Del mismo modo, la araña, el topo, la rana y la flor aconsejaron a nuestro amigo a desistir. «¡No lo lograrás jamás!», le decían, pero en su interior había un impulso que lo obligaba a seguir.
Ya agotado, sin fuerzas y a punto de morir, decidió parar a descansar y construir con su último esfuerzo un lugar donde pernoctar. «Estaré mejor», fue lo último que dijo, y murió.
Todos los animales del valle por días fueron a mirar sus restos. Ahí estaba el animal más loco del pueblo. Había construido como su tumba un monumento a la insensatez. Ahí estaba un duro refugio, digno de uno que murió por querer realizar un sueño irrealizable.
Una mañana en la que el sol brillaba de una manera especial, todos los animales se congregaron en torno a aquello que se había convertido en una advertencia para los atrevidos. De pronto quedaron atónitos.
Aquella concha dura comenzó a quebrarse y, con asombro, vieron unos ojos y una antena que no podía ser la de la oruga que creían muerta. Poco a poco, como para darles tiempo de reponerse del impacto, fueron saliendo las hermosas alas arcoiris de aquel impresionante ser que tenían frente a ellos: una mariposa.
No hubo nada que decir, todos sabían lo que haría: se iría volando hasta la gran montaña y realizaría un sueño; el sueño por el que había vivido, por el que había muerto y por el que había vuelto a vivir. Todos se habían equivocado.

Cuento popular ~

SAMSUNG CAMERA PICTURES

LAS SIETE LEYES ESPIRITUALES DEL ÉXITO. Deepak Chopra

No Comments 423 Views1

Aunque el título sea “Las siete leyes espirituales del éxito”, bien podría ser “Las siete leyes espirituales de la vida”, porque son los mismos principios que la naturaleza emplea para crear todo lo que existe en forma material – todo lo que podemos ver, oír, oler, degustar o tocar.

Deepak nos invita a una construir el éxito en la vida de una manera especial, y realmente satisfactoria en todos los sentidos.

«El éxito tiene muchos aspectos, y la riqueza material es solamente uno de sus componentes.
Además, el éxito es una travesía, no un destino en sí. Sucede que la abundancia material, en todas sus manifestaciones, es una de las cosas que nos permite disfrutar más la travesía. Pero el éxito también se compone de salud, energía, entusiasmo por la vida, realización en las relaciones con los demás, libertad creativa, estabilidad emocional y psicológica, sensación de bienestar y paz. Pero ni siquiera experimentando todas estas cosas podremos realizarnos, a menos que cultivemos la semilla de la divinidad que llevamos adentro. «

¿Cuáles son las 7 leyes espirituales para el éxito? ¿Cómo se aplican?

1. Ley de Potencialidad Pura.

La fuente de toda creación es la conciencia pura… la potencialidad pura que busca expresarse para pasar de lo inmanifiesto a lo manifiesto. Y cuando nos damos cuenta de que nuestro verdadero yo es la potencialidad pura, nosalineamos con el poder que lo expresa todo en el universo.

La primera ley espiritual del éxito es la ley de la potencialidad pura. Se basa en el hecho de que, en nuestro estado esencial, somos conciencia pura. La conciencia pura es potencialidad pura; es el campo de todas las posibilidades y de la creatividad infinita. La conciencia pura es nuestra esencia espiritual. Siendo infinita e ilimitada, también es felicidad pura. Otros atributos de la conciencia son el conocimiento puro, el silencio infinito, el equilibrio perfecto, la invencibilidad, la simplicidad y la dicha. Ésa es nuestra naturaleza esencial; una naturaleza de potencialidad pura.

¿Cómo aplicarla? Silencio, meditación, destinar tiempo para ser testigo de la naturaleza, no juzgar.

2. Ley del Dar.

El universo opera por medio de un intercambio dinámico…  Dar y recibir son aspectos diferentes del flujo de la energía en el universo. Y si estamos dispuestos a dar aquello que buscamos, mantendremos la abundancia del universo circulando en nuestra vida.

También podría llamarse la ley del dar y recibir porque el universo opera a través de un intercambio dinámico. Nada es estático. Nuestro cuerpo está en intercambio dinámico y constante-con el cuerpo del universo; nuestra mente mantiene una interacción dinámica con la mente del cosmos; nuestra energía es una expresión de la energía del cosmos.
El flujo de la vida no es otra cosa que la interacción armoniosa de todos los elementos y las fuerzas que estructuran el campo de la existencia. Esta armoniosa interacción de los elementos y las fuerzas de la vida opera a través de la ley del dar.

¿Cómo aplicarla? Entregar y recibir regalos (elogios, una flor, oración). Asumir el compromiso de mantener en circulación la abundancia de dones. Practicar la gratitud.

3. Ley del «karma» o Causa y efecto. 

Cada acción genera una fuerza de energía que regresa a nosotros de igual manera…
Cosechamos lo que sembramos. Y cuando optamos por acciones que les producen alegría y éxito a los demás, el fruto de nuestro karma es también alegría y éxito.

Todos los actos son episodios kármicos. Cuando tomamos conciencia de esto, nos convertimos en generadores de realidad conscientes. Tomando conciencia de las elecciones que hacemos, comenzamos a generar acciones que encierran un proceso de evolución tanto para nosotros como para todos los que nos rodean.
Mientras el karma sea evolutivo – tanto para el yo como para todos los afectados por el yo – los frutos del karma serán la felicidad y el éxito.

¿Cómo aplicarla?  Observar las decisiones y hacerlas conscientes. Cuando hagamos una elección – cualquier elección – hagámonos dos preguntas: Primero: ¿Cuáles son las consecuencias de escoger este camino?» El corazón nos lo dirá inmediatamente. Y en segundo lugar: «¿Traerá esta decisión que estoy tomando felicidad para mí y para quienes me rodean?»

4. Ley del menor esfuerzo.

La inteligencia de la naturaleza funciona con toda facilidad… con despreocupación, con armonía y con amor. Y cuando aprovechamos las fuerzas de la armonía, la alegría y el amor, creamos éxito y buena fortuna con gran facilidad.

La inteligencia de la naturaleza funciona sin esfuerzo, sin resistencia, espontáneamente. No es lineal; es intuitiva, holística y estimulante. Y cuando estamos en armonía con la naturaleza, cuando estamos seguros del conocimiento de nuestro verdadero yo, podemos utilizar la ley del menor esfuerzo.

La ley del menor esfuerzo tiene tres componentes – tres cosas que podemos hacer para poner en funcionamiento este principio de «hacer menos para lograr más».

  • Aceptación:  Este momento es tal como debe ser, pues todo el universo es tal como debe ser. Diré: «Hoy aceptaré a las personas, las situaciones, las circunstancias y los hechos tal como se presenten».
  • Responsabilidad: Significa no culpar a nadie o a nada – ni siquiera a nosotros mismos – de nuestra situación. Una vez aceptado un suceso, un problema o una circunstancia, responsabilidad significa la capacidad de tener una respuesta creativa a la situación tal como es en este momento. En todos los problemas hay un principio de oportunidad, y esta conciencia nos permite aprovechar el momento y transformarlo en una situación o una cosa mejor.
  • Indefensión: Desistamos de defender, de resistir, abracemos “el aquí y el ahora”, es decir, el presente, para liberarnos de las cargas de la actitud defensiva, del resentimiento y la hipersensibilidad.

Cuando alcancemos esa deliciosa combinación de aceptación, responsabilidad e indefensión, sentiremos la facilidad con que fluye la vida.

¿Cómo aplicarla? practicar aceptación, siendo responsables de la situación y de los que llamamos problemas, manteniendo una actitud de no resistencia, abriendo opciones y opiniones.

5. Ley de la Intención y el Deseo.

Inmanente en toda intención y en todo deseo está el mecanismo para su realización…
la intención y el deseo en el campo de la potencialidad pura tienen un infinito poder organizador. Y cuando introducimos una intención en el suelo fértil de la potencialidad pura, ponemos a trabajar para nosotros ese infinito poder organizador.

Esta ley se basa en el hecho de que la energía y la información existen en todas partes en la naturaleza. En efecto, a nivel del campo cuántico solamente hay energía e información. Campo cuántico es sólo otra manera de denominar el campo de la conciencia pura o de la potencialidad pura. Y en este campo cuántico influyen la intención y el deseo.

Si aprendes a utilizar el poder de la intención podrás crear cualquier cosa que deseas. Para ello, tendrás que  implementar lo siguiente:

  • Primero, identificar claramente cuáles son nuestros deseos.
  • Segundo, debemos renunciar nuestro apego al desenlace.

¿Cómo aplicarla? Realizar una lista de deseos para que el Universo la conozca, teniéndola presente en todo momento, mirarla por la mañana y antes de dormir. Liberar esta lista al seno de la creación, entendiendo que hay un plan cósmico que puede superar mis deseos.

6. Ley de Desapego.

La sabiduría de la incertidumbre reside en el desapego… en la sabiduría de la incertidumbre reside la liberación del pasado, de lo conocido, que es la prisión del condicionamiento anterior. Y en nuestro deseo de ir hacia lo desconocido, el campo de todas las posibilidades, nos entregamos a la mente creativa, que orquesta la danza del universo.

El apego es producto de la conciencia de la pobreza, porque se interesa siempre por los símbolos. El desapego es sinónimo de la conciencia de la riqueza, porque con él viene la libertad para crear. Sólo a partir de un compromiso desprendido, podemos tener alegría y felicidad.

La incertidumbre, por otra parte, es el suelo fértil de la creatividad pura y de la libertad. Habiéndonos afianzado en la sabiduría de la incertidumbre, podremos permanecer alerta a las oportunidades. Y, cuando nuestro estado de preparación se encuentre con la oportunidad, la solución aparecerá espontáneamente.
Lo que resulta de esto es lo que denominamos comúnmente «buena suerte». La buena suerte no es otra cosa que la unión del estado de preparación con la oportunidad. Ésta es la receta perfecta para el éxito, y se basa en la ley del desapego.

¿Cómo aplicarla? Permitir y permitirme que cada quien sea como es. Tomar la incertidumbre como un elemento esencial de cada experiencia.  Por medio de la sabiduría de la incertidumbre encontraré mi seguridad.

7. Ley del «Dharma»  o Propósito en la Vida. 

Todo el mundo tiene un propósito en la vida… un don único o talento especial para ofrecer a los demás. Y cuando combinamos ese talento único con el servicio a los demás, experimentamos el éxtasis y el júbilo de nuestro propio espíritu, que es la meta última de todas las metas.

La ley del dharma tiene tres componentes:

  • El primero dice que cada uno de nosotros está aquí para descubrir su verdadero yo, para descubrir por su cuenta que el verdadero yo es espiritual y que somos en esencia seres espirituales que han adoptado una forma física para manifestarse.
  • Cada uno de nosotros tiene un talento tan único en su expresión que no existe otro ser sobre el planeta que tenga ese talento o que lo exprese de esa manera. Eso quiere decir que hay una cosa que podemos hacer, y una manera de hacerlo, que es mejor que la de cualquier otra persona, en este planeta.
  • El tercer componente de la ley del dharma es el servicio a la humanidad – servir a los demás seres humanos y preguntarse: «¿Cómo puedo ayudar? ¿Cómo puedo ayudar a todas las personas con quienes tengo contacto?»

¿Cómo aplicarla? Cultivar el amor a Dios que reside en el fondo de mi alma.  Mantener conciencia de la intemporalidad. Hacer una lista de mis talentos. Cuando utilizo mis talentos únicos al servicio de la humanidad se manifiesta prosperidad para mi y para los que me rodean.  Preguntarme cada día «¿Cómo puedo ayudar? para servir con amor a los demás.

Las siete leyes espirituales del éxito son principios poderosos que nos ayudarán a alcanzar el dominio de nosotros mismos. Si prestamos atención a estas leyes y ponemos en práctica los ejercicios propuestos, veremos que podremos hacer realidad cualquier cosa que deseemos – toda la abundancia, todo el dinero y todo el éxito que deseemos. También veremos que nuestra vida se volverá más alegre y próspera en todo sentido, porque estas leyes también son las leyes espirituales de la vida, aquéllas que hacen que vivir valga la pena.

Nos hemos detenido momentáneamente para encontrarnos unos a otros, para conocernos, amarnos y compartir. Este es un momento precioso, pero transitorio. Es un pequeño paréntesis en la eternidad. Si compartimos con cariño, alegría y amor, crearemos abundancia y alegría para todos. Y entonces este momento habrá valido la pena.

Reseña – Fuente: Las 7 Leyes Espirituales del Éxito. Deepak Chopra

A continuación te invito a ver la película/documental «Las 7 Leyes Espirituales del Éxito» basada en el libro del mismo nombre, guionada por Deepak Chopra.

Deseo que motive numerosas reflexiones y pautas que aplicadas en la vida diaria traigan paz y abundancia en la vida.  Que la disfrutes!

0018a75c695d555a7745ab7fb91a923f

EL MIEDO CONTAGIOSO. Cuento.

No Comments 175 Views0

Cuenta la historia de una mujer que vendía vestidos que ella misma confeccionaba, se sentía bien con su propia vida alejada del mundanal ruido.
Pasaba muchas horas en su taller escuchando música clásica y cosiendo en su taller tienda. El negocio iba tan bien, tanto, que ni oía la radio ni leía los periódicos. Tampoco hacía demasiado caso a la televisión. En verano vino a visitarle su hijo, que estudiaba ciencias económicas y hablando en una sobremesa le dijo: “Mamá, ¿pero no escuchas la radio ni lees los periódicos? Estamos sufriendo una enorme crisis. Esto se hunde.” La madre pensó: “Mi hijo tiene estudios, está informado y sabe de lo que habla.” De modo que comenzó a comprar telas más baratas y de inferior calidad  para ahorrar gastos,  comenzó a olvidarse de disfrutar y el miedo inundó sus días.
Las ventas fueron disminuyendo día a día y al cabo de poco tiempo, empezó a sufrir pérdidas. La mujer llamó a su hijo a la universidad para decirle: “Tenías razón, hijo. Estamos inmersos en una crisis muy grande.”

Luis-Hay

DEJAR IR. Louise Hay ~

No Comments 605 Views0

“Dejar ir” no significa dejar de cuidar, significa que no puedo hacerlo por otra persona.
“Dejar ir” no es aislarme, es darse cuenta que no puedo controlar a otro.
“Dejar ir” no es permitir, sino reconocer el aprendizaje de las consecuencias naturales.
“Dejar ir” es admitir la impotencia, que significa que el resultado no esta en mis manos.
“Dejar ir” no es tratar de cambiar o culpar a otro, es sacar lo máximo de mi mismo.
“Dejar ir” no es cuidar, sino atender.
“Dejar ir” no es reparar, sino ser de apoyo.

“Dejar ir” no es juzgar, sino permitirle a otro que sea un ser humano.

“Dejar ir” no es estar en el medio arreglando todos los resultados, sino permitir a otros que influyan en sus propios destinos.
“Dejar ir” no es ser protector, es permitir a otro que enfrente la realidad.
“Dejar ir” no es negar, sino aceptar.
“Dejar ir” no es regañar, reprender o discutir, sino buscar mis propios defectos y corregirlos.
“Dejar ir” no es ajustar todo a mis deseos, sino tomar cada día como viene y apreciarme a mi mismo en él.
“Dejar ir” no es lamentar el pasado, sino crecer y vivir para el futuro.
“Dejar ir” es temer menos y amar más.

Louise Hay~

  • Page 1 of 4
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4