Tag Archives: Afirmaciones

afirmac

COMO USAR AFIRMACIONES PARA CAMBIAR TU VIDA. Louise Hay ~

No Comments 27 Views0

Hoy es un nuevo día. Hoy es el día en que empiezas a crear una vida feliz y satisfactoria. Hoy es el día en que empiezas a liberarte de todas tus limitaciones.
Hoy es el día en que aprendes los secretos de la vida. Puedes cambiar tu vida para mejor. Ya dispones de los medios necesarios dentro de ti. Estos medios son tus pensamientos y creencias. 

Para los que no estéis familiarizados con los beneficios de las afirmaciones positivas, me gustaría explicaros un poco de qué se trata.
En realidad, una afirmación es cualquier cosa que digas o pienses.
Mucho de los que decimos y pensamos es bastante negativo y no crea buenas experiencias para nosotros. Si queremos cambiar nuestras vidas hemos de reeducar nuestro pensamiento y hablar con patrones positivos.
Las afirmaciones abren puertas. Son puntos de partida en el camino hacia el cambio. En esencia a tu mente subconsciente le estás diciendo: «Me estoy responsabilizando. Soy consciente de que hay algo que puedo hacer para cambiar». Cuando hablo de hacer afirmaciones, quiero decir elegir palabras conscientemente que o bien contribuyan a eliminar algo de tu vida o bien te ayuden a crear algo nuevo en ella.
Todo pensamiento y palabra que pronuncias es una afirmación.
Todas las conversaciones que tienes contigo mismo (tu diálogo interior) son un flujo de afirmaciones. Utilizas afirmaciones en todo momento tanto si eres consciente de ello como si no.
Tus creencias no son más que patrones de pensamiento habituales que aprendiste de niño. Muchos de ellos son muy útiles. Sin embargo, otras creencias pueden resultar limitadoras a la hora de crear las cosas que deseas. Puede haber una gran diferencia entre lo que quieres y lo que crees que mereces. Has de prestar atención a tus pensamientos a fin
de poder eliminar los que crean experiencias que no quieres en tu vida.
Has de darte cuenta de que toda queja es una afirmación de algo que piensas que no quieres en tu vida. Cada vez que te enfadas estás afirmando que deseas más ira en tu vida. Cada vez que te haces lavíctima, estás afirmando que  quieres seguir siendo una víctima. Cada vez que sientes que la Vida no te da lo que quieres en este mundo, ten por seguro que la Vida nunca te concederá los bienes que concede a otros hasta que cambies tu forma de pensar y hablar. Algunas personas dicen que las afirmaciones no funcionan (lo cual es una afirmación en sí misma), cuando en realidad lo que quieren decir es que no saben utilizarlas correctamente. Puede que digan: «Mi prosperidad está creciendo», pero en realidad piensan «¡Qué estupidez, sé que no funcionará!». ¿Qué afirmación crees que ganará? La negativa, por supuesto, porque forma parte de una manera de ver la vida que lleva mucho tiempo funcionando. A veces las personas repiten sus afirmaciones una vez al día y se pasan el resto del tiempo quejándose.
Las afirmaciones necesitarán mucho tiempo para funcionar si se actúa de ese modo. Las afirmaciones de queja siempre ganan, porque abundan más y se suelen decir con mayor vehemencia.
De todos modos, repetir afirmaciones no es más que una parte del proceso. Lo que haces durante el resto del día o de la noche es todavía más importante. El secreto para que tus afirmaciones funcionen rápida y sistemáticamente es preparar una atmósfera para que florezcan. Las afirmaciones son como las semillas que plantamos en la tierra. Si la tierra no es buena, no crecerán bien; en cambio, si la tierra es fértil, se desarrollarán generosamente. Cuando más elijas tener pensamientos que te hagan sentir bien, con mayor rapidez funcionarán las afirmaciones.
Tu vida no cambiará de la noche a la mañana, pero si eres constante y eliges diariamente tener pensamientos que te hagan sentir bien, sin duda notarás cambios positivos en todos los aspectos de tu vida.

Repetir afirmaciones es elegir conscientemente tener ciertos pensamientos que crearán resultados positivos en el futuro. Crean un punto focal que te ayudará a cambiar tu forma de pensar. Las afirmaciones van más allá de la realidad del presente para adentrarse en la creación del futuro a través de las palabras que utilizas ahora.

Cuando cambies tu proceso de pensamiento, también cambiará todo lo demás. Te sorprenderá y encantará ver cómo pueden cambiar las personas, los lugares, las cosas y las circunstancias. La culpa es otra afirmación negativa y no debes malgastar tus preciosos pensamientos con ella.

Todo está bien. Todo lo que pasa es por mi bien. Esta situación sólo me aportará cosas buenas. Estoy a salvo.

Esta sencilla afirmación hará milagros en tu vida. También te sugiero que evites compartir tus afirmaciones con otras personas que puedan considerar estas ideas tonterías. Cuando acabas de empezar es mejor que reserves tus pensamientos hasta que consigas los resultados deseados. Entonces tus amistades te dirán: «¡Cómo ha cambiado tu
vida! ¡Cómo has cambiado! ¿Qué has hecho?».

Algunas afirmaciones que ya puedes empezar a utilizar son:
¡Puedo sentirme bien respecto a mí mismo!
¡Puedo hacer cambios positivos en mi vida!
¡Puedo hacerlo!

Fuente: AFIRMACIONES.  Louise Hay ~

Puede interesarte también: 

COMO COMIENZAS TU DÍA DETERMINA COMO VAS A VIVIRLO. Louise Hay ~

ha

¿QUÉ SIGNIFICA AGRADECER 3 VECES?

No Comments 119 Views0

La Gratitud es la mayor expresión del amor y es la gran multiplicadora de la vida. Cuando nosotros agradecemos estamos diciéndole al universo lo bendecidos que somos por existir, por ser afortunados, por vivir el aquí y el ahora. Estamos diciéndole a nuestro Dios, al Universo, a la vida, la gratitud que sentimos por el solo hecho de existir.

Agradecer es un acto que genera bienestar. La gratitud de por sí es uno de los principios de vida más importantes que hay. Cuando agradeces de corazón, estás entregando parte de tu buena energía. Y es aquí, donde justamente tiene lugar esa ley que dice “recibes lo que das”.

¿Por qué agradecer 3 veces?

Cada vez que escribes la palabra Gracias 3 veces, estás aumentando la concentración de gratitud en tu vida, porque es el número matemático para toda nueva creación en el universo. Entonces, cuando dices gracias tres veces seguidas, estás usando el número mágico de la creación.

Simbólicamente con el tres nos referimos a varias cosas que tienen lugar en el universo. Quizá no lo sabías, pero detrás de este gesto se esconde algo muy espiritual. El número 3 representa algo que se ve como un todo. El número tres puede representar la totalidad humana: cuerpo, mente y espíritu.

Por ejemplo: en la biblia, también se habla de que Dios es Padre, Hijo y Espíritu Santo; las dimensiones del tiempo son 3: pasado, presente, futuro; los estados del agua son 3: sólido, líquido y gaseoso, y el Universo tiene 3 planos de manifestación: físico, mental y etérico. Así pues, agradecer tres veces, también tiene su trasfondo.

Entonces cuando yo digo, pienso o escribo 3 veces la palabra «gracias», hago esto:

Gracias por todo lo que soy.
Gracias por todo lo que tengo.
Gracias por todo lo bueno que ahora fluye hacia mí.

Dar las gracias es un acto muy positivo que envuelve pureza, profundidad y poder, además te ayudará a estar más en paz contigo mismo. Por lo que, si agradeces tres veces de corazón a Dios o al Universo, lo que estás haciendo es decretar un cambio de actitud, un cambio de estado de ánimo y una manera diferente pero positiva de ver las cosas.

Asimismo, cuando des las gracias tres veces, abrirás las puertas de tu corazón para albergar amor, generosidad, seguridad, confianza y bienestar.

Cuando das las gracias por algo tres veces, estarás agradeciendo lo que eres, lo que tienes, y lo que viene en camino, si agradeces al universo tres veces estarás decretando prosperidad y abundancia a tu vida. Gracias, gracias, gracias.

«Si eres agradecido, cosas buenas llegarán a tu vida».

Encuentra  más sobre Gratitud aquí:

ORACIÓN DE GRATITUD. Louise Hay

vejez

VALORAR EL PROCESO DE ENVEJECIMIENTO Y VEJEZ. Louise Hay ~

No Comments 123 Views0

Durante generaciones hemos permitido que el número que correspondea los años que llevamos en el planeta nos diga cómo hemos de sentimos, vemos y comportamos. Como ocurre en muchos otros aspectos de la vida, lo que aceptamos y creemos mentalmente se convierte en verdad para nosotros. Bueno, ya es hora de cambiar nuestras creencias acerca del envejecimiento y la vejez. Cuando miro a mi alrededor y veo a personas mayores frágiles, débiles, enfermas y asustadas, me digo: «No tiene por qué ser así». Muchos hemos aprendido que cambiando nuestra forma de pensar podemos cambiar nuestra vida. Así pues, sé que podemos hacer que el proceso de envejecimiento sea una experiencia positiva, vibrante y sana.
Veo mucho miedo entre las personas mayores: miedo al cambio, a la pobreza, a la enfermedad, a la senilidad, a la soledad y, por encima de todo, a la muerte. Realmente creo que todo ese miedo es innecesario. Es algo que se nos ha enseñado; ha sido programado en nosotros. Es simplemente una forma habitual de pensar, y se puede cambiar. El pensamiento negativo es predominante entre muchas personas durante sus años de vejez, y en consecuencia, viven descontentas. Es esencial tener siempre presente que lo que pensamos y decimos se convierte en nuestra experiencia. Así pues, prestaremos atención a nuestra forma de pensar y hablar para poder configurar nuestra vida de acuerdo con nuestros sueños.
Muchos estamos entrando en la categoría de personas mayores, y ya es hora de ver la vida de un modo diferente. No tenemos por qué vivir nuestros años de vejez como los vivieron nuestros padres. Podemos creamos una nueva manera de vivir; podemos cambiar las reglas. Cuando entramos en nuestro futuro, conociendo y usando los tesoros que tenemos dentro, entonces sólo tenemos bienes delante de nosotros. Podemos saber y afirmar que todo lo que nos ocurre es para nuestro mayor bien y nuestra mayor dicha, creyendo de verdad que las cosas no pueden irnos mal.
En lugar de limitamos a envejecer, renunciar y morir, hagamos una inmensa aportación a la vida. Tenemos el tiempo, el conocimiento y la sabiduría que necesitamos para colaborar en el mundo con amor y poder. Es necesario que cambiemos la forma en que estructuramos nuestra sociedad, los asuntos relacionados con la jubilación, nuestros seguros y nuestra asistencia médica.

Podemos vivir una vida muy larga, sana, amorosa, rica, sabia y dichosa. Ya es hora de que todos seamos todo lo que podemos ser durante nuestros años de vejez.

Afirmaciones para valorar el proceso de envejecimiento.  

En la infinitud de la vida donde estoy, todo es perfecto, sano y completo. Ya no elijo creer en las viejas limitaciones y carencias que en otro tiempo definían el proceso de envejecimiento. Disfruto de cada año que pasa. Mi riqueza de conocimientos aumenta, y estoy en contacto con mi sabiduría.
Mis años de vejez son mis años más preciados, y sé mantenerme joven y rebosante de salud. Mi cuerpo se renueva en todo momento. Soy una persona vital, entusiasta, sana y plenamente viva, y hago mi contribución a la sociedad hasta mi último día. Ahora elijo vivir a partir de esta comprensión.
Estoy en paz con mi edad.

Fuente: Respuestas. Louise Hay ~

Puede interesarte también: 

AUTOESTIMA y LA OPINIÓN DE LOS DEMÁS.

dieta

DIETAS, PESO Y SALUD. Cuando lo de fuera es más importante que lo de dentro. Louise Hay ~

No Comments 81 Views0

Si le preguntaras a una persona normal y corriente qué es la buena salud, ¿qué crees que te respondería? Por desgracia, a la mayoría nos han enseñado que el aspecto que tiene una persona determina su estado de salud. Con demasiada frecuencia, el peso es el factor número uno en lo que respecta a la salud.
En 2013, la proyección para el mercado de los productos adelgazantes sólo en Estados Unidos se estimaba en 66,5 mil millones de dólares, y el 83 por ciento va dirigido a las mujeres, muchas de las cuales hacen cuatro o cinco intentos de dieta cada año. Asimismo, el índice de obesidad está aumentando en todo el mundo
¿Por qué aumentan los índices de obesidad con todos estos intentos de hacer dieta y todo este dispendio?
Porque gracias a la industria de los productos para adelgazar y otros mensajes de los medios de comunicación, el mantra de muchas mujeres es: no estoy suficientemente bien. ¿De qué sirve esto? Esta forma de pensar puede inducirlas a utilizar su cuerpo como diana de su odio hacia sí mismas. Detrás de todo esto podría hallarse la idea de «Si estuviera más delgada, me querrían».
Si esto te suena es porque quizás cuando eras pequeña oíste a tu madre criticar su propio cuerpo o porque has visto que tus amigas han seguido dietas extremas. Quizás eras una gimnasta o practicabas un deporte de competición en el que te enviaban a casa si te pasabas del peso. Quizás oíste los cumplidos que recibían las personas que habían adelgazado o quizás juzgaste abiertamente a las mujeres por su peso o por su aspecto. No es de extrañar que haya una parte de ti que sienta que el peso es una meta primordial.
Pero lo cierto es que cuando sólo te centras en el exterior no funciona nada.
Aproximadamente el 80 por ciento de las personas que hacen dieta vuelven a recobrar el peso que han perdido. La autoaceptación y la autoestima son las verdaderas claves para conseguir adelgazar y gozar de una buena salud estable.

La única dieta que funciona: la dieta de los medios de comunicación.

Si quieres ponerte a dieta, ¡te recomendamos que te pongas a dieta de los medios de comunicación! Se trata de que te abstengas de cualquier tipo de medio que te separe de la persona adorable que en realidad eres. Puedes hacer lo mismo con los comentarios de los demás, o cuando oigas que juzgan a alguien por su aspecto físico.
Te invitamos a que rodees a esas personas con un halo de energía amorosa. Están respondiendo automáticamente a lo que aprendieron de pequeñas, y es muy probable que también se juzguen a sí mismas con la misma dureza. Lo que piensen los demás nunca será tan importante como lo que pienses y sientas tú. Eso es lo único sobre lo que verdaderamente tienes control.
La salud no se mide por lo que pesas. No se consigue sufriendo para llegar a una cifra en la báscula o ponerte una talla de ropa. No es un trabajo externo, sino interno.

La salud empieza por lo que piensas y termina con lo que sientes. Se trata de cuidarte vigilando tus pensamientos y tus alimentos. Y de todos los pequeños detalles que tienes contigo misma durante ese proceso.

Si lo que quieres es adelgazar, responde a las siguientes preguntas:
• ¿Cómo te sientes?
• ¿Te cuesta moverte?
• ¿Responde tu cuerpo al tipo de vida que deseas?
• ¿Funciona bien tu mente? ¿Son estables tus estados de ánimo?
• ¿Tienes la energía que quieres?
• ¿Duermes bien toda la noche?
• ¿Confías en que tu cuerpo te guíe?
• ¿Te sientes bien en tu piel?
Tus respuestas a estas preguntas son un medio más fiable de evaluar tu salud que los números de una báscula.

Fuente: «Pensamientos y Alimentos». Louise Hay ~ Ahlea Khadro ~ Heather Dane

Puede iteresarte también leer sobre:

CAUSAS EMOCIONALES DE ANOREXIA, BULIMIA, COMER EN EXCESO según Louise Hay ~

21

MI NIÑO INTERIOR QUIERE CRECER Y PROSPERAR. Louise Hay ~

No Comments 102 Views0

Preséntate a tu niño interior. Hazte un hueco en tu agenda para sostenerlo en brazos y hacerle saber lo seguro que está y lo mucho que lo quieres. Estoy muy orgullosa de ti por dar el paso gigantesco de amarte.
1. Busca una foto tuya de una época de la infancia en la que fuiste realmente feliz. Tal vez tienes una que te sacaron en tu fiesta de cumpleaños, o mientras hacías alguna actividad con los amigos o visitabas uno de tus lugares preferidos.
2. Pega la foto en el espejo del cuarto de baño.
3. Háblale a ese niño vital y feliz de la foto. Dile hasta qué punto quieres que se vuelva a sentir así. Cuéntale a tu niño interior tus verdaderos sentimientos y qué es lo que te está impidiendo ser feliz.
4. Repite estas afirmaciones: Estoy dispuesto a desprenderme de todos mis miedos. Estoy a salvo. Amo a mi niño interior. Soy feliz. Me siento satisfecho. Y soy amado.

LE OFREZCO A MI NIÑO INTERIOR TODO EL AMOR QUE HA DESEADO Y MÁS AÚN.

El amor es el mayor poder curativo que conozco. El amor puede curar incluso los recuerdos más dolorosos y profundos, porque ilumina los rincones oscuros de nuestra mente con la luz de la comprensión. Por más que hayamos sufrido en nuestra temprana infancia, amar a nuestro niño interior nos ayudará a sanar. En la privacidad de nuestra mente podemos tomar nuevas decisiones y tener pensamientos nuevos. El perdón y el amor hacia nuestro niño interior nos abrirán los caminos, y el Universo nos apoyará en nuestros esfuerzos.

Fuente: Confía en la Vida. Louise Hay ~

Puede interesarte también: 

PROBLEMAS EMOCIONALES. Louise Hay ~

fobia

COMO SUPERAR MIEDOS Y FOBIAS. Louise Hay ~

No Comments 131 Views0

Podríamos decir que el miedo predomina en el planeta. Todos los días lo vemos y sabemos de él por medio de las noticias, en forma de guerras, asesinatos y codicia. El miedo es una falta de confianza en nosotros mismos. Debido a eso, no confiamos en la Vida. No creemos que estamos atendidos y cuidados en un plano superior, y por ello pensamos que tenemos que controlarlo todo desde el plano físico. Evidentemente, vamos a sentir miedo si no podemos controlarlo todo en nuestra vida.
Cuando queremos superar nuestros miedos, aprendemos a confiar. Esto se llama: dar un salto de fe. Confía en tu Poder interior, que está conectado con la Inteligencia Universal. Recuerda que el poder que te da el aire que respiras es el mismo que creó el Universo. Formas una unidad con todo lo que vive. Cuanto más te amas y confías en la Vida, más te acompaña la Vida para amarte, apoyarte, sostenerte y guiarte. Puedes confiar en lo invisible en lugar de limitarte a confiar en el mundo físico y material. Con esto no quiero decir que no hagamos nada, sino que si tenemos confianza, podemos ir por la vida con más facilidad. Necesitamos confiar en que se nos cuida, aunque físicamente no controlemos lo que ocurre a nuestro alrededor.
El miedo es una limitación de la mente. La gente tiene mucho miedo de enfermar, de quedarse sin hogar y demuchas  otras cosas. La rabia es el miedo que se convierte en un mecanismo de defensa; nos protege, pero sería mucho más poderoso dejar de recrear situaciones terribles en la mente y de amamos a través del miedo. Estamos en el centro de todo lo que ocurre en nuestra vida. Toda experiencia, toda relación, es el reflejo de una pauta mental que tenemos en nuestro interior.
El amor es lo contrario del miedo. Cuanto más dispuestos estamos a amar y a confiar en nosotros mismos, más atraemos esas cualidades. ¿No es sorprendente cómo todo nos sale mal en la vida cuando estamos inmersos en el miedo y la preocupación o no nos gustamos a nosotros mismos? Lo mismo ocurre cuando nos amamos de verdad; todo comienza a ir por el camino del triunfo y encontramos «los semáforos en verde» y «sitios para aparcar»; nos  levantamos por la mañana y el día transcurre maravillosamente bien.
Es necesario que nos amemos a nosotros mismos para que el Universo cuide de nosotros. Hemos de hacer todo lo posible para fortalecer nuestro corazón, nuestro cuerpo y nuestra mente. Hemos de acudir a nuestro Poder interior, encontrar una buena conexión espiritual y trabajar de veras en mantenerla.

En cualquier momento tengo la oportunidad de elegir entre amar y temer.
En los momentos de miedo, me acuerdo del sol. El sol siempre está brillando, aunque las nubes puedan oscurecer su luz durante un rato. Igual que el sol, el Poder Único e Infinito brilla eternamente sobre mí, aunque nubes de pensamientos negativos puedan oscurecer su luz temporalmente.
Elijo recordar la Luz; me siento a salvo en la Luz.  Y cuando vienen los miedos, elijo verlos como nubes pasajeras en el cielo y dejarlos seguir su camino. No soy mis miedos.
Estoy a salvo viviendo sin protegerme ni defenderme todo el tiempo.
Cuando siento miedo, abro mi corazón para que el amor lo disuelva.

 

Fuente: Respuestas. Louise Hay ~

Si te ha gustado, puede interesarte también esta bella metáfora:

DOS SEMILLAS. Cómo enfrentar el miedo.

perdon

EL PERDÓN ME LIBERA. Ejercicio ~

No Comments 141 Views1

Una de las lecciones espirituales más importantes para aprender es que todos estamos haciéndolo lo mejor posible en cualquier momento dado. Depende de la comprensión y el conocimiento que tengamos en ese momento. El incidente al que te estás aferrando ya forma parte del pasado. Déjalo atrás. Permítete ser libre.

1. Siéntate frente a un espejo y cierra los ojos. Respira profundamente varias veces. Siéntete enraizado en la silla.

2. Piensa en las numerosas personas que te han hecho daño en tu vida. Abre ahora los ojos y empieza a hablarle a una de ellas… en voz alta. Dile algo como: «Me hiciste mucho daño. Pero he decidido dejar de aferrarme al pasado. Estoy dispuesto a perdonarte». Si aún no puedes hacerlo, afirma simplemente: Estoy dispuesto. Tu deseo de perdonarle es lo único que necesitas para que más adelante seas capaz de perdonarle.

3. Respira hondo y luego dile: «Te perdono. Te libero». Vuelve a respirar hondo y di: «Eres libre. Soy libre».

4. Observa cómo te sientes. ¿Notas una cierta resistencia o te sientes relajado? Si notas una cierta resistencia, respira hondo y afirma simplemente: Estoy dispuesto a abandonar cualquier resistencia que sienta.

5. Recuerda que el perdón no es un acontecimiento, sino un proceso. Tal vez tengas que seguir trabajando en la misma persona un poco más, profundizando cada vez más en perdonarla.

Me encanta la sensación de libertad que siento cuando me quito la pesada capa de críticas, miedo, culpa, resentimiento y humillación. Entonces puedo perdonarme a mí y perdonar a los demás. Esto nos deja libres a todos. Estoy dispuesto a desprenderme de mis «problemas» sobre viejas cuestiones. Me niego a seguir viviendo en el pasado. Me perdono por haber estado llevando esa carga durante tanto tiempo. Me perdono por no haber sabido amarme a mí ni amar a los demás.
Cada persona es responsable de sus actos, y la vida nos devuelve aquello que damos.
De modo que no necesito castigar a nadie. Todos estamos sometidos a las leyes de nuestra propia conciencia. Me dedico a despejar las partes de mi mente que se niegan a perdonar y dejo entrar al amor. Así, estoy sano y completo.

Fuente: Confía en la vida. Louise Hay ~

Puede que te interese también:

PERDONAR Y PEDIR PERDÓN ES UN ACTO VALIENTE QUE ALIVIA ALMA Y CORAZÓN..

256dba4f241a22d4d0be9d5ccdd159e9

EL TAMAÑO DE TU DRAMA, ES PROPORCIONAL AL TAMAÑO DE TU EGO. Louise Hay y Wayne Dyer ~

No Comments 649 Views3

Aprendo lentamente que no tengo que reaccionar a cualquier cosa que me moleste.

Aprendo lentamente que la energía necesaria para reaccionar a cada cosa «mala» que me sucede, me agota y me impide ver las otras cosas buenas de la vida.

Aprendo lentamente que no voy a ser el consuelo de todos y que no voy a poder llevar a todos a tratarme como quiero que me traten y no es para tanto.

Aprendo lentamente que tratar de ′′ganar′′ a cualquiera es solo una pérdida de tiempo, energía y que solo me llena de vacío.

Aprendo lentamente que no reaccionar no significa que esté de acuerdo con las cosas, simplemente significa que elijo elevarme por encima.

Elijo aprender la lección, me sirvió y aprendo de ella. Elijo ser la persona más grande.
Elijo mi tranquilidad mental porque eso es lo que realmente necesito.
No necesito más drama.
No necesito que la gente me haga sentir que no soy lo suficientemente buena.
No necesito peleas, argumentos y conexiones falsas.

Aprendo lentamente que a veces, no decir nada, lo dice todo.
Aprendo lentamente que reaccionar ante cosas que me molestan, le dan poder a alguien sobre mi y sobre mis emociones.

No puedo controlar lo que hacen los demás, pero puedo elegir cómo reaccionar, cómo lo manejo, cómo lo percibo y cuánto de ello me lo tomo personal.

Aprendo lentamente que la mayor parte del tiempo, estas situaciones no dicen nada sobre mí y mucho sobre la otra persona.

Aprendo que todas estas decepciones están ahí para enseñarme a amarme y me servirá de escudo.

Aprendo que aunque reaccione, no cambiará nada, no hará que la gente me quiera y me respete de repente, no cambiarán mágicamente sus mentes.

A veces es mejor dejar ir las cosas, dejar ir a la gente, no luchar por el cierre, no pedir explicaciones, no perseguir las respuestas y no esperar que la gente entienda desde donde tú lo ves.

Aprendo lentamente que la vida se vive mejor cuando no la centras en lo que pasa a tu alrededor y la centras más bien en lo que sucede dentro de ti.

Trabaja en ti mismo, en tu paz interior y te darás cuenta que no reaccionar a cada pequeña cosa que te molesta es el primer ingrediente para vivir una vida feliz y saludable.

Louise Hay y Wayne Dyer ~

Continúa leyendo:

7 PASOS PARA VENCER EL DOMINIO DEL EGO. Wayne Dyer ~

272452926_487066869444095_7472957556179009210_n

LA ENFERMEDAD NO ESTÁ CONTRA TÍ.

No Comments 152 Views0

Tu enfermedad no está contra tí….
Los dolores que sientes en tu cuerpo no son castigos; no has hecho nada malo. Tu espíritu no está roto, ni siquiera en medio de este profundo malestar. Las cosas son tal y como han de ser.
Hoy estás recibiendo otra invitación -otra más- para ir más despacio, para bajar el ritmo. Para descansar. Para permanecer fiel a ti mismo en estos momentos difíciles.
Para toma cada situación tal y como viene. Para encontrarte con la vida en sus propios términos.
Para desprenderte de todo lo innecesario, incluyendo, tal vez, tu búsqueda de respuestas, de motivos, de soluciones.
Para replantearte tus prioridades. Para recordar Lo Que Es Primordial.
Para volver la vista hacia el momento presente, hacia este momento, el único momento que existe, tu verdadero Hogar, el lugar en el que puedes descansar, tu espacio de conexión…
Para utilizar tu dolor en lugar de ser utilizado por él. Para encarar las sensaciones de tu cuerpo con dulzura y curiosidad, sin resistirte a ellas ni intentar que desaparezcan.
Para hundirte profundamente en este momento, sin intentar escapar de él -y, también, para permitirte querer escapar de él de vez en cuando-.
Para confiar en la inteligencia de este cuerpo increíble, en su extraordinaria capacidad para sanar y para afrontar todo lo que se presenta en su camino.
Para admitir que estás agotado de luchar y de esforzarte por pretender ser un «yo», cansado de intentar encajar, siempre tratando de decir lo correcto, tener éxito en el mundo, controlarlo todo, intentando incluso no intentar nada. Lo que anhelas es descansar. Date un respiro.
Despréndete de las palabras «enfermo», «convaleciente», «destrozado», «dolorido»; considera esto como un sendero que te llevará a una sanación mucho más profunda, más allá de lo físico. Es una llamada a la Verdad. Siempre un comienzo, nunca una derrota.
Jeff  Foster ~
probl3

PROBLEMAS EMOCIONALES. Louise Hay ~

1 Comment 226 Views0

Los problemas emocionales se cuentan entre los más dolorosos. De vez en cuando podemos sentimos enfadados, tristes, solos, culpables, angustiados o asustados. Cuando estos sentimientos toman posesión de nosotros y se hacen predominantes, la vida se puede convertir en un campo de batalla emocional. Si nos encontramos algo malo a nosotros mismos, entonces también vamos a encontrar algo malo a los demás. Uno de los mayores problemas es que la mayoría de la gente no sabe de qué necesita liberarse.
Sabe qué no va bien y lo que desea en su vida, pero no ve qué la refrena. Necesitamos dedicar unos momentos a pensar en nuestros hábitos y problemas. ¿En qué categoría entran: crítica, miedo, culpabilidad o resentimiento? ¿Entran principalmente en uno de estos aspectos o en una combinación de varios? ¿Es el miedo el que surge siempre, o la culpa?
¿Eres una persona muy criticona o rencorosa? Permíteme señalar que el resentimiento o rencor es rabia almacenada.
Así pues, si crees que no se te permite expresar la rabia, quiere decir que has almacenado mucho rencor.
No podemos negar nuestros sentimientos; no podemos hacer caso omiso de ellos. Los sentimientos crónicos, de odio por uno mismo, de culpabilidad y de autocrítica elevan el nivel de estrés en el cuerpo y debilitan el sistema inmunitario. De modo, pues, que es nuestra tarea eliminar los motivos de esos sentimientos para poder ser personas sanas y completas. Todo lo que ocurre en nuestra vida es un reflejo de lo que somos. Cuando nos sucede algo desagradable, tenemos la oportunidad de mirar a nuestro interior y preguntamos: «¿De qué modo contribuyo a esta experiencia? ¿Qué hay dentro de mí que cree que me merezco esto?».
Después, necesitamos comprender que no importa lo que nos hizo alguien ni lo que se nos enseñó en el pasado. Hoy es un nuevo día; ahora estamos nosotros al mando. Ahora es el momento en el que podemos crearnos el futuro. Ciertamente podemos, porque  tenemos un Poder Superior que puede ayudamos a liberamos de esos hábitos si lo permitimos.

Afirmaciones para la salud emocional
Recupero mi poder y creo amorosamente mi realidad. 
Estoy en el proceso de un cambio positivo.
Me amo y me apruebo.
Confío en la Vida y estoy a salvo.
Acepto mi forma de ser única y especial.
Estoy a salvo mirando en mi interior.
La vida me apoya.

Fuente: Respuestas. Louise Hay ~

Si resonó en tí, puede interesarte también:

MERECES SER FELIZ. Gestionando emociones. ~