Tag Archives: Autoestima

louise_putting_makeup_on_robert_holden

EL PRINCIPIO DEL ESPEJO. Louise Hay y Robert Holden ~

No Comments 103 Views0

El principio del espejo te muestra cómo sufres y cómo puedes sanar, y cómo te bloqueas a ti mismo y cómo puedes liberarte. Es la clave del amor por uno mismo y también la que se necesita para permitir que la vida te ame. Reconocer cómo funciona el principio del espejo te da la conciencia necesaria para tomar buenas decisiones en tus relaciones, tu trabajo y tu vida en general.

La psicología es un espejo. Tu psicología es un espejo de tu autoimagen. Tu sensación de quién eres influye sobre los pensamientos con los que más te identificas. En otras palabras, piensas como la persona que ves en el espejo.
—Yo antes pensaba que era una víctima del mundo —afirma Louise—, así que mi psicología estaba llena de temor y de escepticismo, y mi actitud era siempre a la defensiva. La vida estaba tratando de amarme, pero yo no podía fiarme; como no me lo creía, tampoco podía ver que era así.
La manera más eficaz de cambiar tu psicología consiste en cambiar primero de opinión respecto a ti mismo.

El mundo es un espejo. La percepción es subjetiva, no objetiva. El cerebro, según exponen determinados estudios, recibe entre 10 y 11 miles de millones de bits de información cada segundo. Para evitar procesarlos, filtra la información y nos ofrece unos 2.000 bits de información cada segundo. Tu autoimagen es el filtro. Lo que ves es con lo que te identificas. No vemos las cosas como son, sino como somos nosotros.

Las relaciones son un espejo. Cuando nos conocemos los unos a los otros, también nos conocemos a nosotros mismos. Descubrimos que somos distintos en algunos sentidos, pero también iguales en la mayoría de ellos. Lo que traes contigo a una relación es lo que experimentas, y lo que retienes puede ser lo que está faltando.
A veces le brindamos al otro la verdad básica «Soy digno de ser amado», y en otras ocasiones proyectamos el temor básico «No soy digno de ser amado». Mientras menos te ames, haces que amarte sea más difícil para los demás. Mientras más te ames, más reconoces cuánto te aman.

La vida es un espejo. «Cuando crecemos, tendemos a recrear el entorno emocional de nuestra vida temprana en el hogar», escribió Louise. «También tendemos a recrear en nuestras relaciones personales aquellas que tuvimos con nuestra madre y nuestro padre.» Tu vida es una expresión de quien piensas que eres. Refleja tus valores, tu ética y tus decisiones. Demuestra tus pensamientos. Refleja lo que crees merecer o no merecer, a quién culpas y por qué te responsabilizas.

El principio del espejo te da la clave para experimentar «pequeños milagros» en tu vida. El principio se resume con gran belleza en A Course in Miracles [Un curso de milagros]:

«La percepción es un espejo, no un hecho. Y lo que miro es mi estado de ánimo, reflejado hacia fuera».

El texto después dice:
La proyección crea la percepción.
El mundo que ves es lo que tú le diste,
nada más que eso.
Pero aunque no sea más que eso, no es menos.
Por lo tanto, para ti es importante.
Es el testigo de tu estado de ánimo,
la imagen externa de una situación interna.
Conforme el hombre piensa, percibe.
Por consiguiente, no busques cambiar el mundo,
sino que elige cambiar tu opinión con respecto al mundo.

Fuente: La Vida te Ama. Louise Hay y Robert Holden ~

abrazo

Que Todo Lo Bueno Te Siga, Te Encuentre, Te Abrace Y Se Quede Contigo.

No Comments 98 Views0

Que Todo Lo Bueno Te Siga, Te Encuentre, Te Abrace Y Se Quede Contigo.
Que el resto pase de largo. Que todo aquello de lo que puedas aprender se haga en tu vida, aunque sea para ofrecerte la lección.
 
Que hagas tuya cada lección, que moldees cada piedra en tu camino. Que pintes rayas y puntos finales. Que tropieces, que te caigas. Que escribas puntos suspensivos con cada rebote cuando vengan malos tiempos. Que puedas crecer y que puedas vivir.
 
Que seas consciente de lo bueno y lo malo. Que sepas, porque lo has podido experimentar, que todo lo bueno de la vida despeina. Que es mejor vivir revolucionado mirando al horizonte. Que la mejor manera de estar a salvo es temer la mediocridad…
 
Que todo fluye, aunque a veces el tiempo nos amenace. Que siempre, de una u otra forma, podemos volver a la casilla de salida y comenzar de nuevo. Que los logros merecen ser celebrados y los “fracasos”, reconceptualizados.
 
Recuerda que las sombras y los demonios también pueden ser abrazados. Que la tristeza también es buena, pues nos ayuda a expresar y a apreciar lo que deseamos. Que es posible poner el enfado de nuestro lado.
 
No dejes que nadie castigue tu sensibilidad y ten muy presente que llorar no es sinónimo de debilidad. La comunicación sensible requiere franqueza. Atacar los sentimientos en vez de revelarlos es un error que podemos pagar muy caro. Sabiendo esto debe quedarnos claro que la sensibilidad es un don que merece ser potenciado, porque vivir “desde el corazón” es lo que nos hace especiales y auténticos.
 
Rechaza los absolutos, evita que las palabras siempre, nunca, todos o ninguno estén presentes en tu boca para hacer afirmaciones categóricas. Intenta comprender que la vida es un arcoíris de colores y que mirar en blanco y negro no es bueno para nadie.
 
Por favor, no te olvides de que el amor no se mendiga y que si tienes que hacerlo NO ES AMOR. Ten muy presente que las relaciones abusivas están a la orden del día, que debes examinar lo que te aportan.Porque puedes tener muy presente algo, que debe importarte quien te aporte y que en verdad no existe la total falta de tiempo. Recuerda esto y no lo olvides: si no percibes interés, eres libre de alejarte. No te sientas culpable de desearlo.
 
No te olvides de que la resiliencia, el autocontrol y la asertividad son tres de las habilidades psicológicas más importantes que puedes desarrollar. No te rindas, toma distancia y di no cuando así no lo necesites.
 
No te olvides de que el tiempo es tan eterno como efímero. Que no hay soluciones mágicas ni recetas infalibles para los “dolores del alma”.Porque al fin y al cabo se trata de pedirle a la vida tequila y sal cuando se empeña en darte limones.
 
No te asustes si deseas estar solo. No te sientas culpable si no te apetece hablar o relacionarte. Asume que todos nos reservamos una parcela de nuestra alma a nosotros mismos y eso no es malo, si no tremendamente necesario y esperanzador. Entiende y respeta, también, que los demás lo hagan.
 
Apóyate en el hombro de esas personas que cuando te abrazan logran destruir todos tus miedos. Recuerda que hay lugares que no están en los mapas. Son nuestros hogares, ubicados en los brazos de las personas que queremos y que nos quieren. Esas mismas que nos ayudaron a escribir pasajes de nuestra historia.
 
No entristezcas cuando recuerdes a las personas que eligieron marcharse, recordarlas es síntoma de que tienes memoria y VIDA. Aprecia tu memoria, tus cualidades y tu salud. Piensa en que dentro de unos años será lo verdaderamente trascendente.
 
Desconfía de quien te aleje de ti, de tus deseos y ambiciones. Teje tu vida al compás de las agujas del reloj y no pierdas de vista que la vida pasa y que es más importante vivirla que hacer otros planes
 
Pero, sobre todo, ama con fuerza. Ni a medias ni bien. Hazlo fuerte. A los demás, a la vida y a ti mismo. Por favor, no te pierdas en lo intrascendente y dale forma y sentido a tu vida. Recuerda que cada minuto cuenta, que todo suma y que eres capaz de volar mucho más alto de lo que lo estás haciendo. ¡¡¡VUELA!!!
 
3 leones

CRECE Y SUPERA LOS PROBLEMAS. Fábula de «Los tres leones». ~

No Comments 70 Views1

En la selva vivían tres leones. Un día el mono, el representante electo por los animales, convocó a una reunión para pedirles una toma de decisión. Todos nosotros sabemos que el león es el rey de los animales, pero para una gran duda en la selva: existen tres leones y los tres son muy fuertes. ¿A cuál de ellos debemos rendir obediencia? ¿Cuál de ellos deberá ser nuestro Rey?

Los leones supieron de la reunión y comentaron entre sí: Es verdad, la preocupación de los animales tiene mucho sentido. Una selva no puede tener tres reyes. Luchar entre nosotros no queremos ya que somos muy amigos… Necesitamos saber cuál será el elegido, pero, ¿Cómo descubrirlo?

Otra vez los animales se reunieron y después de mucho deliberar, les comunicaron a los tres leones la decisión tomada: Encontramos una solución muy simple para el problema, y decidimos que ustedes tres van a escalar la Montaña Difícil. El que llegue primero a la cima será consagrado nuestro Rey.

La Montaña Difícil era la más alta de toda la selva. El desafío fue aceptado y todos los animales se reunieron para asistir a la gran escalada.

El primer león intentó escalar y no pudo llegar.

El segundo empezó con todas las ganas, pero, también fue derrotado.

El tercer león tampoco lo pudo conseguir y bajó derrotado.

Los animales estaban impacientes y curiosos; si los tres fueron derrotados, ¿Cómo elegirían un rey?

En este momento, un águila, grande en edad y en sabiduría, pidió la palabra:

-¡Yo sé quién debe ser el rey! Todos los animales hicieron silencio y la miraron con gran expectativa.

¿Cómo?, preguntaron todos.

Es simple… dijo el águila. Yo estaba volando bien cerca de ellos y cuando volvían derrotados en su escalada por la Montaña Difícil escuché lo que cada uno dijo a la Montaña.

El primer león dijo: ¡Montaña, me has vencido!

El segundo león dijo: ¡Montaña, me has vencido!

El tercer león dijo: ¡Montaña, me has vencido, por ahora! Pero ya llegaste a tu tamaño final y yo todavía estoy creciendo.

La diferencia, completó el águila, es que el tercer león tuvo una actitud de vencedor cuando sintió la derrota en aquel momento, pero no desistió y quien piensa así, su persona es más grande que su problema: él es el rey de si mismo, y está preparado para ser rey de los demás.

Los animales aplaudieron entusiasmadamente al tercer león que fue coronado El Rey de los Animales.

*********

Esta fábula viene a decirnos que todos tenemos montañas difíciles, o lo que es lo mismo, problemas. Lo importante no es su tamaño, si es grande o pequeño, sino que sepamos que tarde o temprano seremos capaces de superar esas montañas. La idea principal, es volver cada día a intentarlo para poder convertirnos en reyes.

Recuerda que puede ser que tus problemas ya llegaron al nivel máximo, pero no tú!

HAZ DE TUS PROBLEMAS OPORTUNIDADES DE APRENDIZAJE, HAZTE «GRANDE» Y LOS PROBLEMAS DESAPARECERÁN PARA CONVERTIRSE EN EXPERIENCIAS.

********

te lo mereces

MERECES SER FELIZ. Gestionando emociones. ~

No Comments 168 Views0

La felicidad es una garantía de longevidad. Como bien explica el Dr. Daniel G. Amén, el cerebro es el hardware del espíritu. Su funcionamiento determina lo felices que somos, cómo son nuestros sentimientos o  cómo interactuamos con los demás.

El sufrimiento emocional deja huella en nuestros genes. Los manguitos que se encuentran en los extremos de los cromosomas, los telómeros, disminuyen con el tiempo, con las enfermedades y con el estrés. La buena noticia es que nuestras propias experiencias pueden alterar el material genético, a esto se denomina epigenética.

La felicidad es una forma de vivir en el mundo. Consiste en aprender a ver la vida con un filtro que nos aporte sentimientos de bienestar y equilibrio. Para ello es preciso haber superado los traumas, conflictos y heridas del pasado. Una persona que vive anclada en un pasado traumático no consigue ser feliz porque la felicidad consiste en tener ilusión. La felicidad viene por tener motivos por los que levantarse cada mañana.

Nuestros pensamientos y sentimientos alteran nuestro mundo interior. Tienen un impacto importante en la mente y en el organismo. Los pensamientos negativos como ira, rabia, frustración, desesperanza, alteran el riego sanguíneo en el centro del optimismo del cerebro, la corteza prefrontal izquieda. Nuestra mente no distingue realidad de ficción. Por tanto, cualquier pensamiento que nos aturda, nos obsesione, tiene un reflejo en el cuerpo. Los estados de alerta y estrés permanentes, generan la hormona del cortisol, que de forma crónica induce cambios en el cuerpo: a nivel gastrointestinal, neurológico, alteración en la tiroides, disminución del sistema inmunológico, muerte de neuronas en el hipocampo (zona de memoria y aprendizaje), cansancio, tristeza, apatía, y un largo etc. Según la Universidad de Harvard, del 60 a 80% de las enfermedades que padecemos tiene relación directa con las emociones tóxicas.

Hoy en día sabemos cómo mejorar el equilibrio hormonal y ayudar a eliminar ese exceso de cortisol que bloquea y perjudica nuestro cuerpo. Algunas de esas claves son el ejercicio físico, practicar los pensamientos positivos y eliminar los negativos, saber manejar a las personas tóxicas del entorno (acercándonos a las persona vitamina) y practicando técnicas de meditación, mindfulness por ejemplo.

Existe un elemento fundamental en este proceso: aprender a manejar las emociones, ya que estas son las que influyen directamente en nuestro organismo. Para ello hace falta:

1- CONOCERSE: focalizarnos en nuestras virtudes. Quien no se conoce, no se comprende ni acepta  y por tanto no puede superarse y mejorar.

2-EVITAR EL EXCESO DE AUTOCRÍTICA Y EXIGENCIA: huir del perfeccionismo excesivo, ya que el perfeccionista es el eterno insatisfecho. Cuidado con el autoboicot, es esencial aprender a dominar la voz interior. Grandes entrenadores del tenis han tratado estos temas; a igualdad de nivel, gana quien domina su mente. Lo explica de manera clara Timothy Gallwey en su libro “el juego interior”.

3- FIJARNOS METAS Y OBJETIVOS: sueña en grande, actúa en pequeño. No tengas miedo de dejar volar tu corazón pero, a continuación, realiza un plan de acción y una estrategia. No te quedes únicamente en el sueño. Actúa en consecuencia. Decía Aristóteles: “No hay viento favorable para quien no sabe adónde va“. Si perdemos de vista nuestros sueños, metas, acabaremos siendo esclavos de lo inmediato. El año pasado salió publicado un artículo interesante al respecto. Las personas con una meta o propósito en la vida tienen menor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y un menor riesgo de mortalidad.

4- TRABAJAR LA VOLUNTAD. Esta se adquiere con aprendizaje tratando de fortalecer un sistema de control inteligente. Es la fuerza superior de la mente que nos permite alcanzar una meta, no de manera impulsiva sino cerebral.

5- MEJORAR EN ASERTIVIDAD. Es encontrar el puente intermedio entre aceptar que todo lo decidan los demás por nosotros o no ser capaz de tener un pensamiento objetivo y respetar las ideas de otros. “Digo si cuando quiero decir no; cuando digo no, me siento culpable”.

6- APRENDER INTELIGENCIA EMOCIONAL. Esto significa, entender y expresar mis emociones; entender y empatizar con las emociones de otros y controlar emociones, la impulsividad.

7- EDUCAR EL OPTIMISMO. Se puede. Cualquier situación puede verse en clave de problema o en clave de solución. Hay que cambiar el lenguaje y empezar a usar palabras que evoquen entusiasmo, alegría, ilusión. Desechar las palabras tóxicas que nos anulan y alteran el riego sanguíneo. El optimismo llama a la ilusión y a la pasión, y estas tienen un efecto directo sobre el cerebro y la neuroplasticidad. Se ha observado que en las personas que practican el optimismo, se produce una neurogénesis: células madres se convierten en neuronas en tres semanas y migran al hipocampo.

Como bien decía Ramón y Cajal en 1984:

“El órgano del pensamiento es, dentro de ciertos límites, maleable y susceptible de ser perfeccionado mediante ejercicios mentales convenientemente dirigidos”.

Psiquiatra Marián Rojas Estapé

Fuente:https://marianrojas.com

buenospensa

AFIRMACIONES PARA LLENAR EL DÍA DE BUENOS PENSAMIENTOS. Louise Hay ~

No Comments 335 Views0

Son los pequeños rituales diarios los que nos proporcionan las mejores oportunidades para el cambio.

La belleza de tomar consciencia es que interrumpe un patrón. Prestar atención a nuestras conversaciones internas —lo que nos decimos cada día— es una forma de estar presentes en la verdad.
Los mensajes que nos autotransmitimos cada día cavan un surco en nuestra mente cada vez más profundo, y les dan más fuerza. Y también transmiten energía a nuestro mundo, conduciéndonos de nuevo a aquello en lo que nos estamos concentrando.
Observa lo profundo y arraigados que suelen estar ciertos hábitos de pensamiento. Comienza a afirmar los cambios que quieres realizar concentrándote en la autoestima y la autoaceptación. Escribe, repite y pega afirmaciones por toda la casa para recordártelo. Estos pensamientos nuevos irán ocupando el lugar de los viejos. Estarás programándote un comienzo del día mucho mejor y te sentirás bien, realmente bien.

Algunas maneras de llenar el día de buenos pensamientos:

Cuando te despiertas y abres los ojos:

  • Buenos días, cama, gracias por ser tan cómoda.Te quiero.
  • Cariño [tu nombre], hoy es un día bendito.
  • Todo está bien. Tengo tiempo para todo lo que he de hacer hoy.
  • Me encanta mejorar mi rutina matinal.
  • Es maravilloso hablarme con palabras amables y cariñosas.

En el baño: 

  • Me libero fácilmente de lo que mi cuerpo ya no necesita.
  • Ingestión, asimilación y eliminación; todas forman parte del orden Divino perfecto

Al vestirte:

  •  Me encanta mi armario.
  • Me resulta fácil vestirme.
  • Siempre elijo la mejor prenda que ponerme. Me siento cómoda con mi ropa.

Al conducir: 

  • Mi viaje transcurre fácilmente y sin estrés.
  • Mi desplazamiento transcurre sin incidentes y llego más rápido de lo que esperaba.
  • Me siento a gusto en el coche.
  • Sé que va a ser un recorrido agradable hasta llegar a la oficina [escuela, tienda, o donde sea].
  • Bendigo mi coche con amor y envío amor a todas las personas que están en el camino.

En las comidas: 

  • Doy las gracias por tener esta maravillosa comida.
  • Bendigo esta comida/alimento con amor.
  • En esta casa todas las comidas son armoniosas. La hora de comer es un momento feliz.
  • Toda la familia disfruta de esta comida.
  • Mi cuerpo se cura y refuerza con cada cosa que como.

A lo largo del día:
Dedica 30 segundos a relajar los hombros y cierra los ojos. Inspira profundamente por la nariz y cuenta hasta cuatro. Retén la respiración, cuenta hasta dos y expulsa lentamente el aire contando hasta cuatro. Para terminar, abre los ojos y envía algún pensamiento amoroso a alguien. Además, adquiere la costumbre de preguntarte dos cosas a lo largo del día: ¿Cómo puedo ser feliz en este momento? ¿Qué pensamientos me hacen feliz?

Al llegar a tu casa: 

  • Buenas tardes, casa, ya he vuelto. Estoy muy contenta de estar aquí. Te quiero.
  • Vamos a pasar una noche estupenda.

Para terminar el día antes de quedarte dormida:

  • Bendigo y deseo prosperidad a todas las personas de mi mundo, y todas las personas de mi mundo me bendicen y me desean prosperidad.
  • Gracias, querida cama, por otra maravillosa noche de descanso.
  • Al inspirar, decir: «La Vida», y al espirar, «me ama». La Vida me ama. La Vida me ama.  La Vida me ama…

Un gran final del día, no cabe duda…

Fuente: Tú puedes crear una vida excepcional. Louise L. Hay y Cheryl Richardson. (Urano)

216815307_4098816100332719_5193109332963993645_n

LAS 5 LIBERTADES PARA FORTALECER LA AUTOESTIMA. Virginia Satir ~

No Comments 76 Views0

Las 5 libertades de Virginia Satir, son cinco enunciados o afirmaciones que te permitirán aumentar tu autoestima y por ende tener la libertad de ser feliz.

La libertad de ser

“La libertad de ser y escuchar lo que está aquí, en lugar de lo que debería ser, fue o será”.

En la educación de muchos padres hacia sus hijos, suele darse algunos mensajes que quedan grabados en el subconsciente de cada niño. Estos mensajes permanecen con nosotros y se manifiesta muchas veces en inseguridades hacia nuestra personalidad. Uno de los mensajes que puede afectar grandemente la autoestima es: Debes ser un buen niño porque sino, nadie te querrá.

Este tipo de mensaje, puede hacer que muchas personas no se muestren tal cuál son, por temor a no ser aceptados. También este y otros tipos de mensaje, te lleve a mantenerte pensando en lo que pudiste ser, en lo que debiste vivir. Este tipo de pensamiento te limita y no te permite vivir y disfrutar el presente. Debes saber que eres libre de ser lo que realmente eres, y te pregunto; ¿ Te conoces, sabes realmente quien eres?.

La primera libertad de Virginia Satir, nos recuerda la libertad que tenemos para ser quien somos, sin apariencias, sin máscaras colocadas para encajar. Sólo cuando nos conocemos y tenemos una relación íntima con nosotros, podemos mostrar sin miedos nuestro ser. Vivir en el presente es nuestro derecho, disfrutemos cada detalle del día y dejemos de perder las energías y tiempo en pensar lo que pudo ser, o temiendo lo que está por llegar.

La libertad de decir lo que uno siente y piensa

“La libertad de decir lo que uno siente y piensa, en lugar de lo que uno debería sentir y pensar”.

Muchas veces puedes preferir callar a decir lo que piensas, si es una decisión tomada desde tu interior y no obedece a factores externos, en ciertas situaciones pueda ser lo más acertado. Lo que no podemos permitirnos, es interactuar con las demás personas con temor a no decir lo que pensamos o cómo nos sentimos para no herir a los demás. A la larga este tipo de relaciones tienden a ser superficiales, ya que no son forjadas desde la transparencia y el respeto a los que pensamos.

Las verdaderas amistades se dicen, lo que realmente sienten. Mucho más amigo de alguien es aquel que le hace un llamado de atención al otro cuando se equivoca, sin temor a herir susceptibilidades ni a ser tomado a mal. Así sucede con las relaciones auténticas, profundas y estables, ejercemos la libertad de decir lo que sentimos y pensamos sin temos y con un profundo respeto a nuestras ideas y a la integridad propia y de los demás.

La libertad de sentir

“La libertad de sentir lo que uno siente, en lugar de lo que uno debería sentir”.

Una de las libertades que nos cuesta un poco asimilar es la libertad de sentir, Muchas veces nos podemos sentir molestos, cuando en realidad detrás de aquella molestia se esconde la tristeza por algo que concebimos como injusto. Lo principal es empezar a conocer nuestras emociones y en vez de reprimirlas, entender que por alguna razón nos sentimos de cierta manera y que somos libre de tener aquel sentimiento.

Ésta libertad pasa a través de los retos que imponen ciertos convencionalismos humanos, como que los hombres no lloran o que si estás triste es porque no eres optimista. Los seres humanos podemos experimentar en cualquier momento, rabia, tristeza, temor, amor. Nadie puede obligarnos a sentirnos diferentes ni debemos temer a ser juzgados por lo que sentimos.

Si un día estás triste, es así cómo te sientes aunque alguien pueda juzgar tu sentimiento y decir; ¡tienes todo para estar feliz! realmente en ese momento tienes la libertad de sentirte así y sólo tú decidirás cómo manejar tu emoción. No quiere decir que los demás no se preocupen y quieran ayudarnos, lo importante no es simular sentirte bien cuando en algún momento te sientas mal.

La libertad de pedir

La libertad de pedir lo que uno quiere, en lugar de esperar el permiso para hacerlo”.

Existen situaciones en nuestra vida en la cual deseamos algo y no lo pedimos. Un ejemplo de ello, puede ser que te encuentres en un trabajo en el que estás seguro que por tu esfuerzo y desempeño merezcas un aumento de sueldo. Muchas veces esperas que tu supervisor se de cuenta y valore tu esfuerzo y tome él la iniciativa de aumentarte el sueldo. En vez de esperar por qué no pides lo que deseas, ya que en tu interior tu reconoces tu esfuerzo y el deseo que recompensen el valor de tu trabajo.

Cuántas esposas o esposos, esperan hasta sentirse frustrados por el amor, detalles o reconocimiento de sus maridos. Siéntete en libertad para pedir lo que quieres, en vez de esperar que otro te permita hacerlo, como nos aconseja Virginia Satir.

La libertad de correr riesgos

La libertad de correr riesgos por tu propia cuenta, en lugar de elegir solo lo que es “seguro” y no arriesgarse”.

Nuestros intereses, necesidades y deseos pueden cambiar a medida que crecemos y experimientamos. Muchas personas toman la decisión de quedarse en su zona de confort y no perseguir sus sueños y deseos por temor «al que dirán» o a saltar de aquel lugar donde se sienten seguros. Sin importar la edad, tenemos el derecho de tomar ciertos riesgos, bien sea en lo personal, profesional o sentimental.

El correr riesgos, es parte de ser libres, de tomar nuestras propias decisiones y asumir los resultados. Sólo reconociendo que somos libres para arriesgarnos, podemos crecer en otros ámbitos de nuestras vidas, reinventarnos y muchas veces salir de situaciones que de otra manera no nos permitirían avanzar.

Ahora que conoces las 5 Libertades de Virginia Satir, puedes integrarlas a tu vida y sentirte más libre y feliz.

teoria-triangular-del-amor

LA TEORÍA TRIANGULAR DEL AMOR DE ROBERT STERNBERG. Complejas combinaciones en las relaciones amorosas.

No Comments 154 Views0

La teoría triangular del amor pretende explicar el complejo fenómeno del amor y las relaciones interpersonales amorosas. Fue propuesta por el psicólogo Robert Sternberg, y describe los distintos elementos que componen el amor, así como las posibles combinaciones de estos elementos a la hora de formar los diferentes tipos de relaciones.

Esta teoría nos ayuda a entender este sentimiento tan complejo que, además de ser muy importante en nuestras vidas, es la base de muchas de nuestras relaciones interpersonales.

Robert Sternberg, es un psicólogo estadounidense, profesor de la Universidad de Yale, ampliamente reconocido por sus investigaciones, y muchos expertos en esta temática han apoyado sus ideas.

Para Sternberg, el amor está compuesto por 3 cualidades que se manifiestan en cualquier relación amorosa: intimidad, pasión y compromiso. Estos elementos, en la práctica, se entremezclan entre sí, pero saber distinguirlos en un marco teórico nos ayuda a comprender el fenómeno del amor y a reconocer mejor sus matices y detalles.

  • Intimidad: La intimidad hace referencia al sentimiento de cercanía, a la conexión entre las dos personas que forman parte de la historia de amor, a la confianza entre ellos, a la amistad y al afecto.
  • Pasión: Este componente es la excitación o la energía de la relación. Los sentimientos de la atracción física y el impulso o la necesidad de estar con la otra persona y de tener relaciones íntimas.
  • Compromiso: Hace referencia a la decisión de seguir en la relación a pesar de los altibajos que puedan surgir. Incluye aspectos como los momentos vividos, la historia de la relación, etc.

Estos tres elementos representan las esquinas de la pirámide de la teoría de Sternberg, con la intimidad en el punto más alto y el compromiso y la pasión a los lados. Dependiendo de las combinaciones que se produzcan entre estos componentes, las relaciones amorosas serán distintas. Por ejemplo, en una nueva relación, la pasión predomina por encima de la intimidad y el compromiso.

Las posibles combinaciones o los tipos de amor

Según las posibles combinaciones, Sternberg afirma que existen distintas formas de amar. Estas formas de amar pueden ser entendidas de manera aislada o como etapas:

1. Cariño

El cariño hace referencia a la amistad verdadera. Solo hay intimidad, pero no existe pasión ni compromiso. Los miembros de la relación se sienten cercanos y confían el uno con el otro, pero no hay deseo de tener relaciones íntimas ni compromiso como pareja.

2. Encaprichamiento

En esta forma de amar hay mucha pasión, no obstante, no hay ni intimidad ni compromiso, lo que convierte este tipo de relaciones en superficiales. Sería una especie de romance pero que termina pronto o el principio de una relación, en la que existe mucho deseo por tener relaciones íntimas pero no hay suficiente confianza ni compromiso.

3. Amor vacío

El amor vacío se caracteriza por un elevado compromiso, sin pasión ni intimidad. Esto es habitual en las relaciones interesadas o en las de larga duración, cuando no existe ni confianza ni relaciones íntimas, pero sí que existe compromiso por estar juntos.

4. Amor romántico

El amor romántico es una forma de amar en la que los miembros de la relación sienten atracción y excitación, y, además, tienen confianza y cercanía. El amor romántico ha inspirado miles de novelas y películas, es el amor que sienten Romeo y Julieta. Si esta etapa continúa con grandes experiencias juntos, podría acabar provocando el compromiso.

5. Amor sociable

Suele ocurrir en relaciones duraderas. Existe intimidad y compromiso, pero no pasión. Es el tipo de amor que puede manifestarse cuando la pareja carece de deseo y excitación hacia la otra persona, pero la convivencia, los hijos y las experiencias juntos les mantienen unidos. Esta relación puede parecer satisfactoria para los miembros y durar mucho tiempo.

6. Amor fatuo

En el amor fatuo predomina la pasión y el compromiso, pero no existe intimidad. El amor fatuo puede producirse porque los miembros de la pareja quieren estar juntos, pues existe el deseo y la excitación de vivir experiencias íntimas, sin embargo, no tienen muchas cosas en común.

7. Amor consumado

Este es el amor completo. Está formado por los tres elementos de la teoría piramidal de Sternberg. El amor consumado es el principal arquetipo amatorio, es el amor ideal y también recibe el nombre de amor maduro.

Es necesario trabajar los tres elementos para logar el amor consumado.

Sternberg habla de “no amor” cuando estos tres elementos no están presentes en la relación. El mismo autor afirma que las parejas con amor consumado o completo continúan compartiendo el deseo íntimo y la pasión en todos los niveles, incluso pasados muchos años. No obstante, Sternberg puntualiza que mantener el amor consumado es más complicado que conseguirlo, por lo que es necesario para las parejas trabajar los tres elementos básicos de su teoría. Al fin y al cabo, las acciones hablan más alto que las palabras.

El equilibrio entre estos tres ingredientes pueden ir cambiando a medida que avanza una relación. Sin embargo, el tiempo solo no resulta en una intimidad, pasión o compromiso altos. Conocer estos tres ingredientes del amor puede ayudar a lo actores a reconocer cuándo necesitan mejorar uno de los elementos, o puede ayudarles a tomar la decisión de dejarlo. Sternberg concluye que sin la expresión de los tres componentes, incluso el amor más auténtico puede morir.

Fuente: Psicología y mente ~«El triángulo del amor: intimidad, pasión y compromiso.»  STERNBERG, R. J. (1988) Paidós Ibérica.

autoestima2

LOS 6 PILARES DE LA AUTOESTIMA, según Nathaniel Branden. ~

No Comments 215 Views0

Descubre los seis pilares de la autoestima y cómo reforzarlos para poder cuidar por dentro y por fuera.

La autoestima es una de las claves fundamentales de la felicidad. Con una baja autoestima difícilmente vamos a poder encontrar bienestar emocional en ninguna parte, principalmente porque el ser felices o no, no depende del exterior, es algo que únicamente podemos hallarlo en nuestro interior.

Una autoestima sana nos va a permitir sentirnos capaces, dignos, merecedores, autónomos, libres y autoeficaces. Esto nos lleva a un trabajo de mejora personal continuo, en el que cada día tratamos de escucharnos, atendernos, cuidarnos y sobre todo, seguir los pasos que nos indican cuál es el camino correcto para nuestra felicidad, pero la de verdad. Por ello, es importante conocer cuáles son los pilares de la autoestima y trabajar en ellos.

¿Cuáles son los pilares de la autoestima?

Nathaniel Brandel, psicoterapeuta y escritor, expone en su libro «Los seis pilares de la autoestima» los aspectos que se han demostrado a través de la psicología que más influyen para desarrollar una buena autoestima.

En «Los 6 pilares de la autoestima» este autor interpreta la autoestima como una necesidad psicológica humana que tiene la tendencia a conducir a una serie de estados emocionales desafiantes (como puede ser la ansiedad, el estrés, la depresión, entre otros) para poder satisfacerse.

El psicólogo Nathaniel Branden afirma que lo que determina el nivel de autoestima que una persona tiene es lo que hace y para ello hay que actuar de manera consciente. Esta afirmación concuerda con mi opinión acerca del tema, ya que independientemente de las vivencias pasadas, de la educación recibida, y del momento presente, siempre podemos hacer algo para empezar a mejorar mi autoestima. Por ello, es interesante conocer los pilares de la autoestima para poder fortalecerla a través de nuestro trabajo diario.

Los seis pilares de la autoestima

Tal como apunta Nathaniel Branden en su libro ‘Los seis pilares de la autoestima«, para poder reforzar la autoestima y disfrutar de una buena salud mental, es importante trabajar en los siguientes pilares o aspectos.

1. Vivir conscientemente

Este es el primer pilar de la autoestima de todos. Implica que desarrollemos la atención plena, que tratemos de estar más en el presente, menos en la mente, y más en el sentir. Si no somos consciente de la realidad ni de nuestros pensamientos y acciones vamos por la vida en piloto automático, lo que nos lleva a tomar decisiones desastrosas en muchas ocasiones. Así que comencemos a prestar atención a nuestro presente.

¿Cómo vivir conscientemente?

Para poder elevar tu autoestima y practicar la conciencia plena, los psicólogos recomiendan las siguientes acciones.

  • Practica la gratitud

Una buena manera de fortalecer la autoestima personal es precisamente intentando ser agradecidos con aquello que somos y con lo que nos rodea. Apreciar nuestro entorno e interior será una forma vital de darte cuento que aquellos pilares de la vida que te harán feliz están dentro de nosotros.

  • No fantasear en exceso

Todo el mundo sueña despierto. A pesar de ello, es importante intentar no pasarse el día evitando afrontar la realidad. Para fortalecer los pilares de la autoestima es importante entender que debemos trabajar para conseguir un cambio y nuestras metas.

  • Autoconciencia

Otra de las formas de estar en el presente es precisamente intentar ser conscientes de nuestro cuerpo y mente en todo momento. Notar nuestros malestares ya sean físicos o emocionales puede ser una buena iniciativa para conseguir elevar la autoestima personal.

2. Aceptarse uno mismo

Lo que no acepto no lo puedo cambiar. Por supuesto que todos tenemos aspectos de nosotros nos gustan más o menos. Pero la realidad es que ahora eres así debido a las decisiones o a los errores que cometiste, pero esto no te permite aceptarte en ello. De esta forma, para poder saber cómo reforzar la autoestima primero es esencial aceptar lo que somos ahora.

¿Cómo aceptarse a uno mismo?

Para poder asumir uno de estos pilares de la autoestima existen una serie de acciones que podemos seguir. Entre los más efectivos existen los siguientes.

  • Acepta tus decisiones

Lo primero para reforzar la autoestima es intentar asumir la responsabilidad de nuestras acciones. Echar la culpa a los demás por nuestras acciones o decisiones no es una buena forma de elevar tu autoestima.

  • Aduéñate de tus pensamientos y emociones

Es fácil decirlo pero difícil ponerlo en práctica. Pero según Nathaniel Branden la forma de fortalecer la autoestima es intentar aprender a ser los dueños de nuestros pensamientos y emociones.

3. Asumir la responsabilidad de uno mismo

Otro de los pilares de la autoestima que remarca Nathaniel Branden es asumir nuestras responsabilidades. Para ello debemos dejar de culparnos tanto a nosotros como a los demás. Responsabilicémonos de nuestros actos, reconozcamos, asumamos y tomemos las riendas de nuestras vidas. Nadie puede vivir por nosotros. Cuando tomamos conciencia de nuestras acciones también podemos comenzar a responsabilizarnos de ellas.

¿Cómo asumir la responsabilidad?

Para saber si asumes tu responsabilidad debes preguntarte si eres consciente de ser el autor de tus decisiones y acciones. En el caso que necesites trabajar en uno de estos pilares de la autoestima, el autor recomienda lo siguiente.

  • Deja de culpar a los demás

En muchas ocasiones acabamos por culpar a los otros por los errores que cometemos nosotros mismos. Para poder fortalecer la autoestima debes dejar atrás este tipo de comportamientos.

  • Aprende a tolerar la frustración

Es normal equivocarse. Lo que no debería serlo es frustrarse por ello. Nadie logra sus metas a la primera, por lo tanto cometer errores es normal. Intenta aprender de ellos y así podrás elevar tu autoestima sin la necesidad de ser perfecto.

4. Autoafirmación

La autoafirmación comprende el respeto de mis propios deseos, necesidades y valores, así como la búsqueda de su expresión adecuada en la realidad. La autoafirmación, otro de los seis pilares de la autoestima expuestos por Nathaniel Branden, supone defenderse a uno mismo, pero no solo ante los demás, también ante uno mismo, porque solemos ser nuestros mayores jueces. Vamos a creer en quienes somos.

¿Cómo trabajar en la autoafirmación?

Para poder elevar tu autoestima a través de la autoafirmación es necesario intentar trabajar en los siguientes aspectos.

  • Sé auténtico

La capacidad de ser auténticos se define por defender nuestros ideales y nuestra forma de ser. Es decir, ser como somos a pesar de las situaciones externas es uno de los pilares de la vida para gozar de una buena autoestima.

  • Asertividad

Ser asertivos significa intentar aceptar lo que somos, es decir, tanto nuestros defectos como cualidades. Esto no implica que no debes trabajar en ellos, simplemente saber lo que somos desde un primer instante.

5. Integridad personal

Integridad personal significa vivir en coherencia. Es decir, uno de estos pilares de la autoestima hace referencia a que las personas debemos actuar conforme a lo que verdaderamente pensamos y queremos. Es decir, que mis palabras y mis acciones vayan de la mano. Pero para poder hacerlo, primero debemos escucharnos, hacernos preguntas, y respondernos con sinceridad.

¿Cómo trabajar la integridad personal?

La integridad personal es importante no solo para poder saber cómo elevar la autoestima personal, sino también para poder definir lo que realmente queremos en nuestras vidas. Para poder trabajar en ello, es importante lo siguiente.

  • Piensa en metas a corto plazo

El primer paso para elevar tu autoestima es empezar el camino poco a poco. De esta forma, debes proponerte unos objetivos a corto plazo que estén alineados con tus metas y aspiraciones a largo plazo.

  • Establece tu propósito

Para poder vivir de una forma íntegra, debes saber cuál es tu propósito. Para ello pregúntate si realmente estás haciendo las cosas para ti o si estás caminando sin una meta conforme a tus ideales.

6. Vivir con propósito

Los propósitos no relacionados con un plan de acción no se realizan, nos señala Nathaniel Branden. Es decir, que por muchos sueños, metas e ilusiones que tengamos en la vida, si no van seguidas de un recorrido bien trazado, no sirven de nada, porque no las alcanzaremos. Para que nuestros propósitos vitales se cumplan, es necesario elaborar un plan de acción. Tengamos ilusiones, alicientes, y tratemos de llevarlos a término. Este es el último de los seis pilares de la autoestima, pero también es fundamental.

¿Cómo vivir con propósito?

Este pilar de la autoestima supone reflexionar sobre aquello que somos y a lo que queremos aspirar. Por este motivo, puede ser una buena idea realizar lo siguiente.

  • Se honesto contigo

La honestidad supone saber si realmente lo que estamos haciendo diariamente es lo que queremos para nosotros y nuestras vidas. Ser honesto contigo hará que puedas reforzar tu autoestima.

  • Vivir con integridad

Ser íntegro implica vivir sabiendo que lo que haces no va en contra de lo que realmente crees. Al hacerlo podrás fortalecer tu autoestima.

En muchas ocasiones trabajar con estos pilares de la autoestima puede ser todo un reto. Pide ayuda o acompañamiento, hay muchas herramientas disponibles. El poder de la autoestima abarca todos los ámbitos de tu vida, cuando la elevas tu autoestima disfrutas de todas sus ventajas.

Fuentes:

28058433_1302862003148652_7516353894594974337_n

LA VIDA. (texto atribuído a Bert Hellinger) ~

No Comments 181 Views0

La vida te desilusiona para que dejes de vivir de ilusiones y veas la realidad. La vida te destruye todo lo superfluo, hasta que queda solo lo importante. La vida no te deja en paz, para que dejes de pelearte, y aceptes todo lo que “Es. La vida te retira lo que tienes, hasta que dejas de quejarte y agradeces. La vida te envía personas conflictivas para que sanes y dejes de reflejar afuera lo que tienes adentro.

La vida deja que te caigas una y otra vez, hasta que te decides a aprender la lección. La vida te saca del camino y te presenta encrucijadas, hasta que dejas de querer controlar y fluyes como rio. La vida te pone enemigos en el camino, hasta que dejas de “reaccionar”. La vida te asusta y sobresalta todas las veces que sean necesarias, hasta que pierdes el miedo y recobras tu fe.
La vida te quita el amor verdadero, no te lo concede ni permite, hasta que dejas de intentar comprarlo con baratijas.
La vida te aleja de las personas que amas, hasta que comprendes que no somos este cuerpo, sino el alma que él contiene. La vida se ríe de ti tantas veces, hasta que dejas de tomarte todo tan en serio y te ríes de ti mismo. La vida te rompe y te quiebra en tantas partes como sean necesarias para que por allí penetre la luz.
La vida te enfrenta con rebeldes, hasta que dejas de tratar de controlar. La vida te repite el mismo mensaje, incluso con gritos y bofetadas, hasta que por fin escuchas. La vida te envía rayos y tormentas, para que despiertes. La vida te humilla y derrota una y otra vez hasta que decides dejar morir tu EGO. La vida te niega los bienes y la grandeza hasta que dejas de querer bienes y grandeza y comienzas a servir.

La vida no te da lo que quieres, sino lo que necesitas para evolucionar. La vida te lastima, te hiere, te atormenta, hasta que dejas tus caprichos y berrinches y agradeces respirar.

La vida te corta las alas y te poda las raíces, hasta que no necesitas ni alas ni raíces, sino solo desaparecer en las formas y volar desde el Ser. La vida te niega los milagros, hasta que comprendes que todo es un milagro. La vida te acorta el tiempo, para que te apures en aprender a vivir. La vida te ridiculiza hasta que te vuelves nada, hasta que te haces nadie, y así te conviertes en todo.

La vida no te da lo que quieres, sino lo que necesitas para evolucionar. La vida te lastima, te hiere, te atormenta, hasta que dejas tus caprichos y berrinches y agradeces respirar. La vida te oculta los tesoros, hasta que emprendes el viaje, hasta que sales a buscarlos. La vida te niega a Dios, hasta que lo ves en todos y en todo. La vida te acorta, te poda, te quita, te rompe, te desilusiona, te agrieta, te rompe … hasta que solo en ti queda AMOR.
Atribuído a Bert Hellinger ~
Fuente: web ~

 

alimentos

TU SALUD ES UN ESPEJO DE TU RELACIÓN CONTIGO MISM@. Una nueva perspectiva sobre la salud.

No Comments 375 Views1

La medicina convencional no conoce la causa de la creciente «epidemia» de estrés, de las enfermedades derivadas de nuestro estilo de vida, ni de las enfermedades autoinmunes; sin embargo, para nosotras se trata de una epidemia de falta de autoestima.

Esto es una nueva visión sobre la salud. En realidad, no tiene demasiado misterio, y nos devuelve nuestro poder personal. Tu salud es un espejo de la relación que mantienes contigo y con tu cuerpo. No creemos en las enfermedades incurables; creemos que una enfermedad es una invitación a que mejores tu relación contigo.
Curiosamente, parece que los nuevos descubrimientos científicos confirman este hecho. Por ejemplo, el doctor Bruce Lipton es un biólogo celular reconocido en todo el mundo, que ha realizado estudios vanguardistas en la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford. En su libro «La biología de la creencia», habla de un nuevo paradigma de la salud basado en la ciencia de la epigenética. Bruce llevó a cabo algunos experimentos innovadores que demostraron que los genes no controlan la biología. La idea de que los genes controlan la biología es un supuesto científico, que aproximadamente en el año 2003, fue rebatido por el Proyecto del Genoma Humano, descubrimiento que encajaba perfectamente con los experimentos que estaba realizando con las células en su laboratorio. Sus experimentos demostraban que no eran los genes los que controlaban las células, sino sus respuestas al entorno en el que se encontraban. Bruce explica que puesto que los seres humanos tenemos cerebro, nuestra respuesta a nuestro entorno es mucho más compleja que la de una célula. Respondemos a las situaciones de la vida (o del entorno), a través de nuestras creencias.

¿Qué mensaje le estás enviando a tus células en estos momentos?

Si crees que eres una mala persona, eso es lo que escucharán tus células. Si crees que estás enfermo, eso es lo que escucharán tus células. Asimismo, si te consideras un ser hermoso y sano, eso es lo que escucharán tus células.
¿Qué tipo de relación contigo misma y con tu cuerpo crees que estás creando si envías mensajes negativos y aceptas creencias negativas respecto a ti?

Amarse a uno mismo significa cuidarse

Cuando te amas procuras satisfacer tus necesidades. No obstante, hoy en día, cada vez es más frecuente que las personas (especialmente las mujeres) crean que han de cuidar de los demás antes que de sí mismas. Por ejemplo:
• ¿Has dicho alguna vez sí cuando en realidad querías decir no? ¿Ayudas tanto a los demás que tienes poco tiempo para descansar y relajarte? ¿Crees que ya descansarás cuando te jubiles o cuando tus hijos sean mayores?
• ¿Has dicho alguna vez «Cuando termine con esto ya descansaré/haré una pausa»?
• ¿Te consideras una persona que quiere complacer a los demás o que teme la desaprobación de la gente? ¿Tienes la sensación de ser siempre tú la que das y que recibes muy poco de los demás (o posiblemente, no eres capaz de recibir el apoyo, los regalos o cumplidos de otras personas)?
• ¿Intentas a menudo ponerte unos límites pero no lo consigues?
Creemos que la verdadera epidemia de salud es la desconexión de nosotras mismas. Creemos que el sistema inmunitario se desconcierta un poco cuando tú te pones en último lugar.
La ciencia afirma que el origen de casi cualquier enfermedad crónica —la inflamación— es que el sistema inmunitario ya no puede diferenciar entre lo que es bueno y malo para el cuerpo.

En el ámbito metafísico, pensamos que la inflamación y las enfermedades crónicas son en realidad un acto de amor  de tu cuerpo que te está avisando de algo. Es una invitación a que le escuches y a que vuelvas a amarte.
Cuando somos bebés nos gusta todo sobre nosotras. Nos fascinan nuestras manos y pies, incluso nuestras heces. Con el tiempo nos enseñan que hay cosas de nosotras que están mal. Por desgracia, muchas veces nos avergonzamos de nuestro cuerpo o de alguna de nuestras características, y empezamos a sentirnos inferiores.
Aprendemos que «las reglas», las expectativas de los demás y las pruebas irrefutables son más importantes que nuestros sentimientos o deseos. Nos enseñan a escuchar tanto a los demás que sentimos que no podemos confiar en nosotras mismas.
No es de extrañar que bajo esas circunstancias nos hayamos desconectado de nuestro sistema de guía, al que Louise ha bautizado como su «din-don interior».
Todos lo tenemos, aunque a la mayoría no nos hayan enseñado a escuchar a esa voz, sentimiento o señal interior que nos guía.
Lo más hermoso de nuestro cuerpo es que posee un conocimiento profundo sobre lo que realmente necesitamos para estar sanos y felices.
Tu poder para conseguir la salud óptima va más allá de tu sistema inmunitario.
Todo empieza con un secreto poco conocido: amarte a ti misma. Estamos convencidas de que cuando empieces a escuchar a tu guía interior con amor, tus riñones, tu sistema inmunitario y todo tu cuerpo empezarán a sentirse a salvo.
Cuando el cuerpo se siente a salvo, tiene capacidad para curarse. Basta con que recuerdes que tu cuerpo quiere curarse.

«El amor es la cura milagrosa. Amarnos a nosotras mismas obra milagros en nuestra vida.»

Fuente: «Pensamientos y Alimentos». Louise Hay ~ Ahlea Khadro ~ Heather Dane