Tag Archives: Conociendo.

curso-formacion-profesional-fisica-cuantica-instenat-barcelona

7 COSAS QUE AFECTAN TU FRECUENCIA VIBRATORIA DESDE LA FÍSICA CUÁNTICA..

2 Comments 158 Views0

Vibración en la física cuántica significa que todo es energía. Somos seres vibrando en ciertas frecuencias. Cada vibración equivale a un sentimiento y en el mundo “vibracional”, existen solo dos especies de vibraciones, la positiva y la negativa. Cualquier sentimiento hace que usted emita una vibración que puede ser positiva o negativa.

1ª – LOS PENSAMIENTOS.

Todo pensamiento emite una frecuencia hacia el Universo y esa frecuencia retorna hacia el origen, entonces  si tienes pensamientoS negativos, de desánimo, tristeza, rabia, miedo, todo eso vuelve hacia ti. Por eso es tan importante que cuides de la calidad de tus pensamientos y aprendas a cultivar pensamientos más positivos.

2ª – LAS COMPAÑÍAS.

Las personas que están a tu alrededor influencian directamente en tu frecuencia vibratoria. Si te rodeas de personas alegres, positivas, determinadas, también entrarás en esa vibración, ahora si te rodeas de personas reclamadoras, maldicentes y pesimistas, ten cuidado! Pues ellas pueden estar disminuyendo tu frecuencia y como consecuencia impidiendote hacer funcionar la Ley de la atracción a tu favor.

3ª – LA MÚSICA.

La música es poderosísima. Si solo escuchas música que habla de muerte, traición, tristeza, abandono, todo eso va a interferir en aquello en que tu vibras. Presta atención a la letra de las música que escuchas, ella puede estar disminuyendo tu frecuencia vibratoria. Y recuerda: Tú atraes hacia tu vida exactamente aquello en lo que vibras.

4ª – LAS COSAS QUE VES.

Cuando ves programas que abordan desgracias, muerte, traiciones, etc. tu cerebro acepta aquello como una realidad y libera toda una química en tu cuerpo, haciendo que tu frecuencia vibratoria sea afectada. Mira cosas que te hagan bien y te ayuden a vibrar en una frecuencia más elevada.

5ª – EL AMBIENTE. 

Ya sea en tu casa o en tu trabajo, si pasas gran parte de tu tiempo en un ambiente desorganizado y sucio, esto también afectará tu frecuencia vibratoria. Mejora lo que está a tu alrededor, organiza y limpia tu ambiente. Muestra al Universo que eres apto para recibir mucho mas . Cuida de lo que ya tienes!

6ª – LA PALABRA.

Si acostumbras reclamar o hablar mal de las cosas y de las personas, esto afecta tu frecuencia vibratoria. Para mantener tu frecuencia elevada es fundamental que elimines el hábito de reclamar, quejarte y de hablar mal de los otros. Entonces evita hacer dramas y victimizarte. Asume tu Responsabilidad por las elecciones de tu Vida!

7ª – LA GRATITUD. 

La Gratitud afecta positivamente tu frecuencia vibratoria. Ese es un hábito que deberías incorporar ahora mismo a tu vida. Comienza a agradecer por todo, por las cosas buenas y las que consideras no buenas, agradece por todas las experiencias que has vivido. La Gratitud abre las puertas para que las cosas buenas fluyan positivamente en tu vida.

Fuente: Facebook – del muro de Arte Acción.

viaggi_spazio_temporali

EL DESDOBLAMIENTO DEL TIEMPO. SIEMPRE SOMOS DOS.

No Comments 146 Views0

Desdoblarse para explorar un espacio no es ninguna imaginación, es una ley física que permite crear el mejor futuro antes de vivirlo.

Ya estamos acostumbrados a un desdoblamiento del espacio, aunque sólo sea para comparar resultados. ¡Encerrad ratas u hombres en dos jaulas idénticas, para superar el mismo obstáculo, alimentadlos de manera diferente
luego observad los resultados! Podéis deducir que unos alimentos son mejores que otros.
El uso de dos espacios similares permitiría pues prever un mejor futuro. Este tipo de experiencias son llevadas a cabo de manera habitual en los laboratorios farmacéuticos o en competiciones deportivas, para probar la eficacia de un medicamento, de un alimento o de un entrenamiento. En nuestra vida diaria, no dejamos de comparar nuestras experiencias del pasado, para así intentar revivir la mejor.
El desdoblamiento del tiempo va mucho más lejos.
Imaginaos que utilizáis dos mundos idénticos en donde el tiempo no transcurre a la misma velocidad. Mientras un tiempo imperceptible de una mil millonésima parte de segundo transcurriría en el primero, el segundo viviría en un tiempo acelerado, digamos que durante horas, lo cual permitiría aprender tranquilamente cual es la mejor manera de franquear ciertos obstáculos. Un intercambio de información entre los dos mundos daría de manera instantánea en el tiempo normal la información necesaria para llegar directamente al objetivo de manera instintiva o intuitiva. Además, los numerosos fracasos realmente vividos en un mundo serían memorizados en el otro para de esta manera nunca tener ni ganas ni la idea de vivirlos.
El éxito vendría de la actualización de la mejor experiencia gracias a un buen intercambio de informaciones debido a aperturas entre ambos tiempos. Claro está, cada pregunta tendría múltiples respuestas creando así infinitos futuros posibles, y cada respuesta sería la consecuencia instantánea de la mejor elección entre esta diversidad de potenciales.
Ahora bien, para estar seguros de tener la respuesta adecuada a la pregunta adecuada, no sería mejor ¿»desdoblarse» en ambos tiempos?
Fue demostrado hace muchos años que la relatividad del tiempo estaría de esta manera al servicio del hombre, como todas las otras propiedades científicas perfectamente establecidas. En efecto, este desdoblamiento permitiría crear, poco a poco, potencialidades futuras y actualizar inmediatamente, de manera instintiva, la mejor de ellas.

APLICACIÓN EN LA VIDA DIARIA.
Si en el pasado un mal potencial había provocado un desequilibrio físico o psíquico, poder elegir una mejor solución a los problemas podría devolver el equilibrio perdido. En efecto, según la teoría del desdoblamiento, las informaciones procedentes del futuro, deben provenir de manera permanente, de aperturas imperceptibles en nuestro tiempo, que hay que saber controlar.
Es de esta manera que el descubrimiento científico de una propiedad esencial del tiempo nos conduce sin postulado, pero por simple lógica, a una aplicación vital en la vida diaria. Cada cual puede pues decir que el futuro creado a cada instante le proporcionará en su presente una posibilidad de supervivencia instantánea gracias a las aperturas temporales imperceptibles.

Para alcanzar la verdad, es necesario, una vez en la vida, desprenderse de todas las ideas recibidas, y reconstruir de nuevo y desde los cimientos todo nuestro sistema de conocimientos. René Descartes ~

Fuente: «Cambia tu futuro por las aperturas temporales». Lucile y Jean-Pierre Garnier-Malet ~

71960940_2550032255036096_3457515683359752192_o

TU YO CUÁNTICO. ¿Puedo crear con mi mente mi propia realidad? Joe Dispenza ~

No Comments 59 Views0

En el pasado los físicos dividieron el mundo en materia y pensamiento y más tarde, en materia y energía. Cada uno de estos pares se consideraba totalmente distinto el uno del otro, ¡pero no lo son! Esta dualidad mente/materia conformó nuestra visión del mundo según la cual la realidad estaba básicamente predeterminada y podíamos hacer muy poco para cambiar las cosas con nuestras acciones y menos aún con nuestros pensamientos.
Pero hoy día consideramos que formamos parte de un inmenso campo invisible de energía que contiene todas las realidades posibles y que responde a nuestros pensamientos y sentimientos. Al igual que los científicos están estudiando la relación entre pensamiento y materia, nosotros estamos deseosos de hacer lo mismo en nuestra vida. Por eso nos preguntamos: ¿Puedo crear con mi mente mi propia realidad?  De ser así,¿es una habilidad que puedo aprender y usar para convertirme en quien quiero ser y crear la vida que quiero vivir?
Afrontémoslo, ninguno de nosotros es perfecto. Tanto si queremos cambiar o no en el sentido físico, emocional o espiritual, todos abrigamos el mismo deseo: queremos vivir como una versión idealizada de quien pensamos y creemos poder ser. Cuando plantados frente al espejo contemplamos nuestros michelines, no sólo vemos reflejado en él esta versión nuestra algo regordeta, sino que también vemos, dependiendo del humor con que nos hayamos levantado ese día, una versión de nosotros en mejor forma física u otra más obesa y maciza. ¿Cuál de nuestras imágenes es la real?

Cuando acostados en la cama repasamos por la noche los acontecimientos del día y nuestros esfuerzos para ser más tolerantes y menos reactivos, no estamos viendo tan sólo el padre o la madre que le ha gritado a su hijo por no hacer sin rechistar y deprisa lo que le pedía. Nos vemos como una persona angelical a la que le han agotado la paciencia o como un ogro horrendo que destruye la autoestima de un niño. ¿Cuál de estas imágenes es la real?
La respuesta es: ambas lo son. Y no sólo lo son estos dos extremos, sino también un espectro infinito de imágenes que abarca desde las positivas hasta las negativas. ¿Cómo puede ser? Para que entiendas mejorpor qué ninguna de estas versiones tuyas es más o menos real que las otras, tendré que destruir la idea más común de la naturaleza de la realidad y reemplazarla por otra.
Si bien parece una tarea hercúlea y en ciertos sentidos lo es, también sé que esta lectura seguramente te ha atraído porque no has conseguido hacer ningún cambio físico, emocional o espiritual en tu vida que haya sido duradero, no has logrado ser la persona que deseabas.
Para poder cambiar debes modificar la imagen que tienes de ti y del mundo, para abrirte a nuevos conocimientos y experiencias.
Tus fallos del pasado vienen de un error: no te has comprometido a vivir asumiendo la verdad de que tus pensamientos tienen consecuencias tan importantes que crean tu propia realidad.
Todos podemos crear nuestro propio destino, todos cosechamos los beneficios de nuestros esfuerzos constructivos. No tenemos por qué conformarnos con nuestra realidad actual, podemos crear otra nueva cuando queramos. Todos tenemos esta capacidad, porque para bien o para mal, nuestros pensamientos influyen en nuestra vida.
Estoy seguro de que ya lo habías oído antes, pero me pregunto si la mayoría de nosotros hacemos nuestra esta afirmación. Ya que si aceptáramos realmente que lo que pensamos crea unos efectos tangibles en nuestra vida, no permitiríamos que nos viniera a la cabeza ningún pensamiento negativo. Y nos fijaríamos en aquello que queremos, en lugar de estar siempre obsesionados con nuestros problemas.

Piensa en ello: si supieras que este principio es cierto, ¿acaso dejarías pasar un solo día sin crear el destino que deseas?
Para cambiar tu vida, cambia tus ideas sobre la naturaleza de la realidad.

Fuente: «Deja de Ser Tú». Dr. Joe Dispenza ~

niño indigo2

LOS NIÑOS DE LAS ESTRELLAS. ÍNDIGO, CRISTAL, ARCOIRIS Y DIAMANTE.

No Comments 797 Views0

Conoce a los niños de las estrellas que vienen y viven entre nosotros: Índigo, Cristal, Arcoiris y Diamante azul.

Niños de las estrellas, con habilidades especiales, considerados fuera de norma y que han sido mal diagnosticados en la sociedad actual.
Niños índigo, cristal, arcoiris o diamante. ¿Los conoces? Quizás tu hijo, nieto o sobrino sea uno de estos seres excepcionales.

Varios de ustedes habrán oído de los “niños de las estrellas” que comenzaron a llegar, según expertos en el tema, desde aproximadamente los años 70.

Los primeros en llegar a nuestro planeta “los índigo” con una misión en particular, “ayudar a despertar conciencias”.

Según se menciona, son niños excepcionales, muy talentosos, con una madurez espiritual que asombra. Juegan como niños, pero muchas veces dejan en desconcierto a los adultos con comentarios o actos que no tienen que ver con su edad biológica.

Muchos de estos pequeños tienen habilidades muy especiales, incluso hablan de otros lugares, como si tuviesen recuerdos e incluso tienen la capacidad de ver más allá de lo evidente. Pero sus características no siempre son bien aceptadas por la sociedad, siendo muchos de ellos diagnosticados con el ya famoso déficit atencional, hiperactividad, sufren de acoso escolar, tienen problemas conductuales al no regirse por las “normas establecidas y la actual educación”. Todo esto, por no encajar en los estándares de sociedad a la cual han llegado.

Características de los niños de las estrellas🌟

Estos pequeños y los ya no tanto tienen características muy claras. Según se dice, las personas con una mayor conciencia tienen más capacidad de reconocerlos y con este acto les abren el camino para cumplir con su misión. Ellos han llegado con enseñanzas y vienen a recordarnos quienes somos en realidad, para reconocernos y darnos cuenta que en nosotros está la capacidad de generar cambios y transformar nuestra realidad.

Sus características son marcadas. Físicamente tienen una mirada profunda, pura y transparente. Teniendo la capacidad de, a través de sus ojos, entregar un amor incondicional. Su mirada es fija, con sabiduría a pesar de ser unos niños en este plano. Y como ya mencioné, en el ámbito de personalidad muchas veces son catalogados como “niños problema” porque no se adaptan a este sistema.

Los niños de las estrellas

Los primeros en llegar fueron los Índigos, quienes vinieron a preparar el camino para los que seguían, los Cristal, Arcoiris y diamante. Así cada generación ha llegado más potente y con una mayor conciencia a este mundo. Sus nombres se deben a su aura y a sus patrones de energía.

💜 Los niños Índigo 💜

La mayoría de los índigos llegó entre los ´70 y ´90 y es probable que tú o yo seamos uno de ellos. Su aura tiene directa relación con el sexto chakra o tercer ojo. Son muy creativos, con capacidades psíquicas, han visto espíritus, ángeles, son clarividentes, captando desde antes eventos que están por ocurrir. Son intuitivos, emocionales y en su época sufrieron de incomprensión por sus padres o cercanos por las cosas que le sucedían. Muchos de ellos tuvieron miedo a mostrarse, a contar sus experiencias.

Son los llamados rebeldes o inconformistas, impacientes, hiperactivos y se frustran muy rápido. La música, arte, escritura es donde mejor se desarrollan para canalizar toda su energía y echar a volar su creatividad.

🐬 Los Niños Cristal 🐬

Conocidos como los “pacificadores” llegan con un objetivo claro, el mostrar el camino que conduce a la paz. Son niños que aman todo del mundo, principalmente a los animales, la naturaleza, el agua y todo lo indefenso. Ellos son muy sensibles al entorno, cariñosos, generosos pero indulgentes. La energía externa les afecta, más si es densa, ya que son psíquicos y tienen habilidades telepáticas, por lo tanto sabrán leerte. Se dice que tienen la capacidad hasta de comunicarse con sus padres por este medio. Ellos tienen un poder innato y se muestran como tal. Son muy sensibles a los ruidos fuertes, gritos o cualquier cosa que no sea armónica en su vida.

No es posible mentirles o tratar de engañarlos, ya que lo sabrán de antemano. Ellos tendrán siempre la capacidad de sentir TÚ sentir.

🌈 Niños Arcoiris 🌈

Estos pequeños son la tercera generación que ha llegado para ayudar a la humanidad y tienen las características de los índigo y cristal en cuanto a ser psíquicos y telépatas. Su misión es traer alegría a sus familias y entorno. Son niños sonrientes, llenos de vida y con una gran capacidad de perdón y dominar sus emociones. Tienen una fuerte personalidad y son sanadores por naturaleza.

Ellos pueden conseguir cualquier cosa, no sienten miedo y son arriesgados, y tan creativos que lo demuestran en sus dibujos a través de colores brillantes.

La Dra. Doreen Virtue en su trabajo “Crystal and Rainbow” señala que estos niños son todo lo que podemos alcanzar cuando desarrollamos el máximo nuestro potencial.

Los próximos en llegar: Los niños Diamante 💎

Los niños Diamante son los últimos en llegar con el fin de transmutar la energía del planeta. Según mencionan los expertos, ellos vendrán pronto y en la medida que nosotros, abramos nuestras mentes, nuestra alma y corazón. Ellos necesitan que la vibración de la tierra cambie, aumente en amor y para eso necesitan nuestro apoyo. Para que ellos lleguen muchos cambios a nivel de planeta y sociedad deberán ocurrir, eso implica la educación, alimentación, comunicación, el cuidado que le damos a la tierra y a nosotros mismos.

Quizás tu hijo sea uno de estos niños o, quizás tú, un joven o adulto índigo, y si bien se dice que no hay evidencia científica de su existencia, ya hay quienes reconocemos que entre nosotros habitan seres con características excepcionales, con una mirada profunda, una madurez fuera de su edad biológica o que transmiten un amor tan puro e intenso que es imposible pasarlos por alto.

Fuente: Caminos al Ser ~

Si deseas seguir leyendo:  EL ALMA ESCOGE A LOS PADRES Y A LA FAMILIA.

brianweiss

Dr. BRIAN WEISS. Ciencia y Espiritualidad en Psiquiatría.

No Comments 181 Views0

Esta entrevista a Brian Weiss, psiquiatra y conocido autor de best sellers de éxito mundial como “Muchas Vidas Muchos Maestros”, fue realizada en septiembre de 2005, por  Elena Carrera directora de TNI (tunuevainformación.com). Una parte muy reducida fue publicada en una revista internacional femenina pero la entrevista completa que la autora decide transcribir,  es inédita.  Lo hace también como homenaje al autor porque conviene recordar a la gente que ha ido abriendo caminos para la extraordinaria libertad y comprensión de la que gozamos ahora en cuanto al mundo de la sanación, la espiritualidad y la ciencia así como la libre difusión de toda esta información. No siempre fue así. Ha sido pionero en captar la evidencia de la inmortalidad del alma humana.

En el momento en que se hizo esta entrevista tenía 61 años, en la actualidad tiene 75. Espero que disfrutéis de las respuestas del Dr. Weiss.

Doctor Brian Weiss: “Los españoles son muy espirituales”

Hace ya más de treinta años éste psiquiatra americano, licenciado en Yale y Columbia, que ejerció como profesor en la Universidad de Miami, director honorario del departamento de Psiquiatría de la clínica Mount Sinaí de Miami, tuvo que rendirse a la evidencia de una paciente, que en el transcurso de una sesión de hipnosis, traspasó las fronteras de su infancia y existencia actual para describir, con pelos y señales, lo que ella definió como una vida anterior. Weiss tardó cuatro años en difundir este hecho, se jugaba su brillante carrera académica pero fue valiente y lo hizo. Es el propio Weiss quien nos lo cuenta:

“Antes de tratar con una paciente, Catherine, que es lo que relato en el libro Muchas vidas, Muchos Maestros, no creía en todo esto y lo que hacía era, observarla científicamente. Sigo acercándome a cada paciente con el método científico, acumulando datos con la intención de curar y tratar. La ciencia también es observar con la mente abierta para obtener una visión imparcial, eso se olvida a menudo-dice el doctor Weiss- durante una visita a España donde impartió unos seminarios, viajes que realiza por todo el mundo habitualmente.

¿Ha tenido mucha oposición del mundo científico al difundir esta información sobre la reencarnación?

Ya lo creo, sobre todo al principio, pero sé que eso ayuda a la gente y es lo que me impulsa a seguir escribiendo, viajando, ayudando a la gente a comprender la vida y la muerte. Ahora hay como una carrera entre tecnología y espiritualidad, si no tenemos la espiritualidad necesaria, la tecnología se puede utilizar para hacer mucho daño a las personas en vez de para ayudar y eso es parte de la revolución, hay que volver a darle importancia al corazón para que se equilibre con la cabeza.

En España tiene muchos lectores ¿A qué cree que se debe?

Vine aquí hace tres años,  hice varios talleres y tuvieron mucho éxito, la gente quería que volviese. Había venido antes a promocionar mis libros que despertaron mucho interés porque los españoles son muy espirituales, supongo que las religiones, como el catolicismo, han hecho una labor de siglos y la gente tiene la mente abierta, es una característica muy importante.

Lo que usted ha descubierto cambia la concepción convencional de la psiquiatría, incluso de la vida ¿Cree que en otras épocas de la historia había un conocimiento más elevado de la existencia humana?

En algunas épocas y en alguna gente sí, pero no siempre. Antes, cuando las cosas eran más sencillas, la vida era más simple, se vivía más en contacto con la naturaleza, al no estar condicionados por la tecnología y otros aspectos de la vida moderna, pero también hay otros factores. Es un proceso individual, he trabajado a lo largo de los últimos veinticinco años (ahora serían 36 años) con más de 4000 personas con la terapia de regresión y la intención de curarlos y mejorar como personas. He trabajado con muchos políticos, actores, líderes, con gente que por su posición puede influir y contarlo a otros. Los libros se traducen a 35 lenguas, llegan a mucha gente en todo el mundo.

Yo me refiero a que sus descubrimientos, que son de hace tiempo, ¿Pueden conectar con la mayoría de la sociedad actual?

“Me gustaría que tuvieran mucho más impacto, pero mucha gente no está preparada, tienen miedo, les parece que es algo demasiado diferente cuando en realidad es un mensaje de paz, de no violencia, de amor, de compasión. Creo que el concepto de reencarnación, de vivir muchas vidas, no es fácil de asimilar porque les han enseñado desde pequeños que no es así, y es muy difícil desaprender lo aprendido y aceptar algo diferente. Hay que tener la mente abierta para cambiar en función de nuevos datos, de la información que llega. Recordemos la cantidad de tiempo que se tardó en comprender que la tierra no era plana, en época de Galileo, los perseguían, los excomulgaban, por eso es muy difícil introducir cambios de este tipo.

Esta oposición hacia usted se generó en muchos y diferentes ámbitos, el primero en levantar la voz de alarma, su propio entorno, el científico.

Al principio, tuve mucha oposición, pero yo sé que ayudo a la gente y es lo que me impulsa a seguir escribiendo, viajando, hacer comprender la vida y la muerte. Ahora hay una carrera entre tecnología y espiritualidad, si no tenemos la espiritualidad necesaria, la tecnología se puede utilizar para hacer mucho daño y eso es parte de la revolución; volver a darle importancia al corazón para que se equilibre con la cabeza. Por eso hago seminarios, la gente viene a experimentarlo. El 80% son mujeres, en general, tienen la mente más abierta, aceptan más el conocimiento por la intuición y son más valientes. Los hombres se van animando poco a poco.

¿Cuántos de sus pacientes sanan sus traumas emocionales y mentales?

Muchos pacientes están un 90% mejor y eso ya es un éxito, el 70% de mis pacientes tiene recuerdos de vidas pasadas y a muchos se les han curado síntomas y fobias causados por traumas ocurridos en ellas. Hay diferentes niveles de curación, a veces vienen por una fobia o ansiedad, y en la regresión, recuerdan una persona, que aparece ahora en su vida, también estaba en el pasado. Ese conocimiento ayuda a mejorar la relación aunque no sea ese el motivo por el que vienen a mi consulta. El simple hecho de saber que hemos estado aquí y que volvemos a estar aquí, ayuda. Somos inmortales y nuestros seres queridos también, mis pacientes pierden el miedo a la muerte. El área en el que más efectiva es mi terapia son fobias y miedos

¿Cómo están relacionados en el ser humano el plano físico, el mental y el emocional?

Están todos relacionados, sabemos que la conexión entre mente y cuerpo es muy fuerte, cuando enseño a la gente a adentrarse en fases de relajación, profundas, es bueno para su cuerpo. Tengo un libro “Eliminar el estrés” que no trata de regresión ni memorias de vidas pasadas, enseña a relajarse.

En Espejos del Tiempo, otra de sus obras, anima a hacer una regresión a cualquier lector que lo desee y asegura que no conlleva peligro alguno

“Exacto. Con ese libro, además, se mejora el sistema inmunitario porque relajarse produce un efecto benéfico”

¿Se pueden eliminar los síntomas de ansiedad con su terapia?

No siempre, pero muchas veces al recordar se encuentra la conexión con el pasado y produce un efecto benéfico. Por ejemplo, una persona que tenga miedo a las alturas y consiga recordar que en el siglo IX lo tiraron desde la muralla de un castillo, al descubrir el origen de su miedo, desaparece. El sobrepeso, lo he analizado mucho, sobre todo en las mujeres. Hay dos motivos; por un lado, quizás en alguna vida pasada murieron de hambre y no quieren que eso ocurra más. El otro motivo: violación o abusos sexuales, engordan para no resultar atractivas, es una protección. Cuando descubren el origen, la propia protección, el peso se va más fácilmente, es mejor que una dieta. A veces la gente experimenta emociones que están relacionadas con acontecimientos de su vida pasada, por ejemplo, cuando conoces a alguien y hay una conexión instantánea, espontánea, eso puede deberse a que es un alma gemela con la que has estado en vidas pasadas.

Defíname alma gemela ¿Tiene que ver con la pareja, con el amor?

Puede tratarse, de madre e hijo. No tiene por qué ser amoroso aunque puede serlo. Tu abuela puede volver como tu hijo, pareja etc.

Las últimas investigaciones de Weiss han traspasado otra frontera del tiempo ¿Qué nos depara el futuro? ¿Se puede prever el futuro?

El futuro depende de como se viva el presente, hay varias opciones. De ello hablo en mi libro “Muchos Cuerpos, una misma Alma” y explico lo que yo llamo “proyecciones” a vidas futuras.

Usted ha dicho que “El amor y la compasión curan” ¿Querría explicar esta afirmación?

Sí, es así, porque el amor disuelve, elimina el miedo, y cuando amas no tienes miedo y te sientes más feliz. Es un dato comprobado que los enamorados no se ponen enfermos tan a menudo porque su sistema inmune es más fuerte. Al amarte a ti mismo y a los demás, se cura el corazón. La “empatía”, principio que significa que todos estamos conectados, es uno de los aprendizajes que ha motivado nuestra presencia en la tierra. Es la capacidad de ponerte en la situación de otro, entonces no puedes odiarlos ni siquiera estar enfadado con ellos, es una manifestación muy importante del amor. La tierra es un lugar muy difícil, la escuela donde aprender, tenemos un cuerpo físico, sufrimos dolor, enfermedades, vivimos separaciones, la muerte, y eso es muy duro, pero con amor y entendimiento del alma se pueden aprender las amargas lecciones, por eso es importante amar y no odiar. Hay más empatía en las mujeres que en los hombres, sois más intuitivas, cualidad muy ligada a la empatía. No se da por finalizado el aprendizaje de uno hasta que no termina el de todos.

¿Ha logrado comprender el doloroso hecho de perder a su hijo?

No completamente, pero ha habido muchas personas, empezando por Catherine, cuya experiencia cuento en el libro, que me han ayudado. Es más, quizás no habría escrito libros si mi hijo, el bebé que perdí en el año 1971, no hubiera muerto.

¿En qué cree, Doctor Weiss?

Creo que hay una energía que nos conecta a todos y es el amor y la compasión. Cuando la gente comprenda esto, el mundo será otra vez el paraíso. Comprender que nuestro verdadero ser es el alma, no el cuerpo cambia los valores de la persona. No necesitas poder, ni otras cosas que no puedes llevar al otro lado.

Usted transmite una gran paz, permítame preguntarle ¿Su vida está en paz?

La mayor parte del tiempo-ríe Weiss- vivo en este mundo, pero la práctica de la meditación me ayuda mucho.

Fuente:  Entrevista Exclusiva al Dr. Brian Weiss realizada por Elena Carrera Directora de tunuevainformación.com ~

brianweiss 003  brianweiss 004
50129018_2422493041111368_6747426869357838336_n

EL CORAZÓN TIENE CEREBRO. Ciencia y Conciencia.

No Comments 835 Views0

Annie Marquier, matemática e investigadora de la conciencia. «Tengo 72 años y sigo siendo joven. Nací en Toulouse y vivo en Canadá. Estudié la carrera de Matemáticas y piano. Creo que el ser humano lleva consigo un potencial extraordinario de conciencia, inteligencia, sabiduría y amor; descubrimientos científicos recientes lo constatan.»

Que el corazón tiene cerebro es una metáfora, ¿no?
No. Se ha descubierto que el corazón contiene un sistema nervioso independiente y bien desarrollado con más de 40.000 neuronas y una compleja y tupida red de neurotransmisores, proteínas y células de apoyo.

¿Es inteligente?
Gracias a esos circuitos tan elaborados, parece que el corazón puede tomar decisiones y pasar a la acción independientemente del cerebro; y que puede aprender, recordar e incluso percibir. Existen cuatro tipos de conexiones que parten del corazón y van hacia el cerebro de la cabeza.

Primera…
La comunicación neurológica mediante la transmisión de impulsos nerviosos. El corazón envía más información al cerebro de la que recibe, es el único órgano del cuerpo con esa propiedad, y puede inhibir o activar determinadas partes del cerebro según las circunstancias.

¿Significa eso que el corazón puede influir en nuestra manera de pensar?
Puede influir en nuestra percepción de la realidad y por tanto en nuestras reacciones.

Segunda conexión…
La información bioquímica mediante hormonas y neurotransmisores. Es el corazón el que produce la hormona ANF, la que asegura el equilibrio general del cuerpo: la homeostasis. Uno de sus efectos es inhibir la producción de la hormona del estrés y producir y liberar oxitocina, la que se conoce como hormona del amor.

Tercera…
La comunicación biofísica mediante ondas de presión. Parece ser que a través del ritmo cardiaco y sus variaciones el corazón envía mensajes al cerebro y al resto del cuerpo.

Cuarta…
La comunicación energética: el campo electromagnético del corazón es el más potente de todos los órganos del cuerpo, 5.000 veces más intenso que el del cerebro. Y se ha observado que cambia en función del estado emocional. Cuando tenemos miedo, frustración o estrés se vuelve caótico.

¿Y se ordena con las emociones positivas?
Sí. Y sabemos que el campo magnético del corazón se extiende alrededor del cuerpo entre dos y cuatro metros, es decir, que todos los que nos rodean reciben la información energética contenida en nuestro corazón.

¿A qué conclusiones nos llevan estos descubrimientos?
El circuito del cerebro del corazón es el primero en tratar la información que después pasa por el cerebro de la cabeza. ¿ No será este nuevo circuito un paso más en la evolución humana?

¿…?
Hay dos clases de variación de la frecuencia cardíaca: una es armoniosa, de ondas amplias y regulares, y toma esa forma cuando la persona tiene emociones y pensamientos positivos, elevados y generosos. La otra es desordenada, con ondas incoherentes.

¿Aparece con las emociones negativas?
Sí, con el miedo, la ira o la desconfianza. Pero hay más: las ondas cerebrales se sincronizan con estas variaciones del ritmo cardiaco; es decir, que el corazón arrastra a la cabeza. La conclusión es que el amor del corazón no es una emoción, es un estado de conciencia inteligente.

Ya ve, el cerebro del corazón activa en el cerebro de la cabeza centros superiores de percepción completamente nuevos que interpretan la realidad sin apoyarse en experiencias pasadas. Este nuevo circuito no pasa por las viejas memorias, su conocimiento es inmediato, instantáneo, y por ello, tiene una percepción exacta de la realidad.

Parece ciencia ficción.
Está demostrado que cuando el ser humano utiliza el cerebro del corazón crea un estado de coherencia biológico, todo se armoniza y funciona correctamente, es una inteligencia superior que se activa a través de las emociones positivas.

Pues parece que nadie lo utilice…
Es un potencial no activado, pero empieza a estar accesible para un gran número de personas.

¿Y cómo puedo activar ese circuito?
Cultivando las cualidades del corazón: la apertura hacia el prójimo, el escuchar, la paciencia, la cooperación, la aceptación de las diferencias, el coraje…

¿Santos las 24 horas?
Es la práctica de pensamientos y emociones positivas. En esencia, liberarse del espíritu de separación y de los tres mecanismos primarios: el miedo, el deseo y el ansia de dominio, mecanismos que están anclados profundamente en el ser humano porque nos han servido para sobrevivir millones de años.

¿Y cómo nos libramos de ellos?
Tomando la posición de testigos, observando nuestros pensamientos y emociones sin juzgarlos, y escogiendo las emociones que nos pueden hacer sentir bien. Debemos aprender a confiar en la intuición y reconocer que el verdadero origen de nuestras reacciones emocionales no está en lo que ocurre en el exterior, sino en nuestro interior.

Ya.
Cultive el silencio, contacte con la naturaleza, viva periodos de soledad, medite, contemple, cuide su entorno vibratorio, trabaje en grupo, viva con sencillez. Y pregunte a su corazón cuando no sepa qué hacer.

corazzon2Ciencia y conciencia. Annie Marquier.

Tras estudiar Matemáticas y la carrera de piano y órgano fue profesora en La Sorbona. Luego se instaló en India y participó en la creación de la comunidad de Auroville con Sri Aurobindo y Krishnamurti. Y poco después fundó en Quebec el Instituto para el Desarrollo de la Persona. Es autora de El poder de elegir, La libertad de ser y El maestro del corazón (Luciérnaga). Lleva muchos años investigando la intersección entre la ciencia y la conciencia y sus planteamientos son siempre rigurosos y están documentados.

Fuente: La Vanguardia ~

pareja-sentada-tomando-te

TEORÍA DE LOS SEPTENIOS. La vida cambia cada 7 años.

No Comments 771 Views0

Según la antroposofía el desarrollo de la vida de una persona está dividido en ciclos de 7 años y marcan la evolución de la conciencia a lo largo del tiempo.

La teoría de los septenios es uno de los pilares de la antroposofía, una línea de pensamiento creada por el filósofo Rudolf Steiner. En ella, se establece una especie de «pedagogía del vivir» del ser humano, que interactúa con todo el universo. Ese pensamiento filosófico ve la vida de forma cíclica, a partir de la observación de los ritmos de la naturaleza, divididos en fases de siete años.

Qué son los septenios

El número siete es, por naturaleza, una cifra mística dotada de mucho poder en casi todas las culturas conocidas. Por eso, los ciclos de la naturaleza también respetan una subdivisión en múltiplos de siete. En los tres primeros ciclos, que van desde los 0 a los 21 años —llamados «septenios del cuerpo»— el cuerpo madura y se forma la personalidad.

Los tres ciclos siguientes, desde los 21 hasta los 42 años, son conocidos como «septenios del alma». Es la fase en que, una vez superadas las experiencias básicas de la vida, la persona se inserta en la sociedad y toma su camino. Solo a partir de los 42 años, en los últimos septenios, se vive la vida con madurez, profundidad y espiritualidad.

En el caso de las mujeres, la división por septenios ayuda a entender los procesos reproductivos: el desarrollo, los años fértiles y la menopausia, cuando las fuerzas reproductivas se transforman en fuerzas de pensamiento más ligadas a la introspección, lo que posibilita una visión amplia de la vida. A continuación te contamos cuáles son las características de cada septenio.

De los 0 a los 7 años: nido

 Se produce una interacción entre lo individual (que está latente) y lo hereditario. Además, se produce el encuentro entre la parte espiritual de la individualidad y la parte biológica, que se prepara después de la fecundación en el vientre materno. La herencia biológica está muy marcada en las células del cuerpo en el 1.º septenio, por la acción de las fuerzas heredadas, y se almacenan en los riñones para toda la vida. A esa edad, sin embargo, la presencia de la madre es fundamental, hasta que a los siete años el niño se vuelva autónomo.

De los 7 a los 14 años: cambio

Salen los dientes permanentes y maduran los órganos del sistema rítmico, es decir, aquellos que están en la caja torácica (corazón y pulmones). Es en esta fase que el mundo exterior aparece y la persona descubre cómo manifestarse en él. Si esquematizamos de manera gráfica este movimiento, veremos fuerzas que entran y otras que salen. La característica de este septenio es el cambio.

De los 14 a los 21 años: pubertad, adolescencia y crisis de identidad

Tanto hombres como mujeres se vuelven fértiles (en las mujeres, esto se manifiesta con la llegada de la menstruación). Es la fase en la que el ser humano sale del mundo más paradisíaco y cósmico de la infancia e ingresa al mundo terreno. Se convierte en un ciudadano terrestre, que participa de la ciudadanía, de su lugar, su sociedad y el mundo.

De los 21 a los 28 años: límites

Los músculos y huesos ya se fortalecieron. El hombre y la mujer llegan a su máximo de fertilidad. Como se inicia la fase del alma, surge la emoción y dudas como «¿Elegí la profesión correcta? ¿Qué talentos o aptitudes dejé de lado? ¿Logré una buena relación con el mundo, el trabajo, la familia, y conmigo mismo?».

De los 28 a los 35 años: fase organizacional

Aparecen las primeras arrugas. En esta fase llega la crisis del talento: «¿Estaré en el camino correcto? ¿Qué otro debo seguir?». También aparecen cuestiones sobre el intelecto, así como de otra índole: «¿Ocurrió algún cambio importante en mi vida en los últimos tiempos?».

De los 35 a los 42 años: crisis de autenticidad

El hígado pierde la mitad de sus funciones. A su vez, el cabello empieza a caerse y llenarse de canas. Es la fase del alma y la consciencia. Las preguntas son «¿Qué haré de aquí en adelante, ahora que ya pasó la mitad de mi vida? ¿Sumé nuevos valores a mi vida? ¿Encontré mi misión?».

De los 42 a los 49 años: altruismo y mantener la fase expansiva

Los pulmones pierden parte de su capacidad de oxigenar la sangre, el rostro pierde firmeza, la andropausia y la menopausia llegan en este septenio. Las preguntas pueden incluir: «¿Estoy desarrollando alguna creatividad nueva? ¿Cómo está mi matrimonio? ¿Y mis relaciones, como la relación con mis hijos? ¿Estoy buscando o ya encontré un nuevo pasatiempo para esta fase?».

De los 49 a los 56 años: oír el mundo

La vitalidad declina, la energía de los riñones y el hígado es más débil. Se dificulta la eliminación de toxinas. Llega una fase inspiradora o moral y, con ella, las preguntas: «¿Pude encontrar un nuevo ritmo de vida? ¿Cómo es mi ritmo anual, mensual, semanal y diario?».

De los 56 a los 63 años: abnegación

La visión o la audición pueden debilitarse, y los reflejos y la movilidad cambian dado el declive energético de los órganos sólidos (corazón, bazo-páncreas, hígado y riñones). Es la etapa mística o intuitiva: «¿Cómo pude realizarme? ¿Cómo estoy cuidando mi cuerpo, mi memoria, los órganos de los sentidos? ¿Cómo están mis bienes y mi jubilación?».

De los 63 a los 70 años: sabiduría

 Es la «fase del maestro». Los niños tienen un aura de luz a su alrededor, porque todavía no está totalmente encarnada. En la fase del 10.º septenio, esta aura está interiorizada y es luminosa por dentro, siempre que la persona no padezca alguna enfermedad. Si respetas el ritmo de cada fase, tu luz interior también brillará.

Ser consciente de cómo se conforman los capítulos de nuestra vida es vital a la hora de conocerse, aceptarse y quererse cada vez más. Lo importante es vivir y disfrutar cada etapa ya que es única. En relación a esto un proverbio chino afirma que la vida humana tiene tres fases: veinte años para aprender, veinte para luchar y veinte para alcanzar la sabiduría.

fb_img_15032420765891
Fuentehttps://www.vix.com 
RupertSheldrakeFeature

¿QUÉ ES EL CAMPO MORFOGENÉTICO de RUPERT SHELDRAKE? ¿QUÉ INFLUENCIA TIENE EN NOSOTROS?

No Comments 618 Views0

Las incisivas hipótesis de Rupert Sheldrake han hecho despertar de su letargo a la biología convencional. Su prestigioso historial incluye el haber sido director de estudios de biología celular v bioquímica en la Universidad de Cambridge e investigador miembro de la Roval Society británica, pero cuando, tras darle muchas vueltas, publicó en 1981 UNA NUEVA CIENCIA DE LA VIDA dividió a la comunidad científica en ofendidos y entusiastas. La seria revista Nature no tuvo reparo en clamar que el libro era «uno de los mejores candidatos a la hoguera en muchos años» y «definitivamente… una aberración intelectual».

También Galileo y Darvvin fueron objeto de ataques y burlas en su día, antes de que se les encumbrara a héroes de la ciencia. Nacido en 1942, durante varios años Sheldrake ha repartido su tiempo entre el dar conferencias, escribir en Inglaterra y el trabajo en el Instituto de Investigación Agrícola de Hiderabad, en la India. En el milenario sub-continente Sheldrake también «amplió» estudios, conviviendo en el Shantivanam Ashram junto al Padre Bede Griffiths, un moderno sabio cristiano.

Allí se gestaron sus hipótesis, que no son místicas, sino muy científicas, aunque algunos se resistan a aceptarlo; el propio Sheldrake ha sugerido sencillos experimentos que de no funcionar invalidarían su trabajo —de momento, los experimentos realizados lo apoyan—. La hipótesis central de Sheldrake, la «Resonancia Mórfica», postula que cada especie tiene un «campo» de memoria propio. Este campo estaría constituido por las formas y nuestras ideas y actitudes podrían influir a distancia sobre otras personas sin que nos demos cuenta. Actitudes de todos los individuos pasados de dicha especie, y su influencia moldearía a todos sus individuos futuros:

«Cada especie animal, vegetal o mineral posee una memoria colectiva a la que contribuyen todos los miembros de la especie y a la cual conforman. Si un animal aprende un nuevo truco en un lugar (por ejemplo, una rata en Londres), les es más fácil aprender a las ratas en Madrid el mismo truco. A cuantas más ratas londinenses se les enseñe ese truco, canto más fácil y rápido les resultará a las ratas de Madrid aprenderlo.»

Ello permitiría explicar cómo adquieren los animales sus instintos, incluidas las complejísimas habilidades que muestran algunos animales desde pequeños.

También explicaría cómo se reproduce la forma de un organismo de generación en generación. El código genético sólo describe los aspectos menos sutiles de la herencia, pero no puede explicar por qué determinadas células de nuestro embrión se han diferenciado dando lugar a una oreja, un ojo, el dedo gordo del pie izquierdo, determinado tejido intestinal, etc. Según Sheldrake, adquiriríamos la forma que reconocemos como humana porque las formas de todos los miembros pasados de nuestra especie «resuenan» en nosotros, como ondas en un estanque, organizando la vía de nuestro crecimiento. A la vez, nosotros incorporamos nuestra forma a la memoria colectiva de la especie, engrosándola e incrementando así su influencia. Y al igual que las formas «resonarían» todo tipo de instintos y actitudes.

Estos hábitos de organización serían inherentes a toda la naturaleza. Por ejemplo, si elaboramos un nuevo compuesto químico, debería ser más fácil obtenerlo en otros laboratorios a medida que transcurre el tiempo, porque cuantas más veces haya cristalizado, mayor será su campo de resonancia mórfica. En realidad, hace décadas que los químicos reconocen este hecho; y hasta ahora, su explicación era que diminutas partículas del nuevo compuesto iban del laboratorio en laboratorio a través de las barbas de los químicos.

Por otra parte, si la naturaleza evoluciona, ¿porqué no habrían de evolucionar también las leyes de la naturaleza? ¿Por qué las leyes que gobiernan el crecimiento de los naranjos tendrían que estar ahí antes de que existiesen los naranjos? En vez de leyes eternas e inmutables, Sheldrake plantea que las regularidades de la naturaleza podrían parecerse más a hábitos, que van modificándose lentamente con el tiempo. La hipótesis de este biólogo londinense también permite suponer que la memoria no estaría almacenada en el cerebro (los repetidos intentos de localizar rastros de ella nunca han dado resultado). La «Resonancia Mórfica» se basa en la similitud; más sintonizamos con un organismo del pasado cuanto más similares somos a él. Pero el organismo más parecido a nosotros que ha existido hace una hora o un año éramos nosotros mismos. «Somos más parecidos a cómo éramos nosotros mismos que a cualquier otro organismo; creo que eso implica que estamos específicamente sintonizados con nuestro pasado, y explica por qué nuestro pasado influye sobre nosotros».

Pero también podríamos sintonizar con el inconsciente de otras personas, y ello nos acerca al inconsciente colectivo postulado por Jung. La sintonización por resonancia con la memoria reciente de otras personas puede igualmente dar explicación de fenómenos como la telepatía. Otro hecho curioso es que, si la resonancia mórfica facilita el aprendizaje, «en el presente siglo cada vez debería resultar más fácil aprender a ir en bicicleta, a conducir un automóvil, a tocar el piano o a utilizar una máquina de escribir, a causa de la resonancia mórfica acumulada de la gran cantidad de gente que ya ha adquirido estas habilidades».

Todo ello significa un renacimiento del vitalismo en el cuerpo de la biología. En el terreno ético la resonancia mórfica también tiene poderosas implicaciones: «De acuerdo con la resonancia mórfica, nuestras ideas y actitudes pueden influir a distancia sobre otras personas, sin que ni ellas ni nosotros lo sepamos… Creo que la única solución a nuestros problemas es un cambio en nuestra manera de pensar y sentir… Si nos desesperamos, creyendo que nada podemos hacer, esta actitud puede extenderse e influir sobre otras personas… Pero si creemos en la posibilidad de una nueva manera de vivir, nuestras acciones serán más positivas, y puede que nuestro ánimo y esperanzas se transmitan a los demás». A este compromiso con la situación mundial Sheldrake añade una espiritualidad posiblemente brotada de su relación con Bede Griffiths. Al final de su segunda obra. La Presencia del Pasado (1989), más fácil de leer y más rica en ejemplos, señala que la ciencia no puede suministrar las explicaciones últimas:
«Podríamos contemplar el origen del universo y la creatividad que contiene como un misterio impenetrable y dejarlo así. Si decidimos explorar más allá, nos encontramos con la presencia de varias antiguas tradiciones de pensamiento sobre el origen creativo último, bien sea éste concebido como el Único, Brahma, el Vacío, el Tao, el Abrazo eterno de Shiva y Shakti o la Santa Trinidad.» En todas estas tradiciones, tarde o temprano llegamos a los limites del pensamiento conceptual, y también al reconocimiento de estos limites.Solamente la fe, el amor, la esencia mística, la contemplación, la iluminación o la gracia de Dios pueden llevarnos más allá.» La resonancia mórfica de Sheldrake, todavia pronto para considerarla confirmada, sigue despertando adhesiones y rechazos. Entre quienes han mostrado su interés figuran Bohm, Dossev, Grofv Wilber. Éste último escribia’ en 1984, cuando apenas habían empezado los experimentos que la avalan:

«Por diversas razones, considero que su hipótesis es una de las presentaciones científicas más innovadoras, cuidadosas v refrescantes de la última década, especialmente entre lo que se conoce como ciencia ‘nueva era’ (es decir, el intento de síntesis de ciencia empírica y tradiciones trascendentes). Por un lado, está escrita en un estilo extremadamente meticuloso y claro. Nada tiene que ver con las nociones ambiguas y medio hinchadas (¿o debería decir hinchadas del todo?) que parecen definir las típicas confesiones del «nuevo paradigma», la mayoría de las cuales no son ciencia ni arte, sino evasiones. Por otro lado, Sheldrake no suscribe la estupidez de moda de que la física en cierto modo es la piedra angular de la verdad; de hecho, él rehuye los enfoques exclusivamente físicos y, siguiendo a Whitehead y Bergson, busca en los sistemas vivientes o biológicos verdades más fundamentales (o ‘más elevadas’). A diferencia de Pribram, Zukav, el primer Capra, etc., Sheldrake rechaza considerar las interacciones físicas como paradigmáticas para el universo, y sus razones para este rechazo son una explicación clásica y elocuente de las limitaciones inherentes a extrapolar desde la física y la química al Mundo Entero. Finalmente, ya que afirma que es una teoría científica, hace lo que la mayoría de los científicos «nueva era» fallan en hacer: en la línea de Karl Popper, propone maneras no de probar su teoría (cualquiera puede soñar supuestas pruebas), sino de refutar potencialmente su teoría, que es lo único que define una hipótesis científica.

Fuente: Hemisferio derecho

pareja-sentada-tomando-te

TEORÍA DE LOS SEPTENIOS. La vida cambia cada 7 años.

1 Comment 1608 Views0

Según la antroposofía el desarrollo de la vida de una persona está dividido en ciclos de 7 años y marcan la evolución de la conciencia a lo largo del tiempo.

La teoría de los septenios es uno de los pilares de la antroposofía, una línea de pensamiento creada por el filósofo Rudolf Steiner. En ella, se establece una especie de «pedagogía del vivir» del ser humano, que interactúa con todo el universo. Ese pensamiento filosófico ve la vida de forma cíclica, a partir de la observación de los ritmos de la naturaleza, divididos en fases de siete años.

Qué son los septenios

El número siete es, por naturaleza, una cifra mística dotada de mucho poder en casi todas las culturas conocidas. Por eso, los ciclos de la naturaleza también respetan una subdivisión en múltiplos de siete. En los tres primeros ciclos, que van desde los 0 a los 21 años —llamados «septenios del cuerpo»— el cuerpo madura y se forma la personalidad.

Los tres ciclos siguientes, desde los 21 hasta los 42 años, son conocidos como «septenios del alma». Es la fase en que, una vez superadas las experiencias básicas de la vida, la persona se inserta en la sociedad y toma su camino. Solo a partir de los 42 años, en los últimos septenios, se vive la vida con madurez, profundidad y espiritualidad.

En el caso de las mujeres, la división por septenios ayuda a entender los procesos reproductivos: el desarrollo, los años fértiles y la menopausia, cuando las fuerzas reproductivas se transforman en fuerzas de pensamiento más ligadas a la introspección, lo que posibilita una visión amplia de la vida. A continuación te contamos cuáles son las características de cada septenio.

De los 0 a los 7 años: nido

 Se produce una interacción entre lo individual (que está latente) y lo hereditario. Además, se produce el encuentro entre la parte espiritual de la individualidad y la parte biológica, que se prepara después de la fecundación en el vientre materno. La herencia biológica está muy marcada en las células del cuerpo en el 1.º septenio, por la acción de las fuerzas heredadas, y se almacenan en los riñones para toda la vida. A esa edad, sin embargo, la presencia de la madre es fundamental, hasta que a los siete años el niño se vuelva autónomo.

De los 7 a los 14 años: cambio

Salen los dientes permanentes y maduran los órganos del sistema rítmico, es decir, aquellos que están en la caja torácica (corazón y pulmones). Es en esta fase que el mundo exterior aparece y la persona descubre cómo manifestarse en él. Si esquematizamos de manera gráfica este movimiento, veremos fuerzas que entran y otras que salen. La característica de este septenio es el cambio.

De los 14 a los 21 años: pubertad, adolescencia y crisis de identidad

Tanto hombres como mujeres se vuelven fértiles (en las mujeres, esto se manifiesta con la llegada de la menstruación). Es la fase en la que el ser humano sale del mundo más paradisíaco y cósmico de la infancia e ingresa al mundo terreno. Se convierte en un ciudadano terrestre, que participa de la ciudadanía, de su lugar, su sociedad y el mundo.

De los 21 a los 28 años: límites

Los músculos y huesos ya se fortalecieron. El hombre y la mujer llegan a su máximo de fertilidad. Como se inicia la fase del alma, surge la emoción y dudas como «¿Elegí la profesión correcta? ¿Qué talentos o aptitudes dejé de lado? ¿Logré una buena relación con el mundo, el trabajo, la familia, y conmigo mismo?».

De los 28 a los 35 años: fase organizacional

Aparecen las primeras arrugas. En esta fase llega la crisis del talento: «¿Estaré en el camino correcto? ¿Qué otro debo seguir?». También aparecen cuestiones sobre el intelecto, así como de otra índole: «¿Ocurrió algún cambio importante en mi vida en los últimos tiempos?».

De los 35 a los 42 años: crisis de autenticidad

El hígado pierde la mitad de sus funciones. A su vez, el cabello empieza a caerse y llenarse de canas. Es la fase del alma y la consciencia. Las preguntas son «¿Qué haré de aquí en adelante, ahora que ya pasó la mitad de mi vida? ¿Sumé nuevos valores a mi vida? ¿Encontré mi misión?».

De los 42 a los 49 años: altruismo y mantener la fase expansiva

Los pulmones pierden parte de su capacidad de oxigenar la sangre, el rostro pierde firmeza, la andropausia y la menopausia llegan en este septenio. Las preguntas pueden incluir: «¿Estoy desarrollando alguna creatividad nueva? ¿Cómo está mi matrimonio? ¿Y mis relaciones, como la relación con mis hijos? ¿Estoy buscando o ya encontré un nuevo pasatiempo para esta fase?».

De los 49 a los 56 años: oír el mundo

La vitalidad declina, la energía de los riñones y el hígado es más débil. Se dificulta la eliminación de toxinas. Llega una fase inspiradora o moral y, con ella, las preguntas: «¿Pude encontrar un nuevo ritmo de vida? ¿Cómo es mi ritmo anual, mensual, semanal y diario?».

De los 56 a los 63 años: abnegación

La visión o la audición pueden debilitarse, y los reflejos y la movilidad cambian dado el declive energético de los órganos sólidos (corazón, bazo-páncreas, hígado y riñones). Es la etapa mística o intuitiva: «¿Cómo pude realizarme? ¿Cómo estoy cuidando mi cuerpo, mi memoria, los órganos de los sentidos? ¿Cómo están mis bienes y mi jubilación?».

De los 63 a los 70 años: sabiduría

 Es la «fase del maestro». Los niños tienen un aura de luz a su alrededor, porque todavía no está totalmente encarnada. En la fase del 10.º septenio, esta aura está interiorizada y es luminosa por dentro, siempre que la persona no padezca alguna enfermedad. Si respetas el ritmo de cada fase, tu luz interior también brillará.

Ser consciente de cómo se conforman los capítulos de nuestra vida es vital a la hora de conocerse, aceptarse y quererse cada vez más. Lo importante es vivir y disfrutar cada etapa ya que es única. En relación a esto un proverbio chino afirma que la vida humana tiene tres fases: veinte años para aprender, veinte para luchar y veinte para alcanzar la sabiduría.

fb_img_15032420765891
Fuentehttps://www.vix.com 
maxresdefault

ABRAZA UN ÁRBOL PARA SENTIRTE MEJOR. Arboterapia.

No Comments 511 Views0

Reduce el dolor, la presión arterial, la temperatura corporal, ayuda a curar fracturas… Cada árbol te ayuda de una forma.  ¿Cuál te irá mejor?

Abrazar a un árbol para sentirse mejor. Esta es la doctrina que subyace a la arboterapia silvoterapia. De ello siempre han sido muy conscientes los koalas, que abrazan a sus queridos eucaliptos o acacias para refrescarse durante los calientes veranos de Australia. Estos animales combaten el calor poniendo la mayor superficie posible del cuerpo en contacto con el tronco, así se refrescan sin tener que sudar como los seres humanos, perder líquidos y por tanto tener que bajar a beber.

Sin embargo, la arboterapia no consiste sólo en la práctica de abrazar árboles, sino también en frecuentar bosques, práctica particularmente eficaz para aquellos que sufren de asma bronquial, bronquitis crónica, hipertensión arterial, nerviosismo e insomnio. Entra en lo que es la balneoterapia, un conjunto de terapias o tratamientos para la cura y la prevención de enfermedades a través de elementos naturales, como el agua y los fangos, utilizado durante siglos y reconocido oficialmente en 1927.

¿Por qué es beneficioso abrazar árboles del bosque?

Además, según varios estudios, citados en el libro de Matthew Silverstone, Blinded by Science, los niños muestran “mejoras en salud y bienestar” cuando interactúan con las plantas, logrando alcanzar una mejor función cognitiva y emocional en entornos verdes. Los árboles tendrían efectos benéficos sobre las enfermedades mentales, los trastornos de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), los tiempos de reacción, la depresión o los dolores de cabeza.

Las vitaminas del aire.

La arboterapia sostiene que el aire de los bosques es beneficioso, ya que contiene grandes cantidades de iones negativos de oxígeno, que ayudan a estimular y armonizar los procesos vitales, la esfera psíquica y emocional. Las moléculas de oxígeno con exceso de carga negativa son llamadas también “vitaminas del aire” y en presencia de estos iones, el sistema inmune se refuerza, la circulación se activa y los procesos de recuperación son estimulados.

¿Dolor?¿Problemas de digestión? Escoge tu árbol.

Para realizar la terapia cada uno puede elegir el árbol que sienta más suyo, de acuerdo con los beneficios que se le atribuyen:

• El arce alivia el dolor.

• El sauce elimina del cuerpo el exceso de humedad, reduce la presión arterial y fortalece el tracto urinario.

• El olmo vigoriza el estómago.

• El abeto favorece la curación de fracturas y reduce el hinchazón.

• El espino blanco fortalece el intestino y ayuda la digestión.

• La acacia sirve para equilibrar la temperatura corporal.

• El cedro y el ciprés reducen la sensación de calor.

• La higuera purifica el corazón y elimina la humedad del cuerpo.

• El pino, considerado por la medicina china como un árbol inmortal, tiene una gran capacidad de curación.

La naturaleza, una terapia con raíces ancestrales.

Los orígenes de esta terapia están vinculados a prácticas y creencias antiguas, muy presentes en el mundo celta, que atribuían funciones mágicas y religiosas a bosques y forestas, con los cuales se entraba en profunda relación espiritual. Por tanto, en la antigüedad la arboterapia ya existía y estaba relacionada con las fuerzas y energías que los hombres podían buscar y encontrar en el bosque, sin decir que en el pasado la naturaleza era la verdadera y única farmacia disponible.

El médico griego Galeno aconsejaba a sus pacientes de pasar más tiempo en los bosques de laurel. Su colega, Paulino, recomendaba a los enfermos de epilepsia de dormir a la sombra de los tilos en flor, mientras que Plinio el Viejo,  prohibía acostarse a la sombra de un nogal, debido a que su fuerte olor podía causar dolores de cabeza.

La naturaleza y, en particular, los árboles entrelazan con los seres humanos vinculaciones muy estrechas y antiguas. Miguel Herrero Uceda, escritor y naturalista, profesor de la Universidad Complutense de Madrid y autor de “El alma de los Árboles” recalca como “los árboles son los únicos seres vivos que han sido testigos de diferentes eras geológicas y de todas nuestras transformaciones”. Y es que como transmiten los nativos americanos:

Los árboles son las columnas del mundo, cuando se habrán cortado los últimos árboles, el cielo caerá sobre nosotros.

Fuente: La Vanguardia

 

  • Page 1 of 2
  • 1
  • 2