Tag Archives: Conociendo.

pareja-sentada-tomando-te

TEORÍA DE LOS SEPTENIOS. La vida cambia cada 7 años.

1 Comment 203 Views0

Según la antroposofía el desarrollo de la vida de una persona está dividido en ciclos de 7 años y marcan la evolución de la conciencia a lo largo del tiempo.

La teoría de los septenios es uno de los pilares de la antroposofía, una línea de pensamiento creada por el filósofo Rudolf Steiner. En ella, se establece una especie de «pedagogía del vivir» del ser humano, que interactúa con todo el universo. Ese pensamiento filosófico ve la vida de forma cíclica, a partir de la observación de los ritmos de la naturaleza, divididos en fases de siete años.

Qué son los septenios

El número siete es, por naturaleza, una cifra mística dotada de mucho poder en casi todas las culturas conocidas. Por eso, los ciclos de la naturaleza también respetan una subdivisión en múltiplos de siete. En los tres primeros ciclos, que van desde los 0 a los 21 años —llamados «septenios del cuerpo»— el cuerpo madura y se forma la personalidad.

Los tres ciclos siguientes, desde los 21 hasta los 42 años, son conocidos como «septenios del alma». Es la fase en que, una vez superadas las experiencias básicas de la vida, la persona se inserta en la sociedad y toma su camino. Solo a partir de los 42 años, en los últimos septenios, se vive la vida con madurez, profundidad y espiritualidad.

En el caso de las mujeres, la división por septenios ayuda a entender los procesos reproductivos: el desarrollo, los años fértiles y la menopausia, cuando las fuerzas reproductivas se transforman en fuerzas de pensamiento más ligadas a la introspección, lo que posibilita una visión amplia de la vida. A continuación te contamos cuáles son las características de cada septenio.

De los 0 a los 7 años: nido

 Se produce una interacción entre lo individual (que está latente) y lo hereditario. Además, se produce el encuentro entre la parte espiritual de la individualidad y la parte biológica, que se prepara después de la fecundación en el vientre materno. La herencia biológica está muy marcada en las células del cuerpo en el 1.º septenio, por la acción de las fuerzas heredadas, y se almacenan en los riñones para toda la vida. A esa edad, sin embargo, la presencia de la madre es fundamental, hasta que a los siete años el niño se vuelva autónomo.

De los 7 a los 14 años: cambio

Salen los dientes permanentes y maduran los órganos del sistema rítmico, es decir, aquellos que están en la caja torácica (corazón y pulmones). Es en esta fase que el mundo exterior aparece y la persona descubre cómo manifestarse en él. Si esquematizamos de manera gráfica este movimiento, veremos fuerzas que entran y otras que salen. La característica de este septenio es el cambio.

De los 14 a los 21 años: pubertad, adolescencia y crisis de identidad

Tanto hombres como mujeres se vuelven fértiles (en las mujeres, esto se manifiesta con la llegada de la menstruación). Es la fase en la que el ser humano sale del mundo más paradisíaco y cósmico de la infancia e ingresa al mundo terreno. Se convierte en un ciudadano terrestre, que participa de la ciudadanía, de su lugar, su sociedad y el mundo.

De los 21 a los 28 años: límites

Los músculos y huesos ya se fortalecieron. El hombre y la mujer llegan a su máximo de fertilidad. Como se inicia la fase del alma, surge la emoción y dudas como «¿Elegí la profesión correcta? ¿Qué talentos o aptitudes dejé de lado? ¿Logré una buena relación con el mundo, el trabajo, la familia, y conmigo mismo?».

De los 28 a los 35 años: fase organizacional

Aparecen las primeras arrugas. En esta fase llega la crisis del talento: «¿Estaré en el camino correcto? ¿Qué otro debo seguir?». También aparecen cuestiones sobre el intelecto, así como de otra índole: «¿Ocurrió algún cambio importante en mi vida en los últimos tiempos?».

De los 35 a los 42 años: crisis de autenticidad

El hígado pierde la mitad de sus funciones. A su vez, el cabello empieza a caerse y llenarse de canas. Es la fase del alma y la consciencia. Las preguntas son «¿Qué haré de aquí en adelante, ahora que ya pasó la mitad de mi vida? ¿Sumé nuevos valores a mi vida? ¿Encontré mi misión?».

De los 42 a los 49 años: altruismo y mantener la fase expansiva

Los pulmones pierden parte de su capacidad de oxigenar la sangre, el rostro pierde firmeza, la andropausia y la menopausia llegan en este septenio. Las preguntas pueden incluir: «¿Estoy desarrollando alguna creatividad nueva? ¿Cómo está mi matrimonio? ¿Y mis relaciones, como la relación con mis hijos? ¿Estoy buscando o ya encontré un nuevo pasatiempo para esta fase?».

De los 49 a los 56 años: oír el mundo

La vitalidad declina, la energía de los riñones y el hígado es más débil. Se dificulta la eliminación de toxinas. Llega una fase inspiradora o moral y, con ella, las preguntas: «¿Pude encontrar un nuevo ritmo de vida? ¿Cómo es mi ritmo anual, mensual, semanal y diario?».

De los 56 a los 63 años: abnegación

La visión o la audición pueden debilitarse, y los reflejos y la movilidad cambian dado el declive energético de los órganos sólidos (corazón, bazo-páncreas, hígado y riñones). Es la etapa mística o intuitiva: «¿Cómo pude realizarme? ¿Cómo estoy cuidando mi cuerpo, mi memoria, los órganos de los sentidos? ¿Cómo están mis bienes y mi jubilación?».

De los 63 a los 70 años: sabiduría

 Es la «fase del maestro». Los niños tienen un aura de luz a su alrededor, porque todavía no está totalmente encarnada. En la fase del 10.º septenio, esta aura está interiorizada y es luminosa por dentro, siempre que la persona no padezca alguna enfermedad. Si respetas el ritmo de cada fase, tu luz interior también brillará.

Ser consciente de cómo se conforman los capítulos de nuestra vida es vital a la hora de conocerse, aceptarse y quererse cada vez más. Lo importante es vivir y disfrutar cada etapa ya que es única. En relación a esto un proverbio chino afirma que la vida humana tiene tres fases: veinte años para aprender, veinte para luchar y veinte para alcanzar la sabiduría.

fb_img_15032420765891
Fuentehttps://www.vix.com 
maxresdefault

ABRAZA UN ÁRBOL PARA SENTIRTE MEJOR. Arboterapia.

No Comments 75 Views0

Reduce el dolor, la presión arterial, la temperatura corporal, ayuda a curar fracturas… Cada árbol te ayuda de una forma.  ¿Cuál te irá mejor?

Abrazar a un árbol para sentirse mejor. Esta es la doctrina que subyace a la arboterapia silvoterapia. De ello siempre han sido muy conscientes los koalas, que abrazan a sus queridos eucaliptos o acacias para refrescarse durante los calientes veranos de Australia. Estos animales combaten el calor poniendo la mayor superficie posible del cuerpo en contacto con el tronco, así se refrescan sin tener que sudar como los seres humanos, perder líquidos y por tanto tener que bajar a beber.

Sin embargo, la arboterapia no consiste sólo en la práctica de abrazar árboles, sino también en frecuentar bosques, práctica particularmente eficaz para aquellos que sufren de asma bronquial, bronquitis crónica, hipertensión arterial, nerviosismo e insomnio. Entra en lo que es la balneoterapia, un conjunto de terapias o tratamientos para la cura y la prevención de enfermedades a través de elementos naturales, como el agua y los fangos, utilizado durante siglos y reconocido oficialmente en 1927.

¿Por qué es beneficioso abrazar árboles del bosque?

Además, según varios estudios, citados en el libro de Matthew Silverstone, Blinded by Science, los niños muestran “mejoras en salud y bienestar” cuando interactúan con las plantas, logrando alcanzar una mejor función cognitiva y emocional en entornos verdes. Los árboles tendrían efectos benéficos sobre las enfermedades mentales, los trastornos de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), los tiempos de reacción, la depresión o los dolores de cabeza.

Las vitaminas del aire.

La arboterapia sostiene que el aire de los bosques es beneficioso, ya que contiene grandes cantidades de iones negativos de oxígeno, que ayudan a estimular y armonizar los procesos vitales, la esfera psíquica y emocional. Las moléculas de oxígeno con exceso de carga negativa son llamadas también “vitaminas del aire” y en presencia de estos iones, el sistema inmune se refuerza, la circulación se activa y los procesos de recuperación son estimulados.

¿Dolor?¿Problemas de digestión? Escoge tu árbol.

Para realizar la terapia cada uno puede elegir el árbol que sienta más suyo, de acuerdo con los beneficios que se le atribuyen:

• El arce alivia el dolor.

• El sauce elimina del cuerpo el exceso de humedad, reduce la presión arterial y fortalece el tracto urinario.

• El olmo vigoriza el estómago.

• El abeto favorece la curación de fracturas y reduce el hinchazón.

• El espino blanco fortalece el intestino y ayuda la digestión.

• La acacia sirve para equilibrar la temperatura corporal.

• El cedro y el ciprés reducen la sensación de calor.

• La higuera purifica el corazón y elimina la humedad del cuerpo.

• El pino, considerado por la medicina china como un árbol inmortal, tiene una gran capacidad de curación.

La naturaleza, una terapia con raíces ancestrales.

Los orígenes de esta terapia están vinculados a prácticas y creencias antiguas, muy presentes en el mundo celta, que atribuían funciones mágicas y religiosas a bosques y forestas, con los cuales se entraba en profunda relación espiritual. Por tanto, en la antigüedad la arboterapia ya existía y estaba relacionada con las fuerzas y energías que los hombres podían buscar y encontrar en el bosque, sin decir que en el pasado la naturaleza era la verdadera y única farmacia disponible.

El médico griego Galeno aconsejaba a sus pacientes de pasar más tiempo en los bosques de laurel. Su colega, Paulino, recomendaba a los enfermos de epilepsia de dormir a la sombra de los tilos en flor, mientras que Plinio el Viejo,  prohibía acostarse a la sombra de un nogal, debido a que su fuerte olor podía causar dolores de cabeza.

La naturaleza y, en particular, los árboles entrelazan con los seres humanos vinculaciones muy estrechas y antiguas. Miguel Herrero Uceda, escritor y naturalista, profesor de la Universidad Complutense de Madrid y autor de “El alma de los Árboles” recalca como “los árboles son los únicos seres vivos que han sido testigos de diferentes eras geológicas y de todas nuestras transformaciones”. Y es que como transmiten los nativos americanos:

Los árboles son las columnas del mundo, cuando se habrán cortado los últimos árboles, el cielo caerá sobre nosotros.

Fuente: La Vanguardia

 

1425540_435841643184030_412807122_n

TERAPIA DEL CANTO. Alberto Kuselman

No Comments 141 Views0

La Terapia del Canto es una antigua forma de curación utilizada por los pueblos indios de América.
Las comunidades mapuches la aplican a través de las machis, médicas del pueblo que le cantan a la persona que está enferma.
También los coyas y aymaras encuentran en el canto y la danza un camino hacia la armonía.
La Escuela de Terapia del Canto de Argentina y Uruguay lleva adelante una investigación desde el año 1982 sobre la aplicación del canto en psicoterapia.
El licenciado Alberto Kuselman, psicólogo y músico desarrolló este trabajo, que ya han experimentado miles de personas, a partir de la siguiente hipótesis: el canto limpia la mente habitualmente dormida detrás de pensamientos repetidos.
La segunda etapa de esta investigación se basa en que la enfermedad es sinónimo de desarmonía y la salud se restablece a través de la armonía que emanamos al cantar.
Los seres humanos somos instrumentos musicales de cuerdas y de viento capaces de fluir libremente con la voz.
Los cantos terapéuticos que componen el repertorio de la terapia del canto tienen como base la música folklórica de los Andes.
Los instrumentos que se utilizan son guitarra, sikus, quena, pincullo y charango, es por esta razón que ha sido denominada músico terapia Andina.
La Terapia de los Vientos investigada a partir del 1988 en Córdoba, Argentina, utiliza los aerófonos andinos, en pacientes con asma y en estados de decaimiento anímico.
La terapia del Canto ha sido difundida en Uruguay, Brasil, España y la cadena radial latina de EEUU y Canadá.

Armonía y estado de salud plena. 

El canto tiene el poder de detener el diálogo Interior de la mente y nos despierta cuando estamos dormidos detrás de pensamientos repetidos.
El canto es el agua y el jabón de la mente.
Así como aseamos nuestro cuerpo es preciso limpiar nuestra mente de los pensamientos que producen desarmonía.
La enfermedad es sinónimo de desarmonía.
La curación es el restablecimiento de la armonía.
La armonía se restablece cuando cantamos, cuando emanamos música desde el instrumento de cuerdas y de viento que somos los seres humanos. Al cantar manifestamos esa armonía desde nuestro cuerpo musical.

El televisor de la mente.

La mente es como un televisor, que se queda fijado en un canal en el cual estamos viendo una película que nos desagrada, pero que no podemos dejar de ver, pues no sabemos cómo cambiar de canal.
Cambiar de canal es recuperar el poder de nuestra mente.
El control remoto simboliza el poder, para cambiar, para recuperar ese poder,cantamos así despertar la conciencia en el presente, al cantar desalojamos el hábito de pensamiento desarmonizado.
El objetivo es despertar el ser musical que somos.
Una estrategia cotidiana, puede ser, cantar en la mañana para limpiar la mente y así ahorramos energía para concretar los proyectos.
Cuando tenemos un encuentro importante, también nos preparamos cantando.
Una canción nos da fuerza y despierta el coraje.

Fuente: Terapia del Canto Argentina – Alberto Kuselman –

Un bello video… Que lo disfrutes!

14572829_1163922806980388_8810908484134295166_n

LA MARIPOSA COMO ANIMAL DE PODER.

No Comments 209 Views0

Significado del Tótem Mariposa: Transformación

La mariposa es un símbolo poderoso de la mitología y la religión. Para los primeros cristianos representaba el alma inmortal que nos da la vida. En China, simboliza la felicidad conyugal y la alegría.
Algunas investigaciones científicas han comprobado que la mariposa es el único ser viviente
capaz de cambiar por completo su estructura genética durante el proceso de transformación. El ADN de la oruga que entra al capullo es diferente al de la mariposa que surge. Es, pues, el símbolo de la transformación total.
Mariposa representa la necesidad de cambio y de mayor libertad, y a la vez representa la valentía que se requiere para llevar a cabo los cambios necesarios en nuestro proceso de crecimiento. Su Medicina está relacionada con el aire y los poderes mentales. Nos enseña a encontrar claridad en los procesos mentales, organizar proyectos o averiguar el siguiente paso en nuestro crecimiento interno.
Si Mariposa es tu Animal de Poder o si te sientes de alguna manera atraído a ella, esto indica que estás listo para atravesar algún tipo de transformación. Observa cuál de sus etapas te llama más y eso podrá indicarte el paso a seguir. El huevo es el principio, el nacimiento de alguna idea o proyecto. La larva es la decisión de manifestar algo en el mundo físico. El capullo tiene que ver con “irse dentro”, ya sea en reflexión interna o en el desarrollo del proyecto o idea. El rompimiento del capullo involucra compartir con el mundo todo el esplendor de tu creación. Una vez que entiendas en qué etapa estás, podrás descubrir cuál es el siguiente paso.
El poder del torbellino
• Reencarnación
• Transformación
• Transmutación
• Magia

Te invitamos a leer: COMO SABER CUÁL ES TU ANIMAL DE PODER

Fuente: http://sungazers.foroactivos.net/t1766-animales-de-poder-o-Tótems

2018-11-07-22-50-14

LA FUNCIÓN ENERGÉTICA DE LOS PERROS.

2 Comments 1186 Views0

Los perros son seres maravillosos que son el “mejor amigo del humano”, no sólo son animales a los que cuidamos o acompañamos, su existencia tiene un sentido mucho más profundo.

Se dice que los perros provienen de los lobos, en efecto comparten similitudes genéticas, pero la variación tan distinta entre ellos, nos lleva a pensar que hay algo más allá de una simple “domesticación”.

Algunos afirman que los perros son seres que fueron enviados de las estrellas para ayudar al ser humano en su aprendizaje sobre el amor incondicional.

Podríamos pensar, de hecho muchos lo afirman, que el perro es un ser menos evolucionado, sin embargo, esto es una ilusión propia de nuestro juicio. La evolución no es proporcional al intelecto, ni a la funcionalidad social; la evolución es un tema del alma y el espíritu. ¿Cuántos humanos aman como el perro lo hace con su prójimo?, eso, es evolución, aunque no haya una complejidad intelectual.

De acuerdo al sistema energético de los perros (chakras), el plexo solar y el corazón son la zona más amplia en ellos. Son seres receptores de energía. Ellos vienen a proteger energéticamente a su compañero humano. Por eso es tan común que súbitamente un perro se enferme, o que si su amigo humano esté en riesgo lo presienta, o que tras la muerte del humano, él se deje morir. Porque vienen con una misión y aunque creamos que uno es quien encuentra al perro, es al revés; estos animalitos llegan en los momentos indicados, se nos aparecen en la calle y buscan quedarse con nosotros, o simplemente a través de la sincronía llegan a nuestras vidas. El humano puede creer que “escoge” al perrito, pero él a través de su mirada nos “reconoce” y eso hace que cerebralmente se active la “zona de empatía” y decidamos que él es el adecuado.

Los perros vienen a enseñarnos sobre el amor incondicional, no juzgan, no critican, no se ofenden, no almacenan rencor, resentimiento, molestia o tonterías así. El perro perdona, ama, juega. Si lo abandonamos o maltratamos, comienza a aflorar más la parte genética de su estructura primitiva de “lobo”, se hacen agresivos y desconfiados, pero el cariño y el cuidado (aunque lleve tiempo) los regresa nuevamente a su vibración natural de amor incondicional.

En el plano de la energía, como ya se dijo, son receptores. Ellos gozan de extra-sensorialidad, perciben no solamente si alguien quiere físicamente dañar a su compañero humano, sino energéticamente, así que reciben la energía primero para que no nos afecte a los humanos. Cuando el humano tiene patrones emocionales o hábitos malsanos, el perro comenzará a trabajar con esa energía, y no solamente con el miembro más apegado de la familia, sino con toda la familia. Por eso es importante darles mucha agua, para que transmuten la energía, también es interesante hacerles reiki, para liberarlos de cargas energéticas innecesarias.

El ser humano cuando duerme, entra en otras frecuencias, al igual el perro. Tenemos desdoblamientos o viajes astrales o etéricos. El perro más que nada es un guardián en el plano astral, y puede ser diferente a como es en este plano físico. Probablemente asumirá alguna forma que nuestra mente reconozca para que no temamos y nos sintamos seguros, o simplemente estará como “observador”, cuidando nuestro campo energético. Existen casos documentados en los que en casas cargadas muy negativamente, el perro no quiere entrar, y si entra, muchas veces muere porque recibe todo el impacto energético.

Su constante jadeo, recicla la energía alrededor, absorbe y depura (de hecho, es su manera de transpirar; no olvidemos que el sudor es una manera en como el cuerpo saca toxinas). Obviamente este ejemplo hace referencia al jadeo cuando no es por cansancio, sed o ansiedad.

El continuo movimiento de su cola, activa y potencia sus primeros chakras (base y sacro), aumentando el campo vibratorio de la persona. En estos chakras es donde reside la fuerza vital y la percepción extra sensorial (no confundir con “tercer ojo”). Un perro siempre va a elevar la frecuencia emocional del ser humano.

Los perros viven en promedio 8 veces menos que el humano, esto es porque como ya se dijo, vienen a una misión determinada. Nuestro cuerpo se regenera en ciclos de 7 a 10 años, muy similar al promedio de vida de un perro. Nos acompañan, nos ayudan a elevar la frecuencia emocional, a comprender el amor incondicional, a transmutar la información celular, a sanar…

La razón energética del aullido del perro es porque su sensibilidad logra detectar vibraciones “negativas”, “densas” y entonces da aviso de ello (inclusive puede percibir sucesos en otras partes del mundo, o eventos que apenas van a ocurrir). Es común que muchas personas digan que antes de grandes sismos, por “coincidencia” sus perros aullaban constantemente y/o estaban intranquilos.

El perro goza de existencia multidimensional. No sólo el humano es multidimensional como lo mencionan algunos científicos estudiosos del campo de la energía, también el perro. Es por ello que sienten cuando algo le ha sucedido a su compañero.

Por último, hay que mencionar que cuando el perro se “va” de su cuerpo, sigue aquí, en una dimensión más sutil, pero siempre acompañará a su compañero humano. No solo son leales en vida, sino después de cumplir su misión en la Tierra.

Por Ceci Delorenzi

425699_263729440374599_1149091555_n

¿CÓMO SABER CUAL ES TU ANIMAL DE PODER?

2 Comments 350 Views1

¿QUÉ ES UN ANIMAL DE PODER?

Cada uno de nosotros tiene un animal particular como su Medicina personal. Los Tótems o Animales personales de Poder son los  protectores que nos ayudan tanto en nuestra vida cotidiana como en nuestra búsqueda espiritual de Armonía. Estos Animales de Poder son comúnmente un reflejo de tu yo más profundo, y también representan las cualidades que necesitas en este mundo, pero que con frecuencia están ocultas u oscurecidas.
Los Animales de Poder no necesariamente son animales exóticos pueden ser cualquier animal de las familias de los mamíferos, reptiles, insectos o aves. O podría ser un animal mítico, como el Unicornio o el Pegaso. Por otro lado, tu Animal personal de Poder puede cambiar varias veces en tu vida, dependiendo de tus necesidades específicas.
Cuando exhortas el poder de un animal, estás pidiendo ser envuelto en armonía completa con la fortaleza de la esencia de esa criatura. Adquirir comprensión de estos hermanos y hermanas es un proceso de curación, y debe ser abordado con humildad e intuición. Ciertos aspectos de las lecciones dadas por estas criaturas han sido elegidos para reflejar las lecciones que cada espíritu necesita aprender en el Buen Camino Rojo. Estas son las lecciones de ser humano, de ser vulnerable y de buscar la totalidad con todo lo que existe. Son parte del camino hacia el Poder. El Poder yace en la sabiduría y la comprensión del papel de uno en el Gran Misterio, y en honrar el hecho de que cada cosa viviente es un Maestro”. (Jamie Sams y David Carson – Medicine Cards)
Los Animales de Poder no necesariamente son animales exóticos pueden ser cualquier animal de las familias de los mamíferos, reptiles, insectos o aves. O podría ser un animal mítico, como el Unicornio o el Pegaso. Por otro lado, tu Animal personal de Poder puede cambiar varias veces entu vida, dependiendo de tus necesidades específicas.
Aquí encontrarás las características de algunos Animales de Poder. Si ya conoces el tuyo, busca  su descripción. Si no lo conoces, ¡pide conocerlo! Simplemente pídeselo a tus Consejeros, Guías, Yo Superior, a ti mismo. La respuesta podría llegarte de diversas formas:

  • En sueños. Al soñar con un animal que tenga un significado especial dentro del sueño mismo.
  • Por mensajes indirectos. Al escuchar o ver el nombre de algún animal varias veces durante tu vida cotidiana, en las noticias, la televisión, en comentarios de amigos, etc.
  • Por mensajes directos. Al ver físicamente a un animal.
  • En meditación. Los Animales de Poder se revelan y se identifican a sí mismos como tales.
  • Por instinto o intuición. Nos sentimos especialmente atraídos a ellos a lo largo de nuestras vidas.
  • Por medio de alguien. Al pedirle a alguien especialmente intuitivo que averigüe y nos diga cuál es nuestro Animal de Poder.

Si ya estás consciente de tu Animal de Poder, puedes pedirle poder adicional en cualquier situación y aprender algo de cada uno.

Estará siempre cerca, solo haz conexión…