Tag Archives: Espiritualidad

1907982_10203864359195362_5229493314074061598_n

EL PODER DE LOS 4 ACUERDOS TOLTECAS.

No Comments 1632 Views0

Has establecido millares de acuerdos contigo mismo, con otras personas, con el sueño que es tu vida, con Dios, con la sociedad, con tus padres, con tu pareja, con tus hijos; pero los acuerdos más importantes son los que has hecho contigo mismo. En esos acuerdos te has dicho quién eres, qué sientes, qué crees y cómo debes comportarte. El resultado es lo que llamas tu personalidad. En esos acuerdos dices: «Esto es lo que soy. Esto es lo que creo. Soy capaz de hacer ciertas cosas y hay otras que no puedo hacer. Esto es real y lo otro es fantasía; esto es posible y aquello es imposible».
Un solo acuerdo no sería un gran problema, pero tenemos muchos acuerdos que nos hacen sufrir, que nos hacen fracasar en la vida. Si quieres vivir con alegría y satisfacción, debes hallar la valentía necesaria para romper esos acuerdos que se basan en el miedo y reclamar tu poder personal. Los acuerdos que surgen del miedo requieren un gran gasto de energía, pero los que surgen del amor nos ayudan a conservar nuestra energía e incluso a aumentarla.
Todos nacemos con una determinada cantidad de poder personal que se renueva cada día con el descanso. Desgraciadamente, gastamos todo nuestro poder personal primero en crear esos acuerdos, y después en mantenerlos. Los acuerdos a los que hemos llegado consumen nuestro poder personal, y el resultado es que nos sentimos impotentes. Sólo nos queda el poder justo para sobrevivir cada día, porque utilizamos la mayor parte de él en mantener los acuerdos que nos atrapan en el sueño del planeta. ¿Cómo podemos cambiar todo el sueño de nuestra vida cuando ni siquiera tenemos poder para cambiar hasta el acuerdo más insignificante?
Si somos capaces de reconocer que nuestra vida está gobernada por nuestros acuerdos y el sueño de nuestra vida no nos gusta, necesitamos cambiar los acuerdos. Cuando finalmente estemos dispuestos a cambiarlos, habrá cuatro acuerdos muy poderosos que nos ayudarán a romper aquellos otros que surgen del miedo y agotan nuestra energía.
Cada vez que rompes un acuerdo, todo el poder que utilizaste para crearlo vuelve a ti. Si los adoptas, estos cuatro acuerdos crearán el poder personal necesario para que cambies todo tu antiguo sistema de acuerdos.
Necesitas una gran voluntad para adoptar los Cuatro Acuerdos. Pero si eres capaz de empezar a vivir con ellos, tu vida se transformará de una manera asombrosa. Verás cómo el drama del Infierno desaparece delante de tus mismos ojos. En lugar de vivir en el sueño del Infierno, crearás un nuevo sueño: tu sueño personal del Cielo.

  1. «Sé impecable con tus palabras«. Las palabras son hechizos que se pueden utilizar para bien o para mal dependiendo de como las y a quien las digas, utilizas apropiadamente para compartir el amor. Usa la magia blanca empezando por ti.

  2. «No te tomes nada personalmente». Respecto a la opinión ajena, para bien o para mal es mejor no depender de ella. Todos tenemos visiones (acuerdos) distintas del mundo, no podemos saber si la otra persona a lo mejor tuvo un mal día. Todo el bien o mal que pudiese generar alguién, primero se lo está provocando a Él.

  3. «No hagas suposiciones». Nunca nada que pasa fuera es personal, pero en cualquier caso, no saques conclusiones precipitadamente. No siempre tienes la razón y procura no generar malas situación que pueden ser evitadas.

  4. «Haz siempre lo máximo que puedas». Verdaderamente, para triunfar en el cumplimiento de estos acuerdos necesitamos utilizar todo el poder que tenemos. De modo que, si te caes, no te juzgues. No le des a tu juez interior la satisfacción de convertirte en una víctima. Simplemente, empieza otra vez desde el principio.

Fuente: Los Cuatro Acuerdos. Un libro de Sabiduría Tolteca. Dr. Miguel Ruiz

914192984

Asamblea de perros.

No Comments 931 Views0

Érase un gato que paseaba plácidamente cuando pasó junto a una asamblea de perros, cuyo líder proclamaba:

-¡Hermanos, recemos juntos y pidamos con fervor al Gran Dios Perro que nos envíe del cielo sabrosos y abundantes huesos!

El gato dejó escapar un aullido de rabia contenida y se alejó presto de allí, diciéndose: “¡Estúpidos idólatras ¡Ignorantes infieles! ¿Cómo es posible que recen a ese dios pagano y no al verdadero Gran Dios Gato? ¿Y cómo es posible que pidan huesos y no ratones?”

No hay un Dios para ti y otro para mí. Solo tiene un rostro: el del amor. Es a la vez unidad, dualidad y pluralidad; lo uno y lo múltiple; el todo y la nada: el cero y el infinito. Es la gran paradoja y todo lo que se diga sobre Él es inexacto.

Ramiro Calle ~

chakras

CONOCE TUS SIETE CHAKRAS. Encuentra equilibrio.

No Comments 1455 Views0

La palabra Chakra como tal, simplemente significa rueda. El cuerpo está formado por numerosas de estas ruedas, pero las más importantes son las siete que recorren la parte central de nuestro cuerpo. Estas ruedas no están situadas en el plano físico, sino que se encuentran en el plano astral o espiritual, pero seis de ellas están en estrechísima relación con varias partes de nuestro cuerpo de manera que se suelen poner en correspondencia con ellas, como ya iremos viendo en cada uno de los chakras. Todo en el universo está formado de energía y nuestro cuerpo no podría ser menos. Hay energía más densa, que es la material; y energía menos densa que podría ser la astral o espiritual. En el caso del ser humano estas energías están en completa relación y no pueden desligarse hasta la muerte. Los chakras, por tanto, son pequeñas puertas que ayudan a poner en contacto unas energía con otras.
PRIMER CHAKRA
Nombre en Sánscrito: MULADHARA

  • Color: Rojo.
  • Significado: Raíz, fundamento.
  • Elemento: Tierra.
  • Localización: Perineo, base de la columna vertebral. En el chakra Muladhara reposa, latente, la Kundalini.
  • Verbo relacionado: Tengo.
  • Manifestación externa: Sólido.
  • Órganos asociados: Ano y recto, tejidos de la región pélvica inferior, huesos y médula ósea.
  • Glándulas: Testículos y ovarios.
  • Fisiología: Sistemas excretor, reproductor, inmunológico.
  • Otras partes del cuerpo: Pies, piernas, huesos, intestino grueso.
  • Psicoespiritual: Sensación de conexión con la Tierra, sensación de miedo y seguridad, instinto básico de supervivencia.
  • Afecciones: Obesidad, hemorroides, estreñimiento, ciática, artritis degenerativa, lesiones de rodillas.
  • ¿Cómo percibe la persona y vive la persona conducida principalmente por el primer chakra?: Es una persona reactiva. Reacciona inmediatamente a la sucesión de estímulos.
  • Activación: Fomentar una vida armónica, coherente, responsable, comprometida con el propio crecimiento interior y el servicio desinteresado.
  • Alimentos: Proteínas, carnes.
  • Cristales y piedras: Todas las piedras rojas. Rubí, granate, piedra de la sangre o hematita, jaspe rojo. Piedra imán.

SEGUNDO CHAKRA

Nombre en Sánscrito: SWAHISTHANA.

  • Color: Naranja.
  • Significado: Dulzura.
  • Elemento: Agua.
  • Localización: Bajo abdomen, genitales, matriz.
  • Verbo relacionado: Yo siento.
  • Manifestación externa: Líquido.
  • Órganos asociados: Vejiga, próstata, útero, trompas de Falopio, ovarios, genitales, colon e intestinos.
  • Glándulas: Testículos y ovarios.
  • Fisiología: Sistema genitourinario.
  • Otras partes del cuerpo: Pies, piernas, huesos, intestino grueso.
  • Psicoespiritual: Sexualidad, cuestiones económicas, creatividad, código de honor y ética.
  • Afecciones: Impotencia, frigidez, dolencias de la matriz, vejiga o riñones, rigidez en la parte baja de la espalda.
  • Activación: Fomentar la confianza, valentía, entusiasmo, buena disposición, capacidad para comunicarse y para interactuar con los demás.
  • Alimentos: Los líquidos. Frutas y vegetales anaranjados.
  • Cristales y piedras: Todas anaranjadas. Ámbar, ágata cornalina, ópalo de fuego, jaspe anaranjado…

TERCER CHAKRA
Nombre en Sánscrito: MANIPURA.

  • Color: Amarillo.
  • Significado: Gema brillante, “ciudad de joyas”.
  • Elemento: Fuego.
  • Localización: Entre ombligo y plexo solar.
  • Verbo relacionado: Yo puedo.
  • Manifestación externa: Plasma.
  • Órganos asociados: Estómago, hígado, vesícula biliar, páncreas y riñones.
  • Glándulas: Suprarrenales, páncreas.
  • Fisiología: Aparato digestivo, sistema nervioso.
  • Otras partes del cuerpo: Músculos.
  • Psicoespiritual: Autoestima, imagen de sí mismo, responsabilidad.
  • Afecciones: Úlceras, diabetes, hipoglucemia, trastornos de la digestión, trastornos nerviosos, falta energía general.
  • Activación: Fortalecer la voluntad, el poder personal, la autoafirmación, autorrealización, el sentido del control y la coordinación.
  • Alimentos: Las féculas. Frutas y verduras amarillos.
  • Cristales y piedras: Todas las piedras amarillas y la escala cromática de marrones y doradas. Topacio, ámbar, citrino, cuarzo ojo de tigre.

CUARTO CHAKRA

Nombre en Sánscrito: ANAHATA.

  • Color: Verde.
  • Significado: Intacto, “no golpeado o rozado”.
  • Elemento: Aire.
  • Localización: Corazón.
  • Verbo relacionado: Yo amo.
  • Manifestación externa: Gaseoso.
  • Órganos asociados: Corazón, pulmones, bronquios.
  • Glándulas: Timo.
  • Fisiología: Sistemas circulatorio e inmunológico.
  • Otras partes del cuerpo: Pulmones, corazón, pericardio, brazos, manos.
  • Psicoespiritual: Amor, depresión y soledad. Asuntos del corazón, amor incondicional, perdón, sabiduría del corazón. Puente entre lo material y lo divino.
  • Afecciones: Asma, hipertensión, dolencias cardíacas, enfermedades pulmonares.
  • Activación: Fomentar el amor incondicional, la compasión, comprensión, solidaridad.
  • Cristales y piedras: Todas las verdes y rosas. Cuarzo (verde y rosa), turmalina (verde, rosa, corazón de sandía), jaspe verde, kuncita (verde y rosa), crisoprasa, peridoto, olivino, venturina, amazonita, ágata musgosa.

QUINTO CHAKRA
Nombre es sánscrito: VISUDHA

  • Color: Azul.
  • Significado: Purificación, purificar.
  • Elemento: Sonido.
  • Localización: Garganta.
  • Verbo relacionado: Yo hablo.
  • Manifestación externa: Vibración.
  • Órganos asociados: Laringe, tráquea, arterias carótidas.
  • Glándulas: Tiroides, paratiroides.
  • Fisiología: Aparato respiratorio.
  • Otras partes del cuerpo: El cuello, los hombros, los brazos, las manos.
  • Psicoespiritual: Uso correcto de la voluntad, comunicación, capacidad de expresión, manifestación de la verdad acerca de uno. Autodisciplina.
  • Afecciones: Dolor de garganta, pólipos, afonía, tortícolis, resfriados, dolencias de la tiroides, dificultades auditivas.
  • Activación: Fomentar un adecuado flujo comunicativo, creatividad, escuchar nuestra sabia voz interior. Aprender a decir “no”, a expresarse de manera sincera y fluída.
  • Alimentos: Las frutas.
  • Cristales y piedras: Zafiro azul, topacio azul, turquesa, aguamarina, amazonita, crisocola, fluorita azul, celestita, angelita.

SEXTO CHAKRA
Nombre en Sánscrito: AJNA.

  • Color: Índigo, Violeta.
  • Significado: Percibir, dominar.
  • Elemento: La luz.
  • Localización: A la altura de los ojos o ligeramente por encima, en el centro del cráneo.
  • Verbo relacionado: Yo veo.
  • Órganos asociados: Parte de la corteza cerebral, ojos y oídos, cerebro medio.
  • Glándulas: Pineal (epífisis) y/o pituitaria (hipófisis), según la tradición espiritual.
  • Fisiología: Sistema nervioso autónomo y actividad intelectual.
  • Otras partes del cuerpo: Ojos.
  • Psicoespiritual: Capacidad de ver claramente el curso de la propia vida. Intuición, visión interior, uso de la mente/intelecto.
  • Afecciones: Ceguera, jaqueca, pesadillas, fatiga visual, visión borrosa.
  • Activación: Trabajar la intuición, la visión, la claridad de pensamiento, aquietar la mente.
  • Alimentos: Los enteógenos (muchísima precaución).
  • Cristales y piedras: Todas las azul oscuro o índigo. Azurita, soladita, zafiro, cianita, fluorita, lapislázuli…

SÉPTIMO CHAKRA
Nombre en Sánscrito: SAHASRARA.

  • Color: Violeta / Blanco.
  • Significado: Multiplicado por mil.
  • Elemento: Pensamiento.
  • Localización: En la corona del cráneo.
  • Verbo relacionado: Yo se.
  • Órganos asociados: Corteza cerebral.
  • Glándulas: Pineal (epífisis) y/o pituitaria (hipófisis), según la tradición espiritual.
  • Fisiología: Control del sistema nervioso central.
  • Otras partes del cuerpo: El córtex cerebral, sistema nervioso central.
  • Psicoespiritual: Búsqueda espiritual del sentido. Despertar espiritual.
  • Afecciones: Depresión, confusión, apatía, tedio, alienación, imposibilidad de aprender o comprender.
  • Activación: Meditación, vaciar nuestra mente de pensamientos, tomar cada día consciencia de nuestros actos y pensamientos, potenciar el concepto de unidad.
  • Alimentos: El ayuno.
  • Cristales y piedras: Amatista, fluorita, calcita romboide, cuarzo transparente, diamante, cuarzo con rutilo.

Estos son los Chakras Mayores, los 7 principales, pero además tenemos los chakras menores que son también centros de energía y de ellos los más Importantes están situados en las palmas de las manos y en las plantas de los pies.

CHAKRAS DE LOS PIES

Los chakras de los pies son los chakras de base, los que nos mantienen con los pies en el suelo. Cuando nos sentimos fuera de la realidad es porque normalmente los chakras de los pies están desenergetizados (fríos).

El color de los Chakras de los pies es el NEGRO y el AHUMADO, ya que el negro es bueno para ayudar a que la persona vuelva a adquirir seguridad en sí misma, pisar con firmeza y saber lo que se quiere.

CHAKRAS DE LAS MANOS

Situados en el centro de las palmas de las manos. Se vinculan con el color BLANCO o TRANSPARENTE, porque van a ser los conductores de la energía de luz o energía de sanación.

 

Fuente: Conociendo los chakras

               Ciencia Cósmica

 

11866375_1047264145292361_3064240215732493448_n

USO Y RENUNCIA DE LA NEGATIVIDAD. Eckhart Tolle

No Comments 1280 Views2

Toda resistencia interna se experimenta como negatividad de uno u otro tipo. Toda negatividad es resistencia. En este contexto, ambas palabras son casi sinónimas.
La negatividad va desde la irritación o la impaciencia hasta la ira encendida, desde el estado de depresión anímica o resentimiento hasta la desesperación suicida. A veces la resistencia activa el cuerpo-dolor emocional y, en tal caso, cualquier roce sin importancia puede producir una intensa negatividad en forma de ira, depresión o una pena muy honda.
El ego cree que puede manipular la realidad mediante la negatividad y conseguir lo que quiere.
Cree que la negatividad le permite atraer un estado agradable o disolver un estado desagradable.
Si «tú» —la mente— no creyeras que la negatividad funciona, ¿para qué habrías de crearla? La cuestión es que, de hecho, la negatividad no funciona. En lugar de atraer un estado deseable, más bien le impide emerger. En lugar de disolver un estado indeseable, lo mantiene en su lugar. La única «utilidad» de la negatividad es fortalecer el ego, y por eso al ego le encanta.
Cuando estás identificado con una emoción negativa no quieres soltarla, y en algún profundo nivel inconsciente no deseas un cambio para mejor porque pondría en peligro tu identidad de persona deprimida, enfadada o maltratada. Entonces ignorarás, negarás o sabotearás lo positivo de tu vida. Éste es un fenómeno bastante común. Y una locura.

NO BUSQUES LA PAZ. No busques ningún estado diferente del que tienes; así no producirás conflicto interno ni resistencias inconscientes.
Perdónate por no estar en paz. En el momento en que aceptas completamente tu falta de paz, la no-paz se transforma en paz. Cualquier cosa que aceptes plenamente te llevará allí, al estado de paz. Éste es el milagro de la rendición.
Cuando aceptas lo que es, cada momento es el mejor. Eso es iluminación.

Fuente: «Practicando el Poder del Ahora» – Eckhart Tolle ~

amanecer-16028

BENDICIONES PARA ESTE DÍA. Eileen Caddy

No Comments 1390 Views2

Hoy es un día nuevo, y de ti depende lo que hagas con él. Tus primeros pensamientos al despertarte pueden teñir todo el día. Pueden ser pensamientos felices y positivos, o pueden ser pensamientos mezquinos y negativos. Jamás te dejes influir por condiciones externas tales como el tiempo. Quizás esté lloviendo a cántaros, pero si tu corazón está lleno de amor y gratitud, tu actitud entera hablará del sol y un cielo azul.
¿Ves la enorme responsabilidad que llevas sobre tus hombros? La vida es lo que se hace de ella, por eso nunca eches la culpa a nadie por encontrarte de esta o de aquella manera; date cuenta, por el contrario, de que se trata de tu propia fabricación. Cambia tu actitud y cambiará todo tu comportamiento. Adopta una actitud constructiva frente a la vida.
Construye lo mejor a partir de todo lo que veas a tu alrededor e ignora el resto; no le des consistencia vital y desaparecerá. Espera en Mí durante el día de hoy en silencio y confianza, sabiendo que este día tiene Mis bendiciones.

Fuente: ¨La Voz Interior» – Eileen Caddy ~ 

perdonar

PERDONAR MEJORA LA SALUD.

No Comments 789 Views0

Saber perdonar puede ayudarnos no sólo a mejorar nuestras relaciones con los demás, sino que también puede contribuir en mejorar nuestra salud de una manera muy notable.

En nuestra interacción con el resto de la humanidad no todo es armonía y entendimiento permanente. Es esperable, como en todo contacto humano, que se presenten roces y diferencias de ideales, sentimientos, aspiraciones. Incluso es factible que el desentendimiento o la falta de empatía lleven a generar o a recibir daño, que de acuerdo a su grado puede convertirse en sufrimiento, por ello es importante perdonar.

Aún esto comprende algo normal dentro del trato entre personas: la sintonía puede fallar, la comunicación puede no ser la misma y, cuando menos lo esperamos, causamos una gran herida a alguien o somos nosotros sujeto de una inconcebible puntada de aflicción en el pecho. Para este caso en particular es muy importante que sepamos integrar eso a nuestras vivencias y perdonar al otro.

El rencor como carga, su importancia

Cuando nos convertimos en receptores de emociones y deseos negativos hacia algo o alguien, el principal (y por lo general único) perjudicado somos nosotros. Tales emociones van mermando el fuero interior de compasión y entendimiento que nos hace humanos, por lo que el perdón va más allá del otro: se trata de un proceso a librar en relación a nosotros mismos y por nuestro propio bien. Si se ha sido víctima de un gran daño no se trata de absolver ni olvidar la agresión, sino liberarnos de la nocividad que esta produce en la integridad psicológica del individuo.

Practica el perdón y sanarás tu vida

Para perdonar existen diversas alternativas que podemos aplicar de acuerdo a qué se perdonará. En primer lugar está la opción del amor. Esta se refiere principalmente para perdonar a aquellos que, a pesar de la ofensa, amamos.

Comprende practicar el amor una mampara anti-rencor que cubra nuestro ser y nos impida sentir negatividad hacia esa persona. Por otro lado la compasión, la comprensión y la compasión son escenarios que, de planteárnoslos referidos a la persona que nos dañó, pueden propiciar en buena medida un perdón sincero que nos dé lo que buscamos: paz interna, de allí su importancia.

“Perdonar es darle la libertad a un prisionero y descubrir que el prisionero eras tú.”

El perdón debe ser profundo, desde la comprensión y no por una cuestión impuesta desde afuera como lo es la religión, según un estudio, se encontró que el perdón que nace de la comprensión de que nadie es perfecto, permitió a esa persona retomar su relación de una manera más amplia y con más entendimiento mutuo, en cambio cuando el perdón es externo, (y fingido) puede empeorar nuestras relaciones con los demás.

Fuente:  Vida Lúcida 

514431906_1daad75802_o

UNA VISIÓN MATERIALISTA VS. UNA VISIÓN ESPIRITUAL DE LO QUE ES EL ÉXITO O LA REALIZACIÓN DE LA EXISTENCIA

No Comments 1197 Views0

¿Si no puedes encontrar una gota individual en la inmensidad del mar 

como hallarás en el Mar Divino la identidad de mi alma?

Angelus Silesius

Para la sociedad moderna el concepto de éxito o logro en la vida está vinculado con el verbo «tener»: tener dinero, tener una pareja, tener una familia, tener fama, etcétera. Esto es evidentemente un concepto mayormente materialista.

En el budismo el éxito o el logro se formula mejor utilizando el verbo «soltar», el verbo «liberar» o «dejar»: soltar la aprehensión, soltar el ego, soltar la tensión, soltar el objeto de meditación, liberarse del deseo, liberarse de la ilusión, liberarse de la ignorancia, liberarse de la dualidad sujeto-objeto, dejar que las cosas ocurran por sí solas, dejar de percibir conceptualmente y así sucesivamente  Esto es una visión espiritual y, en cierta forma, ascética.

De alguna manera, el éxito para el budismo es negativo, ocurre a partir de la eliminación de lo que es ilusorio, mayormente de la ignorancia; para la sociedad moderna secular, el éxito es positivo, yace fundamentalmente en aquello que hemos obtenido de manera cuantificable, en cómo nos hemos podido autoafirmar y destacar sobre los demás. Para el budismo, el éxito es mayormente interno, es el logro de una mente en paz, luminosa y compasiva; para la sociedad moderna, el éxito es mayormente externo, ocurre al obtener cosas mundanas, objetos o afectos de los demás y depende de estos factores condicionales.

De forma sencilla, el maestro Chokyi Nyima Rinpoche define el éxito para el budismo como simplemente «tener un cuerpo sano y una mente feliz» (este «tener» en realidad se parece más a ser, se es feliz más que se tiene felicidad, uno es lo que experimenta, sin división sujeto-objeto). Esto en oposición a tener muchas posesiones, fama y admiración mundana. Un cuerpo sano y una mente feliz es algo que nos puede orientar de manera muy sencilla en la búsqueda de este éxito o logro. Pero, por otra parte, tiene una profundidad mayor, ya que un cuerpo sano y una mente feliz son, a la vez, los resultados de una práctica meditativa y una vida ética así como las cualidades necesarias para lograr liberarse del sufrimiento y hacer un camino espiritual como puede encontrarse en el tantra budista vajrayana, el camino veloz hacia la liberación, lo cual constituye el éxito más rotundo.

Para el individuo que forma parte de la sociedad materialista moderna, el éxito generalmente se cumple al dejar «un legado», una herencia, una fortuna, un recuerdo, una obra, etcétera. Es como si se quisiera dejar una marca indeleble, lo cual parece ser un resultado de nuestra incapacidad de formular una visión satisfactoria sobre la muerte y, en la carencia de una filosofía de vida que asimile la muerte, reaccionamos con cierta desesperación resistiéndonos a la muerte, como si tapando un hoyo con cosas pudiéramos suprimirla. Este es el síntoma esencial de la condición materialista que, aunque realmente no tiene una filosofía escatológica muy definida, por sus actos se deduce que asume que esta vida es lo único existe y por lo tanto no hay continuidad moral, espiritual ni cognitiva (en el sentido de que lo que aprendemos –nuestra conciencia– perece con nosotros). Aquí yace un aspecto contradictorio que genera mucho sufrimiento y mucha confusión, puesto que vivimos como si no hubiera ninguna existencia después de la muerte, pero aún así no nos liberamos de la influencia de la muerte, que es como una pesada sombra que pende sobre todos nuestros actos aunque generalmente de manera inconsciente.

En este sentido, hay dos actitudes que producen este sufrimiento ante la muerte. Por una parte, realmente no estamos convencidos de que la muerte es el final absoluto, la nada total, porque si lo estuviéramos no le tendríamos miedo, sería mucho más ligera nuestra relación con ella y con nosotros mismos. Esto genera en algunos una culpa subyacente, una especie de sensación de que no hemos actuado de manera adecuada o correcta y un sentimiento de angustia derivado de la incertidumbre, que parte tanto de las cualidades de nuestros actos, como de lo que ocurrirá cuando muramos. Y la segunda actitud es fundamentalmente el apego que tenemos a nuestro yo individual, a la identidad que hemos construido, lo cual, al pensar en la muerte, nos produce miedo porque supone la posibilidad de que desaparecerá esta identidad que tanto nos hemos esforzado en solidificar. Y es este miedo y este aferramiento a nuestro ego lo que nos hace buscar dejar una obra, grabar en piedra lo que hemos hecho y construir una fortaleza de objetos materiales y psicológicos para que resguarden la existencia de nuestro ego, la cual, si miramos a detalle y con sinceridad, es sumamente endeble.

El budismo, por el contrario, postula la noción de que debemos liberarnos de esta identidad que hemos construido, la cual considera como una ilusión, ya que es siempre cambiante, emerge cada instante como resultado de una serie de causas interdependientes y por lo tanto carece de existencia inherente. En una clara oposición al horror al vacío que padece Occidente –que no es finalmente más que un mecanismo de defensa del ego ante la amenaza de su disolución– el budismo abraza la vacuidad, la espaciosidad sin límites, la cual es la metáfora preferida para designar a la mente, que en el budismo tiene una continuidad más allá de la muerte. Lo que el budista quiere es ser la vastedad del espacio, abandonar límites y conceptos, como el espacio de una jarra sin ningún líquido que se rompe y así existe como parte indiferenciada del cielo. Y, sin embargo, el budista considera que la muerte no es, por default, esta espaciosidad, esta libertad de la vacuidad, sino que debe entrenar a su mente para relajarse hacia este estado incondicionado en el que reconoce su ausencia de existencia individual inherente, como el del espacio en una jarra que no es otra cosa que el cielo. Y si no lo hace podrá pasar incontables vidas sufriendo, alucinando la realidad de su yo relativo, sujeto a causas y condiciones, inmerso en un ciclo de sufrimiento sin final (samsara). El budista lo que quiere es escribir su nombre en el cielo, pero porque sabe que nada deja huellas en el cielo, quiere ser eso que es transparente e insustancial, a diferencia del occidental que busca grabar su nombre en piedra.

De aquí que el éxito supremo sea el Nirvana. Una palabra cuyo significado ilustra muy bien la diferencia que hemos querido señalar. Nirvana suele traducirse como «extinción», pero es útil revisar a detalle esta palabra sánscrita (Nibbana en pali). Según Ananda K. Coomaraswamy, el verbo nirva  literalmente significa «apagar» o «dejar de soplar» (blow out en inglés), «no transitivamente sino como un fuego deja de alimentarse del aire». Coomaraswamy lo traduce como «despiración». «Privado de combustible, el fuego de la vida es ‘pacificado’, satisfecho; cuando la mente ha sido dominada, uno alcanza la ‘paz de Nirvana'». El combustible que se agota son los karmas y sankharas que siguen perpetrando la existencia y la confusión y que se reavivan con el deseo. Para dejar de padecer este encadenamiento de causas y efectos es necesario dejar de identificarse con un yo separado que puede desear un objeto, que se enardece por la otredad. El estado incondicional del Nirvana necesariamente significa la extinción de la personalidad o el yo individual y, sin embargo, no es el fin de la existencia, lo cual es  tremendamente difícil de concebir para el hombre occidental moderno que todo lo procesa a partir de su creencia en la fijeza de su identidad e incluso para los practicantes de ciertas religiones que mantienen la existencia de un alma individual inmortal. ¿Puede existir una mente, algo que conoce y hasta disfruta, sin un yo? Lo que el budismo mantiene es que hay una forma de existencia inconcebible, la cual está más allá de definiciones y palabras, ya que es ilimitada e incondicional; esa forma de existir es lo que se llama Buda. Ya que el budismo también enseña que la naturaleza verdadera de todas las cosas es ese mismo Buda, el Nirvana no es más que el descubrimiento de la realidad o la extinción de la ignorancia que ocultaba el conocimiento de este estado búdico. Un estado en el cual existe conciencia o una cognoscitividad, goce infinito y paz, y sin embargo no existe un yo (al menos no un yo indivdual, fijo, sólido, separado, etc.). Este es el misterio del Nirvana, de la muerte del ego y la persistencia inefable de la existencia, el éxito del Tathagata o la extinción de lo que puede extinguirse y por lo tanto nunca fue.

-¡Qué sensación más extraña! –dijo Alicia–. Me debo estar encogiendo como un telescopio.
Y así era, en efecto: ahora medía sólo veinticinco centímetros, y su cara se iluminó de alegría al pensar que tenía la talla adecuada para pasar por la puertecita y meterse en el maravilloso jardín. Primero, no obstante, esperó unos minutos para ver si seguía todavía disminuyendo de tamaño, y esta posibilidad la puso un poco nerviosa. «No vaya consumirme del todo, como una vela», se dijo para sus adentros. «¿Qué sería de mí entonces?» E intentó imaginar qué ocurría con la llama de una vela, cuando la vela estaba apagada, pues no podía recordar haber visto nunca una cosa así.

(Alicia en el País de las Maravillas)

Twitter del autor: @alepholo

Fuente: pijamaSURF

14717093_715105701970217_713488788360057943_n

TEN COMPASIÓN CONTIGO MISMO.

No Comments 1372 Views0

No te consideres «malo» por ninguna vivencia negativa con que te encuentres ahora (aunque tengas la sensación de que «te lo mereces» o de que «tú te lo has buscado»; de hecho, sobre todo si tienes esta sensación). En vez de ello, ten compasión con tu propio Yo y sabe que Dios te ha dotado del poder interior necesario para cambiarte a ti mismo, para cambiar tus motivos, tus conductas, tus circunstancias externas y tu vida misma, de aquí a un instante.

Recuerda siempre que tú no eres tu pasado; que tú no eres quien eras ayer, ni siquiera quien eras hace un momento. Que cada nuevo día, cada nueva hora, cada nuevo momento, señalen un nuevo comienzo. Aunque estés en el último momento de tu vida, no será demasiado tarde para declarar tu próxima identidad, la más grandiosa, y para asumirla.

Lo que estoy diciendo aquí es que la transformación es una cosa instantánea-momentánea, que tenemos abierta y disponible a cada segundo. La vida comienza de nuevo cuando tú lo dices. Por eso, sé delicado contigo mismo acerca de ti mismo. Perdónate con un beso tus (supuestos) defectos, debilidades y faltas, y recuerda siempre lo siguiente: si te vieras a ti mismo tal como te ve Dios, sonreirías mucho.

Fuente: «Diecisiete pasos para ser más felices que Dios»   Nealse Walsh ~

424290_426468660723456_1358178734_n

EL EFECTO CUÁNTICO DE LA ORACIÓN.

No Comments 2971 Views0

¿PODEMOS INFLUIR EN EL PASADO? Como todos estamos interconectados más allá del espacio y el tiempo, ¿nuestros pensamientos y sentimientos pueden influir en las situaciones del pasado y en las que deseamos del futuro?
En julio de 2000, el médico israelí Leonard Leibovici realizó una prueba controlada aleatoria de doble ciego con 3.393 pacientes hospitalizados, divididos en un grupo de control y un grupo de «intercesión». Quería comprobar si la oración tenía un efecto en la enfermedad de estas personas.  Los experimentos llevados a cabo con la oración son importantes ejemplos de cómo la mente afecta a la materia desde lejos.
Pero sigue leyendo, porque no todo es siempre lo que parece.
Leibovici seleccionó a pacientes hospitalizados aquejados de sepsis (una infección). Después los dividió al azar en dos grupos. Uno sería objeto de oraciones y el otro no. Comparó los resultados basándose en tres factores: la duración de la fiebre, la duración de la estancia en el hospital y el número de muertes provocadas por la infección.
A los pacientes objeto de oraciones la fiebre les duró menos y fueron dados de alta más pronto. La diferencia en la mortalidad de ambos grupos no fue demasiado importante, aunque en el grupo objeto de oraciones el porcentaje de muertes fue menor.
Es una poderosa demostración de los beneficios de la oración y de cómo podemos transmitir con nuestros pensamientos y sentimientos una intención al campo cuántico. No obstante, hay otro elemento de esta historia que debes conocer. ¿No te parece extraño que en julio de 2000 un hospital tuviera más de tres mil casos de pacientes hospitalizados por esta infección? ¿Dejaban mucho que desear las condiciones de limpieza o proliferó en él alguna clase de contagio?
Pero los investigadores descubrieron que las personas que rezaron no habían estado rezando por los pacientes infectados en el año 2000, sino que, sin saberlo, rezaron por las personas que habían estado en el hospital desde 1990 hasta 1996, ¡de cuatro a diez años antes del experimento!
Los pacientes objeto de las oraciones mejoraron en la década de 1990 por el experimento realizado varios años más tarde. Lo explicaré de otro modo: a los pacientes que fueron objeto de las oraciones en el año 2000, les mejoró visiblemente la salud, pero estos cambios ocurrieron varios años antes.
Un análisis estadístico de este experimento reveló que estos efectos no fueron en absoluto una casualidad, lo que demostró que nuestras intenciones, pensamientos y sentimientos, e incluso nuestras plegarias, no sólo afectan nuestro presente o futuro, sino también nuestro pasado.
Este hecho nos lleva a una pregunta: si rezaras (o te centraras en una intención) para que tu vida mejorara, ¿podrías afectar el pasado, el presente y el futuro?
La ley cuántica dice que todas las posibilidades existen simultáneamente. Nuestros pensamientos y sentimientos afectan todos los aspectos de nuestra vida, más allá del espacio y el tiempo.

Fuente: ¨Deja de ser tú¨. Joe Dispenza ~

 

Cwr8g8yW8AAYQNY

CIENTÍFICOS DEMUESTRAN QUE EL ALMA NO MUERE, SINO QUE REGRESA AL UNIVERSO.

No Comments 2541 Views0

Dos científicos con reconocimiento internacional afirman poder probar la existencia del alma.

La consciencia es el conocimiento inmediato que tenemos de nosotros mismos, de nuestros actos y reflexiones, pero también la capacidad de los seres humanos de verse y reconocerse a sí mismos y de juzgar sobre esa visión y reconocimiento. Su naturaleza ha causado muchas preguntas desde que tenemos memoria y posee implicaciones existenciales, médicas y espirituales.
El doctor Stuart Hameroff, del Departamento de Anestesiología y Psicología así como Directivo del Centro de los Estudios de Conciencia de la Universidad de Arizona, en la ciudad de Tucson, Estados Unidos, y su colega, Sir Roger Penrose, físico matemático en la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, llevan trabajando desde 1996 en una teoría cuántica de la conciencia, que establece que nuestras almas están contenidas en unas estructuras llamadas microtúbulos, que habitan nuestras células cerebrales.

” La idea nace de que el cerebro es una computadora biológica, con cien billones de neuronas cuyas conexiones sinápticas actúan como redes de información.”

Sus conclusiones señalan que nuestras experiencias son el resultado de los efectos de la gravedad cuántica en los microtúbulos, un proceso al que llaman reducción objetiva orquestada (Orch-Or).

La comunicación entre neuronas mediante la secreción de neurotransmisores se realiza a través de vesículas sinápticas distribuidas a lo largo de sus axones. El citoesqueleto de las neuronas juega un papel de suma importancia en la dinámica de estas vesículas. Hameroff y Penrose proponen que los microtúbulos, las unidades más pequeñas del citoesqueleto, actúan como canales para la transferencia de información cuántica responsable de la consciencia.

Hasta ahora había un cierto consenso científico en considerar que la consciencia emergió como una propiedad de los organismos biológicos durante la evolución. Sería, por lo tanto, una adaptación beneficiosa que proporciona una ventaja evolutiva a las especies conscientes. En cambio, la teoría Orch OR afirma que la consciencia es una característica intrínseca de la acción de un universo no computable.

Según un reportaje publicado por el Daily Mail, en una experiencia cercana a la muerte, por ejemplo, los microtúbulos pierden su estado cuántico, pero la información dentro de ellos no se destruye. Es decir, que en términos comprensibles, el alma no muere, sino que vuelve al universo.”

El Dr. Hameroff explica detalladamente su teoría en un documental narrado por Morgan Freeman, llamado “Through the wormhole” (A través del agujero de gusano), que fue emitido por el canal Science de Estados Unidos. En este documental el doctor Hameroff declaró que cuando “el corazón deja de latir, la sangre deja de fluir, los microtúbulos pierden su estado cuántico. La información cuántica en los microtúbulos no se destruye; no puede ser destruida; simplemente se distribuye y se disipa por el universo“.

Y añadió que si el paciente es resucitado, esta información cuántica puede volver a los microtúbulos y el paciente dice “Tuve una experiencia cercana a la muerte”. Sin embargo si el paciente muere, “sería posible que esta información cuántica exista fuera del cuerpo indefinidamente, como un alma”

El Dr. Hamerof cree que las nuevas ideas sobre el papel de la física cuántica en los procesos biológicos como la navegación en los pájaros, ayudan a confirmar su teoría.

Ambos científicos, de renombre internacional, se unen a la teoría de la existencia del alma. También el Dr. Rick Strassman afirma que la entrada del alma en el cuerpo humano se produce a través de la glándula pineal.

b868f1fc4eb251d8833697ff0d93e777-300x190

Fuente: https://perfecto.guru/el-alma-no-muere/?utm_source=desc&utm_medium=bot

Foto: Galaxia de Bode: galaxia espiral ubicada a 12 millones de años luz en la constelación de la Osa Mayor. (del Face Imágenes del Universo)