Tag Archives: Ley de Atracción

capture-20180611-201023

PENSAMIENTOS PODEROSOS. PROSPERIDAD. Louise Hay ~

No Comments 51 Views0

Los pensamientos que tenemos y las palabras que decimos están continuamente configurando nuestro mundo y nuestras experiencias. Muchos tenemos el viejo hábito de pensar negativamente, y no nos damos cuenta del daño que nos hacemos a nosotros mismos. Sin embargo, nunca estamos estancados, porque siempre podemos cambiar nuestra manera de pensar. Cuando aprendemos a elegir constantemente pensamientos positivos, los viejos y negativos se disuelven y desaparecen.
Así pues, mientras lees los poderosos pensamientos siguientes, permite que esas afirmaciones e ideas te inunden la conciencia. Tu inconsciente va a elegir los pensamientos que son importantes para ti en este momento. Estos conceptos son como fertilizantes para la tierra de tu mente. Al absorberlos a medida que los vas repitiendo enriqueces lentamente la base de tu jardín de la vida. Cualquier cosa que plantes crecerá en abundancia.

  • Te veo como una persona sana y vibrante, rodeada de una belleza exquisita, teniendo una vida de amor y prosperidad, llena de alegría y risas. Estás en un maravilloso camino de cambio y crecimiento. Disfruta de tu viaje.
  • Todo lo que toco es un éxito.
  • Me abro para recibir nuevas vías de ingresos.
  • Ahora recibo mi bien de fuentes esperadas e inesperadas.
  • Soy un ser ilimitado que recibe su bien de una fuente ilimitada y de maneras ilimitadas.
  • Recibo bendiciones que superan mis más acariciados sueños.
  • El Océano de la Vida es generoso con su abundancia.
  • Todas mis necesidades y deseos son satisfechos antes de que lo pida. Mi bien me viene de todas panes, de todas las personas y de todas las cosas.
  • Me merezco lo mejor y ahora lo acepto.

Siempre podemos escoger entre una mentalidad de pobreza y una mentalidad de prosperidad. Cuando tenemos pensamientos de carencia y limitación, entonces eso es lo que experimentamos. No hay manera de ser prósperos si nuestros pensamientos son de pobreza. Para triunfar es necesario tener constantemente pensamientos de prosperidad y abundancia.

Fuente: ¡Vivir!  Louise Hay ~

SAMSUNG CAMERA PICTURES

LAS SIETE LEYES ESPIRITUALES DEL ÉXITO. Deepak Chopra

No Comments 147 Views0

Aunque el título sea “Las siete leyes espirituales del éxito”, bien podría ser “Las siete leyes espirituales de la vida”, porque son los mismos principios que la naturaleza emplea para crear todo lo que existe en forma material – todo lo que podemos ver, oír, oler, degustar o tocar.

Deepak nos invita a una construir el éxito en la vida de una manera especial, y realmente satisfactoria en todos los sentidos.

“El éxito tiene muchos aspectos, y la riqueza material es solamente uno de sus componentes.
Además, el éxito es una travesía, no un destino en sí. Sucede que la abundancia material, en todas sus manifestaciones, es una de las cosas que nos permite disfrutar más la travesía. Pero el éxito también se compone de salud, energía, entusiasmo por la vida, realización en las relaciones con los demás, libertad creativa, estabilidad emocional y psicológica, sensación de bienestar y paz. Pero ni siquiera experimentando todas estas cosas podremos realizarnos, a menos que cultivemos la semilla de la divinidad que llevamos adentro. “

¿Cuáles son las 7 leyes espirituales para el éxito? ¿Cómo se aplican?

1. Ley de Potencialidad Pura.

La fuente de toda creación es la conciencia pura… la potencialidad pura que busca expresarse para pasar de lo inmanifiesto a lo manifiesto. Y cuando nos damos cuenta de que nuestro verdadero yo es la potencialidad pura, nosalineamos con el poder que lo expresa todo en el universo.

La primera ley espiritual del éxito es la ley de la potencialidad pura. Se basa en el hecho de que, en nuestro estado esencial, somos conciencia pura. La conciencia pura es potencialidad pura; es el campo de todas las posibilidades y de la creatividad infinita. La conciencia pura es nuestra esencia espiritual. Siendo infinita e ilimitada, también es felicidad pura. Otros atributos de la conciencia son el conocimiento puro, el silencio infinito, el equilibrio perfecto, la invencibilidad, la simplicidad y la dicha. Ésa es nuestra naturaleza esencial; una naturaleza de potencialidad pura.

¿Cómo aplicarla? Silencio, meditación, destinar tiempo para ser testigo de la naturaleza, no juzgar.

2. Ley del Dar.

El universo opera por medio de un intercambio dinámico…  Dar y recibir son aspectos diferentes del flujo de la energía en el universo. Y si estamos dispuestos a dar aquello que buscamos, mantendremos la abundancia del universo circulando en nuestra vida.

También podría llamarse la ley del dar y recibir porque el universo opera a través de un intercambio dinámico. Nada es estático. Nuestro cuerpo está en intercambio dinámico y constante-con el cuerpo del universo; nuestra mente mantiene una interacción dinámica con la mente del cosmos; nuestra energía es una expresión de la energía del cosmos.
El flujo de la vida no es otra cosa que la interacción armoniosa de todos los elementos y las fuerzas que estructuran el campo de la existencia. Esta armoniosa interacción de los elementos y las fuerzas de la vida opera a través de la ley del dar.

¿Cómo aplicarla? Entregar y recibir regalos (elogios, una flor, oración). Asumir el compromiso de mantener en circulación la abundancia de dones. Practicar la gratitud.

3. Ley del “karma” o Causa y efecto. 

Cada acción genera una fuerza de energía que regresa a nosotros de igual manera…
Cosechamos lo que sembramos. Y cuando optamos por acciones que les producen alegría y éxito a los demás, el fruto de nuestro karma es también alegría y éxito.

Todos los actos son episodios kármicos. Cuando tomamos conciencia de esto, nos convertimos en generadores de realidad conscientes. Tomando conciencia de las elecciones que hacemos, comenzamos a generar acciones que encierran un proceso de evolución tanto para nosotros como para todos los que nos rodean.
Mientras el karma sea evolutivo – tanto para el yo como para todos los afectados por el yo – los frutos del karma serán la felicidad y el éxito.

¿Cómo aplicarla?  Observar las decisiones y hacerlas conscientes. Cuando hagamos una elección – cualquier elección – hagámonos dos preguntas: Primero: ¿Cuáles son las consecuencias de escoger este camino?” El corazón nos lo dirá inmediatamente. Y en segundo lugar: “¿Traerá esta decisión que estoy tomando felicidad para mí y para quienes me rodean?”

4. Ley del menor esfuerzo.

La inteligencia de la naturaleza funciona con toda facilidad… con despreocupación, con armonía y con amor. Y cuando aprovechamos las fuerzas de la armonía, la alegría y el amor, creamos éxito y buena fortuna con gran facilidad.

La inteligencia de la naturaleza funciona sin esfuerzo, sin resistencia, espontáneamente. No es lineal; es intuitiva, holística y estimulante. Y cuando estamos en armonía con la naturaleza, cuando estamos seguros del conocimiento de nuestro verdadero yo, podemos utilizar la ley del menor esfuerzo.

La ley del menor esfuerzo tiene tres componentes – tres cosas que podemos hacer para poner en funcionamiento este principio de “hacer menos para lograr más”.

  • Aceptación:  Este momento es tal como debe ser, pues todo el universo es tal como debe ser. Diré: “Hoy aceptaré a las personas, las situaciones, las circunstancias y los hechos tal como se presenten”.
  • Responsabilidad: Significa no culpar a nadie o a nada – ni siquiera a nosotros mismos – de nuestra situación. Una vez aceptado un suceso, un problema o una circunstancia, responsabilidad significa la capacidad de tener una respuesta creativa a la situación tal como es en este momento. En todos los problemas hay un principio de oportunidad, y esta conciencia nos permite aprovechar el momento y transformarlo en una situación o una cosa mejor.
  • Indefensión: Desistamos de defender, de resistir, abracemos “el aquí y el ahora”, es decir, el presente, para liberarnos de las cargas de la actitud defensiva, del resentimiento y la hipersensibilidad.

Cuando alcancemos esa deliciosa combinación de aceptación, responsabilidad e indefensión, sentiremos la facilidad con que fluye la vida.

¿Cómo aplicarla? practicar aceptación, siendo responsables de la situación y de los que llamamos problemas, manteniendo una actitud de no resistencia, abriendo opciones y opiniones.

5. Ley de la Intención y el Deseo.

Inmanente en toda intención y en todo deseo está el mecanismo para su realización…
la intención y el deseo en el campo de la potencialidad pura tienen un infinito poder organizador. Y cuando introducimos una intención en el suelo fértil de la potencialidad pura, ponemos a trabajar para nosotros ese infinito poder organizador.

Esta ley se basa en el hecho de que la energía y la información existen en todas partes en la naturaleza. En efecto, a nivel del campo cuántico solamente hay energía e información. Campo cuántico es sólo otra manera de denominar el campo de la conciencia pura o de la potencialidad pura. Y en este campo cuántico influyen la intención y el deseo.

Si aprendes a utilizar el poder de la intención podrás crear cualquier cosa que deseas. Para ello, tendrás que  implementar lo siguiente:

  • Primero, identificar claramente cuáles son nuestros deseos.
  • Segundo, debemos renunciar nuestro apego al desenlace.

¿Cómo aplicarla? Realizar una lista de deseos para que el Universo la conozca, teniéndola presente en todo momento, mirarla por la mañana y antes de dormir. Liberar esta lista al seno de la creación, entendiendo que hay un plan cósmico que puede superar mis deseos.

6. Ley de Desapego.

La sabiduría de la incertidumbre reside en el desapego… en la sabiduría de la incertidumbre reside la liberación del pasado, de lo conocido, que es la prisión del condicionamiento anterior. Y en nuestro deseo de ir hacia lo desconocido, el campo de todas las posibilidades, nos entregamos a la mente creativa, que orquesta la danza del universo.

El apego es producto de la conciencia de la pobreza, porque se interesa siempre por los símbolos. El desapego es sinónimo de la conciencia de la riqueza, porque con él viene la libertad para crear. Sólo a partir de un compromiso desprendido, podemos tener alegría y felicidad.

La incertidumbre, por otra parte, es el suelo fértil de la creatividad pura y de la libertad. Habiéndonos afianzado en la sabiduría de la incertidumbre, podremos permanecer alerta a las oportunidades. Y, cuando nuestro estado de preparación se encuentre con la oportunidad, la solución aparecerá espontáneamente.
Lo que resulta de esto es lo que denominamos comúnmente “buena suerte”. La buena suerte no es otra cosa que la unión del estado de preparación con la oportunidad. Ésta es la receta perfecta para el éxito, y se basa en la ley del desapego.

¿Cómo aplicarla? Permitir y permitirme que cada quien sea como es. Tomar la incertidumbre como un elemento esencial de cada experiencia.  Por medio de la sabiduría de la incertidumbre encontraré mi seguridad.

7. Ley del “Dharma”  o Propósito en la Vida. 

Todo el mundo tiene un propósito en la vida… un don único o talento especial para ofrecer a los demás. Y cuando combinamos ese talento único con el servicio a los demás, experimentamos el éxtasis y el júbilo de nuestro propio espíritu, que es la meta última de todas las metas.

La ley del dharma tiene tres componentes:

  • El primero dice que cada uno de nosotros está aquí para descubrir su verdadero yo, para descubrir por su cuenta que el verdadero yo es espiritual y que somos en esencia seres espirituales que han adoptado una forma física para manifestarse.
  • Cada uno de nosotros tiene un talento tan único en su expresión que no existe otro ser sobre el planeta que tenga ese talento o que lo exprese de esa manera. Eso quiere decir que hay una cosa que podemos hacer, y una manera de hacerlo, que es mejor que la de cualquier otra persona, en este planeta.
  • El tercer componente de la ley del dharma es el servicio a la humanidad – servir a los demás seres humanos y preguntarse: “¿Cómo puedo ayudar? ¿Cómo puedo ayudar a todas las personas con quienes tengo contacto?”

¿Cómo aplicarla? Cultivar el amor a Dios que reside en el fondo de mi alma.  Mantener conciencia de la intemporalidad. Hacer una lista de mis talentos. Cuando utilizo mis talentos únicos al servicio de la humanidad se manifiesta prosperidad para mi y para los que me rodean.  Preguntarme cada día “¿Cómo puedo ayudar? para servir con amor a los demás.

Las siete leyes espirituales del éxito son principios poderosos que nos ayudarán a alcanzar el dominio de nosotros mismos. Si prestamos atención a estas leyes y ponemos en práctica los ejercicios propuestos, veremos que podremos hacer realidad cualquier cosa que deseemos – toda la abundancia, todo el dinero y todo el éxito que deseemos. También veremos que nuestra vida se volverá más alegre y próspera en todo sentido, porque estas leyes también son las leyes espirituales de la vida, aquéllas que hacen que vivir valga la pena.

Nos hemos detenido momentáneamente para encontrarnos unos a otros, para conocernos, amarnos y compartir. Este es un momento precioso, pero transitorio. Es un pequeño paréntesis en la eternidad. Si compartimos con cariño, alegría y amor, crearemos abundancia y alegría para todos. Y entonces este momento habrá valido la pena.

Reseña – Fuente: Las 7 Leyes Espirituales del Éxito. Deepak Chopra

A continuación te invito a ver la película/documental “Las 7 Leyes Espirituales del Éxito” basada en el libro del mismo nombre, guionada por Deepak Chopra.

Deseo que motive numerosas reflexiones y pautas que aplicadas en la vida diaria traigan paz y abundancia en la vida.  Que la disfrutes!

libertad y belleza-yogaparatodosgandia

EL FRACASO NO EXISTE. Palabras de Wayne Dyer

No Comments 174 Views0

Puede que te sorprenda oír esto, pero el fracaso no existe. El fracaso es simplemente la opinión que alguien tiene sobre cómo se deberían hacer ciertas cosas. Cuando te convenzas de que no hay ningún acto que deba hacerse de una manera específica, según el criterio de otras personas, entonces el fracaso será imposible.

Sin embargo, puede haber ocasiones en las que, según tus propias reglas y medidas, fallarás en la ejecución de una tarea dada. Lo importante aquí es no parangonar el acto con el valor de tu persona. El no triunfar en algo que trataste de hacer no implica tu fracaso como persona. Se trata simplemente de no haber logrado el éxito en esa tarea específica y en ese momento presente.

Trata de imaginarte que usamos el fracaso como descripción de la conducta de algún animal. Supongamos que un perro ha estado ladrando quince minutos, y que alguien dice: “Realmente no ladra muy bien. No pasa el examen”. ¡Qué absurdo! Los animales no pueden fracasar porque no hay reglas para valorar el comportamiento natural. Las arañas tejen redes, no redes bien hechas o mal hechas. Los gatos persiguen a los ratones: si les falla uno, simplemente se van detrás de otro. No se quedan echados quejándose porque uno se les escapó; ni tienen un colapso nervioso porque fracasaron.
¡El comportamiento natural simplemente es! ¿Por qué no aplicas la misma lógica a tu propio comportamiento y te libras del miedo al fracaso?

En cierta oportunidad, traté a una estudiante de dieciocho años llamada Louann, que estaba completamente poseída por las normas del logro y el éxito. Louann era una alumna excelente, que desde el primer día que puso el pie en el colegio, siempre consiguió las mejores notas. Dedicaba largas horas a sus deberes y entonces no tenía tiempo para ser una persona.

Era una verdadera computadora de conocimientos académicos. Sin embargo, era angustiosamente tímida cuando estaba con amigos, nunca había flirteado con un chico ni tenido una cita con nadie. Había desarrollado un tic nervioso que se ponía en funcionamiento cada vez que hablábamos de esta parte de su personalidad. Louann había puesto todo su énfasis en ser una alumna exitosa en menoscabo de su desarrollo total. Al trabajar con Louann, le pregunté:
“¿Qué es más importante para ti, lo que sabes o lo que sientes?”. Y aunque era la mejor alumna del curso, sufría de falta de paz interior y era en realidad muy infeliz. Empezó a concederle algo de importancia a sus sentimientos, y como era una excelente estudiante, aplicó a su aprendizaje del nuevo comportamiento social las mismas normas rigurosas que había aplicado a sus estudios académicos. La madre de Louann me llamó un año más tarde y me dijo que estaba muy preocupada porque por primera vez en su vida Louann había sacado una nota mediocre, un cinco en su primer año de universidad. Yo le recomendé que hiciera una gran alharaca al respecto y que la llevaran a cenar a un buen restaurante para celebrarlo.

EL PERFECCIONISMO

¿Por qué vas a tener que hacer todo bien? ¿Quién te está marcando los tantos? Las famosas líneas de Winston Churchill con respecto al perfeccionismo indican lo inmovilizante que puede llegar a ser la búsqueda constante del éxito.

La máxima “nada vale aparte de la perfección” podría deletrearse como Parálisis.

Uno se puede paralizar con la tontería de “hacerlo lo mejor posible”.
Quizá puedes asignarte unas zonas significativas en tu vida en las que realmente quieres hacerlo lo mejor posible. Pero en la gran mayoría de las actividades, tener que hacerlo lo mejor posible, o incluso, tener que hacerlo bien, significa poner un verdadero obstáculo a la mera posibilidad de hacer. No dejes que el perfeccionismo te deje a un lado evitando que tomes parte en actividades que te pueden resultar placenteras. Trata de cambiar “haz lo mejor que puedas”, por simplemente “hazlo”.

Perfección quiere decir inmovilidad. Si tienes cánones de perfección para ti mismo, nunca tratarás de hacer nada y no harás mucho porque la perfección no es un concepto que se pueda aplicar a los seres humanos. Dios puede ser perfecto, pero tú, como persona, no tienes ninguna necesidad de aplicar esas normas y esos cánones ridículos de perfección a ti mismo y a tu comportamiento. […]

Lo único que nos sirve para aprender algo es el fracaso. El éxito sólo confirma nuestras supersticiones.

Piensa en ello. Sin fracasos no podemos aprender nada, y sin embargo hemos aprendido a considerar el éxito como un tesoro y como la única meta posible.

Fuente: “Tus Zonas Erróneas”. Wayne Dyer

Los misteriosos niños índigo (12)

LA CASUALIDAD NO EXISTE. Existe la sincronicidad.

No Comments 151 Views0

Seguro que te pasó alguna vez que un libro, un anuncio publicitario o una canción te han dado la respuesta a esa duda que contínuamente te estabas planteando, o quizás también que ibas a llamar por teléfono a una persona y en ese mismo instante, es ella la que te llama, que has tenido un encuentro inesperado en un lugar inesperado o que has encontrado a la persona exacta cuando la necesitabas apareciendo de la nada. Esto no es casualidad, sino sincronicidad, uno de los aspectos más enigmáticos y sorprendentes de este universo.

Pero, ¿Qué es la sincronicidad?

El psicólogo Carl G. Jung fue quien habló de sincronicidad, refiriéndose a “la simultaneidad de dos sucesos vinculados por el sentido pero de manera no causal”.

Jung llegó a la conclusión de que hay una íntima conexión entre el individuo y su entorno, que en determinados momentos ejerce una atracción que acaba creando circunstancias coincidentes, teniendo un valor específico para las personas que la viven. Son este tipo de eventos los que solemos achacar a la casualidad, la suerte o incluso hasta a la magia.

Una experiencia sincrónica suele venir a nuestras vidas cuando menos lo esperamos, pero en el momento exacto, cambiando en ocasiones la dirección de nuestras vidas e influyendo en nuestros pensamientos. Pero para eso, tenemos que estar receptivos y atentos al mundo que nos rodea, creando la apertura a esa posibilidad de sincronicidad.

Cuanto más alertas estemos con respecto a nuestro entorno, más probabilidades habrá de que ocurra la sincronicidad a nuestro alrededor, tan sólo hay que estar atentos.

Si dejamos a las circunstancias fluir y no presionamos ni forzamos la ocurrencia de sucesos o la voluntad de las personas, mientras mantenemos una actitud receptiva y de apertura, dejándonos llevar por nuestra intuición y nuestra sabiduría interior, nos abriremos a “la magia” que nos ofrece la experiencia de la sincronicidad. Si sabemos escucharla puede convertirse en una buena guía para nuestras vidas.

Quizás esta sea una de las muchas leyes universales que no puedan ser probadas con demasiada seguridad, pero que sin embargo su presencia ha guiado la vida de multitud de personas sin siquiera pensarlo, y es una de las razones que nos hace mantenerla vigentes.

Ceci Delorenzi ~

0018a75c695d555a7745ab7fb91a923f

EL MIEDO CONTAGIOSO. Cuento.

No Comments 68 Views0

Cuenta la historia de una mujer que vendía vestidos que ella misma confeccionaba, se sentía bien con su propia vida alejada del mundanal ruido.
Pasaba muchas horas en su taller escuchando música clásica y cosiendo en su taller tienda. El negocio iba tan bien, tanto, que ni oía la radio ni leía los periódicos. Tampoco hacía demasiado caso a la televisión. En verano vino a visitarle su hijo, que estudiaba ciencias económicas y hablando en una sobremesa le dijo: “Mamá, ¿pero no escuchas la radio ni lees los periódicos? Estamos sufriendo una enorme crisis. Esto se hunde.” La madre pensó: “Mi hijo tiene estudios, está informado y sabe de lo que habla.” De modo que comenzó a comprar telas más baratas y de inferior calidad  para ahorrar gastos,  comenzó a olvidarse de disfrutar y el miedo inundó sus días.
Las ventas fueron disminuyendo día a día y al cabo de poco tiempo, empezó a sufrir pérdidas. La mujer llamó a su hijo a la universidad para decirle: “Tenías razón, hijo. Estamos inmersos en una crisis muy grande.”

555115_232775570194612_1310078614_n

DESCUBRE A QUÉ DEDICARTE. ¿Por dónde empezar?

No Comments 107 Views0

“Todos llevamos dentro un ansia secreta. Un ansia que, a medida que pasan el tiempo y la vida, se convierte en un pesar secreto. Esta ansia es diferente para cada uno de nosotros, pues es la expresión personal anhelada en lo más profundo de nuestro ser.
Nuestras vidas serán satisfactorias y valiosas en la medida en que podamos, cada uno de nosotros, llevar a cabo lo que se esconde en nuestro corazón”.  George Kinder ~

Dale sentido a tu acción, que cuando estás conectado con aquello que verdaderamente te gusta, eso que te sale con naturalidad, vas a valorar los dones que trajiste…. Ya sea arreglar una bicicleta, ser docente, vendedor,  cocinero,  ama de casa,  masajista,  enfermero,  arquitecto o pintor,  si lo haces desde ¨ese¨ lugar de satisfacción estarás cumpliendo tu ley personal,  tu propósito.  Ahí está el éxito y la Vida te mostrará el camino hacia la prosperidad y la abundancia.

¿Te sientes desorientado, desorientada y aún no tienes en claro a qué dedicarte? Estas ideas pueden ayudarte:

  • Todos tenemos una misión en la vida. Es lo que determina tu identidad, aquello que da sentido a tu ser y desde donde se organizan tus valores, creencias, capacidades, comportamientos y emociones. Robert Dilts define la identidad como “la conciencia de lo que somos”. Uno de los factores que bloquea el desarrollo de tu ¨sí mismo¨ surge cuando no eres reconocido. Por otra parte, obtienes satisfacción cuando te dicen: “te veo, existe, eres valioso/valiosa/único/bienvenido…” Es decir que este patrocinio positivo que puedes brindar a otro, es posible hacerlo como “ autopatrocinio“, para aprender a promocionar y proteger tus habilidades únicas.
  • Todos tenemos los recursos necesarios para ser lo que vinimos a ser en esta tierra. Tus talentos son únicos. Hay quienes piensan que llegaron al mundo sin cualidades, o sea Dios anunció: “llega al mundo alguien sin dones… ”  ¿Crees que Dios /Universo permitiría eso? Pues en este caso te recomiendo que revises el “termostato de tu autoestima”, porque evidentemente se encuentra en franca caída, y se impone que trabajes en descubrir tus atributos! de lo contrario aquello que te encantaría “se vuelve un pesar secreto”. Y el Universo te necesita a tí !!!

Por eso, haz aquello q amas hacer! Muchas veces estamos tan desconectados de nosotros mismos que nos olvidamos de lo que nos sale bien, tan metidos en el “debo ser/hacer” que nos dejamos de lado postergando el “quiero ser/hacer”

Para guiarte, atiende estas 2 preguntas claves:

  • ¿Qué es lo que te gusta hacer tanto que hasta vos mismo pagarías para hacerlo?
  • ¿Qué es aquello que aún yéndote de vacaciones lo seguís haciendo, o seguís pensando?

Tómate un momento para escuchar la respuesta. Imagina, siente, pasea en tu futuro visualizando tus deseos y pasa a la acción!

La verdadera abundancia (incluso la económica) se muestra cuando vives en congruencia con tu misión, cumpliendo aquello a lo que has venido a ser.

 “No mueras con la música dentro de tí…” 

Wayne Dyer ~

Instructora Certif. Lic. HYL Filosofìa de Louise Hay
Master Programaciòn Neurolingüística (PNL)
Gestión Emocional con Alba Emoting

 

 

 

1507733_617419415006541_744197243_n

LEY DE RECEPTIVIDAD Y GRATITUD. UN ATAJO HACIA UN MILAGRO.

No Comments 265 Views0

Si existe un atajo para manifestar un milagro es el de la actitud del agradecimiento. Cuando aprendemos a ser agradecidos, abrimos nuestra vida a la acción receptiva. El agradecimiento apela a la Ley de la Receptividad.
Aprender a usar la sencilla palabra «gracias» nos ayuda a conseguir las cosas que deseamos. Por ejemplo, si deseas una determinada mesa en un restaurante y das las gracias por adelantado a la persona encargada, generalmente eso hará que te ofrezca exactamente la mesa en la que querías sentarte. Podría poner más ejemplos, pero estoy seguro de que entiendes lo que quiero decir.
¿Se te ha ocurrido pensar en lo que sucede cuando te sientes agradecido y das las gracias? Pensemos en eso un momento. Das las gracias, y en una fracción de segundo se establece una intimidad entre tu y la persona a quien has dado las gracias. Al expresar tu gratitud has hecho que esa persona se sienta útil, valorada, e incluso importante. En otras palabras, decir «gracias» hace que los demás se sientan bien.
La sencilla realidad es que no se puede dar sin recibir. Esto, según todos los sabios filósofos, es una Ley. «Darnos lo que elegimos dar y recibimos de vuelta aquello que damos. De modo, pues, que en realidad en la vida elegimos lo que recibimos.» Qué triste para quienes no han aprendido esta simple verdad.
Respecto a esto, no aceptes mí palabra ni la de nadie más. ¡Compruébalo personalmente! Da las gracias y observa los resultados en tu vida. Luego prueba a dar las gracias antes de obtener los resultados deseados. Te sorprenderá comprobar lo rápido que se llena tu vida de maravillosas consecuencias que alguien decidió llamar milagros.
¿Qué hace por nosotros el hecho de decir «gracias»? Cuando hacemos que otra persona se sienta bien, también nosotros nos sentimos bien. Cuando hacemos sentirse importante a otra persona, también nos sentimos importantes nosotros. ¡Qué maravilloso es ayudarse a uno mismo a sentirse bien, importante e incluso valorado! Al dar las gracias a otras personas las tratamos con respeto y hacemos que se sientan satisfechas, y nosotros nos sentimos igualmente respetados y satisfechos.
Esta forma de vida es una aventura fabulosa. Conocer cualquier Ley es respetarla, y las Leyes de la Gratitud y la Receptividad son una ciencia establecida. Tener fe en estas leyes y seguirlas con regularidad permite al Poder Creativo trabajar por nosotros.
Las posibilidades son asombrosas cuando aprendemos a valorar y respetar las cosas que hacen los demás para hacernos más agradable la vida. Cada persona se crea sus experiencias; así pues, haz que las tuyas estén llenas de respeto y aprecio. Dado que de ti depende elegir lo que vas a experimentar, tienes la oportunidad de demostrar esta forma de amor, y el amor siempre produce actos constructivos y creativos.
Todo comienza con una actitud de agradecimiento y diciendo esta simple palabra; «gracias». No podemos deshacernos del bien. Siempre regresa a nosotros más grande y mejor que cuando lo dimos. ¡Ahora depende de ti! Comprueba el poder de la gratitud, y practicarás lo que algunos llaman «la forma más sublime de oración»,
Ah, por cierto, gracias por leer este escrito. ¡Valoro tu tiempo y te valoro a ti!

Michael C. Rann~

Fuente: Gratitud. Louise Hay con la colaboración de sus amigos. ~

586e186cabc7c0323d300b4a342ce194

LA SUPERACIÓN MÁGICA DE LA NEGATIVIDAD. Rhonda Byrne.

No Comments 479 Views0

Es imposible ser negativo cuando eres agradecido. Es imposible criticar y culpabilizar cuando eres agradecido. Es imposible sentirte triste o tener sentimientos negativos cuando eres agradecido. Y lo mejor de todo es que si actualmente existe alguna situación negativa en tu vida, no te llevará mucho tiempo transformarla con la gratitud.
“Levantémonos y demos gracias, porque si hoy no hemos aprendido mucho, al menos habremos aprendido un poco, y si no hemos aprendido un poco, al menos no hemos enfermado, y si hemos enfermado, al menos no hemos muerto; por lo tanto, demos gracias.”
Que las palabras de Buda sean tu inspiración.

EJERCICIO MÁGICO. La Superación Mágica de la Negatividad
1. Enumera Tus Bendiciones. Haz una lista de diez bendiciones. Escribe por qué estás agradecido. Relee tu lista, y al final de cada bendición di gracias, gracias, gracias, y siente la gratitud por esa bendición con la máxima intensidad posible.
2. Elige un problema o situación negativa de tu vida que te urja resolver.
3. Escribe diez cosas por las que estés agradecido en esa situación negativa.
4. Al final de tu lista escribe: Gracias, gracias, gracias, por la solución perfecta.
5. Y sólo por hoy, intenta pasar un día sin decir nada negativo. Si te das cuenta de que estás pensando o diciendo algo negativo, utiliza el salvavidas. Párate inmediatamente y di: Pero he de decir que estoy verdaderamente agradecido por…
6. Antes de irte a dormir, toma tu Piedra Mágica en la mano y di la palabra mágica, gracias, por lo mejor que te haya sucedido durante el día.

Al hacer tu lista, asegúrate de que citas cada una de las diez cosas por las que estás agradecido del siguiente modo:
Estoy muy agradecido por …
O, Estoy verdaderamente agradecido por…
Y terminas la frase con la razón por la que estás agradecido. También puedes usar el poder mágico de la gratitud al estilo Walt Disney si te resulta más fácil:
Estoy muy contento de…
Y terminas la frase con el motivo por el que estás contento.
Cuando hayas citado las diez cosas por las que estás agradecido, termina el ejercicio de la Superación Mágica de la Negatividad escribiendo: Gracias, gracias, gracias, por la solución perfecta.
Y sólo por hoy, intenta pasar un día sin decir nada negativo. Puede ser todo un reto, pero observa si puedes hacerlo durante un día. Existe una razón importante para hacerlo, y es que la mayoría no nos damos cuenta de cuan negativamente nos expresamos, pero te harás una idea después de observar lo que dices durante todo un día. Recuerda que la negatividad y las quejas traen más de lo mismo, y si eres consciente de lo que estás diciendo puedes pararte y decidir si deseas las consecuencias de lo que estás a punto de decir. Aquí tienes un salvavidas mágico que puedes usar cuando te des cuenta de que estás pensando o diciendo algonegativo. Para inmediatamente, y di: Pero he de decir que estoy verdaderamente agradecido por…
Termina el resto de la frase con algo – cualquier cosa – por lo que estés agradecido. Lleva contigo este salvavidas, y sujétate fuerte a él siempre que lo necesites.
Y si en el futuro aparece algún problema o situación de menor importancia, recuerda apagarlos rescoldos con la gratitud antes de que vuelvan a encenderse. ¡Al mismo tiempo encenderás la magia de tu vida!

Fuente: La Magia. Rhonda Byrne ~

2018-21-02-22-54-12

LEY DE ATRACCIÓN. EN QUÉ CONSISTE LA CREACIÓN DELIBERADA.

No Comments 255 Views0

Muchos dicen: «Cuando cambien las circunstancias, me sentiré mejor. Cuando tenga dinero, me mudaré a una casa más cómoda; cuando encuentre un trabajo mejor remunerado o una pareja más satisfactoria, me sentiré mejor». No discutimos que es preferible observar algo agradable que algo desagradable, pero eso es buscarle tres pies al gato.
La Creación Deliberada no consiste en esperar a que las circunstancias cambien y buscar entonces un pensamiento más agradable en respuesta al cambio de circunstancias. La Creación Deliberada consiste en elegir un pensamiento que nos resulte placentero cuando lo elegimos, que hará que cambien las circunstancias. Por ejemplo, el amor incondicional se basa en desear permanecer conectado con tu Fuente de amor y elegir pensamientos que permitan que se produzca esa conexión, al margen de las manifestaciones que se produzcan a tu alrededor. Cuando eres capaz de controlar tu punto de atracción y elegir deliberadamente pensamientos más agradables, las circunstancias que te rodean cambian forzosamente. Así lo afirma la Ley de Atracción.
Sólo puedes atraer pensamientos que encajen en tu gama vibratoria Algunos dicen: «Eso de la Creación Deliberada suena muy sencillo, pero ¿por qué me cuesta tanto lograrlo? ¿Por qué me resulta tan difícil controlar mis pensamientos? ¡Tengo la sensación de que mis pensamientos me controlan a mí, de que actúan independientemente de mi voluntad!»
Ten presente que la Ley de Atracción es una ley muy poderosa, y es imposible que des con un pensamiento y te centres en él si tu punto fijo vibratorio es muy distinto de él.
Sólo puedes acceder a pensamientos cuyas vibraciones encajen en tu gama vibratoria actual.

Fuente: “Pide y se te dará” . Esther y Jerry Hicks ~

Magic-magical-nights-29673467-1920-1200

EL ARTE DE PERMITIR. Ley de Atracción. Wayne Dyer

No Comments 647 Views0

La mente universal de la Creación es un estado constante de suministro. Nunca se desconecta, no se toma vacaciones ni días libres y da constantemente. Todo y todos, sin excepción, emanan de esa mente universal que llamamos «intención».
Entonces, si todo procede de ese campo infinito de energía invisible, ¿por qué unos participan y otros parecen tan separados de él? Si da continuamente, creando una infinita corriente de abundancia, debe de existir cierta resistencia a que entre en tu vida si experimentas cualquier clase de escasez o carencia. Permitir la entrada de esta Fuente que todo lo da significa tomar conciencia de la resistencia que quizá estés oponiendo a la abundancia que se suministra continuamente. Si el universo se basa en la energía y la atracción, esto significa que todo vibra con unas frecuencias concretas. Cuando la frecuencia con la que tú vibras es opuesta a la frecuencia del suministro del universo, creas una resistencia y evitas que fluya la abundancia por tu espacio vital. Tus vibraciones individuales constituyen la clave para comprender el arte de permitir. Las vibraciones inarmónicas adquieren en gran medida la forma de tus pensamientos y sentimientos. Los pensamientos que ponen de relieve lo que no crees merecer provocan una contradicción en la energía. Esa contradicción detiene la conexión de energías idénticas, y creas un campo de rechazo. Recuerda que se trata de estar en armonía con tu Fuente. Tus pensamientos pueden surgir de una condición del ser que se comunica con la intención o que está en contradicción con ella. Ten en cuenta que, como formas parte de la mente universal, sí te ves de un modo armonioso con las siete caras de la intención, la mente universal solo podrá funcionar armoniosamente contigo.
Supongamos, por ejemplo, que quieres un trabajo mejor y con más sueldo. Imagínate que ya lo tienes, que sabes que tienes derecho a él, sin albergar dudas de que se te presentará ese trabajo porque lo ves en tu interior. La mente universal no tiene elección, puesto que formas parte de la mente omnicreadora y no existe contradicción en las vibraciones. ¿Qué puede funcionar mal, entonces? El arte de permitir se ve obstaculizado por la costumbre de rechazar. Existe una larga serie de pensamientos que han creado un campo de resistencia que no permite el libre fluir de la abundancia. Esa costumbre de rechazar surge del sistema de creencias que has cultivado en el transcurso de los años y del que dependes.
Además, has permitido que la resistencia de los demás entre a formar parte de la situación, y te rodeas con la necesidad de su aprobación en estos asuntos. Les pides su opinión resistente, lees en los periódicos los relatos de cuantos no han logrado poner de manifiesto el trabajo que habían elegido, los informes del gobierno sobre las escasas perspectivas de trabajo y el deterioro de la economía, ves los reportajes de televisión que censuran el penoso estado de las cosas en el mundo, y tu resistencia se afianza aún con mayor convicción. Te has alineado con los defensores del rechazo. Lo que tienes que hacer es examinar ese sistema de creencias y todos los factores que siguen manteniéndolo y decir: «Es demasiado trabajo cambiarlo todo. En lugar de eso, voy a empezar a cambiar los pensamientos que activan el rechazo ahora mismo». No importa lo que pensaras antes, ni durante cuánto tiempo, ni a cuántas presiones estés sometido para mantener tu resistencia. Deja de activar los pensamientos de rechazo hoy mismo, un pensamiento de cada vez. Puedes hacerlo afirmando: «Siento que he triunfado, y tengo intención de sentir la abundancia que está aquí y ahora». Repite estas palabras, o dilo con tus propias palabras, para inundar continuamente tus pensamientos durante las horas de vigilia con una nueva creencia en el éxito y la abundancia. Cuando hayas activado esos pensamientos suficientes veces, pasarán a ser tu forma habitual de pensar y habrás dado los pasos necesarios para eliminar tu resistencia a permitir…
A continuación esos pensamientos se convertirán en lo que te dices a ti mismo en mensajes silenciosos, como oraciones: «Yo soy el éxito; yo soy la abundancia».
Cuando eres el triunfo mismo, cuando eres la abundancia misma, te encuentras en armonía con la Fuente omnicreadora, que hará lo único que sabe hacer; dar y ayudar infinitamente a lo que no le opone resistencia, es decir, tú. Has dejado de vibrar con la escasez; cada una de tus vibraciones individuales coincide con la que le pides a tu Fuente. Tu Fuente y tú sois uno en tus pensamientos. Has decidido identificar los pensamientos de resistencia y al mismo tiempo no interponerte en tu propio camino. Cuando pones en práctica el permitir y vivir la fe de la menor resistencia, el éxito ya no es algo que tú eliges; es algo que eres. La abundancia ya no se te escapa de las manos. Tú eres ella, y ella es tú. Fluye sin trabas, traspasando tu resistencia. Y he aquí otra clave para el libre fluir de la abundancia: no debes apegarte a lo que surja en tu vida ni acumularlo.

De “El Poder de la Intención” . Wayne Dyer ~