Tag Archives: Maternidad

shutterstock_198757637

Y TÚ ¿QUÉ SABES DE TU ABUELA MATERNA?

No Comments 2297 Views0

¿Qué crees que hizo sufrir a tu abuela materna? ¿Qué crees que alegró más la vida a tu abuela materna? ¿Qué crees que deseaba más tu abuela materna? Pues esta señora es muy importante para ti.

¿Por qué?

Porque es clave a la hora del traspaso de información genética y de programas. Resulta que cuando ella estaba embarazada de tu mamá, el feto ya tiene los ovocitos formados. Y de estos ovocitos, van a salir los dos millones de óvulos que tendrá tu mamá durante su vida. Uno de estos óvulos, lleva tu nombre. Así que este óvulo lleva la información de la abuela.

¿A qué información te refieres?

A todo lo que la abuela vivió, sintió y cómo lo vivió. Si era el momento adecuado para tener hijos, si era deseado el embarazo, si se sentía protegida por su marido, etc. Saber que necesidades biológicas no tenía cubiertas la abuela. Todo esto y mucho más es información que se queda impronta en cada célula del feto.

Por lo tanto llevas información de la abuela cuando estaba embarazada de tu mamá. ¿Has oído hablar alguna vez que la genética a veces se salta una generación? Pues es justamente esto. El óvulo del que sales lleva la información de la abuela materna.

¿Por qué de la abuela y no del abuelo?

Porque la abuela pone el óvulo y el abuelo el espermatozoide. Y el óvulo a parte de la información genética, lleva la información mitocondrial, que está en la membrana celular.

Mientras que en el abuelo, la información mitocondrial está en la cola del espermatozoide, y como sabes en el momento de la fecundación, la colita se queda fuera.

En la mitocondria es donde está guardada la información a niveles de programas que se heredan. Información biológica. Y tú, ¿qué sabes de tu abuela materna?

Alejandro Jodorowsky ~

Fuente: Soy Espiritual.com

 

1509228_1535139863398157_1225307878821804927_n

RESPIRA. SERÁS MADRE TODA TU VIDA. ÉL SOLO SERÁ NIÑO UNA VEZ…

No Comments 1193 Views0

Respira.
Serás madre toda tu vida.
Enséñale las cosas importantes. Las de verdad.
A saltar en los charcos, a observar a los bichitos,
A dar besos de mariposa y abrazos muy fuertes.
No olvides esos abrazos y no se los niegues Nunca:
puede que dentro de unos años los abrazos que añores
sean los que no le diste.
Dile Cuánto le quieres siempre que lo pienses.
Déjale imaginar.
Imagina con él.
Déjale llorar.
Llora con él.
Las paredes se pueden volver a pintar.
Los objetos se rompen y se reemplazan continuamente.
Los gritos de mamá Duelen para siempre.
Puedes fregar los platos más tarde.
Mientras tú limpias, él crece. Él no necesita tantos juguetes.
Trabaja menos y quiere más.
Y, sobre todo, RESPIRA. Serás madre toda tu vida.
Él sólo será niño una vez.”

Jessica Gómez ~

motherbridge_of_love3

MATERNIDAD según Louise Hay.

No Comments 5252 Views2

Por favor, no te tragues la creencia de que una mujer no puede realizarse si no tiene un hijo. Eso podría valer para muchas mujeres, pero no para todas. La sociedad insiste en que todas las mujeres deben tener hijos. Hay un motivo para todo. Si una mujer no tiene hijos, quizá sea porque está destinada a hacer otras cosas en la vida. Si no tiene hijos y los desea, y siente la situación como una pérdida, es necesario el duelo, llóralo. Sin embargo no te quedes para siempre en esa etapa de lamentaciones.

Afirma:

Sé que todo lo que ocurre en mi vida es para mi mayor bien.

Hay muchísimos niños abandonados en el mundo. Si de verdad queremos dar rienda suelta a nuestro instinto maternal, el rescate y la adopción es una buena alternativa. Podemos ser madres de otras mujeres. Podemos proteger a una mujer extraviada. Podemos cuidar animales. Podemos trabajar de muchas formas para mejorar el mundo.

Actualmente se ha desarrollado una enorme industria para ¨vender¨ fertilidad, negocio que mueve sumas de dinero millonarias. Antes de tomar alguna decisión, infórmate y se consciente.

Criar hijos sola es abrumador. Sin embargo, brinda la oportunidad de criarlos para que en un futuro sean los hombres y mujeres que deseamos.

Las mujeres nos quejamos mucho del comportamiento y actitudes de los hombres, y somos nosotras quienes los educamos. Por eso, de nosotras dependen muchos comportamientos.

Como madres, no tenemos por qué ser ¨supermujeres¨, ni tenemos por qué ser ¨progenitoras perfectas¨.  Lo mejor que podemos hacer por nuestros hijos es aprender a amarnos a nosotras mismas, porque los hijos aprenden con el ejemplo. Mejorarás la calidad de tu vida y la de ellos también. La estima que desarrolles por ti misma producirá autoestima en toda tu familia.

Fuente: El Mundo te está esperando – Louise Hay (1997)

11014997_541225752646727_6556046298270565302_n

DECÁLOGO DE LA MADRE. Psicogenealogía. Alejandro Jodorowsky

No Comments 3164 Views0

1.-He parido un hijo que no es mío. Lo entrego al mundo.

2.-Este hijo no ha venido a cumplir mi proyecto, ni los proyectos de mi árbol genealógico, sino el suyo propio.

3.-No lo bautizo con ningún nombre ya presente en el árbol, ni con nombres que le impriman un destino.

4.-Se lo doy todo, lo crío con afecto, sin dejar de ser yo misma, sin adicción al sacrificio, sino con responsabilidad y desde la libertad.

5.-Le ofrezco herramientas que ayuden a construir el edificio de su propia vida, pero acepto que tome libremente las que el juzgue adecuadas y rechace las inadecuadaspara él. Me doy cuenta que la mejor manera de enseñar a un hijo no es con mítines, ni con límites, sino con el ejemplo.

6.-Acepto que deje de llamarme “mamá” cuando él lo decida, para pasar a llamarme por mi propio nombre, porque así rompe lazos de dependencia y la relación entre ambos se equilibra.

7.-Le permito y facilito que tenga un espacio privado e íntimo en la casa que sienta como su propio territorio.

8.- En cuanto a la elección de sus amistades, de su carrera, de sus actividades de ocio, etc., le escucho, le doy mi parecer, pero no selecciono nada por él, ni le prohíbo ni lo obligo.

9.- Dejo que mi hijo cometa errores, que se caiga, que no sea perfecto. Comprendo que cada fracaso es un cambio de camino y con ellos se crece cada día; si lo protejo demasiado lo bonsaitizo, nunca será adulto.

10.-Jamás definiré a mi hijo (“es tranquilo”, “eres nervioso”, “es tímido”…), porque entiendo que los niños se forman su autoconcepto a partir de lo que sus padres dicen de él. Le transmito que dentro de él están todas las posibilidades del ser, lo es todo en potencia.