Tag Archives: Mente Asombrosa

afirmac

COMO USAR AFIRMACIONES PARA CAMBIAR TU VIDA. Louise Hay ~

No Comments 26 Views0

Hoy es un nuevo día. Hoy es el día en que empiezas a crear una vida feliz y satisfactoria. Hoy es el día en que empiezas a liberarte de todas tus limitaciones.
Hoy es el día en que aprendes los secretos de la vida. Puedes cambiar tu vida para mejor. Ya dispones de los medios necesarios dentro de ti. Estos medios son tus pensamientos y creencias. 

Para los que no estéis familiarizados con los beneficios de las afirmaciones positivas, me gustaría explicaros un poco de qué se trata.
En realidad, una afirmación es cualquier cosa que digas o pienses.
Mucho de los que decimos y pensamos es bastante negativo y no crea buenas experiencias para nosotros. Si queremos cambiar nuestras vidas hemos de reeducar nuestro pensamiento y hablar con patrones positivos.
Las afirmaciones abren puertas. Son puntos de partida en el camino hacia el cambio. En esencia a tu mente subconsciente le estás diciendo: «Me estoy responsabilizando. Soy consciente de que hay algo que puedo hacer para cambiar». Cuando hablo de hacer afirmaciones, quiero decir elegir palabras conscientemente que o bien contribuyan a eliminar algo de tu vida o bien te ayuden a crear algo nuevo en ella.
Todo pensamiento y palabra que pronuncias es una afirmación.
Todas las conversaciones que tienes contigo mismo (tu diálogo interior) son un flujo de afirmaciones. Utilizas afirmaciones en todo momento tanto si eres consciente de ello como si no.
Tus creencias no son más que patrones de pensamiento habituales que aprendiste de niño. Muchos de ellos son muy útiles. Sin embargo, otras creencias pueden resultar limitadoras a la hora de crear las cosas que deseas. Puede haber una gran diferencia entre lo que quieres y lo que crees que mereces. Has de prestar atención a tus pensamientos a fin
de poder eliminar los que crean experiencias que no quieres en tu vida.
Has de darte cuenta de que toda queja es una afirmación de algo que piensas que no quieres en tu vida. Cada vez que te enfadas estás afirmando que deseas más ira en tu vida. Cada vez que te haces lavíctima, estás afirmando que  quieres seguir siendo una víctima. Cada vez que sientes que la Vida no te da lo que quieres en este mundo, ten por seguro que la Vida nunca te concederá los bienes que concede a otros hasta que cambies tu forma de pensar y hablar. Algunas personas dicen que las afirmaciones no funcionan (lo cual es una afirmación en sí misma), cuando en realidad lo que quieren decir es que no saben utilizarlas correctamente. Puede que digan: «Mi prosperidad está creciendo», pero en realidad piensan «¡Qué estupidez, sé que no funcionará!». ¿Qué afirmación crees que ganará? La negativa, por supuesto, porque forma parte de una manera de ver la vida que lleva mucho tiempo funcionando. A veces las personas repiten sus afirmaciones una vez al día y se pasan el resto del tiempo quejándose.
Las afirmaciones necesitarán mucho tiempo para funcionar si se actúa de ese modo. Las afirmaciones de queja siempre ganan, porque abundan más y se suelen decir con mayor vehemencia.
De todos modos, repetir afirmaciones no es más que una parte del proceso. Lo que haces durante el resto del día o de la noche es todavía más importante. El secreto para que tus afirmaciones funcionen rápida y sistemáticamente es preparar una atmósfera para que florezcan. Las afirmaciones son como las semillas que plantamos en la tierra. Si la tierra no es buena, no crecerán bien; en cambio, si la tierra es fértil, se desarrollarán generosamente. Cuando más elijas tener pensamientos que te hagan sentir bien, con mayor rapidez funcionarán las afirmaciones.
Tu vida no cambiará de la noche a la mañana, pero si eres constante y eliges diariamente tener pensamientos que te hagan sentir bien, sin duda notarás cambios positivos en todos los aspectos de tu vida.

Repetir afirmaciones es elegir conscientemente tener ciertos pensamientos que crearán resultados positivos en el futuro. Crean un punto focal que te ayudará a cambiar tu forma de pensar. Las afirmaciones van más allá de la realidad del presente para adentrarse en la creación del futuro a través de las palabras que utilizas ahora.

Cuando cambies tu proceso de pensamiento, también cambiará todo lo demás. Te sorprenderá y encantará ver cómo pueden cambiar las personas, los lugares, las cosas y las circunstancias. La culpa es otra afirmación negativa y no debes malgastar tus preciosos pensamientos con ella.

Todo está bien. Todo lo que pasa es por mi bien. Esta situación sólo me aportará cosas buenas. Estoy a salvo.

Esta sencilla afirmación hará milagros en tu vida. También te sugiero que evites compartir tus afirmaciones con otras personas que puedan considerar estas ideas tonterías. Cuando acabas de empezar es mejor que reserves tus pensamientos hasta que consigas los resultados deseados. Entonces tus amistades te dirán: «¡Cómo ha cambiado tu
vida! ¡Cómo has cambiado! ¿Qué has hecho?».

Algunas afirmaciones que ya puedes empezar a utilizar son:
¡Puedo sentirme bien respecto a mí mismo!
¡Puedo hacer cambios positivos en mi vida!
¡Puedo hacerlo!

Fuente: AFIRMACIONES.  Louise Hay ~

Puede interesarte también: 

COMO COMIENZAS TU DÍA DETERMINA COMO VAS A VIVIRLO. Louise Hay ~

211933432_4767598943251814_4268751337533890438_n

HIPNOSIS Y REGRESIÓN. Brian Weiss ~

No Comments 34 Views0

Uno de los objetivos de la hipnosis es, además de la meditación, acceder al subconsciente. En la mente subconsciente, los procesos mentales se producen sin que los percibamos de manera consciente. Experimentamos momentos de intuición, sabiduría y creatividad cuando esos procesos se transmiten a la parte consciente de la mente.
El subconsciente no está limitado por las fronteras de la lógica, el espacio y el tiempo que solemos imponer, sino que puede recordarlo todo, cosas de cualquier época. Puede trascender lo común para entrar en contacto con una sabiduría que escapa a nuestras aptitudes cotidianas. La hipnosis permite llegar hasta la sabiduría del subconsciente mediante la concentración con el fin de conseguir la curación. Estamos en estado de hipnosis siempre que la relación habitual entre la mente consciente y la subconsciente se reconfigura de modo que el subconsciente desempeñe un papel más dominante.
Cuando alguien está hipnotizado, no duerme. La mente consciente se percata siempre de lo que experimenta el sujeto mientras está sometido a hipnosis. A pesar del contacto profundo con el subconsciente, la mente puede hacer comentarios, criticar y censurar. El sujeto controla siempre lo que dice. Por supuesto la hipnosis no es un suero de la verdad. Uno no entra en una máquina del tiempo y de repente se encuentra transportado a otra época y otro lugar sin ser consciente del presente.
Puede parecer que, para alcanzar esos niveles profundos de hipnosis, sea necesaria una gran destreza, pero todos y cada uno de nosotros los experimentamos con facilidad todos los días en el momento en que nos encontramos entre la vigilia y el sueño, lo cual se conoce como estado hipnagógico.
Escuchar la voz de otra persona que sirve de guía ayuda a mejorar la concentración y permite que el paciente alcance un nivel de hipnosis y relajación más profundo. El proceso no supone peligro alguno. Ninguna de las personas a las que he hipnotizado se ha quedado “atrapada” en ese estado. El sujeto puede abandonarlo siempre que lo desee.
Además, nadie ha violado jamás sus principios morales y éticos. Nadie se ha comportado involuntariamente como una gallina o un pato. Nadie puede controlar al paciente, que es quien lleva las riendas en todo momento.
En la hipnosis, la mente está siempre despierta y observa lo que sucede. Por eso alguien que está profundamente hipnotizado y metido de lleno en una secuencia de recuerdos de la infancia o de una vida anterior puede responder a las preguntas del terapeuta, hablar el idioma de su existencia actual, conocer los lugares geográficos que ve e incluso saber que está en un año determinado, que normalmente se ve proyectado en el interior de los párpados o simplemente aparece como concepto. La mente hipnotizada, que siempre retiene la conciencia y el conocimiento del presente, es la que sitúa los recuerdos de la infancia o de una vida anterior en contexto.
Su mente actual está despierta, observa y comenta. Siempre puede comparar los detalles y los hechos con los de su vida actual. Es el espectador y el crítico de la película y, por lo general, también el protagonista. Y todo ese tiempo puede permanecer en un estado relajado, hipnótico.
La hipnosis lleva al sujeto hasta un estado con gran potencial curativo, ya que le permite acceder a la mente subconsciente. Si hablamos de forma metafórica, sitúa al paciente en un bosque mágico en el que crece el árbol de la curación. Y, si bien la hipnosis es la que le abre la entrada a ese país balsámico, el proceso de regresión es el árbol en sí, el árbol del que crece el fruto sagrado que debe comer para sanar.
La terapia de regresión es el acto mental consistente en retroceder a una época anterior, sea cual sea, con el fin de recuperar recuerdos que puedan estar influyendo todavía de forma negativa en la vida actual del paciente y que, probablemente, sean el origen de los síntomas que presenta. La hipnosis faculta a la mente para que haga cortocircuito con las barreras conscientes y alcance esa información.

Fuente: A través del tiempo. Brian Weiss ~

Puede interesarte también:

Dr. BRIAN WEISS. Ciencia y Espiritualidad en Psiquiatría.

efecto-tetris-juego-y-sus-consecuencias

¿QUÉ ES EL «EFECTO TETRIS» EN EL CEREBRO?

No Comments 34 Views0

Pensemos en cuando decidimos comprar un coche nuevo y escojamos el color. Una vez elegido, quizás uno no demasiado común, empezaremos a ver coches de ese color en todas partes. Y no es que antes no existieran, simplemente no los veíamos porque nuestra atención es selectiva y no puede mantener tanta información al mismo tiempo. Por lo tanto, ahora insertó en nuestra mente los coches de ese color y los encuentra, inevitablemente, allá donde va.

Qué es el efecto Tetris

Cuando nuestro cerebro se acostumbra a cierto tipo de percepción, entonces tiende a operar constantemente a través del patrón mental ya trazado. Este proceso se conoce como el efecto Tetris. Y, ¿quién inventó el efecto Tetris? Fue el psicólogo Shawn Achor quien definió este proceso llamado de la misma forma que el famoso videojuego en el que el o la jugadora debe apilar, de la manera más compacta posible, objetos geométricos bidimensionales o tridimensionales que caen de arriba a abajo de la pantalla.

Este juego ha sido protagonista de un famoso experimento de la Facultad de Medicina de Harvard. Veintisiete personas fueron remuneradas para jugar Tetris numerosas horas durante tres días seguidos. En los días siguientes, muchos de ellos no podían dejar de vislumbrar bloques geométricos que caían del cielo o veían formas por todas partes, naturalmente con plena conciencia de que se trataba solo de efectos ópticos.

Los jugadores de Tetris son particularmente propensos a este efecto. Los objetos en el mundo real, como coches, lavandería o alimentos, parecen ser capaces de coincidir con los tetromines, y los bloques que caen persiguen la periferia de la imaginación mientras uno se duerme.

Cómo funciona el efecto Tetris

¿Cuál es el efecto Tetris? Este fenómeno psicológico ocurre cuando una actividad que requiere un alto nivel de atención influye de manera incongruente en los procesos cognitivos, en las imágenes mentales y en los sueños de quienes se dedican a ello durante mucho tiempo.

Por lo tanto, los jugadores de Tetris, durante largos períodos de tiempo, pueden ser llevados a razonar involuntariamente sobre las formas de apilar objetos del mundo real, como los paquetes que ve en los estantes de un supermercado o los edificios de un barrio. Además, pueden ver objetos geométricos en movimiento en los límites de su campo visual o cuando cierran los ojos. Por último, las figuras geométricas del juego también pueden aparecer en sueños, sobre todo en el paso del sueño vigilia al sueño.

Para entender mejor cómo funciona el efecto Tetris en la vida cotidiana, podemos considerar el ejemplo de nuestros pensamientos negativos. Comenzamos el día con el pie torcido y parte la queja. Hay sol, sí, pero es demasiado caliente, demasiado húmedo, no hay aire fresco, sudamos demasiado, etc. De allí una serie de situaciones que generan aún más murmullos.

Lo bueno es que podemos hacer lo mismo con lo que nos da alegría, positividad y belleza, ya que cuanto más nos damos cuenta de los elementos positivos en nuestra vida, y estamos comprometidos a enfocarlos, más podemos descubrir otros. Es un verdadero entrenamiento al alza para desencadenar un círculo virtuoso capaz de darnos bienestar.

Por qué se produce el efecto Tetris

Como han confirmado estudios posteriores al experimento de Harvard, concentrar el pensamiento en el juego continuo y repetido sedimenta determinadas vías neuronales que afectan a la forma en que se percibe la realidad.

Si te preguntas por qué se produce el efecto Tetris, este puede ser causado por distintos factores. Veamos cuáles son:

  • Actividades caracterizadas por una fuerte repetitividad visual: se puede experimentar, por ejemplo, por el uso prolongado de otros videojuegos, después de haber pasado varias horas observando escaparates microscópicos, jugando al ajedrez o incluso a otras actividades como la selección de frutas.
  • Pueden estar involucrados los demás sentidos: por ejemplo, un músico que realiza sesiones largas, puede experimentar una aparición de procesos mentales relacionados en contextos incongruentes. También puede continuar oyendo frases musicales en su propia mente durante el período previo al sueño.

Lo cierto es que la investigación sobre este tema no ha hecho más que comenzar. Sin embargo, el descubrimiento de este efecto nos da una idea sobre el verdadero potencial de nuestro cerebro.

Cabe mencionar que este artículo es meramente informativo. Te invitamos a acudir a un profesional psicólogo si necesitas que trate tu caso en particular.

Fuente: En qué consiste el EFECTO TETRIS. Psicología On line ~

Si resonó en tí, puede interesarte también:

TU CEREBRO FUNCIONA COMO UN RADAR. APRENDE A USARLO.

vejez

VALORAR EL PROCESO DE ENVEJECIMIENTO Y VEJEZ. Louise Hay ~

No Comments 123 Views0

Durante generaciones hemos permitido que el número que correspondea los años que llevamos en el planeta nos diga cómo hemos de sentimos, vemos y comportamos. Como ocurre en muchos otros aspectos de la vida, lo que aceptamos y creemos mentalmente se convierte en verdad para nosotros. Bueno, ya es hora de cambiar nuestras creencias acerca del envejecimiento y la vejez. Cuando miro a mi alrededor y veo a personas mayores frágiles, débiles, enfermas y asustadas, me digo: «No tiene por qué ser así». Muchos hemos aprendido que cambiando nuestra forma de pensar podemos cambiar nuestra vida. Así pues, sé que podemos hacer que el proceso de envejecimiento sea una experiencia positiva, vibrante y sana.
Veo mucho miedo entre las personas mayores: miedo al cambio, a la pobreza, a la enfermedad, a la senilidad, a la soledad y, por encima de todo, a la muerte. Realmente creo que todo ese miedo es innecesario. Es algo que se nos ha enseñado; ha sido programado en nosotros. Es simplemente una forma habitual de pensar, y se puede cambiar. El pensamiento negativo es predominante entre muchas personas durante sus años de vejez, y en consecuencia, viven descontentas. Es esencial tener siempre presente que lo que pensamos y decimos se convierte en nuestra experiencia. Así pues, prestaremos atención a nuestra forma de pensar y hablar para poder configurar nuestra vida de acuerdo con nuestros sueños.
Muchos estamos entrando en la categoría de personas mayores, y ya es hora de ver la vida de un modo diferente. No tenemos por qué vivir nuestros años de vejez como los vivieron nuestros padres. Podemos creamos una nueva manera de vivir; podemos cambiar las reglas. Cuando entramos en nuestro futuro, conociendo y usando los tesoros que tenemos dentro, entonces sólo tenemos bienes delante de nosotros. Podemos saber y afirmar que todo lo que nos ocurre es para nuestro mayor bien y nuestra mayor dicha, creyendo de verdad que las cosas no pueden irnos mal.
En lugar de limitamos a envejecer, renunciar y morir, hagamos una inmensa aportación a la vida. Tenemos el tiempo, el conocimiento y la sabiduría que necesitamos para colaborar en el mundo con amor y poder. Es necesario que cambiemos la forma en que estructuramos nuestra sociedad, los asuntos relacionados con la jubilación, nuestros seguros y nuestra asistencia médica.

Podemos vivir una vida muy larga, sana, amorosa, rica, sabia y dichosa. Ya es hora de que todos seamos todo lo que podemos ser durante nuestros años de vejez.

Afirmaciones para valorar el proceso de envejecimiento.  

En la infinitud de la vida donde estoy, todo es perfecto, sano y completo. Ya no elijo creer en las viejas limitaciones y carencias que en otro tiempo definían el proceso de envejecimiento. Disfruto de cada año que pasa. Mi riqueza de conocimientos aumenta, y estoy en contacto con mi sabiduría.
Mis años de vejez son mis años más preciados, y sé mantenerme joven y rebosante de salud. Mi cuerpo se renueva en todo momento. Soy una persona vital, entusiasta, sana y plenamente viva, y hago mi contribución a la sociedad hasta mi último día. Ahora elijo vivir a partir de esta comprensión.
Estoy en paz con mi edad.

Fuente: Respuestas. Louise Hay ~

Puede interesarte también: 

AUTOESTIMA y LA OPINIÓN DE LOS DEMÁS.

dieta

DIETAS, PESO Y SALUD. Cuando lo de fuera es más importante que lo de dentro. Louise Hay ~

No Comments 81 Views0

Si le preguntaras a una persona normal y corriente qué es la buena salud, ¿qué crees que te respondería? Por desgracia, a la mayoría nos han enseñado que el aspecto que tiene una persona determina su estado de salud. Con demasiada frecuencia, el peso es el factor número uno en lo que respecta a la salud.
En 2013, la proyección para el mercado de los productos adelgazantes sólo en Estados Unidos se estimaba en 66,5 mil millones de dólares, y el 83 por ciento va dirigido a las mujeres, muchas de las cuales hacen cuatro o cinco intentos de dieta cada año. Asimismo, el índice de obesidad está aumentando en todo el mundo
¿Por qué aumentan los índices de obesidad con todos estos intentos de hacer dieta y todo este dispendio?
Porque gracias a la industria de los productos para adelgazar y otros mensajes de los medios de comunicación, el mantra de muchas mujeres es: no estoy suficientemente bien. ¿De qué sirve esto? Esta forma de pensar puede inducirlas a utilizar su cuerpo como diana de su odio hacia sí mismas. Detrás de todo esto podría hallarse la idea de «Si estuviera más delgada, me querrían».
Si esto te suena es porque quizás cuando eras pequeña oíste a tu madre criticar su propio cuerpo o porque has visto que tus amigas han seguido dietas extremas. Quizás eras una gimnasta o practicabas un deporte de competición en el que te enviaban a casa si te pasabas del peso. Quizás oíste los cumplidos que recibían las personas que habían adelgazado o quizás juzgaste abiertamente a las mujeres por su peso o por su aspecto. No es de extrañar que haya una parte de ti que sienta que el peso es una meta primordial.
Pero lo cierto es que cuando sólo te centras en el exterior no funciona nada.
Aproximadamente el 80 por ciento de las personas que hacen dieta vuelven a recobrar el peso que han perdido. La autoaceptación y la autoestima son las verdaderas claves para conseguir adelgazar y gozar de una buena salud estable.

La única dieta que funciona: la dieta de los medios de comunicación.

Si quieres ponerte a dieta, ¡te recomendamos que te pongas a dieta de los medios de comunicación! Se trata de que te abstengas de cualquier tipo de medio que te separe de la persona adorable que en realidad eres. Puedes hacer lo mismo con los comentarios de los demás, o cuando oigas que juzgan a alguien por su aspecto físico.
Te invitamos a que rodees a esas personas con un halo de energía amorosa. Están respondiendo automáticamente a lo que aprendieron de pequeñas, y es muy probable que también se juzguen a sí mismas con la misma dureza. Lo que piensen los demás nunca será tan importante como lo que pienses y sientas tú. Eso es lo único sobre lo que verdaderamente tienes control.
La salud no se mide por lo que pesas. No se consigue sufriendo para llegar a una cifra en la báscula o ponerte una talla de ropa. No es un trabajo externo, sino interno.

La salud empieza por lo que piensas y termina con lo que sientes. Se trata de cuidarte vigilando tus pensamientos y tus alimentos. Y de todos los pequeños detalles que tienes contigo misma durante ese proceso.

Si lo que quieres es adelgazar, responde a las siguientes preguntas:
• ¿Cómo te sientes?
• ¿Te cuesta moverte?
• ¿Responde tu cuerpo al tipo de vida que deseas?
• ¿Funciona bien tu mente? ¿Son estables tus estados de ánimo?
• ¿Tienes la energía que quieres?
• ¿Duermes bien toda la noche?
• ¿Confías en que tu cuerpo te guíe?
• ¿Te sientes bien en tu piel?
Tus respuestas a estas preguntas son un medio más fiable de evaluar tu salud que los números de una báscula.

Fuente: «Pensamientos y Alimentos». Louise Hay ~ Ahlea Khadro ~ Heather Dane

Puede iteresarte también leer sobre:

CAUSAS EMOCIONALES DE ANOREXIA, BULIMIA, COMER EN EXCESO según Louise Hay ~

constelaciones

CONSTELACIONES FAMILIARES. Un nuevo paradigma. ~

No Comments 124 Views0

Las teorías de los sistemas y las constelaciones familiares dentro del contexto de la psicoterapia van mucho más allá del principio básico de la psicología, que considera el desarrollo biográfico como la principal fuente de trastornos y enfermedades. El  análisis y el uso de las ideas sistémicas están ganando terreno en la terapia, y el trabajo con las constelaciones familiares parece facilitar el acceso a las estructuras sistémicas dentro de la familia. El tipo particular de constelación que aquí se trata  se basa en el trabajo de Bert Hellinger, quien se centra en conformar sistemas familiares . La aplicación de las constelaciones familiares de Hellinger entra en la categoría de terapia orientada a la resolución o terapia sistémica breve, dado que él pasa del problema en cuestión a una supuesta o posible resolución en un período muy corto. En la práctica, el método se basa en las técnicas del psicodrama, desarrolladas por Moreno, y la reconstrucción familiar, utilizada por Virginia Satir. Estas técnicas se conectan al método de Hellinger a través de orígenes filosóficos comunes.
Moreno desarrolló el psicodrama como una técnica terapéutica surgida del teatro espontáneo. El psicodrama es la presentación de información emocional sobre un escenario real.

«Un método terapéutico que no tenga en cuenta estas enormes implicaciones cósmicas, el destino mismo del hombre, resulta incompleto e inadecuado» (Moreno, 1987)

En los años sesenta Virginia Satir presentó por primera vez un método que permitía hacer más  visible la estructura familiar en el mundo exterior. Satir pedía a los miembrosde la familia asistieran a las sesiones. Así se representaban escenas típicas de su vida familiar, y al hacerlo quedaban en evidencia los patrones de sus relaciones familiares, sus efectos y como resultado, podían ser modificados fácilmente.

Los aportes teóricos de (Ivan Boszormenyi-Nagy)  permitieron encontrar patrones que podían ser identificados a través de varias generaciones, pero que, según su descubrimiento, no resultan obvios, sino que ejercen su efecto sin que los miembros de la familia sean conscientes de ellos. En la práctica,  tiene lugar en forma de discusiones entre los miembros de la familia.

CONSTELACIÓN FAMILIAR en concepto de Bert Hellinger.

Los clientes establecen la imagen interior de sus familias. Al hacerlo, los elementos de sus sistemas —es decir, los miembros de las familias— quedan retratados simbólicamente por los participantes de un grupo, reflejando las relaciones que mantienen entre sí. Los clientes, siguiendo los dictados de sus sentimientos o intuición, colocan a cada persona en el espacio que al parecer se ajusta mejor a ellos. Los representantes describen entonces sus percepciones, sentimientos y estado emocional, y experimentan su posición en el sistema reflejando diferentes grados de satisfacción o descontento.
La experiencia en la práctica ha conducido a suponer que las descripciones de los representantes se corresponden con el estado emocional de los miembros reales del sistema. Los representantes experimentan estas percepciones y sentimientos de forma personal e incluso física en algunos casos, sin conocer el entorno ni a las personas que están representando. La constelación familiar y las frases que pronuncian las personas que en ella participan ofrecen pautas sobre una relación estructural subyacente, así como una serie de ideas sobre cómo proceder. En el curso de la sesión, el terapeuta cambia la constelación hasta darle una forma en la que, idealmente, todos los representantes se sientan bien; él o ella puede también intervenir. La intención es crear una imagen en la que el cliente encuentre una solución, y no un problema.

Este tipo de trabajo puede así mismo ser aplicado en forma grupal, individual y a otros sistemas, como organizaciones. Estos métodos comparten un punto de vista sistémico, descrito como «un nuevo paradigma, una nueva manera de pensar y de analizar y tratar los problemas emocionales» (cf. Massing, Reich y Sperling, 1994). Por consiguiente, los clientes ya no son considerados individuos, sino componentes en el marco de un contexto. La visión sistémica enfatiza que el individuo se inserta en dicho contexto y está sujeto a sus leyes. En otras palabras, las acciones y el comportamiento del cliente, sus trastornos emocionales y enfermedades psicosomáticas ya no se explican estrictamente en función de su biografía, sino como el resultado de una interacción constante entre el individuo y el sistema.

«Rehacerlos implicaría deshacerse de ellos tal como son. Y claro, no puedes hacer eso. Tampoco puedes conseguirlo yéndote a vivir a otro sitio. Ni siquiera lo logras evitando volver a verlos en toda tu vida. Hay algo en ti que es ellos, y esa perdurable fibra tuya te hará sufrir y te desestabilizará dondequiera que huyas… a menos que la aceptes. Debes aceptarlos en ti, aceptarlos como son, incluso aunque tú elijas vivir de otra manera, y estará bien. Por extraño que parezca, ésa es la única manera de librarse de ellos» (Joel en una conversación con Helen en The Lying Days, de Nadine Gordimer,  1953, pág. 126) 

Fuente: El río nunca mira atrás. Bases históricas y prácticas de las Constelaciones Familiares de Bert Hellinger. Úrsula Franke ~

Puede interesarte también: 

LEALTADES FAMILIARES. Ley del Cielo intergeneracional. ~

Namaste (2)

KAMA MUTA. ¿Qué es? ¿La has experimentado?

No Comments 219 Views0

Conmoverse hasta tal punto en que no podemos evitar que los ojos se humedezcan. Sentir como la piel se pone de gallina al notar un agradable escalofrío al sentirnos orgullosos y amados. Notar calidez en el pecho cuando asistimos junto con otras personas a un evento social…

Todas estas situaciones que difícilmente se pueden describir con palabras en nuestro idioma tienen su expresión en sánscrito: kama muta. Esta emoción es universal, trasciende culturas y se manifiesta por igual en todos lados, siendo la manifestación fisiológica de estar conmovidos.

A continuación trataremos de comprender el significado de tan curiosa expresión, en qué situaciones se podría decir que sentimos kama muta y cuáles son sus características.

¿Qué es el kama muta?

Definir qué es el kama muta no es tarea fácil puesto que no existe ninguna palabra en ningún otro idioma que traduzca con precisión lo que significa expresión en sánscrito. En su idioma original viene a significar algo así como “sentirse conmovido” o “estar conmovido por el amor”, aunque esta definición es más bien escueta dado que esta idea de “amor” conecta con algo mucho más profundo, positivo y agradable en el ser humano.

El kama muta es una emoción vital, internacional, que trasciende culturas, géneros y formas de pensar. Quienes han empezado a estudiarla aseguran que es la emoción universal más intensa, un sentimiento que define ese instante en el que nos sentimos llenos de afecto, sorpresa o admiración hacia algo o alguien. Puede aparecer en múltiples contextos y puede conmovernos, llegarnos al corazón, sentir orgullo grupal, sentir estar conectado con los demás, sentir patriotismo, nostalgia…

Podríamos describir el kama muta como ese instante en el que algo nos hace sentirnos bien por dentro, nos hace emanar un calor en lo profundo de nuestro pecho. Se siente como si nos abrazaran emocionalmente. Es una sensación breve pero muy intensa, tanto que se queda marcada en nuestra memoria. Aunque esté relacionado con el amor no significa “enamoramiento”, de hecho, trasciende a las relaciones afectivas pero sí que es de origen social.

Esta emoción no surge en la soledad sino que se da cuando hay algún evento en el que se implican varias personas, ya sean solo dos o un grupo, e incluso se puede dar en compañía de animales. Estos individuos, de pronto, nos y se inspiran, nos conmueven hasta tal punto en que notamos como una especie de escalofrío agradable, la piel se nos pone de gallina y sentimos como nuestros ojos empiezan a humedecerse al escapársenos una lagrimilla.

Características de esta emoción

Aunque hace relativamente poco que se ha empezado a abordar científicamente esta emoción, los estudios han coincidido de que se trata de una emoción universal puesto que tiene la misma manifestación fisiológica en todo el mundo, independientemente de en qué cultura nos hayamos criado. Las sensaciones físicas que podemos sentir cuando se da el kama muta son:

  • Euforia
  • Calor en el pecho
  • Lágrimas o humedad en los ojos
  • Escalofríos o piloerección (piel de gallina)
  • Sensación agradable de ahogo, nudo en la garganta
  • Mariposas en el estómago
  • Sensación de estar “flotando”

Es una emoción que aparece en contextos sociales y suele estar relacionada con momentos positivos y agradables. Su aparición contribuye a que conectemos con otras personas y parece ser clave en el desarrollo del sentido de pertenencia en los grupos y, también, en fenómenos sociales como lo es una manifestación o protesta pacífica. Nos anima a empezar cosas nuevas al sentir esta mezcla excitante entre admiración, esperanza, cariño y alegría.

Expertos como Alan Fiske, profesor de antropología de la Universidad de California en Los Ángeles, considera que el kama muta es una emoción que podría motivar a las personas a universe entre ellas, a ayudar a aquellos que se ven desfavorecidos y unirse en proyectos sociales trascendentales. Es una emoción que nos mueve a algo más que el amor, más bien a la compasión, al concepto de humanidad con todas sus letras.

Entre las características que definen al kama muta podemos destacar que es una emoción prosocial, que se da por la repentina intensificación del intercambio social, sobre todo por la aparición de unos súbitos amor y bondad. Esta aparición es breve, a lo sumo de dos minutos, aunque puede repetirse a lo largo del mismo evento “amoroso” y se experimenta siempre de forma positiva, aunque también puede surgir en situaciones negativas, sospechando que podría estar detrás de la pertenencia grupal en situaciones nocivas como lo es una secta.

¿En qué contextos se da?

Como hemos visto, el kama muta está muy relacionado con el amor, aunque no es exactamente lo mismo. Mientras que el amor es un sentimiento duradero y más o menos constante el kama muta es una emoción momentánea, que apenas dura un instante, pero se da cuando se experimenta amor. Da igual que el amor que lo crea sea romántico, religioso o platónico y puede ser hacia una persona, una familia, un grupo de personas o incluso con la humanidad en su máxima extensión. Teniendo en cuenta esto podemos entender que hay infinidad de situaciones en las que puede darse esta emoción.

Veamos un listado de situaciones en las que puede aparecer, siendo tanto situaciones relacionadas con el surgimiento de un nuevo amor como la manifestación de uno que ya tiene su historia:

  • Besar por primera vez a alguien.
  • Adoptar a una mascota.
  • Ir a una misa en la iglesia.
  • Cantar en un coro.
  • Tener un hijo.
  • Recibir el dibujo que nos ha hecho nuestro hijo de nosotros.
  • Acudir a la graduación de nuestro hijo.
  • Casarse.
  • Reunirse con la familia en Navidad.
  • Asistir a una obra de teatro cautivadora.

La emoción de la conexión humana

Debido a su reciente abordaje científico todavía no se conoce en toda su extensión el kama muta, aunque cabe destacar el trabajo del organismo de referencia en su estudio: el kama muta lab. Esta organización se encarga de recopilar las investigaciones a nivel mundial que abordan esta emoción que, pese a ser inherentemente humana, ha pasado desapercibida para los psicólogos occidentales durante tanto tiempo.

Al igual que sucede con el resto de las emociones, el kama muta nos ayuda a adaptarnos socialmente. De la misma manera que la alegría, la tristeza o el enfado nos motivan a comportarnos de una determinada forma, la cual se supone contribuirá a que podamos superar la situación en la que nos encontremos adecuadamente, el kama muta nos provoca una reacción la cual es la de ayudarnos a conectarnos con los demás seres humanos y, también puede pasar, con mascotas o la idea de Madre Tierra.

Lo que nos conmueve, sea nuestra pareja, hijo, vecino, perro o, incluso, una persona que hasta hacía poco era nuestra enemiga, nos provoca una importante huella emocional. Esta huella no es metafórica, realmente se da un cambio en nuestra forma de percibir a aquello de lo que sentimos compasión y cariño, creándose un vínculo o fortaleciendo aquel que ya existía, algo fundamental en contextos tan crudos como lo es una ruptura matrimonial, una guerra o ser víctima de algún delito. No hay perdón si no hay compasión, y el kama muta podría ayudar en el proceso.

Así pues el kama muta podría ser la clave del bienestar psicológico en situaciones difíciles, situaciones aparentemente irresolubles en las que los implicados están tan enemistados que pareciera que nunca habrá un final feliz. Pero, por fortuna, el ser humano sigue siendo un ser maravilloso y el descubrimiento del kama muta así lo demuestra. Una conexión tan intensa y agradable que, por muy breve que sea, arregla lo que pareciera que estaba condenado a estar roto.

Fuente: Psicología y mente ~

202294952_2902968736591567_3061954181295231811_n

SENTIR LAS FRECUENCIAS. Si puedes sentirlo, puedes recibirlo. Ley de Atracción. ~

No Comments 194 Views0

Todo en el universo es magnético y todo tiene una frecuencia magnética. Tus sentimientos y pensamientos también tienen frecuencias magnéticas. Los buenos sentimientos significan que estás en una frecuencia positiva de amor. Los malos sentimientos significan que estás en una frecuencia negativa. Cualquier cosa que sientas, sea buena o mala, determina tu frecuencia, ¡y como un imán, atraes a personas, hechos y circunstancias que están en la misma frecuencia!
Si te sientes entusiasmado, tu frecuencia de entusiasmo atraerá a personas, situaciones y hechos entusiastas. Si sientes miedo, tu frecuencia de miedo atraerá hacia ti a personas, situaciones y hechos que causan miedo. ¡Nunca tendrás duda sobre la frecuencia en que estás porque tu frecuencia refleja siempre exactamente lo que estás pensando! Puedes cambiar tu frecuencia en cualquier momento cambiando la manera de sentirte, y todo alrededor tuyo cambiará porque estarás en una nueva frecuencia.
Puedes plantearte cualquier situación en tu vida, y cualquier posible desenlace de esa situación puede ocurrir. ¡Cualquier desenlace puede ocurrir porque puedes tener cualquier sentimiento acerca de la situación!
Una relación puede estar en una frecuencia feliz, alegre, emocionante, satisfactoria y de todo sentimiento bueno. Una relación puede también estar en una frecuencia aburrida, frustrante, preocupante, resentida, deprimida y de todo sentimiento malo. ¡Esa relación puede tener cualquier desenlace! Y la manera en que te sientes determina exactamente lo que ocurrirá en esa relación. Cualquiera que sea el sentimiento que estés dando acerca de la relación es exactamente lo que recibirás de vuelta. Si te sientes contento acerca de la relación la mayor parte del tiempo, estás dando amor, y debes recibir de vuelta alegría en torno a la relación porque ésa es la frecuencia en que estás.

Un cambio de sentimiento es un cambio de destino.
Neville Goddard (1905-1972)
Autor del Nuevo Pensamiento

Puedes sentirte emocionado, feliz, alegre, esperanzado, preocupado, temeroso o deprimido acerca del dinero. Puedes sentirte estático, apasionado, bendecido, desalentado o ansioso acerca de tu salud. Estas son todas frecuencias diferentes de sentimientos, y cualquiera que sea la frecuencia de sentimiento en que estés, así será lo que recibirás.
Tal vez quieres viajar, pero si te sientes decepcionado por no tener dinero para hacerlo, entonces en el área de viajes te vas a sentir decepcionado. Sentirte decepcionado significa que estás en una frecuencia de decepción, y continuarás recibiendo circunstancias decepcionantes en las cuales no podrás viajar hasta que cambies la manera de sentirte. La fuerza del amor alterará cada circunstancia para que viajes, pero tienes que estar en una de las frecuencias de sentimientos buenos para recibirla.
Cuando cambias tu manera de sentir acerca de una situación, estás proyectando un sentimiento diferente, estás en una frecuencia diferente de sentimiento, y la situación debe cambiar para reflejar tu nueva frecuencia.

Si quieres encontrar los secretos del Universo, piensa en términos de energía, frecuencia y vibración.
Nikola Tesla (1856-1943)
Inventor de la radio y la corriente alterna

Desconecta tus sentimientos del piloto automático
Muchas personas no conocen el poder de los sentimientos, y por ello sus sentimientos son reacciones o respuestas a lo que les ocurre. Han puesto sus sentimientos en piloto automático, en lugar de asumir deliberadamente control sobre ellos. Cuando reaccionan con sentimientos negativos a algo que ha ocurrido, dan más sentimientos negativos, y reciben de vuelta más circunstancias negativas. Quedan atrapados en un ciclo de sus propios sentimientos. Sus vidas giran en círculos sin llegar a ninguna parte, como un hámster en una rueda, porque no se dan cuenta de que para cambiar sus vidas, ¡tienen que cambiar sus frecuencias de sentimientos!

Lo que importa no es lo que te ocurre a ti, sino cómo reaccionas ante el hecho.
Epicteto (55-135)
Filósofo griego

Cada segundo es una oportunidad para cambiar tu vida, porque en cualquier momento puedes cambiar tu manera de sentir. No importa lo que hayas sentido antes. No importan los errores que piensas que puedes haber cometido. Cuando cambias la manera de sentir, entras en una frecuencia diferente, ¡y la ley de atracción responde instantáneamente! Cuando cambias tu manera de sentir, ¡el pasado desaparece! Cuando cambias la manera de sentir, tu vida cambia.

No desperdicies un solo momento lamentándote, pues pensar con sentimientos acerca de los errores del pasado es reinfectarte.
Neville Goddard (1905-1972)
Autor del Nuevo Pensamiento

Fuente: El poder. Rhonda Byrne ~

Puede que te interese también:

LOS CUATRO NIVELES DE LA LEY DE ATRACCIÓN.

aa

LEALTADES FAMILIARES. Ley del Cielo intergeneracional. ~

No Comments 164 Views0

Abuelas que fallecen en el parto, la nieta es estéril… Abuelo que perdió todo su dinero, el nieto es tacaño y guarda su dinero…

 Siempre obligados a vivir al extremo, nunca un punto medio.
Se puede ser leal inconscientemente incluso sin conocer la historia ni a la persona.

Siempre hay un miembro que no encajaba, un ladrón, delincuente, suicida, un accidente fatal, incestos, del cual no se habla nunca y que forma parte de los secretos familiares, pero invariablemente alguien resultará leal a ese familiar y es copia viva, sin conocerle.

El término «Lealtad Invisible» se debe al fallecido psiquiatra húngaro Ivan Boszormeny-Nagy quien, junto a Gerladine M. Spark, publicó el libro «Lealtades invisibles».

El libro, profundo y algo difícil, pero imprescindible, es demasiado técnico para ser entendido con facilidad, es posible realizar un resumen o extracto.

Boszormeny-Nagy, asegura que los trastornos, dolencias y problemas de las personas, provienen de un desequilibrio en el dar y recibir dentro del sistema familiar.
Lealtades poderosas, para la propia supervivencia.
Cuentas de justicia por así llamarlo.

El sistema familiar tiende siempre a la justicia, con independencia de lo que intenten o pretendan sus miembros de manera individual con sus propias vidas. Hay que dar y recibir de manera equilibrada, amor, posesiones, respeto, energía.

Si alguien da mucho y no recibe tanto, se genera una deuda.

Si alguien gana dinero o afecto a costa de otros, les debe.

Si alguien pierde algo, amor, dinero, posición o estatus, para que otros ganen, le deben.

Es una ley universal y, por lo que los terapeutas hemos podido comprobar, es una Ley del Cielo.

Si los padres intentan que sus hijos llenen sus carencias y vacío y les den amor sin darlo a su vez en la suficiente medida, generan una deuda en su contra.

El mayor es siempre el que nutre y cuida al pequeño, los padres cuidan y nutren a sus hijos. Si no lo hacen, incurren en deuda grave.

Y si no recibieron de sus padres la debida nutrición para ser amorosos, mala suerte, pero sus hijos no están para darles eso que no tuvieron y que a ellos les faltó.

Otro tema relativo a las Lealtades es que la vida del individuo no es importante con respecto al sistema, aunque creamos que sí.

Nuestra vida no importa, importa el colectivo… y cuanto antes nos demos cuenta de ésto, antes dejaremos de hacer daño y hacernos daño.

Se puede vivir una vida individual e independiente muy saludable si estamos en armonía con el sistema en el que vivimos, pues pertenecemos a él.

Lo que una generación deja sin resolver, será la siguiente la que, inocente e inconscientemente, trate de resolverlo; así queda atrapada en temas o asuntos que no son en realidad su responsabilidad. Existe una transmisión transgeneracional de los problemas familiares que a veces crean una cadena de destinos difíciles o trágicos.

Los asuntos no resueltos de los sistemas familiares en generaciones anteriores y las injusticias cometidas dentro y fuera del sistema familiar pueden, inconscientemente, afectar la vida de las familias manifestándose en alguno o varios miembros del sistema, enfermedades inexplicables, depresiones, suicidios, relaciones conflictivas, trastornos físicos y psíquicos, dificultad para encontrar pareja, para prosperar, comportamientos conflictivos, etcétera.

Ejemplos de lealtades:

  • Un hombre adúltero, maltrata y humilla a su mujer y alguien tendrá que pagar por ello. Posiblemente un nieto o descendiente llevará una vida de infelicidad o sufrirá adulterios y humillaciones constantes de las mujeres y parejas, para compensar el maltrato que su ancestro realizó a la abuela y a otras mujeres. Por ejemplo, tengo comprobado que cuando el abuelo ha sido infiel, suele ser un nieto el que paga por ello de distintas formas y modos, a veces incluso con su propia vida si el daño causado fué muy grande. Lo usual es una enfermedad crónica.
  • Cuando un miembro de la familia sacrifica sus intereses y posibilidades personales por otro o por el bien de la familia, se siente con derecho a ser retribuido por ese sacrificio y esperará que se le reconozca. Si esa deuda no es pagada por la generación que ha sido favorecida por éste sacrificio, a menudo se requiere que la siguiente generación liquide la deuda de algún modo o si no la siguiente.
  • Mi experiencia me dice que, dado que somos ignorantes, inconscientes y bastante egoícos y egoístas, rara vez paga la deuda aquel que la contrajo, rara vez el verdugo repara su acción directamente, siempre son las víctimas, otros, quienes reparan, casi siempre es un descendiente, un sucesor el que lleva la carga que el ancestro, en su inconsciencia y falta de amor por sus semejantes, no supo afrontar ni resolver para evitar que otro cargara con lo suyo.

Pero pagarse, las cuentas siempre se pagan, SIEMPRE.

BALANZA DE JUSTICIA

Por ejemplo. Un niño nace como consecuencia de la muerte de otro. La madre se empeñó en quedarse embarazada y luego se arrepiente y aborta prematuramente de forma consciente o inconsciente. Pocos años después tiene otro hijo (e incluso le pone el mismo nombre o parecido, que le hubiera puesto al hijo que no llegó a nacer).

Este segundo niño, que si ha nacido, pagará por ello toda su vida… pues él vive gracias a la muerte de su hermano no nacido.

Posiblemente sea muy leal, de forma inconsciente, a su hermano muerto y siempre sienta que le falta algo, que no está completo… elementos como la melancolía, la tristeza o conductas autodestructivas le harán mucho daño, pues nota inconscientemente que no tiene derecho a la vida… ¿Qué derecho tengo yo a vivir si otro murió para que yo naciera?

Y si él no paga la deuda, sus descendientes lo harán.

Todas las mentiras y ocultaciones, resurgirán para ser resueltas.

Asesinatos, robos, faltas graves de respeto a nuestros semejantes… todo reaparece y alguien ha de resolverlo.

Otro ejemplo muy cercano: alguien hereda o recibe un gran legado debido a la muerte prematura e injusta, el alejamiento o la expulsión del sistema familiar de otro miembro del clan.

El ha de pagar por algo que ha recibido sin merecerlo, a costa de lo que le han quitado a otros. Y si no lo hace, los suyos, sus descendientes, tendrán que hacerlo en su lugar.

Insisto, todo se paga, todo se compensa, todo se equilibra dentro del sistema.

De manera inconsciente, el sistema familiar tenderá a restaurar la justicia dentro del mismo, de tal modo que mucho de lo que nos pasa, quizá no es nuestro, aunque sí que es nuestra responsabilidad resolverlo con el mayor amor posible, lo cual, no siempre es fácil.

LEALTAD INCONSCIENTE Y PARADÓJICA.

La lealtad hacia la familia de origen parte de leyes paradójicas.

Lo que se ve no es lo que está por debajo. Lo que parece no es lo que es.

  • Dos personas que parecen odiarse muchísimo, un padre y un hijo, por ejemplo, pueden, en el fondo, ser más leales el uno al otro, de lo que la gente imagina.
  • Un miembro de la familia que es un delincuente puede ser el más fiel a la familia de todo el sistema.
  • El que es declarado loco quizá es el más honesto, auténtico y valiente de todos los miembros de su clan, el más lúcido, el que se da cuenta de las cosas. De hecho es posible que enferme para intentar que los demás abran los ojos.
  • Un mártir, una mujer o un hombre muy sufrientes y sacrificados por los demás, pueden en realidad estar ejerciendo un gran control sobre el resto de los miembros de su familia, haciéndoles sentir culpables y no dejándoles libertad para liberarse de su influjo.
  • A veces las víctimas tienen mucho más poder en la familia que el mandón exigente y gritón que parece ser (solo lo parece) el que tiene el poder y control del clan.
  • Alguien constantemente enfermo que debe ser cuidado por los otros es alguien que busca que se hagan cargo de él… que le paguen algo que le deben a él o a un ancestro.
  • Dos personas que se odian en el seno familiar pueden en realidad estar siendo muy leales el uno al otro y defender la misma causa.

Y luego están los pactos no verbalizados:

  • Una mujer es infeliz debido a su lealtad a la infelicidad de su madre, enfadada con los varones, enfadada con la vida y con el modo en que ésta la ha tratado.

Alguna de sus hijas, por amor inconsciente a ella, perpetuará en su vida ésta infelicidad. Incluso aunque se lleve mal con su madre, tengan continuas peleas y dejen de hablarse mucho tiempo, la hija es leal a la infelicidad su progenitora y, aunque conscientemente parece luchar por ser feliz y trata de abrirse camino en la vida, inconscientemente elige relaciones que, con el tiempo, no funcionarán, practica conductas que a la larga la autodestruirán y solo la harán daño, así se manifiesta su lealtad.

Porque, en el fondo, hay una gran lealtad, un gran amor ciego a aquellos que nos trajeron al mundo, incluso aunque les odiemos, no nos hablemos con ellos o nuestra relación sea distante o inexistente.

Creemos conocer las causas y las respuestas, pero no sabemos NADA.

Nuestra mente consciente – y nuestro inmenso e inútil ego- cree conocer las respuestas a nuestros problemas, pero no tiene ni la menor idea, ni la más mínima idea de lo que está sucediendo en realidad por debajo de esas apariencias.

¿Qué puedo hacer si intuyo o sé que estoy tengo una lealtad familiar a un ancestro?

Para empezar, no hay nadie que esté libre de lealtades familiares, pactos no verbalizados y tareas kármicas por resolver… así que si eres de los que piensa que a ti no te pasa nada… si no quieres saber nada el tema… Dormido@ vas.

Para poder desentrañar los nudos familiares es fundamental, IMPRESCINDIBLE, conocer el propio genograma familiar, el árbol genealógico, con el mayor lujo de detalles.

Conocer tanto los nombres, como las fechas de nacimiento y muerte, así como los abortos o posibles secretos familiares ocultos, que acabarán reapareciendo en las vidas de las generaciones posteriores.

Los abortos son extremadamente importantes, una vida que no llegó a cuajar siempre tiene consecuencias en nosotros y en los demás. Se viven con culpa, se debe hacer un duelo, darles su lugar en nuestra familia y no permitir que su energía, que suele estar colapsada e incorpora rabia y tristeza por haber sido olvidad@, por no haber nacido, nos haga daño o se lo haga a nuestros hijos y nietos.

No sirve de nada vivir de espaldas a éstos problemas, porque de todo aquello que no nos hagamos responsables, se tendrán que encargar otros, nuestros descendientes, nuestros hijos, sobrinos, nietos.

Nada escapa al orden del sistema y el orden incorpora Justicia.

No obstante, el mismo amor que enfermó, cuando se vuelve consciente, es el que posee la fuerza y sabiduría de la solución; las lealtades invisibles emergen durante la configuración de las Constelaciones Familiares. Se busca en el sistema a las personas excluidas, las olvidadas, las difamadas, las no honradas, las tratadas con injusticia, las que se fueron para ceder su espacio a otras y las que sufrieron vidas particularmente difíciles.

Con amor y justicia todo se resuelve.

Con perdón, con afecto, dando a cada cual su lugar, el respeto que se merece y lo que es suyo y le corresponde.

Encárgate que no te quede ni rencor ni pena profunda, no te canses de buscar a pesar de que te oculten o no te quieren dar información, siempre llega de alguna manera el momento de que las piezas se acomoden.

Fuente: Lealtades invisibles – Iván Boszormenyi-Nagy y Geraldine M.

Puede interesarte también:

ORACIÓN SISTÉMICA A LOS ANCESTROS.

intorecepcion

INTEROCEPCIÓN. Otra capacidad sensorial más allá de los 5 sentidos clásicos.

No Comments 132 Views0

Más allá de los 5 sentidos, la interocepción realiza su trabajo de manera discreta.

Cuando hablamos de los sentidos, generalmente pensamos en los cinco dedicados a la percepción del mundo exterior, es decir, vista, oído, olfato, gusto y tacto. Gracias a ellos percibimos imágenes, sonidos, olores y feromonas, sabores, temperatura y contacto físico.

Sin embargo, a menudo no nos fijamos en un detalle importante. También podemos percibir nuestro interior. Notamos dolores de cabeza, náuseas, picores internos, el ritmo cardíaco o dolores musculares. Y ello es atribuible a otro sentido: la interocepción.

¿Qué es la interocepción?

Entendemos por interocepción a la percepción del estado interno del organismo, aportando información sobre el funcionamiento o disfunción de las vísceras y órganos internos. Se trata de un sentido que nos ayuda a mantener la homeóstasis o equilibrio corporal. Aunque frecuentemente poco valorada, la interocepción es algo vital para la supervivencia: gracias a ella podemos percibir que estamos heridos, que algo no va bien en nuestro organismo, que necesitamos un mayor aporte de oxígeno, que necesitamos beber agua o comer o que estamos sexualmente excitados.

Si bien a veces es separada de la interocepción, la percepción del dolor o nocicepción también estaría incluida dentro de la capacidad de detectar los cambios en el equilibrio corporal.

Y no solo eso: si bien generalmente se piensa en la interocepción como algo meramente fisiológico, lo cierto es que se encuentra en gran medida ligado con la experimentación de las emociones. Por ejemplo, no es fácil determinar si sentimos asco si la emoción de desagrado no va acompañada de sensaciones de tipo gástrico. Y ello es importante a la hora de poder autogestionar nuestras emociones y conducta dependiendo de la situación que vivamos y lo que despierte en nuestro organismo. También se relaciona con la percepción de uno mismo como entidad propia.

Receptores interoceptivos

Con tal de poder percibir la estimulación es necesario que exista algún tipo de elemento encargado de detectarla. Dicho de otro modo, es necesario que exista algún tipo de receptor biológico.

Los receptores interoceptivos se encuentran esparcidos por todo el organismo, generalmente en todos los órganos principales y en los vasos sanguíneos. Se encuentran en el endodermo. El sistema interoceptivo no emplea un único tipo de receptor, sino que recoge información de mecanorreceptores (sensibles a la deformación), termoceptores (que captan la temperatura), baroreceptores (sensibles a la presión sanguínea) o nociceptores (que captan la ruptura de células y envían sensaciones de dolor) e informa del estado del o de los órganos en cuestión (pudiendo verse afectados estos receptores por diferentes estímulos o situaciones según el órgano concreto del que estemos hablando).

Generalmente se trata de receptores que permanecen silentes, a menos que se produzca una alteración que los active y provoque que reaccionen enviando señales. Por ejemplo, no solemos captar que nuestro corazón va más o menos rápido a menos que estemos nerviosos o acelerados, o que nos falta agua a menos que su falta haga que estos generen sensaciones (que provocarán que el sistema nervioso desencadene la percepción de sed para compensar.

Sistemas corporales con esta función sensorial.

El sentido de la interocepción se extiende a casi todo el conjunto de órganos y tejidos del organismo. Sin embargo, el papel de dicho sentido se ha explorado más a menudo en algunos sistemas corporales concretos.

1. Sistema cardiovascular

El sistema que más atención ha recibido en la investigación. En este sentido, la información interoceptiva nos permite tener sensaciones de tipo cardíaco tales como la frecuencia o aceleración del corazón, o los niveles de presión sanguínea. Se trata de informaciones que permiten por ejemplo darnos cuenta de que estamos sufriendo un infarto, o de que se nos acelera el pulso.

La percepción de alteraciones en este sistema se basa principalmente en la acción del corazón, enviándose la información a receptores somatosensoriales del tórax. A nivel cerebral se especula que el hemisferio derecho puede estar más relacionado al procesamiento consciente de la información cardiaca, pero las investigaciones realizadas no han reflejado la existencia de datos concluyentes al respecto.

2. Sistema respiratorio

La interocepción pulmonar es otra de las más estudiadas, vinculadas asimismo a una gran cantidad de posibles sensaciones percibidas. Estiramiento y dilatación, irritación y volumen, presión y movimiento son algunas de las informaciones que se captan. También podemos captar la existencia de obstrucciones.

3. Sistema gastrointestinal

Movimiento, distensión, temperatura o incluso quimiocepción son algunas de las sensaciones vinculadas a la interocepción del tubo digestivo. Aunque mucha de la información que se procesa en este sistema suele ser consciente, se ha observado que algunas estimulaciones pequeñas pueden no generar percepción consciente.

Alteraciones en la interocepción

La interocepción es un sentido de gran importancia que nos permite ajustar nuestra conducta a lo que le esté sucediendo internamente a nuestro organismo. Sin embargo, no en todas las personas funciona correctamente, lo que les puede ocasionar diferentes problemas.

Estas alteraciones pueden ser por exceso o por defecto: es posible que exista una hipersensibilidad que haga que los receptores interoceptivos se activen con poca estimulación o que los receptores no se activen, lo que dificultaría en gran medida ajustar la respuesta conductual.

Es lo que ocurre con aquellas personas con insensibilidad congénita al dolor con anhidrosis o CIPA, no pudiendo percibir el sufrimiento que le genera la estimulación y (generalmente) la temperatura. También podemos encontrar que la interocepción se encuentra alterada en diversas afecciones de tipo psiquiátrico, como por ejemplo en episodios psicóticos o en episodios maníacos. Por último, el consumo de algunas drogas y/o la intoxicación por parte de algún elemento tóxico puede alterar la capacidad interoceptiva del organismo.

Fuente: Psicología y mente. Neurociencias.