Tag Archives: Mente Asombrosa

te lo mereces

MERECES SER FELIZ. Gestionando emociones. ~

No Comments 108 Views0

La felicidad es una garantía de longevidad. Como bien explica el Dr. Daniel G. Amén, el cerebro es el hardware del espíritu. Su funcionamiento determina lo felices que somos, cómo son nuestros sentimientos o  cómo interactuamos con los demás.

El sufrimiento emocional deja huella en nuestros genes. Los manguitos que se encuentran en los extremos de los cromosomas, los telómeros, disminuyen con el tiempo, con las enfermedades y con el estrés. La buena noticia es que nuestras propias experiencias pueden alterar el material genético, a esto se denomina epigenética.

La felicidad es una forma de vivir en el mundo. Consiste en aprender a ver la vida con un filtro que nos aporte sentimientos de bienestar y equilibrio. Para ello es preciso haber superado los traumas, conflictos y heridas del pasado. Una persona que vive anclada en un pasado traumático no consigue ser feliz porque la felicidad consiste en tener ilusión. La felicidad viene por tener motivos por los que levantarse cada mañana.

Nuestros pensamientos y sentimientos alteran nuestro mundo interior. Tienen un impacto importante en la mente y en el organismo. Los pensamientos negativos como ira, rabia, frustración, desesperanza, alteran el riego sanguíneo en el centro del optimismo del cerebro, la corteza prefrontal izquieda. Nuestra mente no distingue realidad de ficción. Por tanto, cualquier pensamiento que nos aturda, nos obsesione, tiene un reflejo en el cuerpo. Los estados de alerta y estrés permanentes, generan la hormona del cortisol, que de forma crónica induce cambios en el cuerpo: a nivel gastrointestinal, neurológico, alteración en la tiroides, disminución del sistema inmunológico, muerte de neuronas en el hipocampo (zona de memoria y aprendizaje), cansancio, tristeza, apatía, y un largo etc. Según la Universidad de Harvard, del 60 a 80% de las enfermedades que padecemos tiene relación directa con las emociones tóxicas.

Hoy en día sabemos cómo mejorar el equilibrio hormonal y ayudar a eliminar ese exceso de cortisol que bloquea y perjudica nuestro cuerpo. Algunas de esas claves son el ejercicio físico, practicar los pensamientos positivos y eliminar los negativos, saber manejar a las personas tóxicas del entorno (acercándonos a las persona vitamina) y practicando técnicas de meditación, mindfulness por ejemplo.

Existe un elemento fundamental en este proceso: aprender a manejar las emociones, ya que estas son las que influyen directamente en nuestro organismo. Para ello hace falta:

1- CONOCERSE: focalizarnos en nuestras virtudes. Quien no se conoce, no se comprende ni acepta  y por tanto no puede superarse y mejorar.

2-EVITAR EL EXCESO DE AUTOCRÍTICA Y EXIGENCIA: huir del perfeccionismo excesivo, ya que el perfeccionista es el eterno insatisfecho. Cuidado con el autoboicot, es esencial aprender a dominar la voz interior. Grandes entrenadores del tenis han tratado estos temas; a igualdad de nivel, gana quien domina su mente. Lo explica de manera clara Timothy Gallwey en su libro “el juego interior”.

3- FIJARNOS METAS Y OBJETIVOS: sueña en grande, actúa en pequeño. No tengas miedo de dejar volar tu corazón pero, a continuación, realiza un plan de acción y una estrategia. No te quedes únicamente en el sueño. Actúa en consecuencia. Decía Aristóteles: “No hay viento favorable para quien no sabe adónde va“. Si perdemos de vista nuestros sueños, metas, acabaremos siendo esclavos de lo inmediato. El año pasado salió publicado un artículo interesante al respecto. Las personas con una meta o propósito en la vida tienen menor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y un menor riesgo de mortalidad.

4- TRABAJAR LA VOLUNTAD. Esta se adquiere con aprendizaje tratando de fortalecer un sistema de control inteligente. Es la fuerza superior de la mente que nos permite alcanzar una meta, no de manera impulsiva sino cerebral.

5- MEJORAR EN ASERTIVIDAD. Es encontrar el puente intermedio entre aceptar que todo lo decidan los demás por nosotros o no ser capaz de tener un pensamiento objetivo y respetar las ideas de otros. “Digo si cuando quiero decir no; cuando digo no, me siento culpable”.

6- APRENDER INTELIGENCIA EMOCIONAL. Esto significa, entender y expresar mis emociones; entender y empatizar con las emociones de otros y controlar emociones, la impulsividad.

7- EDUCAR EL OPTIMISMO. Se puede. Cualquier situación puede verse en clave de problema o en clave de solución. Hay que cambiar el lenguaje y empezar a usar palabras que evoquen entusiasmo, alegría, ilusión. Desechar las palabras tóxicas que nos anulan y alteran el riego sanguíneo. El optimismo llama a la ilusión y a la pasión, y estas tienen un efecto directo sobre el cerebro y la neuroplasticidad. Se ha observado que en las personas que practican el optimismo, se produce una neurogénesis: células madres se convierten en neuronas en tres semanas y migran al hipocampo.

Como bien decía Ramón y Cajal en 1984:

“El órgano del pensamiento es, dentro de ciertos límites, maleable y susceptible de ser perfeccionado mediante ejercicios mentales convenientemente dirigidos”.

Psiquiatra Marián Rojas Estapé

Fuente:https://marianrojas.com

buenospensa

AFIRMACIONES PARA LLENAR EL DÍA DE BUENOS PENSAMIENTOS. Louise Hay ~

No Comments 253 Views0

Son los pequeños rituales diarios los que nos proporcionan las mejores oportunidades para el cambio.

La belleza de tomar consciencia es que interrumpe un patrón. Prestar atención a nuestras conversaciones internas —lo que nos decimos cada día— es una forma de estar presentes en la verdad.
Los mensajes que nos autotransmitimos cada día cavan un surco en nuestra mente cada vez más profundo, y les dan más fuerza. Y también transmiten energía a nuestro mundo, conduciéndonos de nuevo a aquello en lo que nos estamos concentrando.
Observa lo profundo y arraigados que suelen estar ciertos hábitos de pensamiento. Comienza a afirmar los cambios que quieres realizar concentrándote en la autoestima y la autoaceptación. Escribe, repite y pega afirmaciones por toda la casa para recordártelo. Estos pensamientos nuevos irán ocupando el lugar de los viejos. Estarás programándote un comienzo del día mucho mejor y te sentirás bien, realmente bien.

Algunas maneras de llenar el día de buenos pensamientos:

Cuando te despiertas y abres los ojos:

  • Buenos días, cama, gracias por ser tan cómoda.Te quiero.
  • Cariño [tu nombre], hoy es un día bendito.
  • Todo está bien. Tengo tiempo para todo lo que he de hacer hoy.
  • Me encanta mejorar mi rutina matinal.
  • Es maravilloso hablarme con palabras amables y cariñosas.

En el baño: 

  • Me libero fácilmente de lo que mi cuerpo ya no necesita.
  • Ingestión, asimilación y eliminación; todas forman parte del orden Divino perfecto

Al vestirte:

  •  Me encanta mi armario.
  • Me resulta fácil vestirme.
  • Siempre elijo la mejor prenda que ponerme. Me siento cómoda con mi ropa.

Al conducir: 

  • Mi viaje transcurre fácilmente y sin estrés.
  • Mi desplazamiento transcurre sin incidentes y llego más rápido de lo que esperaba.
  • Me siento a gusto en el coche.
  • Sé que va a ser un recorrido agradable hasta llegar a la oficina [escuela, tienda, o donde sea].
  • Bendigo mi coche con amor y envío amor a todas las personas que están en el camino.

En las comidas: 

  • Doy las gracias por tener esta maravillosa comida.
  • Bendigo esta comida/alimento con amor.
  • En esta casa todas las comidas son armoniosas. La hora de comer es un momento feliz.
  • Toda la familia disfruta de esta comida.
  • Mi cuerpo se cura y refuerza con cada cosa que como.

A lo largo del día:
Dedica 30 segundos a relajar los hombros y cierra los ojos. Inspira profundamente por la nariz y cuenta hasta cuatro. Retén la respiración, cuenta hasta dos y expulsa lentamente el aire contando hasta cuatro. Para terminar, abre los ojos y envía algún pensamiento amoroso a alguien. Además, adquiere la costumbre de preguntarte dos cosas a lo largo del día: ¿Cómo puedo ser feliz en este momento? ¿Qué pensamientos me hacen feliz?

Al llegar a tu casa: 

  • Buenas tardes, casa, ya he vuelto. Estoy muy contenta de estar aquí. Te quiero.
  • Vamos a pasar una noche estupenda.

Para terminar el día antes de quedarte dormida:

  • Bendigo y deseo prosperidad a todas las personas de mi mundo, y todas las personas de mi mundo me bendicen y me desean prosperidad.
  • Gracias, querida cama, por otra maravillosa noche de descanso.
  • Al inspirar, decir: «La Vida», y al espirar, «me ama». La Vida me ama. La Vida me ama.  La Vida me ama…

Un gran final del día, no cabe duda…

Fuente: Tú puedes crear una vida excepcional. Louise L. Hay y Cheryl Richardson. (Urano)

AUTOESTIMA

LOS 6 PILARES DE LA AUTOESTIMA, según Nathaniel Branden. ~

No Comments 149 Views0

Descubre los seis pilares de la autoestima y cómo reforzarlos para poder cuidar por dentro y por fuera.

La autoestima es una de las claves fundamentales de la felicidad. Con una baja autoestima difícilmente vamos a poder encontrar bienestar emocional en ninguna parte, principalmente porque el ser felices o no, no depende del exterior, es algo que únicamente podemos hallarlo en nuestro interior.

Una autoestima sana nos va a permitir sentirnos capaces, dignos, merecedores, autónomos, libres y autoeficaces. Esto nos lleva a un trabajo de mejora personal continuo, en el que cada día tratamos de escucharnos, atendernos, cuidarnos y sobre todo, seguir los pasos que nos indican cuál es el camino correcto para nuestra felicidad, pero la de verdad. Por ello, es importante conocer cuáles son los pilares de la autoestima y trabajar en ellos.

¿Cuáles son los pilares de la autoestima?

Nathaniel Brandel, psicoterapeuta y escritor, expone en su libro «Los seis pilares de la autoestima» los aspectos que se han demostrado a través de la psicología que más influyen para desarrollar una buena autoestima.

En «Los 6 pilares de la autoestima» este autor interpreta la autoestima como una necesidad psicológica humana que tiene la tendencia a conducir a una serie de estados emocionales desafiantes (como puede ser la ansiedad, el estrés, la depresión, entre otros) para poder satisfacerse.

El psicólogo Nathaniel Branden afirma que lo que determina el nivel de autoestima que una persona tiene es lo que hace y para ello hay que actuar de manera consciente. Esta afirmación concuerda con mi opinión acerca del tema, ya que independientemente de las vivencias pasadas, de la educación recibida, y del momento presente, siempre podemos hacer algo para empezar a mejorar mi autoestima. Por ello, es interesante conocer los pilares de la autoestima para poder fortalecerla a través de nuestro trabajo diario.

Los seis pilares de la autoestima

Tal como apunta Nathaniel Branden en su libro ‘Los seis pilares de la autoestima«, para poder reforzar la autoestima y disfrutar de una buena salud mental, es importante trabajar en los siguientes pilares o aspectos.

1. Vivir conscientemente

Este es el primer pilar de la autoestima de todos. Implica que desarrollemos la atención plena, que tratemos de estar más en el presente, menos en la mente, y más en el sentir. Si no somos consciente de la realidad ni de nuestros pensamientos y acciones vamos por la vida en piloto automático, lo que nos lleva a tomar decisiones desastrosas en muchas ocasiones. Así que comencemos a prestar atención a nuestro presente.

¿Cómo vivir conscientemente?

Para poder elevar tu autoestima y practicar la conciencia plena, los psicólogos recomiendan las siguientes acciones.

  • Practica la gratitud

Una buena manera de fortalecer la autoestima personal es precisamente intentando ser agradecidos con aquello que somos y con lo que nos rodea. Apreciar nuestro entorno e interior será una forma vital de darte cuento que aquellos pilares de la vida que te harán feliz están dentro de nosotros.

  • No fantasear en exceso

Todo el mundo sueña despierto. A pesar de ello, es importante intentar no pasarse el día evitando afrontar la realidad. Para fortalecer los pilares de la autoestima es importante entender que debemos trabajar para conseguir un cambio y nuestras metas.

  • Autoconciencia

Otra de las formas de estar en el presente es precisamente intentar ser conscientes de nuestro cuerpo y mente en todo momento. Notar nuestros malestares ya sean físicos o emocionales puede ser una buena iniciativa para conseguir elevar la autoestima personal.

2. Aceptarse uno mismo

Lo que no acepto no lo puedo cambiar. Por supuesto que todos tenemos aspectos de nosotros nos gustan más o menos. Pero la realidad es que ahora eres así debido a las decisiones o a los errores que cometiste, pero esto no te permite aceptarte en ello. De esta forma, para poder saber cómo reforzar la autoestima primero es esencial aceptar lo que somos ahora.

¿Cómo aceptarse a uno mismo?

Para poder asumir uno de estos pilares de la autoestima existen una serie de acciones que podemos seguir. Entre los más efectivos existen los siguientes.

  • Acepta tus decisiones

Lo primero para reforzar la autoestima es intentar asumir la responsabilidad de nuestras acciones. Echar la culpa a los demás por nuestras acciones o decisiones no es una buena forma de elevar tu autoestima.

  • Aduéñate de tus pensamientos y emociones

Es fácil decirlo pero difícil ponerlo en práctica. Pero según Nathaniel Branden la forma de fortalecer la autoestima es intentar aprender a ser los dueños de nuestros pensamientos y emociones.

3. Asumir la responsabilidad de uno mismo

Otro de los pilares de la autoestima que remarca Nathaniel Branden es asumir nuestras responsabilidades. Para ello debemos dejar de culparnos tanto a nosotros como a los demás. Responsabilicémonos de nuestros actos, reconozcamos, asumamos y tomemos las riendas de nuestras vidas. Nadie puede vivir por nosotros. Cuando tomamos conciencia de nuestras acciones también podemos comenzar a responsabilizarnos de ellas.

¿Cómo asumir la responsabilidad?

Para saber si asumes tu responsabilidad debes preguntarte si eres consciente de ser el autor de tus decisiones y acciones. En el caso que necesites trabajar en uno de estos pilares de la autoestima, el autor recomienda lo siguiente.

  • Deja de culpar a los demás

En muchas ocasiones acabamos por culpar a los otros por los errores que cometemos nosotros mismos. Para poder fortalecer la autoestima debes dejar atrás este tipo de comportamientos.

  • Aprende a tolerar la frustración

Es normal equivocarse. Lo que no debería serlo es frustrarse por ello. Nadie logra sus metas a la primera, por lo tanto cometer errores es normal. Intenta aprender de ellos y así podrás elevar tu autoestima sin la necesidad de ser perfecto.

4. Autoafirmación

La autoafirmación comprende el respeto de mis propios deseos, necesidades y valores, así como la búsqueda de su expresión adecuada en la realidad. La autoafirmación, otro de los seis pilares de la autoestima expuestos por Nathaniel Branden, supone defenderse a uno mismo, pero no solo ante los demás, también ante uno mismo, porque solemos ser nuestros mayores jueces. Vamos a creer en quienes somos.

¿Cómo trabajar en la autoafirmación?

Para poder elevar tu autoestima a través de la autoafirmación es necesario intentar trabajar en los siguientes aspectos.

  • Sé auténtico

La capacidad de ser auténticos se define por defender nuestros ideales y nuestra forma de ser. Es decir, ser como somos a pesar de las situaciones externas es uno de los pilares de la vida para gozar de una buena autoestima.

  • Asertividad

Ser asertivos significa intentar aceptar lo que somos, es decir, tanto nuestros defectos como cualidades. Esto no implica que no debes trabajar en ellos, simplemente saber lo que somos desde un primer instante.

5. Integridad personal

Integridad personal significa vivir en coherencia. Es decir, uno de estos pilares de la autoestima hace referencia a que las personas debemos actuar conforme a lo que verdaderamente pensamos y queremos. Es decir, que mis palabras y mis acciones vayan de la mano. Pero para poder hacerlo, primero debemos escucharnos, hacernos preguntas, y respondernos con sinceridad.

¿Cómo trabajar la integridad personal?

La integridad personal es importante no solo para poder saber cómo elevar la autoestima personal, sino también para poder definir lo que realmente queremos en nuestras vidas. Para poder trabajar en ello, es importante lo siguiente.

  • Piensa en metas a corto plazo

El primer paso para elevar tu autoestima es empezar el camino poco a poco. De esta forma, debes proponerte unos objetivos a corto plazo que estén alineados con tus metas y aspiraciones a largo plazo.

  • Establece tu propósito

Para poder vivir de una forma íntegra, debes saber cuál es tu propósito. Para ello pregúntate si realmente estás haciendo las cosas para ti o si estás caminando sin una meta conforme a tus ideales.

6. Vivir con propósito

Los propósitos no relacionados con un plan de acción no se realizan, nos señala Nathaniel Branden. Es decir, que por muchos sueños, metas e ilusiones que tengamos en la vida, si no van seguidas de un recorrido bien trazado, no sirven de nada, porque no las alcanzaremos. Para que nuestros propósitos vitales se cumplan, es necesario elaborar un plan de acción. Tengamos ilusiones, alicientes, y tratemos de llevarlos a término. Este es el último de los seis pilares de la autoestima, pero también es fundamental.

¿Cómo vivir con propósito?

Este pilar de la autoestima supone reflexionar sobre aquello que somos y a lo que queremos aspirar. Por este motivo, puede ser una buena idea realizar lo siguiente.

  • Se honesto contigo

La honestidad supone saber si realmente lo que estamos haciendo diariamente es lo que queremos para nosotros y nuestras vidas. Ser honesto contigo hará que puedas reforzar tu autoestima.

  • Vivir con integridad

Ser íntegro implica vivir sabiendo que lo que haces no va en contra de lo que realmente crees. Al hacerlo podrás fortalecer tu autoestima.

En muchas ocasiones trabajar con estos pilares de la autoestima puede ser todo un reto. Pide ayuda o acompañamiento, hay muchas herramientas disponibles. El poder de la autoestima abarca todos los ámbitos de tu vida, cuando la elevas tu autoestima disfrutas de todas sus ventajas.

Fuentes:

Andrius Kovelinas http://www.tuttartpitturasculturapoesiamusica.com

PAUTAS PARA DOMAR TU EGO Y REALIZAR TU ALMA. Alejandro Jodorowsky ~

No Comments 201 Views0

1.-No conviertas un dolor en sufrimiento: déjalo venir, déjalo pasar, no te aferres a él.

2.-Sé lo que eres en el presente, deja atrás el pasado, no cargues culpas.

3.-Elimina toda ansiedad por el futuro.

4.-Prepárate a trabajar por tu evolución hasta el último instante de tu vida.

5.-No le rindas cuentas a nadie: sé tu propio juez.

6.-Aprende a criticarte a ti mism@ y también a felicitarte.

7.-Cada noche, antes de dormir, repasa tu día y juzga tus acciones con objetividad.

8.-Si quieres triunfar, aprende a fracasar.

9.-No te definas por lo que posees.

10.-Nunca conviertas una actividad u otro ser en el motivo de tu existencia: entrégate a tu propia vida, no delegues tu poder.

11.-Cuando hables con alguien no lo interrumpas hasta que haya expresado su idea. Mientras lo escuchas no lo contradigas o apruebes mentalmente: óyelo sin tener opiniones. Cuando se calle, tú, libremente, considera lo que ha dicho y reacciona como tu conciencia te lo dicte.

12.-No te comprometas con ideas en las que no crees, ni siquiera por necesidad de obtener un trabajo.

13.-No des consejos sin advertir antes: “Según lo que yo creo y hasta donde yo sé, arriesgando equivocarme”.

14.-Nunca afirmes algo sin decir al final “Hasta cierto punto, en tal fecha y en tal sitio”.

15.-Nunca hables de ti sin concederte la posibilidad de cambiar.

16.-Nunca hables de ti como si fueras un ente limitado, siempre que actúes piensa que no existes individualmente, que lo que haces se hace impulsado por fuerzas colectivas.

17.-Sólo aceptando que nada es tuyo serás dueñ@ de todo.

18.-Conviértete en una total ofrenda.

19.-Cesa de hablar mal de los otros o del mundo: cuando te pregunten tu opinión sobre algo o alguien di sólo sus cualidades. Si no le encuentras cualidades, calla.

20.-Haz lo más frecuente posible actos positivos para el otro y el mundo en forma gratuita y anónima.

21.-Cuando te enfermes, en lugar de odiar ese mal, considéralo tu Maestro.

22.-Acepta sin envidia los valores del otro.

23.-No hables haciendo resonar tu voz en la cabeza o en la nariz o en tu garganta, hazla resonar en tu pecho: usa la voz del corazón.

24.-No toques el cuerpo del otro para tomarle algo o para rebajarlo: tócalo para acompañarlo.

25.-No mires con disimulo, mira siempre directo.

26.-Da, pero no obligues a recibir.

27.-No hagas sentir culpable a nadie y acepta que eres cómplice de todo lo que te sucede.

28.-No olvides a tus muertos queridos, pero dales un sitio limitado que les impidan invadir toda tu vida.

29.-En el lugar donde habitas consagra un pequeño sitio a lo sagrado.

30.-Que nunca en tu cocina haya suciedad o desorden.

31.-Cuando rindas un servicio no te quejes ni hagas resaltar tus esfuerzos: si decides ayudar o trabajar para otro, hazlo con placer sin esperar agradecimientos.

32.-Si prometes, cumple.

33.-Si dudas entre hacer o no hacer, arriésgate a hacer, aceptando la posibilidad de fracasar.

34.-No definas a alguien ni por su raza, ni por su sexo, ni por su profesión, ni por sus ideas, simplemente no lo definas.

35.-No imites ni copies, absorbe y transforma.

36.-Deja de pedir y comienza a agradecer.

37.-No trates de ser todo para alguien: concédele la libertad de buscar en otr@s lo que tú no puedes darle. Otórgate a ti mism@ ese derecho…

38.-Cuando te hagan una pregunta no te obligues a dar una respuesta: puedes callar, hacer un gesto, o reemplazar la respuesta por otra pregunta.

39.-Para obtener algo, desea de verdad obtenerlo.

40.-Trata al otro como quisieras que te trataran a ti.

41.-Si no quieres cometer errores, nunca lograrás la perfección.

42.-Si no tienes la fe y la quieres obtener, imítala.

43.-Cuando alguien esté triunfante delante de un público no vayas a su territorio para contradecirlo con el objeto de robarle ese público.

44.-Crea tu propio sitio y tu propio público.

45.-En casa ajena come con moderación.

46.-A donde te han invitado, llega siempre con un regalo…

47.-Vive de un dinero ganado por ti mismo con placer…

48.-No te adornes con ideas ajenas.

49.-No te fotografíes junto a personajes famosos.

50.-No te jactes de aventuras amorosas.

51.-Abandona tus hábitos físicos, sexuales, emocionales y mentales, busca constantemente el cambio.

52.-No te vanaglories con simpatía de tus debilidades.

53.-Nunca veas a alguien sólo para llenar tu tiempo.

54.-En las conversaciones trata de no hablar de ti y ni de acontecimientos temporarios, habla de temas.

55.-Por lo menos una vez al día siéntate inmóvil, deteniendo tus palabras, tus emociones y deseos: observa tu acontecer interior como si estuvieras sentado en una orilla viendo pasar un río.

56.-No impidas que tus hij@s vayan más lejos que tú, acepta el camino que ell@s elijan.

57.-Nunca les critiques a sus seres amados.

58.-Déjal@s crecer como y hacia donde ell@s quieran.

59.-No te disfraces con personalidades falsas para que te admiren.

60.-Actúa por el placer de actuar y no por lo que esta acción puede hacerte ganar.

61.-Obtiene para repartir.

62.-Si alguien te dice que has cometido una falta y tiene razón, no le discutas y reconoce de inmediato esa falla.

63.-Nunca des un regalo preocupándote después de lo que el que lo recibió hizo de él.

64.-Si hablas con personas de las que desconfías, no respires por la boca. Tenla cerrada e inhala sólo por la nariz.

65.-No le respondas “No es verdad”, dile mejor “Yo creo otra cosa”.

Alejandro Jodorowsky ~

deja vu

QUÉ ES UN DÉJÀ VU y POR QUÉ SUCEDE. Mente. Universos paralelos. Vidas Pasadas…?

No Comments 244 Views0

Seguro que más de una vez has tenido la sensación de estar en una situación que ya has vivido, ¿verdad? Aunque estés en un sitio nuevo y con gente nueva es posible que, a veces, en tu mente aparezca esta sensación que te hace creer que ya has estado en esta situación en otro momento de tu vida. Esto es lo que se conoce como «déjà vu», un término francés que, literalmente, significa «ya visto».

Es una sensación muy curiosa y sorprendente que inunda nuestra mente y, debido a ello, existen muchas explicaciones y teorías acerca de qué es un Déjà vu y por qué sucede.

Qué es un Déjà vu

¿Cuál es el significado de un déjà vu? Cuando nos da la sensación de que esa situación ya la hemos vivido con anterioridad. Se trata de una condición mental que hace que creamos que ya hemos estado en esa misma situación aunque, en realidad, sea totalmente nueva para nosotros.

Tener un «déjà vu» es algo muy común y habitual en las personas. De hecho, alrededor del 70% de la población ha vivido esta experiencia a lo largo de su vida. Se trata de una sensación que, por lo general, suele ser breve y muy fugaz. Aparece de forma espontánea y no hay causas concretas que fomenten su aparición.

Tipos de Déjà vu

Los expertos en las ciencias cognitivas indican que existen 3 tipos de déjà vu que se clasifican según las características de lo que hayamos experimentado. Son los siguientes:

  • Déjà vécu: literalmente significa «ya vivido», por tanto, se trata de la sensación que nos hace creer que esa situación al completo ya la hemos vivido. Es decir, es la afectación más completa y la que más se relaciona con el término genérico de «déjà vu».
  • Déjà senti: se trata de una sensación que te hace creer que esa experiencia ya la has vivido porque emocionalmente estás repitiendo las mismas sensaciones. Sin embargo, no eres capaz de recordar nada más que la emoción que te provoca esa situación.
  • Déjà visité: es el tercer tipo más común y hace referencia a tener la sensación de ya conocer un sitio aunque sea la primera vez que estés allí. Puede ser una ciudad, sí, pero también una casa, un despacho, un bosque, etcétera. Es una sensación muy desconcertante pero, también, es muy poco frecuente.

Por qué sucede un Déjà vu

Ahora que ya sabes qué es un Déjà vu, vamos a entender por qué sucede mediante una explicación científica. Como ya hemos dicho, se trata de una sensación que tiene lugar en el cerebro, por tanto, tenemos que tener en cuenta que hay alguna alteración del sistema cognitivo que nos hace vivir esta experiencia.

Normalmente, cuando nuestra memoria recuerda algo del pasado, el cerebro activa un circuito del lóbulo temporal. Esta es la manera que tiene nuestro órgano de que aparezcan los recuerdos en nuestra mente. Pero, cuando tenemos un Déjà vu, lo que ocurre es que este circuito se activa en un momento en el que no tendría que activarse y, por tanto, nuestra sensación es la de que estamos teniendo un recuerdo. Descubre dónde se almacenan los recuerdos.

Es decir, los Déjà vu aparecen por un «fallo» en el circuito cerebral que hace que tengamos la sensación de experimentar un recuerdo cuando, en realidad, no lo hemos vivido.

Causas de un Déjà vu

¿Por qué pasan los Déja vu? El origen de este «corto-circuito» todavía es desconocido. No se sabe con exactitud cuáles son las causas de un Déjà vu pero los expertos sí que han detectado algunos factores comunes en las personas que lo experimentan. Son los siguientes:

  • Vivir un periodo de estrés.
  • Personas con la mente creativa e imaginativa.
  • Personas muy inteligentes.
  • Suele ser más común entre los 15 a 25 años.

Pero ¿qué pasa si tienes Déjà vu constantemente? Deberías ir al médico para que te haga un examen. Como hemos dicho, esta sensación aparece por un fallo en el lóbulo cerebral y, por tanto, si lo experimentas de forma muy constante es importante que acudas al médico.

Teorías no científicas de tener un Déjà vu

Ahora ya sabes qué es un Déjà vu y por qué produce pero, también queremos descubrirte otro tipo de explicaciones alternativas que se les ha dado a estas reacciones de la mente. Debido a que se trata de una sensación «extraña» e inusual, muchas han sido las personas que han querido relacionar estos acontecimientos con fenómenos paranormales.

Sin embargo, tal y como te hemos indicado, existe una explicación científica que nos explica por qué tenemos Déjà vu. Pero creemos importante recopilar algunas de las creencias que hay en relación a este hecho tan curioso de la mente humana.

La teoría del universo paralelo

Algunas personas asocian el hecho de experimentar Déjà vu con que existan universos paralelos. De hecho, el físico Michio Kaku defendía que existe una posibilidad de que este hecho sea causado porque el cerebro humano tiene la capacidad de estar presente en varios universos.

En estos casos, se comparan las ondas cerebrales con las radiofónicas y, por tanto, se considera que podemos «vibrar al unísono» con un universo paralelo que está en otra frecuencia de la realidad.

Recuerdo de nuestras vidas pasadas

También hay otras teorías más «místicas» que relacionan los Déjà Vu con las vidas de nuestro espíritu o almas. En estos casos, se cree que estas vivencias no dejan de ser recuerdos de otras vidas que ha tenido nuestro ente espiritual y, por eso, nosotros somos incapaces de recordarlas.

Existen muchísimas otras teorías sobre los Déjà Vu como, por ejemplo, que son producto de abducciones alienígenas. Sin embargo, a nivel científico tan solo podemos tener claro que, en realidad, lo que ocurre es un fallo de conexión cerebral. Y esto hace que nuestra mente recree una situación nueva como ya vivida.

No obstante, al no existir pruebas 100% fehacientes sobre el tema es normal que el debate siga abierto y que estudiosos sigan investigando sobre el tema. Y es que, en materia de mente humana, todavía nos queda muchísimo camino por recorrer.

Este artículo es meramente informativo.  No obstante, te invitamos a acudir a un psicólogo para consultar tu caso en particular.

Fuente: Qué es un Déjà vu y por qué sucede ~ Psicología on line ~

leyes

LAS 36 LEYES ESPIRITUALES DE LA VIDA. Creando el cielo en la tierra. ~

No Comments 114 Views0

La vida en la tierra es un juego de equipo, y es imprescindible aprender las reglas. Cuando seguimos las leyes espirituales, podemos crear el cielo en la tierra”.

La comprensión de las Leyes Universales, te servirá de apoyo y guía en los momentos que te resulten más inexplicables. A partir de ahí, sólo te quedará aplicarlas.

Leyes Universales Leyes de la Vida

1. Como es arriba, así es abajo: Se refiere al concepto de Universo, que como en geometría, replica su estructura a diferentes escalas. De mayor a menor. Por tanto, la Tierra es una réplica a menor escala del Universo. Y de igual modo, tú, también eres un pequeño Universo.

2. Como es dentro, así es afuera: Igual que antes, la realidad se replica así misma independientemente de la dirección. En este caso, es tu mundo interior el que se replicara en tu entorno. Según eres, piensas, haces, etc., así será tu vida.

3. Ley de Petición: Tú pides y el universo escucha. Si necesitas ayuda pídela. Formula tu petición en positivo y con convicción. Por otra parte, si alguien necesita tu ayuda, que te la pida. Puedes ofrecer tu ayuda, pero evita actuar si no te lo piden, por varias razones: Interfieres en el proceso de aprendizaje de la otra persona, contribuyes a que se mantenga en sus viejos paradigmas, te haces responsable del resultado de la acción y puede que tu ayuda no sea apreciada.

4. Ley de Atracción: Tu momento vital hace que atraigas o repelas aquello que llega a tu vida. Atraes lo semejante y repeles lo diferente. La aplicación beneficiosa de esta Ley, pasa por tomar conciencia de tu actitud y pensamiento. Piensa positivo y atraerás en la misma vibración. Piensa en negativo y así llegarán las situaciones a tu vida.

5. Ley de la Resistencia: Tú eres tu peor obstáculo. Resistirte te condena a repetir. Se trata de aceptar lo que llega y fluir, siempre fluir con la vida. Centrarte en lo que quieres y no en lo que no quieres, para que llegue a materializarse. Con disposición a ser feliz y sin resistencias ante las cosas buenas que la vida te ofrece.

6. Ley del Reflejo: Todo lo que te rodea es un reflejo de ti. Si quieres que algo cambie, empieza por cambiar tú. Será una reacción en cadena. Identifícate en tu entorno, y si algo no te gusta, ponte manos a la obra.

7. Ley de la Proyección: Proyectas en tu entorno lo que tú eres. Todo. Tanto lo que te gusta, como lo que no lo hace. Cuando asumas que formas parte de tus problemas, estarás dando pasos hacia la solución. Si hay personas a tu alrededor que no te gustan, que te caen mal, te dan el reflejo de algo tuyo que no te gusta. Mírate en ese espejo y decide qué hacer.

8. Ley del Apego: El apego te impide progresar en tu proceso. Es el apego a cosas, sentimientos o personas, lo que frena que llegue lo nuevo a tu vida. Soltar para hacer espacio a cosas diferentes. Trabajar el desapego te hará más libre.

Leyes de la Creación

9. Ley de la Atención: Pon tu atención en lo que quieres. Eso provocará que el Universo trabaje para que lo consigas. Focalízate en tus deseos y estarás poniendo tu energía para que se manifieste. Tu pensamiento es poderoso. Elige bien hacia donde lo diriges.

10. Ley del Fluir: Que nada te bloquee. Observa el caudal de un río. Cuando fluye lo llena todo, no quedan espacios sin agua. Permite que tu relación con la vida sea igual. Deja fluir tus emociones, tus sentimientos, tu creatividad… Permite que la vida suceda.

11. Ley de la Abundancia: La abundancia es innata en ti. Agradece y permite que la abundancia llene tu vida. Felicidad, prosperidad, amor y éxito, llenarán tu vida a no ser que lo bloquees con creencias de culpa. La abundancia forma parte de ti. Elige disfrutarla.

12. Ley de la Claridad: Sé claro en lo que quieres y eliminarás las trabas para conseguirlo. Conseguir tus metas de forma rápida y concisa dependerá de tu claridad a la hora de enfocarte.

13. Ley de la Intención: La intención es aún más poderosa que tus deseos. Poner una intención adecuada en tus actos es suficiente para que se concreten y se manifiesten. Esta ley está sujeta al karma, y las consecuencias de tus intenciones serán asumidas y sumadas.

14. Ley de la Prosperidad: Eres un ser próspero desde que naciste. Que la prosperidad se manifieste depende del enfoque de tus pensamientos. Para que esta ley actúe en tu beneficio, piensa, habla y actúa como alguien próspero. El miedo es tu gran enemigo. Siente que eres capaz y hazlo. Y si tienes miedo, hazlo con miedo.

15. Ley de la Manifestación: Eres un ser espiritual en contacto directo con el Universo. Y el Universo trata de darte la razón por todos los medios y te lo manifiesta. Esto quiere decir que prestes atención a lo que pides. Tener este conocimiento implica que puedes crear tu realidad. Sólo debes querer.

16. Ley del Éxito: El éxito se relaciona con los bienes materiales, pero eso es un error. El éxito es la total y sincera fe en ti. La confianza que deposites en ti, determinará el éxito en la consecución de tus objetivos. El éxito en tu vida es proporcional a la confianza que deposites en ti.

Leyes de la Conciencia Superior

17. Ley del Equilibrio y la Polaridad: Tu vida está polarizada y tu objetivo es encontrar el equilibrio. Encontrar tu centro. Si te alejas del centro, la vida te compensará con lo contrario. Vivir de forma equilibrada evitara que seamos absorbidos por la polaridad y tengamos que compensar nuestra próxima existencia.

18. Ley del Karma: Toda acción tiene una consecuencia o reacción. Si tienes presente esta Ley, te plantearás tus acciones y asumirás sus consecuencias. Sea de pensamiento o acción, todo lo que hagas tiene su respuesta. Si das amor, recibirás amor. Si das negatividad, recibirás lo mismo.

19. Ley de la Reencarnación: Todo se transforma. La reencarnación está unida a la experimentación y a la evolución. El proceso de evolución suele quedar sin terminar en el momento de la muerte, y se retoma en la próxima aquello que quedó por aprender y por saldar hasta que la evolución espiritual quede completa.

20. Ley de la Responsabilidad: Ser responsable de ti y de tus acciones. El Universo te va dando responsabilidad a medida que avanzas en tu proceso. Animar a que los demás asuman sus responsabilidades, también es tu responsabilidad. Si asumes la responsabilidad de otra persona, estás interfiriendo en su evolución. Tenlo presente.

21. Ley del Discernimiento: Aplica tu intuición en cada cosa que realices. Toma tus decisiones escuchando a tu voz interior. Ella nunca te engaña. Evita juzgar. Aléjate de todo lo que perjudique tu capacidad de discernir. Huye de toda clase de fanatismo, que impedirá que escuches a tu Yo interno.

22. Ley de la Afirmación: Afirma todo aquello que quieres realizar y aquello que quieres cambiar. Abandona la creencia de que no mereces las cosas buenas que la vida tiene para ofrecerte, y céntrate en afirmar la persona maravillosa que ya eres, y todo aquello a lo que aspiras.

23. Ley de la Plegaria: Pide con fe y confianza en que te va a ser concedido. Todos tus pensamientos son en sí mismos plegarias. Cuando sientes preocupación, emites una plegaria negativa. Aprovecha este conocimiento y focalízate en elaborar plegarias de forma positiva. El Universo te escucha y toma buena nota de tus peticiones.

24. Ley de la Meditación: Mientras que en la plegaria eres tú la que habla a Dios, en la meditación es el momento de escuchar. Relajar y acallar la mente para que llegue la iluminación y el conocimiento, para tomar todas tus decisiones en la vida. Sólo calla y escucha.

25. Ley del Desafío: Los desafíos son imprescindibles para tu evolución. Desafíos y tentaciones que te pondrá tu entorno, y para que puedas salvarlos, tendrás que poner en práctica tu capacidad de atención para identificarlos, y tu capacidad de elección para decidir qué haces con cada uno de ellos. Tu libre albedrío te permitirá que logres el éxito antes los desafíos externos.

Leyes de Frecuencia Superior

26. Ley de Frecuencia o Vibración: Eres energía en constante vibración y en una determinada frecuencia. Tus emociones influirán en tu vibración, siendo el miedo la frecuencia más baja y el amor la más alta. Todas las bajas vibraciones, están relacionadas con sentimientos y pensamientos negativos. Mientras que si eres alegre, amable y empático, elevarás tu frecuencia y vibración.

27. Ley de Milagros: Los milagros son la consecuencia de una existencia correcta. Nada es casualidad. Vive con atención. La vida te va dando señales, milagros cotidianos, para comunicarte que estás viviendo tu proceso de la manera adecuada. Según vayas viviendo en el amor y utilizando el perdón de forma sincera, tu karma se verá aliviado y los milagros se irán materializando.

28. Ley de Sanación: Eres tu propio sanador. Los pensamientos y los sentimientos negativos provocan enfermedad. Transmútalos y logra una vida saludable. Enquistar tus sentimientos apagará el ser de luz que eres, y potenciarás el desequilibrio en tu vida, pudiendo llegar a enfermar.

29. Ley de Purificación: Tu esencia es pura. La negatividad y los malos sentimientos empañan y ensombrecen este estado. Purificarte pasa por liberarte de toda la negatividad que acumulas con la sucesión de experiencias. Purifica no solo tu cuerpo y tu mente, también tu entorno. Evita situaciones y personas tóxicas, para que su influencia no anide en tu interior.

30. Ley de Perspectiva: Según sea tu perspectiva, se reflejará en tu entorno. Todo depende de cuál sea tu perspectiva. Lo bonito y lo feo, lo bueno y lo malo, son etiquetas que adjudicas a las cosas, según tu perspectiva. La vida es según tu punto de vista cree que es.

31. Ley de Gratitud: Aprende a ser una persona agradecida. Cuando la abundancia y el éxito lleguen, da las gracias por lo que recibes, con humildad, y permite que esa energía siga su camino. Agradece todo lo que llega a tu vida. Lo que te guste más y lo que te guste menos, porque de todo podrás sacar una enseñanza, y todo lo necesitas para tu proceso.

32. Ley de Bendiciones: Cuando bendices a alguien, emites toda tu energía positiva hacia la persona. Sólo hace falta tu presencia y enfocar tu atención y pensamiento hacia ella. Bendice con todo tu amor a los que te piden ayuda, así les brindas la posibilidad de alimentarse de esa energía positiva que les dedicas.

33. Ley de Decreto: El poder de la Palabra. Todo lo que decretes, el Universo hará lo posible por traértelo. Él no tiene sentido del humor, ni conoce el doble sentido o la ironía, así que cuidado con lo que pides. La palabra es vibración y hace que todo el Universo vibre. Decretar, es la plegaria más rápida y directa. ¿Cuántas veces has dicho: “si antes hablo antes sucede”? Eso es así porque, en realidad, lo has pedido.

34. Ley de Fe: La fe se suele relacionar con las religiones, y es un error. La fe es un sentimiento puro emitido desde tu corazón y una firmeza en algo que sabes desde lo más profundo que es así. La fe en ti es la clave para tu éxito. La confianza en tu capacidad y tu talento, convierten la fe en tu aliado más poderoso.

35. Ley de Gracia: Una vez has evolucionado lo suficiente espiritualmente, la Gracia llega a ti, y los elementos milagrosos se suceden en tu entorno, para celebrar tu graduación existencial. Te has convertido en tu propio maestro. Comprendes el juego y juegas de forma consciente.

36. La ley del Uno: Todos somos uno. No puedes aplicar ninguna de las leyes anteriores, sin entender que todos sin exclusión, tenemos un mismo origen y bebemos de la misma fuente. Somos una misma cosa y partimos de una misma conciencia. Dios no es algo externo a ti, ni se encuentra en un templo. Todo es Dios. Por lo tanto, allí donde estés, estarás con Él.

Fuente: Las 36 leyes espirituales de la vida . Diana Cooper~

amarse uno mismo

DIEZ PASOS PARA AMARSE UNO MISMO. Louise Hay ~

No Comments 237 Views0

1. DEJA DE CRITICARTE. La critica nunca cambia nada. Niégate a criticarte. Acéptate exactamente tal como eres. Todo el mundo cambia. Cuando te criticas, tus cambios son negativos. Cuando te apruebas, tus cambios son positivos.

2. NO TE ASUSTES. Deja de aterrorizarte con tus pensamientos. Es una forma horrible de vivir. Busca alguna imagen mental que te produzca placer (la mía son rosas amarillas), e inmediatamente reemplaza el pensamiento
aterrador por uno agradable.

3. SÉ AMABLE, APACIBLE Y PACIENTE.  Sé amable contigo. Pórtate bien contigo. Ten paciencia contigo mientras aprendes esta nueva forma de pensar. Trátate como tratarías a una persona a la que verdaderamente amas.

4. SÉ TOLERANTE CON TU MENTE. El odio a uno mismo es el odio a los propios pensamientos. No te odies por tener los pensamientos que tiene. Cámbialos suavemente.

5. ELÓGIATE. La crítica destruye el espíritu interior. El elogio lo construye. Elógiate todo lo que puedas. Alábate por lo bien que haces las cosas, por más insignificantes que sean.

6. BRÍNDATE APOYO. Busca formas de apoyarte. Recurre a tus amigos y déjate ayudar. Es muestra de fortaleza pedir ayuda cuando se necesita.

7. SÉ INDULGENTE CON TUS ASPECTOS NEGATIVOS. Comprende que los creaste para satisfacer una serie de necesidades. Ahora estás encontrando formas nuevas y positivas de satisfacer esas mismas necesidades. De modo que deja amorosamente que las viejas pautas negativas se vayan.

8. CUIDA TU CUERPO. Infórmate sobre cuál es la nutrición adecuada para ti. ¿Qué clase de combustible necesita tu cuerpo para tener una energía y una vitalidad óptimas? Infórmate sobre las distintas modalidades de ejercicio físico que existen. ¿Qué tipo de ejercicio te gustaría hacer? Mima y venera el templo en el que vives.

9. TRABAJO CON EL ESPEJO. Mírate a los ojos a menudo. Expresa el creciente amor que sientes por ti. Perdónate mirándote en el espejo. Conversa con tus padres mirándote en el espejo. Perdónalos también. Al menos una vez al día di: «Te quiero, realmente te quiero».

10. ¡HAZLO YA! No esperes a sentirte bien, ni a perder peso, ni a tener el nuevo empleo o la nueva relación. Empieza ahora a hacer cosas, y hazlas lo mejor que puedas.

resonancia1

LA RESONANCIA SCHUMANN. ¿Qué es y cómo afecta a las personas y al planeta?

No Comments 390 Views0

En los años 50, el Dr. Winfried Schumann descubrió el efecto de resonancia en el sistema Tierra=ionósfera, lo que lleva su nombre y que en física se llama “onda transversal magnética”, que muestra direcciones perpendiculares de vibraciones, causadas especialmente por el golpe generado por los rayos en el espacio entre la Tierra y la ionósfera.

Se comprobó que estas ondas vibran en la misma frecuencia que las ondas cerebrales de los seres humanos y mamíferos, o sea, 7,8 Hertz por segundo.

Se ha visto que la Resonancia Schumann del planeta se ha elevado de 7,8 Hertz a 12 Hz en los últimos 8 años y se mantuvo en los 7,8 Hz durante miles de años, y a partir del año 2000 una energía de cuarta dimensión alteró la carga electromagnética de la Tierra.
Investigaciones señalan que la Resonancia Magnética, RS, se hace presente hoy en un paso acelerado del tiempo. Esto nos dice que las 24 horas diarias ya no lo son, sino que nominalmente, pues estamos viviendo solamente 16 horas. Esto explicaría nuestra aceleración diaria y los días y semanas “pasan volando”, como decimos, lo que sería un salto cuántico dimensional.

Austria y Alemania han formulado nuevos proyectos en física cuántica de 7,8 Hz, consideradas estas una constante biológica de nuestro hipotálamo. Esta frecuencia de la Tierra se comparte como un gran circuito eléctrico y esto abre “un campo de comunicación entre dos sistemas neuronales o telepatía”.

La RS fluctuante y las explosiones solares, pueden ser un factor en las severas tormentas, inundaciones y el clima de estos últimos años.

La resonancia Schumann y los latidos del corazón.

Los avances y descubrimientos de la tecnología nos han separado del hábitat natural del Hombre, y es la frecuencia 7,8 Hz como el latido del corazón de la Tierra, hace cientos de años, como la que aceptó bien el ser humano. Desgraciadamente los cientos de frecuencias adicionales, en el transcurso de la historia, y el avance de la tecnología, han cambiado el pulso de la Tierra y sus habitantes. Y son la radio, la TV, el móvil, satélites, etc., y todas las redes sociales que inundan el planeta.

La NASA ha comprobado que los astronautas al salir al espacio alteran su salud, debido a las altas frecuencias magnéticas a que son sometidos en otra atmósfera.

Y es la relación de las ondas cerebrales y la Resonancia Schumann un estudio constante de los médicos especialistas, que ven cómo los campos electromagnéticos, con sus rayos radioactivos, afectan la salud del ser. Se refirieron a los daños causados en la salud de la población, causante de enfermedades como el cáncer, depresión, estrés, trastornos en la presión arterial, en el sueño, etc. Igualmente señalaron los daños en el reino animal, fauna y flora.

Como afecta el carácter de la persona.

Este aumento de la vibración de la Tierra afecta directamente al ser, aumentando su vibración normal y con un comportamiento muy diferente, variando su frecuencia según la localidad donde viva. Cerca de aguas, de lagos, ríos y mares se estima que la frecuencia es más alta y varía en cordilleras, como en desiertos y otros. Igualmente se señala que el carácter de la persona se alteraría con las altas y bajas frecuencias. Estudios expresan que “los más sintonizados con la frecuencia normal son las tribus indígenas, que están conectados con la Tierra, la naturaleza”.

“Todo en nuestra vida es vibración”, decía Albert Einstein. Todo es conexión, todos somos uno, uno somos todos. Como seres energía tenemos capacidad de conexión con el Universo y sintonizamos con las fuentes de energía, con diferentes latidos y tonos.
Cada átomo, cada molécula oscila y tiene vibraciones que se miden en frecuencias y estamos rodeados de éstas y ondas que emite el entorno, por eso se dice que la vibración podría ser la frecuencia constitutiva del cosmos en su totalidad.

La resonancia es algo relevante en el caso de las ondas cerebrales, theta, alpha, beta y gama, las cuales son oscilaciones eléctricas del cerebro que están asociadas con ciertos estados de conciencia.
Las ondas cerebrales se relacionan con distintos tipos de estados de conciencia. Estas junto con todas las demás vibraciones que forman parte de nuestro día a día y que son fruto de nuestro estado físico, nuestro pensamiento y emociones, van a conformar lo que conocemos como vibración personal.

El COVID-19, como cualquier otro virus, tiene una baja vibración con una estructura cerrada de G circuito electromagnético, generador que transforma la energía mecánica en energía eléctrica, con una frecuencia de resonancia de cerca de 5,5 Hz a 14,5 Hz, y en las gamas más altas no está activo y, a partir de las gamas 25,5 Hz y superior, el virus muere. Se estima que para los humanos de baja vibración este virus es peligroso.

Einstein, en su fórmula nos decía que la energía y la materia están directamente relacionadas y que pueden transformarse la una a la otra, fórmula que desbancó a la física clásica y dió lugar a la física cuántica, la que revela que las partículas diminutas que componen la materia son también ondas de energía que pueden actuar como partículas o como ondas. Como decíamos, estas ondas vibran con la misma frecuencia que nuestras ondas cerebrales y de los mamíferos en general. O sea, 7,8 Hz ciclos por segundo.

Además este “desarrollo” de las redes sociales, especialmente el celular, fuera de comunicarnos con mayor facilidad sobre el diario vivir, nos aleja de nuestros semejantes en una relación menos personal e íntima. Nos hemos contagiado del mensaje rápido y efectivo de informar el aquí y ahora que nos proporciona el móvil y nos alejamos cada día más de nuestros seres queridos.

El exceso de información, que es frecuencia en diversos grados, que forma parte de la “inteligencia artificial”, llena nuestra cómoda vida, por diferentes canales, que no nos dan tiempo para pensar y reflexionar. Los contenidos de la TV y la prensa escrita y hablada nos ponen en una realidad con brumas que no dejan mirar mejor el horizonte. Caso que se da muy fuerte en nuestros niños y jóvenes que siempre, todo el día, tienen la pantalla que el chip natural y social les ha dado, con la frecuencia para estar conectados todo el día, como los mejores consumidores de la basura que les enferma los sentidos para poder valorar el día y un mejor futuro.

Todos estos relucientes “adelantos” tecnológicos inhiben nuestra capacidad de juicio, nuestra libertad y pluralidad y a lo que defendemos y entendemos como humanismo, en la entrada de la automatización y organización social, en que el Big Data y el algoritmo pasan a ser otra acción que tiene una frecuencia, una resonancia que limita nuestro pensar y actuar.

Las nuevas vibraciones ya están en la Tierra y nos permiten alcanzar algunas capacidades de percepción y comprensión. Estos son cambios que están dentro del orden normal de la evolución, tanto desde el punto de vista galáctico como terrenal y humano. Por ello opino que tenemos que cambiar las estructuras del ayer por otros nuevos acordes y notas que sintonicen con la frecuencia del Hombre en el Universo y realizado en plena conciencia y mucho amor.

Finalmente, maduremos lo que dice el filósofo francés Éric Sadin, quien señala, en su libro La inteligencia artificial o el desafío del siglo, que “las tecnologías digitales ya no son prótesis de nuestras facultades, sino que las suplantan y se instalan con una nueva verdad que nos dirige según una interpretación automatizada de las cosas”.

Fuente: Prensa Activa Digital ~

joe-dispenza-e1479838786582

PODEMOS REPROGRAMAR NUESTRO CEREBRO Y CAMBIAR EL COMPORTAMIENTO. Joe Dispenza ~

No Comments 69 Views0

Hace algo más de veinte años, Joe Dispenza (uno de los maestros de «El Secreto»), fue arrollado por un todo terreno cuando participaba en un triatlón. El diagnóstico de los cuatro cirujanos que consultó coincidía, tenía que operarse inmediatamente, debían implantarle barras de Harrington (de 20 a 30 centímetros desde la base del cuello hasta la base de la columna), ya que la tomografía demostraba que la médula estaba lesionada y que podría quedarse paralizado en cualquier momento.

Dispenza, que era quiropráctico, sabía muy bien lo que eso significaba: una discapacidad permanente y, muy probablemente, con un dolor constante. Su decisión fue arriesgada: intentaría ayudar a su cuerpo a que se recuperara de manera natural, conocía bien todo lo concerniente a huesos y músculos e ideó un plan de acción que incluía autohipnosis, meditación, una dieta que ayudara a sus huesos a regenerarse y ciertos ejercicios en el agua. Se recuperó totalmente en un tiempo record y decidió ahondar en el tema.

Durante ocho años, estudió las remisiones espontáneas de enfermedades y le sorprendieron tanto los resultados que decidió volver a la universidad para intentar explicar científicamente lo que había descubierto: el poder de nuestro cerebro como director ejecutivo del cuerpo.

Joe Dispenza estudió Bioquímica en la Universidad Rutgers de New Brunswickle, en Nueva Jersey; obtuvo el doctorado en Quiropráctica en la Life University de Atlanta, donde se licenció magna cum laude y recibió el premio Clinical Proficiency Citation por la extraordinaria calidad de su relación con los pacientes. Miembro de la International Chiropractic Honor Society, ha cursado estudios de postgrado en neurología, neurofisiología, función cerebral, biología celular, genética, memorización, química cerebral, envejecimiento y longevidad. Desde 1997 ha dado conferencias ante más de diez mil personas en 17 países de los cinco continentes. Dió conferencias en Madrid y Barcelona coincidiendo con la edición española de su libro «Desarrolla tu cerebro».

«Podemos cambiar la mentalidad al crear nuevos cableados en el cerebro y fortalecerlos con nuestro pensamiento».

¿Cómo empezó a interesarse por el cerebro?

He entrevistado a cientos de personas que han sido diagnosticadas con enfermedades -tumores malignos y benignos, enfermedades cardiacas, diabetes, alteraciones respiratorias, hipertensión arterial, colesterol alto, dolores músculo esqueléticos, raras alteraciones genéticas para las que la ciencia médica no tiene solución…-, pero cuyo cuerpo se ha regenerado por si solo sin la ayuda de una intervención médica convencional, como la cirugía o los fármacos.

¿Milagro?

Observé que una de las causas principales de esas remisiones espontaneas era que habían cambiado su forma de pensar, así que volví a la universidad e hice la carrera de neurociencias para poder explicar qué es lo que ocurría. Cuando afirmo que nuestros pensamientos se convierten literalmente en materia, me baso en la más pura vanguardia científica. Básicamente, esos individuos cambiaron la arquitectura neurológica de su cerebro.

Estimulante curiosidad la suya.

Todas esas personas que tenían una remisión espontanea compartían cuatro cualidades especificas. Lo primero es que todas aceptaron, creyeron y entendieron que había una inteligencia superior dentro de ellos, da igual si la calificaban de divina, espiritual o subconsciente. Lo segundo es que todas aceptaron que fueron sus propios pensamientos y sus propias reacciones las que crearon su enfermedad, y puedo hablar y citar estudios sobre cualquiera de estos temas durante media hora. Hay un floreciente campo científico llamado psico-neuroinmunología que demuestra la conexión existente entre la mente y el cuerpo.

Le creo, pero avancemos en sus conclusiones.

La tercera característica común es que cada persona decidió reinventarse a si misma para llegar a ser otro, y los estudios actuales en neurociencias muestran que esto es totalmente posible. Por último, tenían en común que durante el periodo en que intentaban meditar o imaginar en qué querían convertirse, hubo tiempos largos en que perdieron la noción del tiempo y el espacio.

¿Y eso qué significa?

El lóbulo frontal representa un 40% de la totalidad del cerebro, y cuando estamos de verdad concentrados o focalizados, el lóbulo frontal actúa como un control de volumen. Como tiene conexiones con todas las demás partes del cerebro, puedo rebajar el volumen del tiempo y del espacio. En otras palabras, los circuitos que tienen que ver con mover tu cuerpo, sentirlo, percibir lo que hay fuera y percibir el tiempo pasan a un segundo plano, y el pensamiento se convierte en la experiencia en sí, es más real que cualquier otra cosa. De este modo el lóbulo frontal elimina todo lo que no es prioritario para focalizarse en un único pensamiento, y es en ese momento en que el cerebro rehace su cableado.

¿En qué se traduce?

Aquello en lo que pensamos y en lo que concentramos nuestra atención con más frecuencia es lo que nos define a escala neurológica.

Un reciente estudio demuestra que las grandes ideas surgen cuando uno está relajado, pensando en otras cosas.

Entre la intención y el rendirse. Antes se creía que la parte derecha del cerebro es la parte emocional o sentimental, el lado creativo, y la izquierda, la racional o lógica. Pero de hecho, el lado derecho del cerebro es el responsable de procesar la novedad cognitiva, las nuevas ideas que, cuando ya están memorizadas, cuando se convierten en familiares, pasan al lado izquierdo del cerebro. Es lo que conocemos como rutina cognitiva.

¿Cambiar las marchas del coche?

Todas esas cosas que hacemos sin pensar, si. Esa es la razón de que cuando un neófito escucha música la oiga con el lado derecho del cerebro, pero un músico profesional lo haga con el izquierdo. Esto significa que tenemos la oportunidad de aprender cosas nuevas y recordarlas, es la manera que tiene la evolución de hacer conocido lo desconocido. Podemos cambiar nuestra mentalidad. Al crear nuevos cableados y fortalecerlos con nuestro pensamiento, dándoles prioridad, los que no utilizamos tienden a desaparecer.

Usted habla de inteligencia espiritual, ¿qué es eso, cómo lo explica desde un punto de vista científico?

No hay nada místico en ello. Se trata de la misma inteligencia que organiza y regula todas las funciones corporales. Esta fuerza hace que nuestro corazón lata ininterrumpidamente unas cien mil veces cada día sin que nosotros pensemos siquiera en ello, y se encarga de las sesenta y siete funciones del hígado, aunque la mayoría de la gente ni siquiera sabe que ese órgano realiza tantas tareas. Esta inteligencia sabe cómo mantener el orden entre las células, los tejidos, los órganos y los sistemas corporales, porque ha sido ella quien ha creado el cuerpo a partir de dos células individuales.

¿El poder que da origen al cuerpo es el poder que lo mantiene y lo sana?

El cerebro no puede cambiar el cerebro porque es sólo un órgano, y la mente no puede cambiar el cerebro porque es un producto del cerebro. Así que tiene que existir algo que está operando en el cerebro para que cambie la mentalidad.

¿Cómo define ese algo?

Ja, ja, ja, esa es una pregunta muy filosófica, dos botellas de vino y quizá cuatro horas, porque se trata de la búsqueda del ser. Pero por el momento es curiosamente la ciencia la que nos permite explicar que efectivamente tenemos control sobre nuestra mente y nuestro cerebro, es decir, que no somos un efecto de nuestros procesos biológicos sino una causa. Básicamente, mas allá de mis estudios sobre las remisiones espontaneas de enfermedades, lo que intento transmitirle es que nuestros pensamientos provocan reacciones químicas que nos llevan a la adicción de comportamientos y sensaciones y que cuando aprendemos como se crean esos malos hábitos, no solo podemos romperlos, sino también reprogramar y desarrollar nuestro cerebro para que aparezcan en nuestra vida comportamientos nuevos.

¿Y la predestinación genética?

La investigación científica de vanguardia está mostrando que la genética tiene la misma plasticidad que el cerebro. Los genes son como interruptores, y es el estado químico en que vivimos el que hace que algunos estén encendidos y otros apagados. Se ha realizado un estudio muy interesante en Japón con enfermos dependientes de la insulina tipo dos que mostraba cómo los enfermos sometidos a programas de comedia normalizaban su nivel de azúcar en sangre sin necesidad de insulina. Veinticuatro genes activados sólo por el hecho de reírse. Los genes son igual de plásticos que nuestro tejido neuronal.

¿Cada vez que pensamos fabricamos sustancias químicas?

Así es, y estas sustancias a su vez son señales que nos permiten sentir exactamente cómo estábamos pensando. Así que si tienes un pensamiento de infelicidad, al cabo de unos segundos te sientes infeliz. El problema es que en el momento en que empezamos a sentir de la manera en que pensamos, empezamos a pensar de la manera en que nos sentimos, y eso produce aun más química.

Un círculo vicioso.

Si, y así se crea lo que llamamos el estado de ser. La repetición de estas señales hace que algunos genes estén activados y otros apagados. Memorizamos este estado como nuestra personalidad, así que la persona dice: «Soy una persona infeliz, negativa, o llena de culpa», pero en realidad lo único que ha hecho es memorizar su continuidad química y definirse como tal. Nuestro organismo se acostumbra al nivel de sustancias químicas que circulan por nuestro torrente sanguíneo, rodean nuestras células o inundan nuestro cerebro. Cualquier perturbación en la composición química constante, regular y confortable de nuestro cuerpo dará como resultado un malestar.

Estamos enganchados a nuestra química interna.

Si, haremos prácticamente todo lo que esté en nuestra mano, tanto consciente como inconscientemente y a partir de lo que sentimos, para restaurar nuestro equilibrio químico acostumbrado. Es cuando el cuerpo ya manda sobre la mente.

¿Propone cambiar la química cerebral con nuestro pensamiento?

Es una parte de mi trabajo, no se trata solo de cambiar la química cerebral, también los circuitos cerebrales, el cableado. Si podemos forzar al cerebro a pensar con otros patrones o secuencias, estamos creando una nueva mente. El principio de la neurociencia es que si las células neuronales se activan conjuntamente, se entrelazan creando una conexión más permanente. Una persona ante una situación, por nueva que sea, recurre a esa conexión, es decir, repite el mismo pensamiento una y otra vez y da las mismas respuestas, su cerebro no cambia, vive con la misma mente cada día.

¿Cómo interrumpir el ciclo?

A través del proceso de conocimiento y de la experiencia podemos cambiar el cerebro. Es buena idea examinar constantemente que podemos cambiar dentro de nosotros. Si cada mañana nos planteáramos cual es la mejor idea que podemos tener de nosotros mismos, tendríamos otro tipo de mundo.

¿Qué preguntas debemos hacernos para sentir de otra manera?

La mayoría de las personas cree que las emociones son reales. Las emociones y los sentimientos son el producto final, el resultado de nuestras experiencias. Si no hay experiencias nuevas o vividas de otra manera, vivimos siempre en la actualización de sentimientos pasados. Se trata del mismo proceso químico vez tras vez. Una pregunta que ayudaría a cambiarnos es: ¿que sentimiento tengo cada día que me sirve de excusa para no cambiar? Si las personas empiezan a decirse: yo puedo eliminar la culpa, la vergüenza, las sensaciones de no merecer, de no valer….; si podemos eliminar esos estados emocionales destructivos, empezamos a liberarnos, porque son estos estados emocionales los que nos impulsan a comportarnos como animales con grandes almacenes de recuerdos. ¿Cuál es el mayor ideal de mi mismo? ¿Qué puedo cambiar de mi mismo para ser mejor persona? ¿A quién en la historia admiro y que quiero emular?

Pero saber quien quieres ser no es suficiente para cambiar tu cableado.

No. El conocimiento es lo que precede a la experiencia. Aprender una información es personalizarla y aplicarla. Debemos modificar nuestro comportamiento para poder tener una nueva experiencia que a su vez crea nuevas emociones. El conocimiento es para la mente; la experiencia, para el cuerpo. Tenemos que enseñar al cuerpo lo que la mente ha entendido intelectualmente. Si seguimos repitiendo esa experiencia, se archiva en un sistema nuevo en el cerebro, y eso permite pasar del pensar al hacer, al ser.

El siguiente paso es cambiar hábitos de comportamiento, tiene que haber acción.

El hábito más grande que tenemos que romper es el de ser nosotros mismos, porque la neurociencia y la psicología dicen que la personalidad ya está formada antes de los 35 años, eso significa que tenemos los circuitos hechos para poder enfrentarnos a cualquier situación y, por lo tanto, vamos a pensar, a sentir y actuar de la misma manera el resto de nuestros días. Pero los últimos estudios muestran que es posible cambiar la personalidad en todas las etapas de la vida, para eso hay que convertir el hábito inconsciente en algo consciente, llegar a tener conciencia de esos pensamientos y sentimientos inconscientes.

¿Eso son 20 años de psicoanálisis?

Aunque llegues a entender intelectualmente que tu padre era muy dominante, eso no cambia tu condición. El primer paso siempre es aprender. Mientras vamos aprendiendo nueva información y empezamos a pensarla, la contrastamos con nuestras creencias y la analizamos, estamos cambiando nuestro cableado, construyendo una nueva mente. Una vez esa nueva mente está establecida, tenemos que empezar a pensar como mostrarla, y ahí entra el cuerpo. Cualquier proceso de cambio requiere el desaprender y el reaprender.

Fuente: Camino al Ser ~

Sitio Oficial del Dr. Joe Dispenza: www.drjoedispenza.com

 

mariposa

7 IDEAS PARA CUIDAR EL ALMA.

No Comments 332 Views0

Igual que hay rutinas para el cuerpo, incluso para la mente, es necesario cuidar el Alma. Aquí te dejo algunas ideas:
1. Medita. Dedica unos minutos diarios para apagar tu mente.

2. Vete a la naturaleza. Es una de los mejores masajes para el Alma porque nos conecta con nuestra esencia.

3. Júntate con personas positivas. Evita pasar mucho tiempo con personas que estén en un momento de baja frecuencia y que te quiten energía.

4. Haz visualizaciones. Es lo mejor para modelar al ego.

5. Desconéctate de noticias de baja frecuencia. Interésate sólo por aquello que te nutra el Alma y te haga sentir bien.

6. Haz un plan de vida interior. Igual que tienes tu calendario para marcar tus citas, trabajos, médicos, etc., elabora un calendario con cosas que te hagan estar contacto con tu interior.

7. Bote de agradecimientos. La palabra gracias tiene vibración elevada. Apunta cada día en un papelito algo que agradezcas y mételo en un recipiente. Al final del año, antes de las campanadas, lee todo lo bueno que te depararon esos 365 días. Serás consciente de la suerte que tienes y comenzarás el nuevo año de subidón.

Del Muro de Cristina Serrato ~