Tag Archives: Mira Luna

65150088_2240371129413015_2936468916936900608_n

LUNA LLENA en ACUARIO. 15 y 16 de Agosto de 2019 ~

No Comments 84 Views0

Esta Luna Llena, encuentra a la Luna a 22ºAcuario 24′, opuesta a un stelium de planetas en Leo: una conjunción exacta entre el Sol y Venus, a 22º y Juno y Marte a 26º y 28º respectivamente. Venus y Juno dos diosas muy diferentes pero con mucho en común, entre medio de dos símbolos masculinos como lo son el Sol y Marte. Por si fuera poco todos estos planetas forman cuadraturas a Vesta a 23º de Tauro.

Pero empecemos por partes. El Sol en Leo junto a Venus posee una cualidad casi “juguetona” de disfrutar de Ser. Si hay algún momento cuando realmente podemos dar rienda suelta a Ser, sin críticas ni remilgos, es éste. Este es el KAIROS de Ser, de sacar a relucir tu diamante interno, aunque no esté terminado de pulir. Lo importante es conectar con ello y tomar consciencia de la singularidad de cada uno de nosotros. Tener consciencia de lo que hay de especial y único en cada uno de nosotros es conectar con nuestro centro y eso es un proceso LEO. Venus agrega esa necesidad de disfrutar, de encontrar placer en lo que uno hace, por rutinario que sea. Sí, puede haber creatividad y placer en la rutina, si somos conscientes que nunca estamos iguales y si la rutina nos pesa, es por que no estamos conectando con los cambios que ocurren en nuestro interior continuamente. Cada día aprendemos algo y cada día debemos RE-inventar nuestra propuesta de vida.

Júpiter conecta con el Sol y Venus en un amplio trígono, por tanto aunque sea un voz lejana, el ímpetu aún se siente, y la testarudez leonina de siempre querer tener razón, puede ser un inconveniente. Los grandes ideales mal manejados pueden ser también una problema. Éste es también un recordatorio que nuestras creencias nos han llevado a estar más divididos que nunca, y que debemos encontrar un término medio, un espacio donde esta Luna en Acuario pueda actuar recordándonos que debemos mirar el panorama desde un punto mucho menos emocional o pasional y recordar que TODOS estamos en el mismo barco y si este planeta se hunde, da igual a que nación o partido político perteneces.

Marte y Juno pueden traer La Luz a la pareja y a reconocer que a no ser que estemos en paz con nuestro propio diamante interno, no hay forma posible de llevarse bien con el otro, pues siempre vamos a proyectar nuestras debilidades y incongruencias en el otro. Y aquí es donde esa cuadratura con Vesta toma sentido y como todas las cuadraturas nos enseña que es en momentos de dificultad que realmente aprendemos. Es cuando florecen las dificultades que debemos sacar lo mejor de nosostros. Vesta nos invita a retirarnos un poquito, para mirar con más perspectiva y menos pasión. Vesta se retira para hacer auto-inspección y meditar. Ahora será más necesario que nunca, ya que cuando nos posicionamos en un extremo u otro de la discusión, perdemos perspectiva y nos negamos a ver, los puntos y luchas que tenemos en común con el otro o los demás.

Los dos regentes de Acuario, aunque muy diferentes, comparten ciertas cualidades y la más importante, es la de sentirse fuera de la masa. Saturno, por ser el Jefe, que dicta lecciones y regulaciones, pero se mantiene solitario, ermitaño y Urano por su desobediencia natural de las reglas, por su rebelión y sentimientos anti-sistema. Parecen opuestos y se unen en la regencia de este signo de aire que es Acuario. Saturno que se encuentra en conjunción a Plutón, algo que ocurre cada 33 años, aunque no en el mismo signo. Esta en particular en Capricornio no ocurre desde 1518, cuando Urano también estaba en Tauro, y Neptuno estaba a punto de entrar en Piscis. Para 1820 estos cuatro planetas estaban en los mismos signos que están ahora. Algo que no ha vuelto a ocurrir hasta ahora, lo que nos recuerda cuanto de especial tienen estos momentos históricos que estamos viviendo. Esta conjunción de ahora nos está mostrando claramente la lucha de las nuevas generaciones por confrontar todas estas instituciones basadas en principios adecuados a la época cuando se formaron, pero que ya no sintonizan con lo que ocurre ahora.

Urano forma una cuadratura a Mercurio lo que nos invita a vociferar nuestro descontento y como dice Brian Cranston en la magnífica obra de teatro ·”Network”, salgamos al balcón o la ventana y gritemos: “Estoy muy cabreado y no voy a soportarlo más”!! 

Una Luna Llena en Acuario nos impulsa a romper cadenas auto-impuestas, pero al mismo tiempo nos hace tomar consciencia que a veces la libertad llega de la mano de otros. Crear en grupo es mucho más gratificante que solo. El trabajar en grupo puede ser desafiante y desde luego lo es, pero la recompensa es grande, y los desafíos también.

Este es el gran dilema de esta lunación. Si expresamos lo que realmente sentimos y somos fieles a nosotros mismos, corremos el riesgo de ser alienados y quedarnos fuera. Somos valientes suficientes para hablar desde el corazón no importa las consecuencias? Os dejo la respuesta para cada uno de vosotros, mientras tanto disfrutemos de esta conjunción Sol-Venus que llega con más regalos de lo imaginado. Da rienda suelta a tu creatividad y anímate a compartirlo arriesgando críticas o descontento ya que parte de Ser creativo es arriesgar. Sin ello nunca seremos quien realmente hemos nacido para Ser.

Feliz Luna Llena a todos!!!

Fuente: Cristina Laird – Astrología Arquetípica ~

49090705_2397432810284058_6456230036604190720_n

LUNA LLENA en Capricornio y Eclipse Lunar Parcial. 16 y 17 de Julio de 2019 ~

No Comments 151 Views0

Ya estamos finalmente transitando esta Luna Llena en Capricornio que es también un Eclipse Parcial de Luna. Éste es el eclipse 21 de la serie Saros 139. Esta serie comenzó el 9 de Diciembre de 1658 y se compone de 79 eclipses lunares. El primer eclipse total de esta serie es el 17 de agosto de 2073 y el eclipse final de la serie es el 13 de Abril del 3065 . Los detalles completos de la serie se pueden encontrar si buscas Serie Saros 139. Esto en lo que concierne a la astronomía del evento, pero a nosotros nos preocupa la parte astrológica de ello.

Hemos tenido eclipse total de Sol, el 2 de Julio, que era la Luna Nueva en Cáncer y ahora se completa este ciclo hasta el 26 de Diciembre cuando tendremos el último eclipse del año que será un eclipse anular de Sol.

Los eclipses tienden a poner énfasis en la relación Ying-Yang de nuestra vida, en el balance entre La Luz y la Oscuridad de nuestra existencia. Al ocultarse tanto el Sol, como en este caso, la Luna, de repente vemos cosas que se nos escapan cuando hay demasiada luz. Si miramos directamente al Sol, por un instante no vemos nada más pues la luz que emite el Dios Sol, nos ciega. Lo mismo ocurre con la Luna Llena que es cuando normalmente hay más luz en la oscuridad de la noche. Pero en un eclipse esa luz merma y nos vemos forzados a hacer el esfuerzo de ver en la oscuridad.

Es en la oscuridad del firmamento de cada noche que vemos las estrellas, durante el día nos perdemos ese extraordinario espectáculo. En la experiencia diurna parece que el cielo está vacío y sólo hay azul. Aunque sabemos que las estrellas están allí, no podemos verlas. Pero en el momento del crepúsculo, comienzan a aparecer, poco a poco, a cuanta más oscuridad en el cielo, más estrellas vemos. Esta extraordinaria realidad diaria, nos inspira a pensar, que a cuanta más luz, menos vemos. Psicológicamente los eclipses son momentos, cuando de repente vemos lo que nos negamos o no podemos ver en nuestra vida diurna cotidiana. Qué es aquello que no queremos ver? Qué es esa tendencia humana a querer ver sólo lo que hay en la luz y nos negamos a mirar, a investigar la oscuridad de nuestra psique? Por qué el miedo? cuando la realidad nos dice, que el mejor espectáculo en nuestro firmamente comienza justo cuando llega la oscuridad…

Por qué nos cuesta tanto aceptar que la oscuridad no es algo “malo”, sino todo lo contrario. En nuestra ávida búsqueda de La Luz, nos olvidamos que la verdadera Luz, está en la Oscuridad.

Veamos pues, qué se esconde en este aparente, breve oscurecimiento de la Luna, que como todos sabemos nos conecta con el mundo emocional, femenino, intuitivo. Nos conecta con nuestro pasado, aquello de donde venimos, donde nos sentimos cómodos, arropados. Esta Luna Llena en Capricornio se encuentra alineada con Plutón, Saturno, el Nodo Sur de la Luna y los Nodos Sur de Saturno y Plutón y además por si fuese poco, en una cuadratura (90º) exacta a Eris. Mientras me sentaba a escribir, escuché en las noticias que los Estados Unidos comienzan las redadas para echar a los inmigrantes sin papeles (Eris). El Sol a su vez, está rodeado de Mercurio Retrógrado, el Nodo Norte y Venus un pelón más lejos. Podemos decir que hay unos cuantos planetas envueltos en esta oposición Sol -Luna que llamamos Luna Llena.

La angularidad Cáncer-Capricornio que tan activada está en estos momentos nos habla de ese lugar de donde arrancamos y hacia donde vamos. En todo aspecto. Si has estado trabajando duro en algo, es posible que llegue tu recompensa. Si la recompensa ha llegado es posible que te preguntes si es eso realmente lo que quieres. Si el esfuerzo ha valido la pena. Muchas relaciones estarán en un punto crítico sobre todo aquellas que sus miembros son de diferentes culturas. Nos sentimos protegidos y arropados donde estamos? Es la relación en la que nos encontramos el lugar que necesitamos?

Nos ayuda a crecer o nos detiene y frustra? Pallas Atenea, está en cuadratura exacta a los Nodos Lunares para este eclipse, como si la lucha entre logros profesionales y la pareja estuviesen en conflicto. Para completar el panorama, Saturo, Plutón, Neptuno, Júpiter y Mercurio están en moción retrógrada, por tanto parecen alentar más la situación y hay ciertos temas que no parecen concluir. Pero los retrógrados de los planetas no es algo negativo ni mucho menos, sino una insistencia cósmica que nos obliga a Re-examinar los temas que tengamos sobre la mesa. Esto es normalmente muy positivo, pues nos obliga ha hacer las cosas bien, con más consciencia y nos permite confirmar que estamos recorriendo el sendero adecuado.

Esta es una Luna Llena, cuando La Luz culmina, y algo llega a su punto más importante. Nuevas oportunidades pueden llegar, para que tomemos importantes decisiones que marcarán nuestro futuro. Estando Mercurio en oposición a la Luna y junto al Sol y Retrógrado, es una buena oportunidad para que miremos cómo nos expresamos, como nos comunicamos, cómo se nos entiende, cómo se nos recibe. Estamos expresando lo que queremos de una forma clara y precisa o provocamos confusión? Tenemos claro lo que estamos comunicando?

La solución a todo esto es escuchar a Saturno que nos pide orden, límites, trabajar duro, tener las metas claras. Pero sobre todo poniendo límites claros para que el mensaje que emitimos sea claro. Saturno nos trae la temible realidad, tratar de escaparla en estos momentos, no sería el movimiento más acertado. Hora de tomar responsabilidad y hacer lo que “debemos hacer”. La recompensa estará a la vuelta de la esquina.

Este planeta de los anillos, el Señor del Karma, que es el dispositor de esta experiencia de Luna Llena eclipsada, nos pide que seamos adultos, que nos hagamos cargo de nosotros mismos y lo que sí es cierto, es que si lo hacemos el premio llegará seguro.

Las actividades serias, como los estudios se verán beneficiadas, los trabajos bien hechos triunfarán, y si no preguntémosle a Simona Halep, que hoy se ha convertido en la ganadora de Wimbledon. Su sonrisa me recordaba todos esos momentos cuando me he beneficiado de los premios saturninos. Confía.

Fuente: Cristina Laird. Astrología Arquetípica ~

eclipse-sol

ECLIPSE SOLAR TOTAL en Cáncer (Luna Nueva). 2 de Julio 2019 ~

No Comments 292 Views0

Aquí estamos en este importante Eclipse Solar en Cáncer que llega acompañado de varias conjunciones planetarias que lo convierten en un evento realmente fundamental en nuestra historia.

Este eclipse pertenece a la serie Saros 127 y es el número 58 de los 82 eclipses de esta serie. Como ya he dicho en otras ocasiones las series Saros es un período de exactamente 223 meses sinódicos (aproximadamente 18 años, 11 días, 8 horas), que se puede utilizar para predecir eclipses del Sol y la Luna. En un período saros después de un eclipse, el Sol, la Tierra y la Luna regresan aproximadamente a la misma geometría relativa, una línea recta cercana y un eclipse casi idéntico ocurrirá, en lo que se conoce como un ciclo de eclipse. El registro histórico más antiguo descubierto de lo que se conoce como los ciclos Saros es de astrónomos caldeos (neobabilónicos) en los últimos siglos antes de Cristo.

Lo que tiene de extraordinario esta vez, es que ocurre en oposición a Saturno en Capricornio, que por única vez en nuestras vidas (los que estamos vivos hoy) está en conjunción a Plutón en este signo de la cabra con cola de pez y a su vez, ambos están alineados con sus propios nodos que también se encuentran en el ángulo Cáncer-Capricornio y por supuesto que con los nodos de la Luna que para este año y este eclipse también se encuentran en el mismo ángulo. Por tanto, los signos cardinales: Aries -Cáncer-Libra-Capricornio, estamos viviendo momentos absolutamente vitales en este tiempo, donde se nos pide que encontremos un balance interno entre la influencia de nuestro pasado en nuestra psique y todo aquello que todavía debemos aprender. Por sobre todo el desafío es encontrarnos cómodos con nuestra individualidad y tener el coraje de vivir de acuerdo con nuestros propios valores, diferenciándolos de los aprendidos por nuestra historia familiar y cultural.

El impacto de un eclipse puede tomar hasta 6 meses en manifestarse, en este caso hasta la Luna Llena en Cáncer el 10 de Enero del 2020. Pero estos signos venimos experimentando, sintiendo la necesidad de liberarnos de estos mandatos ancestrales, hace ya unos años, desde que Plutón entró en Capricornio en el 2008 y más asentuadamente cuando Saturno entró en este signo al final del 2017. Este sentimiento llega ahora a una especie de momento crucial, cuando las fuerzas del Cosmos parecen forzarnos a reconocer nuestro pasado y nuestra influencia ancestral, al mismo tiempo que nos muestra el camino a seguir para evolucionar, para pasar al próximo nivel en nuestro desarrollo espiritual. Algo así como un cansancio de lo conocido, de lo presente, de la historia que estemos concluyendo mezclado al mismo tiempo, con una estimulante visión de lo que se avecina. Y si bien, las despedidas de lo conocido pueden ser duras, la promesa de lo que vendrá resulta mucho más tentadora.

Los eclipses solares son como Lunas Nuevas extra potentes, donde se nos pide iniciar un nuevo capítulo, dejando de lado el miedo y las dudas. Cáncer es el primer signo de Agua y en muchas teorías el comienzo de la vida. Con los Nodos de la Luna, Saturno y Plutón en Cáncer, una fuerza arrolladora de comienzos nos embarga y algo se siente como el primer día de colegio o de la universidad. Pase lo que pase, en lo que se avecina, vamos a aprender mucho y descubriremos una nueva faceta de nuestra psique, de la cual no sabemos mucho aún. Exitante y al mismo tiempo, como todo lo nuevo, nos provoca ansiedad. La promesa es de Renovación. Saturno desde Capricornio, nos previene que puede haber algunas rocas en el camino, pero el impulso de Cáncer de crear Vida es mucho más embriagante.

La conexión con miembros de la familia de origen puede traer desafíos y al mismo tiempo importante información sobre nuestro pasado olvidado. Si lo que nos despierta al cambio es una enfermedad, debemos analizar qué es lo que esta enfermedad nos está diciendo sobre nosotros. Qué es lo que necesitamos purgar para poder evolucionar y pasar a una etapa de nuestra vida más rica y energizante.

No podemos olvidar que parte de esta ecuación es la cuadratura a Eris, particularmente de Plutón, que está exacta en este momento, que nos confronta con ese sentimiento de alienación de lo que nos rodea. Dónde sentimos que pertenecemos y dónde y con quién no. Donde o con quién nos sentimos seguros y protegidos y con quién no. Todo ello muy Cáncer. Este signo busca sin cesar ese lugar donde sentirse contenido.

Cambios de hogar, de pareja, de trabajo pueden estar ocurriendo, pero el tema base es el mismo: EVOLUCIONAR HACIA UN NUEVO YO.

ESTO nos afecta a todos, pues muchos tenemos algunos de estos signos en nuestra carta natal, pero por supuesto que donde tengamos ese ángulo Cáncer-Capricornio es donde estamos sintiendo el mandato divino. Los signos fijos: Tauro-Leo-Escorpio y Acuario tienen la influencia agregada de Urano, que les pide romper cadenas y liberarse de aquellas auto-impuestas en el pasado. Los signos mutables: Géminis-Virgo-Sagitario y Piscis, con la ayudad de Júpiter en cuadratura a Neptuno, tienen la visión de sus sueños que les susurran todo lo que es posible, si logran encontrar ese balance entre lo que ya no les sirve y lo que pueden llegar a ser.

Otro aspecto relevante de este eclipse es que esta lunación forma aspectos a Kirón y Folo, lo que nos muestra claramente donde estamos heridos y de donde emana esa herida, pero por sobre todo, que a pesar de que Reconocerla, Aceptarla y Respetarla es fundamental, aceptar que con el tiempo podemos darle un vuelco positivo a ello y comprender que es justamente esa herida lo que nos permite experimentar Compasión y Amor, es también vital.

Entre otras cosas el balance o la comunión entre lo femenino y lo masculino está en su momento más relevante, donde realmente estamos encontrando lo puentes entre estos dos aspectos de nuestra psique, que hemos tenido separados por siglos y ahora comienzan a querer unificarse.

13680642_1099954926745331_4703986581068120613_n

LUNA LLENA en Escorpio. 18 de Mayo de 2019.~

No Comments 217 Views0

Ya estamos recibiendo la energía de esta Luna Llena en Escorpio con su contundente mensaje, siendo el principal, que los secretos tienen su propia vida y coste emocional. Escorpio rige el mundo que escondemos, los sentimientos profundos que no nos atrevemos a concientizar y mucho menos hablar de ellos. Este mundo secreto (conciente o inconcientemente) que protegemos con mucha garra, nos ha sido heredado a través de nuestro acondicionamiento familiar, a menudo a un coste emocional muy grande. La lealtad a la estructura familiar se convierte así en un deber supremo que todos debemos mantener a costa de nuestra propia individualidad. Todo ello utiliza mucha energía que podríamos utilizar más positivamente, para desarrollar nuestro potencial y perseguir nuestros sueños.

Esta lunación que como todas es única y especial, se forma con el Sol, a unos escasos 3º de Mercurio y tanto el Sol como la Luna forman ángulos de 90º a Lilith, insinuando que debemos abrirnos a comunicar nuestras ansiedades y miedos, sobre todo aquellas relacionadas con ese sentimiento de soledad que emana de no sentirnos incluídos o queridos. Con la ayuda del Nodo Lunar en el ángulo Cancer-Capricornio, algo nos dice que debemos participar del colectivo que nos envuelve, para sentirnos parte de “la familia” que nos rodea, ya sea, la local, la nacional o simplemente parte de la raza humana. Todo ello requiere un esfuerzo, una acción. Lilith es echada del Edén, por no querer obedecer o acatar las órdenes del patriarcado. Defender su honor y su forma de pensar, la lanzan al vacío, pero es allí mismo donde ella tiene la oportunidad de buscar en su interior y averiguar quien es. Sentirse solo es uno de los sentimientos más creativos aunque a menudo desolador.

Deshacernos de la carga negativa familiar es uno de los deberes de Escorpio.  Concientizar y soltar es la labor. El árbol está compuesto de la copa, el tronco y la raíz. Cuando la energía de Escorpio fluye en una Luna Llena, es el momento de investigar la raíz que nutre el árbol. Es tiempo de sumergirnos en energía Ying, para poder sentirnos completos y comprender que no podemos controlar o manipular a los demás. Hay un mandato inconsciente que cada uno debe obedecer y es interesante averiguar cuál es el nuestro. La Luna LLena en Escorpio, echa luz a las zonas oscuras de nuestra psique para que podamos descubrir aspectos de nuestra personalidad con los que nos cuesta conectar.

Marte el co-regente de esta lunación acaba de entrar en Cáncer y pueden aparecer disputas en el hogar que nos hagan sentir ganas de desaparecer, de liberarnos, de responsabilidades y de cotideaneidades que nos aplastan, pero eso es justamente lo que debemos mirar con más atención: de qué es lo que realmente queremos escapar? Venus y Urano también están alineados en conjunción en Tauro para esta luna, y la necesidad de algo nuevo y exitante nos inquieta el alma. Marte en Cáncer opone a Folo en Capricornio y forma una cuadratura a Kirón. Esta combinación habla fuertemente de “destapar la olla” para poder aliviar la tensión que nos agobia, y esta es la perfecta alegoría que nos propone Escorpio, de mirar hacia adentro, para comprender donde se genera esa presión que sentimos.

El Sol y Mercurio, juntos en Tauro forman un amable aspecto a la conjunción Saturno-Plutón que nos traen a la mesa, la clara consecuencia de nuestras decisiones y actitudes del pasado para que podamos corregir y re-estructurar para sentirnos mejor y continuar evolucionando. Por tanto, esta lunación nos ofrece la oportunidad de ver estos temas con claridad y calma para poder actuar adecuadamente a partir de ahora.Los signos fijos, sobre todos aquellos nacidos en el último decanato de Tauro, Leo, Escorpio y Acuario sentirán de una forma más concreta esta demanda cósmica, que nos invita a la reflexión, a la meditación, y sobre todo al encuentro con nosotros mismos. Los signos cardinales, y en particular los nacidos en los últimos grados de Aries, Cáncer, Libra y Capricornio, son los más que están siendo más forzados a la urgente toma de consciencia y al cambio a un nivel profundo y vital. Los signos mutables: Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis están viviendo la energía de la última cuadratura Neptuno-Júpiter del actual ciclo entre estos dos planetas que comenzó el 21 de diciembre del 2009 y que culmina en Abril del 2022. A Júpiter le toma 12 años dar la vuelta al Sol y en ese periodo, Neptuno se ha movido un signo completo, así que cada 13 años estos dos gigantes planetas se alinean en conjunción en un signo diferente. Este ciclo que estamos recorriendo ahora comenzó en el signo de Acuario. Ese fué el año que vimos el primer afroamericano convertirse en presidente de los Estados Unidos, entre otras cosas. Júpiter es considerado por muchos como “la mayor fortuna ” y un símbolo de todo lo que es “bueno y positivo”, pero bueno y afortunado para aquello que cumple con las leyes sociales y la repetición casi automática del pasado! Júpiter da buena fortuna a los que se ajustan, que siguen las reglas del juego social, el juego político, el ritual religioso. Verdaderamente, no hay nada de malo en conformárse y respetar el status quo y hay grandes beneficios prácticos al hacerlo. Pero conformándose no es tomar un nuevo paso evolutivo. Este paso requiere, como la toma de cualquier paso, una pérdida inicial de equilibrio, seguida inmediatamente por un recuperación. El caminar es constantemente perder el equilibrio, para recuperarlo al apoyar el pie que se ha levantado (como dice Rudhyar) y Neptuno nos pide levantar “los dos pies” al caminar. Sobre todo en la cuadratura y más aún ahora que se encuentra en su propio signo, en Piscis. Hay una especie de anhelo indescifrable de escapar (Neptuno) la realidad social (Júpiter) con esta combinación de planetas, al mismo tiempo que estamos siendo llamados a la toma de responsabilidad por nuestras decisiones (Saturno-Plutón en Capricornio). No es una propuesta fácil, y hace que nos sintamos a menudo en un limbo de añoranza y tristeza. También nos confronta con que a veces para cumplir nuestros sueños (Neptuno), debemos acatar ciertas leyes sociales (Jupiter). El lanzarse a buscar la pureza de lo que hacemos puede chocar y de hecho muy amenudo choca con la aceptación social. Este es un verdadero dilema creativo.

Las energías que emanan de esta lunación nos hablan del Misterio, de lo escondido, de lo mágico, de la profundidad del Ser Humano, nos recuerdan que no somos seres bidimensionales y que la totalidad del Universo vive en nuestro interior.

Fuente: Cristina Laird ~ Astrología Arquetípica ~

1552658035_archive_1_super_luna_llena_de_gusano_equinoccio

LUNA LLENA en Libra. 18 y 19 de Abril de 2019.

No Comments 214 Views0

Ya vibramos con las energías de esta segunda y última luna llena en Libra del año. Segunda oportunidad de resolver una situación que nos viene afectando desde hace unos meses. Luna LLena y además a los 29º del signo de la Balanza. Por doble partida esto nos habla de finales, de conclusiones, de completar etapas, de ocuparnos de temas que son importantes y no podemos posponer más. El signo de Libra nos enseña sobre el compromiso, sobre el comprender la posición del “otro/a”, nos pide que dejemos detrás la victimación y tomemos responsabilidad por la situación en que nos encontramos.

Esta lunación es quizás más que un doble impulso a concluir algo, pues aunque ampliamente, re-energiza la cuadratura Saturno-Plutón con Eris, y además se alínea con Urano. Si bien este último nos impulsa a la rebelión y el explorar nuestra individualidad, a mostrarnos que tenemos algo diferente que no se ajusta al grupo, debemos recordar que estamos en conexión, relación con otros, con ese grupo del cual no nos sentimos parte. Si nos sentimos poco comprendidos, no integrados, diferentes, la energía de la conjunción Saturno-Plutón nos fuerza a mirar nuestra propia inhabilidad para intergrarnos. En el magnífico símbolo chino del Ying-Yang, lo claro, lo blanco está en perfecta armonía con lo negro, lo oscuro, inclusive, hay un punto blanco en lo negro y uno negro en lo blanco. Esa armonía de luz y oscuridad es de lo que nos habla esta última lunación en Libra.

La armonía de los opuestos que forman un todo es el punto a concientizar ahora: “qué hay de mi, en él/ella, y que hay de él/ella en mi”?. Muchas relaciones personales estarán sin duda en este punto, donde uno culpa al otro de todo, en vez de auto-inspeccionar el verdadero sentido de este símbolo chino, que todos conocemos y admiramos. Pero realmente comprendemos lo que nos dice? Investigar los verdaderos o más oscuros motivos de nuestras decisiones y acciones es el tema de esta lunación. El aceptar que nadie es sólo bueno o sólo malo es también un tema a investigar en profundidad.

Todos estamos siendo afectados por la conjunción Saturno-Plutón en cuadratura a Eris en este momento y en la extraordinaria creatividad de la vida, cada uno en su propia historia, en su propia experiencia y forma. Todos estamos siendo llamados a concluir historias y tomar responsabilidad por encontrarnos donde nos encontramos. Tenemos a nuestra disposición un infinito caudal de fábulas, mitos e historias de ese fundamental viaje a la sombra, al Submundo de Plutón, para enriquecernos con su importante lección e iluminación. Lo que el símbolo Ying-Yang nos recuerda es que el camino a la luz es a través de las sombras y viceversa.

Marte en Géminis está opuesto a Ceres para esta lunación y ambos forman cuadraturas a Neptuno, lo que nos recuerda que nuestro héroe/heroína interna a menudo se confunde y entra  en periodos de tinieblas y que ese camino, ese trayecto cuando no vemos nada claro, también es necesario, pues nos lleva a la toma de consciencia de la “necesidad” de la Fé. Cuando más confundido estamos más necesitamos de la Fé, del Confiar. En qué? en nuestra parte divina, en nuestros dioses internos, que nos guían desde las tinieblas. Nuestra parte intuitiva, nuestro cerebro derecho nos guía y debemos aprender a confiar en ello.

La conjunción Saturno-Plutón también está alineada con los Nodos Lunares, en conjunción al nodo Sur, lo que nos recuerda que nuestras pequeñas/ grandes luchas de poder, nuestra necesidad de “ganar” están coloreadas por historias pasadas, por las lágrimas de nuestros ancestros y debemos poder evolucionar, para no repetir historias de quienes ya no están. Las voces de aquellos que lucharon para que nosotros hoy estemos donde estamos, son a veces ensordecedoras y no nos dejan escuchar nuestra propia voz. Pero esto es justamente lo que debemos hacer: escuchar nuestra propia voz. 

Esta conjunción Saturno-Plutón en cuadratura a Eris y con la ayudad de Urano en Tauro, está dando el impulso del empoderamiento de lo Femenino, el emerger hacia la LUZ de lo Femenino que ha estado en la SOMBRA por muchos siglos. Ya no nos debemos callar, ya no debemos temer ser juzgadas por actuar “masculinamente” y viceversa, hoy los hombres más que nunca pueden dar rienda suelta a su parte femenina, si se le puede llamar así. Quizás el mensaje más elocuente de esta Luna Llena en Libra es que lo Femenino y lo Masculino no se pueden separar, que son parte de ese todo que somos. Algo nos llama a concluir con estos tópicos antiguos y comenzar la nueva aventura de sentirnos completos en vez de estar dividos en constante búsqueda de la parte estirpada de nuestra psique.

Feliz Luna Llena a todos!!!

Fuente: Cristina Laird ~ Astrología Arquetípica.

luna-llena-libra

LUNA LLENA en LIBRA. 20 y 21 de Marzo de 2019.

No Comments 224 Views0

Hoy comenzamos a transitar la primera Luna Llena en Libra de este año, y digo la primera pues tendremos otra en Abril de este mismo signo, algo que no ocurre muy a menudo. Este evento y esta lunación como todas es extremadamente importante pues marca el momento del equinoccio en Aries, por ende, el comienzo del año astrológico 2019. El Sol entra en el primer signo exactamente a 0º de Aries al mismo tiempo que la Luna lo opone desde el 0º Libra. Realmente significando el momento cuando el día y la noche tienen la misma duración.

El balance de la Naturaleza. Lo que nos explica una de las razones por la cual el símbolo de Libra, es la balanza. A partir de este punto, las noches se encogen y el día crece.

Aries (Yo) y Libra (Tú) nos ayudan a comprender el verdadero significado de las relaciones personales. El otro se convierte en el espejo de nuestra alma y así logramos conocernos mejor. Como en el cuento de Eros y Psyche, el hijo de Afrodita que se enamora de una simple mortal, de extrema belleza, lo que despierta la envidia de la Diosa de la Belleza, que comienza a planear como separarles. Os contaré parte de la historia aquí, ya que la encuentro muy relevante para describir estas lunaciones en Libra.

Psyche era un niña y luego mujer tan bella, que la gente la adoraba y los hombres comenzaban a venerarla en vez de cortejarla. Su padre, el rey, comienza a sospechar que su amada hija Psyche nunca encontraría marido. Es así que va al oráculo de Delfos y este le dice que debe abandonar a su hija en la cima de una montaña para cumplir con su destino, que es un marido no humano. Al mismo tiempo Afrodita que ya había escuchado de esta bella mujer que comenzaba a hacerle sombra, manda a su hijo Eros (Cupido) a herirla con una de sus flechas para que ella se enamore de la bestia que el oráculo había mencionado. Pero al acercarse a ella, Eros duda, obnubilado por su belleza y se le cae la flecha en su propio pie y se enamora de ella locamente. Como ella no puede saber quien es él ya que su madre se enfurecería, la lleva a un bello valle donde ella disfruta del magnífico lugar por el día y a la noche él la visita y le hace el amor. La única condición: que ella nunca le mire ni le pregunte su nombre.

Este es el verdadero escenario que se da cuando nos enamoramos. Pero Psyche comienza a extrañar a su familia y le pide a Eros que la deje ir, aunque sea por un día a verles. Las hermanas que creían que había muerto, al escuchar su historia, comienzan a instigar en Psyche la duda, de que quizás se había casado con un monstruo, como había anunciado el oráculo y que por eso le pedía que no le mirase. Es así que con ayuda de sus hermanas planean que cuando él se durmiera a la noche, ella debía ir con un espejo en una mano y un cuchillo o hacha en la otra, en caso de que tuviese que matarle, al descubrir quien realmente era.

Ahora, esos son los dos símbolos que realmente nos importan: la lámpara y el cuchillo. Si vamos a hacer lo que esta Luna Llena en Libra nos pide, que es examinar la relación en la que nos encontramos, entonces, necesitamos ambos. Necesitamos la iluminación de la lámpara para echar un vistazo a la situación. El hacha o cuchillo nos ayudará a cortar con los lazos poco saludables de ella. Si acaso, lo más importante es mirar quien somos en esta relación, y como nos sentimos al respecto.

Venus, la regente o dispositiva de esta Luna Llena, se encuentra junto a Lilith, quien huyó del Edén por no aceptar la ley patriarcal de Adam (anterior a Eva). Aquí podría continuar con la historia de Psyque y Eros, que habla de la lucha de Psyche con Afrodita para ganarse a su suegra y responder a todas las pruebas que ésta le propone. Pero es suficiente decir aquí, que todos estos arquetipos que se iluminan para las lunaciones se harán más evidente si miramos las casas de nuestra carta astral, donde esta lunación cae. Dónde y a través de quién vivimos estas historias que nos invitan a buscar en nuestro interior, respuestas a nuestros temas de pareja y la relación con nuestra propia alma. Venus se encuentra en una cuadratura exacta a Marte, para esta lunación y encontrar armonía entre lo que buscamos en otro y lo que hacemos cuando lo encontramos, es uno de los temas que deberíamos mirar. Busco una relación estable, pero me presento como si ello no tiene importancia en mi vida? o ¿busco una relación abierta, pero me encierro en una relación estable que termina aburriéndome y atándome a una rutina que me resulta insoportable? ¿Cómo encontrar armonía entre lo que quiero y lo que atraigo?

Esta Luna llena como es natural en ellas, iluminan lo que se encuentra en la oscuridad de nuestra psyque, para que miremos con atención y descubramos esos aspectos de nosotros mismos de los cuales escapamos a diario, en el intento de mantenernos “felices” o “seguir sonriendo” aún cuando nuestro interior pide auxilio, para poder dejar de culpar al “otro”.

Por más culpa que tenga “el/la otro/a, por más cruel, más “malo” que sea, algo nos atrajo hacia el/ella y esa es la pregunta que nos debemos formular, qué me hizo sentir atraído/a y enamorado/a de una persona así? Cuanto más seguimos analizando al otro y menos a nosotros mismos, más nos traicionamos. Culpar al otro/a de lo que nos pasa, alimenta el engaño y como si de Psyche se tratara, esta Luna llena nos pide que empuñemos el espejo y el hacha y tomemos las riendas de nuestra vida.

Feliz Luna Llena a todos!

Fuente:  Astrología Arquetípica ~ Cristina Laird

23031499_1205986212836232_8809941112558182457_n

SUPERLUNA LLENA en Virgo – 19 de febrero de 2019.

No Comments 497 Views0

Esta próxima Luna Llena, es una Super Luna Llena, que es cuando la Luna se encuentra en su perigeo, o punto más cerca de la Tierra, y por tanto la vemos más grande desde nuestro planeta y su poderío en nuestras mareas es más potente. Esta lunación, como todas, es especial por muchos motivos. Para empezar no olvidéis que su efecto más potente es dos o tres días antes, así que para el 17 y 18, ya sabremos que se trae entre manos esta lunación en nuestras vidas.

Como toda Luna Llena habla del momento cuando algo llega a su punto de máxima expresión, a menudo concluyendo los temas que afloraron para la lunación anterior, en este caso fue la Luna Nueva en Acuario del 4 de Febrero. Aunque también vibra con los eventos de la última Luna Llena en Piscis o Luna Nueva en Virgo de Agosto-Septiembre 2018, respectivamente. Os acordáis que pasaba en ese momento en vuestras vidas?

Aunque la conjunción Marte-Urano continúa vigente para esta lunación, desde el 14, Marte ya ha entrado en Tauro por tanto con Urano en el último grado de Aries. Esta combinación de Fuego y Tierra, nos habla de poder dar una expresión más concreta a nuestras ideas rebeldes y revolucionarias que es lo que Urano en Aries ha estado exacerbando a nivel mundial desde el 2011. Marte en Tauro nos invita a terminar lo que ya hemos activado, en vez de provocar más conflicto. Ya no sirve buscar repuestas rápidas, ahora debemos “poner el dinero donde está la boca”. Aun así Tauro es un signo “muy” fijo, así que las discusiones pondrán en evidencia una testadurez importante . Cada parte seguirá aferrada a su posición que con la influencia de Mercurio en Piscis será cada vez menos clara. Mercurio entra en su faz de pre-sombra de este retrógrado en Piscis de la mano de Neptuno en Piscis. Por tanto las ideas claras serán escasas y la confusión de discurso será más elocuente. El retrógrado de este pequeño planeta comienza el 6 Marzo, justo el día que Urano entra en Tauro, para quedarse hasta el 2026. Por tanto, antes de engancharte en una discusión, asegúrate que tus ideas son claras y concretas y que no discutes por discutir y sobre todo que no proyectas tu sombra en tu contrincante para continuar el conflicto.

A nivel mundial ya estamos viendo este patrón en Venezuela, España, Estados Unidos, donde las partes opuestas no aceptan ver el punto de vista del otro y siguen aferrados a su discurso sin ceder ni un milímetro y mucho menos aceptando errores. Es posible que algo explote en alguna de estas situaciones, para esta lunación. Los políticos necesitan dejar de exaltar las divisiones y sus guerras de poder, por motivos políticos y sentarse a negociar por el bien de todos. Necesitaremos fuerza de caracter, pero no para seguir defendiendo lo indefendible sino para comprometer, encontrar puntos en común, buscar soluciones. Pero por supuesto que Urano que es un planeta transpersonal, está exigiendo un cambio, ya inevitable, y los que se aferran al poder por medios menos éticos, caerán. Lo nuevo surge con fuerza y ya no se puede detener. Donde queden vestigios de preceptos viejos, es donde veremos más la exigencia de Urano, que nos fuerza a romper cadenas, a lo nuevo, a lo menos tradicional. Cuanto más nos agarremos a lo viejo, a lo tradicional, más fuerte será el dolor. La conjunción Saturno-Plutón en Capricornio, ya en activo, nos está indicando que algo debe renovarse y renacer. Estos son cambios muy profundos que uno debe aceptar y debemos prepararnos para decir adiós a muchos hábitos de vida y muchos aspectos de nuestra personalidad que nos han servido por mucho tiempo, pero que ya no cumplen la misma función, sólo detienen nuestra evolución. 

La cuadratura de Júpiter a Mercurio, nos recuerda que la renovación no significa tirar por la ventana lo bueno, simplemente porque es viejo. Así que tendremos un balance que nos inspira a utilizar lo bueno que nos hemos trabajado por años pero permitiendo la renovación.

La conjunción Venus Saturno en Capricornio sigue vigente y Venus es el dispositor de Marte en Tauro, por tanto el acercamiento femenino en la discusión política parece más relevante que nunca. Lanzarnos al cambio pero con dignidad y planes bien pensados parece ser la solución, para compensar por la demanda de libertad impulsiva que nos pide Urano en Aries, pero que ahora debemos manejar más concretamente. Capricornio y Tauro son signos de Tierra, esta Luna Llena es Virgo, por tanto el elemento Tierra manda y ahora debemos hacer realidad de una forma adulta, organizada y con los pies en la tierra, esa libertad que tanto ansiamos y sin duda nos merecemos.

Unos de los aspectos más importantes de esta lunación es la T-cuadrada que forman Eris y Urano a los Nodos Lunares, lo que describe claramente este proceso de liberación de cadenas autoimpuestas, por motivos valederos en otros tiempos y que ahora lenta pero firmemente debemos ejecutar. Los aspectos a los Nodos, y sobre todo las T-cuadradas, es decir, cuando uno o más planetas forman ángulos de 90º al ángulo nodal, son momentos claves de evolución, cuando realmente nos encontramos en un punto de dejar ir de los viejos acondicionamientos y nos lanzamos a evolucionar, hacia un nuevo estado de consciencia.

Saturno y Plutón desde Capricornio, nos recuerda el Tiempo que tenemos y que vivimos y la realidad que debemos confrontar y respetar. Tanto a nivel colectivo como personal, esta es una de las Lunas Llenas más importantes del año, donde los efectos del Calentamiento Global ya no se pueden discutir más y la necesidad de tomar responsabilidad por ello es irrevocable.  Nada de todo esto es un trabajo fácil, sobre todo mientras sigamos concentrados en lo que nos divide, en vez de programar lo que podemos hacer todos juntos por el bien no solo del planeta, sino de nosotros mismos y las nuevas generaciones que pagan por nuestros errores.

El retorno a la Diosa, a la Naturaleza es impostergable, siendo Virgo el signo en que se encuentra la Luna y con un Kirón en trígono a Ceres, el tema de la Salud también es un mensaje de esta lunación. Este es uno de los cambios más potentes que están tomando lugar: nuestra alimentación. Ceres nos habla de los productos de la tierra, de la comida consciente, de la forma correcta de alimentarnos sin perjudicar el medioambiente. Este es un tema muy amplio que merece un lugar especial, pero sí podemos comenzar a tomar responsabilidad de nuestro propio cuerpo. Si nos enfermamos es por que algo se nos escapa y no comprendemos bien. La comida es lo que entra por nuestra boca cada día, la reacción de tu cuerpo está directamente ligado a lo que comemos. Presta atención a como reacciona tu cuerpo después de comer. Busca cual es la mejor dieta para ti. Todo lo que entra en tu cuerpo provoca una reacción del mismo, aprende a interpretar lo que te dice. Prueba diferentes alimentos hasta que encuentres cual va mejor contigo. Hora de dejar de ir de acondicionamientos culturales sobre qué es lo bueno para ti y qué no. Sólo tú lo sabes, pues tu cuerpo te habla. Aprende a escucharle sin darle explicaciones aprendidas por mantenerte fiel a lo que te han enseñado.

Libérate! Feliz Luna Llena!

Fuente: Cristina Laird ~ Astrología Arquetípica

lobo

LUNA LLENA EN LEO. LUNA DE LOBOS Y SANGRE. ECLIPSE TOTAL DE LUNA. 20 y 21 de Enero de 2019.

No Comments 381 Views0

Este eclipse lunar, el primero del año, cae en los primeros minutos de Leo-Acuario y es el eclipse número 27 del ciclo saros 134. Esta serie comenzó el 1 de Abril del 1150 y está compuesta de 72 eclipses lunares. Este particular eclipse aunque sea el número 27 del ciclo, es el 9º eclipse Total. El último eclipse total de Luna de esta serie será el 26 de Julio del 2325, aunque esta serie de eclipses lunares finalizará en Mayo del 2830. Esto es para que tengáis idea de la magnitud de cada uno de estos eventos celestiales que a menudo tomamos como simples y sin mucha trascendencia.

Normalmente hay dos grupos de eclipses por año, usualmente 2 en Febrero y 2 en Agosto, pero este año, el primer grupo de eclipses es en Enero, por tanto tendremos 3 grupos o estaciones de eclipses en 2019. Como los Nodos Lunares se están moviendo por la angularidad Cancer-Capricornio, y como ya sabemos que los eclipses se forman cuando hay una luna nueva o luna llena alineada con estos nodos, entonces todos los eclipses serán en este ángulo de signos. Las fechas por tanto son: Enero 6 (Eclipse parcial de Sol en Capricornio) y 21 (Eclipse Total de Luna en Leo) , Julio 2 ( Eclipse Total de Sol en Cáncer, que se verá en Chile y Argentina), Julio 16 (eclipse Parcial de Luna en Capricornio) y finalmente el eclipse anular de Sol el 26 de Diciembre también en Capricornio.

En lo que concierne a la Astrología, este eclipse total de Luna tiene una fuerza especial al caer en el grado 0 de signos fijos, afectando así particularmente la cuadruplicidad de estos signos, es decir: Tauro, Leo, Escorpio y Acuario. Los eclipses lunares tienden a afectar más lo femenino, mujeres en posición de poder y/o  celebridades, y los Solares más los hombres, como políticos y reyes. El grado 0 de Leo-Acuario forma una T-cuadrada a Urano que se encuentra en los últimos grados de Aries, ya en su camino inminente hacia la re-entrada en Tauro el 6 de Marzo, por donde transitará hasta el 2025 cuando finalmente entre en Géminis, pero ya no volverá a Aries,  hasta Febrero del 2095. Este primer decanato de Leo, que algunos atribuyen a la regencia de Saturno,  de acuerdo a los decanatos de Manilio a Aries, por tanto a Marte. Marte se encuentra en su propio signo, y para esta lunación forma un trígono, a la conjunción Venus-Júpiter en Sagitario. Este es un aspecto magnífico en cuanto al ímpetu típico de los signos de fuego de arriesgar, de lanzarse a proyectos y planes con una gran grandeza de espíritu, tal cual lo pide esta Luna en Leo, donde la nobleza del espíritu humano puede expresarse sin reservas. La nobleza de los signos fijos se luce y nos inspira a ser lo mejor que podemos ser, sin dejar que la sombra nos pueda. Pero de acuerdo a Manilio, este ángulo Aries-Libra de los decanatos de esta lunación nos lleva la atención a nuestras relaciones personales.  Afirmando esto se encuentra el Sol en contacto con Juno, y la Luna con Ceres, que parece evocar una salida airosa de conflictos con aquellos que amamos, donde prima el amor por encima del desencuentro.

Aún así, siendo este un eclipse total de Luna, el conflicto radica en temas que no podemos controlar. Esta lunación forma una t-cuadrada fuera de signo, con Urano en Aries y Pallas en Libra, confrontándonos con temas y eventos fuera de nuestro control, lo que  nos recordara, aquello de que verdadera libertad está dentro nuestro y no en eventos externos. Es fácil culpar al gobierno, a los padres, a la pareja, a la situación en el trabajo, pero finalmente, de quien debemos emanciparnos es de nuestros propios sentimientos negativos, aquellos que nos esclavizan, como la crítica y la culpa. Ante todo estas son lecciones sobre humildad, y la aceptación de nuestras limitaciones. Si bien con Saturno y Plutón en Capricornio y acercándose a la conjunción que ocurrirá en 2020, el sentimiento es de responsabilidad y estructura, no todo en la vida cae sobre nuestros hombros. Eso sí, es necesario que cada uno de nosotros se haga cargo de lo suyo.

Este eclipse es el preludio de lo que este año 2019 se trae entre manos, un tiempo cuando el verdadero Karma se manifiesta en nuestras vidas y los signos cardinales en particular, se confrontan con el resultado de acciones y decisiones del pasado y se nos ofrece a todos, la oportunidad de rectificar, de re-estructurar, de volver a empezar o pasar al nuevo capítulo de nuestra autobiografía. Todos sentimos que ciertos ciclos se cumplen, concluyen y debemos dejar ir de situaciones en la que ya no crecemos.  Este puede ser un proceso más o menos doloroso, de acuerdo a cuanto nos cueste pasar página. Los signos fijos son aquellos que más dificultad tienen en dejar ir de hábitos que deben cambiar para poder mantener la salud física y mental. Esto aplica a todo nivel, desde la dieta diaria, a la salud, las relaciones personales y nuestra relación con lo que hacemos cada día, que incluye el trabajo o profesión que realizamos. Algunos de nosotros nos tendremos que confrontar con un cambio total, otros con re-estructurar lo que hacemos, pero esta conjunción entre Saturno y Plutón nos recuerda  sin rodeos ni excusas, que algo concluye. La opción de que todo vuelva a estar como antes, no está incluída. Ya nada va estar como antes. Cada uno en su historia personal, en su propia consciencia y su estado de desarrollo. Siendo esta conjunción en Capricornio, el pedido del Cosmos es de toma de responsabilidad y estructura. Muchos jóvenes sentirán que crecen y maduran de golpe, muchos niños tomarán consciencia que la vida no es sólo diversión, sino que todos debemos hacer cosas serias y complicadas. Garantías? Ninguna! Solo el sentimiento que debemos hacer aquello que debemos hacer. Por supuesto que nada de todo esto es algo negativo o destructivo, todo lo contrario. El pedido del Cosmos es de que nos probemos a nosotros mismos todo lo que podemos hacer, que nos confrontemos con nuestros miedos y aún así sigamos el camino con el convencimiento que llegaremos a donde queremos llegar, aún cuando no estemos seguros de la dirección exacta. Si hay una bendición que emana del arquetipo de Saturno es la Paciencia y el profundo deseo de hacer lo correcto. Nada tranquiliza el alma como saber que uno está haciendo lo que ella nos pide. Nada nos quita más el sueño, que la consciencia de que no hacemos lo que nos pide nuestro corazón. Por tanto, re-inicia con convicción y decisión, pues el Cosmos parece premiar a aquellos que arriesgan, pero no a lo loco, sino con responsabilidad y perseverancia, con fidelidad a eso que sabemos que debemos hacer, no desde la fantasía irresponsable, sino desde el amor y el entendimiento, que aunque no haya garantías, es lo que debemos hacer.

Esta Luna se le llama Luna de Lobos y de Sangre por el color rojizo que adopta durante el eclipse. Si conectas con el Lobo ancestralmente, esta es tu Luna Llena.

Fuente: Cristina Laird ~ Astrología Arquetípica ~

meditation-2717462_1280

LUNA LLENA en Géminis. 22 y 23 de Noviembre de 2018.

No Comments 222 Views0

Aquí vamos camino de esta Luna Llena que como todas es absolutamente diferente y especial. La razón es que esta Luna LLena en el signo de Géminis, con el Sol, por tanto en Sagitario en conjunción a Júpiter en Sagitario, no ocurre desde Diciembre 1983, por tanto muchos de vosotros quizás ni habíais nacido y muchos otros seríais muy jóvenes. Para los menos jóvenes, os acordáis que pasaba en vuestras vidas en esas fechas?

La angularidad Géminis-Sagitario nos trae a la consciencia la necesidad de encontrar la verdad en lo que decimos y escuchamos. Justo cuando las “fake news” o noticias falsas, son la noticia del momento. Cómo podemos distinguir entre todo lo que leemos y recibimos en nuestro móvil o celular y en las noticias y decidir qué es verdad y qué no. La incontenible necesidad de Géminis de pasar la noticia sin asegurarse si hay verdad alguna en ello o si las personas a quien se lo envían, quieren recibirlo, se encuentra con un Sol y Júpiter en Sagitario que nos impulsa a buscar los hechos, las pruebas de que lo que decimos tiene alguna verdad.

Muchos de los Géminis en el poder (estoy pensando en uno en particular), en los periódicos y otros medios de comunicación, dicen lo primero que se les viene a la mente, sin perder tiempo en examinar los hechos. Lo importante es pasar el mensaje lo más rápido posible, sin medir las consecuencias de tal información. Sagitario en su necesidad de encontrar la verdad en ello también se encuentra ante la disyuntiva de pasar el mensaje o detenerse a examinarlo. La legalidad de tales acciones es también de gran interés para Sagitario, que a menudo, además, tiene la responsabilidad de formar a jóvenes. Todos sabemos lo importante que son las palabras de los maestros y profesores de todo tipo. Si les admiramos, aún más. Sobre todo, cuando uno comienza a estudiar o investigar algo, la voz del maestro es importantísima.

Esta lunación, es decir el Sol-Júpiter + Mercurio Retrógrado en Sag, opuestos a la Luna en Géminis, forman una T-cuadrada a Marte en Piscis. Esta combinación habla de la dificultad de discernir entre la verdad y las mentiras manipuladoras que escuchamos a diario, sobre todo de los políticos. Pero por supuesto, que no sólo ellos. A nivel personal, también nos encontramos con situaciones, donde nos mienten o mentimos. El motivo verdadero de por qué pasa esto, vive en nuestro interior y debemos descifrar nuestras intenciones y la de los que nos rodean. Marte, como planeta “apex” de esta T-cuadrada, puede insistir en defender, aún cuando ni estamos seguros de que es lo que estamos defendiendo. Si nos hemos posicionado de un lado o de otro, a veces tendemos a defender la posición tomada, aún cuando no tenemos la certeza de tener la verdad.

No todo lo que leemos o escuchamos tiene alguna verdad en ello. Ese poder de seleccionar,  es el trabajo de Virgo, que en esta T-cuadrada que he mencionado, es la “pata” que falta, o la que completa la Gran Cruz. Por tanto, para esta lunación, algo nos pide que analicemos, que desmenucemos, que no tomemos lo que nos dicen como religión, sino que cuestionemos e investiguemos.

Esta lunación ocurre en los primeros grados de Geminis-Sagitario, lo que marca un comienzo, algo se inicia, algo empieza a tomar forma, sin embargo, las lunas llenas son el momento de máxima expresión, de completar el proyecto iniciado para la luna nueva anterior. Dos premisas que parecen estar opuestas, pero en este caso forman parte de la misma verdad. Algo se completa o termina, para dar lugar a un nuevo comienzo, sin dejarnos abrumar por memorias del pasado. Los rencores viejos, trasmitidos por nuestros ancestros deben ser RE-visados (Mercurio Retro) para no dejarnos llevar por el odio y el desamor de lo anterior, de aquello que ya no nos pertenece. Rechaza los odios antiguos y atrévete a sacar tus propias conclusiones.

Habiendo descubierto el propósito del Sol en Sagitario en su búsqueda de la verdad interna y habiendo satisfecho las necesidades de la Luna en Géminis, de compartir y comunicar, estas dos luminarias están siempre interrelacionadas, entonces un nuevo propósito del Sol, puede emerger, con la renovada confianza emocional de la Luna que se siente segura del camino que recorre.

Venus opone Eris-Urano y un gran sentido de no pertenecer completamente a nuestro entorno nos invade, esa soledad de estar acompañados por aquellos con los que no compartimos muchas emociones o simples hábitos. Aún con nuestra familia, podemos sentirnos extranjeros, y un sentido urgente de migrar nos lleva la vista al más allá, a otras tierras, a otras tribus. Pues ese es justamente el propósito de esta Luna Llena en Géminis que va acompañada de Júpiter y Mercurio Retro en Sagitario.

Déjate llevar por la curiosidad del alma, por la magia de la Vida, por el Misterio, y zambúllete en lo cotidiano con una nueva visión de lo infinito y lo extraordinario de las posibilidades que nos ofrece el vivir.

Feliz Luna Llena para todos.

Fuente: Astrología Arquetípica – Cristina Laird 

27459298_1287232814711571_9222140994903054107_n

LUNA LLENA en Tauro. 24 deOctubre de 2018.

No Comments 266 Views0

Ya estamos en esta extraordinaria y potente Luna Llena en Tauro, que como todas, trae un mensaje único y  esclarecedor para muchos de nosotros. Su intensidad siempre dependerá de qué contactos hace en tu carta natal. Lo de “único”, va porque en esta lunación el Sol se encuentra al lado de Venus (retrógada todavía en Escorpio) y la Luna en línea con Urano en Tauro. Es decir, existe una oposición Urano-Venus y la Luna Llena la activa. Todo en la angularidad Tauro-Escorpio. Pero es que esta gran oposición forma ángulos de 90º (cuadraturas) a los Nodos Lunares (en Acuario-Leo), por tanto forman una Gran Cruz, en signos fijos, aspecto que energiza, llama a la acción, a la liberación, confronta, impulsa al cambio, al mismo tiempo que lucha por mantener el status quo, para no perder ese sentido de seguridad que todos necesitamos. Por tanto, no es una situación muy fácil, especialmente para los signos fijos: Tauro, Leo, Escorpio, Acuario. Muy especialmente aquellos nacidos en los primeros grados de estos signos, por tanto: entre el 19 y el 22 de Enero, entre el 19 y 22 de Abril, entre el 22 y 25 de Julio, y entre 22 y 25 de Octubre.

Con esto no quiero decir que se trata de una situación negativa, sino todo lo contrario. “Difícil” no es sinónimo de “negativo”. Difícil es sinónimo de desafío y es a través de ellos  que uno encuentra su fuerza interna, expande su intelecto y se acerca al alma. Esto nos recuerda que si ignoramos estos mensajes de los Dioses, podemos confundir sus bendiciones con maldiciones. Los dioses no nos envían maldiciones sino que somos nosotros que convertimos esos regalos de los Cielos, en ellas, por no entender el mensaje que viene con cada uno de estos desafíos. Si logras mirar con atención y detenimiento lo que tienes enfrente, lo que está escondido en ello se te revelará. Esto requiere “mirar” de una forma especial, con los dos ojos y los oídos bien abiertos, y no con desgana. También se necesita dejar los prejuicios a un lado y simplemente observar. Entonces la visión cambia completamente y podemos comenzar a “ver” lo que realmente está enfrente nuestro.

Esta Gran Cruz que envuelve los Nodos Lunares, nos impulsa a mirar al frente con la consciencia de lo que dejamos atrás, sin olvidar,  sino simplemente para evolucionar, que es el impulso natural de la Vida. Aceptando la sabiduría que emana de mirar,  no sólo hacia afuera, sino también hacia dentro, trabajo que requiere un  “coraje” inconmensurable y la convicción de que es allí donde encontraremos el néctar.

Esta lunación que envuelve a Venus en Escorpio, en retrógrado y en oposición a Urano, parece evocar la historia de Innana (Diosa del Cielo), a veces llamada Ishtar, la Venus sumeria y su descenso al Submundo a encontrarse con su hermana Ereshkigal (Diosa del Submundo).   El descenso de Innana es un llamado de lo femenino, una llamada a transitar ese sendero que toda mujer debe recorrer para re-encontrarse con su lado más primitivo y salvaje, para poder sentirse completa. Cuando Innana decide descender al “mundo invisible” para acompañar a su hermana en un momento doloroso causado por la muerte de su esposo, al llegar a la primera puerta del Inframundo, se detiene ya que alguien le pide que se declare. El portero del Gran Abajo, le pregunta su nombre, a lo que ella responde: “soy Innana, Diosa de los Cielos y vengo a ver a mi hermana”. El hombre informa a Ereshkigal, reina del gran abajo, que Inanna, “Reina del cielo, del lugar donde sale el sol”, pide la admisión a la “Tierra sin Retorno” para presenciar el funeral de Gugalanna, marido de Ereshkigal.
Para esto debe pasar por 7 portales (símbolo de los 7 chacras, y del recorrido de Urano por cada signo) y en cada uno de ellos debe despojarse de alguna pieza de su vestimenta: primero que nada, su corona, luego su collar, luego sus pendientes y así sucesivamente hasta quedar completamente desnuda. Este magnífico símbolo de lo que se requiere en el viaje al encuentro con nosotras mismas, donde nada material puede distraernos, ni posición social, ni dinero, pues allí eso no significa nada, y además nadie puede acompañarnos. Este recorrido sólo podemos hacerlo solas. Cuando finalmente llega frente a su hermana esta procede a golpearla y clavarla en una estaca para que muera lentamente. Afortunadamente, Innana había dejado instrucciones a su más fiel asistenta,  Ninshubur, que si ella no estaba de vuelta en 3 días,   debía ir a buscar primero a sus padres, y si ellos se negaban a ayudar, buscar ayuda en Enki, dios del Agua y la Sabiduría quien sin ni siquiera  pensarlo, corre al submundo a rescatar a Innana. Ereshkigal, sufriendo por la muerte de su marido, recapacita y finalmente deja ir a Innana y le devuelve la vida con la condición que ésta enviara a alguien en su lugar.

Cuando Innana vuelve a su reino, se encuentra a su marido disfrutando del trono, sin dolor alguno por su muerte y decide que será él quien le reemplace en el Submundo. Hay varias versiones de esta historia, en una de ellas, Innana se apiada de su marido y arregla con su hermana Ereshkigal, que él pasará 6 meses del año en las oscuridades y los otros 6 retornará a ella en los Cielos. Esta historia es parecida a la de Ceres y Persefone,  que reflejan las cuatro estaciones del año y los 6 meses que se pasan en el submundo son un símbolo del Otoño y el Invierno.

Desde luego es difícil saber el significado de estas historias en el momento que fueron escritas, pero simbólicamente, sí que hablan claramente del viaje femenino a las profundidades de las emociones más primitivas y el encuentro con la Sombra. No sólo lo he vivido en mi propio viaje, sino en el de las innumerables valientes mujeres sin verdadera conexión con Madre, con quien he trabajado en terapia y quienes he acompañado a través de estos 7 portales. Y es que la verdadera liberación sólo llega después de haber recorrido las catacumbas del alma. Este descenso hacia la Oscuridad del Submundo y también hacia lo profundo del Anima Mundi o Alma del Mundo, es vital para que podamos rescatar lo sagrado y el respeto por todo lo que vive, y dejemos de una vez por todas la idea de que el Ser Humano es el único ser inteligente y con un propósito y el centro del Universo. Nuestra ceguera al propósito del Cosmos en relación al Ser Humano debe encontrar un puente que finalmente nos ayude a RE-conectar con el Alma Mundi y con la Diosa o mejor dicho, la Naturaleza y así poder reconocer y comprender los mensajes del Cosmos. Cuando destruímos lo sagrado, lo que sigue, inevitablemente es el desencanto.

El viaje de Venus en retrógrado en el signo de Escorpio, siendo la regente de esta Luna Llena en Tauro, parece relatar este tipo de experiencias, que nos fuerzan a confrontarnos con lo que realmente sentimos cuando no estamos distraídas por el móvil, el ordenador, los amigos, el trabajo, la TV, la pareja, y todo aquello que impide que nos miremos con atención permitiéndonos sentir de verdad. Este proceso puede ayudarnos como nada más, a comprender porqué atraemos el tipo de pareja, con quien nos encontramos más de una vez, o porqué no nos encontramos con la pareja que deseamos. Las hijas del patriarcado padecemos de este tipo de dilema y es sólo a través del encuentro con la Diosa, que podemos encontrar respuestas.

Saturno ya se aleja de la cuadratura a Kirón que nos acompañó todo el año, desde segunda parte del 2017, y que nos deja con la certeza interna que nuestra herida, viene desde mucho más lejos que el principio de nuestra vida, y que a cada uno de nosotros nos toca curar “nuestro trozo” del dolor, ya que no podemos hacernos cargo del dolor de nuestros padres y nuestros abuelos y por sobre todo, que ello no significa que les amemos y respetemos menos y comprendamos lo que les tocó vivir.

Esta Luna Llena en Tauro, recibe un trígono de Saturno que muy amigablemente nos entusiasma con la idea que es posible mantener los pies en la tierra y mantener estructuras y al mismo liberarnos interiormente. Liberarnos de los dolores de nuestros ancestros no significa dejar de reconocerles como el motivo de nuestra existencia.

Si eres una mujer joven, no temas este viaje, déjate llevar por tu maravillosa sabiduría interna y ten fe, en todas las mujeres que vivieron todo tipo de dolores y alegrías antes que tú, cuyo conocimiento y voces llevas en tu interior.

Feliz Luna Llena en Tauro a todos!

Fuente: Cristina Laird – Astrología Arquetípica ~