Tag Archives: Mira Luna

LUNAAGOSTO

SEGUNDA LUNA LLENA EN ACUARIO. Luna Azul. 22 de Agosto de 2021. ~

No Comments 121 Views0

Esta es la segunda Luna Llena en Acuario del año, un fenómeno que llamamos Luna Azul que es cuando tenemos 2 lunas llenas en el mismo mes ( o en el mismo signo, normalmente al principio y al final del mismo)Esta vez, no ocurre en el mismo mes, pues la primera fue el 24 de Julio, a 1º Acuario 26′, y la segunda es ahora en Agosto a 29º Acuario 37′. Esto ocurre cada dos o tres años, pero en el 2020 sí ocurrieron en el mismo mes. Esta Luna Azul en el último grado de Acuario, nos recuerda la importancia de este grado, que parece hablar de conclusiones, de finales, de compleción, de completar.

El tema de esta angularidad Leo-Acuario se describe en la historia de la primera Labor de Hércules que fue la matanza del León de Nemea, cuya piel luego llevará el héroe en el resto de sus Labores que le habían sido ordenadas por su hermano Eristeo para expiar sus pecados, por haber matado a su mujer Megara y sus hijos en una ataque de locura, orquestado por Hera, esposa de Zeus, quien odiaba a Hércules. Él debía encontrar y matar este león que aterrorizaba a la gente de Nemea. Sin la más mínima idea de donde encontrarlo, salió Hércules en busca de la bestia y preguntaba a toda la gente que se encontraba en el camino si lo habían visto. Algunos decían que el rugido se escuchaban al Este, otros al Oeste, muchos al Norte y otros al Sur. Luego de buscar sin resultados, de repente lo vió a la distancia y decidió tirar una de sus flechas que rozaron el hombro del León que con un gran rugido escapó ileso. Una y otra vez, Hércules lanzó sus flechas cuando lograba verle, sin resultado alguno. Al quedarse sin ellas, decidió ir en su búsqueda sólo con su mazo. Finalmente se lo encontró de frente y el León al verle tan decidido salió corriendo y me metió en una cueva con dos entradas. Es así que Hércules decidió tapar una de las salidas y entrar por la otra para evitar que el león se escapase. Lo confrontó en la oscuridad de la cueva cara a cara y haciendo uso de su fuerza descomunal, lo apresó por el cuello y lo ahorcó. Luego procedió a quitarle la piel y se lo llevó a su hermano, completando así su primera proeza.

Podemos ver el León de Nemea como el Ego que con su rugido atormenta a las gentes del lugar. Es realmente en el viaje del héroe y en el signo de Leo, cuando comprendemos que debemos luchar por nuestra individualidad, por encontrar nuestro diamante interno y pulirlo hasta su máximo esplendor. Sin este proceso que otorga significado a la vida y convierte a esta labor en la más importante que debemos realizar en nuestro viaje hacia lo divino. Hacia nuestro encuentro con Dios, con Buda, con la Consciencia Universal. Sin conectar en nuestro interior con eso que nos hace únicos, la vida no tiene sentido. Una de las grandes luchas con que nos encontramos en este proceso es justamente el poder divorciarnos de las expectativas y el acondicionamiento de la familia, de la cultura, para descubrirnos a nosotros mismos y encontrar el largo y sinuoso sendero hacia la individuación. Pero, una vez concluído, este proceso, una vez “reconectados” debemos “matar el león” y entregar nuestra individualidad al grupo, a Acuario, a la Humanidad. El símbolo de la cueva de dos entradas o salidas, es claramente el de que al cerrar una de ellas, es decir, las voces familiares y culturales, podemos entrar en nuestra psique y confrontarnos con nuestro león interno, sin que se escape, a través de las excusas que nos damos cuando no encontramos el camino o dudamos de nosotros mismos o escuchamos a los demás y formamos nuestro EGO en base a la opinión de los otros de lo que somos o deberíamos ser.

En Acuario nos encontramos con Prometeo, quien fue liberado por Hércules de su terrible tortura de estar atado a una montaña, donde su hígado era comido cada día por una Águila y restaurado cada noche, por ser inmortal. Ese era el castigo impuesto por Zeus, por haberle robado el Fuego a los Dioses para dárselo a los mortales. El hígado, símbolo de nuestra naturaleza sensual, de nuestros deseos, es lo que sufre cuando iniciamos nuestra búsqueda espiritual y nos alejamos de nuestra naturaleza animal. En el proceso Acuariano nos entregamos en servicio a la Humanidad y olvidamos olvidamos del individuo. Aún así este es un proceso semejante al Uroboro o serpiente que se come su propia cola. Sin obtener nuestra individualidad no podemos entregarla a la Humanidad.

En estos momentos Acuarianos que vivimos, que comenzamos, los individualismos son sólo importantes si sirven al Todo. No hay ningún país, ni ningún individuo que por sí mismo pueda solucionar los problemas que aquejan al mundo en este momento como la pandemia, el calentamiento del planeta, la situación con los refugiados, la situación financiera. El proceso acuariano es el de trabajar en uno mismo para poder ayudar a los demás, mostrando el camino con humildad y desapego. Acuario no es un mundo emocional, es un mundo visionario, donde no hay tiempo de detenerse en el individuo pues la meta es el grupo. La ambición personal que se expresa en Capricornio, se disuelve en Acuario. Pero el grupo acuariano está formado de individuos que han encontrado su camino y que están dispuestos a ponerlo al servicio de la Humanidad.

La Luna se encuentra junto a Júpiter (retrógrado) en Acuario y juntos oponen el Sol en Leo, y nos encontramos con procesos legales o temas con la justicia, que pueden resolverse o manifestarse más obviamente. Júpiter nos anima y nos estimula a saltar fronteras, a buscar más allá del barrio, nos confronta con el tener que revisar lo que consideramos justo o injusto. La situación en Afganistán evoca este tema, en el cambio de visión legal y religiosa al asumir el mando los Talibanes. Otra vez las mujeres vuelven a sufrir el encierro, la dominación y como lo ordena la cuadratura Eris-Plutón que vuelve a estar a menos de un grado de orbe, nuevos refugiados en busca de asilo, de hogar fuera de su hogar. Como lo indica Júpiter y Saturno que junto con Urano son los dispositores del signo donde se encuentra la Luna y Júpiter, este es un tema social, donde volvemos a recordar que lo que pasa en un país, afecta a todo el mundo. Lo que le pasa a uno de nosotros nos afecta a todos.

Marte y Mercurio en Virgo oponen a Neptuno y Pallas en Piscis, esta es una combinación que despierta aún más nuestra necesidad de servir a los demás con nuestros propios talentos y habilidades. Urano forma un trígono a Marte y Mercurio y nos encontraremos buscando aún más la liberación en el reconocimiento que por pequeño que sea lo que tenemos que ofrecer, siempre será vital para alguien más y por sobre todo, un acto de valentía y libre albedrío. Saturno también forma un trígono a Venus, y esto nos impulsa al inicio de nuestro camino hacia la liberación y la transcendencia, al abrirnos al Amor Universal, por encima del Amor Personal.

Usa las energías de esta Luna Llena Azul en Acuario, para meditar sobre el significado de tu existencia y sobre aquello que puedes ofrecer a la Humanidad, que por pequeño que sea, siempre será necesario para el Todo. ESto dará significado y sentido a tu vida, uno de los ingredientes indispensables para la felicidad.

Coincidiendo con esta Luna Llena, el evento The World United in Argentina, apropiadamente nos junta en la misión de traer consciencia al mundo y unirnos no desde lo religioso, sino de lo racional, para colaborar con gentes de todos el mundo con mensaje para todo el mundo. Para participar ve a http://www.theworldunited.org -Es gratis.

lunajulio

LUNA LLENA en Acuario. 23 y 24 de Julio 2021 ~

No Comments 141 Views0

Ya transitamos hacia la primera Luna Llena en Acuario del año, cuando el Sol se encuentra en los primeros grados de Leo y la Luna le revela todo su esplendor sin pudor alguno, reflejando esa luz solar, sin filtro ni sombras, para que nosotros en la Tierra, veamos más claro, más detalladamente lo que tenemos que ver, sin excusas, sin pretensión de ceguera. Ya no podemos escondernos de nosotros mismos y de lo que nos pasa, ni escondernos detrás de los gastados argumentos, que ya no nos sirven. Este año tendremos una segunda Luna Llena en Acuario, el 22 de Agosto.

Esta primera potente Luna Llena a 1º Acuario 26′, se encuentra justo entre Plutón a 25º Cap 26′ y Saturno a 10º Acuario 51′, por tanto a 6º del Señor del Submundo y a unos 9º de Señor de los Anillos, en idioma astrológico, en una moción de acercamiento, o aplicando al Señor del karma. En palabras más accesibles, la Luna y el Sol (por oposición), están siendo instruídos por estos dos potentes arquetipos que nos piden cambio y cordura. Plutón nos habla de la imposibilidad de escapar la total transformación y Saturno nos pide que lo hagamos con templanza, con sabiduría y algún tipo de orden, No a lo loco. La inminencia de ese camino sin retorno, sin posibilidad de arrepentimiento, debe ser transitado con consciencia, aceptación y sobre todo con la anticipación y excitación correspondiente al comienzo de una nueva aventura. Lanzarse a lo nuevo implica re-descubrirse, salir al encuentro de un nuevo Yo, aún desconocido, pero lleno de la experiencia y sabiduría del Yo que dejamos atrás.

La parte menos agradable e inevitable, es el encuentro de la Luna con Saturno, unas horas después que la Luna oponga al Sol exactamente, que nos pide que nos ocupemos de la practicalidad del cambio. Es decir: el aspecto financiero (pérdidas y ganancias) de tal movimiento y lo que es aún más difícil, el encontrar un precio, para nuestro nuevo proyecto. El miedo a lo nuevo puede agudizarse, pero no debemos olvidar que ese aspecto de nosotros mismos que llega al final, ya no nos aporta lo que necesitamos ahora, por tanto no nos queda otra que explorar las nuevas posibilidades. Urano, aún en cuadratura a Saturno por tanto a la Luna, nos recuerda que aunque todo parezca un Caos, el Orden reinará pronto. No estoy hablando aquí, del Orden impuesto por lo exterior, como las instituciones o los gobiernos, sino el orden interno, necesario para manejar el aparente caos que emana del cambio.

Este es un momento para dejar ir de actitudes que nos enredan y nos aprisionan, en otras palabras, basura psicológica que sólo nos desaceleran el camino y el desarrollo. Esa conexión con Plutón puede traernos alguien o algo nuevo que nos ayudará a mudar la piel, para dar lugar a ese nuevo YO.

Afortunadamente la Luna forma un super positivo trígono a Vesta en Libra, que nos ayudará en el proceso de concentrarnos en lo que debemos hacer y sabiamente encontrar un compromiso con ese algo o alguien que llegue a nuestras vidas para poder escuchar más y aceptar nuestras limitaciones como lo pide Saturno, que a propósito, en la mitología griega es el padre de Vesta, esa diosa que nos ayuda a concentrarnos en la tarea y a tener fé en nuestro propósito. Vesta nos dice: “sigue en el camino, sin distracción, con mucho amor por lo que haces, pues si no te distraes, encontrarás el oro “.

Esta Luna llena va acompañada de Chariklo, también a casi 2º de Acuario, la sirena convertida en centauro, por amor. Es la compañera, pareja de Kirón, el curador alternativo, el maestro de manejar el dolor. Enseñaba a sus discípulos y continua enseñándonos con gran paciencia, sabiduría y humor cómo confrontar el dolor para no convertirnos en víctimas del mismo. Este sabio centauro se enamoró de esta sirena, un ser acuático y airoso y ella de él y con la ayuda de algunos dioses se convirtió en centauro, cambió su cola de pez por cuatro patas, (ya que ambos eran mitad humano, mitad animal) y se fue a vivir en la montaña con él. Juntos atienden el dolor de los humanos y nos regalan diferentes terapias para que podamos convertirnos en seres enteros y responsables de nuestra vida. Chariklo, el cometa/asteroide fue descubierto el 15 de febrero de 1997. Su órbita de 62 años alrededor del Sol oscila en una elipse entre Saturno y Urano, como Kirón. Chariklo es el más grande de los muy pequeños centauros, una nueva tribu en el sistema solar. Su historia es el símbolo del poder transformador del Amor. Kirón fue descubierto el 18 de Octubre, 1977.

Marte y Venus también e encuentran juntos aunque en signos diferentes, formando aspectos de 150º a la Luna. Venus y Marte, los eternos amantes, intensifican la búsqueda de esa relación que nos permite ser nosotros mismos sin tapujos ni inhibiciones, pero nos recuerdan: “nunca será perfecto”, acepta tus limitaciones y la de los demás. Todos somos parte de esta raza humana, que está muy lejos de ser perfecta, pero que tiene mucho que aportar a nosotros mismos y a los demás. El comprender que nuestra fantasía, es nuestra riqueza interna, y que podemos usarla para crear, para re-encantar nuestra vida, para llenarla de maravillosas ilusión, pero siempre recordando que ese mundo mágico, existe a la par de la realidad externa, material. Una, sin la otra, sería insoportable. Venus-Afrodita estaba casada con el hombre más feo del Olimpo, de quien no podía separarse, pues era un mandato divino, pero le metía los cuernos con Ares, su verdadero amor. Con uno, la realidad del encuentro consigo misma, y con el otro, la fantasía. ¿Suena familiar? Esta Luna Llena en Acuario, nos dice: “para qué casarse?”

El matrimonio tradicional no es lo más importante para Acuario, los verdaderos afectos sí lo son. Sobre todo la amistad, que es la relación predilecta de este signo. Una Luna Llena en Acuario nos sugiere abrir nuestra mente, hacia nuevas posibilidades, la conjunción con Plutón nos pide que dejemos ir de lo innecesario y la conjunción a Saturno, nos pide manejar nuestra realidad con cordura y paciencia. Una de las grandes lecciones del Señor de los Anillos es siempre recordar que somos mortales y que justamente porque nuestro recorrido por este planeta tiene caducidad, debemos en todo momento hacer lo mejor que podemos y disfrutar de cada pequeña cosa, por insignificante que parezca.

Feliz Luna Llena en Acuario a todos. Aprovecha para meditar sobre la historia de amor de Kirón y Chariklo.

Fuente: Cristina Laird ~ Astrología Arquetípica ~

lunadefresa

SUPERLUNA LLENA en Capricornio. 24 de Junio 2021~

No Comments 119 Views0

Esta Luna Llena este año coincide prácticamente con el Solsticio de Verano-Invierno, y con las celebraciones de San Juan, (en países cristianos mayormente). San Juan (el día del nacimiento de San Juan Bautista)  marca los 6 meses de diferencia entre el nacimiento de San Juan Bautista y Jesús el 24 de Diciembre.

Esta Luna Llena en Capricornio, considerada en su detrimento, debido a que se encuentra en el signo opuesto al que rige, o sea Cáncer, signo recorrido por el Sol este mes. Cuando un planeta se pasea por el signo de su detrimento, se considera que no es un lugar cómodo, y donde uno toma decisiones apresuradas o se siente incómodo. Si tenemos en cuenta que este mes de Junio hemos tenido el Eclipse Solar del 10, más la cuadratura Saturno-Urano que se formaba exacta por segunda vez el 14, podemos decir con confianza que muchos estamos viviendo situaciones incómodas donde lo que “queremos hacer”, no coincide con lo que “debemos hacer”.

Los temas de “libertad” versus las ordenanzas del status quo, se han acelerado y de una forma u otra, muchos estamos luchando por expresar nuestra individualidad en contra de un “sistema” que está empeñado en que no lo hagamos. Esto despierta mucha incertidumbre y en muchos casos ira, por tanto es quizás en esta Luna Llena en Capricornio (el status quo), las instituciones, que podemos mirar con detenimiento, la importancia de las mismas. Todo esto reforzado por el hecho que Marte en Leo, para esta Luna Llena se conecta con Saturno (por oposición) y con Urano (por cuadratura), por tanto exacerbando la tensión ya marcada por ellos, al formar una T-cuadrada con estos dos dioses.

El mundo sin limitaciones, instituciones y reglamentos (Saturno), sería un Caos total, al mismo tiempo, es imposible no luchar en contra de ello, pues todos tenemos también a Urano en nuestra carta astral. Dos arquetipos importantísimos opuestos y en este momento en cuadratura, por tanto, la lucha entre ellos se nos manifiesta conscientemente. Aprovechando que la Luna Llena y el solsticio de Verano en el Norte significa el momento de más luz, sería bueno reflexionar, sobre cómo poder expresar nuestra individualidad y creatividad , dentro de un parámetro legal e institucional que beneficia a la comunidad en general sin que se nos coarte nuestra individualidad. Al mismo tiempo, cómo cambiar las regulaciones pasadas de moda y de época, sin perder nuestra integridad y honestidad hacia nosotros mismos.

Partiendo de la base de que estos son tiempos de gran evolución y cambio de paradigmas, como lo demuestra la Gran Conjunción Júpiter-Saturno del 21 de Diciembre del 2020, cuando concluían 3 ciclos y se iniciaban una vez más (de 20, 200 y 800 años), podemos tener la certeza que muchas cosas del “status quo” se están transformando y la incertidumbre correspondiente al estar pasando estos “ritos de pasaje” es aguda. Por tanto, si nos encontramos en esta lucha contra Instituciones es bueno entender que no estamos solos en ésto, pues es el “kairos” o momento adecuado para ello y muchos humanos están en situaciones similares. Aunque cada uno lo estemos viviendo de maneras diferentes, hay un punto en común con este momento histórico, cuando se nos pide que tomemos responsabilidad por aquello contra lo que luchamos y preguntarnos qué es aquello de lo que nos queremos liberar o queremos controlar sin tener en cuenta la libertad de los demás.

Las figuras que representan el “sistema”, “los más saturninos”, desempeñan un trabajo, que seguro muchos de nosotros “más uranianos” no nos gustaría hacer, pero alguien debe hacerlo para que no entremos en Caos, lo que nos confronta con el tema, de que si realmente queremos cambio social, debemos envolvernos en ello, participar, informarnos, comprometer, meternos en el sistema. Estos son los dilemas Saturno-Urano, que de alguna manera esta Luna Llena en Capricornio nos revela. Teniendo en cuenta que Saturno en Acuario en este momento está en su moción retrógrada, podemos asumir que las situaciones que tengamos sobre la mesa sufrirán retrasos y frustraciones. Lo que NO quiere decir, es que no lo solucionemos. El Dios Saturno, Cronos para los romanos, era también el Dios del Tiempo, del Kairos, el que nos marca el compás, y nos dice, lo que tenemos que solucionar, (que normalmente tiene que ver con decisiones que tomamos en el pasado sin haberlo pensado mucho) y también cuándo.

El Sol en esta Luna Llena recibe un magnífico aspecto (trígono 120º) de Júpiter, Zeus, el Dios Supremo, el más justo y benevolente, lo que de alguna manera, nos dice que si hacemos los deberes y actuamos con honestidad e integridad, la balanza puede inclinarse en nuestra dirección y además de solucionar los temas, habremos aprendido mucho. Júpiter es quien nos brinda la Fé, tan importante en estos momentos de incertidumbre, donde el futuro parece bastante nuboso. Otra de las bendiciones de Júpiter es que nos presenta con un sinfín de posibilidades, lo que nos recuerda que no sólo hay una salida, sino varias. Sólo debemos mirar y escuchar con más atención.

Afortunadamente el Retrógrado de Mercurio ha concluído, por tanto podemos reanudar nuestras comunicaciones y salir de la cueva con más confianza.

Disfrutad de los desafíos y dejaros acariciar por las bendiciones de esta Luna Llena en Capricornio.

Fuente: Cristina Laird ~Astrología Arquetípica ~

luna mayo

SUPER LUNA LLENA Y ECLIPSE LUNAR EN SAGITARIO. 26 de Mayo 2021. ~

No Comments 158 Views0

Cuando hablamos de una Luna Llena, y nombramos sólo el signo lunar estamos contando la mitad de la historia. Ya sabemos que para la Luna Llena, esa sagrada relación entre el Sol y la Luna, está en culminación. Cara a cara. Sin tapujos, todo expuesto. Mirándose de una forma desafiante y al mismo tiempo cómplice. Reconociéndose una vez más y aceptando el camino recorrido desde la Luna Nueva anterior, que inició el desafío de esta lunación. Esta es además de un eclipse lunar, una Superluna, o sea es una luna nueva o llena que coincide estrechamente con el perigeo, el punto más cercano de la Luna a la Tierra en su órbita mensual.

Tenemos eclipse lunar, cuando la Luna Llena se forma alineada con los Nodos Lunares, lo que ocurre dos veces al año al menos, aunque puede haber hasta 5 a veces, como si quisieran recordarnos nuestro destino, nuestro camino a seguir, al mismo tiempo que nuestros orígenes. Los Nodos Lunares, esos puntos donde el plano de la Luna alrededor de la Tierra, se cruza con la eclíptica, o sea el tránsito de la Tierra alrededor del Sol, aunque visto desde aquí, parezca que es el Sol el que se desplaza por las constelaciones. Todo un juego mágico de pura geometría cósmica. Un eterno juego que por la extraordinaria sabiduría geométrica nunca es vivido igual por ninguno de nosotros, los humanos.

En una Luna Llena en Sagitario, el Sol se encuentra en Géminis y este ángulo mutable se despierta y la energía que fluye es exuberante y positiva. Sagitario el buscador de la verdad del zodíaco, es un signo de fuego que nunca encuentra satisfacción para su curiosidad eterna. Siempre hay algo más que investigar para este signo. Las respuestas a sus preguntas nunca son completas. La incansable curiosidad de Geminis es diferente. Géminis hace la pregunta pero no se detiene a escrutar la respuesta. No tiene tiempo para escuchar o analizar. Es Sagitario quien decide si lo que ha escuchado es verdad o no. Géminis simplemente pasa la información.

Este juego eterno, hoy tan relevante por el acceso gratuito a redes sociales, nos presenta el gran problema a resolver, que es decidir qué es eso que leo, repito y paso a los demás sin detenerme por un momento a discernir, si es realidad o simplemente la paranoia de alguien que también tiene la libertad de decir o repetir lo que quiera en las redes. Como siempre, en cada paso que damos, tanto evolutivamente como tecnológicamente, nos confrontamos con nuevos desafíos. Discernir e investigar la elusiva verdad es el trabajo de Sagitario, quien confronta a Géminis reclamándole cordura e integridad.

El regente de Sagitario, Júpiter, recién entrado en Piscis, signo que también rige, es quien esta vez hace de planeta focal (el responsable, el activador, el desafiante) de una T-cuadrada al Sol y la Luna, una vez más en nuestras vidas el tema del exceso, de la arrogancia, de nuestra necesidad de sobresalir, de arriesgar, de lanzarnos, se activa, y debemos preguntarnos hacia dónde nos estamos lanzando. Esa maravillosa cualidad humana, que nos impulsa a arriesgar siguiendo una intuición, un sentimiento, una necesidad interna, no siempre nos lleva a encontrar lo que estamos buscando, pero es un paso necesario para comprender si vamos por el camino adecuado. Pero la Luna está separándose de la cuadratura con Júpiter, sugiriendo que quizás es hora de desprendernos de una parte del sueño que buscamos para concentrarnos en aquello que realmente nos inspira, nos despierta la creatividad y nos mueve hacia manifestar “nuestra verdad”. El Sol a su vez va de camino al encuentro con el Nodo Norte de la Luna, que se forma exacto el 31 de este mes, justo para cuando Mercurio se detiene, dando así comienzo a su segundo retrógrado del año, en su propio signo. Este encuentro, del Sol y el Nodo Norte de la Luna, o sea un eclipse, es el último que ocurre en el signo de Géminis hasta Junio 2039 y no ocurría desde hace 18 años, por tanto es un momento único que nos habla de qué es lo que significa tener la capacidad de repartir información, (porque podemos), sin usar la sabiduría y discernimiento, primero de Virgo y luego de Sagitario, antes de apretar el botón de “enviar”.

Por supuesto que el tema de lo que difundimos por las redes sociales no es el único con que nos confronta este eclipse lunar, a un nivel más profundo es acerca de encontrar nuestra propia verdad, de redirigir nuestro camino, ante el bombardeo mediático de lo que uno “debe” o no hacer, para “tener éxito”, para “triunfar” en la vida. Es aquí donde nos encontramos con la pregunta de qué es eso que llamamos “éxito”: siendo Sagitario el signo anterior a Capricornio, donde nos encontraremos con el resultado de esta especie de meditación o preparación para descubrir qué es eso que nos hace sentir que hemos logrado lo que buscábamos, como también lo que nos presenta con la magnitud de lo que debemos comprender, preparar y estudiar, antes de encontrar el verdadero camino hacia nuestro éxito personal. Lograr conectar con eso que mi alma ha venido a expresar, es parte del recorrido. Tener la disposición, la confianza, la inspiración, la determinación de mantenernos fieles a nosotros mismos, es el trabajo a realizar. No es un trabajo fácil, y como este eclipse en cuadratura a Júpiter nos sugiere, no siempre podemos estar en la cima. Hay caídas, muy necesarias por cierto, por en los momentos de más desamparo y desánimo, es cuando surge ese impulso que nos llevará a RE-iniciar, a RE-estructurar nuestro camino y nuestras habilidades.

Este es un momento ideal, en un retrógrado de Mercurio en Géminis, para “discernir”, meditar, contemplar, nuestro siguiente movimiento. Si este eclipse te encuentra en la cima, toma consciencia que la eterna búsqueda sagitariana te llevará a la próxima caída, de la cual resurgirás; por otro lado, si para este eclipse te encuentras en la desesperación, el descontento, para y medita, espera, conecta con tu humildad y el optimismo de este eclipse en Sagitario te ayudará a resurgir y encontrar la “fé” que se necesita para continuar, no importa qué. Todo lo divino está en nuestro interior. Si tu crees que Dios te ayudará, eso es seguro, pues el espíritu humano de hacer todo lo posible (nuestra naturaleza instintual divina) antes de capitular, estará allí para inspirarte.

Neptuno en Piscis se encuentra alineado con Pallas, la gran estratega y luchadora. Algo nos dice que somos parte de una situación global de desamparo y victimización (la pandemia), que aunque desde nuestra humilde individualidad no podamos resolver, sí podemos unirnos a otros para encontrar la mejor forma de provocar los cambios que creemos que deben tomar lugar. Como dice la canción “Man in the Mirrow”: si quieres hacer un mundo mejor, mira al hombre/mujer/ en el espejo y haz el cambio.

Saturno en Acuario sigue confrontando a los signos fijos: Tauro, Leo, Escorpio y Acuario, con la “realidad” más despiadada. Aunque duro de aceptar, nuestras limitaciones están allí hasta que decidamos romper con esa mentalidad que no nos permite avanzar. Aceptar nuestras limitaciones físicas y mentales es parte fundamental del viaje, pero nunca como consolación para nuestro “no hacer”, sino para que vislumbremos la gran magnitud de posibilidades que todavía tenemos y podamos planear nuestro próximo movimiento con los pies firmes en la tierra. Dejar viejos paradigmas detrás es parte de la propuesta saturnina, la tradición es importante, siempre que no nos impida avanzar.

La Luna, en este eclipse lunar se encuentra de camino al encuentro con el Nodo Sur, hoy, 26 de Mayo, este es un buen momento para reflexionar en los “éxitos” del pasado, dirigir nuestra mirada hacia los logros personales, por pequeños que parezcan, RE-conectar con nuestra habilidad de RE-cuperarnos, que todos tenemos y prepararnos para nuestra próxima aventura de Ser. La Luna va de camino al trígono con Kirón en Aries, y unos aires de curación comienzan a inspirarnos, para no dejarnos llevar por la desilusión y poder aceptar, que los dioses nos cuidan, nos protegen y nos inspiran, Siempre, si sabemos escuchar.

La búsqueda de nuestra Verdad, la que emana de nuestra alma, de la memoria de nuestra sabiduría ancestral, está en cada una de nuestras células y esto nos rescata hasta el final, hasta que completemos nuestra búsqueda. La palabra del idioma inglés “Quest” describe el viaje sagitariano y no importa cuantas veces nos distraigamos, nos alejemos de esa búsqueda, “algo” siempre nos Re-torna al sendero verdadero que nuestra alma ha venido a Re-correr.

Si el eclipse te ha traído cierto “éxito” disfrútalo, si por el contrario te ha confrontado con la desilusión: espera y medita, porque la Luz de Sagitario, siempre vuelve a inspirarnos, una y otra vez. Es justamente en los momentos de más desamparo que la flecha kironiana de la constelación de Sagitario, nos vuelve a marcar el camino, nos vuelve a inspirar.

Fuente: Cristina Laird ~ Astrología Arquetípica ~

176133159_304366744379927_6587813590416844520_n

LUNA LLENA en ESCORPIO. 26-27 de Abril 2021 ~

No Comments 239 Views0

Aunque la Luna Llena se forma esta noche, su efecto lo venimos sintiendo hace unos días. Especialmente cuando hablamos de una luna llena en Escorpio y con aspectos tan potentes como ésta. El nivel energético que se crea en una luna llena en este octavo signo, regido por Marte y Plutón nada menos, se siente bastante antes. Antes de hablar de los aspectos que forman el Sol y la Luna estos días, me gustaría recordar que esta potente lunación comenzó el 11 deAbril con la Luna Nueva en Aries, acompañada de 7 planetas en el poderoso primer signo de Fuego. Tanto Aries como Escorpio comparten como regente a Marte, ese planeta rojo al que tanto aspiramos y que representa un arquetipo que aunque familiar, todos los humanos, tenemos muchos problemas con integrar. La ira, el enojo, la competencia, la furia, nuestra necesidad de ganar, de dominar, son aspectos de nuestra psique que por algún motivo encontramos difícil de reconocer en nosotros mismos. En nuestra necesidad de ser “buenos”, negamos a menudo esta fuerza interna, que nos sirve para defendernos, para sobrevivir, para progresar y mejorar, para combatir enfermedades. Sin Marte no saldríamos de casa. Ese impulso creativo para perpetuar la especie también desciende de este arquetipo, representado en las diferentes mitologías como el soldado, el héroe, el “caballero”. Símbolo de la masculinidad, la virilidad en todas sus facetas, siempre ha sido más escondidos por lo femenino, pues socialmente cuando la mujer muestra estos aspectos de su psique, es criticada más severamente por la sociedad. Sin embargo todos tenemos ese impulso creador y luchador, todos caminamos por la vida con ese soldado interno. El peligro de negarlo es que nos convertimos en víctimas, a merced de cualquier predator. Sin este arquetipo sería imposible sobrevivir en la jungla de la vida.

EL Sol en Tauro se encuentra acompañado de Urano, el gran disruptor, el gran rebelde, el que no acata la autoridad sin cuestionarla, el que nos enseña que NUNCA lograremos vivir sin inesperadas situaciones. Urano es quien nos recuerda que por más duro que trabajemos nunca “manejaremos” o controlaremos nuestro destino, nuestra vida completamente . La Luna opone el Sol en toda luna llena, y esta vez se encuentra solitaria frente a 5 planetas en Tauro (Sol-Urano-Venus-Mercurio y Lilith). La Luna en el signo de Escorpio, es sabia, misteriosa, temeraria y sin miedo de deambular por las oscuridades. La voz de Persefone acompaña a las mujeres Escorpio, les susurra que aunque oscuro, y desgarrante, los caminos del Submundo están llenos de perlas y sabiduría. La Luna en Escorpio, nos invita a mirar a Hades (Plutón) a la cara y reconocer el amor y la creatividad que emana de las mismas oscuridades, del dolor de la transformación. Sería imposible imaginarse una Luna Llena en Escorpio, sin revivir los viajes al Submundo de Persofone o Innana. Hay más muertes que lo normal en estos días, como lo describen la subida de casos de Covid, en India; la explosión en un hospital de Irak, es otro recordatorio de la potencia de Urano que nunca dejará de sorprendernos y tirarnos en el camino, eventos inesperados que no nos queda más que aceptar, resolver, sobrevivir.

Saturno se encuentra en el punto medio entre el Sol y la Luna, convirtiéndose en el planeta axis de esta T-cuadrada fija, actuando como siempre lo hace, imponiendo nuevas regulaciones y límites a los imprevistos uranianos. Como sabemos seguimos todo el año con la cuadratura Saturno-Urano que volverá a estar exacta en Junio, (la primera vez fue en Febrero) y por última vez en Diciembre. Nos encontramos con que la Unión Europe inicia acciones legales en contra de Astrazéneca por el retraso en la entrega de vacunas. En un aspecto más positivo y trivial, la película que ganó el Oscar este año, es un personaje y una película muy uranianos: Nomadland, acerca de la gente que vive en casas móviles, que pueden aparcar más o menos donde quieren, que no tienen una casa sólida o permanente y el personaje principal, representado magníficamente por la actriz Frances McDormand, también habla de una mujer que se resiste a lo tradicional, a lo establecido por el Status Quo. Todo esto no refleja esta cuadratura de Urano paseándose por Tauro, el signo más apegado a lo tradicional, con Saturno en el signo de Acuario, regido por Urano. Esta es una combinación que habla potentemente en este momento, separándonos entre aquellos que estamos encantados de vivir en el siglo 21 y aquellos que se resisten dejar el siglo 20. Aquellos que sienten que el renovarse y progresar a nuevos valores y paradigmas significa dejar atrás lo auténtico, lo “bueno” y aquellos que creen que renovarse es caminar hacia lo verdadero. Y allí estamos transitando de la mano de esta disyuntiva humana, que no nos deja ver con claridad, que las dos posiciones son diferentes caras de la misma moneda. El evolucionar y renovarse es inevitable, aunque quisiéramos no podríamos vencer el impulso evolutivo.

Esto nos lleva a la importancia de vivir el presente con pasión y cierto desparpajo, pues ese momento no volverá a existir. Cada instante, cada experiencia son únicos y deberíamos aprovecharlo al máximo. Cada instante de la vida tiene una enseñanza si sabemos verlo y apreciarlo.

Marte uno de los dispositores de esta Luna llena en Escorpio acaba de entrar en Cáncer, lo que puede augurar aún más confrontaciones nacionales en nombre de un patriotismo mal entendido y en unos días formará una cuadratura a Kirón en Aries y una oposición a Pholus, dos centauros que nos hablan de las heridas ancestrales y culturales que acarreamos y que tanto nos cuesta concientizar y por tanto aceptar y curar. Todos caminamos heridos por la vida, pero visualizar, reconocer y aceptar esa herida nos ayuda a llevarla con cierta dignidad y sabiduría y sobre todo a aceptar con humildad la herida de los demás. Marte también forma un trígono a la Luna y un sextil al Sol, lo que nos llena de energía positiva al mismo tiempo y si haces alguna actividad física, encontrarás un reserva de energía para trabajar aún más duro. Para la danza es un verdadero regalo.

Para terminar, Mercurio y Venus en Tauro también nos regalan momentos de gran armonía y creatividad, nos brindan la oportunidad de decir lo que tenemos que decir, de la mejor forma posible, sanando todas las asperezas que hayamos tenido en los últimos días. Pallas Atenea forma un textil (60º) muy reconfortante y encontramos muy fácil que nunca reparar situaciones que han estado más tensas.

Los signos fijos son los más afectados por esta Luna Llena y quizás sientan que a menudo las logros más difíciles son los más disfrutables al final. Todo lo que nos cuesta, cuando termina saliendo bien, nos llena de orgullo y satisfacción.

Feliz Luna Llena en Escorpio a todas y todos!

Fuente: Cristina Laird ~Astrología Arquetípica ~

luna_llena_entre_las_nubes

Primer LUNA LLENA del año en LEO el 28 de Enero y primer RETRÓGRADO de MERCURIO (en Acuario) ~ 30 de Enero 2021 ~

No Comments 289 Views0

El 15 de Enero Mercurio, inició el ciclo pre-sombra de su primer retrógrado del año, que comenzará el 30 de Enero, cuando se estacionará para iniciar el retroceso aparente (visto desde la Tierra, ya que en realidad no hay marcha atrás) que durará las tres primeras semanas de Febrero, exactamente hasta el 21, cuando se volverá a estacionar para “arrancar” hacia adelante. El 14, Urano finalizaba su retrógrado que había comenzado el l5 de Agosto del año pasado. El 17 Júpiter formaba una cuadratura a Urano, unos días antes que se formara la conjunción Marte-Urano, que nos trajo varios terremotos y rebeliones en varias partes del globo. Por supuesto que no todo acerca de esta conjunción o de Urano en Tauro es negativo. Nuestro espíritu rebelde puede verse aumentado y ello nos empuja a luchar por lo que creemos que debe cambiar, a nivel social y personal. La cuadratura de Júpiter a Urano, nos empuja a defender y luchar por nuestros ideales, nuestras causas y nuestros derechos, como nada, pero es a partir del 30, que debemos revisar y cuestionar nuestras intenciones, con la ayuda de ese retrógrado de Mercurio, que nos impulsa a parar, a alentar la marcha para mirar y observar con atención, para reflexionar.

Sólo dos días antes, el 28 se forma la Luna Llena en Leo, como respuesta a la Luna Nueva en Capricornio del 12 de Enero que de alguna manera nos inició en un proceso de estructurar nuestra realidad, nuestros proyectos del año y que nos puso sobre la mesa de trabajo temas que debemos solucionar y sobre todo aquello que tenga que ver con Instituciones y decisiones del pasado, que en muchos casos nos confrontan con errores cometidos que hoy se nos brinda la oportunidad de rectificar. Leo, como sabemos, es muy diferente a Capricornio, este signo de fuego nos pide que hagamos lo que hagamos tiene que haber alegría y sobre todo actividades que reconforten el alma, que nos inspiren a sacar lo mejor de nosotros mismos. Si estabas pensando en iniciar alguna clase de baile, de pintura o simplemente de sentarte a practicar un instrumento, este es el momento. La Luna Llena en Leo, pone la atención en la AUTO-expresión, en contactar esa parte de nuestra psique que es única y que debemos explorar y aprender a expresar. Sea lo que sea, que se te ha estado quedando en el tintero, este es el momento de lanzarse a contactar. Vivir la vida sin seguir ese impulso Leo de encontrar en nosotros qué es eso que nos hace especial, es una  aventura y una vida estéril.

PERO, esta es una Luna Llena que forma una T-cuadrada a Marte-Urano-Lilith, un trio tremendamente discordante y por tanto nuestra aventura puede encontrarse con más de una contrariedad y por supuesto que la más obvia es la situación con la pandemia y los encierros impuestos por los gobiernos. Con Júpiter en exacta alineación a la Luna Llena, el impulso de liberación y auto-expresión puede ser muy potente y el encontrar un compromiso entre lo que nos gustaría hacer y lo que podemos hacer será absolutamente imprescindible. Las actividades en grupos son las que más sufren, por tanto esta situación nos pide actuar con determinación pero también con la consciencia que no estamos solos en el mundo y que debemos tomar en consideración el beneficio de la comunidad (Acuario) además de nuestro propio (Leo). Por supuesto que este no es el panorama preferido de la Luna en Leo, que sólo quiere expresarse contra viento y marea.

Saturno que viene por detrás del Sol y Júpiter, pero ya acercándose a la cuadratura a Urano, que se repetirá 3 veces este año: el 17 de Febrero, el 14 de Junio y el 24 de Diciembre (el artículo sobre esta cuadratura, lo publicaré más tarde), forma un textil a Kirón, y la toma de consciencia que para curar nuestras heridas y desesperación se requiere paciencia y mucho trabajo, nos reconforta y nos despierta la humildad. En el proceso de curar, nos descubrimos y nos llenamos de sabiduría. Sin este proceso la desidia y la duda nos llevarían a la desilusión y la apatía y sobre todo a un cinismo poco productivo. Nada que nos lleve a sentirnos víctimas y sin poder, puede ser estimulante y inspirador. La Gran Conjunción Júpiter-Saturno del pasado 21 de Diciembre ha marcado el comienzo de una nueva era, donde la humanidad, los avances científicos y tecnológicos y la visión de futuro para toda la Humanidad primarán por encima de los intereses personales. Saturno se encargará de proveernos de planes y estructuras para poder llevar esto a cabo y nosotros, cada cual y cada uno de nosotros nos toca lanzarnos en ese mismo impulso y actuar como parte de una comunidad, la Humana, y por supuesto, esto no tiene nada que ver con nacionalismos. Saturno, los gobiernos y Urano, la gente común estarán en una lucha que se verá ayudada por el paso de Júpiter en Acuario, este año y en Piscis el año próximo.

Los signos fijos: Tauro, Leo, Escorpio y Acuario, son los que se encuentran en grandes disyuntivas y deben hacer mucho auto-análisis, para poder comprender la magnitud de lo que tienen sobre su mesa. Los desafíos que sufrimos los signos cardinales durante el 2019 y 2020 que nos han transformado la vida, se presentan a los signos fijos, que les cuesta mucho más cambiar y dejar ir de tanta tradición y hábitos difíciles de erradicar

El Retrógrado de Mercurio en Acuario, nos habla de la reconstrucción y reprogramación de nuestra mente, observando el camino recorrido iniciado por la conjunción Júpiter-Saturno en Acuario en Diciembre 2020, que nos propone entrar en una nueva dimensión del Ser, no sólo a nivel personal, sino globalmente. Una nueva etapa comienza para todos y es en este primer retrógrado de Hermes, que tenemos la oportunidad de observar que es exactamente que debemos dejar ir en nuestras vidas para atrevernos a envisionarnos de una manera renovada, en sintonía con el zeitgeist, con el signo de los nuevos tiempos. El pasado se marcha y sólo tenemos el presente y el futuro, y si bien siempre haremos camino al andar, el nuevo sendero viene repleto de sorpresas, de nuevos paradigmas, de nuevos valores y esencia de Ser. Lo que era, ya no es. Se necesita una apertura de mente y mucha valentía para dar la bienvenida a esta nueva evolución humana. TODOS debemos formar parte de este cambio, si queremos sobrevivir y salvar nuestro planeta. Aquellos que insisten que todo seguirá igual, serán los más sorprendidos. Los que ya envisionamos el cambio, el viaje de manifestación será magníficamente estimulante. Los tres ciclos iniciados por la conjunción Júpiter-Saturno, uno de 20 años, uno de 200 años y uno de 800 años nos indican que estamos cruzando este vórtice de evolución y expansión hacia una nueva era que nos llevará a usar un poco más la capacidad de nuestro cerebro, como no lo hacemos hace mucho tiempo. Este es un auténtico momento para RE-diseñarnos como humanos y aprender a funcionar como la comunidad Humana, en vez de concentrarnos en lo que nos divide y nos diferencia. Las discusiones políticas de hoy, en un futuro no muy lejano nos resultarán divertidísimas. Miraremos este momento como hoy miramos las películas en blanco y negro de los años 50.

Volviendo a la Luna Llena en Leo, aprovecha la oportunidad que nos brinda el tener que pasar más tiempo en casa, para crear un nuevo tú, para conectar con aquello que te hace único y aprende a comunicarlo. Toda la Humanidad se beneficia de lo que cada uno de nosotros tiene que ofrecer, por pequeño que parezca, ya que por insignificante que nos parezca ahora, no hay NADIE más que Tú, que pueda ofrecer lo mismo de la misma manera. Por tanto, no prives a la humanidad de tus talentos y tu visión. TODOS nos beneficiaremos de ello. Cada uno de nosotros tenemos un ADN único y un regalo divino único que ofrecer a la Humanidad. Sé generoso y manifiéstalo.

Fuente: Astrología Arquetípica. Cristina Laird ~

eclipse

PODEROSO ECLIPSE SOLAR Y LUNA NUEVA en Sagitario ~ 14 de Diciembre 2020 ~

No Comments 547 Views0

Una vez más estamos ante una importantísima Luna Nueva, por varias razones. Es la última Luna Nueva del año, es un Eclipse Solar Total, que ocurre, prácticamente al mismo tiempo que la Gran Conjunción Jupiter-Saturno, el 21 de Diciembre. También es importante notar que a muy pocos grados (3º) del Centro Galáctico que se encuentra a unos 27º de Sagitario, ese vórtice de energía electromagnética muy densa, que es el centro de nuestra galaxia.

Todo parece indicar, desde el punto de vista astrológico, un momento de fricción, donde históricamente nos encontramos ante un Kairos, o momento adecuado de cambio, de comienzo, de un nuevo episodio en nuestra evolución y en el desarrollo de nuestra consciencia. El eclipse anular del 26 de Diciembre 2019, en conjunto con la conjunción de tres planetas en Capricornio Jupiter-Saturno y Plutón, con los dos últimos formando una conjunción exacta en Enero 2020, nos trajo el comienzo y toma de consciencia de una pandemia mundial, que nos ha lanzado a un cambio extraordinario de la forma que vemos la vida y las relaciones en general.

El tránsito de Plutón por Capricornio, que comenzó en el 2008 y coincidió con la caída de los Lehman Brothers y la gran crisis económica que azotó al mundo entero, y que concluye al final del 2023, nos ha llevado a mirar con más detenimiento y profundidad nuestras instituciones financieras y gubernamentales, la profunda corrupción y desigualdad del mundo institucional y por ende, de todos nosotros. Los tres planetas en Capricornio, como ya hemos visto no se juntaban en ese punto desde el 1517. Pero por supuesto hay mucho más que esta formación en Capricornio, el último signo del elemento Tierra, nos dice. Como ya he escrito sobre la Conjunción de Jupiter-Saturno que ocurren el 21 de este mes, en el signo de Acuario, hay una serie de ciclos que se cierran, que concluyen, que son mucho más grandes que el encuentro entre estos dos planetas, que ocurre cada 20 años. Estamos terminando un ciclo de 200 años de estas conjunciones en signos de Tierra que comenzó en Julio 1802 en el signo de Virgo. Los dos últimos siglos que comenzaron en la segunda mitad del 1700 con el comienzo de industrialización con el descubrimiento de Urano, y el avance tecnológico del momento que nos permitió adquirir más rápida y eficientemente los recursos naturales de la tierra. Lo que nos llevó a progresar con el advenimiento, ya en el siglo 19 y 20 de la locomotora, los coches, los aviones, la exagerada construcción que devora los recursos naturales de nuestro planeta. Ahora, al final de todos estos ciclos, tomamos consciencia de las consecuencias de ello y nos confrontamos al inminente calentamiento del clima y sus consecuencias. La avaricia y el desenfrenado crecimiento, del que todos nos beneficiamos, ahora comienza a mostrar su faceta más oscura.

La ciencia, y su entusiasmo nos lleva también en muchas ocasiones a situaciones que requieren de mucho Saturno: regulaciones, frenos, obstáculos y desastrosos resultados, si no queremos causar mayores crisis, que después no sabemos controlar. Todo esto sigue ocurriendo en el mundo entero, con las emisiones desenfrenadas de dióxido de carbono. Desde 1970, las emisiones de CO2 han aumentado en aproximadamente un 90%, y las emisiones de la combustión de combustibles fósiles y los procesos industriales han contribuido a que alrededor del 78% del aumento total de las emisiones de gases de efecto invernadero entre 1970 y 2011. La agricultura, la deforestación y otros cambios en el uso de la tierra han sido los segundos contribuyentes más importantes. En este momento muchos países han firmado acuerdos para reducir las emisiones desde ahora hasta el 2050, pero muchas se niegan a hacerlo, porque significaría una re-estructuración del sistema económico que no están preparados o no saben cómo ejecutar.

Ahora comenzamos justo para el eclipse y luna nueva de Diciembre y la gran Conjunción de Júpiter-Saturno, un nuevo ciclo de conjunciones en el elemento Aire. Esto nos habla de una nueva visión mundial, prestando atención a la oportunidad de crear un futuro prometedor y que sea digno de vivir. Está en nuestras manos colaborar, globalmente, alejándonos de populismos y nacionalismos, ya que ninguna nación por sí sola, puede resolver el dilema en el que nos encontramos. Es la responsabilidad (Saturno) de todos nosotros, colaborar globalmente (Acuario) con la posibilidad de mejorar (Júpiter) nuestra forma de vida, sin cargarnos el planeta en el proceso. Estos últimos 200 años de conjunciones en Tierra, que concluye ahora, nos refleja en cierta forma el lado oscuro de ello y en particular de Capricornio, la idea de Tradición y Progreso a toda costa, con el deseo de colocarse en posiciones privilegiadas socialmente, la búsqueda del Éxito Social y la glorificación de la Autosuficiencia, que sólo nos ha llevado al gran sentido de Soledad y la pérdida de aquello que llamamos Integridad, Ética y por sobretodo Responsabilidad. Tenemos mucho trabajo por hacer con el nuevo elemento de Aire que representa nuestro futuro, la regulación de la Internet y las Redes Sociales, la indispensable toma de consciencia del poder de los algoritmos, que infringe limitaciones en nuestra libertad y las más avanzadas tecnologías de Comunicación (Aire). Afortunadamente, contamos con gente joven mucho más consciente que las generaciones anteriores y en general más informadas y comprometidas. Pero somos los mayores los que debemos apoyarles y ayudarles a resolver los dilemas heredados de nosotros.

Esta Luna Nueva en Sagitario, el signo regido por Júpiter, que entra en el signo de Acuario de la mano de Saturno iniciando así un ciclo de 20 años y otro de 200 años, remueve particularmente los signos fijos: Tauro, Leo, Escorpio y Acuario. Los signos mutables : Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis, también recibirán el pellizco para abrir la ventanas y dejar entrar nuevo aire. Los signos cardinales: Aries, Cáncer, Libra y Capricornio, están concluyendo este vertiginoso impulso al cambio, que nos ha dejado exhaustos, pero renovados.

El Sol y la Luna en un eclipse solar, que los Argentinos y los Chilenos podrán disfrutar en su totalidad, forma un extraordinario trígono a la conjunción Marte-Eris que de alguna manera se han expresado y siguen manifestándose en las terribles separaciones de ideas y simpatías políticas de lo que parecemos no poder salirnos. Neptuno en Piscis en casi exacta cuadratura a los Nodos Lunares, nos habla de la confusión mundial respecto de las noticias, las Fake News, las teorías de grandes conspiraciones, etc, etc. Este es el momento adecuado para hacer introspección y no para creerse todo lo que leemos, pues mucho de ello es falsa información. Cuanto más fanática la propuesta, más falsa. AL mismo tiempo la cuadratura MARTE-ERIS en Aries, con Plutón en Capricornio nos habla de la necesidad de dejar de mirar el mundo desde la propuesta Bueno-Malo. La astrología “tradicional” con su lenguaje de Benéfico (Júpiter) y Maléfico (Saturno), ha grabado en nuestra psique esa idea errónea. Ni Júpiter es siempre benéfico, ni Saturno es Maléfico. Júpiter nos lleva al exceso a menudo que es una de los motivos de muchos de nuestros problemas, y sin Saturno, viviríamos en el Caos y la mentira. Saturno pone las cosas donde deben estar, sin Saturno no podríamos conducir el coche por las ciudades pues no existirían los semáforos.

Somos los Astrólogos los primeros que debemos ayudar a este cambio de vocabulario, de idiosincrasia, de querer ser el “sabelotodo”, con todas las respuestas, y convertirnos en verdaderos estudiosos de esta magnífica ciencia que nos inspira a la poesía y el buen vivir, que nos ayuda a tomar responsabilidad por nuestra vida y nuestros dilemas.

Disfrutar de este magnífico comienzo donde todos jugaremos un rol importantísimo, no importa tu edad.

El 2021 llega cargado de desafíos, pero lo importante es comprender que aunque el libre albedrío es frágil, la inconsciencia aumenta su fragilidad. Sagitario nos augura extraordinarias aventuras de SER y Acuario nos recuerda que aunque es importante salirse de la manada, no debemos olvidar que siempre necesitaremos de ella.

Disfrutad del Eclipse.

Fuente: Astrología Arquetípica. Cristina Laird ~

Webp.net-resizeimage-22-e1596538764914-768x501

LUNA LLENA en Tauro. 30 y 31 de Octubre de 2020 ~

No Comments 386 Views0

Ya estamos en la cabalgata hacia esta Luna Llena en Tauro, que claramente nos recuerda que la Luna y la Tierra están alineadas en este signo del Toro Sagrado, oponiendo al Sol en Escorpio, que apropiadamente describe el tono de estas festividades que se festejan para estas fechas. Halloween, el 31, el Dia de los Muertos, al día siguiente, este último en Méjico, y muchos países latinos, cuando  la visita a las tumbas en los cementerios se complementa con ofrendas, como las flores de cempasúchil, o la elaboración de los platos que más gustaban a los ausentes para atraer sus espíritus. En Europa, la cuna del Día de Muertos está en Irlanda. El origen de este Halloween occidental está en el “Samhain” de Irlanda, una de las celebraciones celtas más importantes que tenía lugar el 31 de octubre y que significa el final de la cosecha. Era el momento en el que los pueblos guardaban las provisiones y sacrificaban ganado para sobrellevar el invierno. Para ahuyentar a los malos espíritus, durante la noche se encendían grandes hogueras para proteger a los vivos de los muertos. En España simplemente se llevan flores al cementerio, visitando aquellos que ya no están en forma física.

Esta es una Luna Azul, lo que significa la segunda Luna Llena en un mismo mes, fenómeno que ocurre cada unos 2 años y medio y no siempre en el mismo mes.

Esta es una Luna Llena (como todas) muy especial, ya que astrológicamente hablando, si levantamos la carta para la hora que la Luna se forma llena exactamente nos encontramos con que no hay ningún trígono, ni sextil, es decir, ningún aspecto aliciente, que alivie la tensión y es así que coincide con que muchos países estamos volviendo al “encierro” con toque de queda en muchos de ellos, lo que incrementa la idea de “laberinto sin salida”. Pero en la historia del Minotauro, su hermana Ariadne, ayuda a Teseo dándole un Hilo, para que este pueda salir del laberinto sin perderse. Podemos interpretar este “hilo” para “no perdernos” como una sugerencia de mirar la realidad de nuestra historia, y que podamos entender que hemos salido de situaciones peores en nuestra existencia, y que como dice Noah Harari, aunque esta sea la peor pandemia y por cierto muy devastadora de los últimos 100 años, estamos en una situación muy diferente a las anteriores, pues esta vez sólo nos tomó 2 semanas entender qué era lo que la causaba y contamos con una tecnología y ciencia que no teníamos hace un siglo. Cuando la última, “la gripe española”, el mundo salía de la Primera Guerra Mundial, por tanto el sistema inmune de muchos estaba muy débil y no teníamos ni idea lo que era, ni lo que la causaba. Lo mismo ocurrió con la “Peste Bubónica” del siglo 14, que se llevó a más 50 millones de almas en el mundo entero, cuando tenían aún menos idea de lo que era y como se propagaba.

Esta Luna Llena en Tauro coincide exactamente o se alinea exacta con Urano en Tauro, que en cierta forma también nos habla del HILO de Ariadne, pues nos muestra claramente que debemos prestar atención a como transitamos el laberinto de la vida, cuidando de la Pachamama, si queremos sobrevivir, pero también prestando atención a nuestra salud y nuestro sistema inmune, que se fortalece cuando nos cuidamos y estamos más felices. La nutrición, lo que comemos, es un punto importantísimo en estos momentos y qué es lo que hacemos con nuestro tiempo también. Nos invita a una introspección o “percepción interna que tiene como fundamento la capacidad reflexiva que la mente posee de referirse o ser consciente de forma inmediata de sus propios estados.” (según el diccionario) profunda. Nos invita a mirar repito, lo que comemos, como cuidamos de nuestro entorno y con tantos planetas en Capricornio (Jupiter, Pallas, Saturno y Plutón) que nos hablan de tomar responsabilidad por nuestras acciones y decisiones, en cuadratura a un Marte retrógrado en Aries, cuando nuestras acciones están en tela de juicio y sentimos profundamente que antes de actuar debemos parar, y reflexionar, como se decía antiguamente: “cuenta hasta 3 antes de reaccionar”. En Noviembre tanto Mercurio como Marte retoman su vuelta “hacia adelante” y tenemos un tiempo para RE-capacitar sobre nuestras posibilidades y sobre todo nuestras acciones, analizando cómo nuestro Minotauro interno nos impulsa cuando actuamos desde el pánico y la inconsciencia.

Venus opone Kirón para esta Luna, lo que también nos habla de la oportunidad de curar nuestras relaciones, prestando atención no sólo a lo que decimos, cuando el Minorauro está hambriento, sino a lo que realmente sentimos cuando el Minotauro duerme.

Feliz Luna Llena a todos.

Fuente: Cristina Laird. Astrología Arquetípica ~

pagMERCURIO

MERCURIO RETRÓGRADO del 18 de Junio al 12 de Julio de 2020 ~

No Comments 909 Views0

Ya comenzamos a transitar el segundo retrógrado de Mercurio del año. El primero fue en Febrero en el signo de Piscis. Ayer exactamente, comenzamos con el periodo pre-sombra de este ciclo, que es el grado hasta donde retrogradará Mercurio después de estacionarse el 18 de Junio, para comenzar su aparente “vuelta atrás”. Esta vez lo hace en el signo de Cáncer, ya que todos los retrógrados de este año serán en signos de Agua. Al comenzar su periodo pre-sombra, lo hace oponiendo a Pholus en Capricornio y en cuadratura a Kirón, al mismo tiempo que Venus en Retrógrado en Géminis forma una cuadratura a Marte en Piscis. Esta es una combinación para tener en cuenta a la hora del desconfinamiento, que llama a nuestra responsabilidad personal y nuestro sentido común.

Para daros una idea, del ciclo de este planeta alrededor del Sol y las constelaciones zodiacales, aquí va una lista:

AÑO 2020

18 de Febrero – 9 de Marzo de 2020 en Piscis signo de agua, termina en el aire de Acuario
17 de Junio – 12 de Julio de 2020 en el signo de agua Cáncer
13 de Octubre – 3 de Noviembre de 2020 en el signo de agua Escorpio, termina en Libra

Pdemos ver que este año 2020, todos los retrógrados ocurren en signos de Agua, o sea nuestras emociones acerca de nuestro hogar, país, nación, tribu (Cáncer), nuestras emociones más secretas (Escorpio), como el racismo, el miedo a la muerte, nuestra sexualidad y nuestras emociones y compasión con los demás (Piscis), nuestra habilidad de conectar con el dolor ajeno además del nuestro propio. Como el retrógrado de Mercurio nos invita a RE-visar, RE-considerar, RE-estructurar, RE-inventar todo los temas indicados por los signos en los que cae, a nivel global como personal, en este caso en particular, debemos mirar donde tenemos el signo de Cáncer en nuestra carta astral para poder conectar con el mensaje de este pequeño planeta en nuestra vida, en este momento.os retrógrados de Mercurio son un momento para la “quietud” antes de la acción. Observa, medita, y sobre todo, ya que esta vez es en el signo de Cáncer, “SIENTE”. Atrévete a SENTIR. Si te sientes herida por algo o alguien, pregúntate si eres Víctima o la creadora de tu realidad. Acepta la responsabilidad de estar donde estás.

No hagas ningún movimiento importante cuando Mercurio está retrógrado, que no sea para REclamar o REvisar una situación insostenible. Nada se resolverá con éxito para el futuro durante estos períodos de todos modos – Será imprescindible planear pero esperar para la acción. Durante un período retrógrado, es difícil tomar decisiones, sobre todo si dependen de la comunicación con otros. Incluso si se toma una decisión, estará sujeta a cambios, pero los días depués del estacionamiento de Mercurio, para iniciar su vuelta adelante, lo que esta vez será el 12 de Julio, una nueva energía parece empujarnos a la acción. El 21 de Junio tendremos el Eclipse de Sol, también en Cáncer (de lo que escribiré más tarde) y el 30 de Junio, Júpiter y Plutón se vuelven a alinear exactamente en Capricoenio, ambos en retrógrado esta vez. La primera semana de Julio tendremos el otro Eclipse lunar y Saturno vuelve a entrar en Capricornio el 2 y el 8 de Julio, Mercurio, aún en Retrógrado formará una cuadratura a Marte en Aries. O sea que podemos esperar un poco de tensión y difíciles momentos, sobre todo para tomar importantes decisiones en tu vida. Por tanto. si puedes, espera a tener todo más claro antes de actuar. Si no te queda otra, más que firmar o decidir, hazlo depués de haber Revisado todas tus opciones y haber leído toda “la letra pequeña” de lo que firmas.

Los signos más afectados siguen siendo los cardinales: Aries- Cáncer-Libra y Capricornio,  los signos mutables: Géminis-Virgo-Sagitario y Piscis también están siendo invitados a la Templanza, la Observación, la Paciencia y el reconocimiento de las buenas cosas en nuestra vida.

Estos son tremendamente interesante e importantes momentos de nuestra historia, donde se nos ofrece la oportunidad de tomar consciencia acerca de muchos temas globales y personales. No desperdicies esta oportunidad para crecer y participar de todo ello.

Fuente: Cristina Laird ~ Astrología Arquetípica ~

luna-llena-libra-1080x675

LUNA LLENA en Libra. 7 y 8 de Abril de 2020.~

No Comments 449 Views0

Nos preparamos para la formación de una Superluna Llena en Libra, 7 y 8 de abril. Siendo la Luna la que se encuentra en el signo de Libra, de alguna manera nos confronta con la necesidad de encontrar un “balance” entre nuestras necesidades personales, y aquellas de nuestra sociedad. El deseo de largarnos a las calles y comenzar a recuperar algo de nuestra cotidianidad suspendida por el coronavirus, se topa con los mandatos de los gobiernos que nos piden que no dejemos nuestras madrigueras todavía. En otras palabras, el comprender que dar rienda suelta a nuestros deseos, puede no ser lo mejor para la sociedad en la que vivimos. Como encontrar este balance entre lo que yo quiero y las necesidades del otro, es el típico significado de una Luna Llena en Libra que por supuesto ocurre cuando el Sol recorre el signo de Aries, pero nosotros en la Tierra nos alineamos con la Luna en Libra.

Marte que acaba de encontrarse con Saturno en Acuario, regente del Sol en Aries y Venus, regente de esta Luna en Libra, están ambos en signos de Aire y para esta Luna en un aspecto de 120º, o sea un trígono. Éste es un aspecto normalmente agradable que nos permite actuar sin tanta oposición y nos envía un mensaje subliminal, de que todo va a estar bien pronto. Con Venus en Géminis y Marte en Acuario, la propuesta sigue sugiriendo que seguiremos conectándonos a través de Internet. Posiblemente más que las semanas anteriores, ya que el confinamiento nos hace desear conexión más que lo normal.

No nos olvidemos que esta es la Luna llena que viene a mostrarnos lo que se inició en la Luna Nueva en Aries del 24 de Marzo.

Muchas cosas están pasando en este estar recluidos en casa, un tema casa12 de la carta astral, excepto que realizado con consciencia. Hay mucho que aprender de todo esto, y en esta Luna Llena en Libra el tema es sin duda nuestras relaciones y como se han visto afectadas, ya sea, por que de pronto nos quedamos encerrados con el otro sin nuestras actividades normales, o con los niños, o el no poder vernos como habitual, por que cada uno está en su casa. De repente, nos vemos forzados a confrontar el estado de nuestras relaciones, con el otro y con nosotros/as mismas/os. Magnífica oportunidad para recapacitar sobre todo ello y si tenemos suerte de no haber perdido nuestro trabajo o de no habernos enfermado, éste puede ser un periodo extremadamente vital, para mirarnos profundamente y recapacitar donde nos encontramos emocionalmente y hacia donde queremos dirigirnos.

Esta Luna Llena en Libra forma un T-cuadrada a la recién formada conjunción Júpiter-Plutón y a Pallas Athena, y un impulso creador y estratega nos invade, y la pregunta sería: Como afectará mis relaciones esto que me apetece hacer ? o  sino estás en una relación personal, la reflexión sería sobre qué espero, que necesito del otro? Venus, la regente de esta Luna está en conjunción a Vesta, la guardiana de la llama interna, y la importancia de meditar sobre la importancia de focalizarnos en nuestro viaje personal es muy importante. La Luna por otra parte se encuentra junto a Juno, lo que nos hace meditar sobre la importancia de compartir el camino.

Esta es una Luna especial para meditar sobre nuestras relaciones con los demás y sobre todo con las relaciones personales. ¿El amor está limitado a la relación de pareja? o podemos amar y enamorarnos sin querer poseer al otro? ¿Qué papel juega el amor en las relaciones de pareja y que papel juegan los amigos en nuestra habilidad de relacionarnos y amar? y la pregunta más importante de todas: ¿me amo a mi misma/o?

Estamos en una situación que no ha terminado aún y que está provocando importantísimos cambios no sólo a nivel personal sino a nivel global. Saldremos de ésta renovados y mucho más alineados con las demandas del alma.

Fuente: Cristina Laird. Astrología Arquetípica. ~