Tag Archives: Neurociencias

cronopatia

CRONOPATÍA. La Obsesión por aprovechar el tiempo. ~

No Comments 46 Views0

Nos encontramos en un momento de la historia donde la máxima aspiración del ser humano es la productividad y la eficiencia. Es lo que denominamos la mercantilización del tiempo.
Hoy se valora de forma positiva todo aquello que se relaciona con la velocidad y la capacidad de aprovechar más el tiempo. ¿Qué consecuencia tiene esto? La aparición de un estrés que, cual enfermedad maligna, se está extendiendo a todos los aspectos de nuestra sociedad, convirtiéndose en crónica y gravemente perjudicial.

Ha surgido un nuevo «síndrome»: la cronopatía —cronos ‘tiempo’, pathos ‘enfermedad’—, la enfermedad del tiempo. Decía Gregorio Marañón: «La rapidez, que es una virtud, engendra un vicio, que es la prisa». Vivimos convencidos de que la prisa y la aceleración producen mayores y mejores resultados en la vida.

Podemos diferenciar dos extremos: el de las personas que pierden y malgastan su tiempo con una vida vacía que les conduce a estados depresivos y el de las personas que sufren de cronopatía. ¿Quién no conoce a alguien que no sabe renunciar a ningún plan, que necesita planificar todo su tiempo con mucha antelación y llenar todos los espacios y huecos de su agenda con múltiples actividades? Cuidado con ellos, su vida acaba convirtiéndose en una huida hacia adelante. No olvidemos que las grandes experiencias de la vida no se saborean en el ajetreo de las prisas y el reloj. La vida no es plena y gratificante si no hay paz y quietud en algunos instantes.

Consecuencias de ser esclavos del tiempo

Pues bien, esta preocupación por el tiempo puede tener graves consecuencias. Y lo peor de todo es que puede afectar a nuestro día a día de diferentes formas.

  • Nos cuesta pensar con claridad. Vivir en un constante estado de aceleración e hiperactividad que nos impide pensar con claridad y establecer prioridades.
  • La percepción del tiempo es más acelerada. Cuanto más nos obsesionamos por aprovechar el tiempo, mayor es la sensación de que se escurre entre los dedos.
  • Sin contacto con nuestras emociones. Cuando estamos preocupados por ser productivos, es fácil no prestar atención a los procesos más importantes de nuestro cuerpo. Por eso, la cronopatía es un problema que puede alejarnos de nuestras propias emociones. No tenemos el tiempo ni la pausa necesaria para escuchar cómo nos sentimos e identificar sucesos emocionales relevantes.
  • Exceso de tensión, ansiedad y estrés. Por mucho que pasen desapercibidos estos estados emocionales, nuestro cuerpo seguirá sufriendo sus consecuencias, aunque sea en silencio. Y este conjunto de emociones no vividas o expresadas puede traducirse en estrés, tensión y ansiedad.
  • Desperdiciamos el instante. Lo más triste de todo esto es que este estado de aceleración nos impide disfrutar del momento. Cada día desperdiciamos infinidad de instantes muy valiosos para nosotros y los que nos rodean. Nos cuesta aprovechar la ocasión de desconectar, relajarnos o de hacer algo que realmente nos motive.

El hombre actual parece que se tiene que excusar tras «una reunión» para poder tener un momento de ocio o de tranquilidad. No queda bien decir que uno está libre o desocupado. ¿Qué sucede?

Aprendamos a parar. Frenar para ver, observar y disfrutar. ¿Te has fijado que para observar y contemplar de verdad hace falta pararse? Corriendo no se percibe la belleza.
Deleitarse con un paisaje bonito, con una puesta de sol, con una lectura cautivadora, parar y disfrutar de un pueblo escondido cerca de la carretera, escuchar una canción que
nos evoca emociones…, sin sentimiento de culpa o de pérdida de tiempo. Ganamos en salud, en disfrute, en felicidad y en calidad de vida.

La soledad, el descanso, el silencio, el ir con pausa, son claves para crear y para comenzar los proyectos con ilusión. El mundo está enfermo, efectivamente, sufre de estrés crónico. ¿Cómo va a funcionar la sociedad si creamos seres hiperestresados corriendo y funcionando a toda velocidad? La vida frenética indica que es el entorno quien nos dirige y no uno mismo.
Escuchar la voz interior es uno de los primeros pasos para conocerse y superarse. Esa voz no se escucha ante el frenético ruido de la vida. Paz interior, sosiego…, eso piden todas las terapias actuales. Surgen sin parar, en muchos lugares, cursos de yoga, mindfulness y todo tipo de meditaciones para desconectar del bullicio exterior.
¡Miramos tanto el reloj que no damos tiempo a lo importante! Aprovecha una tarde de domingo y desconecta del teléfono y del reloj; usa el modo avión en casa, sin miedo a desatender una llamada, un correo electrónico, una noticia o un tuit. No necesitas estar en línea las veinticuatro horas del día. Aprende a «perder» un poco de tiempo, ganando en paz y serenidad.

No abarques demasiado. Aprende a renunciar. Vive el momento presente.
Intenta saborear la naturaleza, la playa, el mar, la montaña, de vez en cuando. Te abrirás a grandes sensaciones que te llenarán de verdad. Eso sí, sin perder de vista tu proyecto personal. Planifica, ten puntos de referencia, pero disfrutando cada vez que llega un momento especial, deseado o emocionante.

Fuente: Como hacer que te pasen cosas buenas. Marian Rojas Estapé ~

Puede interesarte también: 

¿CÓMO PERCIBES EL TIEMPO? ¿KRONOS o KAIROS? Las caras del tiempo que necesitas conocer.

glandulapineal

COMO ACTIVAR LA GLÁNDULA PINEAL Y OBTENER SUS BENEFICIOS. ~

No Comments 59 Views0

Como bien sabemos, se dice que el cerebro es el gran desconocido ya que tiene un sin fin de funciones y características que incluso hasta ahora no se han podido terminar de estudiar. Una de las partes del cerebro que es interesante conocer e investigar es la glándula pineal, esta glándula que también es conocida como “el tercer ojo” está ubicada en el interior del cerebro de la mayoría de las especies invertebradas. Descartes nombró a esta glándula como el asiento del alma ya que era considerada por él como la fuente de poder de nuestro cerebro. La glándula pineal, también llamada epífisis, es una glándula endocrina diminuta que alberga nuestro cerebro y se encarga de producir melatonina. La melatonina es la hormona que regula los ciclos del sueño de nuestro cuerpo. El nombre de esta glándula se debe a su forma la cual es similar a la de una piña de pino y ha sido considerada por muchos años como el tercer ojo, el apéndice del cerebro o el portal del alma debido a su ubicación ya que se encuentra exactamente a la mitad del cerebro, entre la frente y la nuca, más o menos a la altura de las cejas.

Cómo saber si tengo la glándula pineal activada

Se dice también que aparte de su función hormonal, la glándula pineal o epífisis tiene también relación con el área espiritual. Existen diversos métodos para poder activar esta glándula y lograr que la persona pueda mejorar su función y por lo tanto también ampliar más sus experiencias en el área espiritual, sobre todo aquellas personas que se encuentran en su búsqueda constante.

Para activar la glándula pineal rápidamente se pueden llevar a cabo diferentes ejercicios, entre los cuales se encuentran los siguientes:

Yoga

Se ha descubierto que el practicar yoga activa todas las glándulas de nuestro cuerpo pero sobre todo en las que influye más esta práctica es en la glándula pituitaria y en la pineal.

Ejercicios de relajación

Se ha encontrado que practicar constantemente ejercicios de relajación o realizar actividades como escuchar música suave y/o tomar baños relajantes ayuda a potenciar la activación de la glándula pineal en nuestro cerebro.

Ejercicios de visualización

Existen varios ejercicios y técnicas de visualización que se pueden llevar a cabo para la reactivación de esta glándula.

Meditación para activar la glándula pineal

La meditación es un excelente ejercicio que ayuda a conectar mejor con la glándula pineal. Al permitirnos aquietar nuestra mente y serenar nuestro cuerpo, así como brindarnos un estado más elevado de calma y tranquilidad, también nos conducirá a poder activar más esta zona del cerebro.

Beneficios de activar la glándula pineal

Algunos de los principales beneficios que produce la activación de la glándula pineal, son los siguientes:

  • Obtienes una mayor conexión con tu propio cuerpo y espíritu.
  • Aumenta tu nivel de consciencia por lo que cada vez vas a actuar menos en piloto automático.
  • Te ayuda a conocerte mejor a ti mismo(a).
  • Te mantiene más tranquilo(a) y relajado(a).
  • Al mejorar la relación contigo mismo, mejora también la relación que tienes con las demás personas.
  • Experimentas una sensación de plenitud y felicidad personal
  • Las neuronas y células de tu cerebro se purifican.
  • Mejora tu sistema inmunológico por lo que se previenen ciertas enfermedades como el cáncer, el alzheimer, la depresión, entre otras.
  • Regeneración celular

 

Fuente: psicología – online

Te invitamos a leer sobre:

¿QUÉ ES LA VISUALIZACIÓN CREATIVA?

efecto-tetris-juego-y-sus-consecuencias

¿QUÉ ES EL «EFECTO TETRIS» EN EL CEREBRO?

No Comments 79 Views0

Pensemos en cuando decidimos comprar un coche nuevo y escojamos el color. Una vez elegido, quizás uno no demasiado común, empezaremos a ver coches de ese color en todas partes. Y no es que antes no existieran, simplemente no los veíamos porque nuestra atención es selectiva y no puede mantener tanta información al mismo tiempo. Por lo tanto, ahora insertó en nuestra mente los coches de ese color y los encuentra, inevitablemente, allá donde va.

Qué es el efecto Tetris

Cuando nuestro cerebro se acostumbra a cierto tipo de percepción, entonces tiende a operar constantemente a través del patrón mental ya trazado. Este proceso se conoce como el efecto Tetris. Y, ¿quién inventó el efecto Tetris? Fue el psicólogo Shawn Achor quien definió este proceso llamado de la misma forma que el famoso videojuego en el que el o la jugadora debe apilar, de la manera más compacta posible, objetos geométricos bidimensionales o tridimensionales que caen de arriba a abajo de la pantalla.

Este juego ha sido protagonista de un famoso experimento de la Facultad de Medicina de Harvard. Veintisiete personas fueron remuneradas para jugar Tetris numerosas horas durante tres días seguidos. En los días siguientes, muchos de ellos no podían dejar de vislumbrar bloques geométricos que caían del cielo o veían formas por todas partes, naturalmente con plena conciencia de que se trataba solo de efectos ópticos.

Los jugadores de Tetris son particularmente propensos a este efecto. Los objetos en el mundo real, como coches, lavandería o alimentos, parecen ser capaces de coincidir con los tetromines, y los bloques que caen persiguen la periferia de la imaginación mientras uno se duerme.

Cómo funciona el efecto Tetris

¿Cuál es el efecto Tetris? Este fenómeno psicológico ocurre cuando una actividad que requiere un alto nivel de atención influye de manera incongruente en los procesos cognitivos, en las imágenes mentales y en los sueños de quienes se dedican a ello durante mucho tiempo.

Por lo tanto, los jugadores de Tetris, durante largos períodos de tiempo, pueden ser llevados a razonar involuntariamente sobre las formas de apilar objetos del mundo real, como los paquetes que ve en los estantes de un supermercado o los edificios de un barrio. Además, pueden ver objetos geométricos en movimiento en los límites de su campo visual o cuando cierran los ojos. Por último, las figuras geométricas del juego también pueden aparecer en sueños, sobre todo en el paso del sueño vigilia al sueño.

Para entender mejor cómo funciona el efecto Tetris en la vida cotidiana, podemos considerar el ejemplo de nuestros pensamientos negativos. Comenzamos el día con el pie torcido y parte la queja. Hay sol, sí, pero es demasiado caliente, demasiado húmedo, no hay aire fresco, sudamos demasiado, etc. De allí una serie de situaciones que generan aún más murmullos.

Lo bueno es que podemos hacer lo mismo con lo que nos da alegría, positividad y belleza, ya que cuanto más nos damos cuenta de los elementos positivos en nuestra vida, y estamos comprometidos a enfocarlos, más podemos descubrir otros. Es un verdadero entrenamiento al alza para desencadenar un círculo virtuoso capaz de darnos bienestar.

Por qué se produce el efecto Tetris

Como han confirmado estudios posteriores al experimento de Harvard, concentrar el pensamiento en el juego continuo y repetido sedimenta determinadas vías neuronales que afectan a la forma en que se percibe la realidad.

Si te preguntas por qué se produce el efecto Tetris, este puede ser causado por distintos factores. Veamos cuáles son:

  • Actividades caracterizadas por una fuerte repetitividad visual: se puede experimentar, por ejemplo, por el uso prolongado de otros videojuegos, después de haber pasado varias horas observando escaparates microscópicos, jugando al ajedrez o incluso a otras actividades como la selección de frutas.
  • Pueden estar involucrados los demás sentidos: por ejemplo, un músico que realiza sesiones largas, puede experimentar una aparición de procesos mentales relacionados en contextos incongruentes. También puede continuar oyendo frases musicales en su propia mente durante el período previo al sueño.

Lo cierto es que la investigación sobre este tema no ha hecho más que comenzar. Sin embargo, el descubrimiento de este efecto nos da una idea sobre el verdadero potencial de nuestro cerebro.

Cabe mencionar que este artículo es meramente informativo. Te invitamos a acudir a un profesional psicólogo si necesitas que trate tu caso en particular.

Fuente: En qué consiste el EFECTO TETRIS. Psicología On line ~

Si resonó en tí, puede interesarte también:

TU CEREBRO FUNCIONA COMO UN RADAR. APRENDE A USARLO.

Namaste (2)

KAMA MUTA. ¿Qué es? ¿La has experimentado?

No Comments 261 Views0

Conmoverse hasta tal punto en que no podemos evitar que los ojos se humedezcan. Sentir como la piel se pone de gallina al notar un agradable escalofrío al sentirnos orgullosos y amados. Notar calidez en el pecho cuando asistimos junto con otras personas a un evento social…

Todas estas situaciones que difícilmente se pueden describir con palabras en nuestro idioma tienen su expresión en sánscrito: kama muta. Esta emoción es universal, trasciende culturas y se manifiesta por igual en todos lados, siendo la manifestación fisiológica de estar conmovidos.

A continuación trataremos de comprender el significado de tan curiosa expresión, en qué situaciones se podría decir que sentimos kama muta y cuáles son sus características.

¿Qué es el kama muta?

Definir qué es el kama muta no es tarea fácil puesto que no existe ninguna palabra en ningún otro idioma que traduzca con precisión lo que significa expresión en sánscrito. En su idioma original viene a significar algo así como “sentirse conmovido” o “estar conmovido por el amor”, aunque esta definición es más bien escueta dado que esta idea de “amor” conecta con algo mucho más profundo, positivo y agradable en el ser humano.

El kama muta es una emoción vital, internacional, que trasciende culturas, géneros y formas de pensar. Quienes han empezado a estudiarla aseguran que es la emoción universal más intensa, un sentimiento que define ese instante en el que nos sentimos llenos de afecto, sorpresa o admiración hacia algo o alguien. Puede aparecer en múltiples contextos y puede conmovernos, llegarnos al corazón, sentir orgullo grupal, sentir estar conectado con los demás, sentir patriotismo, nostalgia…

Podríamos describir el kama muta como ese instante en el que algo nos hace sentirnos bien por dentro, nos hace emanar un calor en lo profundo de nuestro pecho. Se siente como si nos abrazaran emocionalmente. Es una sensación breve pero muy intensa, tanto que se queda marcada en nuestra memoria. Aunque esté relacionado con el amor no significa “enamoramiento”, de hecho, trasciende a las relaciones afectivas pero sí que es de origen social.

Esta emoción no surge en la soledad sino que se da cuando hay algún evento en el que se implican varias personas, ya sean solo dos o un grupo, e incluso se puede dar en compañía de animales. Estos individuos, de pronto, nos y se inspiran, nos conmueven hasta tal punto en que notamos como una especie de escalofrío agradable, la piel se nos pone de gallina y sentimos como nuestros ojos empiezan a humedecerse al escapársenos una lagrimilla.

Características de esta emoción

Aunque hace relativamente poco que se ha empezado a abordar científicamente esta emoción, los estudios han coincidido de que se trata de una emoción universal puesto que tiene la misma manifestación fisiológica en todo el mundo, independientemente de en qué cultura nos hayamos criado. Las sensaciones físicas que podemos sentir cuando se da el kama muta son:

  • Euforia
  • Calor en el pecho
  • Lágrimas o humedad en los ojos
  • Escalofríos o piloerección (piel de gallina)
  • Sensación agradable de ahogo, nudo en la garganta
  • Mariposas en el estómago
  • Sensación de estar “flotando”

Es una emoción que aparece en contextos sociales y suele estar relacionada con momentos positivos y agradables. Su aparición contribuye a que conectemos con otras personas y parece ser clave en el desarrollo del sentido de pertenencia en los grupos y, también, en fenómenos sociales como lo es una manifestación o protesta pacífica. Nos anima a empezar cosas nuevas al sentir esta mezcla excitante entre admiración, esperanza, cariño y alegría.

Expertos como Alan Fiske, profesor de antropología de la Universidad de California en Los Ángeles, considera que el kama muta es una emoción que podría motivar a las personas a universe entre ellas, a ayudar a aquellos que se ven desfavorecidos y unirse en proyectos sociales trascendentales. Es una emoción que nos mueve a algo más que el amor, más bien a la compasión, al concepto de humanidad con todas sus letras.

Entre las características que definen al kama muta podemos destacar que es una emoción prosocial, que se da por la repentina intensificación del intercambio social, sobre todo por la aparición de unos súbitos amor y bondad. Esta aparición es breve, a lo sumo de dos minutos, aunque puede repetirse a lo largo del mismo evento “amoroso” y se experimenta siempre de forma positiva, aunque también puede surgir en situaciones negativas, sospechando que podría estar detrás de la pertenencia grupal en situaciones nocivas como lo es una secta.

¿En qué contextos se da?

Como hemos visto, el kama muta está muy relacionado con el amor, aunque no es exactamente lo mismo. Mientras que el amor es un sentimiento duradero y más o menos constante el kama muta es una emoción momentánea, que apenas dura un instante, pero se da cuando se experimenta amor. Da igual que el amor que lo crea sea romántico, religioso o platónico y puede ser hacia una persona, una familia, un grupo de personas o incluso con la humanidad en su máxima extensión. Teniendo en cuenta esto podemos entender que hay infinidad de situaciones en las que puede darse esta emoción.

Veamos un listado de situaciones en las que puede aparecer, siendo tanto situaciones relacionadas con el surgimiento de un nuevo amor como la manifestación de uno que ya tiene su historia:

  • Besar por primera vez a alguien.
  • Adoptar a una mascota.
  • Ir a una misa en la iglesia.
  • Cantar en un coro.
  • Tener un hijo.
  • Recibir el dibujo que nos ha hecho nuestro hijo de nosotros.
  • Acudir a la graduación de nuestro hijo.
  • Casarse.
  • Reunirse con la familia en Navidad.
  • Asistir a una obra de teatro cautivadora.

La emoción de la conexión humana

Debido a su reciente abordaje científico todavía no se conoce en toda su extensión el kama muta, aunque cabe destacar el trabajo del organismo de referencia en su estudio: el kama muta lab. Esta organización se encarga de recopilar las investigaciones a nivel mundial que abordan esta emoción que, pese a ser inherentemente humana, ha pasado desapercibida para los psicólogos occidentales durante tanto tiempo.

Al igual que sucede con el resto de las emociones, el kama muta nos ayuda a adaptarnos socialmente. De la misma manera que la alegría, la tristeza o el enfado nos motivan a comportarnos de una determinada forma, la cual se supone contribuirá a que podamos superar la situación en la que nos encontremos adecuadamente, el kama muta nos provoca una reacción la cual es la de ayudarnos a conectarnos con los demás seres humanos y, también puede pasar, con mascotas o la idea de Madre Tierra.

Lo que nos conmueve, sea nuestra pareja, hijo, vecino, perro o, incluso, una persona que hasta hacía poco era nuestra enemiga, nos provoca una importante huella emocional. Esta huella no es metafórica, realmente se da un cambio en nuestra forma de percibir a aquello de lo que sentimos compasión y cariño, creándose un vínculo o fortaleciendo aquel que ya existía, algo fundamental en contextos tan crudos como lo es una ruptura matrimonial, una guerra o ser víctima de algún delito. No hay perdón si no hay compasión, y el kama muta podría ayudar en el proceso.

Así pues el kama muta podría ser la clave del bienestar psicológico en situaciones difíciles, situaciones aparentemente irresolubles en las que los implicados están tan enemistados que pareciera que nunca habrá un final feliz. Pero, por fortuna, el ser humano sigue siendo un ser maravilloso y el descubrimiento del kama muta así lo demuestra. Una conexión tan intensa y agradable que, por muy breve que sea, arregla lo que pareciera que estaba condenado a estar roto.

Fuente: Psicología y mente ~

corazon

NUESTRO CORAZÓN SE COMUNICA CON EL CEREBRO.

No Comments 141 Views1

Lo sabían nuestros ancestros, los grandes meditadores y místicos de todas las culturas y, ahora, la neurociencia también. Tras más de tres siglos de dualismo cartesiano en los que la ciencia ha concebido nuestro cuerpo como una máquina, nuestro corazón como una mera bomba hidráulica y el cerebro como la sede de los pensamientos y emociones, investigaciones recientes en el campo de la neurociencia han demostrado la interacción entre el cerebro y el corazón, lo cual supone una verdadera revolución científica.

Es fácil intuir que este hallazgo tiene múltiples implicaciones.  De hecho, las tiene, y son relevantes para nuestro bienestar: para nuestra salud física y mental, y para nuestro rendimiento cognitivo y emocional. Lo explica estupendamente la doctora Nazareth Castellanos    ̶ licenciada en Física Teórica y doctora en Neurociencia ̶ ,  quien se dedica desde hace más de veinte años a investigar cómo el cerebro se comunica con el resto del cuerpo, con el resto de los órganos. Dado que además de ser una gran investigadora que ha trabajado en universidades como el King’s College de Londres o el Instituto Max Planck, es una gran comunicadora, te recomiedo hacer click en este video:

👉  COMUNICACIÓN CEREBRO – CORAZÓN  💗

Si te has quedado con ganas de tirar del hilo, la doctora Castellanos publicó  el libro El espejo del cerebroEn este ensayo, que está deliciosamente escrito, destila todos esos conocimientos complejos con los que trabaja la neurociencia y que nos pueden servir para conocernos mejor y, en consecuencia, vivir mejor.

El espejo del cerebro recoge los resultados de las investigaciones más relevantes que han llevado a cabo en el laboratorio que dirige, Nirakara; un laboratorio dedicado a investigar la neurociencia de la meditación y la relación entre el cerebro y el resto del cuerpo.

En la obra explica las bases neuronales de la meditación, los mecanismos neuronales de la emoción y la atención, así como los cambios que se producen en el cerebro cuando conseguimos tener una actitud atenta, amable y consciente.

Recordamos lo dicho por Ramón y Cajal, el padre de la neurociencia– que podemos ser los «escultores de nuestro propio cerebro». 

PODEMOS TRANSFORMAR NUESTRO CUERPO.

Pero la cosa no termina aquí, porque la neurociencia de la meditación no se limita únicamente a estudiar la respuesta del cerebro ante la práctica de la meditación, evidencia el papel que tiene la mente en la transformación del cuerpo. Y esto, tal como explica ella en el libro, es uno de los aspectos que más le interesa: «Quizás, lo que más me atraía del estudio científico de la meditación era poder ver en el laboratorio de qué modo el ejercicio que consiste en observarse uno mismo hace cambiar aquello que se observa».

En estos tiempos que estamos viviendo de incertidumbre, en los que es fácil que el miedo se apodere de nosotros por la apabullante información con la que se nos bombardea a diario, podemos tomar las riendas de nuestro bienestar, aprender a cuidarnos mejor, a fortalecer nuestro sistema inmunitario y nuestra salud en general, a sacarle provecho a la plasticidad cerebral y a gestionar mucho mejor nuestras emociones. ¡La información está ahí, a nuestro alcance!

Fuentes: Lateralidad.com – «El espejo del cerebro». Nazareth Castellanos ~

Puede que te interese el siguiente artículo:

KAMA MUTA. ¿Qué es? ¿La has experimentado?

intorecepcion

INTEROCEPCIÓN. Otra capacidad sensorial más allá de los 5 sentidos clásicos.

No Comments 169 Views0

Más allá de los 5 sentidos, la interocepción realiza su trabajo de manera discreta.

Cuando hablamos de los sentidos, generalmente pensamos en los cinco dedicados a la percepción del mundo exterior, es decir, vista, oído, olfato, gusto y tacto. Gracias a ellos percibimos imágenes, sonidos, olores y feromonas, sabores, temperatura y contacto físico.

Sin embargo, a menudo no nos fijamos en un detalle importante. También podemos percibir nuestro interior. Notamos dolores de cabeza, náuseas, picores internos, el ritmo cardíaco o dolores musculares. Y ello es atribuible a otro sentido: la interocepción.

¿Qué es la interocepción?

Entendemos por interocepción a la percepción del estado interno del organismo, aportando información sobre el funcionamiento o disfunción de las vísceras y órganos internos. Se trata de un sentido que nos ayuda a mantener la homeóstasis o equilibrio corporal. Aunque frecuentemente poco valorada, la interocepción es algo vital para la supervivencia: gracias a ella podemos percibir que estamos heridos, que algo no va bien en nuestro organismo, que necesitamos un mayor aporte de oxígeno, que necesitamos beber agua o comer o que estamos sexualmente excitados.

Si bien a veces es separada de la interocepción, la percepción del dolor o nocicepción también estaría incluida dentro de la capacidad de detectar los cambios en el equilibrio corporal.

Y no solo eso: si bien generalmente se piensa en la interocepción como algo meramente fisiológico, lo cierto es que se encuentra en gran medida ligado con la experimentación de las emociones. Por ejemplo, no es fácil determinar si sentimos asco si la emoción de desagrado no va acompañada de sensaciones de tipo gástrico. Y ello es importante a la hora de poder autogestionar nuestras emociones y conducta dependiendo de la situación que vivamos y lo que despierte en nuestro organismo. También se relaciona con la percepción de uno mismo como entidad propia.

Receptores interoceptivos

Con tal de poder percibir la estimulación es necesario que exista algún tipo de elemento encargado de detectarla. Dicho de otro modo, es necesario que exista algún tipo de receptor biológico.

Los receptores interoceptivos se encuentran esparcidos por todo el organismo, generalmente en todos los órganos principales y en los vasos sanguíneos. Se encuentran en el endodermo. El sistema interoceptivo no emplea un único tipo de receptor, sino que recoge información de mecanorreceptores (sensibles a la deformación), termoceptores (que captan la temperatura), baroreceptores (sensibles a la presión sanguínea) o nociceptores (que captan la ruptura de células y envían sensaciones de dolor) e informa del estado del o de los órganos en cuestión (pudiendo verse afectados estos receptores por diferentes estímulos o situaciones según el órgano concreto del que estemos hablando).

Generalmente se trata de receptores que permanecen silentes, a menos que se produzca una alteración que los active y provoque que reaccionen enviando señales. Por ejemplo, no solemos captar que nuestro corazón va más o menos rápido a menos que estemos nerviosos o acelerados, o que nos falta agua a menos que su falta haga que estos generen sensaciones (que provocarán que el sistema nervioso desencadene la percepción de sed para compensar.

Sistemas corporales con esta función sensorial.

El sentido de la interocepción se extiende a casi todo el conjunto de órganos y tejidos del organismo. Sin embargo, el papel de dicho sentido se ha explorado más a menudo en algunos sistemas corporales concretos.

1. Sistema cardiovascular

El sistema que más atención ha recibido en la investigación. En este sentido, la información interoceptiva nos permite tener sensaciones de tipo cardíaco tales como la frecuencia o aceleración del corazón, o los niveles de presión sanguínea. Se trata de informaciones que permiten por ejemplo darnos cuenta de que estamos sufriendo un infarto, o de que se nos acelera el pulso.

La percepción de alteraciones en este sistema se basa principalmente en la acción del corazón, enviándose la información a receptores somatosensoriales del tórax. A nivel cerebral se especula que el hemisferio derecho puede estar más relacionado al procesamiento consciente de la información cardiaca, pero las investigaciones realizadas no han reflejado la existencia de datos concluyentes al respecto.

2. Sistema respiratorio

La interocepción pulmonar es otra de las más estudiadas, vinculadas asimismo a una gran cantidad de posibles sensaciones percibidas. Estiramiento y dilatación, irritación y volumen, presión y movimiento son algunas de las informaciones que se captan. También podemos captar la existencia de obstrucciones.

3. Sistema gastrointestinal

Movimiento, distensión, temperatura o incluso quimiocepción son algunas de las sensaciones vinculadas a la interocepción del tubo digestivo. Aunque mucha de la información que se procesa en este sistema suele ser consciente, se ha observado que algunas estimulaciones pequeñas pueden no generar percepción consciente.

Alteraciones en la interocepción

La interocepción es un sentido de gran importancia que nos permite ajustar nuestra conducta a lo que le esté sucediendo internamente a nuestro organismo. Sin embargo, no en todas las personas funciona correctamente, lo que les puede ocasionar diferentes problemas.

Estas alteraciones pueden ser por exceso o por defecto: es posible que exista una hipersensibilidad que haga que los receptores interoceptivos se activen con poca estimulación o que los receptores no se activen, lo que dificultaría en gran medida ajustar la respuesta conductual.

Es lo que ocurre con aquellas personas con insensibilidad congénita al dolor con anhidrosis o CIPA, no pudiendo percibir el sufrimiento que le genera la estimulación y (generalmente) la temperatura. También podemos encontrar que la interocepción se encuentra alterada en diversas afecciones de tipo psiquiátrico, como por ejemplo en episodios psicóticos o en episodios maníacos. Por último, el consumo de algunas drogas y/o la intoxicación por parte de algún elemento tóxico puede alterar la capacidad interoceptiva del organismo.

Fuente: Psicología y mente. Neurociencias.

Puede interesarte también:

¿QUÉ ES EL «EFECTO TETRIS» EN EL CEREBRO?

vitamina

ENCUENTRA TU PERSONA «VITAMINA». ~

1 Comment 336 Views0

La psiquiatra Marian Rojas Estapé dice que vivimos en modo estrés y en estado de alerta y que esto activa el cortisol. La llamada hormona del estrés nos sirve para afrontar retos, pero si la generamos continuamente, nos intoxica y nos altera desde el estado de ánimo hasta la salud de la piel.

Cuando esto ocurre nos conviene más que nunca energía positiva, y esta es la que nos transmite una «persona vitamina». Así califica Rojas las personas que nos apoyan, las que nos inspiran, las que nos animan, las que nos transmiten confianza, todas las que sacan lo mejor de nosotros mismos.

Y así como el estrés pulsa el botón del cortisol, las personas vitamina abren las puertas de una sustancia que nos hace sentir bien: la oxitocina u hormona del amor. Hasta hace poco se le asociaba al parto y en la lactancia, pero los últimos estudios científicos aseguran que aparece como protagonista en otras escenas de nuestra película vital.

Encontramos oxitocina…

  • En aquel abrazo intensa que nos dibuja una sonrisa desde el primer segundo.
  • En esa mirada de confianza que nos lanzan en una reunión cuando nos encontramos en un atasco mental.
  • En aquella frase de ánimo que alguien nos dice justo cuando nos sentimos aislados de todo y todos.
  • Cuando mantenemos relaciones sexuales, porque tiene un papel destacado en la erección masculina y la excitación femenina.

Toda esta información lo explica Rojas Estapé en su último libro. Se titula «Encuentra tu persona vitamina»  y, a partir de conceptos, casos clínicos y reflexiones personales, se adentra en el fascinante y complejo mundo de las relaciones entre personas.

Encontrar a tu persona vitamina también da respuesta a preguntas como por qué hay gente pegada a relaciones complicadas o si la educación que hemos recibido influye en las parejas que elegimos.

Para acercarse lo máximo posible a las personas vitamina, Rojas nos recomienda evitar o aprender a gestionar las que precisamente no lo son en absoluto. La autora no les llama personas tóxicas porque dice que lo que es tóxico no son ellas sino el efecto que nos producen. Y su guía para identificarlas es esta.

 Las personas que no nos convienen.

  • La persona egoísta. Hace sólo lo que quiere ella. Rojas la define como la «yo, mi, me, conmigo».
  • La negativa. Es la queja personificada.
  • La envidiosa. Es aquella persona que sufre cuando a otra le van bien las cosas y necesita criticarla y humillarla.
  • La víctima. Su vida es un auténtico drama y siempre tiene una excusa para todo. Y la culpa, evidentemente, siempre la tienen los demás.
  • La amargada. Tiene la capacidad de apagar nuestra luz, dice Rojas, en cuestión de minutos.
  • La persona que juzga. Opina sobre cualquier cosa que tiene que ver contigo y con tu vida.
  • La que critica. Siempre tiene una palabra negativa para quien no está presente.
  • La manipuladora. Suele tener muchísima memoria y tiene una enorme influencia sobre nosotros.
  • La dependiente. Es aquella que siente que necesita tanto otra persona que lo acaba esclavizando y negándole su propio espacio.
  • La persona ‘put drama in your life’. Rojas dice que este perfil de persona si no tiene un drama se lo inventa.
  • Y, finalmente, la persona con trastorno límite de la personalidad. Viven las emociones y las situaciones al límite.

» Las personas vitamina son aquellas que están ahí cuando abres tu corazón y les cuentas tus tristezas y preocupaciones»

Marian Rojas Estapé

Fuente: Qué es una «persona vitamina» y como puedes encontrar la tuya. La Vanguardia. ~

Si resonó en tí, puede interesarte también:

CÓMO ELEGIR UN COMPAÑERO PARA UNA RELACIÓN DE TODA LA VIDA por Clarissa Pinkola Estés

te lo mereces

MERECES SER FELIZ. Gestionando emociones. ~

No Comments 353 Views0

La felicidad es una garantía de longevidad. Como bien explica el Dr. Daniel G. Amén, el cerebro es el hardware del espíritu. Su funcionamiento determina lo felices que somos, cómo son nuestros sentimientos o  cómo interactuamos con los demás.

El sufrimiento emocional deja huella en nuestros genes. Los manguitos que se encuentran en los extremos de los cromosomas, los telómeros, disminuyen con el tiempo, con las enfermedades y con el estrés. La buena noticia es que nuestras propias experiencias pueden alterar el material genético, a esto se denomina epigenética.

La felicidad es una forma de vivir en el mundo. Consiste en aprender a ver la vida con un filtro que nos aporte sentimientos de bienestar y equilibrio. Para ello es preciso haber superado los traumas, conflictos y heridas del pasado. Una persona que vive anclada en un pasado traumático no consigue ser feliz porque la felicidad consiste en tener ilusión. La felicidad viene por tener motivos por los que levantarse cada mañana.

Nuestros pensamientos y sentimientos alteran nuestro mundo interior. Tienen un impacto importante en la mente y en el organismo. Los pensamientos negativos como ira, rabia, frustración, desesperanza, alteran el riego sanguíneo en el centro del optimismo del cerebro, la corteza prefrontal izquieda. Nuestra mente no distingue realidad de ficción. Por tanto, cualquier pensamiento que nos aturda, nos obsesione, tiene un reflejo en el cuerpo. Los estados de alerta y estrés permanentes, generan la hormona del cortisol, que de forma crónica induce cambios en el cuerpo: a nivel gastrointestinal, neurológico, alteración en la tiroides, disminución del sistema inmunológico, muerte de neuronas en el hipocampo (zona de memoria y aprendizaje), cansancio, tristeza, apatía, y un largo etc. Según la Universidad de Harvard, del 60 a 80% de las enfermedades que padecemos tiene relación directa con las emociones tóxicas.

Hoy en día sabemos cómo mejorar el equilibrio hormonal y ayudar a eliminar ese exceso de cortisol que bloquea y perjudica nuestro cuerpo. Algunas de esas claves son el ejercicio físico, practicar los pensamientos positivos y eliminar los negativos, saber manejar a las personas tóxicas del entorno (acercándonos a las persona vitamina) y practicando técnicas de meditación, mindfulness por ejemplo.

Existe un elemento fundamental en este proceso: aprender a manejar las emociones, ya que estas son las que influyen directamente en nuestro organismo. Para ello hace falta:

1- CONOCERSE: focalizarnos en nuestras virtudes. Quien no se conoce, no se comprende ni acepta  y por tanto no puede superarse y mejorar.

2-EVITAR EL EXCESO DE AUTOCRÍTICA Y EXIGENCIA: huir del perfeccionismo excesivo, ya que el perfeccionista es el eterno insatisfecho. Cuidado con el autoboicot, es esencial aprender a dominar la voz interior. Grandes entrenadores del tenis han tratado estos temas; a igualdad de nivel, gana quien domina su mente. Lo explica de manera clara Timothy Gallwey en su libro “el juego interior”.

3- FIJARNOS METAS Y OBJETIVOS: sueña en grande, actúa en pequeño. No tengas miedo de dejar volar tu corazón pero, a continuación, realiza un plan de acción y una estrategia. No te quedes únicamente en el sueño. Actúa en consecuencia. Decía Aristóteles: “No hay viento favorable para quien no sabe adónde va“. Si perdemos de vista nuestros sueños, metas, acabaremos siendo esclavos de lo inmediato. El año pasado salió publicado un artículo interesante al respecto. Las personas con una meta o propósito en la vida tienen menor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y un menor riesgo de mortalidad.

4- TRABAJAR LA VOLUNTAD. Esta se adquiere con aprendizaje tratando de fortalecer un sistema de control inteligente. Es la fuerza superior de la mente que nos permite alcanzar una meta, no de manera impulsiva sino cerebral.

5- MEJORAR EN ASERTIVIDAD. Es encontrar el puente intermedio entre aceptar que todo lo decidan los demás por nosotros o no ser capaz de tener un pensamiento objetivo y respetar las ideas de otros. “Digo si cuando quiero decir no; cuando digo no, me siento culpable”.

6- APRENDER INTELIGENCIA EMOCIONAL. Esto significa, entender y expresar mis emociones; entender y empatizar con las emociones de otros y controlar emociones, la impulsividad.

7- EDUCAR EL OPTIMISMO. Se puede. Cualquier situación puede verse en clave de problema o en clave de solución. Hay que cambiar el lenguaje y empezar a usar palabras que evoquen entusiasmo, alegría, ilusión. Desechar las palabras tóxicas que nos anulan y alteran el riego sanguíneo. El optimismo llama a la ilusión y a la pasión, y estas tienen un efecto directo sobre el cerebro y la neuroplasticidad. Se ha observado que en las personas que practican el optimismo, se produce una neurogénesis: células madres se convierten en neuronas en tres semanas y migran al hipocampo.

Como bien decía Ramón y Cajal en 1984:

“El órgano del pensamiento es, dentro de ciertos límites, maleable y susceptible de ser perfeccionado mediante ejercicios mentales convenientemente dirigidos”.

Psiquiatra Marián Rojas Estapé

Fuente:https://marianrojas.com

Si resonó en tí, puede interesarte también:

ENCUENTRA TU PERSONA «VITAMINA». ~

ojo

EL CHAKRA DEL TERCER OJO (AJNA). Síntomas de bloqueo y consejos para activarlo.

No Comments 818 Views0

El chakra del tercer ojo, también llamado chakra de la frente o Ajna, es el sexto chakra de los siete chakras. Desempeña un papel en tu salud, pero es especialmente importante para mantener el equilibrio entre el cuerpo y la mente. El chakra del tercer ojo es también visto como la conexión entre tu conciencia y el mundo físico. Por lo tanto, es muy importante que conozcas el significado y los beneficios de un chakra del tercer ojo abierto. También es uno de los chakras más altos, y solo el chakra de la corona está por encima de él.

El chakra del tercer ojo tiene muchos nombres. Éstos son algunos de los más famosos:

  •  Chakra de la frente.
  •  Chakra de la ceja.
  •  Sexto chakra.
  •  Tercer ojo.
  •  Aura.

Los nombres «chakra de la ceja» y «chakra de la frente» indican la ubicación del chakra. Está ubicado en la frente, entre tus dos cejas, para ser más precisos.

«Ajna» es el nombre del chakra en sánscrito y traducido significa «mando» u «orden».

El color del chakra de la frente es el índigo, una mezcla de azul y violeta. El color debe su nombre a la planta índigo de la que se extrae el color.

Para comprender mejor el significado del chakra del tercer ojo,  necesitamos saber el concepto del tercer ojo. El tercer ojo es un concepto (religioso) que se extiende a través de diferentes culturas. Es una parte integral del hinduismo, el taoísmo y otras religiones.

El tercer ojo es tu aura y, según la teoría, todo el mundo tiene un tercer ojo, pero no todo el mundo puede abrirlo. Requiere mucha práctica y dedicación poder hacerlo.

Imagínatelo como un músculo que puedes entrenar. Mientras que fortaleces los bíceps o los músculos del pecho levantando pesas, entrenas tu tercer ojo principalmente a través de la meditación, el yoga y otras prácticas (espirituales). La visualización es también un buen ejercicio.

Cuando el tercer ojo se abre, te permite ver cosas desde otra dimensión. Tus dos ojos físicos son para ver lo terrenal y el tercer ojo para ver lo sobrenatural. Es la conexión entre el mundo real y el surreal. Muchos lo ven como un puente hacia la trascendencia y un estado de conciencia superior.

También proporciona visión e intuición interna y está abierto cuando la conexión entre tu cuerpo y mente es más fuerte. La telepatía y otros conceptos, como recibir mensajes del futuro o del pasado, también están asociados con el tercer ojo.

El tercer ojo y la glándula pineal.

El Ajna y la glándula pineal a menudo se ven juntas. La glándula pineal es una parte del cerebro que secreta y controla hormonas concretas (no todas). Regula tu «reloj interior», tu sueño, y es responsable de tu intuición.

Desde un punto de vista médico, la función más importante de la glándula pineal es el papel que desempeña en el proceso de envejecimiento. Mientras duermes, la glándula pineal regenera el daño celular e influye directamente en la rapidez con que envejeces.

De modo que, si la función de la glándula pineal se desacelera, envejeces más rápidamente. En los círculos médicos, una glándula pineal poco activa se llama «calcificada». Si abres o activas tu glándula pineal, la «descalcificas».

Puedes activar o «descalcificar» tu glándula pineal de muchas formas. La meditación y el yoga son solo algunas de las muchas opciones que tienes.

Sin embargo, ¿hay alguna diferencia entre activar la glándula pineal y abrir el chakra del tercer ojo?

Sí, la activación de la glándula pineal y la apertura del sexto chakra a menudo se nombran juntas, aunque son dos procesos completamente diferentes. La activación de la glándula pineal es una reacción biológico-química en el cuerpo, mientras que la apertura de los chakras es más un proceso espiritual-psicológico.

La razón por la que los dos se refieren juntos es simple, a menudo se activan al mismo tiempo. Cuando abres el chakra del tercer ojo, a menudo también activas tu glándula pineal.

¿Cuándo se bloquea el chakra del tercer ojo?

Según lo mencionado anteriormente, el chakra del tercer ojo se abre cuando la conexión entre tu cuerpo y mente es más fuerte. Para manifestar esa conexión, primero debes lidiar con tus otros chakras. Por ejemplo, si tu chakra del corazón está bloqueado, no podrás abrir el chakra del tercer ojo.

El chakra del tercer ojo abierto es una de las etapas finales de tu viaje espiritual. Representa paz mental, intuición, guía interior, claridad e inspiración. Aquellos que creen en los aspectos espirituales del Ajna también asociarán este chakra con la telepatía, los viajes en el tiempo y otras cosas paranormales.

Algunos ejemplos de cuándo se bloquea el chakra del tercer ojo:

  •  No sientes tu conexión espiritual o sólo de manera débil.
  •  No crees en la espiritualidad.
  •  Sientes una inquietud interna.
  •  Te sientes incómodo en tu cuerpo.
  •  Tu cuerpo y tu mente no están en equilibrio.
  •  Solo aceptas y crees en cosas que puedes medir analíticamente.
  •  Te sientes incómodo mentalmente.
  •  Sufres de falta de concentración.

Físicamente, un chakra del tercer ojo bloqueado se manifiesta principalmente en:

  •  Dolores de cabeza.
  •  Jaquecas.
  •  Dolor en los ojos.
  •  Resfriados.
  •  Sinusitis.

5 consejos sobre cómo abrir el chakra del tercer ojo.

Abrir el chakra del tercer ojo no es fácil. Llegados a este punto, y como este chakra simboliza la conexión entre el cuerpo y la mente, depende especialmente del equilibrio general de los cinco chakras inferiores.

  • Meditación para el chakra del tercer ojo (Ajna)

El concepto de meditación es versátil. Hay muchos casos de uso, como la meditación de chakra, donde meditas para abrir un chakra específico. Para el chakra del tercer ojo también hay varios tipos especiales de meditación para abrirlo. Aquí te lo explicamos brevemente:

  •  Primero, ponte en una posición cómoda para sentarte o acuéstate.
  •  Ahora, cierra los ojos.
  •  Concéntrate en tu respiración y cálmate con respiraciones profundas.
  •  Dirige tu atención al área entre tus ojos (la frente).
  •  Piensa en tu chakra de la frente como una bola de energía de color índigo que brilla entre tus ojos.
  •  Visualiza la energía que emite el chakra como franjas de colores que aparecen frente a tu ojo interior.

Tan pronto como notes que te pierdes en tus pensamientos o que no puedes visualizar el chakra de tu frente, redirige suavemente la atención a tu respiración. Calma tu respiración e intenta imaginar tu tercer ojo nuevamente. No debes intentar detener tus pensamientos. Eso es simplemente imposible e incluso contraproducente.

Los mantras también pueden ser de ayuda. El  del chakra del tercer ojo es «OM».

Sin embargo, no podrás abrir tu tercer ojo durante la noche. Requiere mucho tiempo, paciencia y trabajo duro alcanzar este estado.

  • Cristales y piedras para el chakra del tercer ojo (Ajna)

Hay piedras y cristales especiales que afectan positivamente a cada chakra. Dado que el color índigo simboliza el Ajna, responde particularmente bien a las siguientes piedras y cristales:

  •  Fluorita.
  •  Azurita.
  •  Sodalita.
  •  Lapislázuli.
  •  Ametista.
  •  Ojo de halcón.

Puedes usar cualquiera de las piedras y cristales mencionados anteriormente para mejorar otros métodos de abrir aún más el chakra del tercer ojo. Puedes sostener las piedras en tu mano mientras meditas o decorar tu casa con ellas, por ejemplo.

Sin embargo, los estudios científicos no han confirmado si las piedras y los cristales ayudan a limpiar el chakra de la frente ni cómo. Tampoco sobre la eficacia de sus vibraciones. Una posible explicación es el efecto placebo, donde la sola idea de curar desencadena la curación real.

Algunas personas cuentan que lograron buenos resultados con las piedras, mientras que otras afirman lo contrario. Es mejor que lo pruebes por ti mismo y decidas qué tan efectivas resultan ser.

  • Aceites para el chakra del tercer ojo (Ajna)

Los aceites son aceleradores útiles para el proceso de curación energética. Como sabrás, cada chakra tiene un sentido con el que está particularmente conectado. El sentido del olfato, por ejemplo, es el sentido del chakra raíz. Eso significa, dicho de manera simple, que la eficacia de los aceites varía de un chakra a otro.

No importa cómo los uses, cada aceite tiene diferentes efectos en cada uno de sus chakras. Pueden ser particularmente efectivos para algunos chakras y completamente inútiles para otros. Por eso es mejor que los pruebes por ti mismo.

Puedes utilizar los siguientes aceites y aromas para el chakra de la frente:

  •  Madera de aloe.
  •  Jazmín.
  •  Sándalo.
  •  Menta.
  •  Lemongrass.
  •  Albahaca.
  •  Romero.
  •  Enebro.

Cómo usarlos: aplica el aceite en tu frente o medita con aceites esenciales.

  • Afirmaciones para el chakra del tercer ojo (Ajna)

Las afirmaciones son un método popular para abrir y liberar bloqueos energéticos en casi todos los chakras. Mientras las expresas, concéntrate en los valores y el significado del chakra que deseas limpiar.

Algunos ejemplos para el chakra del tercer ojo:

  •  Me entiendo a mí mismo.
  •  Entiendo mi mente.
  •  Entiendo mi cuerpo.
  •  Escucho mi voz interior.
  •  Confío en mi intuición.

Te invitamos a crear y pronunciar otras afirmaciones propias. Lo importante es que formules cada afirmación positivamente, en el presente, y de manera activa. Es también importante repetirlas varias veces al día de modo que revelen su efecto completo.

  • Yoga para el chakra del tercer ojo (Ajna)

Además de la meditación, el yoga también es un método eficaz para abrir el chakra del tercer ojo. En yoga, puedes distinguir entre Asanas (ejercicios físicos) y Pranayama (ejercicios de respiración).

El yoga tiene tiene un fuerte enfoque para equilibrar y nutrir la conexión entre el cuerpo y la mente. Esta conexión es, como mencionamos anteriormente, vital para el chakra del tercer ojo.

Cuando utilizas el yoga con el propósito de curar los chakras, te estás centrando normalmente en la localización física de los chakras. Haces posturas que se enfocan en esta área del cuerpo (el chakra raíz en la zona baja de la espalda, por ejemplo).

Éste, sin embargo, no es el caso con el chakra del tercer ojo. Ajna se trata más de comprender tu cuerpo como un todo, controlarlo y ponerlo en armonía y paz con tu mente. Por lo tanto, todas las posturas de yoga son beneficiosas para tu Ajna.

Aquí algunos ejemplos de ejercicios de yoga que puedes hacer para limpiar el chakra del tercer ojo:

  •  Anjaneyasana – Postura de la luna creciente.
  •  Balasana – Postura del niño.
  •  Kapotasana – Postura de la paloma.

chakra06

Me dejo guiar por mi intuición y abrazo la sabiduría que hay en mi interior.

Fuente: Mindmonia.  Los 7 chakras.  Tercer ojo (Ajna)

Puede interesarte también:

CONOCE TUS SIETE CHAKRAS. Encuentra equilibrio.

joe-dispenza-e1479838786582

PODEMOS REPROGRAMAR NUESTRO CEREBRO Y CAMBIAR EL COMPORTAMIENTO. Joe Dispenza ~

No Comments 181 Views0

Hace algo más de veinte años, Joe Dispenza (uno de los maestros de «El Secreto»), fue arrollado por un todo terreno cuando participaba en un triatlón. El diagnóstico de los cuatro cirujanos que consultó coincidía, tenía que operarse inmediatamente, debían implantarle barras de Harrington (de 20 a 30 centímetros desde la base del cuello hasta la base de la columna), ya que la tomografía demostraba que la médula estaba lesionada y que podría quedarse paralizado en cualquier momento.

Dispenza, que era quiropráctico, sabía muy bien lo que eso significaba: una discapacidad permanente y, muy probablemente, con un dolor constante. Su decisión fue arriesgada: intentaría ayudar a su cuerpo a que se recuperara de manera natural, conocía bien todo lo concerniente a huesos y músculos e ideó un plan de acción que incluía autohipnosis, meditación, una dieta que ayudara a sus huesos a regenerarse y ciertos ejercicios en el agua. Se recuperó totalmente en un tiempo record y decidió ahondar en el tema.

Durante ocho años, estudió las remisiones espontáneas de enfermedades y le sorprendieron tanto los resultados que decidió volver a la universidad para intentar explicar científicamente lo que había descubierto: el poder de nuestro cerebro como director ejecutivo del cuerpo.

Joe Dispenza estudió Bioquímica en la Universidad Rutgers de New Brunswickle, en Nueva Jersey; obtuvo el doctorado en Quiropráctica en la Life University de Atlanta, donde se licenció magna cum laude y recibió el premio Clinical Proficiency Citation por la extraordinaria calidad de su relación con los pacientes. Miembro de la International Chiropractic Honor Society, ha cursado estudios de postgrado en neurología, neurofisiología, función cerebral, biología celular, genética, memorización, química cerebral, envejecimiento y longevidad. Desde 1997 ha dado conferencias ante más de diez mil personas en 17 países de los cinco continentes. Dió conferencias en Madrid y Barcelona coincidiendo con la edición española de su libro «Desarrolla tu cerebro».

«Podemos cambiar la mentalidad al crear nuevos cableados en el cerebro y fortalecerlos con nuestro pensamiento».

¿Cómo empezó a interesarse por el cerebro?

He entrevistado a cientos de personas que han sido diagnosticadas con enfermedades -tumores malignos y benignos, enfermedades cardiacas, diabetes, alteraciones respiratorias, hipertensión arterial, colesterol alto, dolores músculo esqueléticos, raras alteraciones genéticas para las que la ciencia médica no tiene solución…-, pero cuyo cuerpo se ha regenerado por si solo sin la ayuda de una intervención médica convencional, como la cirugía o los fármacos.

¿Milagro?

Observé que una de las causas principales de esas remisiones espontaneas era que habían cambiado su forma de pensar, así que volví a la universidad e hice la carrera de neurociencias para poder explicar qué es lo que ocurría. Cuando afirmo que nuestros pensamientos se convierten literalmente en materia, me baso en la más pura vanguardia científica. Básicamente, esos individuos cambiaron la arquitectura neurológica de su cerebro.

Estimulante curiosidad la suya.

Todas esas personas que tenían una remisión espontanea compartían cuatro cualidades especificas. Lo primero es que todas aceptaron, creyeron y entendieron que había una inteligencia superior dentro de ellos, da igual si la calificaban de divina, espiritual o subconsciente. Lo segundo es que todas aceptaron que fueron sus propios pensamientos y sus propias reacciones las que crearon su enfermedad, y puedo hablar y citar estudios sobre cualquiera de estos temas durante media hora. Hay un floreciente campo científico llamado psico-neuroinmunología que demuestra la conexión existente entre la mente y el cuerpo.

Le creo, pero avancemos en sus conclusiones.

La tercera característica común es que cada persona decidió reinventarse a si misma para llegar a ser otro, y los estudios actuales en neurociencias muestran que esto es totalmente posible. Por último, tenían en común que durante el periodo en que intentaban meditar o imaginar en qué querían convertirse, hubo tiempos largos en que perdieron la noción del tiempo y el espacio.

¿Y eso qué significa?

El lóbulo frontal representa un 40% de la totalidad del cerebro, y cuando estamos de verdad concentrados o focalizados, el lóbulo frontal actúa como un control de volumen. Como tiene conexiones con todas las demás partes del cerebro, puedo rebajar el volumen del tiempo y del espacio. En otras palabras, los circuitos que tienen que ver con mover tu cuerpo, sentirlo, percibir lo que hay fuera y percibir el tiempo pasan a un segundo plano, y el pensamiento se convierte en la experiencia en sí, es más real que cualquier otra cosa. De este modo el lóbulo frontal elimina todo lo que no es prioritario para focalizarse en un único pensamiento, y es en ese momento en que el cerebro rehace su cableado.

¿En qué se traduce?

Aquello en lo que pensamos y en lo que concentramos nuestra atención con más frecuencia es lo que nos define a escala neurológica.

Un reciente estudio demuestra que las grandes ideas surgen cuando uno está relajado, pensando en otras cosas.

Entre la intención y el rendirse. Antes se creía que la parte derecha del cerebro es la parte emocional o sentimental, el lado creativo, y la izquierda, la racional o lógica. Pero de hecho, el lado derecho del cerebro es el responsable de procesar la novedad cognitiva, las nuevas ideas que, cuando ya están memorizadas, cuando se convierten en familiares, pasan al lado izquierdo del cerebro. Es lo que conocemos como rutina cognitiva.

¿Cambiar las marchas del coche?

Todas esas cosas que hacemos sin pensar, si. Esa es la razón de que cuando un neófito escucha música la oiga con el lado derecho del cerebro, pero un músico profesional lo haga con el izquierdo. Esto significa que tenemos la oportunidad de aprender cosas nuevas y recordarlas, es la manera que tiene la evolución de hacer conocido lo desconocido. Podemos cambiar nuestra mentalidad. Al crear nuevos cableados y fortalecerlos con nuestro pensamiento, dándoles prioridad, los que no utilizamos tienden a desaparecer.

Usted habla de inteligencia espiritual, ¿qué es eso, cómo lo explica desde un punto de vista científico?

No hay nada místico en ello. Se trata de la misma inteligencia que organiza y regula todas las funciones corporales. Esta fuerza hace que nuestro corazón lata ininterrumpidamente unas cien mil veces cada día sin que nosotros pensemos siquiera en ello, y se encarga de las sesenta y siete funciones del hígado, aunque la mayoría de la gente ni siquiera sabe que ese órgano realiza tantas tareas. Esta inteligencia sabe cómo mantener el orden entre las células, los tejidos, los órganos y los sistemas corporales, porque ha sido ella quien ha creado el cuerpo a partir de dos células individuales.

¿El poder que da origen al cuerpo es el poder que lo mantiene y lo sana?

El cerebro no puede cambiar el cerebro porque es sólo un órgano, y la mente no puede cambiar el cerebro porque es un producto del cerebro. Así que tiene que existir algo que está operando en el cerebro para que cambie la mentalidad.

¿Cómo define ese algo?

Ja, ja, ja, esa es una pregunta muy filosófica, dos botellas de vino y quizá cuatro horas, porque se trata de la búsqueda del ser. Pero por el momento es curiosamente la ciencia la que nos permite explicar que efectivamente tenemos control sobre nuestra mente y nuestro cerebro, es decir, que no somos un efecto de nuestros procesos biológicos sino una causa. Básicamente, mas allá de mis estudios sobre las remisiones espontaneas de enfermedades, lo que intento transmitirle es que nuestros pensamientos provocan reacciones químicas que nos llevan a la adicción de comportamientos y sensaciones y que cuando aprendemos como se crean esos malos hábitos, no solo podemos romperlos, sino también reprogramar y desarrollar nuestro cerebro para que aparezcan en nuestra vida comportamientos nuevos.

¿Y la predestinación genética?

La investigación científica de vanguardia está mostrando que la genética tiene la misma plasticidad que el cerebro. Los genes son como interruptores, y es el estado químico en que vivimos el que hace que algunos estén encendidos y otros apagados. Se ha realizado un estudio muy interesante en Japón con enfermos dependientes de la insulina tipo dos que mostraba cómo los enfermos sometidos a programas de comedia normalizaban su nivel de azúcar en sangre sin necesidad de insulina. Veinticuatro genes activados sólo por el hecho de reírse. Los genes son igual de plásticos que nuestro tejido neuronal.

¿Cada vez que pensamos fabricamos sustancias químicas?

Así es, y estas sustancias a su vez son señales que nos permiten sentir exactamente cómo estábamos pensando. Así que si tienes un pensamiento de infelicidad, al cabo de unos segundos te sientes infeliz. El problema es que en el momento en que empezamos a sentir de la manera en que pensamos, empezamos a pensar de la manera en que nos sentimos, y eso produce aun más química.

Un círculo vicioso.

Si, y así se crea lo que llamamos el estado de ser. La repetición de estas señales hace que algunos genes estén activados y otros apagados. Memorizamos este estado como nuestra personalidad, así que la persona dice: «Soy una persona infeliz, negativa, o llena de culpa», pero en realidad lo único que ha hecho es memorizar su continuidad química y definirse como tal. Nuestro organismo se acostumbra al nivel de sustancias químicas que circulan por nuestro torrente sanguíneo, rodean nuestras células o inundan nuestro cerebro. Cualquier perturbación en la composición química constante, regular y confortable de nuestro cuerpo dará como resultado un malestar.

Estamos enganchados a nuestra química interna.

Si, haremos prácticamente todo lo que esté en nuestra mano, tanto consciente como inconscientemente y a partir de lo que sentimos, para restaurar nuestro equilibrio químico acostumbrado. Es cuando el cuerpo ya manda sobre la mente.

¿Propone cambiar la química cerebral con nuestro pensamiento?

Es una parte de mi trabajo, no se trata solo de cambiar la química cerebral, también los circuitos cerebrales, el cableado. Si podemos forzar al cerebro a pensar con otros patrones o secuencias, estamos creando una nueva mente. El principio de la neurociencia es que si las células neuronales se activan conjuntamente, se entrelazan creando una conexión más permanente. Una persona ante una situación, por nueva que sea, recurre a esa conexión, es decir, repite el mismo pensamiento una y otra vez y da las mismas respuestas, su cerebro no cambia, vive con la misma mente cada día.

¿Cómo interrumpir el ciclo?

A través del proceso de conocimiento y de la experiencia podemos cambiar el cerebro. Es buena idea examinar constantemente que podemos cambiar dentro de nosotros. Si cada mañana nos planteáramos cual es la mejor idea que podemos tener de nosotros mismos, tendríamos otro tipo de mundo.

¿Qué preguntas debemos hacernos para sentir de otra manera?

La mayoría de las personas cree que las emociones son reales. Las emociones y los sentimientos son el producto final, el resultado de nuestras experiencias. Si no hay experiencias nuevas o vividas de otra manera, vivimos siempre en la actualización de sentimientos pasados. Se trata del mismo proceso químico vez tras vez. Una pregunta que ayudaría a cambiarnos es: ¿que sentimiento tengo cada día que me sirve de excusa para no cambiar? Si las personas empiezan a decirse: yo puedo eliminar la culpa, la vergüenza, las sensaciones de no merecer, de no valer….; si podemos eliminar esos estados emocionales destructivos, empezamos a liberarnos, porque son estos estados emocionales los que nos impulsan a comportarnos como animales con grandes almacenes de recuerdos. ¿Cuál es el mayor ideal de mi mismo? ¿Qué puedo cambiar de mi mismo para ser mejor persona? ¿A quién en la historia admiro y que quiero emular?

Pero saber quien quieres ser no es suficiente para cambiar tu cableado.

No. El conocimiento es lo que precede a la experiencia. Aprender una información es personalizarla y aplicarla. Debemos modificar nuestro comportamiento para poder tener una nueva experiencia que a su vez crea nuevas emociones. El conocimiento es para la mente; la experiencia, para el cuerpo. Tenemos que enseñar al cuerpo lo que la mente ha entendido intelectualmente. Si seguimos repitiendo esa experiencia, se archiva en un sistema nuevo en el cerebro, y eso permite pasar del pensar al hacer, al ser.

El siguiente paso es cambiar hábitos de comportamiento, tiene que haber acción.

El hábito más grande que tenemos que romper es el de ser nosotros mismos, porque la neurociencia y la psicología dicen que la personalidad ya está formada antes de los 35 años, eso significa que tenemos los circuitos hechos para poder enfrentarnos a cualquier situación y, por lo tanto, vamos a pensar, a sentir y actuar de la misma manera el resto de nuestros días. Pero los últimos estudios muestran que es posible cambiar la personalidad en todas las etapas de la vida, para eso hay que convertir el hábito inconsciente en algo consciente, llegar a tener conciencia de esos pensamientos y sentimientos inconscientes.

¿Eso son 20 años de psicoanálisis?

Aunque llegues a entender intelectualmente que tu padre era muy dominante, eso no cambia tu condición. El primer paso siempre es aprender. Mientras vamos aprendiendo nueva información y empezamos a pensarla, la contrastamos con nuestras creencias y la analizamos, estamos cambiando nuestro cableado, construyendo una nueva mente. Una vez esa nueva mente está establecida, tenemos que empezar a pensar como mostrarla, y ahí entra el cuerpo. Cualquier proceso de cambio requiere el desaprender y el reaprender.

Fuente: Camino al Ser ~

Sitio Oficial del Dr. Joe Dispenza: www.drjoedispenza.com