Tag Archives: Te Cuento

f1280x720-1241701_1373376_5050

VIVIR COMO LAS FLORES. Te cuento.

No Comments 31 Views0

– «Maestro, ¿qué debo hacer para no quedarme molesto?. Algunas personas hablan demasiado, otras son ignorantes. Algunas son indiferentes. Siento odio por aquellas que son mentirosas y sufro con aquellas que calumnian.»

– «¡Pues, vive como las flores!», advirtió el maestro.

– «Y… ¿cómo es vivir como las flores?», preguntó el discípulo.

– «Pon atención a esas flores», continuó el maestro, señalando unos lirios que crecían en el jardín.

– «Ellas nacen en el estiércol, sin embargo son puras y perfumadas. Extraen del abono maloliente todo aquello que les es útil y saludable, pero no permiten que lo agrio de la tierra manche la frescura de sus pétalos.»

– «Es justo angustiarse con las propias culpas, pero no es sabio permitir que los vicios de los demás te incomoden. Los defectos de ellos son de ellos y no tuyos. Y si no son tuyos, no hay motivo para molestarse… Ejercita pues, la virtud de rechazar todo el mal que viene desde afuera y perfuma la vida de los demás haciendo el bien.»

«Esto, es vivir como las flores»

Si te gustó, puede interesarte también:

RESILIENCIA. El arte de «rehacerse» ~

 

padre

UN PADRE CONSCIENTE SABE QUE SU HIJO ES SU MAESTRO. Alejandro Jodorowsky ~

No Comments 30 Views0

 A un niño, mejor que decirle lo que debe hacer es mostrarle lo que haces.
Éstas podrían ser las últimas palabras de un padre de conciencia elevada a su hijo:
“Viniste al mundo para ser mi maestro, tenías que ser como tú eras, luché para no robarte la infancia y no desviarte de tu futuro. Tú eras mi futuro, te doy las gracias por tu existencia.
Tienes que ser tu propio protector, tu creador. Te dí lo que pude, lo que no supe darte tienes que dártelo tú mismo. Me voy sabiendo que te vas a realizar y tu realización será la mía.
Te dejo mi fuerza, mi corazón. Gracias por acompañarme en mi muerte, sabes que te he querido mucho”.
Alejandro Jodorowsky ~
caballo

NO SUELTES EL CABALLO.

No Comments 49 Views0

Un caballo estaba amarrado y se jaloneaba para soltarse,, y vino un demonio y lo soltó.
El caballo se metió a la finca de unos campesinos y comenzó a comerse la siembra… el dueño de la finca tomo su rifle y mató al caballo.
Entonces el dueño del caballo tomó su rifle, y mató a dueño de la finca.
La mujer del dueño de la finca, mató al dueño del caballo.
Entonces el hijo del dueño del caballo, mató a la MUJER.
Los vecinos enardecidos, mataron al muchacho y quemaron su casa.
Entonces le preguntaron al demonio:
¿Por qué hiciste a todos eso?…
el demonio respondió.. yo solo solté al caballo.

MORALEJA…
El diablo hace cosas simples, porque sabe que la maldad esta en nuestros corazones y solitos hacemos el resto.
Por eso es bueno pensar antes de actuar.
No sea que una cosa sin importancia cause mucho daño.
Recuerden la lengua tiene poder, para dar VIDA y para dar muerte. Para BENDECIR y para maldecir.

libelula

LA LIBÉLULA. Cuento para sanar ~

No Comments 89 Views0

En el fondo de un viejo estanque vivía un grupo de larvas que no comprendían por qué cuando alguna de ellas ascendía por los largos tallos de lirio hasta la superficie del agua, nunca más volvía a descender donde ellas estaban.

Se prometieron una a otra, que la próxima de ellas que subiera hasta la superficie, volvería para decirles a las demás lo que le había ocurrido.

Poco después, una de dichas larvas sintió un deseo irresistible de ascender hasta la superficie. Comenzó a caminar hacia arriba por uno de los finos tallos verticales y cuando finalmente estuvo fuera, se puso a descansar sobre una hoja de lirio. Entonces experimentó una transformación magnifica que la convirtió en una hermosa libélula con unas alas bellísimas. Trató de cumplir su promesa, pero fue en vano. Volando de un extremo al otro de la charca podía ver a sus amigas sobre el fondo. Entonces comprendió que incluso si ellas a su vez hubieran podido verla, nunca habrían reconocido en esta criatura radiante a una de sus compañeras.

El hecho de que después de esa transformación que llamamos muerte no podamos ver a nuestros amigos ni comunicarnos con ellos no significa que hayan dejado de existir.

Walter Dudley Cavert ~

Si te gustó, puede que también te interese:

LA MUERTE NO ES NADA. San Agustín ~

1351777923_649548_1351778062_noticia_normal

ESTRELLAS DE MAR. Cuento inspirador. ~

No Comments 77 Views0

En ciertos lugares del mundo, existen playas que después que baja la marea, quedan cubiertas por millones de estrellitas de mar, totalmente indefensas, ya q todavía no han desarrollado su caparazón. Su delicada piel no soporta el calor del sol y terminan muriendo.
Un día, caminando por la playa, reparé en un niño que se agachaba a cada momento, recogía algo de la arena y lo lanzaba al mar. Hacía lo mismo una y otra vez…
Tan pronto como me aproximé, me di cuenta de que el niño recogía a las frágiles estrellitas de mar y una a una las arrojaba de nuevo al mar.
Intrigado, le pregunté porqué estaba haciendo eso y me respondió:
– Estoy devolviendo estas estrellas de mar al agua. Como puede ver, la marea es baja y si no las arrojo rápido, morirán aquí deshidratadas.
-Entiendo, le dije, pero debe haber millones de estrellitas de mar sobre la playa y nunca podrías devolverlas a todas. ¡Son demasiadas! Quizás no te hayas dado cuenta de que esto mismo sucede probablemente en cientos de playas a lo largo de la costa, ¿acaso no estás haciendo algo que no tiene sentido?
El niño sonrió, se inclinó, tomó una estrellita de mar y mientras la lanzaba de vuelta al mar me respondió:
– Para ésta sí tuvo sentido… para ésta y ésta también.
Sonreí, me incliné, tomé una estrella de mar, mientras decía «y para ésta… y ésta…»
Otras personas que estaban observando y escuchando lo que sucedía, tomaron la misma actitud. En un momento éramos cientos. Se podía escuchar desde lejos un coro que decía: «Y para ésta… y ésta…»
Cada acto de amor que hagamos a nuestros seres queridos, amigos, compañeros de trabajo, conocidos o no, es una estrellita que devuelves al mar…
Sé que en este mundo complicado y materialista, un solo gesto de ternura y solidaridad tal vez no alcance. Pero si nos sumamos, como en la playa, lograremos que millones de almas en este mundo puedan tener una esperanza de vida y vivir en paz en las quietas y plácidas aguas de Dios.
Sumemos intenciones, voluntades, deseos pero sobretodo acciones y hechos, solo así un mundo mejor será posible las Bendiciones y el Agradecimiento siempre andan de la mano multiplicando sus efectos sin importarles que tanto o que tan poco sea su alcance, pues una bendición siempre atrae a otra y el dar gracias sinceras por ellas mulitlipca infinitamente.
Lo copio de la web por si alguien lee esto, y quizás podamos cambiar un poquito el mundo  🌎
Close up view of old 2 euro cent coin in dirty cupped hands of homeless man. Theme of the onset of the economic crisis.

LA FALSA MONEDA. Charles Baudelaire ~

No Comments 268 Views0

Al alejarnos de la tabaquería, mi amigo hizo una cuidadosa clasificación de su dinero; en el bolsillo izquierdo deslizó pequeñas monedas de oro; en el derecho, moneditas de plata; en el bolsillo izquierdo de su pantalón, un montón de centavos y por fin, en el derecho, una moneda de plata de dos francos que había examinado cuidadosamente «¡Singular y minucioso reparto!» me dije a mí mismo.
Nos encontramos con un pobre que nos tendió temblando su boina.
No conozco nada más inquietante que la muda elocuencia de los ojos suplicantes, que para el hombre sensible que puede leer en ellos, contienen tanto humildad como reproches. Algo parecido a esta profundidad de complejo sentimiento hay en los ojos llorosos de los perros fustigados.

La limosna de mi amigo fue mucho mayor que la mía y le dije: «Tiene razón; después del placer de sersorprendido, no hay nada como dar una sorpresa – Era la moneda falsa.», me contestó tranquilamente, como justificando su prodigalidad.
En mi miserable cerebro, siempre ocupado en descubrir dificultades inexistentes (¡qué cansadora facultad me otorgó la naturaleza!), surgió de pronto la idea de que semejante conducta sólo era comprensible en tanto deseo de crear un acontecimiento en la vida del pobre diablo, tal vez incluso de conocer las posibles consecuencias, funestas o no, que pudiera engendrar una moneda falsa en la mano de un mendigo. ¿Podía tal vez multiplicarse en monedas verdaderas? ¿o acaso llevarlo a prisión? Supongamos un tabernero, un panadero: ¿podría hacerlo detener por falsificador o distribuidor de moneda falsa? Pero también, la moneda falsa podría ser, en el caso de un pequeño y pobre especulador, la semilla de una rápida fortuna.

Mi fantasía seguía su curso, prestando alas al espíritu de mi amigo y obteniendo las deducciones posibles de todas las hipótesis posibles.
Bruscamente él interrumpió mi ensueño retomando mis propias palabras: «Sí, tiene razón; no hay placer más dulce que sorprender a un hombre dándole más de lo que espera.»
Lo miré al fondo de los ojos y me espantó ver en sus ojos el brillo de un candor irrefutable. Entonces vi claramente que había querido hacer caridad y buen negocio a la vez; ganar cuarenta sueldos y el corazón de Dios; llegar económicamente al paraíso; obtener gratis la medalla de hombre caritativo. Le hubiera casi perdonado el deseo de goce criminal de que lo suponía capaz hace un instante; me había parecido curioso, singular, que se divirtiera comprometiendo a un pobre: pero jamás le perdonaría la inepcia de su cálculo. Nunca hay excusas para ser malvado, pero tiene cierto mérito reconocerse como tal: el más irreparable de los vicios es hacer mal por estupidez.

Es el número 28 de los «Pequeños poemas en prosa» o también conocido como «Spleen de París» de un siempre irreverente Charles Baudelaire, fueron publicados en 1869 de manera póstuma dos años después de la muerte del autor y es sin duda, un libro muy recomendable por su rupturismo y su influencia a los autores del simbolismo.

hacha

EL LEÑADOR Y EL HACHA. Un relato inspirador ~

No Comments 100 Views0

Un grupo de leñadores estaba cortando árboles en un bosque, diariamente, sin parar. Cada jornada ellos se levantaba antes y se acostaban mas tarde y, sin embargo, cada vez cortaban menos árboles. Asumieron que su falta de eficacia se debía a que sin duda a medida que avanzaban en el interior del bosque los árboles por alguna razón desconocida adquirían una mayor dureza. Solo uno entre ellos cortaba más árboles que nadie, a pesar de que ni era el que se acostaba mas tarde ni el que se levantaba más temprano.
Además, para mayor sorpresa de todos, todos los días desaparecía durante media hora. Entre sus compañeros circulaban todo tipo de teorías, desde que tenía suerte porque le tocaban los árboles más blandos, hasta que era más fuerte de lo que parecía. Al final uno de ellos, en lugar de seguir haciendo juicios, decidió hacerle una pregunta para averiguar en qué invertía el tiempo en el que se ausentaba. La respuesta de tan evidente que era, había sido obviada:
– Durante ese tiempo me dedico a afilar mi hacha.

Pararnos para recuperar fuerzas no es un gasto de tiempo, sino una extraordinaria inversión. Cuando nuestro cerebro entra en un periodo de recuperación, las ondas rápidas que se registran por medio del electroencefalograma se vuelven más lentas y ese ritmo lento llamado alfa está asociado a la recuperación tanto mental como física.

Fuente: Vivir es un asunto urgente. Mario Alonso Puig ~

 

6ebd2a58-9a05-4eeb-9b5d-a1f9e47c2fb2

LA LEYENDA DEL COLIBRÍ.

No Comments 72 Views0

Los mayas más viejos y sabios, cuentan que cuando se crearon todas las cosas en la Tierra y al hacerlo, a cada animal, a cada árbol y a cada piedra le encargaron un trabajo. Pero cuando ya habían terminado, notaron que no había nadie encargado de llevar sus deseos y pensamientos de un lugar a otro.
Como ya no tenían barro ni maíz para hacer otro animal, tomaron una piedra de jade y con ella tallaron una flecha muy pequeña. Cuando estuvo lista, soplaron sobre ella y la pequeña flecha salió volando. Ya no era más una simple flecha, ahora tenía vida, se había creado al x ts’unu’um (colibrí). Era tan frágil y tan ligera que el colibrí podía acercarse a las flores más delicadas sin mover un solo pétalo, sus plumas brillaban bajo el sol como gotas de lluvia y reflejaban todos los colores.
Entonces los hombres trataron de atrapar a esa hermosa ave para adornarse con sus plumas. Pero: “si alguien osa atrapar algún colibrí, éste recibirá por castigo la muerte» El colibrí lleva de aquí para allá los pensamientos de los hombres y no solo de los vivos, también de las almas de nuestros seres queridos del más allá, ya que es el único ser, según decían los mesoamericanos, que nunca moría y podía entrar y salir del inframundo.
tigres_en_peligro_de_extincion_24_orig

NO DISCUTAS CON BURROS. Fábula ~

No Comments 172 Views0

El burro le dijo al tigre:
– «El pasto es azul».

El tigre respondió:
– «No, el pasto es verde».

La discusión se calentó, y los dos decidieron someterlo a un arbitraje, y para ello concurrieron ante el león, el Rey de la Selva.

Ya antes de llegar al claro del bosque, donde el león estaba sentado en su trono, el burro empezó a gritar:
– «Su Alteza, ¿es cierto que el pasto es azul?».

El león respondió:
– «Cierto, el pasto es azul».

El burro se apresuró y continuó:
– «El tigre no está de acuerdo conmigo y me contradice y molesta, por favor, castígalo».

El rey entonces declaró:
– «El tigre será castigado con 5 años de silencio».

El burro saltó alegremente y siguió su camino, contento y repitiendo:
– “El pasto es azul”…

El tigre aceptó su castigo, pero antes le preguntó al león:
– «Su Majestad, ¿por qué me ha castigado?, después de todo, el pasto es verde».

El león respondió:
– «De hecho, el pasto es verde».

El tigre preguntó:
– «Entonces, ¿por qué me castigas?».

El león respondió:
– «Eso no tiene nada que ver con la pregunta de si el pasto es azul o verde. El castigo se debe a que no es posible que una criatura valiente e inteligente como tú pierda tiempo discutiendo con un burro, y encima venga a molestarme a mí con esa pregunta».

La peor pérdida de tiempo es discutir con el necio y fanático al que no le importa la verdad o la realidad, sino sólo la victoria de sus creencias e ilusiones. Jamás pierdas tiempo en discusiones que no tienen sentido… Hay personas que por muchas evidencias y pruebas que les presentemos, no están en la capacidad de comprender, y otras están cegadas por el ego, el odio y el resentimiento, y lo único que desean es tener la razón aunque no la tengan.

Cuando la ignorancia grita, la inteligencia calla. Tu paz y tranquilidad valen más.

Si resonó en tí, puede que te interese también:

EL TAMAÑO DE TU DRAMA, ES PROPORCIONAL AL TAMAÑO DE TU EGO. Louise Hay y Wayne Dyer ~

luna

CONJURO DE LUNA LLENA. Cuento medicina ~

No Comments 87 Views0

–¡Hagamos un conjuro! –propuso la Hechicera–. ¡Preparémoslo esta noche, que hay Luna Llena!
–Yo pediré amor –aplaudió la Amante que anhelaba desde hacía años pareja.
–Yo abundancia –suspiró la incansable Guerrera.
–Yo pediré que se expanda mi obra–añadió con ilusión la Artista Creadora, agotada de sentir que caminaba su vida como si se hundiera sobre cemento fresco.
La Sabia las miró a todas con dulzura.
Conocía bien el terror de la Amante a la intimidad sexual, dadas sus heridas del pasado y que no amaba verdaderamente su ser y su cuerpo.
El subconsciente de la Amante sabía que, encontrando pareja, se vería cara a cara con el problema.
La Sabia también podía ver la falta de paz interna de la Guerrera, empecinada en enfocarse en lo que le faltaba en vez de ver la bendita abundancia que su vida demostraba en muchas otras maneras. Siempre trabajando, siempre actuando… enfocada en salir de la carencia.
La Sabia a menudo hablaba con la Artista de su baja autoestima y del origen de todo aquello en su infancia: el no creerse suficiente, el no permitirse brillar y ser conocida. Todo su ser la protegía de su miedo a ser vista atrayendo y creando un “camino de cemento fresco” bajo sus pies.
Mirándolas a todas, la Sabia dijo dulcemente:
–Yo le pediré al espejo de la Luna Llena que podamos ver lo que en realidad nos aleja de nuestros deseos: nuestras propias Resistencias.
Myriam Aram ~