Tag Archives: Te Cuento

127033742_1531016347089542_2515660678333165341_n

EL HIJO MÁS AMADO.

No Comments 12 Views0

Cierta vez preguntaron a una madre cuál era su hijo preferido, aquel que ella más amaba.
Ella, dejando entrever una sonrisa, respondió:
– Nada es más voluble que un corazón de madre y como madre, le respondo:
El hijo más amado es:
Aquel a quien me dedico en cuerpo y alma:
Es mi hijo enfermo, hasta que sane.
El que partió, hasta que vuelva.
El que está cansado, hasta que descanse.
El que está con hambre, hasta que se alimente.
El que no trabaja, hasta que se emplee.
El que se enamora, hasta que se case.
El que se casa, hasta que conviva.
El que es padre, hasta que críe a sus hijos..
El que debe, hasta que pague.
El que llora, hasta que sane su corazón y su pena..
Y ya con el semblante bien distante de aquella sonrisa, completó:
Madre es madre, aunque el hijo se olvide de ella.
Así es y así será por siempre …
Porque cada hijo en su momento es el más amado.
Fuente: web ~ Cred. a quien corresponda ~
Vladimir_Kush_

3 CUENTOS DE ANTHONY DE MELLO ~ Para coleccionar ~

No Comments 128 Views0

Dientes de león

Un hombre que se sentía muy orgulloso del césped de su jardín se encontró un buen día con que en dicho césped crecía una gran cantidad de dientes de león. Y aunque trató por todos los medios de librarse de ellos, no pudo impedir que se convirtieran en una auténtica plaga.

Al fin escribió al Ministerio de Agricultura, refiriendo todos los intentos que había hecho, y concluía la carta preguntando:

– “¿Qué puedo hacer?”

Al poco tiempo llegó la respuesta:

– “Le sugerimos que aprenda a amarlos”

He hecho algo

Cierto día, iba paseando por una calle cuando de repente vi a una niña hambrienta, sucia y tiritando de frío dentro de sus harapos. Me encolericé y le dije a Dios:

– «¿Por qué permites estas cosas?¿Por qué no haces nada para ayudar a esta pobre niña?»

Esperé la respuesta, pero fue en vano. Sin embargo, aquella noche, cuando menos lo esperaba, Dios respondió a mis preguntas airadas.

– «Ciertamente he hecho algo. Te he hecho a tí.»

Hermanos

Dos hermanos, uno soltero y otro casado, poseían una granja cuyo fértil suelo producía abundante grano, que los dos hermanos se repartían a partes iguales.

Al principio todo iba perfectamente. Pero llegó un momento en que el hermano casado empezó a despertarse sobresaltado todas las noches, pensando: “No es justo. Mi hermano no está casado y se lleva la mitad de la cosecha; pero yo tengo mujer y cinco hijos, de modo que, en mi ancianidad, tendré todo cuanto necesite. ¿Quién cuidará de mi pobre hermano cuando sea viejo? Necesita ahorrar para el futuro mucho más de lo que actualmente ahorra, porque su necesidad es, evidentemente, mayor que la mía”.

Entonces se levantaba de la cama, acudía sigilosamente adonde residía su hermano y vertía en el granero de éste un saco de grano.

También el hermano soltero comenzó a despertarse por las noches y a decirse a sí mismo: “Esto es una injusticia. Mi hermano tiene mujer y cinco hijos y se lleva la mitad de la cosecha; pero yo no tengo que mantener a nadie más que a mí mismo. ¿Es justo que mi pobre hermano, cuya necesidad es mayor que la mía, reciba lo mismo que yo?.»

Entonces se levantaba de la cama y llevaba un saco al granero de su hermano.

Un día se levantaron de la cama al mismo tiempo y tropezaron uno con otro, cada cual con un saco de grano a la espalda.

Muchos años más tarde, cuando ya había muerto los dos, el hecho se divulgó. Y cuando los ciudadanos decidieron erigir un templo, escogieron para ello el lugar en el que ambos hermanos se habían encontrado, porque no creían que hubiera en toda la ciudad un lugar más santo que aquél.

Anthony de Mello ~

mariposa-y-reloj-EI-naranja

¿CÓMO PERCIBES EL TIEMPO? ¿KRONOS o KAIROS? Las caras del tiempo que necesitas conocer.

No Comments 169 Views0

¿Cómo sería una vida en la que cada momento fuera una experiencia consciente?

Quiero contarte un pequeño cuento:

Un peregrino en su ruta se cruzó con un pueblo y a la entrada del pueblo estaba ubicado el cementerio, se acercó curioso a mirar las tumbas y se encontró que en todas las tumbas la edad de los fallecidos eran muy jóvenes, 2 años, 5, 8, 10…¿Qué había pasado en este pueblo para que la gente muriera tan joven?

Se acercó preocupado al centro del pueblo y se percató que los vecinos eran muy ancianos y curioso les preguntó: ¿qué ha pasado con los niños? Los vecinos con una sonrisa le dijeron que nada, en este pueblo la gente siempre fallecía muy anciana, simplemente cada uno de ellos conservaba un libro y apuntaba aquellos momentos que de verdad eran experiencias vividas y que en la tumba solo aparecía el tiempo que de verdad has vivido, el tiempo de calidad, el tiempo Kairos.

Kairos es una palabra griega que significa tiempo, pero no cualquier tiempo.

Los griegos tenían dos palabras para definir el tiempo, una era KRONOS y otra KAIROS. Kronos representa el tiempo cronológico, el que se mide en horas, minutos y segundos, y Kairos representa el tiempo de calidad, ése en el que estás tan metido en la experiencia que no sabes qué hora es.

Te invito a vivir una vida plena y que cada momento sea una experiencia, una experiencia Kairos.

Creo firmemente que podemos vivir una honrando quienes somos, nuestros valores, disfrutando de cada momento.

Del miedo y el control al aceptar y fluir…

Las expectativas son una proyección de las necesidades del ego y de sus estrategias para que se cumplan sus máximas: seguridad, comodidad y control.

Centrarnos exclusivamente en ellas limita nuestra mirada del mundo, andamos por el camino fijando nuestro propósito en la lejania, y todo lo que va sucediendo a ambos lados pasa totalmente desapercibido.

Es un mecanismo automatizado implantado por una sociedad de visión mecanicista, de pensamiento racional y lógica lineal, que nos conduce y proyecta a cerrar el futuro porque necesitamos de la seguridad, comodidad y control para sentirnos a salvo y bien.

Nos volvemos dependientes de que ocurra lo que necesitamos que ocurra, y fijamos un kronos que nos dé tranquilidad en la ilusión de la certidumbre de que va a ser así … y rechazamos y negamos lo que realmente ocurre, peleando con el kairós del fluir de la vida.

Fluir significa confianza, aceptación, rendición, renuncia a los mandatos y deseos de nuestro ego … significa cuidado de sí, compasión, humildad … significa estar en el aquí y ahora, en presencia, en el kairós … significa sabiduría para ver la maravilla del Ser que soy, que eres, que somos.

Fuentes: El Ser Esencial. Cris Bolívar ~  y Kairos Experience

dossemillas2

DOS SEMILLAS. Cómo enfrentar el miedo.

No Comments 95 Views0

Dos semillas estaban juntas en el suelo primaveral y fértil.
La primera semilla dijo:
—¡Yo quiero crecer! Quiero hundir mis raíces en la profundidad del suelo que me sostiene y hacer que mis brotes empujen y rompan la capa de tierra que me cubre… Quiero desplegar mis tiernos brotes como estandartes que anuncien la llegada de la primavera… ¡Quiero sentir el calor del sol sobre mi rostro y la
bendición del rocío de la mañana sobre mis pétalos!
Y así creció.
La segunda semilla dijo:
—Tengo miedo. Si envío mis raíces a que se hundan en el suelo, no sé con qué puedo tropezar en la oscuridad. Si me abro paso a través del duro suelo puedo dañar mis delicados brotes… Si dejo que mis capullos se abran, quizá un caracol intente comérselos… Si abriera mis flores, tal vez algún chiquillo me arrancara del suelo. No, es mucho mejor esperar hasta un momento seguro.
Y así esperó.
Una gallina que, a comienzos de la primavera, escarbaba el suelo en busca de comida encontró la semilla que esperaba y sin pérdida de tiempo se la comió.
MORALEJA: A los que se niegan a arriesgarse y a crecer los devora la vida. 
Patty Hansen ~
190696111_340312677459832_5760927905144554662_

LA LEYENDA DEL AVE FÉNIX.

No Comments 324 Views1

El Fénix era un ave maravillosamente bella que vivía en el paraíso , junto con el primer hombre y la primera mujer, a los que seguía a todas partes. Cuando Adán y Eva fueron expulsados, un ángel portador de una espada de fuego fue designado para cuidar las puertas del paraíso e impedir que la pareja pudiera volver al Edén.
Empujado por el amor y la lealtad, el ave Fénix intentó impedir que las puertas se cerraran definitivamente para sus amigos. Entonces, una chispa saltó de la espada del guardián y el hermoso plumaje del ave se encendió, terminando con su vida en una llamarada multicolor.
Quizá como un premio por haber sido la única bestia que se había negado a probar el fruto prohibido, o quizás porque era injusto que un acto de amor terminara en una muerte así, el caso es que todos los ángeles estuvieron de acuerdo en concederle al ave Fénix varios dones, como el de Sanar las heridas de otros seres vivos con sus lágrimas y el de la vida eterna…
Su inmortalidad se manifestaba en su eterna capacidad de volver a la vida resurgiendo de entre sus cenizas.
Según la leyenda, cuando le llegaba la hora de morir, el ave Fénix hacía un nido de especias y hierbas aromáticas y ponía en él un único huevo. Después de empollarlo durante algunos días, una noche, al caer el sol, el Fénix ardía espontáneamente, quemándose por completo y reduciéndose a cenizas.
Gracias al calor de las llamas, se terminaba de empollar el huevo y, al amanecer, el cascarón se rompía,resurgiendo de entre los restos aún humeantes el ave Fénix. No era otra ave, era el mismo Fénix, siempre único y eterno, aunque siempre más joven y fuerte que antes de morir. Siempre más sabio porque tenía, además, la virtud de recordar todo lo aprendido en su vida anterior.
El mito del ave Fénix existe en casi todas las culturas ancestrales transmitiendo la lección de: Volverlo a Intentar.
Es un animal de buen augurio, garantizando la vida y el eterno crecimiento de la raza. Representa los cinco dones más virtuosos:
justicia, fiabilidad, coraje, compasión y humildad.
Los que amamos los cuentos sabemos que, cuando una historia está tan presente a lo largo y a lo ancho de la geografía y de la historia , no puede significar más que una necesidad universal y compartida, una enseñanza o un aprendizaje que debe pasarse de generación en generación:
Aprender de los fracasos, volver a intentar lo que no se consiguió, enriquecido por la experiencia, y crecer en la adversidad.
Un mensaje de los ancestros que hoy definiríamos como un elogio a la resiliencia y que, para los estrategas de la guerra, se resume en aquella conocida frase que anuncia que perder en la más cruel de las batallas, pero no morir en ella, solo consigue hacernos más fuertes.
” Hay una etapa de la vida en la que tienes que Renacer… así que levántate y emprende el vuelo…”
gandhi

LO QUE GANDHI LE ENSEÑÓ A SU PROPIO MAESTRO. Una historia que inspirará tu vida.

No Comments 70 Views0

Más allá de su veracidad, atiende esta gran enseñanza: Cuando Gandhi estudiaba Derecho en Londres, un profesor de apellido Peters le tenía mala voluntad; pero, el alumno Gandhi nunca le bajó la cabeza y eran muy comunes sus encuentros:
Un día Peters estaba almorzando en el comedor de la Universidad y el alumno viene con su bandeja y se sienta a su lado; el profesor, altanero, le dice: «Joven Gandhi, Ud. no entiende! Un puerco y un pájaro, no se sientan a comer juntos»; a lo que Gandhi le contesta: » Esté Ud. tranquilo profesor, yo me voy volando» y, se cambió de mesa…
El Señor Peters verde de rabia, decide vengarse en el próximo examen; pero, el alumno responde con brillantez a todas las preguntas… Entonces, le hace la siguiente interpelación: «Gandhi, Ud. va caminando por la calle y se encuentra con una bolsa, dentro de ella está la sabiduría y mucho dinero, ¿cuál de los dos se lleva? «… Gandhi responde sin titubear: «¡Claro que el dinero, profesor!» El profesor sonriendo le dice » Yo, en su lugar, hubiera agarrado la sabiduría, ¿no le parece?»… Gandhi responde: » Cada uno toma lo que no tiene profesor»…
El profesor Peters, histérico ya, escribe en la hoja del examen: «IDIOTA» y se la devuelve al joven Gandhi… Gandhi toma la hoja y se sienta… Al cabo de unos minutos se dirge al profesor y le dice: «Profesor Peters, Ud. me ha firmado la hoja, pero no me puso la nota…»
A veces la gente intenta dañarnos con ofensas que ni siquiera nos hemos ganado. Pero sólo nos daña el que puede y no el que quiere. Si permites que una ofensa te dañe, te dañará. Pero si no lo permites, la ofensa volverá al lugar de donde salió.
183353891_1411457359200735_8522467703743374767_n

EL SACO DE CARBÓN. Reflexión. ~

No Comments 202 Views0

Un día, un niño entró en su casa dando patadas en el suelo y gritando muy molesto.
Su padre lo llamó, pero él siguió diciendo irritado:
«¡PAPÁ! ¡TE JURO QUE TENGO MUCHA RABIA!… Pedro NO debió hacer eso conmigo; por eso, espero que todo le vaya mal! !LO ODIO!»
Su padre, un hombre muy sabio, escuchaba con calma a su hijo, quien continuaba diciendo:
«Imagínate que el estúpido me humilló frente a mis amigos ¡NO ACEPTO ESO! Ojalá que NO vaya más a la escuela».
El padre siguió escuchando; se dirigió hacia una esquina del garaje de la casa de donde cogió un saco lleno de carbón que llevó hasta el final del jardín y le propuso a su hijo lo siguiente:
– «¿Ves aquella camisa blanca que está en el tendedero?
Hazte la idea de que es Pedro y cada pedazo de carbón que hay en esta bolsa es un mal pensamiento que va dirigido a él.
TÍRALE TODO EL CARBÓN QUE HAY EN EL SACO, HASTA EL ÚLTIMO PEDAZO.
Después, yo volveré para ver cómo quedó.»
El niño se lo tomó como un juego y comenzó a lanzar los carbones, pero como el tendedero estaba lejos, pocos carbones acertaron la camisa.
Cuando el padre regresó, le preguntó:
– Hijo ¿QUÉ TAL TE SIENTES?
– Cansado, ¡pero mejor, papá!… Mira, acerté algunos pedazos de carbón a la camisa.
El padre tomó al niño de la mano y le dijo:
– Ven conmigo, quiero mostrarte algo.
Lo colocó frente a un espejo en el que pudiera ver todo su cuerpo…
¡QUÉ SUSTO ! Estaba todo manchado y sólo se le veían los dientes y los ojos.
En ese momento el padre dijo:
– HIJO, como pudiste observar, la camisa quedó un poco sucia, pero NO es comparable con lo sucio que quedaste tú.
El mal que deseas a otros se nos devuelve y multiplica en nosotros.
Por más que quieras o puedas perturbar la vida de alguien con tus pensamientos, los residuos y la suciedad siempre quedan en ti.
CUIDA TUS PENSAMIENTOS, porque se transforman en palabras…
CUIDA TUS PALABRAS, porque se transforman en acciones…
CUIDA TUS ACCIONES, porque se transforman en hábitos…
CUIDA TUS HÁBITOS, porque moldean tu carácter.
¡Y CUIDA TU CARÁCTER, PORQUE DE ÉL DEPENDERÁ TU DESTINO!
Autor desconocido ~
relojymariposas

EL RELOJ EXTRAVIADO. Un relato maravilloso. ~

No Comments 380 Views0

Un anciano se encuentra a un joven quien le pregunta:

– ¿Se acuerda de mí? Y el anciano le dice que NO.
Entonces el joven le dice que fue su alumno.
Y el profesor le pregunta:
– ¿Qué estás haciendo, a qué te dedicas?
El joven le contesta:
– Bueno, me convertí en Profesor.
– Ah, qué bueno ¿cómo YO? (le dijo el anciano)
– Pues, sí.
De hecho, me convertí en Profesor porque usted me inspiró a ser como usted.
El anciano, curioso, le pregunta al joven qué momento fue el que lo inspiró a ser Profesor.
Y el joven le cuenta la siguiente historia:
– Un día, un amigo mío, también estudiante, llegó con un hermoso reloj, nuevo, y decidí que lo quería para mí y lo robé, lo saqué de su bolsillo.
Poco después, mi amigo notó el robo y de inmediato se quejó a nuestro Profesor, que era usted. Entonces, usted se dirigió a la clase:
– El reloj de su compañero ha sido robado durante la clase de hoy.
El que lo robó, por favor que lo devuelva.
No lo devolví porque no quería hacerlo.
Luego usted, cerró la puerta y nos dijo a todos que nos pusiéramos de pie y que iría uno por uno para buscar en nuestros bolsillos hasta encontrar el reloj.
Pero, nos dijo que cerráramos los ojos, porque lo buscaría solamente si todos teníamos los ojos cerrados.
Así lo hicimos, y usted fue de bolsillo en bolsillo, y cuando llegó al mío encontró el reloj y lo tomó.
Usted continuó buscando los bolsillos de todos, y cuando terminó, dijo:
– Abran los ojos. Ya tenemos el reloj.
Usted no me dijo nada, y nunca mencionó el episodio.
Tampoco dijo nunca quién fue el que había robado el reloj.
Ese día, usted salvó mi dignidad para siempre.
Fue el día más vergonzoso de mi vida.
Pero también fue el día que mi dignidad se salvó de no convertirme en ladrón, mala persona, etc. Usted nunca me dijo nada, y aunque no me regañó ni me llamó la atención para darme una lección moral, yo recibí el mensaje claramente.
Y gracias a usted entendí que esto es lo que debe hacer un verdadero educador.
¿Se acuerda de ese episodio, Profesor?
Y el Profesor responde:
– Yo recuerdo la situación, el reloj robado, que busqué en todos, pero no te recordaba, porque yo también cerré los ojos mientras buscaba.
Esto es la esencia de la docencia:
«Si para corregir necesitas humillar; no sabes enseñar».
transition_by-kirk-shannon

EL CUENTO DE LA MARIPOSA. Jorge Bucay ~

No Comments 199 Views0

Mi mamá era hija de una pareja de campesinos de Entre Ríos.
Nació y creció en el campo entre animales, pájaros y flores. Ella nos contó que una mañana, mientras paseaba por el bosque recogiendo ramas caídas para encender el fuego del horno vio un capullo de gusano colgando de un tallo quebrado.
Pensó que sería más seguro para la pobre larva llevarla a la casa y adoptarla a su cuidado. Al llegar, la puso bajo una lámpara para que diera calor y la arrimó a una ventana para que el aire no le faltara.
Durante las siguientes horas mi madre permaneció al lado de su protegida esperando el gran momento. Después de una larga espera, que no terminó hasta la mañana siguiente, la jovencita vio cómo el capullo se rasgaba y una patita pequeña y velluda asomaba desde dentro.
Todo era mágico y mi mamá nos contaba que tenía la sensación de estar presenciando un milagro.
Pero, de repente, el milagro pareció volverse tragedia.
La pequeña mariposa parecía no tener fuerza suficiente para romper el tejido de su cápsula. Por más que hacia fuerza no conseguía salir por la pequeña perforación de su casita efímera.
Mi madre no podía quedarse sin hacer nada. Corrió hasta el cuarto de las herramientas y regresó con un par de pinzas delicadas y una tijera larga, fina y afilada que mi abuela usaba en el bordado.
Con mucho cuidado de no tocar al insecto, fue cortando una ventana en el capullo para permitir que la mariposa saliera de su encierro. Después de unos minutos de angustia, la pobre mariposa consiguió dejar atrás su cárcel y caminó a los tumbos hacia la luz de la ventana.
Cuenta mi madre que, llena de emoción, abrió la ventana para despedir a la recién llegada, en su vuelo inaugural.
Sin embargo, la mariposa no salió volando, ni siquiera cuando la punta de las pinzas la rozó suavemente.
Pensó que estaba asustada por su presencia y la dejó junto a la ventana abierta, segura de que no la encontraría al regresar.
Después de jugar toda la tarde, mi madre volvió a su cuarto y encontró junto a la ventana a su mariposa inmóvil, las alitas pegadas al cuerpo, las patitas tiesas hacia el techo.
Mi mamá siempre nos contaba con qué angustia fue a llevar el insecto a su padre, a contarle todo lo sucedido y a preguntarle qué más debía haber hecho para ayudarla mejor.
Mi abuelo, que parece que era uno de esos sabios casi analfabetos que andan por el mundo, le acarició la cabeza y le dijo que no había nada más que debiera haber hecho, que en realidad la buena ayuda hubiera sido hacer menos y no más.
Las mariposas necesitan de ese terrible esfuerzo que les significa romper su prisión para poder vivir, porque durante esos instantes, explicó mi abuelo, el corazón late con muchísima fuerza y la presión que se genera en su primitivo árbol circulatorio inyecta la sangre en las alas, que así se expanden y la capacitan para volar. La mariposa que fue ayudada a salir de su caparazón nunca pudo expandir sus alas, porque mi mamá no la había dejado luchar por su vida.
Mi mamá siempre nos decía que muchas veces le hubiese gustado aliviarnos el camino, pero recordaba a su mariposa y prefería dejarnos inyectar nuestras alas con la fuerza de nuestro propio corazón.
Jorge Bucay ~
La mejor enseñanza que los padres pueden dar a sus hijos es como salir adelante sin ellos.  F. Clark
Web_Photo_Editor (1)

LOS DIENTES DEL PERRO. Alejandro Jodorowsky.~

No Comments 133 Views0

Paseando los doce apóstoles con su Maestro, ven en el camino el cadáver podrido de un perro.
Los discípulos, tapándose la nariz, se alejan de él. Por el contrario, Jesucristo se arrodilla junto al despojo y dice sonriente:
-Tiene hermosos dientes.

Esta disposición a encontrar algo bello o útil en lo que resulta asqueroso, favoreciendo el pequeño detalle positivo en un gran todo negativo,  lo hallamos también en un evangelio apócrifo. Tal actitud no debe aplicarse exclusivamente a extraer perlas de los rincones sucios del mundo, sino también de nuestro Espíritu. Por una falta de ideales,  resultado
de la decepción que nos produce nuestra propia especie humana (en todo momento podemos asistir, en algún lugar del planeta, a la matanza de civiles por soldados asesinos o ver a millones de personas muriendo de hambre), educamos a nuestros hijos sin que tomen conciencia de su tesoro interior. En sus espíritus embutimos un juez lleno de desprecio: no son nada, no valen nada, no pueden nada… Nuestra Alma es la princesa que duerme encerrada en un impenetrable bosque. Y así como el príncipe se abre camino pacientemente entre las zarzas para llegar hasta la princesa y darle el beso que la despierte, nuestro Espíritu debe penetrar en los laberintos de la memoria para demoler al juez interior -suma de todos los prejuicios familiares y sociales- y, valientemente, reconociendo las pulsiones de muerte y las desviaciones de la personalidad, rechazarlas diciendo «Esto no soy yo», hasta llegar al luminoso centro del tenebroso inconsciente. Bañados por esa luz, nos damos cuenta de que el perro podrido es un aliado angélico. Vemos por fin el mundo como es: un edén que los hombres de escasa consciencia perturban con su violencia animal. Nos vemos a nosotros mismos convertidos en una unidad donde el Cuerpo, el Alma y el Espíritu se complementan en total felicidad.

Fuente: Cabaret Místico. Alejandro Jodorowsky ~