Tag Archives: Textos y Poesías

louise-red-1

TU FUTURO ES SIEMPRE BRILLANTE. Louise Hay ~

No Comments 121 Views0

Me regocijo en cada año que pasa de mi vida

Voy a cumplir 90 este sábado. Elijo ver mi vida moviéndose en diferentes direcciones, todas ellas igualmente buenas. Algunas cosas son aún mejores ahora que de la manera que eran en mi juventud. Mis años más jóvenes estaban llenos de miedo; hoy están llenos de confianza.

Mi propia vida realmente no comenzó a tener sentido hasta que estuve en la mitad de mis 40. A la edad de 50, comencé mi carrera de escritora de a pequeños pasos. El primer año gané 42 dólares.

A los 55, me aventuré en el mundo de las computadoras. Me asustaban mucho, pero tomé clases y superé el miedo. ¡Hoy tengo tres computadoras y viajo con mi iPad y mi iPhone a todos lados!

A los 60, tuve mi primer jardín. En ese mismo tiempo, me inscribí en una clase de arte para niños y comencé a pintar. A los 70 y 80, fui más creativa y mi vida continúa haciéndose más rica y completa.

Aún escribo, doy conferencias, enseño a través de mis acciones. Estoy constantemente leyendo y estudiando. 

Poseo una editora muy exitosa y tengo dos sin fines de lucro.

Soy una jardinera orgánica dedicada. Cultivo la mayoría de mi propia comida.

Me encanta la gente y las fiestas. Tengo muchos amigos cariñosos. Viajo extensamente. También continúo pintando y tomando clases.

Mi vida se ha convertido realmente en un cofre del tesoro de experiencias.

Deseo ayudarte a crear una idea consciente de tus últimos años, para ayudarte a darte cuenta que estos pueden ser los años más gratificantes de tu vida.

Sabe que tu futuro es siempre brillante, no importa cuál es tu edad. Ve a tus últimos años convirtiéndose en tus años de tesoro.

En vez de simplemente envejecer y darte por vencido  y morir, aprende a hacer una contribución gigante a la vida. Tenemos el tiempo, tenemos el conocimiento y tenemos la sabiduría para salir al mundo con amor y poder.

Da un paso adelante, usa tu voz, sal al mundo, y ¡VIVE!

Con Amor,

Louise~

Te invitamos a escuchar este maravilloso texto !

20664617_1751173044911253_9186547639881904814_n

ABRAZA. Clarissa Pinkola Estés

No Comments 119 Views0

Abraza la soberbia que hay en ti,

porque detrás de ella hay una niña no querida.

*

Abraza la exigencia que hay en ti,

porque detrás de ella hay un niña que no ha sentido el amor.

*

Abraza a la “agradadora eterna” que hay en ti,

porque detrás de ella hay una niña rechazada.

*

Abraza la ira y el enojo que hay en ti,

porque detrás de ella hay una niña abandonada.

*

Abraza a la solitaria que hay en ti,

porque detrás de ella hay una niña excluida y discriminada.

*

Abraza el desgano, la apatía, la falta de sentido,

porque detrás de todo esto, está tu niña padeciendo ser quién no es.

*

Abraza el dolor que hay en ti,

porque detrás de él hay una niña lastimada.

*

Las niñas que habitan dentro de nosotros, están empezando a manifestarse, y esta vez no paran hasta ser escuchadas…

Por favor, desde lo más profundo de mi corazón te pido, no la silencies más.

Aprender a integrarla, a comprenderla, a abrazarla, a liberarla, a devolverla a la vida…

¡Esta es la tarea de hoy!

Te aseguro que es el Camino para que tu Divinidad baje a la Tierra.

Clarissa Pinkola Estés ~

pachamama

ORACIÓN DE LAS GUARDIANAS DE LA TIERRA. Poder femenino.

No Comments 157 Views1

“Mi corazón de mujer es rociado
con el dulce néctar de sanación
que la Madre Cósmica me entrega.
En este momento soy parte del Círculo Sagrado
de Mujeres de Luz, 
y unida a mis hermanas,
activo mi fuerza espiritual para irradiar energía amorosa
a través de mis manos y mi conciencia.

Te pido Madre Cósmica que bendigas mis manos
 y las manos de mis hermanas en todo el mundo
 para poder canalizar aquí y ahora tu Luz Sanadora hacia la Madre Tierra.

Te pido Madre Divina que hagas de nosotras un instrumento de tu paz
.
Te pido Madre Divina que hagas de nosotras un instrumento de tu Luz.
Te pido Madre Divina que hagas de nosotras un instrumento de tu Amor.

Ayúdanos a despertarnos como Mujeres Sagradas,
guerreras del Amor, defensoras de la Vida.
Acompañada por la Fuerza espiritual de todas mis hermanas
envuelvo a la Tierra en una Luz intensamente Violeta
y la limpio de todas las heridas.

Libero en este instante su dolor y sufrimiento
y envuelvo a la Tierra en una serena Luz Ros
ada,
llenando de vibración amorosa c
ada rincón de este planeta.

El poder gestante de mi útero
se une al poder gestante de los úteros de mis hermanas,
y entre todas formamos un círculo sagrado de protección para la Madre Tierra.

Estando juntas y conscientes de nuestro poder femenino unificado,
nuestro Amor es un arma concreta,
más poderosa que cualquier arma de guerra.

Abro en mis circunstancias actuales canales hacia la Gracia Divina.
Me comprometo a Ser Guardiana de la Madre Naturaleza,
amando y cuidando todo lo que la Diosa ha creado en la Tierra.
Me comprometo a mantener viva esta oración día tras día,
fortaleciendo el Círculo de Mujeres de Luz.

A través de mis actos cotidianos me comprometo a
sembrar Amor en la Tierra. “

(Autor Anónimo)

Fuente: web ~

P1010215

DEJA DE ESPERAR LA ABUNDANCIA. Jeff Foster ~

No Comments 99 Views0

Cuando eras joven te gustaba soñar y soltar los sueños. Vivías en el Ahora.
Cuando creciste, comenzaste a tomarte tus sueños y metas demasiado en serio, y tu felicidad se vinculó al futuro, y el destino se volvió más importante que el viaje. 
Sueña con lo que quieres, por supuesto. Ten una visión para el futuro. Pero aprende a soltar tus sueños, también, deja que floten en el río de la vida, y vuelve tu atención hacia el momento presente. No uses un sueño como excusa para desconectarte del lugar en el que te encuentras. Donde estás es infinitamente valioso…
Aprende a amar los momentos intermedios. Aprende a amar esta deliciosa sensación de espera, anhelo, anticipación. Aprende a bailar y respirar en el espacio que hay entre el querer y el conseguir, entre el soñar y la resolución de los sueños. Aprende a amar el no tener lo que quieres ahora mismo. La tremenda sensación de potencial que hay allí, la plenitud de ello, la paz.

Date cuenta que la ‘carencia’ es solo espacio, resistido.

E incluso la sensación de que algo esté ‘incompleto’ es tan completa, un visitante bienvenido en el corazón.

Respira en el vientre, en el pecho, en la cabeza. Infunde el cuerpo con luz, satúralo con consciencia, empápalo con amor. Siente la plenitud del cuerpo. Carente de nada. Queriendo nada. Abundante de vida.

Incluso cuando no tienes lo que quieres, estas siendo invitado a querer estar exactamente donde estás; a enamorarte del lugar en el que estás, a entrar en contacto con el suelo fértil mientras esperas, u olvidar la espera y simplemente saborear cada momento.

Y abre tus brazos en gratitud, listo para recibir lo que venga.

A veces, incluso el ‘no conseguir’ puede ser tan hermoso.

He aquí tu vida abundante.

– Jeff Foster

Fuente: Jeff Foster Español

27545603_234389070437150_4553810779366730304_n

QUE BONITA TE VES.

No Comments 266 Views1

Que bonita te ves,
así volviendo a ser tan tú…
tan tranquila,
tan loca,
tan completa,
tan viva…

tan viva que caminas con seguridad
sonriendo todo el tiempo,
tan viva que no te vistes como otras,
que la moda no influye en tus gustos,
usas lo que te identifique como única
y así vas enamorando al mundo;

que bonita te ves desde que te rescataste,
tu mirada cambió y la paz te invade
a cada hora, a cada instante;

que hermosa te ves amando a tu manera,
sin etiquetas,
sin miedos…
simplemente amando como tú quieras.

Ya casi eres la mejor versión de tí,
esa se comerá al mundo
en su afán de seguir siendo feliz…

que bonitos tus ojos y tus sonrisas,
que bonitas tus cicatrices… ¡que bonitas!

te reconstruiste de una manera hermosa,
de pedazos que al unirse se convirtieron
en la más bella de las rosas;

que bonita te ves retomando las riendas de tu vida
¡eres única!
no cualquiera resurge de entre las cenizas;
que grande te ves pisoteando todas tus tristezas
y complejos,
y has mandado al carajo a la gente,
y a tus miedos.

Que grande es una mujer cuando se acuerda de sus capacidad para comerse al mundo;
que grande te ves defendiendo tus ideales,
que bonita eres desde que te viste al espejo
y rompiste tus cadenas,
desde que secaste tus lágrimas
y eliminaste las tristezas;

¡que bonita!
que bonita te ves mujer ahí…
caminado por la vida;
que bonita eres cuando vuelas,
cuando luchas,
cuando sigues
y sigues,
y sigues…
¡que bonita!

Mary Diaz ~

 

 

duelo

CUANDO YO ME VAYA. Poema.

No Comments 385 Views0

Cuando yo me vaya, no quiero que llores,
quédate en silencio, sin decir palabras,
y vive recuerdos, reconforta el alma.

Cuando yo me duerma, respeta mi sueño,
por algo me duermo; por algo me he ido.

Si sientes mi ausencia, no pronuncies nada,
y casi en el aire, con paso muy fino,
búscame en mi casa,
búscame en mis libros,
búscame en mis cartas,
y entre los papeles que he escrito apurado.

Ponte mis camisas, mi sweater, mi saco
y puedes usar todos mis zapatos.

Te presto mi cuarto, mi almohada, mi cama,
y cuando haga frío, ponte mis bufandas.
Te puedes comer todo el chocolate
y beberte el vino que dejé guardado.
Escucha ese tema que a mí me gustaba,
usa mi perfume y riega mis plantas.

Si tapan mi cuerpo, no me tengas lástima,
corre hacia el espacio, libera tu alma,
palpa la poesía, la música, el canto
y deja que el viento juegue con tu cara.
Besa bien la tierra, toma toda el agua
y aprende el idioma vivo de los pájaros.

Si me extrañas mucho, disimula el acto,
búscame en los niños, el café, la radio
y en el sitio ése donde me ocultaba.

No pronuncies nunca la palabra muerte.
A veces es más triste vivir olvidado
que morir mil veces y ser recordado.

Cuando yo me duerma,
no me lleves flores a una tumba amarga,
grita con la fuerza de toda tu entraña
que el mundo está vivo y sigue su marcha.

La llama encendida no se va a apagar
por el simple hecho de que no esté más.

Los hombres que “viven” no se mueren nunca,
se duermen de a ratos, de a ratos pequeños,
y el sueño infinito es sólo una excusa.

Cuando yo me vaya, extiende tu mano,
y estarás conmigo sellada en contacto,
y aunque no me veas,
y aunque no me palpes,
sabrás que por siempre estaré a tu lado.

Entonces, un día, sonriente y vibrante,
sabrás que volví para no marcharme.

Carlos Alberto Boaglio ~

179691_270254283106026_1046139250_n

TE DESEO…

2 Comments 824 Views0

Yo no te deseo un sin fin de regalos.

Te deseo solamente lo que la mayoría no tiene:
yo te deseo tiempo,
para alegrarte y para reirte,
y si tú lo aprovechas bien puedes hacer algo de él.

Yo te deseo tiempo
para tu trabajo y tus sueños;
y tiempo no solo para tí mismo, sino también para regalar.

Yo te deseo tiempo,
no para apurarte y correr,
sino el tiempo para poder estar contento.

Yo te deseo tiempo,
no solo para distraerte.
Yo deseo que te sobre como tiempo para el asombro
y tiempo para la confianza,
en vez de mirar el reloj para ver como pasa.

Yo te deseo tiempo,
para tocar las estrellas,
y tiempo para crecer, es decir para madurar.

Yo te deseo tiempo,
para abrigar nuevas esperanzas,
tiempo para amar.
No tiene sentido dejar este tiempo para después.

Yo te deseo tiempo,
para encontrarte a tí mismo,
para comprender cada día, cada hora
como una felicidad.

Yo te deseo tiempo,
también para perdonar.
Yo te deseo: tiempo para vivir.

Elli Michler ~

1236552311611_f

NO TE MUERAS CON TUS MUERTOS. René Trossero ~

No Comments 704 Views0

No te mueras con tus muertos…

¿Sabes que, cuando lloras a tus muertos, lloras por ti y no por ellos?

Lloras porque los perdiste, porque no los tienes a tu lado, porque si todo concluye con la muerte, tus muertos ya no están, ni siquiera para sufrir por haber muerto; si la vida continúa más allá de la muerte, ¿Por qué apenarte por tus muertos?

Cuando hayas terminado de aceptar que tu muertos se murieron, dejarás de llorarlos y los recuperarás en el recuerdo para que te sigan acompañando con la alegría de todo lo vivido…

No te mueras con tus muertos, recuerda que donde ardió el fuego del amor y la vida, debajo de las cenizas muertas, quedan las brasas esperando el soplo para hacerse las llamas.

Si dices, que sin tus muertos no podrás seguir viviendo, no digas que porque los amabas tanto, sino por cuanto los necesitabas, (y no es lo mismo amar que necesitar).

Si lo aceptas así tal vez descubras para tu crecimiento que tu vida consiste en ser tu vida… ¡Y no la de los otros!

No frenes tus lágrimas cuando llegan, ni fuerces el llanto cuando se aleja no dejes de llorar, porque alguien lo reprueba, ni te obligues a llorar porque sino: “¿Qué dirán los otros?”

Respeta tu dolor, y tu manera de expresarlo.

No te mueras con tus muertos; ¡déjalos partir, como parten las golondrinas en otoño, para anidar en otros climas y volver más numerosas y crecidas, en otra primavera!

Las lágrimas que ocultas el dolor que escondes y la protesta que callas, no desaparecen:

Quedan al asecho del momento en el que puedan estallar. Y es mejor que lo vivas todo en su tiempo y en su hora.

Es común que las personas guarden buena cantidad de culpas para reprocharse ante sus muertos. ¡No lo hagas contigo!

Tus muertos no ganan nada, con tus insomnios de remordimientos.

Ámalos ahora; recuérdalos con amor, y, quizás, si ganen algo….

Como otro nacimiento….

Tú y yo solo vemos una cara de la muerte, la del otro lado se nos escapa.

Si desde el seno de tu madre hubieras visto nacer un hermano, creo que lo hubieras llorado como muerto, hasta nacer tu y reencontrarlo.

¿Qué sentirías si miraras la muerte como otro nacimiento?….

A la hora de cosechar…

Tus muertos no están en el cementerio.

Nunca estuvieron ahí, salvo cuando estaban vivos

¿Me preguntas dónde están…?

Y no puedo responder por ti.

Yo sé donde están “para mi” los míos; pregúntate tú a ti mismo donde crees que están “para ti” los tuyos.

El cementerio es como un surco donde se arrojan las semillas.

Ningún sembrador vuelve a remover la tierra para buscar las semillas ya sembradas; regresa al campo a la hora de cosechar espigas.

René Trossero ~

mujeres-madre-hija-500x334

DE MI MADRE APRENDÍ. Facundo Cabral ~

No Comments 288 Views0

De mi madre aprendí que nunca es tarde, que siempre se puede empezar de nuevo; ahora mismo le puedes decir basta a los hábitos que te destruyen, a las cosas que te encadenan, a la tarjeta de crédito, a los noticieros que te envenenan desde la mañana, a los que quieren dirigir tu vida por el camino perdido.

Ahora mismo le puedes decir basta al miedo que heredaste, porque la vida es aquí y ahora mismo.

Que nada te distraiga de ti mismo, debes estar atento porque todavía no gozaste la más grande alegría, ni sufriste el más grande dolor.

Vacía la copa cada noche para que Dios te la llene de agua nueva en el Nuevo día.

Vive de instante en instante, porque eso es la vida. Me costó 70 años llegar hasta aquí, ¿cómo no gozar y respetar este momento?

Se gana y se pierde, se sube y se baja, se nace y se muere. Y si la historia es tan simple,   ¿por qué te preocupas tanto?

No te sientas aparte y olvidado, todos somos la sal de la tierra. En la tranquilidad hay salud, como plenitud, dentro de uno. Perdónate, acéptate, reconócete y ámate. Recuerda que tienes que vivir contigo mismo por la eternidad, borra el pasado para no repetirlo, para no abandonar como tu padre, para no desanimarte como tu madre, para no tratarte como te trataron ellos; pero no los culpes, porque nadie puede enseñar lo que no sabe, perdónalos y te liberarás de esas cadenas

Si estás atento al presente, el pasado no te distraerá, entonces serás siempre nuevo.

Tienes el poder para ser libre en este mismo momento, el poder está siempre en el presente porque toda la vida está en cada instante, pero NO DIGAS NO PUEDO ni en broma, porque el inconsciente no tiene sentido del humor, lo tomará en serio, y te lo recordará cada vez que lo intentes!

Si quieres recuperar la salud,  ABANDONA la crítica, el resentimiento y la culpa, responsables de nuestras enfermedades.

PERDONA a todos y perdónate a ti mismo, no hay liberación más grande que el perdón; no hay nada como vivir sin enemigos.

Nada peor para la cabeza, y por lo tanto para el cuerpo, que el miedo, la culpa, el resentimiento y la crítica (agotadora y vana tarea), que te hace juez y cómplice de lo que te disgusta.

Culpar a los demás es no aceptar la responsabilidad de nuestra vida, es distraerse de ella.

El bien y el mal viven dentro tuyo, alimenta más al bien para que sea el VENCEDOR cada vez que tengan que enfrentarse. Lo que llamamos problemas son lecciones, por eso nada de lo que nos sucede es en vano.

NO TE QUEJES, recuerda que naciste desnudo, entonces ese pantalón y esa camisa que llevas, ya son ganancia. Cuida el presente, porque en él vivirás el resto de tu vida.

Libérate de la ansiedad, piensa que lo que debe ser será, y sucederá naturalmente.

Facundo Cabral ~

P1010073

SOLO EL QUE VIVE BIEN LOS AGOSTOS, ES MERECEDOR DE LA PRIMAVERA.

No Comments 1140 Views2

Lo recuerdo bien. Fue cuando Julio se fue, que un viento helado e insulso, que arrastraba todavía las hojas abandonadas por el otoño, me dijo algunas verdades. Me convenció de que el cielo empezaría a metamorfosearse de rojo. Que el polvillo que levanta el viento enseña que las cosas no siempre permanecen en el mismo lugar y que, al final, hay que entender que sólo se asienta cuando los remolinos se van. Fue cuando Julio se fue que mi soledad me invitó a una conversación conmigo mismo. Y me habló de tiempos de esperas. Y me dijo que el ruido de los árboles tenía algo para decir sobre la aceptación. Y yo me quedé pensando, cómo es que ellos, los árboles, aceptan las estaciones al punto que, si los estremecen, también le florecen los brotes. Pero todo a su tiempo. Fue en agosto que descubrí que los perros locos son los gritos que no lanzamos al viento. Son los estremecimientos particulares que nuestra rigidez de certezas no nos permite encarar. El mes de agosto tiene mucho para enseñar. Porque agosto es un mes jardinero. Es dentro de él, cuna del invierno, donde las semillas duermen. Aguardan su tiempo de brotar. Agosto es guardador de buenas nuevas, preparador de flores. Agosto es cuando Dios permite a la naturaleza traducir visiblemente el tiempo de las mutaciones. Mute, dice agosto en su mensaje de semillas. Acepte, dice agosto, como el viento frio que levanta el polvillo y enrojece el cielo. Comparta, dice agosto, abrigos, sopas calentitas, cafés con chocolate, abrazos apretados –ellos también abrigan el alma y anidan el cuerpo-. Distribuya sus afectos. El invierno es acogimiento, es tiempo de preparar septiembre. Y, de septiembre, ya sabemos qué esperar… la explosión de colores que en sus más variados nombres vienen en forma de flores. Apreciemos agosto, lo recibamos con el feliz espanto de quien desafía vientos. Que desarregle y esparza las hojas, que levante los polvillos al aire. Acepte las esperas, pero vaya colocando las macetas en la ventana. Sólo quien vive bien los agostos es merecedor de la primavera.

Myrian Lucy Rezende ~
Escritora. Educadora Infanti