TUS PENSAMIENTOS PUEDEN AYUDARTE A CONSEGUIR EL TRABAJO PERFECTO. Louise Hay ~

No Comments 174 Views0


90722955_10158027154262667_1905066532648517632_o

No te inmovilices en la creencia de que es difícil conseguir un trabajo. Eso puede ser cierto para muchas personas, pero no tiene por qué serlo para ti. Sólo necesitas un trabajo.

Tu clara conciencia te abrirá el camino. Son demasiadas las personas que tienen mucha fe en el miedo. Cuando ocurre un cambio en la economía del país, los medios de comunicación inmediatamente creen en todos los aspectos negativos y no paran de hablar de ellos. Lo que hay y aceptas en tu conciencia se convierte en realidad para ti.
Cuando oigas hablar de tendencias negativas en los negocios o en la economía, afirma inmediatamente: «Yo siempre prospero, esté donde esté o pase lo que pase». Al pensar y decir eso te creas tus experiencias futuras. Vigila mucho lo que dices respecto a tu prosperidad. Siempre tienes la opción de elegir entre una mentalidad de pobreza o una mentalidad de prosperidad. Durante al menos una semana fíjate en cómo hablas del dinero, del trabajo, de tu profesión, de la economía, del ahorro y de la jubilación. Escúchate. Cerciórate de que tus palabras no te estén creando pobreza ahora o para el futuro.
Otra cosa que puede contribuir a crear una mentalidad de pobreza es la falta de honradez, en cualquiera de sus formas. Muchas personas creen que es normal y natural llevarse a casa clips y otros artículos de la oficina o de cualquiera que sea el lugar donde trabajan. Se olvidan o no son conscientes de que lo que «robamos» a la Vida, ella
nos lo quitará. Robar, aunque sea lo más insignificante, es decirle a la Vida que no podemos permitirnos comprarlo, y eso nos mantiene atascados en la limitación.
Cuando le robas a la Vida, la Vida siempre te quita más. Podrías robar clips y perderte una importante llamada telefónica. Podrías robar dinero y perder una relación. La última vez que robé algo (en 1976) fue un sello, y se perdió un cheque de 300 dólares que me habían enviado por correo. Fue una manera bastante cara de aprender una lección,
pero a la larga bien ha valido la pena. De modo que si el dinero es un gran problema para ti, mira a ver dónde puedes estar deteniendo el flujo. Si has cogido algo del trabajo, devuélvelo. Jamás prosperarás mientras no lo hagas.
La Vida nos provee en abundancia de todo lo que necesitamos para sustentamos. Cuando admitimos este concepto y lo incorporarnos a nuestro sistema de creencias,entonces experimentamos una mayor prosperidad y abundancia en nuestra vida.
Tal vez estás considerando la posibilidad de crear tu propia empresa; te gusta la idea de ser tu propio jefe y cosechar todos los beneficios. Esto es maravilloso si tienes el carácter adecuado. Pero no abandones tu trabajo para lanzarte por tu cuenta mientras no hayas explorado verdaderamente todos los aspectos laterales. ¿Eres capaz de motivarte
para trabajar si no tienes a nadie que te vigile o supervise? ¿Estás dispuesto o dispuesta a trabajar 10 o 12 horas diarias durante el primer año? Las nuevas empresas necesitan la dedicación del propietario hasta que hay beneficios suficientes para contratar a otraspersonas. Yo trabajé 10 horas diarias los siete días de la semana durante mucho tiempo.
Siempre sugiero comenzar una nueva empresa a tiempo parcial. Trabaja en esteproyecto después de las horas normales de trabajo y los fines de semana hasta tener seguridad de que eso es lo que deseas. Asegúrate de que el negocio te va a dar suficientes beneficios para vivir antes de dejar de contar con un salario regular. Yo comencé mi editorial con un libro y una cinta magnetofónica. Trabajaba en mi dormitorio con la única ayuda de mi madre, de 90 años. Por la noche preparábamos los envíos de libros y cintas. Tardé dos años en tener beneficios suficientes para contratar un ayudante.
Era una actividad suplementaria agradable, pero pasó mucho tiempo antes de que Hay House se convirtiera en un verdadero negocio.
Así pues, cuando empieces a tener ganas de montar tu propio negocio, haz esta afirmación: «Si esta empresa ha de ser para mi mayor bien y mi máxima alegría, entonces que avance con facilidad y sin esfuerzos». Mira con atención a tu alrededor para ver todos los signos. Si surgen retrasos y obstáculos, comprende que ese no es el momento para continuar adelante. Si todo encaja y cobra sentido con facilidad, entonces, adelante, pero a tiempo parcial al principio. Siempre puedes expandirte, pero a veces es difícil dar marcha atrás.
Si te preocupan los jefes, los colaboradores, los clientes, el lugar de trabajo, el edificio o cualquier otro aspecto de tu nueva empresa, recuerda que eres tú quien hace tus leyes personales con respecto a tu carrera profesional. Cambia tus creencias y cambiarás tu vida laboral.
Recuerda: «tú» decides cómo quieres que sea tu vida laboral. Crea afirmaciones positivas para lograrlo. Y repítelas con frecuencia.

Estoy a salvo en el mundo de los negocios
Sé que los pensamientos de mi mente son los responsables de mis condiciones laborales, de modo que elijo conscientemente mis pensamientos, para que sean positivos y me apoyen. Elijo la mentalidad de prosperidad, y por lo tanto, soy una persona próspera. Elijo pensamientos armoniosos, por lo tanto trabajo en un ambiente armonioso. Por la mañana me encanta levantarme, sabiendo que hoy tengo un importante trabajo que hacer. Mi trabajo es estimulante y profundamente gratificante. Mi corazón se enciende de orgullo cuando pienso en el trabajo que hago. Siempre tengo trabajo; soy una persona productiva. La vida es buena. ¡Y así es!

Fuente: Vivir. Louise Hay ~

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *