VALORAR EL PROCESO DE ENVEJECIMIENTO Y VEJEZ. Louise Hay ~

No Comments 123 Views0


vejez

Durante generaciones hemos permitido que el número que correspondea los años que llevamos en el planeta nos diga cómo hemos de sentimos, vemos y comportamos. Como ocurre en muchos otros aspectos de la vida, lo que aceptamos y creemos mentalmente se convierte en verdad para nosotros. Bueno, ya es hora de cambiar nuestras creencias acerca del envejecimiento y la vejez. Cuando miro a mi alrededor y veo a personas mayores frágiles, débiles, enfermas y asustadas, me digo: «No tiene por qué ser así». Muchos hemos aprendido que cambiando nuestra forma de pensar podemos cambiar nuestra vida. Así pues, sé que podemos hacer que el proceso de envejecimiento sea una experiencia positiva, vibrante y sana.
Veo mucho miedo entre las personas mayores: miedo al cambio, a la pobreza, a la enfermedad, a la senilidad, a la soledad y, por encima de todo, a la muerte. Realmente creo que todo ese miedo es innecesario. Es algo que se nos ha enseñado; ha sido programado en nosotros. Es simplemente una forma habitual de pensar, y se puede cambiar. El pensamiento negativo es predominante entre muchas personas durante sus años de vejez, y en consecuencia, viven descontentas. Es esencial tener siempre presente que lo que pensamos y decimos se convierte en nuestra experiencia. Así pues, prestaremos atención a nuestra forma de pensar y hablar para poder configurar nuestra vida de acuerdo con nuestros sueños.
Muchos estamos entrando en la categoría de personas mayores, y ya es hora de ver la vida de un modo diferente. No tenemos por qué vivir nuestros años de vejez como los vivieron nuestros padres. Podemos creamos una nueva manera de vivir; podemos cambiar las reglas. Cuando entramos en nuestro futuro, conociendo y usando los tesoros que tenemos dentro, entonces sólo tenemos bienes delante de nosotros. Podemos saber y afirmar que todo lo que nos ocurre es para nuestro mayor bien y nuestra mayor dicha, creyendo de verdad que las cosas no pueden irnos mal.
En lugar de limitamos a envejecer, renunciar y morir, hagamos una inmensa aportación a la vida. Tenemos el tiempo, el conocimiento y la sabiduría que necesitamos para colaborar en el mundo con amor y poder. Es necesario que cambiemos la forma en que estructuramos nuestra sociedad, los asuntos relacionados con la jubilación, nuestros seguros y nuestra asistencia médica.

Podemos vivir una vida muy larga, sana, amorosa, rica, sabia y dichosa. Ya es hora de que todos seamos todo lo que podemos ser durante nuestros años de vejez.

Afirmaciones para valorar el proceso de envejecimiento.  

En la infinitud de la vida donde estoy, todo es perfecto, sano y completo. Ya no elijo creer en las viejas limitaciones y carencias que en otro tiempo definían el proceso de envejecimiento. Disfruto de cada año que pasa. Mi riqueza de conocimientos aumenta, y estoy en contacto con mi sabiduría.
Mis años de vejez son mis años más preciados, y sé mantenerme joven y rebosante de salud. Mi cuerpo se renueva en todo momento. Soy una persona vital, entusiasta, sana y plenamente viva, y hago mi contribución a la sociedad hasta mi último día. Ahora elijo vivir a partir de esta comprensión.
Estoy en paz con mi edad.

Fuente: Respuestas. Louise Hay ~

Puede interesarte también: 

AUTOESTIMA y LA OPINIÓN DE LOS DEMÁS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *