VENUS SE OCULTA DETRÁS DE LA LUNA. Conjunción de arquetipos femeninos.

No Comments 1001 Views0


the-birth-of-venus-14851large

 7 de Diciembre 2015. Último eclipse del año. ¿Quieres conocer qué sucede en tu relación de pareja durante estos días? Perfecta alineación astronómica con el planeta Venus en un extremo, la Luna en el medio y la Tierra en el otro extremo, ocurrirá sobre el Oeste en la constelación de Virgo. Ahora bien… se presenta la conjunción Venus-Juno, las únicas dos “esposas” del Olimpo.

El arquetipo de la Venus en la psiquis de una mujer representa su habilidad de seducir y hacerlo enloquecer de amor y pasión por su belleza. Es irresistible.  El poder de la Venus, no se reduce a la belleza física, sino a todo lo que emana de lo femenino.

Juno (nombre romano/Hera (nombre griego), es un asteroide. Los asteroides o planetas menores, no son menores en su expresión,  están en su mayoría ubicados entre Marte y Júpiter, como si se encontrasen en el umbral de la experiencia humana, “antes” de salir de ella.

En su influencia física, los asteroides corresponden  con la activación de nuevas células del cerebro y centros nerviosos que nos permiten crecer y transformar. En su aspecto psicológico nos describen potenciales que han estado dormidos y son evocados por estos arquetipos, por las historias de las diosas y dioses de los nombres que se les han atribuido. Por último, en su aspecto espiritual, nos proveen de un camino hacia una consciencia que nos permite evolucionar de lo personal a lo colectivo. nos ayudan a tomar consciencia de esa ilusión de dualidad con que la mayoría de nosotros vemos el mundo.

Juno representa el deseo femenino de unión total con el hombre, física, psicológica y espiritualmente, por tanto representa los complejos y sufrimiento que emergen a raíz de no poder conseguir esta unión. Representa el deseo de hombres y mujeres de tener una relación estable y larga, donde reina la pasión y el compañerismo. casados o no casados, heterosexual u homosexual. esas son diferencias humanas que no afectan el arquetipo de la Diosa.

Ella emerge del simbolismo de la Luna y Venus, enriquece el significado de ellas, en el sentido que Venus es el primer paso hacia relación, la seducción y la sexualidad y la Luna habla de la experiencia de lo femenino tanto en el hombre como en la mujer, pero Juno, es “la esposa”, ella describe el funcionamiento de la pareja, por eso se la considera la regente de Libra y Escorpio.

En su aspecto más Escorpio, Juno nos confronta con las patologías que emergen de la relación debido a la infidelidad:  celos,  venganza, el pelear por los bienes de la pareja, infidelidad, manipulación, juegos de poder sexuales: “hoy me duele la cabeza”, engaño y abandono. La ira que se expresa hacia la persona con quien la pareja nos engaña. También el sacrificio en la relación – hombre o mujer que abandona su profesión por la pareja y luego pierden su poder interno. El miedo al abandono, miedo al engaño, miedo a la sexualidad, la proyección de la bisexualidad, miedo a ser devorado y absorbido por la pareja sexual, el miedo a la verdadera pareja y por tanto la variedad de relaciones superficiales, el uso de los hijos como instrumento de guerra, darle el poder al otro – convertirse en la mujer del médico, del abogado del político. El uso de la sexualidad para manipular, para conseguir convertirse en esposa, la sexualidad como elixir en la pareja.

Juno simboliza la lucha de la mujer y sus derechos dentro del matrimonio. En su aspecto Libra, ella usa su belleza para mantener a su consorte interesado en ella, lograr una unión divina que mantenga la familia unida, aunque su interés no esté en sus hijos, sino en su esposo.

Para poder “manejar” ese aspecto Juno de nuestra psiquis, tanto en el hombre como en la mujer, la respuesta está en desarrollar, su naturaleza Vesta,  y convertirse en aquella que cuida el Fuego Divino, dicho en otras palabras: mantener la energía y la vista en aquello que cada uno de nosotros ha venido a desarrollar en esta vida, aparte de nuestra historia con nuestro marido o esposa.  Eso, que nos convierte en individuos y nos ayuda a realizar la tarea que hemos venido a desarrollar.

Si te encuentras atrapada/o y sobre todo si en estos últimos días has tomado consciencia de lo atrapada/o que estás, debido a los juegos de poder en la pareja, invoca tu lado Vesta, en tu vida.  Invoca ese lado de psiquis que te impulsa a mantener el Fuego Divino ardiendo y que te llama a manifestar tu propio Destino.

Fuente:  Astrología Arquetípica – Cristina Laird

Cuadro: El nacimiento de Venus (1484) Sandro Botticelli

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *