EL PODER DEL AHORA.

No Comments 219 Views0


3

Vivir el ahora… algo tan simple y elemental pero que muchas veces olvidamos…

Hay un proverbio Zen que dice: ¨Cuando se come, se come y cuando se camina se camina”. O sea, dedicar la energía-atención al momento presente, sin dispersarse.

Alguien leyó el libro de Eckhar Tolle “El poder del ahora”? se los recomiendo porque nos ayuda darnos cuenta de lo distraídos que estamos…El poder del ahora…tan simple como eso, vivir el presente, sin culparnos por lo que hemos hecho en el pasado, por los errores cometidos o los dolores sufridos….y tampoco anticiparnos al futuro de tal modo que nos impida vivir el presente…el pasado es parte de la historia, y nada podemos hacer para cambiarla y el futuro es incertidumbre, por eso lo único que tenemos es el presente….

No permitas que el grito del ego opaque el susurro de tu alma…

Te diste cuenta?… La oís?… Esa vocecita en tu cabeza que no para de hablar incansablemente. Desde el momento que te levantas hasta que logras sumirte en el sueño profundo esa voz está parloteando a cada minuto. Te aconseja, juzga, se burla, te manda y toma control de tu vida y tus pensamientos, te dice que debes sentir, y como debes reaccionar ante las situaciones. Esa voz parlanchina se llama Ego, ese ser que está dentro de tuyo dictando, conversando y subliminalmente comandando tu vida, es capaz hacerte creer las mentiras más grandes y la aceptas como si fueran tuyas.

Esa voz es el peor enemigo que podemos tener, y vive dentro nuestro, esa voz nos ataca y castiga continuamente quitándonos la energía vital, y esto nos causa sufrimiento, infelicidad y enfermedad…

Esa voz no es más que una programación de años y años de incesante trabajo sobre tu mente y tu espíritu. Pero todo tiene solución, el primer paso es callar tu mente.

Te propongo 3 técnicas para callar la mente y liberarte del EGO.

  1. Respiración: Se consciente de tu respiración, siente el aire entrar por tu nariz y terminar en tus pulmones, como se inflan y luego como abandona por el mismo camino de vuelta. La clave está en sentir y no imaginar. Mientras más te enfoques en el ir y venir de tu respiración mayor será tu concentración y por ende tu silencio mental.
  2. Punto de foco u objeto: En esta técnica vamos a escoger un punto te atención o un objeto el cual puedas llevar todo tu foco, puede ser una mancha en la pared, algún relieve, una marca, una pintura en un cuadro, que no sea demasiado grande que tome todo el espacio de visión es lo ideal.
  3. Acción: Este ejercicio está hecho específicamente para que lo hagas en cualquier momento. Toma cualquier acción que estés llevando a cabo en tu vida diaria, puede ser lavar los platos o hacer un ejercicio físico. Si por ejemplo estás lavando los platos, hacé un par de respiraciones y poniendo tu atención en tu intención, que es sentir… Comienza por sentir cada movimiento tuyo, desde tus manos al mover la perilla, hasta meterlas en el agua, la esponja limpiando el plato, la temperatura del agua, el peso de lo que tengas en tus manos, la textura, el sonido, los olores y la lista sigue.

Una vez que hayas empezado con estas prácticas podrás comenzar a establecer tu camino a un despertar de la consciencia. Una buena meta es lograr 1 minuto de total silencio mental y un buen logro es llegar a de 3 a 5 minutos. Una vez llegado a esta etapa podrás avanzar mucho más rápido en el tiempo de silencio mental, una herramienta muy valiosa para tu crecimiento.

Ceci Delorenzi para ReCicladas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *